El Restaurante Nubar estrena carta de sushi que se añade a su oferta gastronómica de cocina internacional, bar lounge y coctelería

El res­tau­ran­te Nubar per­te­ne­ce al gru­po de res­tau­ra­ción y de ocio, Cos­ta Este, todo un refe­ren­te en Bar­ce­lo­na. Sus pro­pie­ta­rios han tras­la­da­do su exi­to­sa fór­mu­la de la zona alta, el res­tau­ran­te Nuba, has­ta el cen­tro de la Ciu­dad Con­dal. Sien­do fie­les a su línea de crea­ción de res­tau­ran­tes, éste ha sido pro­yec­ta­do por la reco­no­ci­da dise­ña­do­ra de inte­rio­res Estre­lla Saliet­ti pen­sa­da para un públi­co cos­mo­po­li­ta y sofis­ti­ca­do, con 3 espa­cios dife­ren­cia­dos: el res­tau­ran­te, el bar loun­ge, y la terra­za exte­rior para dis­fru­tar del benigno cli­ma medi­te­rrá­neo de Bar­ce­lo­na ade­más dón­de ver y ser vis­to en esta lujo­sa arte­ria de la Ciu­dad Con­dal.

Nubar

Res­tau­ran­te de coci­na con­tem­po­rá­nea inter­na­cio­nal don­de des­ta­can con luz pro­pia los arro­ces, pes­ca­dos y maris­cos, a lo que han aña­di­do una pro­pues­ta de sushi muy intere­san­te para un públi­co joven que se quie­re ini­ciar en la gas­tro­no­mía del País del Sol Nacien­te. Des­pués del ser­vi­cio de cena, su zona de cóc­te­les es el ele­gan­te lugar de refe­ren­cia para tomar una copa en el cén­tri­co Pas­seig de Gra­cia y con­ti­nuar dis­fru­tan­do de la noche.
La gas­tro­no­mía está lide­ra­da a los fogo­nes por Jose­mi Man­za­nal, que enfa­ti­za en el pro­duc­to de mer­ca­do y en la alta cali­dad de la mate­ria pri­ma. Las ostras, el micuit de foie, ensa­la­da de boga­van­te, el steak tar­tar, taglia­ta de chu­le­tón galle­go com­pi­ten con las opcio­nes de sushi para ser ele­gi­das por el comen­sal. Los pos­tres de cor­te case­ro tie­nen un papel impor­tan­te den­tro de la car­ta de este res­tau­ran­te.  A medi­da que avan­za la noche las opcio­nes de copas y cóc­te­les así como una entu­sias­ta músi­ca hace que se con­vier­ta en el lugar dis­ten­di­do que todos que­re­mos estar.

Nubar. Terra­za exte­rior

El Bar Loun­ge com­par­te la mis­ma selec­ción de pla­tos que el res­tau­ran­te acom­pa­ña­da de una gene­ro­sa car­ta de cóc­te­les.
El gru­po Cos­ta Este se dedi­ca al sec­tor de la res­tau­ra­ción y el ocio des­de el año 1989 cuan­do los her­ma­nos Ramón y Javier Bor­das abrie­ron su pri­mer local has­ta el día de hoy que cuen­tan con Car­pas Cos­ta Este, Opium, Pacha Bar­ce­lo­na, Nuba Bar­ce­lo­na, Cachi­tos, Casa Lola o Bling Bling entre otros y repar­ti­dos por dife­ren­tes ciu­da­des como Madrid, Mar­be­lla, Lon­dres y por supues­to Bar­ce­lo­na.
Pla­tos degus­ta­dos:
  • Ensa­la­da de waka­me y pul­po con su cock­tail para acom­pa­ñar.

Ensa­la­da de waka­me y pul­po

  • Tar­tar de atún blue­fin.
  • Tira­di­to de vie­ras.
  • Varia­do de ura­ma­kis.
  • Sushi mori­wa­se.
  • Dife­ren­tes tex­tu­ras de cho­co­la­te con su cock­tail.

Dife­ren­tes tex­tu­ras de cho­co­la­te

  • Fre­sas flam­bea­das.

Nubar Paseo de Gra­cia, 53 08007 Bar­ce­lo­na Telé­fono 931 869 686. Abier­to de lunes a miér­co­les de 13h has­ta las 24h, y jue­ves, vier­nes y sába­do de 13h has­ta las 3h de la madru­ga­da.

© 2018 José María Toro. All rights reser­ved.

Gramona, el espumoso de larga crianza con un exclusivo proceso de elaboración que le confiere una personalidad única presenta Las Voces del Vino

Gra­mo­na, bode­ga fami­liar situa­da en el cora­zón de la comar­ca viní­co­la del Pene­dés, lle­va más de 130 años delei­tan­do nues­tros pala­da­res, pri­me­ra­men­te con sus vinos, y lue­go con sus cavas, unos espu­mo­sos muy sin­gu­la­res y apre­cia­dos, que expre­san tan­to la per­so­na­li­dad de la pro­pia bode­ga como los ras­gos de los terru­ños o terroir actua­les.

En su bode­ga, inves­ti­gar e inno­var son sus prio­ri­da­des, y con­si­de­ran su tra­ba­jo como una aven­tu­ra apa­sio­na­da que gira en torno al vino y que, a la vez, supo­ne para ellos la máxi­ma expre­sión al home­na­je fami­liar que quie­ren brin­dar día a día.

Xavier Gra­mo­na, gen­ti­le­za de Lama­ga Comu­ni­ca

Así, en Gra­mo­na lle­van ya más de un siglo bus­can­do la exce­len­cia en el espu­mo­so, que pasa por el equi­li­brio, la cre­mo­si­dad, la ele­gan­cia, la fres­cu­ra y la com­ple­ji­dad que solo la lar­ga crian­za pue­de ofre­cer.

Tan­to por el cari­ño hacia esta bode­ga fami­liar, como el gran apre­cio de los más enten­di­dos en este gran arte del mun­do de la ela­bo­ra­ción viti­vi­ní­co­la, se crea­ron las deno­mi­na­das “Voces del vino”, que son una serie de tes­ti­mo­nios per­so­na­les de gran­des y reco­no­ci­dos pro­fe­sio­na­les vin­cu­la­dos al mun­do del vino, y que nos cuen­tan como han vis­to, como ven y lo que creen que verán en este sec­tor.

Las Voces del Vino by Gra­mo­na

En estas “Voces del vino” se reco­gen mara­vi­llo­sas opi­nio­nes sobre la bur­bu­ja de Gra­mo­na lar­ga crian­za, que es muy fina, no explo­ta en boca, y que hace que este espu­mo­so sea más equi­li­bra­do, ele­gan­te e inte­gra­do, como así reve­ló Luis Gar­cía de la Nava­rra, Pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Madri­le­ña de Sumi­lle­res duran­te nue­ve años y que actual­men­te desa­rro­lla varios pro­yec­tos rela­cio­na­dos con el vino.

Recuer­da, ade­más, que en el año 1994, en un Mas­ter de espu­mo­sos del mun­do, den­tro de una cata a cie­gas, Gra­mo­na III Lus­tros que­dó el pri­me­ro, lo que demos­tra­ba que se esta­ba hacien­do ya algo impor­tan­te. Los pri­me­ros en dar lar­ga crian­za al cava son los Gra­mo­na, que se per­ca­ta­ron de que el cava podía durar más tiem­po.

En la últi­ma cata en el Gran Pala­ce, se vio no solo que no había tan­ta dife­ren­cia entre el cham­pán y el cava, si no que inclu­so éste está por enci­ma.

Gra­mo­na Impe­rial. Foto­gra­fía de Lama­ga Comu­ni­ca

Ama­ya Cer­ve­ra, comu­ni­ca­do­ra del Vino Spa­nish Wine Lover, entien­de que el cava del Pene­dés debe­ría bus­car su pro­pio men­sa­je y no com­pe­tir con el cham­pán, por­que, ¿aca­so no se pue­de ser el espu­mo­so del Medi­te­rrá­neo? Es muy dife­ren­te la per­cep­ción del con­su­mi­dor espa­ñol y la del con­su­mi­dor extran­je­ro. Pare­ce que se cum­ple la mal­di­ción de no poder ser pro­fe­ta en la tie­rra de uno.

El pro­ble­ma del cava, a su enten­der, resi­de en su expor­ta­ción, ya que no pone en valor que es un pro­duc­to de méto­do tra­di­cio­nal de segun­da fer­men­ta­ción en bote­lla y con más com­ple­ji­dad que el cham­pán, y que se ela­bo­ra con varie­da­des pro­pias. El cava Gra­mo­na es el úni­co espu­mo­so que se ela­bo­ra con varie­da­des dife­ren­tes que aque­llas con las que se ela­bo­ra el cham­pán. Qui­zás el mayor pro­ble­ma esté en que se ha expor­ta­do a pre­cios muy bara­tos.

El cava no ha hecho sus debe­res de zoni­fi­car sus terri­to­rios. “Cava” no pue­de ser gené­ri­co, hay que zoni­fi­car el terri­to­rio.

El cham­pán ha con­se­gui­do que se pague lo que sea por cier­tas mar­cas y cier­tas bote­llas, en ese sen­ti­do, le lle­va años de ven­ta­ja al cava.

Es un error uti­li­zar la mis­ma comu­ni­ca­ción que uti­li­za el cham­pán, ya que el cava del Pene­dés tie­ne su pro­pio men­sa­je. No se pue­de com­pe­tir con el cham­pán, hay que aspi­rar a ser el espu­mo­so del medi­te­rrá­neo.

El Gra­mo­na III Lus­tros es la puer­ta de entra­da a las lar­gas crian­zas, es un cava de exce­len­te rela­ción cali­dad-pre­cio. Es un buen com­pa­ñe­ro para tener todo lo que bus­cas, te da un extra de redon­dez y cre­mo­si­dad.

Por su par­te, Audrey Doré, Sumi­ller y for­ma­do­ra de sumi­lle­res, y que actual­men­te es sumi­ller del Celler de Can Roca, cree fir­me­men­te que un gran cava y un gran cham­pán están a la par.

Pien­sa que hace fal­ta que la gen­te se dé cuen­ta del gran poten­cial que hay aquí. Hace 11 años, no había tan­ta ofer­ta, pero que aho­ra la lar­ga crian­za del cava supo­ne un paso más allá del gran reser­va, depen­dien­do de qué te pida el pro­duc­to.

La mar­ca “cava” no con­si­gue des­pe­gar como mar­ca glo­bal en sí, pero cada uno tie­ne sus vir­tu­des, pero la cali­dad del vino no se pone en duda, es sólo una cues­tión de mar­ca.

San­tia­go Rivas, comu­ni­ca­dor del vino y Fun­da­dor del Colec­ti­vo Decan­ta­do y pro­ta­go­nis­ta de Ins­ta­ca­tas, cree que el espu­mo­so que se hace en Cata­lu­ña tie­ne bote­llas para mirar a la cara al cham­pán, inde­pen­dien­te­men­te de si está aco­gi­da a la DO Cava o no, y que según él todo depen­de de la bode­ga.

Aspi­ra a que se con­su­ma cava no sólo en el pos­tre o en el brin­dis, si no duran­te toda la comi­da.

Gra­mo­na es el mejor espu­mo­so y es Top 3 en cada una de las gamas de vinos que ela­bo­ra. Es muy difí­cil que una bode­ga ten­ga tan­to nivel en todos sus seg­men­tos.

Cus­to­dio López, decano de los Sumi­lle­res espa­ño­les, cree que así como antes era impen­sa­ble reco­men­dar un cava de lar­ga crian­za, aho­ra son espec­ta­cu­la­res.

Cono­ce a Gra­mo­na des­de hace más de 30 años, y es muy afin a la mar­ca des­de la épo­ca de los semi­na­rios que orga­ni­za­ban y que le ser­vían para ampliar sus cono­ci­mien­tos.

Es un pro­duc­to mag­ní­fi­co don­de se ha emplea­do lo mejor en todos los aspec­tos: cono­ci­mien­to, pasión, cora­zón y alma.

Ferrán Cen­te­lles, Sumi­ller de El Bulli entre los años 1999 y 2011. Des­de enton­ces has­ta hoy cola­bo­ra en El Bulli Foun­da­tion

En el Bulli salían bote­llas con bur­bu­jas todos los días, por su ver­sa­ti­li­dad, y por­que tie­nen una pers­pec­ti­va food friendly.

Hay dife­ren­tes esti­los. Hay cavas lige­ros, y hay cavas inten­sos, que saben total­men­te dis­tin­tos.

Hay un nexo de cone­xión entre los gran­des espu­mo­sos del mun­do, y es el enve­je­ci­mien­to. Un esti­lo no es par­ti­cu­lar de una región, si no de un méto­do de ela­bo­ra­ción.

Las lar­gas crian­zas apor­tan cali­dad, extrac­to… hay fan­tás­ti­cos vinos espu­mo­sos jove­nes, pero para pasar de lo bueno a lo subli­me, nece­si­tas de la pro­fun­di­dad, leva­du­ras… de la crian­za.

La cata a cie­gas es un ejer­ci­cio mara­vi­llo­so que ayu­da a ser mucho más obje­ti­vo. Qui­zás no entien­des algu­nas suti­le­zas, pero este ries­go es menor si lo pones en la balan­za de la impar­cia­li­dad que ganas. La cata del con­se­jo regu­la­dor, el III Lus­tros de Gra­mo­na que­dó como impe­ca­ble, con mucha poten­cia. Com­bi­na fres­cor con inten­si­dad, es fácil de enten­der, está muy bien hecho, y es por esto por lo que sacó mejor pun­tua­ción.

Pedro Balles­te­ros– Inge­nie­ro agró­no­mo y pri­mer Mas­ter of Wine espa­ñol (Uno de los pro­fe­sio­na­les espa­ño­les del vino más impor­tan­tes a nivel mun­dial)

Sin Gra­mo­na no habrían exis­ti­do los Cavas de Para­je Cali­fi­ca­do (1)

No ve difí­cil estu­diar para Mas­ter of Wine, para él estu­diar vino es una goza­da, es com­pli­ca­do pero agra­da­ble, y lo ha dis­fru­ta­do

Espa­ña no tie­ne una coci­na espa­ño­la fue­ra de nues­tras fron­te­ras, a pesar de las estre­llas Miche­lin, y es difí­cil así que se conoz­ca el vino espa­ñol en este con­tex­to. Ha teni­do un gran emba­ja­dor con el vino de rio­ja, pero van salien­do otros repre­sen­tan­tes como es el cava, que ha sido una gran his­to­ria de éxi­to. Nun­ca ha habi­do un pro­duc­to que haya ven­di­do tan bien en el extran­je­ro. Lue­go ha teni­do el pro­ble­ma que duran­te años el cava se ha ven­di­do con pre­cio bajo y cali­da­des muy jus­tas, pero hay varias mar­cas que han desa­rro­lla­do lo sufi­cien­te para ven­der­se con altí­si­ma cali­dad. Aun que­da mucho por hacer.

Para tener un espu­mo­so de lar­ga crian­za tie­nes que tener un vino base de mucha cali­dad, si no es impo­si­ble. Es una for­ma de exal­tar el men­sa­je de un terru­ño, de una for­ma de hacer. La lar­ga crian­za desa­rro­lla una expre­sión más dife­ren­te, más com­ple­ja, más lar­ga: son vinos úni­cos. Es mucho más difí­cil de imi­tar. Es una apues­ta muy intere­san­te y Gra­mo­na ha sido pio­ne­ro en ese esti­lo. Pone al cava en otro nivel cua­li­ta­ti­vo.

Cree en el cava que no se quie­re pare­cer al cham­pán. El cham­pán ha teni­do la ven­ta­ja de ser el pri­me­ro, y de estar bien estruc­tu­ra­do en el mer­ca­do. La uva para el cham­pán se paga 10 veces más cara que la uva del Pene­dés. El cava tie­ne su pro­pio esti­lo y per­so­na­li­dad.

Gra­mo­na fue el pri­mer cava com­ple­jo que cono­ció

Fede­ri­co Olden­burg- Perio­dis­ta de Gas­tro­no­mía, Vinos y Esti­lo de Vida (Vogue, Siba­ri­tas, Vinum, El Eco­no­mis­ta, Gentle­man, El Mun­do, Fue­ra de Serie –Expansión‑, etc)

Lle­gó a Espa­ña en el año 1989 y se engan­chó con el vino, hizo inter­cam­bio con unos ami­gos que tenían un res­tau­ran­te, le ofre­cie­ron hacer su car­ta de vinos, y como no sabía has­ta enton­ces nada de vinos, le dio una for­ma­ción Bar­to­lo­mé Sán­chez, su gurú en esto.

En aque­lla épo­ca no había sumi­lle­res y muy poca gen­te sabía de vinos. Des­de hace 15 años que se dedi­ca prin­ci­pal­men­te a esto.

El cava tie­ne un carác­ter pro­pio, no tie­ne que pen­sar que si lo hacen muy bien será como el cham­pán. Hay que borrar ese pre­jui­cio, ponien­do a cie­gas un cava muy bueno, para rom­per­le un poco sus com­ple­jos de infe­rio­ri­dad.

En el cava, la oxi­da­ción es una pin­ce­la­da que le da carác­ter, y por tan­to apor­ta.

Los vinos espu­mo­sos son más ver­sá­ti­les en la mesa. Con los espu­mo­sos pue­des tomar prác­ti­ca­men­te de todo, comi­da japo­ne­sa espe­cia­da, car­nes, pes­ca­do, es decir de casi todo.

Su pri­mer recuer­do con Gra­mo­na fue de com­ple­ji­dad, pro­fun­di­dad y per­sis­ten­cia duran­te mucho rato.

(1) Los Cavas de Para­je Cali­fi­ca­do han de con­tar con una edad míni­ma del viñe­do de 10 años, un ren­di­mien­to máxi­mo de 8.000 kilos por hec­tá­rea y una ven­di­mia manual. Otros requi­si­tos indis­pen­sa­bles son el vini­fi­ca­do en la pro­pie­dad, un ren­di­mien­to de extrac­ción máxi­ma por hec­tá­rea de 48 hec­to­li­tros, una cali­fi­ca­ción del vino base, una crian­za míni­ma de fer­men­ta­ción en bote­lla de 36 meses y tra­za­bi­li­dad inte­gral des­de la viña has­ta su comer­cia­li­za­ción, entre otros aspec­tos.

Más infor­ma­ción sobre Gra­mo­na

Para visua­li­zar el video com­ple­to de Las Voces del Vino

NO ES CAVA, ES GRAMONA

© 2018 Raquel Carrio. All rights reser­ved.

La V Jornada Gastronómica del Calçot de Valls nombrará ‘Amiga de la Auténtica Calçotada’ a la chef Carme Ruscalleda

Es noviem­bre y los aman­tes del buen comer y del pro­duc­to de pro­xi­mi­dad lo sabe­mos: comien­za la tem­po­ra­da de calço­ta­das, que más allá de ser una comi­da, en sí, sen­ci­lla, es una fies­ta. Un fes­te­jo fami­liar o entre ami­gos que empie­za con la pre­pa­ra­ción de la comi­da, en la que todos pue­den par­ti­ci­par. Y este es pre­ci­sa­men­te uno de sus encan­tos prin­ci­pa­les, jun­to con las ya tra­di­cio­na­les y sem­pi­ter­nas dis­cu­sio­nes sobre quién sabe ela­bo­rar la mejor sal­sa para degus­tar­los.

Este 2018 ten­drá lugar en Valls, ori­gen de este mara­vi­llo­so pro­duc­to (el des­cu­bri­mien­to del calçot se atri­bu­ye a un pagés vallen­se, gen­ti­li­cio de los natu­ra­les de esta pobla­ción de la pro­vin­cia de Tarra­go­na), la ya V edi­ción de la Jor­na­da Gas­tro­nó­mi­ca del Calçot de Valls, que ten­drá lugar el pró­xi­mo día 24 de noviem­bre, y don­de se rea­li­za­rá un home­na­je pós­tu­mo al chef Ángel Solé, coci­ne­ro de los res­tau­ran­tes Ca L’Ángel y El Petit Cup, de Valls, y que des­de siem­pre había par­ti­ci­pa­do acti­va­men­te en estas jor­na­das, que pasa­rán aho­ra a lle­var su nom­bre.

Pre­sen­ta­ción calço­ta­da de Valls

La pre­sen­ta­ción de la V Jor­na­da Gas­tro­nó­mi­ca del Calçot de Valls tuvo lugar en un acto cele­bra­do el pasa­do 6 de noviem­bre en el espa­cio Chef Capra­bo, en el super­mer­ca­do de la Illa Dia­go­nal de Bar­ce­lo­na. En la pre­sen­ta­ción, estu­vie­ron pre­sen­tes tan­to Óscar Peris, Regi­dor de Comer­cio y Turis­mo del Ayun­ta­mien­to de Valls, como Fer­nan­do Ter­ce­ro, Res­pon­sa­ble de Pro­duc­tos de Pro­xi­mi­dad de Capra­bo, que nos des­ve­la­ron cuál sería una de las prin­ci­pa­les nove­da­des: el nom­bra­mien­to de la chef Car­me Rus­ca­lle­da como Ami­ga de la Autén­ti­ca Calço­ta­da de Valls, y que tras el cie­rre de su res­tau­ran­te Sant Pau, de tres estre­llas Miche­lin, ha deci­di­do rein­ven­tar­se.

La Jor­na­da este año tam­bién con­ta­rá con la pre­sen­cia de los renom­bra­dos chefs Albert Rau­rich (El Bulli, Dos Pali­llos, Dos Pebrots), Car­les Abe­llán (El Bulli, Come­rç 24, Tapas 24, entre otros), y Joel Cas­tan­yé (La Bos­ca­na, y recien­te­men­te dis­tin­gui­do Pre­mio Reve­la­ción de la Aca­de­mia Cata­la­na de Gas­tro­no­mía 2018).

Duran­te esta pre­sen­ta­ción en el aula Chef Capra­bo, los chefs de Valls José Gar­cía y Joan Mirá ofre­cie­ron un show­coo­king con tres ori­gi­na­les pla­tos a base de calçots. Las tres rece­tas ela­bo­ra­das fue­ron una tor­ti­lla de pata­ta con calçot ahu­ma­do y un toque de sal­sa tra­di­cio­nal, con pan de calçot, un ravio­li cru­jien­te con calçot cara­me­li­za­do y que­so de cabra, y una piz­za de calçots, moz­za­re­lla, lon­ga­li­za de Valls y buti­fa­rra negra, todos ellos mari­da­dos con seis vinos de la DOP Tarra­go­na, de mano de la enó­lo­ga Eli­sa Ribé.

El calçot de Valls, que se ha con­ver­ti­do en uno de los pro­duc­tos de la tie­rra más popu­la­res de Cata­lu­ña, está reco­no­ci­do por la Indi­ca­ción Geo­grá­fi­ca Pro­te­gi­da, para ello tie­ne que tener una lon­gi­tud de 15 a 25 cm, y un dia­me­tro de entre 1,7 y 2,5 cm.

A su vez, Capra­bo, que es la empre­sa de super­mer­ca­dos más anti­gua de Espa­ña, ya que se fun­dó en 1959, es el úni­co super­mer­ca­do que cuen­ta con los 11 pro­duc­tos con la Deno­mi­na­ción de Ori­gen Pro­te­gi­da de Cata­lu­ña, sien­do así la com­pa­ñía de super­mer­ca­dos que más apues­ta por la pro­duc­ción de pro­xi­mi­dad.

Ade­más, y des­de 2015, ha fir­ma­do un acuer­do tan­to con la Fede­ra­ción Cata­la­na de DOP e IGP, como con la Fede­ra­ción Cata­la­na de Coope­ra­ti­vas Agra­rias (FCAC), enmar­cán­do­se ambos en el Pro­gra­ma de Pro­xi­mi­dad por Comar­cas de Capra­bo, dan­do así acce­so en sus tien­das a 2.600 pro­duc­tos de más de 300 peque­ños pro­duc­to­res, regis­tran­do unas ven­tas de 28 millo­nes de euros anua­les en pro­duc­ción de pro­xi­mi­dad. Capra­bo tras esta gran apues­ta por el pro­duc­to km.0, pre­vé incre­men­tar un 15% la ven­ta de calçots esta tem­po­ra­da.

Capra­bo a casa, para la com­pra de ali­men­ta­ción por inter­net. Telé­fono de aten­ción al clien­te 902 336 060.

Ofi­ci­na de turis­mo de Valls, email: turisme@valls.cat. Telé­fono 977 612 530

© 2018 Raquel Carrio. All rights reser­ved.

El grupo Highgate abre el hotel The Gates Diagonal Barcelona en Glorias, la zona que Ildefons Cerdà vaticinó como nuevo centro de la ciudad

¿Te ima­gi­nas un hogar con sofás a medi­da de Inter­de­cor, már­mol de Tac­chi­ni y Flex­form, alfom­bras de la colec­ción Tres de Nani­mar­qui­na, la lám­pa­ra Pal­ma de Anto­ni Aro­la fabri­ca­da por Vibia, y todo esto enmar­ca­do en el Pro­yec­to de inte­rio­ris­mo de Car­men Laner? ¡Ese sue­ño hecho reali­dad es el hotel The Gates Dia­go­nal Bar­ce­lo­na!

El gru­po de inver­sions hote­le­ras High­ga­te, que es el mayor ope­ra­dor de Manhat­tan, fun­da­do hace 30 años en Esta­dos Uni­dos, y con más de 100 hote­les en todo el mun­do, creó en 2016 su pri­me­ra mar­ca pro­pia, “The Gates”. Con dos hote­les en Mia­mi, y con Bar­ce­lo­na como pri­me­ra ciu­dad de par­ti­da en su anda­du­ra euro­pea, ha abier­to el hotel The Gates Dia­go­nal Bar­ce­lo­na, con la inten­ción de con­ver­tir­se en la expe­rien­cia más ele­gan­te posi­ble al lado de la Torre Agbar y con unas vistas 360º sobre toda la ciu­dad.

THE GATES Fotografía de José Salto

Inte­rior de The Gates Hotel Dia­go­nal Bar­ce­lo­na. Foto­gra­fía de José Sal­to

 

A fina­les del siglo XIX, Ilde­fons Cer­dá vati­ci­nó, como nue­vo cen­tro de la ciu­dad de Bar­ce­lo­na, la zona ubi­ca­da en la mis­ma ave­ni­da Dia­go­nal, jun­to a la Pla­za de las Glo­rias Cata­la­nas, dise­ñan­do un rompe­dor e inno­va­dor pro­yec­to urba­nís­ti­co ya en el año 1860. Este nue­vo encla­ve que aspi­ra a con­ver­tir­se en cen­tro neu­rál­gi­co de la ciu­dad, se encuen­tra apro­xi­ma­da­men­te a 3 kms de la Pla­za Cata­lu­ña, tra­di­cio­nal­men­te con­si­de­ra­do como epi­cen­tro de Bar­ce­lo­na y pun­to estra­té­gi­co equi­va­len­te al km.0 de la Puer­ta del Sol de Madrid pero sin resul­tar apa­bu­lla­do por una legión de turis­tas.

Actual­men­te, La Pla­za de las Glo­rias Cata­la­nas, es una de las obras más gran­des en cons­truc­ción en Bar­ce­lo­na, con una fecha pre­vis­ta de fina­li­za­ción para el año 2020, que con­ta­rá con un nue­vo par­que, dise­ña­do por Ana Coello, en cola­bo­ra­ción con Agen­ce Ter, que pro­por­cio­na­rá ins­ta­la­cio­nes eco­ló­gi­cas muy nece­sa­rias y atrac­ti­vas en la Ciu­dad Con­dal, y que ser­vi­rán de pul­món ver­de a esta nue­va zona pun­te­ra.

En esta mara­vi­llo­sa zona, que antes de que nos demos cuen­ta ten­drá sus obras feliz­men­te fina­li­za­das, se encuen­tra The Gates Dia­go­nal Bar­ce­lo­na, que no solo es acce­si­ble para hués­pe­des del mis­mo, si no tam­bién para el públi­co local que quie­ra huir de sus queha­ce­res dia­rios y dis­fru­tar de una expe­rien­cia de lujo y con­fort. Alber­ga una cafe­te­ría de invierno, una terra­za o beer gar­den (a pie de calle en el late­ral oes­te, al lado de la Torre Glo­rias), y un roof top con vis­tas pri­vi­le­gia­das, conec­tan­do así toda la van­guar­dia y la ener­gía de la cos­mo­po­li­ta ciu­dad de Nue­va York con la rebo­san­te crea­ti­vi­dad de Bar­ce­lo­na.

Este extra­or­di­na­rio hotel de 4*, que cuen­ta con 9 plan­tas, 240 habi­ta­cio­nes, y un lobby recien­te­men­te reno­va­do, ofre­ce un inte­rior muy ani­ma­do y con una gran acti­vi­dad, recor­dan­do así el rit­mo de la ciu­dad en el exte­rior pero tras­la­da­da al inte­rior como una pie­za más del teji­do urbano. Este ves­tí­bu­lo, ade­más, está lleno de arte y dise­ño, hacien­do refe­ren­cia a la ciu­dad his­tó­ri­ca y con­tem­po­rá­nea que es Bar­ce­lo­na, mar­can­do así la este­la de los pró­xi­mos empla­za­mien­tos euro­peos de la cade­na.

Sus mayo­res atrac­ti­vos qui­zás resi­dan en la deco­ra­ción, pre­do­mi­nan­te­men­te de már­mol, latón y made­ra de nogal, que se encuen­tran dis­tri­bui­das por todas sus áreas, inclu­so en la biblio­te­ca y la recep­ción, don­de las recrea­cio­nes artís­ti­cas recuer­dan al Eixam­ple de Bar­ce­lo­na des­de las coli­nas cir­cun­dan­tes has­ta el Mar Medi­te­rrá­neo, y con unos volú­me­nes cur­va­dos y aca­ba­dos en yeso, jus­to don­de se encuen­tra su bar de cóc­te­les, que hará las deli­cias del pala­dar de los más enten­di­dos en la mate­ria.

Para la esca­le­ra del sótano de este lujo­so y ele­gan­te hotel, se ha ele­gi­do un dise­ño mural del artis­ta Gar­cía Her­nán­dez, que recrea un mapa visual de las silue­tas de los edi­fi­cios icó­ni­cos, inclui­do el pro­pio hotel, dise­ña­do por el arqui­tec­to Juli Cape­lla en 2004. El mis­mo artis­ta tam­bién es res­pon­sa­ble de la cari­ca­tu­ra de Ilde­fons Cer­dá, orgu­llo­sa en su lugar fren­te a la mesa de billar, cer­ca de la entra­da al Piano-Res­tau­rant del hotel.

Bajo el sello ‘Local, Authen­tic and Uncon­ven­tio­nal’, The Gates Dia­go­nal Bar­ce­lo­na supon­drá la cul­mi­na­ción más com­for­ta­ble y con la deco­ra­ción más cui­da­da del pro­ce­so de trans­for­ma­ción de las Glo­rias, que hará dudar tan­to a visi­tan­tes como a resi­den­tes en Bar­ce­lo­na de cuál es el ver­da­de­ro cen­tro de la ciu­dad.

The Gates Hotel Dia­go­nal Bar­ce­lo­na, Ave­ni­da Dia­go­nal 205, 08018 Bar­ce­lo­na. Telé­fono 934 895 300

© 2018 Raquel Carrio. All rights reser­ved.

El restaurante Garden Pizza by Rafa Panatieri en Gracia nos hace disfrutar de la pizza italiana más auténtica con ingredientes del país

Rafa Pana­tie­ri, bra­si­le­ño de abue­los ita­lia­nos, y Jor­ge Sas­tre, madri­le­ño afin­ca­do en Bar­ce­lo­na, se cono­cie­ron mien­tras ambos tra­ba­ja­ban para el ya cerra­do, con una Estre­lla Miche­lin, Roca Moo en el Hotel Omm, el ele­gan­te alo­ja­mien­to de dise­ño y con encan­to situa­do jun­to al cén­tri­co y comer­cial Pas­seig de Grà­cia bar­ce­lo­nés. Rafa era enton­ces el chef eje­cu­ti­vo del mis­mo y Jor­ge su segun­do de coci­na, y ambos pusie­ron en mar­cha el gran sue­ño de crear un res­tau­ran­te, y más con­cre­ta­men­te una piz­ze­ría, pero no una cual­quie­ra: la mejor piz­ze­ría de Bar­ce­lo­na. Para este ambi­cio­so pro­yec­to se le unió Leo­nar­do Tro­fe, quien fue­ra res­pon­sa­ble de I+D en el Moo.

El Gar­den Piz­za se empla­za en pleno barrio de Gra­cia, muy cer­ca de la para­da de metro de Joa­nic, y no lo hace en un local cual­quie­ra, si no que el espa­cio es real­men­te una casa del siglo XIX, en con­cre­to del año 1870, que había alber­ga­do ya uno de los pri­me­ros mexi­ca­nos de Bar­ce­lo­na, el res­tau­ran­te “Can­ti­na Mexi­ca­na”, don­de se pre­pa­ra­ba uno de los mejo­res Mar­ga­ri­ta que sus acé­rri­mos clien­tes habían pro­ba­do has­ta enton­ces, sin nece­si­dad de trans­por­tar­se al país del con­ti­nen­te ame­ri­cano y sin tener que sopor­tar el ago­ta­dor jet lag.

 

baldosas con el mosaico hidráulico hexagonal

Bal­do­sas con el mosai­co hidráu­li­co hexa­go­nal en Gar­den Piz­za

 

¿Y por qué afir­ma­mos, sin mie­do a equi­vo­car­nos, que Gar­den Piz­za pue­de ser ya con­si­de­ra­da la mejor piz­ze­ría de Bar­ce­lo­na? Cua­tro son las razo­nes que nos lle­van a esta ase­ve­ra­ción y que nos hacen que­rer repe­tir sine die esta expe­rien­cia tan pla­cen­te­ra gas­tro­nó­mi­ca y artís­ti­ca­men­te hablan­do:

  • Las masas se ela­bo­ran con hari­na de capu­to rojo, que traen des­de Ita­lia y son some­ti­das a un pro­ce­so de fer­men­ta­ción de 72 horas, lo que faci­li­ta su diges­tión y pro­por­cio­na un sabor nun­ca vis­to antes en la masa de piz­za y en la focac­cia con rome­ro que ofre­cen como entran­te en su car­ta.
Berenjena ahumada, estragón y queso casín

Beren­je­na ahu­ma­da, estra­gón y que­so casín en Gar­den Piz­za

 

  • El pomo­do­ro tam­bién vie­ne direc­ta­men­te del país de la bota, aun­que tam­bién se han traí­do sus semi­llas, para poder pro­du­cir­lo en bre­ve aqui.
  • Para los ingre­dien­tes de las piz­zas han opta­do por el pro­duc­to espa­ñol com­pra­do siem­pre que es posi­ble direc­ta­men­te al pro­duc­tor, y pre­fe­ri­ble­men­te de km.0, como es la ceci­na de León, la sobra­sa­da de Mallor­ca, el que­so de Mahón, la cala­ba­za, el bonia­to, una varie­dad de que­sos astu­ria­nos, el jamón ibé­ri­co… todo con el fin de bus­car el mayor para­le­lis­mo posi­ble entre las piz­zas clá­si­cas ita­lia­nas y el mejor pro­duc­to que encuen­tran aquí.

 

Pizza de calabaza, mozzarella, boniato, ricotta de cabra y panceta ibérica adobada.

Piz­za de cala­ba­za, moz­za­re­lla, bonia­to, ricot­ta de cabra y pan­ce­ta ibé­ri­ca ado­ba­da. Detrás piz­za de strac­cia­te­lla, toma­te y pes­to de albaha­ca. En Gar­den Piz­za

 

  • Son el pri­mer y úni­co esta­ble­ci­mien­to hos­te­le­ro que cuen­ta con hela­dos, sor­be­tes y polos Rocam­bo­lesc, ori­gi­nal­men­te dis­pues­tos en un carri­to den­tro del pro­pio res­tau­ran­te, y todo gra­cias a la gran alian­za crea­da con sus ante­rio­res “jefes” y crea­do­res de estos pos­tres: los tries­tre­lla­dos her­ma­nos Roca.
Postres de los hermanos Roca

Pos­tres de Rocam­bo­lesc en Gar­den Piz­za

 

A más a más, y por si todo el ele­men­to gas­tro­nó­mi­co de alta cali­dad que pode­mos encon­trar en el Gar­den Piz­za no fue­ra sufi­cien­te, la casa en la que se ha dis­pues­to el res­tau­ran­te, es una vivien­da moder­nis­ta que ya solo por la épo­ca en la que se cons­tru­yó, pode­mos ima­gi­nar que escon­de entre sus deci­mo­nó­ni­cas pare­des un gran núme­ro de memo­rias y viven­cias. En el s. XIX Bar­ce­lo­na sufría los ava­ta­res de la tur­bu­len­ta épo­ca que le toca­ba vivir, tras las tres gue­rras car­lis­tas, el Esta­do de Sitio de 1868, y nume­ro­sas huel­gas, barri­ca­das y enfren­ta­mien­tos. La lle­ga­da de la Res­tau­ra­ción, sin embar­go, supu­so un apa­ci­gua­mien­to de las ten­sio­nes socia­les, y con ella, se ini­ció una épo­ca dora­da para la ciu­dad des­de un pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co, artís­ti­co y monu­men­tal, sur­gien­do esos años joyas de nues­tra ciu­dad como Las Ram­blas, el pla­nea­mien­to del Ensan­che, y nume­ro­sos edi­fi­cios civi­les.

Carrito de helados de los hermanos Roca

Carri­to de hela­dos de Rocam­bo­lesc. En Gar­den Piz­za

 

Así, y como recuer­do vivo e imbo­rra­ble de todo esto, en el local de Rafa Pana­tie­ri aún pode­mos dis­fru­tar de las famo­sas bal­do­sas con el mosai­co hidráu­li­co hexa­go­nal ori­gi­na­les, qui­zás unas de las obras no arqui­tec­tó­ni­cas más foto­gra­fia­das de Gau­dí, que pro­yec­tó a prin­ci­pio del s.XX jun­to a Esco­fet, con el fin de reha­bi­li­tar vivien­das del siglo ante­rior.

El resul­ta­do de todo esto es una car­ta con pocos entran­tes (ensa­la­das de tem­po­ra­da, can­sa­la­da y ceci­na ) y diez piz­zas, inclu­yen­do una espe­cia­li­dad de la sema­na. Impres­cin­di­ble tan­to la piz­za de cala­ba­za y bonia­to, con rico­ta de cabra y pan­ce­ta ibé­ri­ca, como tam­bién la de toma­te, strac­cia­te­lla y pes­to de albaha­ca.

Gar­den Piz­za by Rafa Pana­tie­ri, Carrer Encar­na­ció, 51 08024 Bar­ce­lo­na. Telé­fono 931 376 385. Acep­tan reser­vas tele­fó­ni­cas.

© 2018 Raquel Carrio. All rights reser­ved.

 

Gatsby, el dinner show más elegante de Barcelona

A little party never killed nobody

Gatsby va por su cuar­ta tem­po­ra­da y se ha con­ver­ti­do en el lugar pre­fe­ri­do de las cele­bri­ties y de la gen­te gua­pa de la Ciu­dad Con­dal, el lugar don­de hay que estar para ver y ser vis­to. Caras cono­ci­das de depor­tis­tas de éli­te, acto­res, mode­los, pre­sen­ta­do­res de tele­vi­sión así como estre­llas inter­na­cio­na­les de paso por la ciu­dad se mez­clan con una clien­te­la joven de más de 28 años que quie­re beber­se la noche y tam­bién bue­nos cóc­te­les.

Interior de Gatsby

Inte­rior de Gatsby

 

Local ambien­ta­do en los locos y con­tra­dic­to­rios años 20 cuan­do impe­ra­ba la Ley Seca en Nue­va York, y como no podía ser de otra for­ma, toma pres­ta­do su nom­bre de “El Gran Gatsby”, la obra cum­bre del autor nor­te­ame­ri­cano F. Scott Fitz­ge­rald que se ins­pi­ró en las fas­tuo­sas fies­tas que vivió en la cer­ca­na Long Island, en esa peli­gro­sa déca­da del siglo XX cuan­do se bebía alcohol en exce­so y de una for­ma exa­ge­ra­da y des­pro­por­cio­na­da. Y como Di Caprio, en la ver­sión cine­ma­to­grá­fi­ca del 2013, que entra en un spea­keasy escon­di­do detrás de una bar­be­ría, aho­ra que ya no están prohi­bi­dos, se sigue con­ser­van­do esa cos­tum­bre de que sea un poco ines­cru­ta­ble su acce­so, y Gatsby no podía ser ajeno a esta prác­ti­ca, por ello no está a la vis­ta, pero sí en el cen­tro neu­rál­gi­co del ocio bar­ce­lo­nés, en la calle Tuset.

Expositor de máscaras en Gatsby

Expo­si­tor de más­ca­ras en Gatsby

 

Un cohe­ren­te rótu­lo art déco con su nom­bre, Gatsby, enmar­ca­do entre líneas rec­tas,  es la úni­ca señal visi­ble de que den­tro se vive una gran fies­ta. Las ganas de diver­sión per­du­ran en el tiem­po, y el gla­mour y la opu­len­cia va pare­jo a ese movi­mien­to artís­ti­co.

Actuación en Gatsby

Actua­ción en Gatsby

 

El espéc­tacu­lo dura todo el hora­rio de la cena, con actua­cio­nes cada 15 minu­tos, inter­ca­lan­do can­cio­nes, bai­les en direc­to, acro­ba­cias, con­tor­sio­nis­tas, artis­tas de caba­ret, etc. Lour­des Gua­da­lu­pe está a car­go de la direc­ción artís­ti­ca y res­pon­sa­ble de la ele­gan­cia de los shows para gus­tar a todos los asis­ten­tes, recor­dan­do aque­llas noches de la Sca­la de Bar­ce­lo­na. Cada día de la sema­na está dedi­ca­do a un tema dife­ren­te, a saber: los miér­co­les está pro­gra­ma­do Los San­tos con r&b y gui­ños lati­nos, los jue­ves se dedi­ca a Juke Box con éxi­tos de los noven­ta y del 2000. Los fines de sema­na actuán Las Divas recrean­do los hits de las más gran­des can­tan­tes. Los shows se renue­van cada 6 meses.

Antifaz para chicas

Anti­faz para chi­cas en Gatsby

 

El res­tau­ran­te está espe­cia­li­za­do en gas­tro­no­mía medi­te­rrá­nea con pin­ce­la­das inter­na­cio­na­les, y con espe­cial rele­van­cia en los maris­cos, car­nes y su sor­pren­den­te bode­ga de vinos. En los entran­tes triun­fan sus ostras Gui­llar­deau, el foie mi-cuit o el jamón de bello­ta 100% ibé­ri­co 5J, y de pla­tos prin­ci­pa­les des­ta­can el tar­tar de atún y agua­ca­te, el steak tar­tar, el lomo bajo de wag­yu, el chu­le­tón de vaca rubia, o el arroz melo­so con cala­ma­res y alca­cho­fas.

Pla­tos degus­ta­dos:

  • Ensa­la­da de burra­ta, toma­tes che­rries asa­dos y albaha­ca.
Ensalada de burrata

Ensa­la­da de burra­ta

 

  • Foie mi-cuit cura­do arte­sa­nal­men­te con con­fi­tu­ra de fru­tos rojos y pan de espe­cias.
  • Tar­tar de atún rojo, agua­ca­te, hue­vas de tru­cha y toques pican­tes.
Tartar de atún rojo

Tar­tar de atún rojo

 

  • Cro­que­tas melo­sas de jamón ibé­ri­co.
  • Lomo de sal­món con ver­du­ras sal­tea­das y sal­sa teri­ya­ki.
  • Pale­ti­lla de cor­de­ro des­hue­sa­da con cre­mo­so de pata­tas y jugo de rome­ro.
  • Brow­nie de cho­co­la­te con nue­ces y sal­sa de cho­co­la­te calien­te.
Brownie de chocolate

Brow­nie de cho­co­la­te

 

Cui­da­dos deta­lles que no pasan des­aper­ci­bi­dos como el anti­faz de enca­je para las chi­cas, deli­ca­da­men­te situa­do enci­ma de una inma­cu­la­da ser­vi­lle­ta de color blan­co nuclear, o las más­ca­ras de car­na­val colo­ca­das en un expo­si­tor, qui­zás usa­das algu­nas vez en Il Ballo del Doge que la gran anfi­trio­na Anto­nia Saut­ter orga­ni­za cada año en el Palaz­zo Pisa­ni Moret­ta del Gran Canal de Vene­cia. Pre­fa­cio de que comien­za así una sen­sual noche don­de el espec­tácu­lo y la gas­tro­no­mía se mari­da a par­tes igua­les.

Cóctel en Gatsby

Cóc­tel en Gatsby

 

Gatsby Tuset, 19 Bar­ce­lo­na 08006 Telé­fono 937 004 453. Hora­rio de miér­co­les y jue­ves de 21h a 2:30h y vier­nes y sába­do de 20:30h a 3h. Cada noche hay dos sesio­nes, la pri­me­ra has­ta las doce con las cenas y des­pués de esa hora mesas con bote­llas y bai­le con sesión de Dj. Su espa­cio tam­bién está dis­po­ni­ble para even­tos pri­va­dos, tan­to de par­ti­cu­la­res como de gran­des empre­sas, con capa­ci­dad para más de 140 per­so­nas. Este local per­te­ne­ce al gru­po Sut­ton jun­to con otros como el Club Sut­ton, la sala Biki­ni o el Impe­ra­tor, todos pro­pie­dad de la fami­lia Cano.

© 2018 José María Toro. All rights reser­ved.

La guía de los Supervinos 2019, te la llevarás cada vez que vayas al supermercado

El pasa­do 18 de octu­bre, Joan C. Mar­tín hom­bre rena­cen­tis­ta, enó­lo­go, direc­tor de los cur­sos de eno­lo­gía Avla Viní­co­la, se per­so­nó en el res­tau­ran­te Mal­pa­so para pre­sen­tar ante la pren­sa bar­ce­lo­ne­sa Los Super­vi­nos 2019 (Lin­ce Edi­cio­nes), una de las guías más intere­san­tes y mejor valo­ra­das sobre cal­dos, a la par que diri­gió la cata/competición de la que sur­gi­rá el super­vino de este año, por lo que fue nece­sa­rio poner a cien todos los sen­ti­dos para pun­tuar cin­co vinos y un cava, con­ten­dien­tes todos ellos en esta encar­ni­za­da lucha por tan afa­ma­do trono.

 

Joan C. Martin

Joan C. Mar­tín

 

Aho­ra bien ¿un super­vino? ¿un mega­vino? Por muy pan­ta­grué­li­cos que pue­dan sonar ambos con­cep­tos, hacen refe­ren­cia, sin qui­tar épi­ca algu­na, a aque­llos vinos que se pue­den encon­trar en el lineal del super­mer­ca­do con pre­cios por deba­jo de los 14,99 euros en el caso de los mega­vi­nos y de los 6,99 euros si se tra­ta de super­vi­nos. Por lo tan­to, aten­dien­do a estos pre­cios, es fácil dedu­cir que la inten­ción de esta guía es la de acer­car de for­ma demo­crá­ti­ca gran­des vinos ensom­bre­ci­dos por las con­di­cio­nes del mer­ca­do y cuyo valor es supe­rior al mar­ca­do por las eti­que­tas,  a un públi­co que ten­drá que dejar a un lado sus pre­jui­cios, ape­lar al sen­ti­do común y, por supues­to, dejar­se tute­lar en este labe­rin­to eno­ló­gi­co que es la reali­dad de los súper e hiper­mer­ca­dos, por la guía Los Super­vi­nos 2019.

Una selec­ción de más de cien­to cua­ren­ta vinos da una idea del duro tra­ba­jo que ha supues­to la rea­li­za­ción de esta guía. Enfren­tán­do­se a sis­te­mas de com­pra en los que la logís­ti­ca en muchos casos per­ju­di­ca­ba más que ayu­da­ba, Joan reco­rrió cator­ce cade­nas de super­mer­ca­dos e hiper­mer­ca­dos dis­tri­bui­dos en nue­ve comu­ni­da­des autó­no­mas para, como se ha comen­ta­do antes, acer­car sin mar­gi­na­ción, bue­nos, muy bue­nos vinos a todos los bol­si­llos.

La guía de Los Super Vinos 2019

La guía de Los Super­vi­nos 2019

 

En esta edi­ción de Los Super­vi­nos 2019, se ha pres­ta­do espe­cial aten­ción a la nue­va ola de vinos eco­ló­gi­cos, natu­ra­les y bio­di­ná­mi­cos que van abrién­do­se paso en los linea­les de los súper, a esos vinos anda­lu­ces que tan bue­nos recuer­dos están dejan­do en pala­da­res y a la inclu­sión de cavas en sus pági­nas. Todo un indi­ca­dor que hace pen­sar en la ofer­ta de cali­dad y varie­dad de vinos espa­ño­les en los super­mer­ca­dos.

Los Super­vi­nos 2019, un libro cla­ve tan­to si se es aman­te del vino como del cava que no pue­de fal­tar en nues­tras pla­cen­te­ras visi­tas a esa región del super­mer­ca­do en la que se escon­den ver­da­de­ros teso­ros.

© 2018 Aarón Gon­zá­lez . All rights reser­ved.

 

Un mordisco (sin gluten) a Canadá

Cana­dá es espa­cio­sa y ver­de como un cam­po de fút­bol gigan­te o de lacros­se, el jue­go nacio­nal jun­to con el hoc­key sobre hie­lo. Una cifra de sólo trein­ta y seis millo­nes de habi­tan­tes en el segun­do país más gran­de del mun­do per­mi­te que aquí se pue­da vivir hol­ga­da­men­te. Bas­ta con ver los jar­di­nes de las casas con sus mesi­tas y mece­do­ras. Hay cés­ped por todos los lados, has­ta en medio de los carri­les de las auto­pis­tas. Y hay lagos gigan­tes y gla­cia­res, balle­nas, islas, cam­pos de golf por doquier, bode­gas y ciu­da­des afa­bles como el carác­ter de los cana­dien­ses. Al menos en el mor­dis­co dul­ce y sin glu­ten que sabo­reé. Por­que este es un país tan inmen­so que no creo ni que su sobe­ra­na, la Rei­na Isa­bel II, lo haya reco­rri­do de nor­te a sur. Nece­si­ta­ría mucho tiem­po. Cuan­do deci­des ir a Cana­dá a menos de que dis­pon­gas de un par de meses, como míni­mo, debes ele­gir. Mi opción, como pri­mer acer­ca­mien­to a este enor­me país es la cos­ta este. Un coche en el aero­puer­to de Toron­to y todo a babor entre camio­nes gigan­tes­cos, algu­nos de pelí­cu­la, y cara­va­nas de todo tipo. Aquí casi todo el mun­do tie­ne una en el patio de su casa.  

Típicas casas canadienses en una calle de Gananoche

Sto­ne­wa­ter Bed and Break­fast en Gana­no­que

 

El pri­mer pun­to impor­tan­te del reco­rri­do des­pués de hacer noche en Osha­wa, es Kings­ton. En esta peque­ña ciu­dad, la más anti­gua de Cana­dá se res­pi­ra un ambien­te entre clá­si­co y moderno ade­re­za­do con mucho jazz en vivo. Hay tien­de­ci­llas y bares para ele­gir. Como a gus­tos eco no hay quien me gane, me que­do con un vis­to­so super­mer­ca­do de pro­duc­tos natu­ra­les, muchos a gra­nel: el Tara Natu­ral Foods, don­de com­pra­mos una miel deli­cio­sa, y Le Chien Noir, un bis­tro fran­cés con vinos de un mon­tón de sitios, has­ta alba­ri­ños había, y unas ensa­la­das espec­ta­cu­la­res.

Kingston

Kings­ton

 

A unos 30 kiló­me­tros de Kings­ton, la cita abso­lu­ta­men­te inelu­di­ble es en Gana­no­que. Este curio­so pue­ble­ci­to rezu­ma tran­qui­li­dad en sus calles pla­ga­das de las típi­cas casas bajas cana­dien­ses con sus ban­de­ras ondean­tes. Dan ganas de poner­se unas mallas y unas zapa­ti­llas de depor­te y lan­zar­se a correr por sus par­ques, don­de por cier­to, vi plan­ta­das coli­flo­res. Su pun­to fuer­te, ade­más de su cal­ma inque­bran­ta­ble, es ser mue­lle de par­ti­da hacia las famo­sas Mil Islas, un fan­tás­ti­co must cuan­do via­jas a la zona. Un lugar ideal para dor­mir jun­to al puer­to es el Sto­ne­wa­ter Manor B&B. Las habi­ta­cio­nes son pre­cio­sas y sus due­ños que tam­bién regen­tan un fabu­lo­so pub irlan­dés ane­xo (con bur­gers glu­ten free, algu­nas vega­nas) son encan­ta­do­res. Ade­más, sir­ven unos desa­yu­nos esplén­di­dos que inclu­yen unas tos­ta­das sin glu­ten con man­te­qui­lla y una tor­ti­lla de cham­pi­ño­nes para llo­rar de ale­gría.

Casa en las Mil Islas

Casa en las Mil Islas

 

Otta­wa, capi­tal can­dien­ses y siguien­te para­da, se mere­ce medio día de via­je y una noche en el Blue Cac­tus para beber una copa de vino del Niá­ga­ra con una ban­de­ja gigan­te de bonia­to fri­to. Antes, visi­ta los pues­tos y cafés del ani­ma­do mer­ca­do Byward, las exclu­sas del Canal Rideau, los edi­fi­cios del Par­la­men­to que recuer­dan al West­mins­ter de Lon­dres y, si tie­nes tiem­po, la Natio­nal Gallery. Lue­go sigue tu rum­bo sin mirar atrás.

Ottawa

Un rin­cón para wine­lo­vers en Otta­wa

 

Des­pués de Otta­wa nos diri­gi­mos hacia el Par­que Nacio­nal de la Mau­ri­cie y hace­mos para­da para dor­mir y cenar en Sha­wi­ni­gan a pocos kiló­me­tros del Par­que. Este refu­gio natu­ral don­de habi­tan osos negros, alces y cas­to­res, es una autén­ti­ca mara­vi­lla, sobre todo cuan­do des­cu­bri­mos una pla­ya desier­ta en uno de los lagos que la inun­dan. Qué bien sabe un baño en aguas cris­ta­li­nas. Un pic­nic con pro­duc­tos de la zona y a soñar. Rum­bo al nor­te, tras aban­do­nar el Par­que, reco­rre­mos un para­je pla­ga­do de lagos para dor­mir en La Tuque, una loca­li­dad con su pro­pia esta­ción de esquí alpino, don­de reco­mien­do el BB La gui­te du parc. Si eres glu­ten free, éste es tu lugar por­que su due­ña es celía­ca. Como una de las carac­te­rís­ti­cas de la con­di­ción cana­dien­se jun­to con la ama­bi­li­dad es la hones­ti­dad, hacien­do caso a nues­tra anfi­trio­na, cena­mos en Le Boke: bue­nos vinos y un con­fit de pato con risot­to de setas y ver­du­ri­tas para recor­dar todo el via­je.

Parque Nacional de La Maurice

Par­que Nacio­nal de La Mau­ri­ce

 

Des­de La Tuque avan­za­mos hacia el Lago St. Jean duran­te desér­ti­cos kiló­me­tros para dar­nos un bañi­to hela­do en la villa de Rover­bal y aca­bar en la ciu­dad de Alma, con­cre­ta­men­te en La Mai­son de Mate­lot, un sen­ci­llo hote­li­to de 5 habi­ta­cio­nes, una terra­za con vis­tas de agua dul­ce y deli­cio­sos desa­yu­nos glu­ten free. La vida es her­mo­sa. A ori­llas del lago, pre­cio­sas casi­tas se suce­den. Es el lujo cana­dien­se que con­sis­te en tener a tu dis­po­si­ción un tro­ci­to de lago con un embar­ca­de­ro o unas tum­bo­nas. Así que sal­vo en las pla­yas auto­ri­za­das, los acce­sos a St. Jean son pri­va­dos. Un lugar ideal en el Lago para coger una bici y pasar el día con un buen pic­nic es el Par­que Nacio­nal de la Poin­te-Tai­llon, un refu­gio de cas­to­res y pre­cio­sos sen­de­ros acom­pa­ña­do de kiló­me­tros de pla­yas sose­ga­das. Al nor­te del lago Saint Jean, visi­ta el peque­ño pue­blo de Perin­bo­ka. Pedi­rás a tu dios o a la lote­ría nacio­nal asi­lo en uno de esos rin­co­nes.

Maison de Matelot

Mai­son de Mate­lot

 

Des­pués de aban­do­nar Alma y haber cena­do en Mario Trem­blay o en el Café du Clo­cher, en ambos sir­ven un jugo­so sal­món, dirí­ge­te a Tados­sac pasan­do por el fan­tás­ti­co Par­que Nacio­nal des Monts Valin. Los lagos siguen sien­do los mejo­res com­pa­ñe­ros pero su pla­ci­dez y sus fan­tás­ti­cas casas no dejan de asom­brar al visi­tan­te. Tados­sac es uno de los luga­res del mun­do más impor­tan­tes para avis­tar balle­nas, ade­más de situar­se jun­to a un her­mo­so fior­do. Los cetá­ceos se pue­den divi­sar des­de un bar­co o zodiac pero tam­bién a sim­ple vis­ta des­de la cos­ta. Reco­rre el paseo que par­te del puer­to y si vas entre junio y noviem­bre las verás jugue­tean­do entre las olas. El pue­blo es un encla­ve agra­da­ble y ani­ma­do en medio de la tran­qui­la Cana­dá. Ade­más, alber­ga una pre­cio­sa capi­lla que es la igle­sia de made­ra más anti­gua del país. Para tomar una ensa­la­da de pato o una bur­ger de sal­món (opción glu­ten free) pasa por el Pick Up Gri­llé. Para el mejor café (bio) de la zona, acér­ca­te al vecino pue­blo de L’An­se de Roche. En el úni­co que hay, el Cas­ta Fjord, su estram­bó­ti­ca encar­ga­da hará que el paseo merez­ca aún más la pena. Para una cena deli­cio­sa dirí­ge­te al Café Bohè­me. Un con­se­jo, como no admi­ten reser­vas, vete como a eso de las 8:30h (cie­rran a las 10h) cuan­do los “no espa­ño­les” están ter­mi­nan­do.

Tadossac

Café Bohè­me en Tados­sac

 

En Que­bec, la úni­ca ciu­dad amu­ra­lla­da del Nor­te de Amé­ri­ca, hue­le a Paris y a las palo­mi­tas con man­te­qui­lla y cara­me­lo de Marys. Me enten­de­rás cuan­do la visi­tes. Pasea por sus calles, entra en sus gale­rías de arte y sus tien­das de anti­güe­da­des. Date un paseo por el mer­ca­do, com­pra las man­za­nas y fre­sas más vivas que he vis­to y si nece­si­tas algo más dul­ce prue­ba el siro­pe de Maple. No te olvi­des de dis­fru­tar de un almuer­zo eco­ló­gi­co en el bis­tro orga­nic L’ory­gin (tie­nen una car­ta de vinos inmen­sa) y para cenar y arrui­nar la die­ta del medio día, toma una fan­tás­ti­ca piz­za de que­so de cabra sin glu­ten en La Piaz­zet­ta. Y ya que esta­mos de que­sos, encuen­tra los mejo­res, inclui­dos algu­nos de Fuer­te­ven­tu­ra, en la calle Saint Jean (Épi­ce­rie Euro­péen­ne), don­de podrás escu­char músi­ca en vivo en algu­nos de sus loca­les. Recuer­da visi­tar el barrio de Saint Roth para cono­cer la par­te más alter­na­ti­va de la city y sus múl­ti­ples cafe­te­rías. Por cier­to, en esta ciu­dad se habla espa­ñol. En cin­co esta­ble­ci­mien­tos encon­tra­mos encan­tan­do­res cana­dien­ses que lo domi­na­ban a la per­fec­ción. Nues­tra elec­ción para dor­mir fue una habi­ta­ción abuhar­di­lla­da en el sen­ci­llo y pin­to­res­co hote­li­to Mai­son Ste-Ursu­le, den­tro del colo­ri­do y musi­cal cas­co his­tó­ri­co.

Quebec. La Perle

Que­bec. La Per­le

 

La últi­ma para­da de nues­tro via­je es la ciu­dad de Toron­to, una gran urbe de más de seis millo­nes de per­so­nas pro­ve­nien­tes de todos los rin­co­nes del pla­ne­ta. Qui­zás Toron­to no tie­ne el saber estar ni la ele­gan­cia pari­si­na de Que­bec pero tie­ne chis­pa. Y de la bue­na. Bas­ta con cami­nar sus calles y acer­car­se al barrio bohe­mio de Ken­sing­ton para com­pro­bar­lo. Ropa de segun­da mano, tien­das bio y un mon­tón de gari­tos don­de tomar comi­das del mun­do ¿qué tal unos tacos y un mar­ga­ri­ta en el meji­cano Pan­cho y Emi­liano? Otro lugar imper­di­ble de la ciu­dad para los glu­ten free y tam­bién para los aman­tes de la comi­da vene­zo­la­na es el Are­pa Café, con pla­tos deli­cio­sos y con­tun­den­tes que sir­ven como cate­ring al equi­po local de béis­bol, el que­ri­do Blue Jays. En Toron­to, ade­más de pro­bar una deli­cio­sas pako­ras en Little India, visi­ta la famo­sa torre CN que lide­ra la ciu­dad des­de lo alto si no temes a las colas. Tam­bién, acér­ca­te a sus museos, al puer­to o a la cono­ci­da Casa Loma. Por últi­mo, no te olvi­des de tomar algo en el mer­ca­do de St. Law­ren­ce, el mejor del mun­do según Natio­nal Geo­graphic.

Centro de Toronto

Cen­tro de Toron­to

 

Para ter­mi­nar el mor­dis­co cana­dien­se, nos acer­ca­mos una jor­na­da a las famo­sas Cata­ra­tas del Niá­ga­ra. Por cier­to, cóm­pra­te un chu­bas­que­ro si no quie­res ter­mi­nar empa­pa­do. Lue­go, dis­fru­ta del día como quie­ras, tie­nes todo tipo de acti­vi­da­des para rea­li­zar pero no te que­des sin delei­tar­te con una copa de vino autóc­tono con vis­tas al estra­tos­fé­ri­co cau­dal de agua.

Cataratas del Niágara

Cata­ra­tas del Niá­ga­ra

 

Ya en el aero­puer­to Pear­son de Toron­to, rum­bo a casa, el ansia via­je­ra no ha que­da­do sacia­da. O a lo mejor es gula. La sen­sa­ción es la de que­rer ver más y más ver­de. Y más azul. En la son­ri­sa lle­vo el impul­so qui­mé­ri­co de tomar un coche o un avión y diri­gir­nos hacia Van­cou­ver para seguir des­cu­brien­do pai­sa­jes fan­tás­ti­cos y ciu­da­des ami­ga­bles. En el espí­ri­tu, el anhe­lo nave­gan­te de con­ti­nuar sabo­rean­do esa fru­ta enor­me y jugo­sa que es Cana­dá.

© 2018 Noe­mi Mar­tin . All rights reser­ved. 

 

 

 

 

La Associació d’ Hostalers de Cabrils organiza su 6ª ruta gastronómica con espíritu solidario en beneficio del Casal dels Infants de Barcelona

Des­de este 2 de noviem­bre y has­ta el pró­xi­mo día 3 de mar­zo del pró­xi­mo año, tie­ne lugar en la ciu­dad de Cabrils su 6ª ruta gas­tro­nó­mi­ca, “Des­TA­PA’T”, orga­ni­za­da por la Aso­cia­ción de Hos­te­le­ros de Cabrils, en cola­bo­ra­ción con cin­co res­tau­ran­tes, el patro­ci­nio de Font Vella e Inedit Damm y con el sopor­te del Ayun­ta­mien­to de Cabrils.

La ciu­dad, que se sitúa a tan solo 26 kiló­me­tros de Bar­ce­lo­na y a 10 kiló­me­tros de Mata­ró (capi­tal de la comar­ca del Mares­me, en cuyo cora­zón se encuen­tra Cabrils), cuen­ta con una ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca de lar­ga tra­di­ción hos­te­le­ra, sien­do un refe­ren­te en toda Cata­lun­ya y osten­tan­do el sello de #Vila­Gas­tro­nò­mi­ca.

Cartel de la 6a. Ruta Gastronòmica de Cabrils

Car­tel de la 6a. Ruta Gas­tro­nò­mi­ca de Cabrils

 

La Aso­cia­ción, que es una enti­dad con más de 20 años de his­to­ria, se creó con el obje­ti­vo de pro­mo­ver y dina­mi­zar la gas­tro­no­mía local de alta cali­dad. Actual­men­te está repre­sen­ta­da por ocho esta­ble­ci­mien­tos, seis res­tau­ran­tes (Ca l’Estrany, Can Rin, Sal i Pebre, L’Hort Cabrils, La Con­cor­dia y La Mos­se­ga­da) y dos hote­les (L’Hostal de la Plaça –tam­bién res­tau­ran­te- y Hotel Mas de Baix), todos ellos con un úni­co deno­mi­na­dor común: la pro­mo­ción de la cul­tu­ra gas­tro­nó­mi­ca local, los pro­duc­tos autóc­to­nos y el turis­mo gas­tro­nó­mi­co de cali­dad.

La ya sucu­len­ta ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca de Cabrils, se verá amplia­da aho­ra con esta tapa soli­da­ria, con­ce­bi­da como un ape­ri­ti­vo para abrir boca en una comi­da com­ple­ta en cada uno de lo esta­ble­ci­mien­tos par­ti­ci­pan­tes, que darán un sen­ti­do soli­da­rio a esta ruta des­ti­nan­do un euro de cada tapa a bene­fi­cio del Casal dels Infants de Bar­ce­lo­na, que des­de hace 35 años actúa para rever­tir la situa­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad que viven muchos niños del Raval, faci­li­tan­do su edu­ca­ción y esco­la­ri­za­ción.

La pre­sen­ta­ción de este even­to tuvo lugar el pasa­do día 26 de octu­bre en el Hotel Mas de Baix, en un acto pre­si­di­do por la alcal­de­sa de Cabrils, Lina Mora­les, con la par­ti­ci­pa­ción de la regi­do­ra de turis­mo, Isa­bel Tam­bo­leo, y el pre­si­den­te de la Asso­cia­ció d’Hos­ta­lers de Cabrils, Artur Masi­ques.

tapa solidaria de l'Hostal de la Plaça

Tapa soli­da­ria de l’Hos­tal de la Plaça

 

Los asis­ten­tes, medios de comu­ni­ca­ción e influen­cers gas­tro­nó­mi­cos, pudie­ron vivir la expe­rien­cia de ser ayu­dan­tes de coci­na por un día, par­ti­ci­pan­do en un show­coo­king en cada uno de los res­tau­ran­tes soli­da­rios. Las cin­co tapas soli­da­rias que fue­ron ela­bo­ra­das ese día y que segui­rán coci­nán­do­se y sir­vién­do­se en los dife­ren­tes res­tau­ran­tes son:

  • Cora­zón de alca­cho­fa gra­ti­na­do relleno de ver­du­ras y lan­gos­ti­nos (res­tau­ran­te Sal i Pebre)
  • Pata­ta relle­na de chis­to­rra con hue­vo fri­to de codor­niz (res­tau­ran­te L’Hort Cabrils)
  • Atún ‘blue­fin’ con foie, espá­rra­gos y vina­gre ahu­ma­do (res­tau­ran­te Can Rin)
  • Nigi­ri de sal­món y maki de atún sal­va­je de Arenys (res­tau­ran­te Ca L’Estrany)
  • Pata­ta relle­na de buti­fa­rra de perol y reduc­ción de vino ran­cio con un toque de tomi­llo (res­tau­ran­te y hotel L’Hostal de la Plaça)

Cada una de estas tapas se ser­vi­rán en los res­tau­ran­tes indi­ca­dos, todos los días en los hora­rios habi­tua­les de ser­vi­cio de cada uno de ellos y por un pre­cio de 3,5 euros, con bebi­da inclui­da.

Res­tau­ran­te Sal i Pebre, Pasa­je Horts de San­ta Creu, 08348 Cabrils. Telé­fono 696 601 996

Res­tau­ran­te L’Hort Cabrils, Paseo de Cabrils, 6, 08348 Cabrils. Telé­fono 937 508 671

Res­tau­ran­te Can Rin, Calle Torrent Roig, 2, 08348 Cabrils. Telé­fono 937 509 001

Res­tau­ran­te Ca L’Es­trany, Calle Camí de Coll de Port, 19, 08348 Cabrils. Telé­fono 937 507 066

Res­tau­ran­te L’Hos­tal de la Plaça, Pla­za de la Igle­sia, 32, 08348, Cabrils. Telé­fono 937 531 902

Más infor­ma­ción de la ruta en Aso­cia­ció d’Hos­ta­lers de Cabrils y de todas las acti­vi­da­des bené­fi­cas en favor de la infan­cia en Casal dels Infants

© 2018 Raquel Carrio. All rights reser­ved.

 

A %d blogueros les gusta esto: