Anuncios

La cata del siglo en Tribut by El Petit Celler de Barcelona rinde homenaje a tres centurias de grandes vinos históricos

Un paseo por el tiempo a lo largo de tres siglos de la mano de grandes vinos que se guardan en la memoria más poética y hedonista. Comenzando en el siglo XIX y concretamente en 1830 con PX Alvear Solera pasando de puntillas por el siglo XX con Clos de l’Obac en 1993 y para finalizar en el actual siglo XXI, en el año 2011, con Milmanda de la Familia Torres. Un recorrido por los avatares de la historia de la humanidad que estos vinos han sido testigos mudos de todo lo acontecido en este tiempo. Cata dirigida y comentada por Sebastià Lozano, propietario y  alma mater de El Petit Celler.

La Cata del Siglo en Tribut by El Petit Celler

La Cata del Siglo en Tribut by El Petit Celler

 

El PX Alvear Solera 1830 puede vanagloriarse que es anterior a la plaga de la filoxera que atacó a las viñas españolas en la década de 1870. Por otro lado, representa a un año convulso en Europa con su revolución burguesa o liberal también llamada, y el cuadro tantas veces admirado y socorrido de “La libertad guiando al pueblo” de Delacroix. Volviendo al vino que nos ocupa, esta solera es la más antigua de Alvear, y recoge toda la influencia de los rayos del astro rey concentrado en una copa, una vez pasificada la uva Pedro Ximénez al sol, ofreciendo una alta concentración de azúcares y 15 grados alcohólicos como el que no quiere la cosa. Bodegas Alvear está dentro de la DO Montilla Moriles, y es la decana de las bodegas en Andalucía ya que data de 1729, elabora ese vino siguiendo los pasos de la crianza oxidativa, por el sistema tradicional de soleras y criaderas propias del Marco de Jerez, acumulando añadas históricas y sacando muy poca cantidad cada año. Color magnéticamente negro que atrae casi de la misma forma e intensidad que un agujero negro del espacio y hermosos ribetes caobas. Notas de uvas pasas, dátiles, miel y cacao. Me lo puedo imaginar en una sobremesa larga con una selección de chocolates y una buena compañía para conversar. Vino que no se comercializa y que tiene un precio, de 275 euros, ridículamente bajo para todo lo que representa.

PX Alvear Solera 1830

PX Alvear Solera 1830

 

Un solo representante del siglo XX y tenía que ser muy relevante para esta cata del siglo: Clos de L’Obac 1993. Año maldito, económicamente hablando, porque se inició una recesión en España, y de esta crisis poca gente se acuerda ¡Qué poca memoria histórica tenemos! Veníamos de vivir exultantes los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla, grandes motores de nuestra riqueza y que fue entrar en este año y pararse de golpe como si les faltase la energía que los movía. Considerado uno de los prioratos más valorados a nivel internacional, esta añada en concreto es muy difícil de encontrar. Este vino representa el esfuerzo de dos soñadores Carles Pastrana y Mariona Jarque que a finales de los años setenta creyeron en el gran potencial de esta zona y que el tiempo les dió la razón. Precio 2.990 euros.

Clos de L'Obac

Clos de L’Obac 1993

 

Ya entrado en el siglo XXI el primer vino catado fue Barón de Chirel 2006, el precursor de los vinos modernos de Rioja que en 1986 rompió una lanza por acabar con los cánones establecidos en la DOCa Rioja. Elaborado a partes iguales con uva tempranillo y cabernet sauvingnon fue aceptado excepcionalmente por el Consejo Regulador como vino experimental ya que la foránea cabernet sauvignon no es una variedad autorizada en esta DO. La bodeguera Marqués de Riscal, la misma del emblemático e icónico edificio vanguardista diseñado por el arquitecto Frank Gehry, sólo elabora este vino, ya un clásico, en las grandes añadas. Aromas de cueros hasta aparecer fruta negra y roja. Precio 75 euros. 

Barón de Chirel

Barón de Chirel 2006

 

Vega Sicilia Único 2007, de la bodega mítica de la DO Ribera del Duero, fundada en 1864 se convirtió en leyenda cuando en 1915 las botellas de esa añada se regalaron a amigos y aristócratas creándose el halo de exclusivo porque el resto de mortales no podían comprarlo. Los premios conseguidos le fueron dando alas al imaginario colectivo sobre este vino, otorgándole el título de vino de culto.  A título de recordatorio, la añada de 1970 consiguió la consideración de mejor vino de España de todos los tiempos. Aromas a fruta pasificada y en boca excelente textura. Precio 450 euros.

Vega Sicilia Único 2007

Vega Sicilia Único 2007

 

Milmada 2011 de la Familia Torres en la DO Conca de Barberà, procede de unas viñas plantadas en 1980 y elaborado como en la zona de Borgoña y dándole el tratamiento que se merece así como su pertinente envejecimiento para conseguir que la chardonnay luzca en toda su elegancia y majestuosidad. La viña rodea al castillo de Milmanda del siglo IX y está situado muy cerca del Monasterio de Poblet. La Familia Torres tiene una gran sensibilidad por recuperar espacios que forman parte de nuestra historia y es todo un homenaje a los monjes cistercienses que en el siglo XII procedentes de Borgoña plantaron sus viñas en esta zona, por dos motivos principales: necesitaban vino para la Santa Misa y porque era una manera de delimitar el territorio cristiano del musulmán en la época de la Reconquista de la Península Ibérica. Aromas a albaricoque y frutas exóticas. En boca a aromas lácticos de mantequilla. Precio 100 euros.

Milmanda

Milmanda 2011

 

El orden de degustación fue el siguiente: Barón de Chirel, Milmanda, Vega Sicilia, Clos de L’Obac, Alvear PX 1830.

Esta cata del siglo se realizó en Tribut by El Petit Celler. Lo que fuera en un tiempo pretérito una tienda de vinos y productos gourmet se transformó tiempo atrás en un wine bar experience exclusivo donde se sirven escogidos vinos de todo el mundo, los mejores de toda España, y muy especialmente vinos muy buscados de coleccionista. Ofrecen la posibilidad de degustación a copas, gracias al ingenioso sistema de Coravin, y que está compuesto por un elenco total de 250 referencias, de los cuales 60 son vinos generosos y 20 añadas del legendario “Vega Sicilia”. Disponen de 12 modelos de copas diferentes, entre Riedel y Zalto, para lograr toda la expresividad de cada vino. Los precios venta al público son de bodega más 6 euros por el descorche si se consume allí. Diversos ambientes: terraza exterior, terraza interior, barra para el vermut, la tienda propiamente dicha con más de 3.000 referencias, la biblioteca, la zona acristalada donde reposan los vinos de culto con control de temperatura y humedad, destacando al final una caja fuerte en desuso que recuerda la anterior ocupación de este local, el almacén con ese aire de speakeasy entre cajas de vinos y bebidas espirituosas, y el hall con cómodos sofás y mesas para pedir tablas de seleccionados embutidos, quesos y conservas, en servicio de lunes a sábado a media tarde. Algunas de las ofertas Wine Xperience ya preparadas para disfrutar son: “Sé Generoso”, “Vuelta por Catalunya”, “Vuelta por España”, “Los 5 Magníficos”, y la última “Tribut” para tocar con los dedos de la mano el cielo más hedonista. Abiertos a cualquier petición, ofrecen su equipo de sumilleres para vivir una experiencia más personalizada.

Más información en la web de Tribut by El Petit Celler Carrer Beethoven, 8 08021 Barcelona. Teléfono 932 008 260.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

Anuncios

Pagos del Rey Museo del Vino, Toro

Visita a Pagos del Rey

Morales de Toro

 

Pagos del Rey Museo del Vino

Pagos del Rey Museo del Vino

 

Pagos del Rey Museo del Vino

Pagos del Rey Museo del Vino

 

Pagos del Rey Museo del Vino

Pagos del Rey Museo del Vino

 

Una antigua bodega con un pasado cooperativista reciente es el marco idóneo que alberga el Museo del Vino de Toro de la Bodega Pagos del Rey. Su interior son 1.000 metros cuadrados de exposición con piezas recuperadas de esa época pretérita en la que no existían las prisas y la palabra estrés todavía no estaba incluida en el diccionario de la RAE. Un tiempo pasado que desde el presente, en este siglo XXI, observamos y aprendemos  pero que son la base de lo que estamos haciendo ahora y de la que echamos mano continuamente: ecología, biodinámica, vino natural no es ni más ni menos que trabajar como lo hacían nuestros abuelos. El museo está pensado para interactuar con audiovisuales y pantallas táctiles, entre instrumentos ya descatalogados de las tareas cotidianas en la viña y en la bodega. Las piezas grandes como los antiguos camiones o las prensas rescatadas se exponen en el idíloco jardín de 2.000 metros cuadrados. Entre los antiguos depósitos de hormigón se esconde un mundo de sensaciones y emociones para descubrir alrededor del vino. Ese recorrido hay que finalizarlo en la sala de barricas que sirve de improvisado escenario por su sonoridad para pequeños conciertos en acústico, o para representaciones artísticas.

La visita se puede completar con la degustación de vinos de Pagos del Rey acompañado de productos de la zona (maridaje geográfico) como los quesos, embutidos, aceites, patés y los reconocidos garbanzos de Fuentesaúco. Mención aparte es el apartado de productos cosméticos preparados con componentes derivados de la uva y el vino para cuidar nuestra piel.

El vino de Toro se elabora a partir de la exclusiva uva de la zona, variedad Tinta de Toro, que nace en cepas centenarias de ramas retorcidas y marcadas por la sabiduría de los años. Tras su paso por bodega y merecido descanso durante un año aproximadamente en barricas de roble americano que le darán su carácter, nos encontraremos con un vino redondo de perfecto equilibrio entre la maravillosa y adolescente fruta y la elegancia que le otorga la  madurez de la madera. Ideal para acompañar carnes a la brasa que invitan al compañerismo en una salida de amigos y/o familia, guisos de caza que buscan un vino versátil y camaleónico, o para acompañar en cualquier hora del día un queso maduro o unos pimientos rojos rellenos.

#DeTripconPagosdelRey fue la visita realizada el pasado 15 de Noviembre a Pagos del Rey Museo del Vino de Toro junto a 8 bloggers vinculados al mundo de los viajes, gastronomía y lifestyle, finalizando el recorrido con una comida de prensa en el adjunto restaurante La Panera acompañado con los vinos de Pagos del Rey.

La bodeguera Pagos del Rey está presente en las principales Denominaciones de Origen de España. En la Ribera del Duero con Altos de Tamarón y Condado de Oriza. En La Rioja con Arnegui, Castillo de Abai, El Círculo, Heredad de Altillo y Marqués de Altillo. En Rueda con Analivia y Blume. En Toro con Bajoz, Sentero y Caño.

Castillo de Albai. Rioja

Castillo de Albai. Rioja. Pagos del Rey Museo del Vino

 

Altos de Tamarón. DO Ribera del Duero. Pagos del Rey

Altos de Tamarón. DO Ribera del Duero. Pagos del Rey

 

Pagos del Rey Museo del Vino Avenida de los Comuneros, 90 49810 Morales de Toro (Zamora) Teléfono 34 980 696 763. Precios, horarios de visita así como actividades especiales en la web del Museo del Vino.

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

Cata de vinos de Tinto Figuero en Idyllica

El espacio Idyllica, situado en la Rambla del Prat número 11 del popular barrio barcelonés de Gracia,  es un pequeño mundo en el que se dan cabida piezas maestras vinícolas tanto nacionales como internacionales, así como gastronomía para llevar de alta calidad a través de su Ibicum, e incluso los más distinguidos menajes para vestir las mesas más elegantes.

Con este tipo de referencias, no es de extrañar que fuera el lugar idóneo para la presentación y cata de los fabulosos vinos Tinto Figuero de Viñedos y Bodegas García Figuero S.L. Para ello, el 14 de marzo, se personó Antonio García Figuero, hijo del incansable José María García fundador de la Bodega. Oriundo de La Horra (Burgos) José María se propuso hacer con su uva tempranillo, que plantaba y cuidaba desde la infancia con el espíritu de sus abuelos y que posteriormente se vendía desde 1968 a bodegas de renombre de la región, su propio vino hasta que en el 2001 tuvo su propia bodega.

Cata de vinos de Tinto Figuero en Idyllica

Cata de vinos de Tinto Figuero en Idyllica

Situada a unos 800 metros sobre el nivel del mar, La Horra presenta un clima mediterráneo «continentalizado», con inviernos extensos y fríos (-16°C) y veranos cortos, secos y de altas temperaturas (40°C), con una baja pluviometría y un suelo sedimentario compuesto principalmente por arcilla, limo, arena y grava. Estos factores, junto con un cuidado cultivo tradicional y una vendimia manual, hacen que el resultado sea una uva sana, fuerte y elegante, madre de unos vinos de potente personalidad.

Según palabras de José María: «Queremos que nuestra bodega y los vinos que salgan de ella sean un reflejo de la experiencia de generaciones, de trabajo y tenacidad». Es por ello que un buen saber unido a unas viñas excepcionales y de las que un tercio son viñas viejas con más de 60 años, Viñedos y Bodegas García Figuero presenta Tinto Figuero como estandarte y uno de los mejores representantes de una D.O. como es la poderosa Ribera del Duero.

Vinos de la cata de Tinto Figuero

Vinos de la cata de Tinto Figuero. Fotografía de Aarón González

Los vinos presentados por Antonio fueron:

Figuero 4 (2015): procedente de uvas de viñedos con una edad media de 20 años, ofrece un intenso color rojo cereza picota y unos aromas propios de frutos rojos frescos como el arándano o la frambuesa, a la vez que presenta toques de tostados, pimienta negra e incluso vainilla. Se trata de un caldo fácilmente entendible, sencillo y agradable que hace de la frescura su manera de ser, que invita a seguir bebiendo y a ser disfrutado por sí solo.

Figuero 12 (2014): Siendo ésta una añada excepcional, Figuero 12 nace de viñas con 40 años a sus espaldas para ofrecer una finura y un equilibrio ideal para acompañar buenas comidas. Igual que su hermano menor, ofrece a la vista un color rojo cereza picota aunque va perdiendo los azules del anterior. De nariz compleja e intensa, une a los frutos rojos las violetas, conviviendo con toques de café, chocolate y madera. En boca se presenta como un seductor nato, goloso, redondo y amplio.

Viñas Viejas (2013): Primer vino de autor de la cata, sus viñas sexagenarias nacen de complejas tierras de arcilla, grava y arena. Los tonos granates ofrecen bellos reflejos que, unidos a unos aromas intensos entre los que destacan los de fruta, mora y grosella negra, sobre ligeros toques especiados y partículas de cuero, hacen de este tinto un paradigma de la elegancia próxima a la de un excelso perfume. Su paso en boca es estructurado y equilibrado. Como anécdota, el 2013 fue una añada dura en Ribera, y gracias al instinto vinicultor de José María fue salvada gracias a que decidió vendimiar con celeridad en septiembre. Al poco tiempo empezaría a llover.

Figuero 15 (2012): Reserva procedente de cepas de más de 60 años. Transmite recuerdos de tierra, de suelo invernal, con sus frutos negros y especias como el clavo o la pimienta, aunque también se perciben notas de cacao y regaliz. En boca presenta amplitud y carnosidad con taninos aterciopelados.  Ideal para carnes viejas y grasas, destila tradición en cada gota.

Milagros (2013): De producción limitada y con un valor emocional añadido, puesto que adquiere el nombre de la esposa de José María, este vino obtenido de uvas cuyas viñas tienen más de 60 años, es la delicadeza embotellada. A la vista, no solo no deja de perder ese bello color rojo picota de sus familiares, sino que lo intensifica. Aromáticamente complejo y elegante, se perfuma con frutos rojos, yogurt de fruta y notas de toffee, dulce de leche y violeta. Su personalidad, impresionante, produce multitud de sensaciones en boca. Si se quiere guardar un vino para años, éste tiene que ser Milagros.

Tinus (2009): El Señor de Figuero sin duda alguna. Mil litros obtenidos de una selección de uva de viñedos de unos 90 años y destinados a una producción muy limitada o «simplemente» a llevar al afortunado a soñar con paseos entre las viñas de Malasmañanas y Acos, viñedos de origen, y a disfrutar de la Ribera. Con una capa muy alta, pierde todos los azules que se podían encontrar en los anteriores pero manteniendo la intensidad del rojo picota. En nariz predomina la fruta madura confitada con toques de torrefacto, especias como la canela e incienso, mientras que en la fase gustativa se confirman la intensidad, potencia y madurez esperadas. Un vino sedoso con un equilibrio perfecto y causante de una satisfacción prolongada.

Esta amena sesión finalizó con Antonio poniendo el broche de oro con una divertida cata a ciegas, en la que los paladares femeninos estuvieron más acertados al descubrir al misterioso protagonista, un Figuero 12 (2011).

Tinto Figuero, unos vinos cuidados, mimados desde su origen y a tener muy en cuenta.

Más información:

Tinto Figuero

Idyllica

© 2017 Aarón González. All rights reserved.

Vino Afortunado Special Edition by Mar Marramiau

¿Qué te llevarías a una isla desierta? Una botella de vino Afortunado y un amigo con quien compartir esos momentos únicos de abrir este verdejo de la DO Rueda. Mar Marramiau, la autora de la etiqueta de esta Special Edition 2016, ha dibujado la esencia que quiere transmitir este vino representado en el pájaro con el pico multicolor, en la palmera y en el islote. La actitud relajada de los dos burros, el más humanizado está recostado contra la palmera observando la copa que tiene entre sus manos, disfrutando de la brisa marina, de ver la vida pasar, del dolce far niente. El otro, totalmente estirado, sintiendo los aromas frescos, de la fruta tropical que emana su copa, a punto de beber este vino que es goloso, amable, de entrada fácil. Por su carácter camaleónico se adapta a todos los momentos del día y estaciones del año.

La etiqueta que identifica a las botellas Magnum de este año 2016, es la ganadora de una selección entre las obras presentadas por 8 diseñadores de la prestigiosa Escola Elisava de Barcelona, la primera de España en su género y que con el tiempo se ha convertido en un centro universitario de referencia, cantera de jóvenes promesas creativas e innovadoras. Y la triunfadora de ver su planteamiento en esta botella que recorrerá el mundo mundial fue Mar Marramiau.

vino, wine

Etiqueta vino Afortunado Special Edition by Mar Marramiau. Fotografía de José María Toro

Viñedos Singulares, propietaria de la marca de vino Afortunado, con este premio quiere vestir de gala a su edición más especial del año y también darle ese valor especial con una etiqueta elegida para la ocasión.

Viñedos Singulares es la historia personal de dos hermanos, Luis y Carlos Barrero, enamorados del vino hasta las trancas, que han recorrido con su viejo coche familiar -un Seat 128 de color rojo-  varias veces la distancia de la Tierra a la Luna por todos los viñedos españoles, buscando viñas antiguas con personalidad que tengan historias que contar del terroir que las vió nacer. A ambos les motiva una mezcla de ideas, a caballo entre la reivindicativa de libertad de proyectos, a lo Thelma y Louise y la nostalgia romántica que envuelve a los viejos rockeros que nunca mueren y nunca están quietos, siempre cabalgando  sobre su adorada Harley.

Hoy Viñedos Singulares puede presumir de elaborar vinos desde el Océano Atlántico (tierra natal de Luis y Carlos) hasta casi el Mar Mediterráneo (donde residen): Luna Creciente de la DO Rías Baixas, Corral del Obispo de la DO Bierzo, Afortunado en la DO Rueda, Entrelobos de la DO Ribera del Duero, Jardín Rojo de la DOCa Rioja, y por último, acabando el viaje en la DO Montsant con El Veïnat.

vino, wine

Presentación de la Special Edition Magnum de Vino Afortunado. Fotografía de Geòrgia G. Casas

La presentación se realizó el pasado 20 de Diciembre en Magatzem Escolà del Born de Barcelona, finalizándolo entre amigos con un completo aperitivo y el maridaje musical del Dj Mychel Castro mezclando ritmos de swing y jazz.

Viñedos Singulares. Vino Afortunado

IG de Mar Marramiau

© 2016 José María Toro. All rights reserved

 

A %d blogueros les gusta esto: