La Música del Vi reúne en Barcelona a más de 140 bodegas de todo el mundo

Resue­nan tani­nos. La melodía del vino envuelve sin tregua a uno de los acon­tec­imien­tos enológi­cos más impor­tantes del país. Y casi del mun­do. Sólo hace fal­ta ten­er una copa en la mano y ganas de des­cubrir notas nuevas. Es el momen­to de bus­car y encon­trar. De pro­bar, de sen­tir… De son­reír con cada tra­go sub­lime. Nueve horas para dar nom­bre a la bode­ga de nue­stros sueños.

La Música del Vi

La Músi­ca del Vi

 

La X Edi­ción de esta extra­or­di­nar­ia fies­ta del vino orga­ni­za­da por Vila Vinite­ca se cel­e­bra en un esce­nario acorde con la esen­cia artís­ti­ca de su con­tenido. Porque un buen vino, sin duda algu­na, ha de con­sid­er­arse una obra de arte y, por tan­to, La Músi­ca del Vi, una exhibi­ción de tal­en­to y col­or. La Llot­ja del Mar es un fan­tás­ti­co edi­fi­cio neo­clási­co que actual­mente es la sede de la Cámara Ofi­cial de Com­er­cio de Barcelona y de la Real Acad­e­mia Cata­lana de Bel­las Artes de San Jorge. No hay un lugar mejor para alber­gar esta amal­ga­ma sen­so­r­i­al de la que dis­fru­tan pro­fe­sion­ales y vis­i­tantes de todos los pun­tos del plan­e­ta, des­de Sudáfrica a Turquía, pasan­do por Fran­cia y Por­tu­gal. Plac­er, tal­en­to y rela­ciones públi­cas en cada esquina, en cada stand.

La Música del Vi

La Músi­ca del Vi

 

Los miem­bros de esta orques­ta genial están felices. Se nota en sus caras y en la for­ma en la que cuidan todo. Con abso­lu­ta devo­ción. Es un día para com­par­tir y explicar el ori­gen y elab­o­ración de sus cal­dos. Para demostrar su pasión al dar a cono­cer a sus nuevas criat­uras. Para trans­mi­tir con entu­si­as­mo la músi­ca de sus vinos, de sus cavas y destilados.

La Música del Vi

Pas­cal Pri­vat. Spir­its Brand Ambas­sador. La Músi­ca del Vi

 

Fres­cu­ra, inten­si­dad, ligereza, flo­res, madera, roble… Gar­nacha, tem­pranil­lo, monas­trell, ries­ling… Pin­gus, Pala­cios, Muga, Allende, Clos y tan­tos nom­bres llenos de armonía líqui­da. Esto es La Músi­ca del Vi que sigue res­o­nan­do al aban­donar el recin­to. Nos vemos de nue­vo en Barcelona 2020.

© 2018 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved.

 

 

Entrevista Hedonista a la escritora Sara Herrera Peralta

 

“ME GUSTA COCINAR PARA LOS AMIGOS” 

 

Sara Her­rera Per­al­ta es una de las poet­as españo­las de may­or proyec­ción. Ganado­ra de pre­mios tan pres­ti­giosos como el Car­men Conde, cuen­ta ya con una amplia obra que ha sido tra­duci­da par­cial­mente al inglés, francés, por­tugués, esperan­to e ital­iano. Gadi­tana de nacimien­to y ciu­dadana del mun­do de adop­ción, esta mujer: inteligente, amable y ser­e­na ofrece una poesía orig­i­nal llena de pro­fun­di­dad y grafis­mo. Una poesía nóma­da y en oca­siones ple­na de dolor que se plas­ma en los ver­sos de su últi­ma obra: “Hom­bres que can­tan nanas al amanecer y comen cebol­la” (La Bel­la Varso­via). Nos acer­camos a Sara ‑que aho­ra vive en Cazals, un pequeño pueblo de sei­scien­tos habi­tantes en el sud­este de Fran­cia- para cono­cer su día a día y su fac­eta más hedo­nista. Porque la poesía no está reñi­da con el vino tin­to. El resto en www.saraherreraperalta.com

 

Sara Herrera

Sara Her­rera por Samuel Capdeville

 

  1. Empezare­mos por la hora de lev­an­tarnos, ¿qué desayu­na Sara un día en el que se tiene que pon­er las pilas para escribir? ¿Y qué toma un día espe­cial, de fiesta?

Desayuno sal­a­do. Pan sin gluten con aceite de oli­va, una lon­cha de jamón y una pieza de fru­ta. Y café, siem­pre un café solo. A veces, los fines de sem­ana, huevos revuel­tos con tostadas y zumo natural.

  1. ¿Silen­cio, músi­ca, con­ver­sación, noti­cias al lev­an­tarse de la cama?

Silen­cio. Cuan­do vivía en la ciu­dad me lev­anta­ba escuchan­do la radio y las noti­cias o leía la pren­sa dig­i­tal mien­tras desayun­a­ba delante del orde­nador. Aho­ra la pren­sa la leo en el móvil pero nun­ca al lev­an­tarme. Pre­fiero la cal­ma de la casa por las mañanas.

  1. Después de la ducha, abres el armario: ¿col­or o blan­co y negro?

Col­or. Rara vez el negro, casi nun­ca el blanco.

  1. Se acer­ca la hora de com­er, ¿un lugar ide­al, real o imag­i­nario, para quedar con los amigos?

Des­de que vivo en el cam­po, en un pueblo de sei­scien­tos habi­tantes, quedar con los ami­gos se limi­ta a los fines de sem­ana o a las vaca­ciones. Cuan­do nos vis­i­tan, ese lugar ide­al es nues­tra casa, rodea­d­os de árboles y de ter­renos de hier­ba, plan­tas y ani­males. Me gus­ta coci­nar para los amigos.

  1. ¿Postre o café para una sobreme­sa de tertulia?

Casi nun­ca tomo postre después del almuer­zo, pre­fiero un café.

  1. ¿Qué tal se te da el deporte? ¿For­ma parte de tu ruti­na o lo tienes olvi­da­do en un cajón? 

No me gus­ta hac­er deporte, pero para la can­ti­dad de horas que paso al día delante de un orde­nador me obli­go a hac­er ejer­ci­cios de car­dio de vez en cuan­do o camino.

  1. ¿Músi­ca en el coche? ¿en el móvil? ¿mien­tras tra­ba­jas o escribes? ¿qué estás escuchan­do en los últi­mos días? 

No sue­lo tra­ba­jar o escribir con músi­ca de fon­do, me cues­ta con­cen­trarme, nece­si­to el silen­cio. Pon­go músi­ca cada vez que en casa hago algo que no requiere una activi­dad men­tal. En el móvil estos días sue­nan en bucle Per­o­ta Chin­go, Leonard Cohen o Estrel­la Morente. En el tocadis­cos, George Moustaki.

  1. Te regalam­os un via­je con todos los gas­tos paga­dos, ¿a qué poéti­co lugar viajarías? 

A Nepal o a Islandia: dos des­ti­nos pen­di­entes des­de hace años, dos sueños que siguen ahí.

  1. Y como somos gen­erosos, a la sem­ana sigu­iente te man­damos a un concier­to. ¿A quién te gus­taría escuchar, así cerquita?

A José González, a Sil­via Pérez Cruz… y volvería feliz a un concier­to de Tom Waits o Tune-Yards (pura magia).

  1. Lle­ga la noche, quedamos con unos ami­gos para tomar algo. ¿Cerveza o vino para acom­pañar la conversación?

Siem­pre vino tinto.

  1. ¿Eres de las que leen, ven la tele, se ponen una peli antes de dormir? ¿Qué nos encon­tramos en tu mesil­la de noche?

Pelícu­la, doc­u­men­tal o lec­tura. En la mesi­ta de noche aho­ra mis­mo están John Berg­er (“Trilogía de sus fati­gas” en Debol­sil­lo), Mar­ta Sanz (“Clavícu­la” en Ana­gra­ma) y Amalia Andrade (“Cosas que pien­sas cuan­do te muerdes las uñas” en Planeta).

  1. ¿Con qué sueñas cuan­do te pones en modo avión? 

Con ten­er más tiem­po libre para poder hac­er con las manos, via­jar, leer o escribir, con poder tra­ba­jar en muchos proyec­tos pen­di­entes, con poder ten­er cer­ca a algu­nas de las per­sonas a las que amo y echo de menos.

  1. ¿Qué poe­ma te gus­taría haber escrito?

El poe­ma “Core­ografía”, de Mía Gal­le­gos, o muchos de Wis­lawa Szymborska.

  1. Y para ter­mi­nar, ¿Qué es lo que te hace más feliz en este momen­to de tu vida?

La son­risa de mi hijo, la cal­ma de la con­cien­cia tran­quila, la nat­u­raleza que nos rodea, la serenidad presente.

 

© 2018 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved.

 

Secret Foodie Society

Que los más con­ser­vadores no se ras­guen las vestiduras, ni los más sátiros canal­las cre­an que los que os voy a con­tar a con­tin­uación va a ser una répli­ca de la fan­tasía del tipo Eyes Wide Shut de Kubrick. Si que va de un sueño muy oníri­co, pero food­ie. Lo sien­to. Esto sólo es food­porn. 

Secret Food­ie Soci­ety toma el tes­ti­go de las Food­ie Pop Up Expe­ri­ence orga­ni­zadas por la BCN Food­ie Guide (la guía de edi­ción anu­al que recoge los 50 lugares food­ies impre­scindibles en Barcelona). Para encon­trar el ori­gen de todo esto hay que remon­tarse has­ta el 2015 cuan­do comen­zaron estas cenas clan­des­ti­nas, mono­grá­fi­cas e itiener­antes, cual nómadas del desier­to, para man­ten­er ese sen­ti­do de secretismo y de her­mestismo que man­tu­viera el mor­bo de no saber nada de nada de la expe­ri­en­cia a vivir has­ta el últi­mo momen­to. Un total de 14 cenas orga­ni­zadas con carác­ter bimen­su­al, ha hecho que se con­sol­i­dara en la esce­na gas­tronómi­ca barcelone­sa como una cita esper­a­da. Los chefs invi­ta­dos para cada ocasión fueron: emer­gentes como Iván Surinder de Restau­rante Tan­door o Ste­fano Maz­za de Last Mon­key, o val­ores seguros y con­sol­i­da­dos como Adrián Marín de Mex­ti­zo o Alain Guiard y Marc Martín de La Mun­dana. Los esce­nar­ios escogi­dos eran el otro fac­tor sopre­sa para mon­tar la cena: una tien­da de mue­bles del Poble Nou, un inver­nadero de flo­res, unos jar­dines pri­va­dos, y así has­ta encon­tar 14 local­iza­ciones difer­entes. El atrez­zo para situ­ar a los asis­tentes era parte impor­tante para con­seguir que el asom­bro creara adi­ción en los comen­sales en bus­ca de nuevos eventos.

Como con­cep­to reba­u­ti­za­do el obje­ti­vo de este año 2018 es medi­ante la gas­tronomía rendir cul­to a 5 ele­men­tos de la nat­u­raleza: fuego, aire, agua, tier­ra y éter (éste últi­mo fue aña­di­do por Aristóte­les a los pen­sadores clási­cos y que coin­cide con los definidos por el hin­duis­mo y el bud­is­mo tem­pra­no). Cada chef bus­cará en sus platos sus conex­iones con estos com­po­nentes y para ello se creará un todo inter­dis­ci­pli­nar en cada evento.

Cartel de la Secret Foodie Society

Car­tel de la Secret Food­ie Society

Aire será el pro­tag­o­nista de la primera cita el 12 de Abril con Marc San­ta­maría y Raquel Blas­co de Casa Xica y que sigu­ien­do el leit­mo­tiv de su coci­na ofre­cerán platos inspi­ra­dos en las fer­menta­ciones y encurtidos.

Agua,el 24 de Mayo, lo con­ducirá Vic­tor Gar­cía el respon­s­able del rev­e­lador Pla­ta Bistró con una prop­ues­ta acuáti­ca tan­to dulce como salada.

Fuego para el 26 de Julio ya en época de ese calor ago­b­iante y que nos da señales de como será ese infier­no con las calderas de Pedro Botero en fun­cionamien­to, y de eso irá esta sesión con las brasas, el calor y el humo bajo la batu­ta de Laila Bazahm de Hawk­er 45. En este caso coin­cide con Leo, el sig­no zodi­a­cal que pertenece al fuego.

Tier­ra el 27 de sep­tiem­bre lo ges­tionará Lau­ra Ver­aguas con su coci­na verde.

Éter para el 8 de noviem­bre, dirigi­da por el gam­ber­ro chef con bom­bín Miky Man­rubia de   Chingón con­jun­ta­mente con Pol Gar­cía, que tri­un­fa con el mis­mo for­ma­to en Shangai, que prom­e­ten una aven­tu­ra muy loca y por supuesto única.

Las entradas ya están a la ven­ta en Time Out Shop Online Plazas lim­i­tadas a 40 per­sonas y con pre­cios entre 45 y 85 euros. Los menús con­stan de entre 5 o 6 platos con mari­da­je inclu­i­do. La local­ización será desve­la­da en el últi­mo momen­to y como toda sociedad sec­re­ta que se pre­cie se pedirá pasar unas pequeñas prue­bas ini­ciáti­cas, fácil­mente super­a­bles, antes de entrar a dis­fru­tar de la cena experiencia.

Patroci­nadores ofi­ciales: Cervezas Alham­bra con sus 3 tipos: Alham­bra Espe­cial, Alham­bra Reser­va 1925 y Alham­bra Reser­va Roja. Por supuesto Time Out como medio espe­cial­iza­do en ocio de cal­i­dad. Como com­pañeros de via­je estarán Solán de Cabras como provee­dor ofi­cial del agua min­er­al nat­ur­al pre­mi­um y Gra­mona con sus cavas y vinos para las sesiones de Tier­ra y Agua.

BSO Are We Too Late de Tom Leeb.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

Ron Don Papa, el ron premium que se elabora en la isla filipina del azúcar

El ron Don Papa se pre­sen­tó en sociedad el ver­a­no de 2012 con una gran aceptación por parte del públi­co enten­di­do y amante de esta bebi­da espir­i­tu­osa. A par­tir de aquí se ha ido intro­ducien­do por difer­entes país­es has­ta lle­gar a España. Este ron pre­mi­um es enve­je­ci­do y elab­o­ra­do en pequeñas par­tidas en la isla fil­ip­ina de Negros Occi­den­tal, más cono­ci­da como la isla del azú­car, porque aquí se pro­duce más de la mitad de esta sus­tan­cia cristali­na de sabor dulce de este país insu­lar situ­a­do en el Sud­este Asiático.

Ron Don Papa

Ron Don Papa

 

El ron Don Papa madu­ra durante 7 años a la som­bra del vol­cán actual­mente acti­vo Can­laón (Kan­laon en la lengua ilon­go y cebuano) en bar­ri­c­as de roble amer­i­cano, que le apor­ta notas de coco, cacao, café, vainil­la y sabores más dul­ces. Pasa­do ese tiem­po se fil­tra con car­bón para elim­i­nar cualquier impureza y tani­nos antes de pro­ced­er a su mez­cla final.

La influ­en­cia de la tier­ra vol­cáni­ca, la cal­i­dad de la caña de azú­car, el enve­jec­imien­to del roble y la maestría del mae­stro mez­clador son los deter­mi­nantes de sus aro­mas de fru­ta en nar­iz, de col­or ámbar en vista, suave y del­i­ca­do en boca con un final que recuer­da a la vainil­la, a la miel y la fru­ta caramelizada.

El ron Don Papa 10 años per­manece ese tiem­po en bar­ri­c­as de roble amer­i­cano para con­seguir arran­car­le aro­mas de cacao y fru­tos sec­os, con un leve toque de roble. Su col­or obvi­a­mente es ámbar oscuro.

Ron Don Papa 10 años

Ron Don Papa 10 años

El dis­eño de su botel­la ha sido mere­ce­dor de muchas men­ciones y ha gana­do pres­ti­giosos pre­mios en USA: al envase del año de la rep­utadísi­mas revista Amer­i­can Graph­ic Design, Doble Oro en el recono­ci­do con­cur­so San Fran­cis­co Wines and Spir­its Awards, y cua­tro pre­mios en Los Ange­les Inter­na­tion­al Spir­its Com­pe­ti­tion.

El nom­bre de este ron tiene un ori­gen poéti­co y leg­en­dario, en una figu­ra clave de la rev­olu­ción fil­ip­ina: Papa Isio, que llevó a la isla de Negros su movimien­to lib­er­ta­dor y de jus­ti­cia social para su pueblo.

Dinner of the Dons

Din­ner of the Dons

 

La pre­sentación en Barcelona se real­izó en un mar­co de excep­ción, en Shoot Estu­dios, con una del­i­ca­da dec­o­ración para trasladar a los allí pre­sentes a la exóti­ca Fil­ip­inas. La cena denom­i­na­da  “Din­ner of the Dons” se real­izó armo­nizan­do todos los platos con Ron Don Papa y Ron Don Papa 10 años. En el tran­scur­so de la cena se pre­sen­tó el ron Don Papa Rare Cask de edi­ción lim­i­ta­da a 6.000 unidades. El menú se preparó espe­cial­mente para la ocasión por Rocío Mor­cil­lo inspi­ra­dos en el ron así como en la gas­tronomía de este país asiáti­co. Por su parte, Javier Caballero, se encar­gó de la coctel­ería del evento.

Platos degus­ta­dos:

  • Mac­aron de foie micuit arom­a­ti­za­co con ron Don Papa.
Macaron de foie micuit

Mac­aron de foie micuit

 

  • Cala­mares en sal­sa negra de ron Don Papa.
Calamares en salsa

Cala­mares en sal­sa negra

 

  • Kini­law, escabeche fil­ipino de cítri­cos y ron con fideos crujientes.
Kinilaw

Kini­law

 

  • Enno­vian­do estos 3 aper­i­tivos con un cóc­tel Sour de Calamansi.
  • Xató de salmón con romesco al ron Don Papa.
Xató de salmón

Xató de salmón

 

 

  • Rod­a­bal­lo asa­do con cortezas de algas y gam­ba roja flam­bea­da al ron.
Rodaballo

Rod­a­bal­lo

 

  • Estos dos últi­mos platos empare­ja­dos con un cóc­tel Fresh Rain.
  • Meloso Tap­siog de tern­era a baja tem­per­atu­ra mac­er­a­da con ron Don Papa y par­men­tier de pata­ta tru­fa­da. Acom­paña­do del cóc­tel Spicy Don.
Meloso

Meloso

 

  • Para finalizar con un postre de cro­ma­tismo cítri­co con suave biz­co­cho y cre­ma de naran­ja al ron Don Papa. Mari­da­do con el cóc­tel Cof­fee Don.
Cromatismo cítrico

Cro­ma­tismo cítrico

 

Don Papa Rum

Shoot Estu­dios

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

A %d blogueros les gusta esto: