El Restaurante Nubar estrena carta de sushi que se añade a su oferta gastronómica de cocina internacional, bar lounge y coctelería

El restau­rante Nubar pertenece al grupo de restau­ración y de ocio, Cos­ta Este, todo un ref­er­ente en Barcelona. Sus propi­etar­ios han traslada­do su exi­tosa fór­mu­la de la zona alta, el restau­rante Nuba, has­ta el cen­tro de la Ciu­dad Con­dal. Sien­do fieles a su línea de creación de restau­rantes, éste ha sido proyec­ta­do por la recono­ci­da dis­eñado­ra de inte­ri­ores Estrel­la Saliet­ti pen­sa­da para un públi­co cos­mopoli­ta y sofisti­ca­do, con 3 espa­cios difer­en­ci­a­dos: el restau­rante, el bar lounge, y la ter­raza exte­ri­or para dis­fru­tar del benig­no cli­ma mediter­rá­neo de Barcelona además dónde ver y ser vis­to en esta lujosa arte­ria de la Ciu­dad Condal.

Nubar

Restau­rante de coci­na con­tem­poránea inter­na­cional donde desta­can con luz propia los arro­ces, pesca­dos y mariscos, a lo que han aña­di­do una prop­ues­ta de sushi muy intere­sante para un públi­co joven que se quiere ini­ciar en la gas­tronomía del País del Sol Naciente. Después del ser­vi­cio de cena, su zona de cócte­les es el ele­gante lugar de ref­er­en­cia para tomar una copa en el cén­tri­co Pas­seig de Gra­cia y con­tin­uar dis­fru­tan­do de la noche.
La gas­tronomía está lid­er­a­da a los fogones por Jose­mi Man­zanal, que enfa­ti­za en el pro­duc­to de mer­ca­do y en la alta cal­i­dad de la mate­ria pri­ma. Las ostras, el micuit de foie, ensal­a­da de boga­vante, el steak tar­tar, tagli­a­ta de chuletón gal­lego com­piten con las opciones de sushi para ser elegi­das por el comen­sal. Los postres de corte casero tienen un papel impor­tante den­tro de la car­ta de este restau­rante.  A medi­da que avan­za la noche las opciones de copas y cócte­les así como una entu­si­as­ta músi­ca hace que se con­vier­ta en el lugar dis­ten­di­do que todos quer­e­mos estar.

Nubar. Ter­raza exterior

El Bar Lounge com­parte la mis­ma selec­ción de platos que el restau­rante acom­paña­da de una gen­erosa car­ta de cócteles.
El grupo Cos­ta Este se ded­i­ca al sec­tor de la restau­ración y el ocio des­de el año 1989 cuan­do los her­manos Ramón y Javier Bor­das abrieron su primer local has­ta el día de hoy que cuen­tan con Carpas Cos­ta Este, Opi­um, Pacha Barcelona, Nuba Barcelona, Cachi­tos, Casa Lola o Bling Bling entre otros y repar­tidos por difer­entes ciu­dades como Madrid, Mar­bel­la, Lon­dres y por supuesto Barcelona.
Platos degus­ta­dos:
  • Ensal­a­da de wakame y pulpo con su cock­tail para acompañar.

Ensal­a­da de wakame y pulpo

  • Tar­tar de atún bluefin.
  • Tira­di­to de vieras.
  • Vari­a­do de uramakis.
  • Sushi mori­wase.
  • Difer­entes tex­turas de choco­late con su cocktail.

Difer­entes tex­turas de chocolate

  • Fre­sas flambeadas.

Nubar Paseo de Gra­cia, 53 08007 Barcelona Telé­fono 931 869 686. Abier­to de lunes a miér­coles de 13h has­ta las 24h, y jueves, viernes y sába­do de 13h has­ta las 3h de la madrugada.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

Gramona, el espumoso de larga crianza con un exclusivo proceso de elaboración que le confiere una personalidad única presenta Las Voces del Vino

Gra­mona, bode­ga famil­iar situ­a­da en el corazón de la comar­ca viní­co­la del Penedés, lle­va más de 130 años delei­tan­do nue­stros pal­adares, primera­mente con sus vinos, y luego con sus cavas, unos espumosos muy sin­gu­lares y apre­ci­a­dos, que expre­san tan­to la per­son­al­i­dad de la propia bode­ga como los ras­gos de los ter­ruños o ter­roir actuales.

En su bode­ga, inves­ti­gar e inno­var son sus pri­or­i­dades, y con­sid­er­an su tra­ba­jo como una aven­tu­ra apa­sion­a­da que gira en torno al vino y que, a la vez, supone para ellos la máx­i­ma expre­sión al hom­e­na­je famil­iar que quieren brindar día a día.

Xavier Gra­mona, gen­tileza de Lam­a­ga Comunica

Así, en Gra­mona lle­van ya más de un siglo bus­can­do la exce­len­cia en el espumoso, que pasa por el equi­lib­rio, la cre­mosi­dad, la ele­gan­cia, la fres­cu­ra y la com­ple­ji­dad que solo la larga cri­an­za puede ofrecer.

Tan­to por el car­iño hacia esta bode­ga famil­iar, como el gran apre­cio de los más enten­di­dos en este gran arte del mun­do de la elab­o­ración vitiv­iní­co­la, se crearon las denom­i­nadas “Voces del vino”, que son una serie de tes­ti­mo­nios per­son­ales de grandes y recono­ci­dos pro­fe­sion­ales vin­cu­la­dos al mun­do del vino, y que nos cuen­tan como han vis­to, como ven y lo que creen que verán en este sector.

Las Voces del Vino by Gramona

En estas “Voces del vino” se reco­gen mar­avil­losas opin­iones sobre la bur­bu­ja de Gra­mona larga cri­an­za, que es muy fina, no explota en boca, y que hace que este espumoso sea más equi­li­bra­do, ele­gante e inte­gra­do, como así rev­eló Luis Gar­cía de la Navar­ra, Pres­i­dente de la Aso­ciación Madrileña de Sumilleres durante nueve años y que actual­mente desar­rol­la var­ios proyec­tos rela­ciona­dos con el vino.

Recuer­da, además, que en el año 1994, en un Mas­ter de espumosos del mun­do, den­tro de una cata a cie­gas, Gra­mona III Lus­tros quedó el primero, lo que demostra­ba que se esta­ba hacien­do ya algo impor­tante. Los primeros en dar larga cri­an­za al cava son los Gra­mona, que se per­cataron de que el cava podía durar más tiempo.

En la últi­ma cata en el Gran Palace, se vio no solo que no había tan­ta difer­en­cia entre el cham­pán y el cava, si no que inclu­so éste está por encima.

Gra­mona Impe­r­i­al. Fotografía de Lam­a­ga Comunica

Amaya Cervera, comu­ni­cado­ra del Vino Span­ish Wine Lover, entiende que el cava del Penedés debería bus­car su pro­pio men­saje y no com­pe­tir con el cham­pán, porque, ¿aca­so no se puede ser el espumoso del Mediter­rá­neo? Es muy difer­ente la per­cep­ción del con­sum­i­dor español y la del con­sum­i­dor extran­jero. Parece que se cumple la maldición de no poder ser pro­fe­ta en la tier­ra de uno.

El prob­le­ma del cava, a su enten­der, reside en su exportación, ya que no pone en val­or que es un pro­duc­to de méto­do tradi­cional de segun­da fer­mentación en botel­la y con más com­ple­ji­dad que el cham­pán, y que se elab­o­ra con var­iedades propias. El cava Gra­mona es el úni­co espumoso que se elab­o­ra con var­iedades difer­entes que aque­l­las con las que se elab­o­ra el cham­pán. Quizás el may­or prob­le­ma esté en que se ha expor­ta­do a pre­cios muy baratos.

El cava no ha hecho sus deberes de zonificar sus ter­ri­to­rios. “Cava” no puede ser genéri­co, hay que zonificar el territorio.

El cham­pán ha con­segui­do que se pague lo que sea por cier­tas mar­cas y cier­tas botel­las, en ese sen­ti­do, le lle­va años de ven­ta­ja al cava.

Es un error uti­lizar la mis­ma comu­ni­cación que uti­liza el cham­pán, ya que el cava del Penedés tiene su pro­pio men­saje. No se puede com­pe­tir con el cham­pán, hay que aspi­rar a ser el espumoso del mediterráneo.

El Gra­mona III Lus­tros es la puer­ta de entra­da a las largas cri­an­zas, es un cava de exce­lente relación cal­i­dad-pre­cio. Es un buen com­pañero para ten­er todo lo que bus­cas, te da un extra de redondez y cremosidad.

Por su parte, Audrey Doré, Sumiller y for­mado­ra de sumilleres, y que actual­mente es sumiller del Celler de Can Roca, cree firme­mente que un gran cava y un gran cham­pán están a la par.

Pien­sa que hace fal­ta que la gente se dé cuen­ta del gran poten­cial que hay aquí. Hace 11 años, no había tan­ta ofer­ta, pero que aho­ra la larga cri­an­za del cava supone un paso más allá del gran reser­va, depen­di­en­do de qué te pida el producto.

La mar­ca “cava” no con­sigue despe­gar como mar­ca glob­al en sí, pero cada uno tiene sus vir­tudes, pero la cal­i­dad del vino no se pone en duda, es sólo una cuestión de marca.

San­ti­a­go Rivas, comu­ni­cador del vino y Fun­dador del Colec­ti­vo Decanta­do y pro­tag­o­nista de Insta­catas, cree que el espumoso que se hace en Cataluña tiene botel­las para mirar a la cara al cham­pán, inde­pen­di­en­te­mente de si está acogi­da a la DO Cava o no, y que según él todo depende de la bodega.

Aspi­ra a que se con­suma cava no sólo en el postre o en el brindis, si no durante toda la comida.

Gra­mona es el mejor espumoso y es Top 3 en cada una de las gamas de vinos que elab­o­ra. Es muy difí­cil que una bode­ga ten­ga tan­to niv­el en todos sus segmentos.

Cus­to­dio López, decano de los Sumilleres españoles, cree que así como antes era impens­able recomen­dar un cava de larga cri­an­za, aho­ra son espectaculares.

Conoce a Gra­mona des­de hace más de 30 años, y es muy afin a la mar­ca des­de la época de los sem­i­nar­ios que orga­ni­z­a­ban y que le servían para ampli­ar sus conocimientos.

Es un pro­duc­to mag­ní­fi­co donde se ha emplea­do lo mejor en todos los aspec­tos: conocimien­to, pasión, corazón y alma.

Fer­rán Cen­telles, Sumiller de El Bul­li entre los años 1999 y 2011. Des­de entonces has­ta hoy colab­o­ra en El Bul­li Foundation

En el Bul­li salían botel­las con bur­bu­jas todos los días, por su ver­sa­til­i­dad, y porque tienen una per­spec­ti­va food friend­ly.

Hay difer­entes esti­los. Hay cavas ligeros, y hay cavas inten­sos, que saben total­mente distintos.

Hay un nexo de conex­ión entre los grandes espumosos del mun­do, y es el enve­jec­imien­to. Un esti­lo no es par­tic­u­lar de una región, si no de un méto­do de elaboración.

Las largas cri­an­zas apor­tan cal­i­dad, extrac­to… hay fan­tás­ti­cos vinos espumosos jovenes, pero para pasar de lo bueno a lo sub­lime, nece­si­tas de la pro­fun­di­dad, levaduras… de la crianza.

La cata a cie­gas es un ejer­ci­cio mar­avil­loso que ayu­da a ser mucho más obje­ti­vo. Quizás no entien­des algu­nas sutilezas, pero este ries­go es menor si lo pones en la bal­an­za de la impar­cial­i­dad que ganas. La cata del con­se­jo reg­u­lador, el III Lus­tros de Gra­mona quedó como impeca­ble, con mucha poten­cia. Com­bi­na fres­cor con inten­si­dad, es fácil de enten­der, está muy bien hecho, y es por esto por lo que sacó mejor puntuación.

Pedro Balles­teros– Inge­niero agrónomo y primer Mas­ter of Wine español (Uno de los pro­fe­sion­ales españoles del vino más impor­tantes a niv­el mundial)

Sin Gra­mona no habrían exis­ti­do los Cavas de Para­je Cal­i­fi­ca­do (1)

No ve difí­cil estu­di­ar para Mas­ter of Wine, para él estu­di­ar vino es una goza­da, es com­pli­ca­do pero agrad­able, y lo ha disfrutado

España no tiene una coci­na españo­la fuera de nues­tras fron­teras, a pesar de las estrel­las Miche­lin, y es difí­cil así que se conoz­ca el vino español en este con­tex­to. Ha tenido un gran emba­jador con el vino de rio­ja, pero van salien­do otros rep­re­sen­tantes como es el cava, que ha sido una gran his­to­ria de éxi­to. Nun­ca ha habido un pro­duc­to que haya ven­di­do tan bien en el extran­jero. Luego ha tenido el prob­le­ma que durante años el cava se ha ven­di­do con pre­cio bajo y cal­i­dades muy jus­tas, pero hay varias mar­cas que han desar­rol­la­do lo sufi­ciente para vender­se con altísi­ma cal­i­dad. Aun que­da mucho por hacer.

Para ten­er un espumoso de larga cri­an­za tienes que ten­er un vino base de mucha cal­i­dad, si no es imposi­ble. Es una for­ma de exal­tar el men­saje de un ter­ruño, de una for­ma de hac­er. La larga cri­an­za desar­rol­la una expre­sión más difer­ente, más com­ple­ja, más larga: son vinos úni­cos. Es mucho más difí­cil de imi­tar. Es una apues­ta muy intere­sante y Gra­mona ha sido pio­nero en ese esti­lo. Pone al cava en otro niv­el cualitativo.

Cree en el cava que no se quiere pare­cer al cham­pán. El cham­pán ha tenido la ven­ta­ja de ser el primero, y de estar bien estruc­tura­do en el mer­ca­do. La uva para el cham­pán se paga 10 veces más cara que la uva del Penedés. El cava tiene su pro­pio esti­lo y personalidad.

Gra­mona fue el primer cava com­ple­jo que conoció

Fed­eri­co Old­en­burg- Peri­odista de Gas­tronomía, Vinos y Esti­lo de Vida (Vogue, Sibar­i­tas, Vinum, El Econ­o­mista, Gen­tle­man, El Mun­do, Fuera de Serie –Expansión‑, etc)

Llegó a España en el año 1989 y se enganchó con el vino, hizo inter­cam­bio con unos ami­gos que tenían un restau­rante, le ofrecieron hac­er su car­ta de vinos, y como no sabía has­ta entonces nada de vinos, le dio una for­ma­ción Bar­tolomé Sánchez, su gurú en esto.

En aque­l­la época no había sumilleres y muy poca gente sabía de vinos. Des­de hace 15 años que se ded­i­ca prin­ci­pal­mente a esto.

El cava tiene un carác­ter pro­pio, no tiene que pen­sar que si lo hacen muy bien será como el cham­pán. Hay que bor­rar ese pre­juicio, ponien­do a cie­gas un cava muy bueno, para romper­le un poco sus com­ple­jos de inferioridad.

En el cava, la oxi­dación es una pince­la­da que le da carác­ter, y por tan­to aporta.

Los vinos espumosos son más ver­sátiles en la mesa. Con los espumosos puedes tomar prác­ti­ca­mente de todo, comi­da japone­sa espe­ci­a­da, carnes, pesca­do, es decir de casi todo.

Su primer recuer­do con Gra­mona fue de com­ple­ji­dad, pro­fun­di­dad y per­sis­ten­cia durante mucho rato.

(1) Los Cavas de Para­je Cal­i­fi­ca­do han de con­tar con una edad mín­i­ma del viñe­do de 10 años, un rendimien­to máx­i­mo de 8.000 kilos por hec­tárea y una vendimia man­u­al. Otros req­ui­si­tos indis­pens­ables son el vinifi­ca­do en la propiedad, un rendimien­to de extrac­ción máx­i­ma por hec­tárea de 48 hec­tolitros, una cal­i­fi­cación del vino base, una cri­an­za mín­i­ma de fer­mentación en botel­la de 36 meses y traz­abil­i­dad inte­gral des­de la viña has­ta su com­er­cial­ización, entre otros aspectos.

Más infor­ma­ción sobre Gra­mona

Para visu­alizar el video com­ple­to de Las Voces del Vino

NO ES CAVA, ES GRAMONA

© 2018 Raquel Car­rio. All rights reserved.

La V Jornada Gastronómica del Calçot de Valls nombrará ‘Amiga de la Auténtica Calçotada’ a la chef Carme Ruscalleda

Es noviem­bre y los amantes del buen com­er y del pro­duc­to de prox­im­i­dad lo sabe­mos: comien­za la tem­po­ra­da de calço­tadas, que más allá de ser una comi­da, en sí, sen­cil­la, es una fies­ta. Un fes­te­jo famil­iar o entre ami­gos que empieza con la preparación de la comi­da, en la que todos pueden par­tic­i­par. Y este es pre­cisa­mente uno de sus encan­tos prin­ci­pales, jun­to con las ya tradi­cionales y sem­piter­nas dis­cu­siones sobre quién sabe elab­o­rar la mejor sal­sa para degustarlos.

Este 2018 ten­drá lugar en Valls, ori­gen de este mar­avil­loso pro­duc­to (el des­cubrim­ien­to del calçot se atribuye a un pagés val­lense, gen­ti­li­cio de los nat­u­rales de esta población de la provin­cia de Tar­rag­o­na), la ya V edi­ción de la Jor­na­da Gas­tronómi­ca del Calçot de Valls, que ten­drá lugar el próx­i­mo día 24 de noviem­bre, y donde se realizará un hom­e­na­je pós­tu­mo al chef Ángel Solé, cocinero de los restau­rantes Ca L’Ángel y El Petit Cup, de Valls, y que des­de siem­pre había par­tic­i­pa­do acti­va­mente en estas jor­nadas, que pasarán aho­ra a lle­var su nombre.

Pre­sentación calço­ta­da de Valls

La pre­sentación de la V Jor­na­da Gas­tronómi­ca del Calçot de Valls tuvo lugar en un acto cel­e­bra­do el pasa­do 6 de noviem­bre en el espa­cio Chef Caprabo, en el super­me­r­ca­do de la Illa Diag­o­nal de Barcelona. En la pre­sentación, estu­vieron pre­sentes tan­to Óscar Peris, Regi­dor de Com­er­cio y Tur­is­mo del Ayun­tamien­to de Valls, como Fer­nan­do Ter­cero, Respon­s­able de Pro­duc­tos de Prox­im­i­dad de Caprabo, que nos desve­laron cuál sería una de las prin­ci­pales novedades: el nom­bramien­to de la chef Carme Rus­calle­da como Ami­ga de la Autén­ti­ca Calço­ta­da de Valls, y que tras el cierre de su restau­rante Sant Pau, de tres estrel­las Miche­lin, ha deci­di­do reinventarse.

La Jor­na­da este año tam­bién con­tará con la pres­en­cia de los renom­bra­dos chefs Albert Rau­rich (El Bul­li, Dos Palil­los, Dos Pebrots), Car­les Abel­lán (El Bul­li, Com­erç 24, Tapas 24, entre otros), y Joel Cas­tanyé (La Boscana, y recien­te­mente dis­tin­gui­do Pre­mio Rev­elación de la Acad­e­mia Cata­lana de Gas­tronomía 2018).

Durante esta pre­sentación en el aula Chef Caprabo, los chefs de Valls José Gar­cía y Joan Mirá ofrecieron un show­cook­ing con tres orig­i­nales platos a base de calçots. Las tres rec­etas elab­o­radas fueron una tor­tilla de pata­ta con calçot ahu­ma­do y un toque de sal­sa tradi­cional, con pan de calçot, un ravi­o­li cru­jiente con calçot carameliza­do y que­so de cabra, y una piz­za de calçots, moz­zarel­la, lon­gal­iza de Valls y buti­far­ra negra, todos ellos mari­da­dos con seis vinos de la DOP Tar­rag­o­na, de mano de la enólo­ga Elisa Ribé.

El calçot de Valls, que se ha con­ver­tido en uno de los pro­duc­tos de la tier­ra más pop­u­lares de Cataluña, está recono­ci­do por la Indi­cación Geográ­fi­ca Pro­te­gi­da, para ello tiene que ten­er una lon­gi­tud de 15 a 25 cm, y un diametro de entre 1,7 y 2,5 cm.

A su vez, Caprabo, que es la empre­sa de super­me­r­ca­dos más antigua de España, ya que se fundó en 1959, es el úni­co super­me­r­ca­do que cuen­ta con los 11 pro­duc­tos con la Denom­i­nación de Ori­gen Pro­te­gi­da de Cataluña, sien­do así la com­pañía de super­me­r­ca­dos que más apues­ta por la pro­duc­ción de proximidad.

Además, y des­de 2015, ha fir­ma­do un acuer­do tan­to con la Fed­eración Cata­lana de DOP e IGP, como con la Fed­eración Cata­lana de Coop­er­a­ti­vas Agrarias (FCAC), enmar­cán­dose ambos en el Pro­gra­ma de Prox­im­i­dad por Comar­cas de Caprabo, dan­do así acce­so en sus tien­das a 2.600 pro­duc­tos de más de 300 pequeños pro­duc­tores, reg­is­tran­do unas ven­tas de 28 mil­lones de euros anuales en pro­duc­ción de prox­im­i­dad. Caprabo tras esta gran apues­ta por el pro­duc­to km.0, pre­vé incre­men­tar un 15% la ven­ta de calçots esta temporada.

Caprabo a casa, para la com­pra de ali­mentación por inter­net. Telé­fono de aten­ción al cliente 902 336 060.

Ofic­i­na de tur­is­mo de Valls, email: turisme@valls.cat. Telé­fono 977 612 530

© 2018 Raquel Car­rio. All rights reserved.

El grupo Highgate abre el hotel The Gates Diagonal Barcelona en Glorias, la zona que Ildefons Cerdà vaticinó como nuevo centro de la ciudad

¿Te imag­i­nas un hog­ar con sofás a medi­da de Inter­decor, már­mol de Tac­chi­ni y Flex­form, alfom­bras de la colec­ción Tres de Nan­i­mar­quina, la lám­para Pal­ma de Antoni Aro­la fab­ri­ca­da por Vib­ia, y todo esto enmar­ca­do en el Proyec­to de inte­ri­or­is­mo de Car­men Lan­er? ¡Ese sueño hecho real­i­dad es el hotel The Gates Diag­o­nal Barcelona!

El grupo de inver­sions hotel­eras High­gate, que es el may­or oper­ador de Man­hat­tan, fun­da­do hace 30 años en Esta­dos Unidos, y con más de 100 hote­les en todo el mun­do, creó en 2016 su primera mar­ca propia, “The Gates”. Con dos hote­les en Mia­mi, y con Barcelona como primera ciu­dad de par­ti­da en su andadu­ra euro­pea, ha abier­to el hotel The Gates Diag­o­nal Barcelona, con la inten­ción de con­ver­tirse en la expe­ri­en­cia más ele­gante posi­ble al lado de la Torre Agbar y con unas vistas 360º sobre toda la ciudad.

THE GATES Fotografía de José Salto

Inte­ri­or de The Gates Hotel Diag­o­nal Barcelona. Fotografía de José Salto

 

A finales del siglo XIX, Ilde­fons Cerdá vaticinó, como nue­vo cen­tro de la ciu­dad de Barcelona, la zona ubi­ca­da en la mis­ma aveni­da Diag­o­nal, jun­to a la Plaza de las Glo­rias Cata­lanas, dis­eñan­do un rompe­dor e inno­vador proyec­to urbanís­ti­co ya en el año 1860. Este nue­vo enclave que aspi­ra a con­ver­tirse en cen­tro neurál­gi­co de la ciu­dad, se encuen­tra aprox­i­mada­mente a 3 kms de la Plaza Cataluña, tradi­cional­mente con­sid­er­a­do como epi­cen­tro de Barcelona y pun­to estratégi­co equiv­a­lente al km.0 de la Puer­ta del Sol de Madrid pero sin resul­tar apab­ul­la­do por una legión de turistas.

Actual­mente, La Plaza de las Glo­rias Cata­lanas, es una de las obras más grandes en con­struc­ción en Barcelona, con una fecha pre­vista de final­ización para el año 2020, que con­tará con un nue­vo par­que, dis­eña­do por Ana Coel­lo, en colab­o­ración con Agence Ter, que pro­por­cionará insta­la­ciones ecológ­i­cas muy nece­sarias y atrac­ti­vas en la Ciu­dad Con­dal, y que servirán de pul­món verde a esta nue­va zona puntera.

En esta mar­avil­losa zona, que antes de que nos demos cuen­ta ten­drá sus obras feliz­mente final­izadas, se encuen­tra The Gates Diag­o­nal Barcelona, que no solo es acce­si­ble para hués­pedes del mis­mo, si no tam­bién para el públi­co local que quiera huir de sus que­hac­eres diar­ios y dis­fru­tar de una expe­ri­en­cia de lujo y con­fort. Alber­ga una cafetería de invier­no, una ter­raza o beer gar­den (a pie de calle en el lat­er­al oeste, al lado de la Torre Glo­rias), y un roof top con vis­tas priv­i­le­giadas, conectan­do así toda la van­guardia y la energía de la cos­mopoli­ta ciu­dad de Nue­va York con la rebosante cre­ativi­dad de Barcelona.

Este extra­or­di­nario hotel de 4*, que cuen­ta con 9 plan­tas, 240 habita­ciones, y un lob­by recien­te­mente ren­o­va­do, ofrece un inte­ri­or muy ani­ma­do y con una gran activi­dad, recor­dan­do así el rit­mo de la ciu­dad en el exte­ri­or pero traslada­da al inte­ri­or como una pieza más del teji­do urbano. Este vestíbu­lo, además, está lleno de arte y dis­eño, hacien­do ref­er­en­cia a la ciu­dad históri­ca y con­tem­poránea que es Barcelona, mar­can­do así la estela de los próx­i­mos emplaza­mien­tos europeos de la cadena.

Sus may­ores atrac­tivos quizás resi­dan en la dec­o­ración, pre­dom­i­nan­te­mente de már­mol, latón y madera de nogal, que se encuen­tran dis­tribuidas por todas sus áreas, inclu­so en la bib­liote­ca y la recep­ción, donde las recrea­ciones artís­ti­cas recuer­dan al Eix­am­ple de Barcelona des­de las col­i­nas cir­cun­dantes has­ta el Mar Mediter­rá­neo, y con unos volúmenes cur­va­dos y acaba­dos en yeso, jus­to donde se encuen­tra su bar de cócte­les, que hará las deli­cias del pal­adar de los más enten­di­dos en la materia.

Para la escalera del sótano de este lujoso y ele­gante hotel, se ha elegi­do un dis­eño mur­al del artista Gar­cía Hernán­dez, que recrea un mapa visu­al de las silue­tas de los edi­fi­cios icóni­cos, inclu­i­do el pro­pio hotel, dis­eña­do por el arqui­tec­to Juli Capel­la en 2004. El mis­mo artista tam­bién es respon­s­able de la car­i­catu­ra de Ilde­fons Cerdá, orgul­losa en su lugar frente a la mesa de bil­lar, cer­ca de la entra­da al Piano-Restau­rant del hotel.

Bajo el sel­lo ‘Local, Authen­tic and Uncon­ven­tion­al’, The Gates Diag­o­nal Barcelona supon­drá la cul­mi­nación más com­fort­able y con la dec­o­ración más cuida­da del pro­ce­so de trans­for­ma­ción de las Glo­rias, que hará dudar tan­to a vis­i­tantes como a res­i­dentes en Barcelona de cuál es el ver­dadero cen­tro de la ciu­dad.

The Gates Hotel Diag­o­nal Barcelona, Aveni­da Diag­o­nal 205, 08018 Barcelona. Telé­fono 934 895 300

© 2018 Raquel Car­rio. All rights reserved.

El restaurante Garden Pizza by Rafa Panatieri en Gracia nos hace disfrutar de la pizza italiana más auténtica con ingredientes del país

Rafa Panatieri, brasileño de abue­los ital­ianos, y Jorge Sas­tre, madrileño afin­ca­do en Barcelona, se conocieron mien­tras ambos tra­ba­ja­ban para el ya cer­ra­do, con una Estrel­la Miche­lin, Roca Moo en el Hotel Omm, el ele­gante alo­jamien­to de dis­eño y con encan­to situ­a­do jun­to al cén­tri­co y com­er­cial Pas­seig de Grà­cia barcelonés. Rafa era entonces el chef ejec­u­ti­vo del mis­mo y Jorge su segun­do de coci­na, y ambos pusieron en mar­cha el gran sueño de crear un restau­rante, y más conc­re­ta­mente una pizzería, pero no una cualquiera: la mejor pizzería de Barcelona. Para este ambi­cioso proyec­to se le unió Leonar­do Trofe, quien fuera respon­s­able de I+D en el Moo.

El Gar­den Piz­za se emplaza en pleno bar­rio de Gra­cia, muy cer­ca de la para­da de metro de Joan­ic, y no lo hace en un local cualquiera, si no que el espa­cio es real­mente una casa del siglo XIX, en con­cre­to del año 1870, que había alber­ga­do ya uno de los primeros mex­i­canos de Barcelona, el restau­rante “Can­ti­na Mex­i­cana”, donde se prepara­ba uno de los mejores Mar­gari­ta que sus acér­ri­mos clientes habían proba­do has­ta entonces, sin necesi­dad de trans­portarse al país del con­ti­nente amer­i­cano y sin ten­er que sopor­tar el ago­ta­dor jet lag.

 

baldosas con el mosaico hidráulico hexagonal

Bal­dosas con el mosaico hidráuli­co hexag­o­nal en Gar­den Pizza

 

¿Y por qué afir­mamos, sin miedo a equiv­o­carnos, que Gar­den Piz­za puede ser ya con­sid­er­a­da la mejor pizzería de Barcelona? Cua­tro son las razones que nos lle­van a esta asev­eración y que nos hacen quer­er repe­tir sine die esta expe­ri­en­cia tan pla­cen­tera gas­tronómi­ca y artís­ti­ca­mente hablando:

  • Las masas se elab­o­ran con hari­na de caputo rojo, que traen des­de Italia y son someti­das a un pro­ce­so de fer­mentación de 72 horas, lo que facili­ta su digestión y pro­por­ciona un sabor nun­ca vis­to antes en la masa de piz­za y en la focac­cia con romero que ofre­cen como entrante en su carta.
Berenjena ahumada, estragón y queso casín

Beren­je­na ahu­ma­da, estragón y que­so casín en Gar­den Pizza

 

  • El pomodoro tam­bién viene direc­ta­mente del país de la bota, aunque tam­bién se han traí­do sus semi­l­las, para poder pro­ducir­lo en breve aqui.
  • Para los ingre­di­entes de las piz­zas han opta­do por el pro­duc­to español com­pra­do siem­pre que es posi­ble direc­ta­mente al pro­duc­tor, y preferi­ble­mente de km.0, como es la ceci­na de León, la sobrasa­da de Mal­lor­ca, el que­so de Mahón, la cal­abaza, el boni­a­to, una var­iedad de que­sos asturi­anos, el jamón ibéri­co… todo con el fin de bus­car el may­or para­lelis­mo posi­ble entre las piz­zas clási­cas ital­ianas y el mejor pro­duc­to que encuen­tran aquí.

 

Pizza de calabaza, mozzarella, boniato, ricotta de cabra y panceta ibérica adobada.

Piz­za de cal­abaza, moz­zarel­la, boni­a­to, ricot­ta de cabra y panc­eta ibéri­ca adoba­da. Detrás piz­za de strac­ciatel­la, tomate y pesto de alba­ha­ca. En Gar­den Pizza

 

  • Son el primer y úni­co establec­imien­to hostele­ro que cuen­ta con hela­dos, sor­betes y polos Rocam­bo­lesc, orig­i­nal­mente dis­puestos en un car­ri­to den­tro del pro­pio restau­rante, y todo gra­cias a la gran alian­za crea­da con sus ante­ri­ores “jefes” y creadores de estos postres: los triestrel­la­dos her­manos Roca.
Postres de los hermanos Roca

Postres de Rocam­bo­lesc en Gar­den Pizza

 

A más a más, y por si todo el ele­men­to gas­tronómi­co de alta cal­i­dad que podemos encon­trar en el Gar­den Piz­za no fuera sufi­ciente, la casa en la que se ha dis­puesto el restau­rante, es una vivien­da mod­ernista que ya solo por la época en la que se con­struyó, podemos imag­i­nar que esconde entre sus dec­i­monóni­cas pare­des un gran número de memo­rias y viven­cias. En el s. XIX Barcelona sufría los avatares de la tur­bu­len­ta época que le toca­ba vivir, tras las tres guer­ras carlis­tas, el Esta­do de Sitio de 1868, y numerosas huel­gas, bar­ri­cadas y enfrentamien­tos. La lle­ga­da de la Restau­ración, sin embar­go, supu­so un apaciguamien­to de las ten­siones sociales, y con ella, se ini­ció una época dora­da para la ciu­dad des­de un pun­to de vista económi­co, artís­ti­co y mon­u­men­tal, surgien­do esos años joyas de nues­tra ciu­dad como Las Ram­blas, el planeamien­to del Ensanche, y numerosos edi­fi­cios civiles.

Carrito de helados de los hermanos Roca

Car­ri­to de hela­dos de Rocam­bo­lesc. En Gar­den Pizza

 

Así, y como recuer­do vivo e imborrable de todo esto, en el local de Rafa Panatieri aún podemos dis­fru­tar de las famosas bal­dosas con el mosaico hidráuli­co hexag­o­nal orig­i­nales, quizás unas de las obras no arqui­tec­tóni­cas más fotografi­adas de Gaudí, que proyec­tó a prin­ci­pio del s.XX jun­to a Escofet, con el fin de reha­bil­i­tar vivien­das del siglo anterior.

El resul­ta­do de todo esto es una car­ta con pocos entrantes (ensal­adas de tem­po­ra­da, cansal­a­da y ceci­na ) y diez piz­zas, incluyen­do una espe­cial­i­dad de la sem­ana. Impre­scindible tan­to la piz­za de cal­abaza y boni­a­to, con rico­ta de cabra y panc­eta ibéri­ca, como tam­bién la de tomate, strac­ciatel­la y pesto de albahaca.

Gar­den Piz­za by Rafa Panatieri, Car­rer Encar­nació, 51 08024 Barcelona. Telé­fono 931 376 385. Acep­tan reser­vas telefónicas.

© 2018 Raquel Car­rio. All rights reserved.

 

Gatsby, el dinner show más elegante de Barcelona

A lit­tle par­ty nev­er killed nobody

Gats­by va por su cuar­ta tem­po­ra­da y se ha con­ver­tido en el lugar preferi­do de las celebri­ties y de la gente gua­pa de la Ciu­dad Con­dal, el lugar donde hay que estar para ver y ser vis­to. Caras cono­ci­das de deportis­tas de élite, actores, mod­e­los, pre­sen­ta­dores de tele­visión así como estrel­las inter­na­cionales de paso por la ciu­dad se mez­clan con una clien­tela joven de más de 28 años que quiere beberse la noche y tam­bién buenos cócteles.

Interior de Gatsby

Inte­ri­or de Gatsby

 

Local ambi­en­ta­do en los locos y con­tra­dic­to­rios años 20 cuan­do imper­a­ba la Ley Seca en Nue­va York, y como no podía ser de otra for­ma, toma presta­do su nom­bre de “El Gran Gats­by”, la obra cum­bre del autor norteam­er­i­cano F. Scott Fitzger­ald que se inspiró en las fas­tu­osas fies­tas que vivió en la cer­cana Long Island, en esa peli­grosa déca­da del siglo XX cuan­do se bebía alco­hol en exce­so y de una for­ma exager­a­da y despro­por­ciona­da. Y como Di Caprio, en la ver­sión cin­e­matográ­fi­ca del 2013, que entra en un speakeasy escon­di­do detrás de una bar­bería, aho­ra que ya no están pro­hibidos, se sigue con­ser­van­do esa cos­tum­bre de que sea un poco ine­scrutable su acce­so, y Gats­by no podía ser ajeno a esta prác­ti­ca, por ello no está a la vista, pero sí en el cen­tro neurál­gi­co del ocio barcelonés, en la calle Tuset.

Expositor de máscaras en Gatsby

Expos­i­tor de más­caras en Gatsby

 

Un coher­ente rótu­lo art déco con su nom­bre, Gats­by, enmar­ca­do entre líneas rec­tas,  es la úni­ca señal vis­i­ble de que den­tro se vive una gran fies­ta. Las ganas de diver­sión per­du­ran en el tiem­po, y el glam­our y la opu­len­cia va pare­jo a ese movimien­to artístico.

Actuación en Gatsby

Actuación en Gatsby

 

El espéc­tac­u­lo dura todo el horario de la cena, con actua­ciones cada 15 min­u­tos, inter­ca­lan­do can­ciones, bailes en direc­to, acroba­cias, con­tor­sion­istas, artis­tas de cabaret, etc. Lour­des Guadalupe está a car­go de la direc­ción artís­ti­ca y respon­s­able de la ele­gan­cia de los shows para gus­tar a todos los asis­tentes, recor­dan­do aque­l­las noches de la Scala de Barcelona. Cada día de la sem­ana está ded­i­ca­do a un tema difer­ente, a saber: los miér­coles está pro­gra­ma­do Los San­tos con r&b y guiños lati­nos, los jueves se ded­i­ca a Juke Box con éxi­tos de los noven­ta y del 2000. Los fines de sem­ana actuán Las Divas recre­an­do los hits de las más grandes can­tantes. Los shows se renue­van cada 6 meses.

Antifaz para chicas

Antifaz para chi­cas en Gatsby

 

El restau­rante está espe­cial­iza­do en gas­tronomía mediter­ránea con pince­ladas inter­na­cionales, y con espe­cial rel­e­van­cia en los mariscos, carnes y su sor­pren­dente bode­ga de vinos. En los entrantes tri­un­fan sus ostras Guil­lardeau, el foie mi-cuit o el jamón de bel­lota 100% ibéri­co 5J, y de platos prin­ci­pales desta­can el tar­tar de atún y agua­cate, el steak tar­tar, el lomo bajo de wagyu, el chuletón de vaca rubia, o el arroz meloso con cala­mares y alcachofas.

Platos degus­ta­dos:

  • Ensal­a­da de bur­ra­ta, tomates cher­ries asa­dos y albahaca.
Ensalada de burrata

Ensal­a­da de burrata

 

  • Foie mi-cuit cura­do arte­sanal­mente con con­fi­tu­ra de fru­tos rojos y pan de especias.
  • Tar­tar de atún rojo, agua­cate, huevas de trucha y toques picantes.
Tartar de atún rojo

Tar­tar de atún rojo

 

  • Cro­que­tas melosas de jamón ibérico.
  • Lomo de salmón con ver­duras salteadas y sal­sa teriyaki.
  • Paletil­la de cordero deshue­sa­da con cre­moso de patatas y jugo de romero.
  • Brown­ie de choco­late con nue­ces y sal­sa de choco­late caliente.
Brownie de chocolate

Brown­ie de chocolate

 

Cuida­dos detalles que no pasan desapercibidos como el antifaz de enca­je para las chi­cas, del­i­cada­mente situ­a­do enci­ma de una inmac­u­la­da servil­leta de col­or blan­co nuclear, o las más­caras de car­naval colo­cadas en un expos­i­tor, quizás usadas algu­nas vez en Il Bal­lo del Doge que la gran anfitri­ona Anto­nia Saut­ter orga­ni­za cada año en el Palaz­zo Pisani Moret­ta del Gran Canal de Vene­cia. Pref­a­cio de que comien­za así una sen­su­al noche donde el espec­tácu­lo y la gas­tronomía se mari­da a partes iguales.

Cóctel en Gatsby

Cóc­tel en Gatsby

 

Gats­by Tuset, 19 Barcelona 08006 Telé­fono 937 004 453. Horario de miér­coles y jueves de 21h a 2:30h y viernes y sába­do de 20:30h a 3h. Cada noche hay dos sesiones, la primera has­ta las doce con las cenas y después de esa hora mesas con botel­las y baile con sesión de Dj. Su espa­cio tam­bién está disponible para even­tos pri­va­dos, tan­to de par­tic­u­lares como de grandes empre­sas, con capaci­dad para más de 140 per­sonas. Este local pertenece al grupo Sut­ton jun­to con otros como el Club Sut­ton, la sala Biki­ni o el Imper­a­tor, todos propiedad de la famil­ia Cano.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

La guía de los Supervinos 2019, te la llevarás cada vez que vayas al supermercado

El pasa­do 18 de octubre, Joan C. Martín hom­bre rena­cen­tista, enól­o­go, direc­tor de los cur­sos de enología Avla Viní­co­la, se per­sonó en el restau­rante Mal­pa­so para pre­sen­tar ante la pren­sa barcelone­sa Los Super­vi­nos 2019 (Lince Edi­ciones), una de las guías más intere­santes y mejor val­o­radas sobre cal­dos, a la par que dirigió la cata/competición de la que sur­girá el super­vi­no de este año, por lo que fue nece­sario pon­er a cien todos los sen­ti­dos para pun­tu­ar cin­co vinos y un cava, con­ten­di­entes todos ellos en esta encar­niza­da lucha por tan afama­do trono.

 

Joan C. Martin

Joan C. Martín

 

Aho­ra bien ¿un super­vi­no? ¿un megavi­no? Por muy pan­ta­gruéli­cos que puedan sonar ambos con­cep­tos, hacen ref­er­en­cia, sin quitar épi­ca algu­na, a aque­l­los vinos que se pueden encon­trar en el lin­eal del super­me­r­ca­do con pre­cios por deba­jo de los 14,99 euros en el caso de los megavi­nos y de los 6,99 euros si se tra­ta de super­vi­nos. Por lo tan­to, aten­di­en­do a estos pre­cios, es fácil deducir que la inten­ción de esta guía es la de acer­car de for­ma democráti­ca grandes vinos ensom­bre­ci­dos por las condi­ciones del mer­ca­do y cuyo val­or es supe­ri­or al mar­ca­do por las eti­que­tas,  a un públi­co que ten­drá que dejar a un lado sus pre­juicios, apelar al sen­ti­do común y, por supuesto, dejarse tute­lar en este laber­in­to enológi­co que es la real­i­dad de los súper e hiper­me­r­ca­dos, por la guía Los Super­vi­nos 2019.

Una selec­ción de más de cien­to cuarenta vinos da una idea del duro tra­ba­jo que ha supuesto la real­ización de esta guía. Enfren­tán­dose a sis­temas de com­pra en los que la logís­ti­ca en muchos casos per­ju­di­ca­ba más que ayud­a­ba, Joan recor­rió catorce cade­nas de super­me­r­ca­dos e hiper­me­r­ca­dos dis­tribui­dos en nueve comu­nidades autóno­mas para, como se ha comen­ta­do antes, acer­car sin mar­ginación, buenos, muy buenos vinos a todos los bolsillos.

La guía de Los Super Vinos 2019

La guía de Los Super­vi­nos 2019

 

En esta edi­ción de Los Super­vi­nos 2019, se ha presta­do espe­cial aten­ción a la nue­va ola de vinos ecológi­cos, nat­u­rales y biod­inámi­cos que van abrién­dose paso en los lin­eales de los súper, a esos vinos andaluces que tan buenos recuer­dos están dejan­do en pal­adares y a la inclusión de cavas en sus pági­nas. Todo un indi­cador que hace pen­sar en la ofer­ta de cal­i­dad y var­iedad de vinos españoles en los supermercados.

Los Super­vi­nos 2019, un libro clave tan­to si se es amante del vino como del cava que no puede fal­tar en nues­tras pla­cen­teras vis­i­tas a esa región del super­me­r­ca­do en la que se escon­den ver­daderos tesoros.

© 2018 Aarón González . All rights reserved.

 

Un mordisco (sin gluten) a Canadá

Canadá es espa­ciosa y verde como un cam­po de fút­bol gigante o de lacrosse, el juego nacional jun­to con el hock­ey sobre hielo. Una cifra de sólo trein­ta y seis mil­lones de habi­tantes en el segun­do país más grande del mun­do per­mite que aquí se pue­da vivir hol­gada­mente. Bas­ta con ver los jar­dines de las casas con sus mesi­tas y mece­do­ras. Hay césped por todos los lados, has­ta en medio de los car­riles de las autopis­tas. Y hay lagos gigantes y glacia­res, bal­lenas, islas, cam­pos de golf por doquier, bode­gas y ciu­dades afa­bles como el carác­ter de los cana­di­ens­es. Al menos en el mordis­co dulce y sin gluten que saboreé. Porque este es un país tan inmen­so que no creo ni que su sober­ana, la Reina Isabel II, lo haya recor­ri­do de norte a sur. Nece­si­taría mucho tiem­po. Cuan­do decides ir a Canadá a menos de que dispon­gas de un par de meses, como mín­i­mo, debes ele­gir. Mi opción, como primer acer­camien­to a este enorme país es la cos­ta este. Un coche en el aerop­uer­to de Toron­to y todo a babor entre camiones gigan­tescos, algunos de pelícu­la, y car­a­vanas de todo tipo. Aquí casi todo el mun­do tiene una en el patio de su casa.  

Típicas casas canadienses en una calle de Gananoche

Stonewa­ter Bed and Break­fast en Gananoque

 

El primer pun­to impor­tante del recor­ri­do después de hac­er noche en Oshawa, es Kingston. En esta pequeña ciu­dad, la más antigua de Canadá se res­pi­ra un ambi­ente entre clási­co y mod­er­no adereza­do con mucho jazz en vivo. Hay tien­decil­las y bares para ele­gir. Como a gus­tos eco no hay quien me gane, me que­do con un vis­toso super­me­r­ca­do de pro­duc­tos nat­u­rales, muchos a granel: el Tara Nat­ur­al Foods, donde com­pramos una miel deli­ciosa, y Le Chien Noir, un bistro francés con vinos de un mon­tón de sitios, has­ta albar­iños había, y unas ensal­adas espectaculares.

Kingston

Kingston

 

A unos 30 kilómet­ros de Kingston, la cita abso­lu­ta­mente ine­ludi­ble es en Gananoque. Este curioso pueblecito rezu­ma tran­quil­i­dad en sus calles pla­gadas de las típi­cas casas bajas cana­di­ens­es con sus ban­deras ondeantes. Dan ganas de pon­erse unas mal­las y unas zap­atil­las de deporte y lan­zarse a cor­rer por sus par­ques, donde por cier­to, vi plan­tadas col­iflo­res. Su pun­to fuerte, además de su cal­ma inque­brantable, es ser muelle de par­ti­da hacia las famosas Mil Islas, un fan­tás­ti­co must cuan­do via­jas a la zona. Un lugar ide­al para dormir jun­to al puer­to es el Stonewa­ter Manor B&B. Las habita­ciones son pre­ciosas y sus dueños que tam­bién regen­tan un fab­u­loso pub irlandés anexo (con burg­ers gluten free, algu­nas veg­anas) son encan­ta­dores. Además, sir­ven unos desayunos esplén­di­dos que incluyen unas tostadas sin gluten con man­te­qui­l­la y una tor­tilla de champiñones para llo­rar de alegría.

Casa en las Mil Islas

Casa en las Mil Islas

 

Ottawa, cap­i­tal can­di­ens­es y sigu­iente para­da, se merece medio día de via­je y una noche en el Blue Cac­tus para beber una copa de vino del Niá­gara con una ban­de­ja gigante de boni­a­to frito. Antes, visi­ta los puestos y cafés del ani­ma­do mer­ca­do Byward, las exclusas del Canal Rideau, los edi­fi­cios del Par­la­men­to que recuer­dan al West­min­ster de Lon­dres y, si tienes tiem­po, la Nation­al Gallery. Luego sigue tu rum­bo sin mirar atrás.

Ottawa

Un rincón para winelovers en Ottawa

 

Después de Ottawa nos dirigi­mos hacia el Par­que Nacional de la Mauricie y hace­mos para­da para dormir y cenar en Shaw­ini­gan a pocos kilómet­ros del Par­que. Este refu­gio nat­ur­al donde habi­tan osos negros, alces y cas­tores, es una autén­ti­ca mar­avil­la, sobre todo cuan­do des­cub­ri­mos una playa desier­ta en uno de los lagos que la inun­dan. Qué bien sabe un baño en aguas cristali­nas. Un pic­nic con pro­duc­tos de la zona y a soñar. Rum­bo al norte, tras aban­donar el Par­que, recor­re­mos un para­je pla­ga­do de lagos para dormir en La Tuque, una local­i­dad con su propia estación de esquí alpino, donde recomien­do el BB La gui­te du parc. Si eres gluten free, éste es tu lugar porque su dueña es celía­ca. Como una de las car­ac­terís­ti­cas de la condi­ción cana­di­ense jun­to con la ama­bil­i­dad es la hon­esti­dad, hacien­do caso a nues­tra anfitri­ona, cen­amos en Le Boke: buenos vinos y un con­fit de pato con risot­to de setas y ver­du­ri­tas para recor­dar todo el viaje.

Parque Nacional de La Maurice

Par­que Nacional de La Maurice

 

Des­de La Tuque avan­zamos hacia el Lago St. Jean durante desér­ti­cos kilómet­ros para darnos un bañi­to hela­do en la vil­la de Rover­bal y acabar en la ciu­dad de Alma, conc­re­ta­mente en La Mai­son de Matelot, un sen­cil­lo hotelito de 5 habita­ciones, una ter­raza con vis­tas de agua dulce y deli­ciosos desayunos gluten free. La vida es her­mosa. A oril­las del lago, pre­ciosas casitas se suce­den. Es el lujo cana­di­ense que con­siste en ten­er a tu dis­posi­ción un troc­i­to de lago con un embar­cadero o unas tum­bonas. Así que sal­vo en las playas autor­izadas, los acce­sos a St. Jean son pri­va­dos. Un lugar ide­al en el Lago para coger una bici y pasar el día con un buen pic­nic es el Par­que Nacional de la Pointe-Tail­lon, un refu­gio de cas­tores y pre­ciosos senderos acom­paña­do de kilómet­ros de playas sosegadas. Al norte del lago Saint Jean, visi­ta el pequeño pueblo de Per­in­bo­ka. Pedirás a tu dios o a la lotería nacional asi­lo en uno de esos rincones.

Maison de Matelot

Mai­son de Matelot

 

Después de aban­donar Alma y haber cena­do en Mario Trem­blay o en el Café du Clocher, en ambos sir­ven un jugoso salmón, dirígete a Tados­sac pasan­do por el fan­tás­ti­co Par­que Nacional des Monts Valin. Los lagos siguen sien­do los mejores com­pañeros pero su placidez y sus fan­tás­ti­cas casas no dejan de asom­brar al vis­i­tante. Tados­sac es uno de los lugares del mun­do más impor­tantes para avis­tar bal­lenas, además de situ­arse jun­to a un her­moso fior­do. Los cetáceos se pueden divis­ar des­de un bar­co o zodi­ac pero tam­bién a sim­ple vista des­de la cos­ta. Recorre el paseo que parte del puer­to y si vas entre junio y noviem­bre las verás juguete­an­do entre las olas. El pueblo es un enclave agrad­able y ani­ma­do en medio de la tran­quila Canadá. Además, alber­ga una pre­ciosa capil­la que es la igle­sia de madera más antigua del país. Para tomar una ensal­a­da de pato o una burg­er de salmón (opción gluten free) pasa por el Pick Up Gril­lé. Para el mejor café (bio) de la zona, acér­cate al veci­no pueblo de L’Anse de Roche. En el úni­co que hay, el Cas­ta Fjord, su estram­bóti­ca encar­ga­da hará que el paseo merez­ca aún más la pena. Para una cena deli­ciosa dirígete al Café Bohème. Un con­se­jo, como no admiten reser­vas, vete como a eso de las 8:30h (cier­ran a las 10h) cuan­do los “no españoles” están terminando.

Tadossac

Café Bohème en Tadossac

 

En Que­bec, la úni­ca ciu­dad amu­ral­la­da del Norte de Améri­ca, huele a Paris y a las palomi­tas con man­te­qui­l­la y carame­lo de Marys. Me enten­derás cuan­do la vis­ites. Pasea por sus calles, entra en sus galerías de arte y sus tien­das de antigüedades. Date un paseo por el mer­ca­do, com­pra las man­zanas y fre­sas más vivas que he vis­to y si nece­si­tas algo más dulce prue­ba el sirope de Maple. No te olvides de dis­fru­tar de un almuer­zo ecológi­co en el bistro organ­ic L’o­ry­gin (tienen una car­ta de vinos inmen­sa) y para cenar y arru­inar la dieta del medio día, toma una fan­tás­ti­ca piz­za de que­so de cabra sin gluten en La Piazzetta. Y ya que esta­mos de que­sos, encuen­tra los mejores, inclu­i­dos algunos de Fuerteven­tu­ra, en la calle Saint Jean (Épicerie Européenne), donde podrás escuchar músi­ca en vivo en algunos de sus locales. Recuer­da vis­i­tar el bar­rio de Saint Roth para cono­cer la parte más alter­na­ti­va de la city y sus múlti­ples cafeterías. Por cier­to, en esta ciu­dad se habla español. En cin­co establec­imien­tos encon­tramos encan­tan­dores cana­di­ens­es que lo dom­ina­ban a la per­fec­ción. Nues­tra elec­ción para dormir fue una habitación abuhardil­la­da en el sen­cil­lo y pin­toresco hotelito Mai­son Ste-Ursule, den­tro del col­ori­do y musi­cal cas­co histórico.

Quebec. La Perle

Que­bec. La Perle

 

La últi­ma para­da de nue­stro via­je es la ciu­dad de Toron­to, una gran urbe de más de seis mil­lones de per­sonas prove­nientes de todos los rin­cones del plan­e­ta. Quizás Toron­to no tiene el saber estar ni la ele­gan­cia parisi­na de Que­bec pero tiene chis­pa. Y de la bue­na. Bas­ta con cam­i­nar sus calles y acer­carse al bar­rio bohemio de Kens­ing­ton para com­pro­bar­lo. Ropa de segun­da mano, tien­das bio y un mon­tón de gar­i­tos donde tomar comi­das del mun­do ¿qué tal unos tacos y un mar­gari­ta en el meji­cano Pan­cho y Emil­iano? Otro lugar imperdi­ble de la ciu­dad para los gluten free y tam­bién para los amantes de la comi­da vene­zolana es el Arepa Café, con platos deli­ciosos y con­tun­dentes que sir­ven como cater­ing al equipo local de béis­bol, el queri­do Blue Jays. En Toron­to, además de pro­bar una deli­ciosas pako­ras en Lit­tle India, visi­ta la famosa torre CN que lid­era la ciu­dad des­de lo alto si no temes a las colas. Tam­bién, acér­cate a sus museos, al puer­to o a la cono­ci­da Casa Loma. Por últi­mo, no te olvides de tomar algo en el mer­ca­do de St. Lawrence, el mejor del mun­do según Nation­al Geographic.

Centro de Toronto

Cen­tro de Toronto

 

Para ter­mi­nar el mordis­co cana­di­ense, nos acer­camos una jor­na­da a las famosas Cataratas del Niá­gara. Por cier­to, cóm­prate un chubas­quero si no quieres ter­mi­nar empa­pa­do. Luego, dis­fru­ta del día como quieras, tienes todo tipo de activi­dades para realizar pero no te quedes sin deleitarte con una copa de vino autóctono con vis­tas al estratos­féri­co cau­dal de agua.

Cataratas del Niágara

Cataratas del Niágara

 

Ya en el aerop­uer­to Pear­son de Toron­to, rum­bo a casa, el ansia via­jera no ha queda­do saci­a­da. O a lo mejor es gula. La sen­sación es la de quer­er ver más y más verde. Y más azul. En la son­risa lle­vo el impul­so quiméri­co de tomar un coche o un avión y diri­girnos hacia Van­cou­ver para seguir des­cubrien­do paisajes fan­tás­ti­cos y ciu­dades ami­ga­bles. En el espíritu, el anh­elo nave­g­ante de con­tin­uar sabore­an­do esa fru­ta enorme y jugosa que es Canadá.

© 2018 Noe­mi Mar­tin . All rights reserved. 

 

 

 

 

La Associació d’ Hostalers de Cabrils organiza su 6ª ruta gastronómica con espíritu solidario en beneficio del Casal dels Infants de Barcelona

Des­de este 2 de noviem­bre y has­ta el próx­i­mo día 3 de mar­zo del próx­i­mo año, tiene lugar en la ciu­dad de Cabrils su 6ª ruta gas­tronómi­ca, “DesTAPA’T”, orga­ni­za­da por la Aso­ciación de Hostele­ros de Cabrils, en colab­o­ración con cin­co restau­rantes, el patrocinio de Font Vel­la e Ined­it Damm y con el soporte del Ayun­tamien­to de Cabrils.

La ciu­dad, que se sitúa a tan solo 26 kilómet­ros de Barcelona y a 10 kilómet­ros de Mataró (cap­i­tal de la comar­ca del Maresme, en cuyo corazón se encuen­tra Cabrils), cuen­ta con una ofer­ta gas­tronómi­ca de larga tradi­ción hostel­era, sien­do un ref­er­ente en toda Catalun­ya y osten­tan­do el sel­lo de #Vila­Gas­tronòmi­ca.

Cartel de la 6a. Ruta Gastronòmica de Cabrils

Car­tel de la 6a. Ruta Gas­tronòmi­ca de Cabrils

 

La Aso­ciación, que es una enti­dad con más de 20 años de his­to­ria, se creó con el obje­ti­vo de pro­mover y dinamizar la gas­tronomía local de alta cal­i­dad. Actual­mente está rep­re­sen­ta­da por ocho establec­imien­tos, seis restau­rantes (Ca l’Estrany, Can Rin, Sal i Pebre, L’Hort Cabrils, La Con­cor­dia y La Mossega­da) y dos hote­les (L’Hostal de la Plaça –tam­bién restau­rante- y Hotel Mas de Baix), todos ellos con un úni­co denom­i­nador común: la pro­mo­ción de la cul­tura gas­tronómi­ca local, los pro­duc­tos autóctonos y el tur­is­mo gas­tronómi­co de calidad.

La ya sucu­len­ta ofer­ta gas­tronómi­ca de Cabrils, se verá ampli­a­da aho­ra con esta tapa sol­i­daria, con­ce­bi­da como un aper­i­ti­vo para abrir boca en una comi­da com­ple­ta en cada uno de lo establec­imien­tos par­tic­i­pantes, que darán un sen­ti­do sol­i­dario a esta ruta des­ti­nan­do un euro de cada tapa a ben­efi­cio del Casal dels Infants de Barcelona, que des­de hace 35 años actúa para rever­tir la situación de vul­ner­a­bil­i­dad que viv­en muchos niños del Raval, facil­i­tan­do su edu­cación y escolarización.

La pre­sentación de este even­to tuvo lugar el pasa­do día 26 de octubre en el Hotel Mas de Baix, en un acto pre­si­di­do por la alcalde­sa de Cabrils, Lina Morales, con la par­tic­i­pación de la regi­do­ra de tur­is­mo, Isabel Tam­boleo, y el pres­i­dente de la Asso­ciació d’Hostalers de Cabrils, Artur Masiques.

tapa solidaria de l'Hostal de la Plaça

Tapa sol­i­daria de l’Hostal de la Plaça

 

Los asis­tentes, medios de comu­ni­cación e influ­encers gas­tronómi­cos, pudieron vivir la expe­ri­en­cia de ser ayu­dantes de coci­na por un día, par­tic­i­pan­do en un show­cook­ing en cada uno de los restau­rantes sol­i­dar­ios. Las cin­co tapas sol­i­darias que fueron elab­o­radas ese día y que seguirán cocinán­dose y sirvién­dose en los difer­entes restau­rantes son:

  • Corazón de alca­chofa grati­na­do rel­leno de ver­duras y lan­gosti­nos (restau­rante Sal i Pebre)
  • Pata­ta rel­lena de chis­tor­ra con hue­vo frito de codor­niz (restau­rante L’Hort Cabrils)
  • Atún ‘bluefin’ con foie, espár­ra­gos y vina­gre ahu­ma­do (restau­rante Can Rin)
  • Nigiri de salmón y maki de atún sal­va­je de Arenys (restau­rante Ca L’Estrany)
  • Pata­ta rel­lena de buti­far­ra de per­ol y reduc­ción de vino ran­cio con un toque de tomil­lo (restau­rante y hotel L’Hostal de la Plaça)

Cada una de estas tapas se servirán en los restau­rantes indi­ca­dos, todos los días en los horar­ios habit­uales de ser­vi­cio de cada uno de ellos y por un pre­cio de 3,5 euros, con bebi­da incluida.

Restau­rante Sal i Pebre, Pasaje Horts de San­ta Creu, 08348 Cabrils. Telé­fono 696 601 996

Restau­rante L’Hort Cabrils, Paseo de Cabrils, 6, 08348 Cabrils. Telé­fono 937 508 671

Restau­rante Can Rin, Calle Tor­rent Roig, 2, 08348 Cabrils. Telé­fono 937 509 001

Restau­rante Ca L’Es­trany, Calle Camí de Coll de Port, 19, 08348 Cabrils. Telé­fono 937 507 066

Restau­rante L’Hostal de la Plaça, Plaza de la Igle­sia, 32, 08348, Cabrils. Telé­fono 937 531 902

Más infor­ma­ción de la ruta en Aso­ciació d’Hostalers de Cabrils y de todas las activi­dades bené­fi­cas en favor de la infan­cia en Casal dels Infants

© 2018 Raquel Car­rio. All rights reserved.

 

A %d blogueros les gusta esto: