La Catalista, Wine Bar & Kitchen, el proyecto personal de bar à vins de la sumiller Erin Nixon y la chef Laila Bazham

A veces (muchas veces) nos empeñamos en seguir un camino, más o menos dirigido por nuestra familia, porque creemos que seguramente nos aportará más seguridad económica y financiera que el que nos grita nuestro yo más sincero y que está deseando otro futuro mucho más creativo y bohemio, seguramente no tan estable pero sí que nos reportará mucha riqueza espiritual y serenidad, además de poder expresar todo lo que somos capaces de dar. Así es la historia de dos mujeres que cambiaron su prometedor rumbo profesional por un proyecto de bar à vins en la Ciudad Condal.

Por un lado, Erin Nixon nacida en Texas, y que poco podía imaginar en su infancia que los derroteros de la vida la llevarían a una lejana Barcelona y dejar su confortable trabajo como consultora en Linkedin para saborear la vida de otra manera, dejando atrás incansables viajes transatlánticos para reuniones maratonianas que al final eran más de lo mismo. Un bar de vinos en un desangelado e impersonal aeropuerto norteamericano se convirtió en su «momento refugio», el más relajante de su jornada, donde los barmans servían distendidos con humor y simpatía copas de vino, a veces para olvidar y otras para celebrar, mientras ella reflexionaba sobre los eventos consuetudinarios que acontecían en su vida sin control. Aquí vió la luz, y como San Pablo que se cayó del caballo, tomó las riendas ¡por fin! para pasar de ser un agente pasivo a un activo ofreciendo su radiante y contagiosa simpatía para los demás compartiendo su sabiduría vinícola después de sacarse el prestigioso título de WSET que le da reconocimiento internacional en el proceloso mundo de los vinos. El siguiente paso fue elegir donde abrir su espacio de felicidad y el destino le echó una mano ofreciéndole a su marido un trabajo en la Ciudad Condal. Y este destino que la trajo a Barcelona no la dejó a sus suerte, sino que además la llevó a encontrar a la otra protagonista de esta historia de amistad a primera vista, enológica y gastronómicamente hablando.

La Catalista Wine Bar & Kitchen

La Catalaista Wine Bar & Kitchen

 

Y por el otro lado, tenemos a la ya consagrada en los fogones de Barcelona, Laila Bazham del restaurante Hawker 45. Natural de Filipinas con raíces brasileñas y que también tuvo una vida similar a Erin pero en el continente asiático. Creció entre fogones, ayudando al negocio familiar de cafeterías en Manila y Pampanga. Licenciada en Economía, trabajó en el sector bancario de Manila, Dubai y Singapur, y en el 2011 decidió alejarse de los tediosos análisis financieros y bursátiles para comenzar una nueva vida profesional en el restaurante Nineu de San Sebastián, donde descubrió su verdadera pasión. De Donosti a Singapur y su paso por l’Atelier de Joël Robuchon, para volver a San Sebastián donde aprender más técnicas en la prestigiosa Basque Culinary Center, y nuevamente Singapur donde gestó la carta de su reconocido Hawker 45 de Barcelona. Un Master en Hospitality por EADA, tres pop ups en el 2015 realizadas en Garage Beer, Coocció y Barcelona Food Makers dentro del ciclo Guerrilla Dining Concepts, fueron la antesala de su apertura en el 2017 de su restaurante Hawker 45. En esta nueva aventura con Erin le permite unir gastronomía con vino, su otra pasión.

Parés Baltà Cosmic 2018

Parés Baltà Cosmic 2018

 

Después de este necesario preámbulo, como carta de presentación de las protagonistas, así como para entender toda la historia que hay detrás de este proyecto que va mucho más allá de una carta de vinos y otra de platos, sino que no se concibe un plato sin su vino, ni tampoco al revés. Por eso proponen 13 maridajes de vinos con sus correspondientes platos. Una relación biyectiva que diríamos en matemáticas.

Maridajes degustados:

  • Ceviche de atún akami con emulsión de kimchi, crema de rábano picante, manzana y tarama (huevas de carpa típicas en la cocinas griegas y turca) de adictivo picante emparejado con Castell d’Age cava 1988. Brut Nature Reserva. Biodinámico.
Ceviche de atún akami.

Ceviche de atún akami y Castell D’Age Cava 1988 Brut Nature Reserva

 

  • Vieiras salteadas con ensalada de tomate y emulsión de soja e hinojo. Ennoviado de Parés Baltà Cosmic 2018. Los aromas cítricos de este vino biodinámico del Penedès lo hacen ideal para acompañar a este molusco.
Vieiras salteadas

Vieiras salteadas con Parés Baltà Cosmic 2018

 

  • Setas de temporada con salsa tonatto, berro y flores comestibles. Casado con Foresta Sumoll 2017. Vino ecológico del Massís del Garraf.
Setas de temporada

Setas de temporada

 

  • BBQ Smoked short-ribs en tacos de lechuga con reducción de salsa barbacoa al jengibre y patatas. Acompañado de Vega Aixalà Viern 2011. Es un tinto ecológico de la DO Conca de Barberà.
BBQ Smoked Short-Ribs

BBQ Smoked Short-Ribs

 

  • Épica Torrija con helado de caramelo salado con Melvasía de Verema Tardana. Un vino dulce ecológico que no empalaga como la torrija.
Torrija con Melvasia de Verema Tardana

Torrija con Melvasia de Verema Tardana

 

La Catalista Carrer Carders, 11 08003 Barcelona. Teléfono 932 683 178. Horario de lunes a jueves desde las 14 hasta las 23h. Viernes desde las 14 hasta las 24h. Sábado desde las 10h hasta las 24h y domingos desde las 10h hasta las 16h. Durante el fin de semana el brunch ocupa el primer lugar.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

Maridaje de vinos de Wineissocial y los platos de Hawker 45

Para gustos los colores (Pantone, claro está). Esta expresión tan socorrida procede de la máxima latina “De gustibus non est disputandum”, que se puede traducir directamente por “no hay que pelear por los gustos”, porque cada uno tiene el suyo y todos son respetables. Haciendo el paralelismo con los maridajes de platos y vinos ocurre lo mismo y de esto saben un rato los sumilleres de Winesissocial, refiriéndome a los maridajes y los gustos.

Y para muestra un botón, es decir, el vivido días atrás en Hawker 45 donde se jugó en la parte sólida con el exotismo de los platos de la chef Laila Bazahm al mando de los fogones de este restaurante barcelonés, donde recupera platos del street food de la gastronomía asiática y que van entre sabores ácidos, amargos, dulces, picantes y el umami, y en la parte líquida a cargo de César Canovas, el que fue campeón de España en el 2006 como sumiller y ahora trabaja en wineissocial y que presentó dos vinos dispares para cada plato que salió de la cocina de Hawker 45 para que cada comensal pudiera elegir su propuesta favorita entre las dos opciones o que se quedase con las dos. Una experiencia lúdica donde los vinos podían ensalzar, acompañar o completar los platos de la chef Bazahm.

Propuestas del menú y sus dos vinos a maridar:

  • Umami: alitas de pollo thai con mermelada de chili. Tostada de gamba okonomiyaki son shichimi togarashi. El picante de esta propuesta se podía contrastar con el ácido y refrescante Pazo Casanova o con Sensualis y sus perfumes florales de rosa y de fruta como el lichi o la pera.
Alitas de pollo Thai

Alitas de pollo Thai

 

  • Amargo: bimi y calabazas asadas, curry japonés y caviar de berenjena. Los vinos Willa Wolf Gewürztraminer con una elegante frescura de aromas a rosas y A Coroa que desprende aromas de frutas del bosque como la frambuesa y los arándanos y a especias como el clavo y la pimienta.

 

  • Picante: risotto laksa con merluza. Los vinos Chartier le Blanc y sus aromas a coco, melocotón, miel y flores blancas, mientras que Rebeldes con sus aromas a bollería, melocotón y pera, está especialmente indicado para emparejarse con arroces.
Risotto Laksa

Risotto Laksa con merluza

 

 

  • Ácido-dulce: adobo de costilla de cerdo ahumada y cebolla caramelizada con reducción de vinagre de soja. Herencia Altés L’Estel con aromas a café, cereza, ciruela y fresa o Mad con sus aromas de hierba, limón y lirio.
  • Dulce: helado de chocolate con turrón de plátano. A elegir entre Valverán 20 manzanas, una sidra asturiana inspirada en las ice-ciders de Canadá, con aromas de maracuyá y naranja pensada para acompañar pastelería clásica y obviamente la Tarta Tati, o  Ariyanas David Tinto Dulce con aromas de fruta de la pasión, pera, piña o rosas, ideal para acompañar postres a base de chocolate y fruta.

 

Helado de chocolate con turrón de plátano

Helado de chocolate con turrón de plátano

 

La trayectoria profesional de Laila Bazahm se inició en el sector de la banca gestionando proyectos en plazas importantes como Dubai, Singapur y Manila. En el 2011 rompió su prometedor futurocon y se dirigió a las puertas de Mugaritz para comenzar en la cocina desde cero pero con muchas ganas de aprender. Tras su paso por Nineu en San Sebastián, se volvió a Singapur para ser chef ejecutiva de un gran grupo de restauración. Más tarde entró en L’Atelier de Joël Robuchon justo cuando este restaurante consiguió su primera estrella Michelin. De vuelta a Singapur entró en Anti:Dote, el bistrot del Hotel Fairmont y aquí fue donde comenzó a gestarse ya su actual restaurante Hawker 45. Barcelona fue su siguiente parada para cursar el Máster en Hospitality de EADA donde pudo aprender todo, absolutamente todo, sobre los procesos de un restaurante, desde la cocina, los recursos humanos, contabilidad, hasta la gestión integral de la sala. Su participación en varios pop ups en 2015 en Barcelona, la inclinaron por elegir la Ciudad Condal como sede de su restaurante que abrió sus puertas en enero de 2017.

La selección de vinos

La selección de vinos

 

Wineissocial es más que un club de vinos, es una forma didáctica de entender la cultura del vino. Desde el inicio, hace 5 años, sus creadores buscaron una forma fácil de llegar a todos los públicos a partir de símbolos y colores, de tal forma que idearon un test de 30 preguntas para encontrar el mejor estilo de vino a cada una de las personas interesadas en finalizar este cuestionario. Conjuntamente con el club realizan asesoría a restaurantes para adecuar la carta de vinos a la propuesta gastronómica, así como formación al equipo de sala usando la misma simbología y poder acertar con los gustos de los comensales. Los vinos que conforman el catálogo de wineissocial tienen que cumplir los siguientes requisitos: expresar su terroir, de productores auténticos que apuestan por una mínima intervención, respeto del entorno y ofrecer una alta relación «precio-placer» como ellos la califican. El grupo de cata está formado por los expertos sumilleres César Canovas, Raúl Igual, David Seijas y David Forer.

Hawker 45 Carrer de Casp, 45. 08010 Barcelona. Teléfono 937 638 315. Horario de lunes a sábado de 13 a 16h y de 20 a 23h.

Más información de este club de vinos con opciones personalizadas en Wineissocial

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

Secret Foodie Society

Que los más conservadores no se rasguen las vestiduras, ni los más sátiros canallas crean que los que os voy a contar a continuación va a ser una réplica de la fantasía del tipo Eyes Wide Shut de Kubrick. Si que va de un sueño muy onírico, pero foodie. Lo siento. Esto sólo es foodporn. 

Secret Foodie Society toma el testigo de las Foodie Pop Up Experience organizadas por la BCN Foodie Guide (la guía de edición anual que recoge los 50 lugares foodies imprescindibles en Barcelona). Para encontrar el origen de todo esto hay que remontarse hasta el 2015 cuando comenzaron estas cenas clandestinas, monográficas e itienerantes, cual nómadas del desierto, para mantener ese sentido de secretismo y de hermestismo que mantuviera el morbo de no saber nada de nada de la experiencia a vivir hasta el último momento. Un total de 14 cenas organizadas con carácter bimensual, ha hecho que se consolidara en la escena gastronómica barcelonesa como una cita esperada. Los chefs invitados para cada ocasión fueron: emergentes como Iván Surinder de Restaurante Tandoor o Stefano Mazza de Last Monkey, o valores seguros y consolidados como Adrián Marín de Mextizo o Alain Guiard y Marc Martín de La Mundana. Los escenarios escogidos eran el otro factor sopresa para montar la cena: una tienda de muebles del Poble Nou, un invernadero de flores, unos jardines privados, y así hasta encontar 14 localizaciones diferentes. El atrezzo para situar a los asistentes era parte importante para conseguir que el asombro creara adición en los comensales en busca de nuevos eventos.

Como concepto rebautizado el objetivo de este año 2018 es mediante la gastronomía rendir culto a 5 elementos de la naturaleza: fuego, aire, agua, tierra y éter (éste último fue añadido por Aristóteles a los pensadores clásicos y que coincide con los definidos por el hinduismo y el budismo temprano). Cada chef buscará en sus platos sus conexiones con estos componentes y para ello se creará un todo interdisciplinar en cada evento.

Cartel de la Secret Foodie Society

Cartel de la Secret Foodie Society

Aire será el protagonista de la primera cita el 12 de Abril con Marc Santamaría y Raquel Blasco de Casa Xica y que siguiendo el leitmotiv de su cocina ofrecerán platos inspirados en las fermentaciones y encurtidos.

Agua,el 24 de Mayo, lo conducirá Victor García el responsable del revelador Plata Bistró con una propuesta acuática tanto dulce como salada.

Fuego para el 26 de Julio ya en época de ese calor agobiante y que nos da señales de como será ese infierno con las calderas de Pedro Botero en funcionamiento, y de eso irá esta sesión con las brasas, el calor y el humo bajo la batuta de Laila Bazahm de Hawker 45. En este caso coincide con Leo, el signo zodiacal que pertenece al fuego.

Tierra el 27 de septiembre lo gestionará Laura Veraguas con su cocina verde.

Éter para el 8 de noviembre, dirigida por el gamberro chef con bombín Miky Manrubia de   Chingón conjuntamente con Pol García, que triunfa con el mismo formato en Shangai, que prometen una aventura muy loca y por supuesto única.

Las entradas ya están a la venta en Time Out Shop Online Plazas limitadas a 40 personas y con precios entre 45 y 85 euros. Los menús constan de entre 5 o 6 platos con maridaje incluido. La localización será desvelada en el último momento y como toda sociedad secreta que se precie se pedirá pasar unas pequeñas pruebas iniciáticas, fácilmente superables, antes de entrar a disfrutar de la cena experiencia.

Patrocinadores oficiales: Cervezas Alhambra con sus 3 tipos: Alhambra Especial, Alhambra Reserva 1925 y Alhambra Reserva Roja. Por supuesto Time Out como medio especializado en ocio de calidad. Como compañeros de viaje estarán Solán de Cabras como proveedor oficial del agua mineral natural premium y Gramona con sus cavas y vinos para las sesiones de Tierra y Agua.

BSO Are We Too Late de Tom Leeb.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: