Ketchikan (Alaska, USA)

DSC03207

DSC03157

DSC03167DSC03197 DSC03199 DSC03200 DSC03201

Este pequeño pueblo basa su actividad económica en la pesca y la madera. Su histórico barrio rojo en Creek Street forma un conjunto  de coloridas casas de madera construidas sobre pilotes clavados en el Ketchikan Creek. De aquella época de la fiebre del oro conservan justo a la entrada de esta calle como atracción turística el burdel Dolly. El resto de casas son comercios con productos  típicos de la zona especializados en salmón en todas sus variantes.

El Totem Heritage Center guarda la mayor colección del mundo de totems, algunos con más de 200 años de antigüedad.

DSC03183

Tiendas con encanto donde se puede encontrar un poco de todo pero muy escogido como la de Chinook & Company  especializada en salmón salvaje y otros productos gourmets además de vestidos y pañuelos de seda para señoras, ropa masculina, utensilios de pesca, etc.

 

 

DSC03192

DSC03189Y ésta de Ketchi Candies para los más golosos y amantes del chocolate. Curiosa por su total decoración interior en madera blanca y con ventanas a la antigua usanza de atención al público, una para solicitar la comanda y otra la de la entrega. DSC03162

Juneau (Alaska, USA)

Juneau es la capital de The Last Frontier (el estado número 49 de USA).  Situada en la ladera de una montaña, fue fundada en 1881 durante la fiebre del oro y bautizada con ese nombre en honor a uno de esos primeros mineros buscadores del preciado metal. Es una parada obligatoria de los diferentes cruceros que surcan las aguas del sureste de Alaska. Curiosamente no se puede llegar por vía terrestre, solo puede hacerse por avión o barco.

A las afueras de Juneau se encuentra el Mendenhall Glacier.

DSC03031

DSC03029

DSC03038

También constituye un lugar privilegiado para poder ver las ballenas aunque ellas la mayoría de las veces no están por la labor de ser inmortalizadas y se muestran tímidas y esquivas a los objetivos de las cámara fotográficas de los curiosos turistas. Además es un buen punto de partida para todos los amantes de la vida salvaje y poder observar la fauna del territorio.

DSC03054

Cola de ballena que asoma tímidamente.

DSC03052

La sombra oscura que se puede apreciar debajo del mar corresponde a una ballena.

Red Onion Saloon. Skagway. Alaska (USA)

DSC03013

El Red Onion Saloon está situado en el centro de Skagway, un pequeño pueblo de postal del sureste de Alaska,  y tras este prosaico nombre se esconde un antiguo y pecaminoso burdel centenario que fue testigo mudo de una vibrante y enloquecida fiebre del oro, de hombres que dejaron todas sus ilusiones en busca de la diosa Fortuna y que la mayoría de las veces se mostró esquiva para ellos. Tras sus cortinas de sospechoso y opaco terciopelo rojo se ahogaron muchas frustraciones, penas y desilusiones,  mientras en breves ocasiones los agraciados por el Rey Midas llegaron a gastarse inconscientemente todo lo que habían conseguido hasta ese azaroso momento e hipotecando su futuro incierto . Este lugar de encuentro fue gobernado por insinuantes hijas de Eva con curvas voluptuosas encajadas en corpiños estrechos y ajustados y faldas modelo cancan formando todo ello un conjunto de colores llamativos y provocativos. De esa época se conserva el suelo, el mobiliario, las mesas, los taburetes y las sillas de madera originales de ese momento glorioso y que seguramente salieron volando como Icaro más de una vez aterrizando en alguna testa borracha. Curiosa y escatológica colección de orinales colgados en una de las paredes laterales provenientes de ese período de tiempo en que el Red Onion Saloon prestaba servicios auxiliares a esos ansiosos mineros buscadores del deseado metal amarillo.

Hoy después de haber perdido todo su brillo, se ha convertido en una atracción turística curiosa donde se sirven comidas ligeras y una muy buena cerveza de Alaska mientras actúa algún grupo local tocando música folk. Las chicas actuales son más comedidas y menos picantes que sus predecesoras aunque conservan el punto filipino impronta de la casa.

DSC03015 DSC03018 DSC03020 DSC03021 DSC03023

Este pequeño asentamiento permite excursiones a pie, en bicicleta o a caballo para contemplar una naturaleza salvaje y extrema. También la oportunidad de ascender 873 metros en sólo 20 millas terrestres a bordo de un tren decimonónico que nació para acercar a esos hombres buscadores de oro a las montañas cercanas. La ruta del ferrocarril  White Pass & Yukon Route es una obra de ingeniería que serpentea la montaña en su ascenso mientras atraviesa el cauce del río por viejos puentes que dan miedo hasta llegar a las frontera canadiense y norteamericana. A su paso se atraviesan parajes espectaculares de una vegetación exuberante con múltiples saltos de agua.

DSC02983

DSC03026 DSC02957 DSC02982 DSC02981

DSC02989

DSC02986 DSC02995

Casa Leopoldo

DSC02161

C/ Sant Rafael, 24 (Barri del Raval) Barcelona 08001 Teléfono 93-4413014 Casa Leopoldo

Si tuviera entre manos un caso de novela negra que resolver buscaría sin dudar a ese detective de ficción, gourmet, con aire chulesco, de perdonavidas y canalla que es Pepe Carvalho pues seguro que sabría como resolver y tratar el caso delicadamente. La cercanía de su despacho en las Ramblas al mítico Casa Leopoldo y su aficción a la buena mesa y a los mejores caldos (fiel reflejo de su malogrado autor Manuel Vázquez Montalbán) dirigiría mis pasos hacia esta casa de comidas casi  centenaria y seguro que allí lo encontraría.

DSC02158

Actualmente está regentada por la tercera generación, Rosa Gil, «la nena del Leopoldo» como la bautizó en su libro Arturo San Agustín, que ha sabido adaptarse a las circunstancias y los cambios de nuestra sociedad, desde aquella lejana época de sus abuelos en que los obreros de las fábricas cercanas venían a calentar sus fiambreras a cambio de agua fresca y porrón de vino blanco o tinto de Gandesa y que por la noche se transformaba camaleónicamente en un restaurante de campanillas que acogía a la alta burguesía local de paso a las representaciones operísticas del Gran Teatro del Liceo. Más tarde se convirtió en refugio de intelectuales, empresarios, escritores, poetas, artistas, cineastas, actores, cantantes, toreros y otras gentes de la farándula convirtiendo sus paredes de azulejos, sus fotos familiares, sus cuadros de toreros y carteles de fiestas taurinas de tronío en un local de referencia gastronómica cuya fama ha traspasado nuestras fronteras.

Siempre fiel a una cocina  tradicional bien hecha herencia de la avia (abuela) Elvira y rindiéndole homenaje hay un menú espectacular por 40 euros (bebida no incluida) con su nombre. Otra opción a tener en cuenta es el menú de la fonda solamente servido al mediodía por solo 25 euros (bebida e IVA incluido).

Platos degustados de la Carta:

Croquetas de jamón bien rellenas de tropezones, exquisitos buñuelos de bacalao,  boquerones en aceite acompañado de su pan tostado con tomate, una reinvención artística del mar y montaña con un soberbio salteado de rossinyol, ajos tiernos y chipirones, tempura crujiente de alcachofas y calçots con salsa romesco, fresquísimas gambas de Palamós, rodaballo con sus verduritas y patatas al horno, soufflé de chocolate y helado y el imprescindible e imperdonable final con su tortell de hojaldre relleno de cabello de ángel y crema. Precio medio 50-60 euros.

DSC02146

DSC02148

DSC02152

DSC02157

DSC02159

Vino: Pazo San Mauro 2011 D.O. Rías Baixas (en honor al detective Carvalho de ascendencia gallega) Un caldo fresco, elegante, con notas cítricas y salinas.

Solera, sabor, autenticidad, tradición y modernidad todo en uno.

A %d blogueros les gusta esto: