Porque estamos vivos

Porque estamos vivos. Sólo por eso despidamos el 2016 con una sonrisa. Adiós amigo. Y mira que has sido puñetero y quisquilloso. Pero estamos vivos. Un año más. Doce meses con sus lunas brillantes y estrellas estrelladas.

Porque estamos vivos. Prometo que el año que llega será más cariñoso. Como un bebé muy tierno. Y si nace violento, inventaremos refugios de paz donde escondernos. Que tiren bombas. Que caigan misiles. Que suenen sirenas. Seremos fuertes, pacientes y optimistas. Porque respiramos y eso es ya una victoria y un punto de partida.

Porque estamos vivos. Y el sol nos lo recuerda. Y podemos bailar con dolor de rodillas. Mercromina en el alma. Luz para nuestros sueños. Chocolate que cura las heridas abiertas.

Porque estamos vivos. Coge una copa y brinda. Con amor y cerezas. Comienza desde cero, o desde menos ocho. Vístete de alegría. Este será tu año. Hagamos un conjuro: olvidar el pasado. Reír hasta agotarnos. Soltar. Dejar pasar. Con un «abracadabra», mis mejores deseos: Muy Feliz Año Nuevo.

© 2016 Noemi Martin. All rights reserved

Cómete el mundo

No entiendo muy bien a la gente que atraviesa un océano enorme y al llegar a su destino busca desesperadamente un restaurante español para comerse una paella o una tortilla patria. ¡Qué me lo expliquen, por favor!. Una cosa es que lleves dos meses en Vietnam sobreviviendo con arroz y verduras y de repente divises «Casa Manolo» y rompas a llorar de emoción. Otra es que aterrices en Santiago de Chile y no descanses hasta encontrar unas croquetas ibéricas y un bar de tapas.

La gastronomía, amigos, forma parte del paisaje, del alma de los lugares y tengo claro que prefiero gastarme los cuartos en un buen restaurante de comida tradicional que tres euros en una hamburguesa de plástico y un refresco para irme de tiendas. Por supuesto que cada uno es libre de hacer lo que quiera con su presupuesto y su paladar pero, en mi caso, cuando repaso las fotos de mis viajes no suelo sonreír cuando me veo en la puerta de una iglesia de la que no recuerdo el nombre dos días después. Lo hago cuando me reconozco feliz tomando unos vinos en aquel restaurante perdido de un pueblecito del norte de Argentina o probando el mejor sushi que he comido en mi vida en el Mercado de Pescado de Tokio.

Que quede claro que cuando hablo de disfrutar de la gastronomía de un país o de una zona no me refiero a quemar la visa en un restaurante con tres estrellas Michelin (qué tampoco está mal alguna vez en la vida si puedes permitírtelo) hablo de sitios con encanto, con olores y sabores típicos, con lugareños amables que te expliquen sus costumbres y te enseñan sus cocinas. Me refiero a los guisos de esa maravillosa señora vestida de negro con manos de oro y mirada amable o del cocinero joven que ha rescatado las recetas de sus abuelos. No te pido que cuando viajes comas guiso de perro o sesos de mono. Tampoco que renuncies a tus principios si eres vegano o pasas del azúcar. No quiero que vayas a restaurantes lujosos, si como yo, eres de gustos sencillos. Tampoco es preciso que cruces la frontera porque en nuestro país encontrarás una cocina increíblemente variopinta. Basta con que empieces a ser un poquito curioso y que consideres que conocer y disfrutar de la gastronomía de un lugar es casi tan importante o en algunos casos incluso más, que visitar sus museos y paisajes. El planeta está repleto de sabores por conquistar. ¡Cómete el mundo!

BSO Me como el mundo aliñao de Carlos Chaouen

© 2016 Noemi Martin. All rights reserved

 

 

Viaje por Sierra de Gata (Extremadura)

En esa esquina del noroeste de la provincia de Cáceres, lindando con las provincia de Salamanca por el norte, con Portugal por el oeste, y con la otra comarca extremeña de Las Hurdes, se esconde Sierra de Gata, un pequeño paraíso en Extremadura, de una gran riqueza paisajística, de pueblos de piedra con mucho encanto casi salidos de algún cuento romántico, y productos con mucho sabor por la escasa contaminación del aire de este lugar privilegiado.

En ese rincón extremeño conviven perfectamente el castellano con otras lenguas romances «a fala» que dependiendo del pueblo se llama valverdeiru (Valverde del Fresno), lagarteiru (Eijas)  o mañegu (San Martin de Trevejo) . El origen de esta lengua se cree que proviene de las migraciones asturleonesas de la reconquista de la Península Ibérica cuando se repoblaba el centro y sur con la gente del norte. Si le añadimos su cercanía a Portugal y su estrecha relación comercial y matrimonial a un lado y otro de la frontera, se puede entender que se ha seguido manteniendo viva esta lengua y transmitida de padres a hijos «a fala«.

Hasta casi las postrimerías del siglo XX la poca o nula industrialización, la falta de carreteras y los pocos medios educativos y sanitarios, fueron motivos del éxodo masivo,  de la emigración de sus gentes. Esa situación de escaso desarrollo en tiempos pasados ha permitido que ese espacio natural se haya conservado virgen con una muy baja contaminación, convirtiéndola en una auténtica y privilegiada farmacia natural. Pequeñas empresas agroalimentarias de emprendedores, han sabido darle una vuelta de tuerca a esa situación y conscientes de que cada vez se busca más los productos ecológicos y naturales, han creado en este entorno productos excelentes como la miel de Val de Xálima, en la cual sus artesanos apicultores José Antonio Rodríguez y Alicia Berrio conocedores de la zona y de la importante colonia de abejas saben ensolerar correctamente sus colmenas para que extraigan toda la esencia de las flores de este jardín que es Sierra de Gata. La escasa contaminación permite que las abejas localicen los mensajes químicos de esas flores para comer bien. Y al mismo tiempo éstas se reproduzcan al polinizarse por estos insectos tan beneficiosos para el ser humano.

www.bloghedonista.com

En la tienda de Miel y Polen Val de Xálima.

La aceitera y almazara As Pontis, puede presumir con mucho orgullo de conseguir premios en reputados concursos internacionales de AOVE ecológico. Como almazara, y gracias a su higiene aséptica de quirófano está considerada como una referencia en España y no es de extrañar que reciba encargos para molturar y extraer el oro líquido de escogidas producciones del resto de la Península Ibérica. Sabedores de los nuevos gustos de los consumidores finales han creado una línea de AOVE aromatizados como el de chocolate, de hongos, etc.

www.bloghedonista.com

AOVE Vieiru de As Pontis.

La Queseria Us Tres Lugaris que controla toda la trazabilidad de sus productos ya que tienen ganadería propia de cabras y buscan con esmero ese pasto que dé de comer a sus animales. Se encargan del ordeño y de la elaboración de los diferentes tipos de quesos: semi curado, curado, en aceite y con pimentón de Jaraiz de la Vera.

www.bloghedonista.com

Queseria Us Tres Lugaris.

Qué ver:

El solitario castillo de Trevejo que resiste numantinamente los azotes del viento desde su atalaya privilegiada que domina toda la comarca. Pertenece al pueblo del mismo nombre que está declarado de Interés Turístico por su bien conservada arquitectura de piedra que le da personalidad.

www.bloghedonista.com

Castillo de Trevejo.

www.bloghedonista.com

Trevejo.

El Castañar del Puerto de Santa Clara con sus maravillosos colores ocres y rojizos de la colección Pantone para todos los otoños. El momento óptimo para conocer este milagro de la naturaleza es cuando el mercurio inicia su curva descendiente hacia el frío.

www.bloghedonista.com

Subiendo hasta el Puerto de Santa Clara desde San Martin de Trevejo.

www.bloghedonista.com

Estampa imborrable en el interior del castañar del Puerto de Santa Clara.

San Martín de Trevejo galardonado como «Bien de Interés cultural con la categoría de Conjunto Histórico» por la buena conservación de su arquitectura. Casas señoriales condecorados en el exterior con sus escudos de armas que recuerdan un pasado noble,  alternan con casas tradicionales de piedra a las que se accede a la vivienda mediante poyos de cantería. Plaza Mayor con porches. Un simpático regato atraviesa este pueblo por sus callis  para que circule el agua y aprovecharse para el regadío de las huertas cercanas.

www.bloghedonista.com

Plaza Mayor de San Martín de Trevejo.

www.bloghedonista.com

Los porches de la Plaza Mayor.

www.bloghedonista.com

Una de las calles de San Martín de Trevejo.

www.bloghedonista.com

Calle de San Martín de Trevejo.

www.bloghedonista.com

Tienda de productos de la comarca en San Martín de Trevejo.

www.bloghedonista.com

Dulces de San Martín de Trevejo.

 

Cuándo ir: en otoño y primavera.

Dónde comer y dormir:

El Buen Avío en Trevejo, con sus buenos vinos naturales de Villamiel de viñedos históricos, aceite de oliva virgen extra de la Hacienda Navas del Rey que en 1900, el abuelo del actual propietario,  puso una pica en Flandes, consiguiendo medalla de plata en la Expo de París para su manzanilla cacereña. Migas extremeñas, y tapas con productos de proximidad como el queso de Valverde, el tomate seco y los pimientos asados o las conservas de setas de Navafría. También cervezas artesanas.

www.bloghedonista.com

AOVE de manzanilla cacereña Hacienda Nava del Rey.

www.bloghedonista.com

Vinos naturales de viñedos históricos.

www.bloghedonista.com

Migas.

 

Bar Restaurante El Capricho, C/Darío Bacas, 5 de Villamiel tel. 927 513109. Menú mediodía y buen cocido extremeño con todos sus pasos.

Hotel A Velha Fábrica C/ Miguel Robledo Carrasco, 24 Valverde del Fresno Tel. 927 511 933 Una antigua fábrica textil de mantas y almazara reconvertido en un encantador hotel rural. De ese pasado industrial conserva una alta chimenea. Su interior de paredes de piedra se vertebra en su pasillo con sus estilizadas columnas de granito que sujetan el tejado.. La Sala principal es cálida y gira alrededor de la chimenea, con muebles librería que invitan a la lectura en sus confortables sofás o para alargar la sobremesa con una buena conversación. Detalles de fósiles de todos los tamaños y formas adornan las estancias comunes. Disponibles apartamentos independientes y cómodas habitaciones en formato dúplex. Actividades para descubrir Sierra de Gata: senderismo, a caballo, etc.

www.bloghedonista.com

Interior A Velha Fábrica.

www.bloghedonista.com

Sala común de A Velha Fábrica.

www.bloghedonista.com

Decoración con fósiles.

El Duende del Chafaril C/ Los Caños, 29 San Martín de Trevejo Tel. 927 513 051. Una antigua casa señorial de 1822 reconvertida en hotel rural con spa. Un lugar con mucho encanto que guarda su propio «duende» y que habita en cada una de sus 10 habitaciones para convertirlas en experiencias únicas e irrepetibles.

www.bloghedonista.com

Ensalada de naranja y frutos rojos.

Agradecimientos a la Academia Extremeña de Gastronomía por la organización y a Alberto Díaz de Trip Extremadura por hacer más fácil y cómodo todo el viaje.

© 2016 José María Toro. All rights reserved

 

 

Los quesos artesanos de la Sierra de Cádiz

El pasado 25 de noviembre y en las instalaciones del Auditorio de la Casa de las Letras del antiguo Matadero de Madrid, se presentó el libro «Los quesos artesanos de la Sierra de Cádiz» de los autores Irene Golden, escritora, y Antonio Orozco Guerra, cocinero gaditano de Villamartín.

book, libro, cheese, queso

Portada del libro «Los quesos artesanos de la Sierra de Cádiz» Fotografía gentileza de RB Comunícalo

Tras la introducción realizada por D. Jaime Armario Limón, Responsable del Área de Desarrollo Económico y Servicios a la Ciudadanía de la Diputación de Cádiz, a la sazón editora del libro, que expuso el gran interés que tiene dicha institución en promocionar una zona de Andalucía poco conocida, y alejada de los tópicos de sol y playa, con unos atributos climáticos muy característicos como se dan en la Sierra de Cádiz, y que además tiene que  servir para defender y conservar la actividad artesanal del sector ganadero de dicho territorio. A continuación tomó la palabra Antonio Orozco, quien tras una pequeña intervención más formal, bajó a pie de escenario, y nunca mejor dicho pues descendió del mismo, para realizar la presentación propiamente dicha y hacerla más cercana.

foto_2

Fotografía gentileza de RB Comunícalo

Antonio actualmente es profesor de cocina, a quien en esta ocasión acompañaron 4 de sus alumnos de 2º año. Él vive su profesión y transmite con pasión su amor por el campo gaditano y por sus quesos, así como su interés en reivindicar y reconocer la gran labor desarrollada por tantas generaciones de hombres y mujeres que en silencio y con escaso apoyo han conseguido mantener el patrimonio histórico y cultural, así como las tradiciones ligadas a la actividad agraria de esta parte de Cádiz. De los restos arqueológicos encontrados en la serranía gaditana queda constancia de que esta actividad quesera se remonta a más de mil años atrás. Gracias a esos pastores anónimos que recorrían arriba y abajo en busca de pasto para sus ovejas merinas grazalemeña y sus cabras payoyas, que encontraron la elaboración de quesos como alimento y moneda de intercambio con otros productores, hoy podemos disfrutar de ese legado gastronómico único y con personalidad. Agradecimientos también a esos elaboradores, que lejos de caer en el victimismo propio de la impronta judeocristiana que nos caracteriza, y no queriendo renunciar a la tierra que los vió nacer, conscientes del gran producto que tenían en sus manos, se ocuparon por mejorar la calidad y han promocionado sus productos mediante la presentación a concursos nacionales e internacionales como forma de revitalizar económicamente esta parte de la provincia de Cádiz.

foto_3

Fotografía gentileza de RB Comunícalo

Se enriqueció con su paso por Cantabria y Extremadura, en las que por motivos profesionales vinculados a la cocina pasó varios años, aunque le continuaron persiguiéndole sus recuerdos de sabor a pan y queso de la niñez, y en esas regiones se encontró también con una muy importante producción de leche de vaca y oveja y, como es lógico, con variedades de queso totalmente distintas entre sí y diferentes de las que conocía hasta ese momento. Siendo por tierras extremeñas donde realizó su primer queso y después de 18 años de andares por toda España regresó a su tierra natal de la Sierra de Cádiz.
De entre las 14 queserías existentes en la provincia de Cádiz, casi todas ellas representadas en esta presentación arropando a sus autores, se eligieron para la cata los 4 quesos siguientes:
www.bloghedonista.com

Los 4 quesos degustados de la Sierra de Cádiz. Fotografía gentileza de RB Comunícalo

Queso curado de oveja payoya artesano, con dos años y medio de curación elaborado por la quesería Pajarete de Villamartin, premiado recientemente en el certamen mundial World Champioship Cheese Contest como «Best of Class» en el apartado de queso curado de oveja con 9 ó más meses de curación, maridado con un excelente espumoso Barbadillo.

2º. Quesería Madrigueras de Algodonales presentó un queso elaborado con leche de cabra cruda con 60 días de maduración, acompañado de un vino tinto de uva Tintilla de Rota caracterizado por un reposo largo en barro y solo unos meses en barrica.

3º Por su parte la quesería Montealva de San José del Valle sorprendió con un queso que resultó ser un gran desconocido para la mayoría de los asistentes al evento, en particular y del gran público en general: un queso azul curado de cabra payoya con más de 70 días de curación, hasta hace poco el único queso azul que se elaboraba en Andalucía, siendo ésta una de las tres únicas queserías que lo elabora con queso de cabra, armonizado con un tinto dulce de uva tintilla de Rota.

4º. Y para finalizar, la quesería el Bucarito de Rota trajo un queso láctico de cabra, de pasta blanda cubierto por ceniza vegetal, que permite su consumo a los dos días de su elaboración, pero que a su vez, asumiendo la correspondiente reducción en volumen, podría ser consumido igualmente tras dos años, emparejado con un caldo ecológico blanco de la sierra, elaborado con uva perruna, variedad autóctona casi en peligro de extinción.
© 2016 Antonio Mata. All rights reserved

Restaurante El Caldero y Taberna Murciana

El tradicional caldero, para preparar un buen arroz, ocupa un lugar privilegiado en el interior de este madrileño restaurante, embajador de la gastronomía y de los alimentos murcianos desde 1973 en Madrid. Fundado por Antonio Valero, hace más de 40 años, la nostalgia de su tierra, de sus productos, tanto de la huerta como del Mar Mediterráneo que baña sus costas, le animó a emprender un negocio de restauración que diera de comer a su familia, a sus paisanos y a todo aquél que añorase este privilegiado territorio de España.

restaurante, restaurant, gastronomy, food

Interior del Restaurante. Fotografía gentileza del Restaurante El Caldero

Desde entonces, y semanalmente recibe materia prima de altísima calidad para servir platos del recetario tradicional elaborado con mucho cariño y siempre a fuego lento. De aquél primer restaurante en la céntrica calle de Huertas, del Barrio de Las Letras,  la familia Valero ha abierto una taberna, en Travesía de Téllez cerca de la Estación de Atocha, dónde se sirven los mismos productos pero en un formato más informal. El testigo lo han tomado ya sus hijos Alfredo y Sergio que están al frente de ambos negocios.

El plato más popular y demandado es por supuesto el arroz al caldero, servido en el tradicional trípode y que se elabora según la antigua receta marinera, con ajo, tomate, ñoras y pescado del Mar Menor. Dentro del elenco de arroces son destacables: a banda, el ciego, con verduras de la huerta, con costillar de chato murciano (cerdo autóctono de esta región que felizmente está en proceso de recuperación y que estuvo a punto de su extinción por meros intereses comerciales sin valorar la calidad de su carne) o con bonito del Mediterráneo y gambas entre otros.

Platos también de la zona como el zarangollo (es una fritada de calabaza, cebolla y tomate principalmente) murciano con gamba roja, caracoles a la menta, dorada a la sal del Mar Menor y los paparajotes como postre típico.

La carta de vinos está muy cuidada con explicaciones detalladas de la procedencia y fichas de cata para su selección. Especialmente destacable dos vinos elaborados exclusivamente para El Caldero: AV 100% Monastrell, un tinto de Bodegas Casa Castillo de la DO Jumilla y que su nombre responde a las iniciales del fundador de este restaurante, rindiéndole homenaje con este guiño.  En blanco tienen Sara Valero, elaborado con uva verdejo, de Bodegas Señorío de Barahonda de la D.O. Yecla y que recibe el nombre de una de sus nietas de la profunda admiración que tiene por su familia como punto de apoyo.

Platos degustados:

Ensalada Murciana.

Habitas tiernas a la Huertana, que se deshacen en la boca

Pulpo asado al estilo Murciano

Alcachofas al ajo Cabañil.

Zarangollo Murciano con gambas, a base cebolla, tomate, huevo.

gastronomía, food, gastronmy

Zarangollo murciano con gambas rojas. Fotografía gentileza de Restaurante El Caldero

Arroz Chato y Arroz al caldero (alioli normal, de ñora y de ajete)

arroz, rice, gastronomy, food

Arroz al caldero. Fotografía gentileza de Restaurante El Caldero

Paparajotes, que son un postre típico de la huerta murciana hechos con hojas de limonero recubiertas con una masa hecha básicamente con harina y huevo que se fríen y se espolvorean con azúcar en polvo y canela.

Restaurante El Caldero Calle Huertas, 15 Madrid Teléfono 914 295 044

Taberna Murciana Travesía de Téllez, 2 Madrid Teléfono 914 295 044

© 2016 José María Toro. All rights reserved

Para Iván desde la Isla de Mamma Mia

Querido Iván, te escribo este mail desde Skópelos, una maravillosa isla griega donde se rodó la versión cinematográfica del famoso musical de Abba, «Mamma Mia», con Meryl Streep y Pierce Brosnan. Seguro que la has visto. Realmente, este lugar es de película. Al poco de desembarcar en Skópelos y recorrer su verde y paradisiaca costa, empecé a sonreír imaginando el guión de mi futura vida «slow»: retirarme en unos años y arrendar un hotelito a pie de playa donde preparar desayunos bio con mucho yogurt griego. Además, ofrecer clases de yoga y meditación a los huéspedes. ¿Qué te parece la idea? ¿Estoy muy loca? Desde luego, soñar es fácil y más en un sitio de ensueño. Viva la redundancia y la fantasía. 
www.bloghedonista.com

Costa de Skópelos. Fotografía de Noemi Martin

Skópelos es una de las joyas del Egeo y forma parte, con unas cuantas hermanas más, del casi desconocido archipiélago de las Espóradas. Además de Skópelos,  también disfrutamos de unos días en la vecina Skíathos, a donde llegamos en avión desde Atenas en sólo media hora. Desde allí tomamos un ferry hasta Skópelos. Unos cuarenta y cinco minutos para arribar en un nirvana  de trazos verdes y azules.
La capital de la Islita (y digo Islita porque sólo tiene noventa y seis km2 y cinco mil habitantes) se llama también Skópelos y está presidida por un puerto animado plagado de tiendecillas coquetas y restaurantes acogedores. Uno de ellos es el Kiratso Kitchen Taverna: cocina tradicional recomendada por el mediático chef inglés, Jamie Oliver. Otro, el concurrido Anna’s, con un precioso patio con aroma a azahar y deliciosa música en vivo aderezando humeantes guisos caseros. Si, además, quieres que te recomiende un hotelito cerca del puerto, anota ahora mismo: Thea Home Hotel: trato familiar, posibilidad de tomar clases de pintura, habitaciones luminosas y desayunos fantásticos (prueba el pastel de queso de Skópelos). Sólo una advertencia: los gallos te despertarán muy temprano, aunque para un búho como yo, no es problema. Abrir los ojos con un estruendoso «kikiriki» me proporciona un sublime placer infantil.  
www.bloghedonista.com

Vista sobre Skópelos desde el Thea Home Hotel. Fotografía de Noemi Martin

Además de la capital, la Isla tiene pueblitos pintorescos y un montón de antiguos monasterios y ermitas que asoman sus tejados en medio de una exuberante vegetación. La playa de Stafilos, muy cerca del pueblo, es la primera de las maravillosas sorpresas naturales que te esperan en Skópelos. Para recorrer sus parajes, lo mejor es alquilar un todoterreno: la única forma de llegar a playas desiertas y alcanzar paisajes únicos, salvo que seas aficionado al senderismo, como es tu caso. Ten en cuenta que muchas de las carreteras  son intransitables con un simple turismo. Otra opción es alquilar un barquito y bordear la costa cual apacible «lobezno de mar». ¿Tú no habías sacado el título de patrón? 
El segundo destino que escogimos dentro de la Isla para vivir unos días de relax absoluto fue la casi desierta playa de Panormos. Un flechazo en toda regla. ¿Oyes mi corazón? Creo que es lugar más bonito en el que he pasado unas minivacaciones. ¿Has estado alguna vez junto al mar, oliendo una mezcla de sal y bosque? El encantador hotel Blue Green Bay se encuentra en  plena playa, rodeado de un espléndido bosque de pinos. Tomar una copa de vino en la terraza de la habitación es una «experiencia religiosa». Amén. 
www.bloghedonista.com

Terraza del Hotel Blue Green Bay. Fotografía de Noemi Martin

Cerca de Panormos se encuentran las playas de Milia y Kastani, bastante más concurridas y turísticas de lo que esperaba. De hecho, a esta última, al ser unos de los escenarios naturales de Mamma Mia, suelen llegar barcos cargados de visitantes procedentes de otras islas, a pasar el día. Así que, salvo que tengas un «momento chiringuito», evítala por la mañana y disfruta de sus aguas transparentes cuando caiga la tarde y Kastani, como una cenicienta del revés, vuelva a su originaria condición paradisiaca.  
El último de los lugares imprescindibles en Skópelos es la capilla de Agios Ioanis. Encaramada en la cima de una enorme roca sobre el mar, la imagen de la iglesia entre las nubes con el mar de fondo, se dibuja como un paisaje irreal. Si has visto, Mamma Mia, te darás cuenta de que es el lugar donde al final se casan los protagonistas, al menos por fuera. El verdadero interior de la capilla, al que llegarás sudando después de subir los escalones que llevan a la entrada, es mucho más pequeño y sencillo pero igualmente bello. 
www.bloghedonista.com

Capilla de Agios Ioanis. Fotografía de Noemi Martin

Como habrás comprobado por mis palabras, me he enamorado locamente de Skópelos. Espero que se me pase pronto o me veo buscando billetes para regresar en las próximas vacaciones en cuento llegue a casa. Esta Islita es mágica, te lo prometo, Iván. No te olvides de apuntarla en tu plan de viaje porque estoy segura de que tú también caerás rendido ante sus encantos y que, como a mí, te hará exclamar varias veces: «Mamma Mia».
Nos vemos pronto. I love you, my friend.   
BSO Mamma Mia de Abba
 © 2016 Noemi Martin. All rights reserved

Cena Homenaje a Mey Hofmann

En el restaurante homónimo de Barcelona, fundado por la malograda chef, con una estrella Michelin, se celebró el pasado 30 de Noviembre una emotiva cena homenaje de recordatorio de su gran figura como la gran cocinera que fue, por su labor educativa y también por su gran humanidad. El menú escogido para la ocasión fue elaborado por los chefs y alumnos de su reputada escuela junto con la colaboración de Quesos de Suiza. El leitmotiv de los diferentes platos fue el fantasioso y mágico libro de «Alicia en el país de las maravillas«, actuando, como protagonista principal e hilo conductor de las sucesivas etapas del menú, las diferentes variedades de quesos de este país centroeuropeo.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro

La universal obra de Lewis Carroll se transformó en un verdadero reto para los sentidos de la vista, del olfato y del gusto. De tal manera que se hizo un recorrido por los capítulos de ese libro icono, con guiños continuos a su temática: una Reina de Corazones que quería teñir todo de rojo, una poción mágica que convierte a Alicia de gigante a niña diminuta, un juego de naipes que defiende a su reina, un hongo mágico que engañaba al paladar, un conejo blanco obsesionado con el tiempo y por último un bosque encantado donde volver a ser niños.

Platos degustados:

  • Aperitivos de Le Gruyère AOP Réserve, un queso de sabor pronunciado y que participaba en dos de los 3 elementos inspirados en la Reina de Corazones. Los macarons rellenos de este queso para disfrutar de su personalidad y para comer en un solo bocado. Deliciosos bastones salados que se deshacían en la boca, y los corazones de la reina de color rojo, como no podía ser de otra manera, elaborados con remolacha caramelizada, para jugar a contrastes de sabores dulces y salados en este primer paso del menú. Acompañado del Cava Mastinell Brut Rosé, para crear una armonía cromática del color rosado intenso de este cava monovarietal, elaborado con la uva trepat,  con los corazones de remolacha.
www.bloghedonista.com

Aperitivos. Fotografía de José María Toro

  • Consomé de cebolla con bizcochos de Le Gruyère AOP Réserve. Inspirado en la poción mágica que convierte a Alicia de gigante a niña diminuta. Bañados en esta sopa otoñal dos bizcochos y un huevo ahumado con un potente aroma del sotobosque del tomillo infusionado al momento para no perder sus aromas. Recordatorio una vez más del cuento cuando prepara esta hierba en una bolsa de té. Maridado con Cava Mastinell Nature Gran Reserva que tiene las variedades xarel.lo, parellada y macabeu.
  • Milhojas de salmón y espárragos econ L’Etivaz AOP. Este queso que proviene de las altas montañas suizas con un toque de avellanas, se preparó intercalando con las láminas de salmón y de los espárragos. Adornado en su parte superior con una carta con la «H» de Hofmann elaborado con pan ácimo, que se prepara sin levadura y que le da ese punto crujiente para contrastar con las láminas. Emparejado con Mastinell Gisele 2014 blanco, su acidez y sus notas cítricas limpian la boca tras cada bocado.
www.bloghedonista.com

Milhojas. Fotografía de José María Toro

  • Falsa seta con crema de Tête de Moine AOP. Otro símbolo más del cuento que recordaba a los hongos mágicos. El pie estaba preparado con patata coronado con un cep confitado y rodeado de una crema de este peculiar queso «cabeza de monje». Ennoviado con Cava Mastinell Carpe Diem 2007, con la locución latina que acuñó el poeta romano Horacio, se quiere homenajear al cava excelente, a ese cava que nace en añadas con uvas de extraordinaria calidad, para «disfrutar del momento».
www.bloghedonista.com

Falsa seta. Fotografía de José María Toro

  • Steak tartar con Sbrinz AOP y sus doces sabores. Presentado en un plato que simulaba un reloj, guiño al conejo blanco obsesionado con el tiempo, para aprovechar cada hora dónde situar las diferentes salsas que pueden acompañar a un steak tartar. Armonizado con Mastinell Arte 2013. Este tinto es el producto de la unión de las uvas cabernet sauvignon, merlot y cabernet franc.
www.bloghedonista.com

Steak tartar. Fotografía de José María Toro

  • El árbol de Appenzeller del bosque encantado. Este queso tiene su personalidad debido a un secreto adobo de 25 hierbas que únicamente conocen dos personas en el mundo y está considerado el enigma mejor guardado del país helvético. Asociado con el moscatel Clos Sant Pau 2015 de Mastinell, monovarietal que se hace con la muscat de Frontignan.
www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro

El reconocimiento internacional de los fromages de este país de los Alpes se debe a estrictos controles de calidad, a su proceso artesanal, al pastoreo de las vacas por sus altas montañas, a la prohibición del uso de hormonas y antibióticos en la crianza así como no poder usar ningún aditico químico en su elaboración. Otro factor importante es el uso de leche cruda, no pasteurizada, que permite que no se pierdan sus microorganismos que le dan su sabor tan personal a los pastos en los cuales se alimentan. Se ordeñan las vacas dos veces al día y se usa el doble de leche que en su uso industrial. La trazabilidad y certificación de sus productos es responsabilidad de la Oficina Federal de Agricultura de Suiza.

www.bloghedonista.com

Petits fours. Fotografía de José María Toro

Mey, además de gran cocinera, maestra y mentora de grandes cocineros, no dudó en 1983 de crear la Escuela de Hostelería Hofmann para transmitir sus conocimientos y consolidarse como grupo empresarial dedicada a la restauración de calidad en sus diferentes vertientes: Taverna Hofmann, Hofmann Bistrot, Racó Hofmann y finalmente el Restaurante Hofmann, galadornado por la biblia gala de la gastronomía con 1 estrella Michelin.

Hofmann

© 2016 José María Toro. All rights reserved

Sensi Mezzanine Tapas

En tiempos pretéritos, el Carrer Ample de Barcelona fue conocida, y de ahí su nombre, por la anchura significativa con respecto al resto de calles del barrio de Ciutat Vella, y dónde se construyeron una gran cantidad de palacios para los nobles barceloneses de la época. De esa herencia del pasado quedó como calle de paseo y también con comercios que daban servicio a los vecinos de la barriada. No es casualidad que este grupo de empresarios de la restauración elijieran, para dar a conocer su propuesta gastronómica, este carrer dónde abrir su primer local por estar bien comunicada y situada en el centro histórico de la ciudad, que actúa como imán para los turistas y también para lo barceloneses. De esto ya han pasado 10 años y su oferta de tapas continúa generando interés entre lugareños y foráneos. Y del primer local que inauguraron en el 2006, Sensi Tapas,  ya contabilizan el cuarto restaurante abierto por este grupo de amigos enamorados de la gastronomía.

Sensi Mezzanine Tapas es un local que muestra sin rubor las vigas de madera y sus paredes desnudas de cuando los edificios, de esta barriada histórica de la Ciudad Condal, se construían con piedras y se remataban con ladrillos de color rojo. Luz tenue que lo convierte en el escenario ideal para citas románticas y también para familias o pequeños grupos.

www.bloghedonista.com

Interior de Sensi Mezzanine Tapas. Fotografía de José María Toro

Cocineros instruidos con los primeros espadas en los fogones de Osmosis o Racó de Can Fabes. Su propuesta está basada en tapas o raciones para compartir entre los comensales de una misma mesa. Dividida entre las clásicas, las vegetarianas, de pescado, de carne, arroz, y de pasta fresca.

Platos degustados:

  • Tapa vegetariana consistente en una ensalada de quinoa con brocoli, rábano, tomates cherry y crema de aguacate.
www.bloghedonista.com

Colorida ensalada de quinoa. Fotografía de José María Toro

  • Patatas bravas con una salsa muy especial que incorpora el anís como ingrediente sorprendente y que no deja indiferente por sus sabor tan característico.
www.bloghedonista.com

Patatas bravas. Fotografía de José María Toro

  • Pata de pulpo sobre base de puré de berenjena ahumada, pimiento y cebolla.
www.bloghedonista.com

Pulpo. Fotografía de José María Toro

  • Crema de champiñones, con huevo poché y aceite trufado. Un plato para cerrar los ojos y saborear con los sentidos del gusto y del olfato.
www.bloghedonista.com

Crema de champiñones. Fotografía de José María Toro

  • Risotto de remolacha con mascarpone y remolacha crujiente. Un plato para disfrutar del color morado de su principal ingrediente y también por los diferentes sabores y texturas reunidos en un mismo plato.
www.bloghedonista.com

Risotto de remolacha. Fotografía de José María Toro

  • Pastel de queso con dulce de leche.
www.bloghedonista.com

Pastel de queso. Fotografía de José María Toro

Carta de vinos muy seleccionada con referencias de altura como Dominio de Atauta de la DO Ribera del Duero o Paixar de la DO Bierzo elaborado con viñas viejas y con la ayuda del gran enólogo Mariano García de Vega Sicilia. El elenco de caldos se acompaña de una clara y muy buena descripción.

Sensi Mezzanine Tapas Carrer Ample, 24 08002 Barcelona Teléfono 935 414 459

© 2016 José María Toro. All rights reserved

 

Ruta gastronómica por Barcelona con la ginebra MOM: Gin and Fish by MOM Royal Menu

El pasado 1 de Diciembre, y coincidiendo con la Shopping Night, se presentó en la tienda de Antonio Miró de Barcelona, la ruta gastronómica MOM Royal Menú. Durante un mes, hasta el próximo 1 de Enero, la ginebra MOM será la estrella de los menús creados para la ocasión por 10 restaurantes seleccionados en la Ciudad Condal. Se podrá degustar en diferentes y variadas formas creativas como en gelatina, caviar, chucherías, salsas, y por supuesto en la versión cóctel.

MOM The Queen of the gins, comercializada y distribuida por González Byass, representa como nadie el espíritu británico dual, por un lado respeta la tradición y los valores, y por otro lado simbolizan la modernidad creadora de tendencias mundiales que vienen para quedarse. Con un diseño entre clásico y transgresor, con una corona real de provocador color magenta sobre blancas letras y fondo negro de toda la botella. De sabor suave, esta ginebra Premium, está elaborada con frutos rojos y exóticos botánicos. Tras cuatro destilaciones en alambique de cobre se consigue un gin aromático y frutal. 

Restaurantes participantes y propuestas del Menú Gin & Fish para todos los públicos:

  • Maloca.  Menú Gin & Fish compuesto de «Moqueca de pescado marinado con ginebra MOM y limón, acompañado de arroz blanco y pirao de peixe» , «Banana caramelizada al horno con azúcar, canela y ginebra MOM, acompañado de helado de vainilla». Cóctel: «caipiriña de lima con ginebra MOM, pulpa de sandía y menta». Precio 18 euros.
  • Brasserie Flo. «Flamenkuche de salmón ahumado», «tartar de pez espada MOM con frutas de invierno», «ostra francesa número 3», «tournedos de rape con tagliatelle de calabacín al perfume MOM»,  «Mousse de gin MOM con frutos rojos y mano de buda» Cóctel Gin MOM con hibisco. Precio 35,90 euros.
www.bloghedonista.com

Ostra francesa número 3 de Brasserie Flo. Fotografía de Nuria Tejedor

  • Tingana. » Salmón marinado y curado en ginebra MOM», «Atún teriyaki con mayonesa de jengibre», «Sorbete de gin tonic MOM». Cóctel mini gin MOM. Precio 27 euros.
  • Corchos Barcelona. «Olivas esferificadas al estilo del chef en aceite de anchoas y ginebra MOM», «Coca de sardinas marinadas con cítricos y pimentón ahumadocon reducción de ginebra MOM», «Buñuelos de bacalao con alioli de frambuesa y ginebra MOM», «Zamburiña con alioli gratinado y sal de ginebra MOM», «Medallones de rape al estilo de Santurce con ginebra MOM», «Brownie en textura de pistacho al toque de ginebra MOM». Cóctel Corchos. Precio 25 euros.
www.bloghedonista.com

Olivas esferificadas de Corchos Barcelona. Fotografía de Nuria Tejedor

  • Due Spaghi. «Dorada marinada con gin MOM, limón, cebolla de Figueres y albahaca», «Spaghetti con ragú de pescado de roca y gin MOM», «Gin tonic al plato». Cóctel gin tonic. Precio 35 euros.
www.bloghedonista.com

Dorada marinada de Due Spaghi. Fotografía de Nuria Tejedor

  • Matsuri. «Sopa de larga vida con miso y pasta de somem», «Sashimi de salmón con rúcula servido con salsa cítrica del chef», «Gunkan de pepino con salmón y caviar flambeado con ginebra MOM y gunkan de salmón con tartar de salmón e ikura servido con salsa teriyaki y ginebra MOM», «Maki especial Tokyo de gambas langostineras y aguacate cubierto con atún bluefin», «Rissotto de setas enirje con aroma de ginebra MOM, maitake y shitake fresco servico con queso», «yakisobra de frutos del mar, gambas y sepia con verdura variada», «Helado de té verde con azuki». Cóctel gin tonic MOM servido con frambuesas y lichis». Precio 33 euros.
  • The Market Perú. «Ceviche clásico, cubos de corvina marinado en leche de tigre» o  «Pez emperador con salsa anticuchera» o «dúo de causas marinas con pulpo al olivo y corvina crujiente», «lomo saltado (solomillo de ternera flambeada con ginebra MOM, tomates y cebollas» o «salteado Tokyo (gambas, ternera y shitakes salteados con ginebra MOM)» o «ají de gallina», «chosuspiro de lúcuma» o «textura de maracuyá con espuma de ginebra MOM». Cóctel gin tonic MOM de frutos de la pasión. Precio 45 euros.
www.bloghedonista.com

Ceviche clásico de The Market Perú. Fotografía de Nuria Tejedor

  • Acqua e Sale. «Pata de pulpo a la brasa con verduras en agridulce marinadas al MOM», «Carpaccio de atún Acqua e Sale», «Ravioli de pescado al negro de sepia con salsa puttanesca«, «Gnocchi de patatas con bacalao, pasas, cebolla y pimiento crujiente», «Lenguado con reducción de MOM y alcaparras». Cóctel gin tonic MOM.  Precio 50 euros.
  • 3 Nusos. «Ensalada de tomate raf y ventresca de atún», «alcachofas con foie», «tortitas de camarón» y «pan con tomate». De segundo a elegir: «Corvina a la sal flambeada con ginebra MOM» o «Filetes de lubina con wok de verduras y salsa de ginebró con MOM» o «Arroz socarrat». De postre a elegir: «Sorbete de Gin Lemon MOM» o «tarta Sacher». Cóctel 3 Nusos con ginebra MOM. Precio 32 euros.
  • La Robadora. «Croquetas del Leopoldo», «Bravas con espuma de allioli», «Escalivada con aliño de miso», «Ensaladilla rusa y ventresca», «pan con tomate», «Brandada de bacalao con kalamata», «ceviche fresco de corvina», «Mar y montaña de pulpo teriyaki con papada», «torrija con helado y crema inglesa» y «Cremoso de chocolate con aceite y sal». Cóctel gin tonic MOM con tónica Schweppes. Precio 35 euros (Mínimo 4 personas)

God Save the Gin!

© 2016 Nuria Tejedor. All rights reserved

A %d blogueros les gusta esto: