L’Etivaz AOP, el queso suizo de Alpage que se elabora únicamente durante los meses de verano.

De esa época de nómadas que fuimos alguna vez en el pasado, y que algunos llevamos grabado con fuego en nuestro ADN, queda un grupo de pastores que practican cada año la trashumancia, es decir, el pastoreo en continuo movimiento, buscando el mejor pasto para su ganado según la estación del año. En España se continúa realizando esos viajes por las vías pecuarias o cabañerasy es de gran repercusión mediática su paso por Madrid y su pago simbólico de maravedíes como peaje en la Plaza de la Villa.

www.bloghedonista.com

Désalpe de L’Etivaz. Fotografía gentileza de Ulled Asociados.

Ese mismo desplazamiento con el ganado se repite igualmente en otras latitudes del mundo como ocurre en el cantón suizo de Vaud, cuya vacas hacen el Alpage, es decir suben cada primavera hacia la zona de los Alpes y Pre-Alpes, a las altas montañas para alimentarse de pastos frescos en sus  campos recién floridos. Cuando llega el otoño y siguiendo esta tradición de siglos, realizan el camino a la inversa, conocido como Désalpe de L’Etivaz, y este año de 2016 será el próximo 1 de octubre,  en la cual todas las cabezas vacunas, adornadas para la ocasión con grandes cencerros y ramilletes de flores, bajarán plácidamente ante la mirada curiosa de muchos turistas y  de los lugareños de Etivaz, que vestidos de gala para este acontecimiento, las acompañarán en su pausado y festivo descenso.

www.bloghedonista.com

L’Etivaz AOP. Fotografía gentileza de Ulled Asociados.

Todo este proceso tiene una recompensa gastronómica final para todos los amantes de los quesos: con la leche que darán estas vacas únicamente durante el verano, alimentadas de estos pastos y hierbas de alta montaña del estío, se elaborará el apreciado queso L’Etivaz AOP, que se diferencia por su sabor ligeramente afrutado y de noisette (avellana). Este queso consiguió en 1999 l’appellation d’origine contrôlée (AOC) y en el 2013 la calificiación de AOP. Producido por las 70 queserías locales con la leche cruda, sin pasteurizar, recogida a partir de dos ordeños diarios, permite obtener un sabor más intenso y potenciar los aromas derivados de su particular alimentación. Es apto para los intolerantes al gluten y a la lactosa.

www.bloghedonista.com

Etiqueta de los quesos suizos. Fotografía gentileza de Ulled Asociados.

El país helvético es muy estricto en la certificación de sus quesos y obliga el pastoreo de las vacas, así como la prohibición del uso de hormonas y antibióticos en la crianza del ganado. Su carácter artesanal en su elaboración le da ese valor añadido y diferenciador. Así para obtener esa calidad del queso suizo se necesita el doble de leche que para uno de fabricación industrial. La certificación de un tasador de la Oficina Federal de Agricultura de Suiza avala la elaboración tradicional del producto en todo su proceso desde el origen hasta el final, es decir se controla toda su trazabilidad y sólo entonces podrá lucir el sello de su región quesera, como garantía de un producto totalmente natural.

© 2016 José María Toro. All rights reserved.

 

Gastro pop up Experience en el Celler Clos Pons con el chef Ross Gibbens

www.bloghedonista.com

El chef Ross Gibbens acompañado de un integrante de su equipo. Fotografía de José María Toro

Primera experiencia gastronómica, y vendrán más, en el Celler Clos Pons con el chef británico Ross Gibbens. En un post anterior explicaba el curriculum de este cocinero inglés y su reputada trayectoria en diferentes restaurantes con estrella Michelin de Gran Bretaña que avalaban su presencia en esta bodega de Lleida y que consiguió poner en el portal TimeOut, la encargada de la venta de tickets, el cartel de «entradas agotadas«. La expectativa de conocer de primera mano la cocina de este chef había animado a muchos seguidores y curiosos a conocer esta experiencia gastronómica única. Existe un público, y me incluyo, ávido de vivir experiencias únicas e irrepetibles, que guardaremos celosamente, y grabada con tinta indeleble, en nuestra memoria gustativa y más placentera.

www.bloghedonista.com

Sala de Barricas del Celler Clos Pons. Fotografía de José María Toro

Por dos días, 23 y 24 de Septiembre, Gibbens inundó con sus aromas este celler de la DO Costers del Segre. Su menú para la ocasión se basó en productos de temporada y de proximidad para darle a continuación su personal toque british.

www.bloghedonista.com

Higos con pistachos verdes y cebolla acompañado de un caldo de hoja de higuera de l’Albagés. Fotografía de José María Toro

Un paseo por las viñas y una puesta de sol de postal, con permiso de las amenazadoras nubes, fue un primer acercamiento a la bodega de L’Albagés. A la hora convenida se sirvieron los dos primeros platos de entrantes en la mágica sala de Barricas. En esta atmósfera se degustaron unas sardinas sazonadas y maíz con pimiento de Espelette acompañado de un Cava Reserva Clos Pons Floc. Ya sentados en las mesas como entrante más consistente: higos y pistachos verdes con cebolla acompañado de un caldo de hoja de higuera de l’Albagés. En el primer plato principal se probó un delicioso atún rojo del Mediterráneo con hinojos acompañado de English Breakfast tea. Le siguió una presa ibérica con brotes de lechuga. Para rematar la faena por todo lo alto y como sorpresa para todos los comensales: melocotón y cuajada con unas virutas de la exquisita y codiciada trufa blanca de Alba, de las primeras de esta temporada que normalmente se recolecta en otoño en la zona italiana del Piamonte. Durante la velada acompañaron los diferentes vinos del Celler: Serie 800, Roc Nu, Alges, Roc de Foc, Sisquella y Jan Petit.

www.bloghedonista.com

Atún rojo del Mediterráneo. Fotografía de José María Toro

www.bloghedonista.com

Presa ibérica con brotes de lechuga. Fotografía de José María Toro

www.bloghedonista.com

Melocotón y cuajada con láminas de trufa blanca de Alba. Fotografía de José María Toro

Esta empresa que tuvo sus orígenes en la producción de aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío a partir de la variedad arbequina, se inició hace ya unos años en la elaboración de vino a partir de viñedos propios y ahora ya con el fin último de lucir la etiqueta de orgánicos.

© 2016 José María Toro. All rights reserved.

De aeropuertos

Los aeropuertos son bonitos para pasar un rato, un rato pequeño. Lo reconozco: me estoy haciendo mayor y cada vez me cuesta más invertir horas y horas esperando un vuelo. En mis tiempos mozos -no hace tanto- actuaba como una cazagangas auténtica. Cuando el «low cost» no estaba tan en boga, era capaz de no dormir durante dos días con tal de aprovechar ese billete de madrugada con escala de diez horas en una ciudad perdida por ahorrarme unas pesetillas. O dormir en cuclillas en un sillón de metal y comerme una lata de sardinas con tal de cruzar el Atlántico ondeando la bandera del «viajero sin dinero».

www.bloghedonista.com

Fotografía de Noemi Martin.

Pero el tiempo pasa ineludiblemente y los aeropuertos comienzan a parecerme lugares cada vez más pesados. Sobre todo porque soy de las desesperadas que tiene que llegar con tiempo de sobra para pasar los controles tres veces. Y mira que hay terminales espectaculares: con sus spas, peluquerías y hasta piscina al aire libre (tendrás que viajar a Singapur para darte un chapuzón). A pesar de tanta modernidad, lo cierto es que cada día me ponen menos las pantallitas azules, las conexiones a internet que se cortan cada dos por tres y los capuchinos de cuatro euros. Ah, y lo de quitarme las botas  y ponerme unas babuchas de plástico por si llevo un puñado de explosivos en el tacón, así ataditos como un manojo de espárragos trigueros. Menos mal que entre vuelo y vuelo siempre nos queda la posibilidad de engancharnos a los cotilleos del «Cuore» o al móvil desde el que estoy escribiendo para pasar el tiempo. También, por supuesto, está la opción de conversar tranquilamente con tu compañer@ de viaje, planificar visitas y restaurantes o simplemente comenzar a ilusionarte soñando  nuevas aventuras al estilo Willy Fog y Rigodón. Pensándolo bien, resulta que los aeropuertos no son espacios tan malos, al menos mientras sea para irte de vacaciones o no te pase lo de Tom Hanks en «La Terminal». Si es que, como siempre digo, no hay nada mejor que quejarse por puro gusto. Y en este país somos los reyes del lamento hedonista.

BSO The Terminal

© 2016 Noemi Martin. All rights reserved.

Ross Gibbens en el Celler Clos Pons

Cada vez hay más sinergias entre los bodegueros y los cocineros. Evidentemente uno no se entiende sin el otro, son como un matrimonio indisoluble condenado a entenderse hasta el fin de los tiempos. Estábamos acostumbrados a continuas visitas y presentaciones de las bodegas en los restaurantes y ahora cada vez es más frecuentes las actividades de cocineros que montan experiencias pop up con improvisados fogones dentro de las grandes bodegas de vinos, y la que tenemos a la vuelta de la esquina es la presencia del chef Ross Gibbens en el Celler Clos Pons, de la DO Costers del Segre, durante los próximos 23 y 24 de Septiembre.

www.bloghedonista.com

Chef Ross Gibbens. Fotografía gentileza de Lamaga Comunica

Ross Gibbens posee una reputada y dilatada experiencia en restaurantes condecorados por  la famosa guía francesa de tapas rojas en Gran Bretaña. En Londres ha cocinado en Launceston Place actualmente una estrella Michelin, Dabbous con una estrella, The Square con 2 estrellas Michelin, The Vineyard en Newbury dentro del homónimo hotel perteneciente a la exclusiva asociación Relais & Châteaux y auténtico templo de los vinos californianos, o Le Manoir aux Quat’ Saisons en Oxford con 2 estrellas. Actualmente es el Chef ejecutivo de The Bezalu Ingredient Co. especializada en la comercialización de productos mediterráneos.

www.bloghedonista.com

Plato de Ross Gibbens. Fotografía gentileza de Lamaga Comunica

En formato pop up, durante 2 jornadas, se podrá disfrutar de la cocina del mencionado chef que se define a sí mismo como un cocinero de productos de proximidad en cada momento, sin florituras gratuitas, dejando que la materia prima exprese todo lo que lleva dentro. Si a esto le sumamos su experiencia aquirida a lo largo de los años y por tanto sus toques personales será una experiencia culinaria para grabar en nuestra memoria poética y más hedonista. 

Por su parte el Celler Clos Pons se estrena con Ross Gibbens en una novedosa programación Gastro Pop Up Experience que promete muy interesantes visitas esporádicas de primeros espadas de la cocina nacional e internacional.

www.bloghedonista.com

Vinos del Celler Clos Pons. Fotografía gentileza de Lamaga Comunica

Los vinos seleccionados de la bodega estarán a la altura de los platos como Serie 800, Roc Nu, Alges, Roc de Foc, Sisquella y Jan Petit. Su enólogo Martí Magriñá, uno de los primeros titulados por la Universitat Rovira i Virgili y todo un referente en el mundo vinícola español después de trabajar en grandes bodegas españolas y extranjeras, busca sacar la máxima expresión a la tierra que los acoge en l’Albagés, Lleida.

www.bloghedonista.com

Viñas Clos Pons. Fotografía gentileza de Lamaga Comunica

Precio: 90€ por comensal, que incluye un menú secreto degustación de 6 platos y postre que Ross Gibbens elaborará en exclusiva para esta Pop Up. Hay la opción de comprar el ticket Pack Romántico (250€) que incluye el cubierto para dos y una noche de hotel con desayuno incluído.

Compra de tickets en Time Out

© 2016 José María Toro. All rights reserved.

Noche Solidaria en el Liceu de Barcelona

Por segundo año consecutivo, en la noche del jueves 15 de Septiembre, el Liceu de Barcelona respiró más que nunca bondad y humanidad. Al anochecer se reunieron 400 anónimos altruistas por un fin común, por una causa solidaria: pagar por asistir a la cena benéfica en el magnífico escenario del Gran Teatre del Liceu barcelonés. El destino de los fondos fue íntegramente para la ONG el Casal dels Infants.

Una cena orquestada en los fogones por 4 chefs condecorados con estrellas de la famosa guía roja francesa: Carles Gaig, Nandu Jubany, Carles Abellán y Albert Adrià, que generosamente cocinaron y crearon un menú para la ocasión, de esos de recordar y grabar con tinta indeleble en la memoria poética y más hedonista. Todo ello maridado con los vinos y cavas Gramona y musicalmente con un reportorio de canciones interpretadas por el Coro de este templo operístico.

www.bloghedonista.com

El director comercial de Gramona junto a los 4 chefs: Carles Gaig, Nandu Jubany, Albert Adrià y al micrófono Carles Abellán. Fotografía de José María Toro

Los 41.000 euros recaudados este año, superando con creces la recaudación del anterior, por la venta de los tickets a través de LetsBonus, empresa colaboradora en este acto y especializada en la venta de productos de ocio, se destinarán a labores educativas y de inserción social de niños y jóvenes en riesgo de exclusión social. El Casal dels Infants presta atención en barrios marginales dónde el día a día de estos niños está lleno de dificultades. Distritos como el Raval y el Besós de Barcelona, La Mina de Sant Adrià del Besós, o ciudades como Santa Coloma de Gramenet, Badalona y Salt son los beneficiarios de sus actividades que apenas son portadas de los grandes rotativos. Un trabajo silencioso de más de 1000 desconocidos voluntarios, que muchas veces pasa desapercibido para una gran mayoría, pero muy valioso para la sociedad en general y para sus receptores en particular. Muchachos y muchachas vapuleados por situaciones ajenas a ellos, como el protagonista de «Los 400 golpes» de Truffaut, y que vuelven a creer en el futuro y en sí mismos, niños y niñas que descubren que se puede volver a sonreír, que vuelven a amar ir al colegio porque alguien les ayuda con refuerzo escolar al salir de clase y les explican con detalle y cariño las lecciones del día, evitando el absentismo escolar y el abandono definitivo. Chicos y chicas motivados en formarse y prueba de ello fue que treinta de ellos participaron activamente en esta gran cena como camareros y camareras.

El Gran Teatre del Liceu, situado en un extremo del barrio del Raval barcelonés, abrió sus puertas y acogió desinteresadamente en su espacio principal para que se celebrara este magnífico acto tal como se merecía, porque es un evento que debe brillar con luz propia.

© 2016 José María Toro. All rights reserved.

I Jornadas Gastronómicas de cocina sin fuego en el Restaurante Filigrana de Barcelona.

Cocinar sin fuego es retroceder en la antigüedad, hasta el momento justamente anterior que el homo erectus dominó la lumbre dentro de su evolución. Hoy cada vez que preparamos algún plato sin usar la llama como tal, estamos recordando y recuperando las formas de alimentarse de nuestros antepasados más lejanos, y esa es la propuesta del chef Francisco Fernández del barcelonés restaurante Filigrana para estas primeras Jornadas Gastronómicas sin usar los fogones.

Ha organizado un menú para compartir dónde los alimentos no se cocinan y por lo tanto están en su sabor natural, el original sin estar modificado por la acción física del fuego. Para preparar este tipo de platos requiere que la calidad de la materia prima sea muy alta y buscarla en su estado natural, que esté libre al máximo de contaminantes como la lubina salvaje o el salmón también salvaje de Alaska y otros como el ajo negro altamente recomendable para la salud por su gran poder preventivo del cáncer y antioxidante entre otras propiedades.

PLATOS DEGUSTADOS:

  • Ceviche de lubina salvaje, maracuyá y caviar del Valle de Arán. El maracuyá aporta la acidez necesaria sustituyendo a la clásica lima y al limón. Felicidades al chef por usar lubina pescada en libertad y que se traduce en mayor sabor y mejor textura en su sabrosa carne.
www.bloghedonista.com

Ceviche de lubina salvaje, maracuyá y caviar del Valle de Arán. Fotografía de Gemma Toro

  • Tartar de salmón salvaje de Alaska con manzana verde impregnada en vodka y esfera de cítricos. Merecedor de aplauso la preparación con salmón no procedente de cautividad. La mayor población de salmones silvestres del mundo provienen de ese estado de USA que nos da garantía de su bravía procedencia. La acidez de la fruta nos limpia la boca de esa ligera sensación grasosa que pueda dejar el salmón.
www.bloghedonista.com

Tartar de salmón salvaje de Alaska. Fotografía de Gemma Toro

  • Ensalada de higos «coll de dama», variedad muy apreciada por su dulce sabor, con anguila ahumada y queso Idiazábal. Una combinación muy apetecible entre dulce y salada y el inconfundible aroma del humo.
  • Foie marinado a la vainilla con sablé de avellanas y trufa, jugando a los contrastes de sabores.
www.bloghedonista.com

Foie marinado a la vainilla con sablé de avellanas y trufa. Fotografía de Gemma Toro

  • Steak tartar de la internacionalmente reconocida carne de Angus, acompañada de una emulsión de café de París y pan de cebolla. Un plato para disfrutar de la carne sin artificios.
www.bloghedonista.com

Steak tartar de carne de Angus. Fotografía de Gemma Toro

  • Carpaccio de carne de Wagyu, el saludable ajo negro y nube de parmesano. Bravo y Bravo.
  • El apartado dulce comienza con un postre que tiene el objetivo de limpiar la boca gracias a su acidez: la nueva versión del cóctel de piña colada acompañada de coco y ron. 
www.bloghedonista.com

Cóctel de piña colada, coco y ron. Fotografía de Gemma Toro

  • Como fin de fiesta bizcocho de chocolate bajo cero con helado de yogur y nitro de mango elaborado con una mousse montada con gelatina y refrigerada en el congelador para conseguir una apariencia de bizcocho sin la necesidad de utilizar el horno. Una propuesta dulce pero a su vez muy ligera.
www.bloghedonista.com

Bizcocho de chocolate bajo cero con helado de yogur y nitro de mango. Fotografía de Gemma Toro

Platos armonizados elegantemente con el cava rosado Elyssia de Freixenet y L’Equilibrista de Ca N’Estruc, un vino blanco elaborado con xarel.lo.

Precio del menú 40 euros incluido el IVA. Menú disponible hasta el próximo 18 de Septiembre de 2016. 

Restaurante Filigrana Pl. Espanya, 6-8 08014 Barcelona Teléfon 934 267 657 Hotel Catalonia Barcelona Plaza.

© 2016 José María Toro. All rights reserved.

Hotels amb DO

Comienza el curso escolar y un año más el Gremi d’Hotels de Barcelona activa una nueva edición, y ya vamos por la quinta, de «Hotels amb DO«. Desde el 12 al 18 de Septiembre un total de 26 hoteles emblemáticos y que tienen historias que contar de la Ciudad Condal, acogen en sus instalaciones diferentes catas de vinos de las denominaciones de origen catalanas.

Por un lado, el Gremi d’Hotels, y por otro lado, el INCAVI ( Institut Català de la Vinya i el Vi) dependiente de la Generalitat de Catalunya, son los promotores de divulgar la cultura del vino en general, y de las 12 denominaciones de origen catalanas en particular, en hoteles asociados a la institución que los representa. También con la clara intención de romper barreras entre los lugareños y los hoteles de BCN.

www.bloghedonista.com

Cata de vinos catalanes en la presentación del evento «Hotels amb DO» en el hotel Ohla Eixample.Fotografía de José María Toro

Catas con el objetivo pedagógico de enseñar nociones básicas mediante 52 sesiones a precios muy asequibles de 15 euros por persona, donde se podrán degustar 6 vinos de proximidad en espacios únicos y con personalidad. Este mismo precio lleva una invitación implícita para la 36ª Mostra de Vins i Caves de Catalunya del 22 al 25 de Septiembre en el barcelonés Pg. Lluis Companys. Sesiones programadas para todos los gustos, desde centradas en una denominación de origen, en los vinos galardonados con los premios Vinari 2015, catas de cavas gran reserva, vinos y cavas que integran la Guia de Vins de Catalunya, sobre el proceloso mundo de las copas y descubrir cual es la que mejor armoniza con cada vino de la mano de Riedel Experience, como novedad de este año el maridaje de cava y chocolate a cargo del Institut del Cava y Xocolates Amatller, y por supuesto la cata de vinos ecológicos y biodinámicos según la Guia Vinum Nature. Todas las catas impartidas por profesionales de la Escola Superior d’Hostaleria de Barcelona (ESHOB), del INCAVI y de los sumilleres de los hoteles.

Para hacer más atractivo el proyecto y profundizar más en el tema se puede adquirir una experiencia completa consistente en la cata del vino y cena posterior en el mismo hotel.

www.bloghedonista.com

Mapa geográfico de las diferentes DO. catalanas.

Denominacions d’Origen de Vi i del Cava: Alella, Catalunya, Cava, Conca de Barberà, Costers del Segre, Empordà, Montsant, Penedès, Pla de Bages, Priorat que es la única DO catalana calificada, Tarragona y Terra Alta. 

Para compra de entradas y más información sobre las diversas actividades de los hoteles participantes en MésQHotels

© 2016 José María Toro. All rights reserved.

 

Please Don’t Tell Barcelona

La luz del día hacía rato que se había escondido por el oeste. Un callejón sin salida, con bolsas de basura acumuladas de días, entiendo que los basureros no entren aquí, porque yo en mi sano juicio tampoco lo haría si no fuera por el pibón que me había arrastrado hasta este rincón de Nueva York al salir de la oficina. Un andamio abandonado de un edificio inacabado, con la caída de la bolsa mucha gente se arruinó y probablemente se acabó el presupuesto, grafitis y un carrito de hot dogs aparentemente en buen estado junto a una misteriosa cabina telefónica componían el lúgubre decorado. En contraste con la oscuridad reinante la mencionada cabina estaba bien iluminada en su interior. Era lo único que tenía luz en este desangelado y sórdido barrio. Se oían sirenas en el silencio sepulcral de la noche. No estaban lejos. Había que apresurar. Se mascaba la tragedia. Que tensión. Por fin, era la hora. El teléfono de la cabina comenzó a sonar. Me pegué un susto de muerte. Mi manos temblorosas no se atrevían a cogerlo, mi acompañante, una bella damisela vestida para seducir, se apresuró a cogerlo. Esta noche se había puesto sus mejores galas, un vestido escotado, tacones altos de esos que dan vértigo, rojo carmín en los labios a juego con la misma tonalidad Pantone de las uñas de las manos y pies, pestañas infinitas que hacían sus ojos claros aún más grandes y que su mirada fuera seductora, magnética, casi de una hechicera. Ojalá que esta relación dure más que las anteriores novias. Ya había llenado todas las letras de mi agenda telefónica. Estaba cansado de ir de barra en barra gastándome la paga mensual. 

– contraseña? Es lo único que conseguí oir.

Ella le musitó algo a su interlocutor que fui incapaz de oír. Tengo que ir de una vez a revisar la audición, pensé para mis adentros.

Por fin se abrió una puerta y nos recibió una sonriente chica que nos invitó a entrar. Dentro era como si todo Manhattan se hubiera concentrado en este pequeño habítaculo. ¡Que contraste! Fuera todo solitario y triste mientras que en su interior se vivía un alegre bullicio. Barmans que no paraban de servir cócteles. A los parroquianos se les veía felices con sus copas y comiendo unos perritos calientes.

Esta introducción, muy propia del clásico cine negro, podría ser muy bien lo que ocurría cada noche en alguno de los speakeasys de la ciudad de los rascacielos durante la época de la Ley Seca.Trasladándonos en el espacio y en tiempo desde esa odiada época hasta nuestros tiempos, esa situación en el siglo XXI se ha transformado en una experiencia relajada y elegante. Please Don’t Tell New York de la mano de World Class Spain se ha transportado durante este mes de Septiembre de 2016 al magnífico y céntrico Hotel Mandarin Oriental de Barcelona. Se ha reproducido bastante fiel los elementos del original neoyorquino, como el decorado del callejón, su cálido interior con trofeos de caza disecados o los armarios de madera que esconden parcialmente las metálicas cajas de seguridad del original Banker´s Bar. Sus bartenders del original PDT de Nueva York: Jim Meehan, Adam Schmidt y Jeff Bell son los encargados de la imaginativa carta para esta coctelería pop up en Barcelona, y también de preparar los cócteles rompiéndose los brazos con ese movimiento característico propio del oficio.  Camareros con visera, tirantes y manguitos y pajarita con estampado tartán.

Los inconfundibles hot dogs del original de Nueva York se han reconvertido y tienen el sello de 5 primeros espadas de la cocina, de 5 chefs reconocidos internacionalmente. Tres de ellos residentes en el hotel Mandarin Oriental con fogones propios: Carme Ruscalleda y su hijo Raül Balam en Moments, Gastón Acurio y Angel León con BistrEau. Con la colaboración especial de Joan Roca de Celler de Can Roca y Albert Adrià.

Degustación de cócteles:

  • Nichol Buck a base de ginebra Tanqueray Nº TEN, manzanilla La Gitana, zumo de limón, sirope de miel, cerveza de jengibre Q. El nombre de este combinado es un homenaje al legendario Tom Nichol maestro destilador creador de la mencionada ginebra.
  • Virgin sin alcohol

Acompañamiento:

  • Homemade truffle waffle french fries: deliciosas patatas fritas en forma de waffle con queso parmesano y trufa negra.
www.bloghedonista.com

Homemade truffle waffle french fries. Fotografía de José María Toro

Degustación de hot dogs:

  • John John Derago, la clásica de PDT. Hot Dog de ternera frita, salsa queso crema, «Bagel spice» y cebolletas.
  • New Orleans de Albert Adrià. Hot dog de Frankfurt, queso gruyère, bacon ahumado y salsa de New Orleans.
  • CR, la opción saludable de Carme Ruscalleda. Sus iniciales vienen grabadas en el panecillo que guarda su salchicha saludable totalmente vegetal, rúcula y dos salsas: HKM y de quesos finas hierbas.
www.bloghedonista.com

Hot Dog CR (Carme Ruscalleda) Fotografía de José María Toro

 

  • Bluefin Hotdog de Angel León. Obviamente su salchicha está inspirada en el mar y se elabora con 100% Atún Bluefin, pepino encurtido, salsa tomate y harissa, mayonesa de Yuzu y camarones fritos por encima.
www.bloghedonista.com

Hot Dog de PDT: John John Derago. Fotografía de José María Toro

Del precio de venta de cada Hot Dog 2 euros irán destinados a la Obra Social de «la Caixa» La Fundación más importante de España y que entre sus prioridades está la lucha contra la pobreza, la integración social de personas desfavorecidas, así como aportación de fondos para la investigación de enfermedades neurodegenerativas.

Reservas en:

Email: mobcn-pdtbankers@mohg.com

Teléfono: 610 726 449 (10 h a 18 h)

 

© 2016 José María Toro. All rights reserved.

Toscana Blues

-Estoy estupendamente. Te lo prometo. ¿Cómo no voy a estar bien en la maravillosa Toscana? Ya no soy la mujer-drama que conociste, brother. Relax. Om.

Cuelgo el teléfono. Me aseguro de que mi hermano ya no está al otro lado. Toco tres veces la tecla roja y lloro hasta que el móvil se empapa de arriba a abajo. Y luego limpio las lágrimas de la pantalla con el reverso de la camiseta de Alejandro Sanz que me pongo para dormir.

Llevo cuatro días entre viñedos y torres medievales y me siento en el infierno, quemándome cual pizza margarita. Otro desengaño pueril. Y encima me duele la tripa de hincharme a pecorino y nueces. Creo que he subido como cinco kilos desde que llegué a Cortona.

Hace un par de semanas reservé una habitación “deluxe” en un villa preciosa y alquilé un “Beetle cabrio” en el aeropuerto de Pisa dispuesta a comerme el mundo y al gastrochef italiano con el que llevaba “instagrameando” desde hace seis meses. Sorpresa, conmoción: Piero Della Francesca, el chico con nombre de pintor que sólo sube impresionantes imágenes de vinos caros, platos divinos y rutas en bicicleta, tiene mujer y unos fenomenales trillizos de siete años. Pequeños detalles que no vale la pena mencionar y mucho menos fotografiar.

-Vente a la Toscana, te llevaré a los mejores restaurantes y beberás  vinos increíbles, “bellisima mia”. Que ganas de conocerte, Martita.

Y claro. Ahora o nunca. Soy una mujer autosuficiente, soltera y en la flor de la vida. Y cuando proyecto una idea, la hago realidad. Tal cual. El problema vino después de tomar mi azarosa decisión: cuando cuelgo la foto de mis billetes de avión hace dos días en plan campanada, mi queridísimo chef me bloquea en todas las redes sociales posibles, además del whatsapp.

-¿Ha pasado algo, Pierito? ¿Estás bien, cielo? Lanzo mi turbado mail y espero respuesta mientras sobresaltada me arranco las cejas una a una.

-Sí, sí querida,  «tutto bene. Pero es que justo me voy con mi mujer y los trillizos a pasar una semana a Suiza y necesito desconectar del mundo. Disfruta de mis paisajes. Una pena no poder acompañarte en tu escapada italiana»

Pues nada. Con los ojos como un pulpo y la maleta llena de camisones sexys, vestidos ajustados y cullotes de lo más fashion para recorrer en bici las praderas italianas, me subo en el avión sin deshacerla. No tengo fuerzas después de tanto “tranquimaniz” con té verde. Mi psicólogo me ha recomendado que vaya de viaje y coja aire. Que no me quede con el ansia de hacer las cosas. Pero… si es que no tengo puñeteras ganas. Aún así hago acopio de energía y parto en vuelo directo hacia la ciudad de la torre inclinada. Sí, torcida: más o menos como yo y mi cabeza de chorlito.

En el Aeropuerto Galileo Galilei (nombre ideal para recibir a una lunática estrellada) me espera mi discreto “escarabajo” rojo y unos cuantos kilómetros hasta llegar al romántico pueblito donde se rodó “Bajo el sol de la Toscana”: lugar donde me encuentro desde hace cuatro días en modo “comer-dormir-llorar”. Y todavía me quedan tres más hasta tomar mi “ryanair” de vuelta a la vida.

Aunque son las seis de la tarde, me voy quedando traspuesta con el móvil en la mano cuando suena un aviso de instagram. Un “me gusta” en la foto de mi billete a Pisa y un comentario de…”Camarón92”:

-Ando aburrido por estos valles toscanos. Mi novia me dejó antes de venir. ¿Cómo va tu viaje? Abro los ojos de golpe. ¿Quién es este ser espontáneo que acaba de entrar en escena? Acto seguido cotilleo su colección de fotos. El tal Camarón -que es de Conil de la Frontera- debe tener unos quince años menos que yo y es un surfero con un cuerpo de escándalo. Y encima está quedándose en el pueblo de al lado, a cinco minutos en coche.

-Pues, Camarón92, mi viaje va de lujo… Si quieres quedamos ahora mismo y nos echamos una copa de Chianti en la Plaza del centro de Cortona,  antes de que el sol de la Toscana nos abandone.

Respondo atrevida sin pensarlo demasiado, eso sí, en abierto no vaya a ser que el surfero abandonado sea un psicópata. Que nunca se sabe. Y de paso para que lo vea Piero Della Francesca,  si es que algún día vuelve a seguirme en el instagram.

Treinta segundos de inquietud y Camarón92 me contesta: -estoy ahí en media hora, encanto.

En menos que canta un gallo me quito la camiseta de Alejandro Sanz y me calzo mis tacones y un vestidazo rosa chicle bien ajustado. No sé si es un poco exagerado para la ocasión pero es que en mi maleta italiana sólo he metido piezas extremas. Como yo. De repente me imagino feliz bebiendo cerveza fresquita y comiendo tortillitas de camarones en un kiosko playero de Tarifa. En la variedad está el gusto pienso mientras silbo “Quién me va a curar el corazón partío” y empiezo a olvidar al gastrochef toscano.

BSO Corazón partío de Alejandro Sanz.

© 2016 Noemi Martin. All rights reserved.

 

A %d blogueros les gusta esto: