Think-Sweet

Ram­bla de Catalun­ya esquina Còrsega. Barcelona. Think-Sweet

A pesar de que la dis­tribu­ción del espa­cio físi­co donde están ubi­ca­dos es irreg­u­lar, han sabido crear con un der­roche de imag­i­nación dos ambi­entes inde­pen­di­entes: por un lado la entra­da con exposi­ción de los difer­entes pro­duc­tos y una pequeña bar­ra con tabu­retes para tomar algo rápi­do, y por otro lado una sala inte­ri­or para degusta­ciones más pau­sadas cre­an­do un esce­nario cáli­do y con­fort­able a base de madera deca­pa­da en blan­co que for­ra las pare­des has­ta media altura,  jar­dineras en alto con flo­res arti­fi­ciales de col­ores pri­mav­erales y sil­las de madera.  Es el lugar per­fec­to para repasar las expe­ri­en­cias y las fotos de este ver­a­no (las más per­son­ales y no pub­li­cadas en las redes sociales) aho­ra que esta­mos volvien­do todos de las vaca­ciones esti­vales y nos volve­mos a reencontrar.

think sweet 8

think sweet 1

Cup­cake Sel­va Negra

think sweet 4think sweet 2think sweet 10

Roba Estesa

Car­rer de Sant Sev­er, 5 Barcelona  Hotel Neri

En el últi­mo piso de este pala­cio medieval, perteneciente al exclu­si­vo y selec­to grupo de Relais & Chateaux que se car­ac­ter­i­zan por ser hote­les y restau­rantes que están situ­a­dos en edi­fi­cios sin­gu­lares, con carác­ter y per­son­al­i­dad, que rezu­man buen gus­to, sen­si­bil­i­dad y un alto sen­ti­do de la estéti­ca, así como una gran cal­i­dad de ser­vi­cio y una ofer­ta gas­tronómi­ca intachable.

roba estesa 4Escaleras de piedra y esce­nar­ios clási­cos mari­dan a la per­fec­ción con sofás de col­or rojo chillón de corte van­guardista de esos que te ani­man a romper todas las eti­que­tas y sacar el niño revoltoso que lle­va­mos den­tro para esti­rarse y revol­carse por él con ojos traviesos y son­risa burlona.

roba estesa 6

Roba Este­sa evo­ca una época pasa­da, no muy lejana, la de nue­stros padres, aque­l­la en que con un sen­ti­do prác­ti­co se sub­ían los días de sol al ter­ra­do de las casas a ten­der la ropa (obvi­a­mente no existía la secado­ra) para que el astro rey las secara. ¿algún hip­ster mod­er­no ha duda­do por un momen­to de que tiem­pos pretéri­tos fueron quizás más ecológ­i­cas que aho­ra? segu­ra­mente habría que recu­per­ar con­duc­tas olvi­dadas  y apren­der de esos momen­tos de la his­to­ria con menos medios que en la actualidad.

Una ter­raza de hotel para sor­pren­der y sor­pren­der­se en un entorno de excep­ción como es el Bar­rio Góti­co, tocan­do casi con la pun­ta de los dedos la Cat­e­dral de Barcelona y otros pala­cios que lo rodean. Esta ata­laya recogi­da, silen­ciosa y priv­i­le­gia­da situ­a­da en el 4º piso de este hotel ale­ja­da del mun­danal rui­do de la calle res­pi­ra un aire román­ti­co envuelta de veg­etación cre­an­do un espa­cio úni­co para entre­garse a una pla­cen­tera  con­ver­sación más o menos inten­sa, depen­di­en­do de la ocasión, acom­paña­da de cualquier bebi­da, con y sin alco­hol, del elen­co ofertado.

roba estesa 1roba estesa 2roba estesa 3Un tema musi­cal para acom­pañar el post End of Night  de la can­tante británi­ca de ojos pro­fun­dos y voz sen­su­al Dido como la melodía de esta canción.

Thierry (Vancouver, BC Canadá)

2262 (1)

Últi­ma para­da dulce de este via­je por Van­cou­ver en la pastel­ería choco­latería y cafetería Thier­ry sita en 1059 Alberni Street (Burrard/Thurlow)

Tan­to la dec­o­ración del local como la pre­sentación de sus exquis­i­tas golosi­nas así como  el ser­vi­cio esmer­a­do del café respon­den más al gus­to del sur de Europa. Sus exper­tos baris­tas preparan un café espres­so exce­lente para ten­er un buen comien­zo del día o a para tomar a cualquier hora de la jor­na­da acom­paña­do de algún crois­sant, mac­arons o algu­na otra pieza de repostería. Tar­tas, mer­me­ladas y hela­dos de elab­o­ración propia com­ple­men­tan su oferta. 
DSC03772 2244 2245 2251 2258

 

DSC03765 (1)DSC03767

Beta 5. Vancouver (B.C., Canadá)

beta 5 .1

Una ofer­ta muy ten­ta­do­ra y de difí­cil elección.

beta 5.2

Las bol­si­tas que hay delante de cada fras­co se mez­clan con su inte­ri­or cre­an­do un postre excepcional.

413 Indus­tri­al Ave. Van­cou­ver, BC V6A 2P8 Beta 5

La sigu­iente para­da dulce en  Van­cou­ver fue esta pastel­ería situ­a­da en un desan­ge­la­do polí­gono indus­tri­al y ale­ja­da del cen­tro de la ciu­dad. La facha­da de la tien­da, de las que pasarías de largo sin entrar, ape­nas da pis­tas de las golosi­nas que preparan den­tro. El des­cubrim­ien­to de esta pastel­ería de cam­panil­las no fue por casu­al­i­dad ni por méri­tos pro­pios, si no por sug­eren­cia de Geòr­gia, food­ie con una gran sen­si­bil­i­dad para des­cubrir y localizar olores, col­ores y sabores, ésos que reten­emos celosa­mente en algún archi­vo de nues­tra memo­ria aso­ci­a­do a alguno de nue­stros grandes momen­tos inolvidables.

beta 5 foto 4

Mer­me­ladas con sabores originales.

¡Todo un luja­zo de pastel­ería!. Lás­ti­ma que esté un pelín lejos de Barcelona para ir a com­prar los crois­sants y la repostería de los domin­gos… porque si estu­viera más cer­ca me ten­drían abona­do todos los fines de sem­ana. Los habi­tantes de Van­cou­ver y de la zona tienen la posi­bil­i­dad de pertenecer al “Choco­late Union” y adquirir la caja sor­pre­sa men­su­al con las crea­ciones hechas expre­sa­mente para ellos ¡qué envidia!

En esta época de calor venden unos hela­dos exquis­i­tos entre dos gal­letas tipo sand­wich con sabores refres­cant­es para saciar la sed y paliar los efec­tos del calor.

Impre­scindible en una visi­ta a Van­cou­ver aunque haya que desplazarse has­ta este polí­gono industrial.

DSC03326

Sur­tido de bom­bones y chocolates.

Bella Gelateria en Vancouver (B.C., Canadá)

DSC03529 DSC03530

1001 West Cor­do­va Street Van­cou­ver BC V6C OB7 www.bellagelateria.com

Con un nom­bre así, tan ital­ian­iza­do, no podía hac­er más que unos hela­dos espec­tac­u­lares y enci­ma ganar de calle en el “2012 Flo­rence Italy Gela­to Fes­ti­val” con­sigu­ien­do el primer lugar tan­to del Jura­do Téc­ni­co como el del Públi­co. El cana­di­ense James, alum­no aven­ta­ja­do con un entre­namien­to inten­si­vo en Italia ganó a los mae­stros, a los doc­tores que habían sen­ta­do cát­e­dra en este dulce arte de crear hela­dos y tiene doble méri­to por ganar en una plaza adver­sa y con la afi­ción en con­tra, pero la supe­ri­or­i­dad téc­ni­ca así como el respeto por la mate­ria pri­ma de excel­sa cal­i­dad y de tem­po­ra­da hizo el resto has­ta con­seguir ese mere­ci­do primer puesto.

Aunque el sín­o­do con­sul­ti­vo de este blog gas­tronómi­co (los que vienen sien­do Char­li y Edu) han puesto en tela de juicio mi afir­ma­ción de que es uno de los mejores hela­dos que he proba­do a la altura de otros lugares de ref­er­en­cia y de pere­gri­nación food­ie como  il gela­to di San Crispino en Roma,  Berthillon en París, San­ti­ni en Lis­boa, Rocam­bo­lesc en Girona  por citar algu­nas heladerías sin exten­derme más porque la lista sería inter­minable, les sug­iero a ambos que miren la cara de feli­ci­dad de una de las clien­tas asid­uas y más exi­gentes de esta heladería de Van­cou­ver, salien­do con dos cucu­ru­chos (uno en cada mano) dis­pues­ta a comérse­los a dos car­ril­los. Y no sola­mente ella avala esta afir­ma­ción si no tam­bién la can­ti­dad de clientes que esper­an esto­ica­mente su turno en civ­i­liza­da cola mien­tras van sali­van­do y dudan­do sobre que sabor escoger.

DSC03532

Tras una cristalera a la vista de su fiel clien­tela se hal­la el “lab­o­ra­to­rio” donde James y su equipo como alquimis­tas del siglo XXI preparan diari­a­mente con esmero y car­iño las crea­ciones del día.

DSC03531

Aunque cada uno tiene sus gus­tos y para gus­tos los col­ores… Pan­tone, claro está,  me que­do con el de vainil­la de Tahití, el Black Sesame,  y el Espres­so “La Futura”.

helado Bella Gelateria

Para acom­pañar este post he elegi­do el tema de Pas­sen­ger Let her go el éxtio del estío que invi­ta a ese momen­to de roman­ti­cis­mo en algu­na pues­ta de sol jun­to al mar.

A %d blogueros les gusta esto: