Recaredo cede el patio de su bodega a restaurantes de proximidad

Restau­rantes efímeros en el patio de la bode­ga de Recare­do para este ver­a­no de 2020.

Que este ver­a­no va a ser difer­ente a todos los vivi­dos has­ta aho­ra no nos cabe ningu­na duda, pero por eso mis­mo, si tiene que ser de otra man­era pues baile­mos al rit­mo de la músi­ca que está sonan­do aho­ra mismo.

Cartel de la actividad Recuperemos la ilusión #atulado
Car­tel del ilustrador Sal­vador Vinyes

Han sido muchas las actua­ciones sol­i­darias en este tiem­po de con­fi­namien­to, algu­nas espon­táneas por la ciu­dadanía para ale­grar la hora del aplau­so de las 20 horas en los bal­cones de todo el mun­do, y otras más orga­ni­zadas y serias, ges­tion­adas por ONG acos­tum­bradas a situa­ciones críti­cas y de emer­gen­cia. En este nue­vo camino que nos toca vivir que­da mucho por hac­er para lle­gar hacia esa “Nue­va Normalidad”. 

Recare­do y Celler Cre­do ponen tam­bién su gran­i­to de are­na en esta eta­pa que cam­i­namos jun­tos y con su ciclo “Recu­per­e­mos la ilusión #atu­la­do” ced­erán sus mág­i­cas y úni­cas insta­la­ciones en el cen­tro de Sant Sadurní d’Anoia para ani­mar las cenas de ver­a­no, ésas que tan­to ansi­amos, que son de reen­cuen­tro con famil­iares, veci­nos y/o ami­gos. Los ver­a­nos nos traen muchos momen­ta­zos para recor­dar, pero esas cenas ilu­mi­nadas por mil­lones de estrel­las de la bóve­da celeste no van a ten­er pre­cio, para lo demás ya sabéis como aca­ba el anun­cio tele­vi­si­vo de la inter­na­cional tar­je­ta de crédito.

De esta man­era el patio de la bode­ga de Recare­do se con­ver­tirá en un restau­rante efímero, un pop up restau­rant, algo excep­cional pero que le dará ese carác­ter de exclu­si­vo porque sola­mente se podrá vivir o dejar que te lo cuenten. Tú decides.

Para apo­yar a los restau­rantes que no dispo­nen de ter­raza o que su aforo es muy lim­i­ta­do, Recare­do ced­erá este mar­avil­loso espa­cio. Aquí tam­bién habrán restric­ciones por seguri­dad san­i­taria y el aforo estará lim­i­ta­da a un máx­i­mo de 30 per­sonas repar­tidos entre los más de 400 met­ros cuadra­dos al aire libre. 

Patio de la Bodega Recaredo
Patio de Recaredo

A par­tir de medi­a­dos de junio y siem­pre sigu­ien­do las fas­es de la desescal­a­da, los restau­rantes par­tic­i­pantes orga­ni­zarán cenas reunien­do de nue­vo a su clien­tela habit­u­al. Cada restau­rante será el encar­ga­do de dis­eñar y elab­o­rar su propia prop­ues­ta gas­tronómi­ca y ges­tionará las reser­vas con sus clientes de man­era directa. 

Interior de la bodega Recaredo
Inte­ri­or de Recaredo

Restau­rantes con­fir­ma­dos: Cal Pere del Maset, Cal Ton, Cigró d´Or, Restau­rant Vilagut, Lles­que­ria 1900, Gresca, Velò­drom de Miquel Sòria, Cal Cuin­er, Cal Blay, Tastet, La Cava d´en Ser­gi, Casa Joan, Bar del Mer­cat de Vilano­va, Alkimia, Shang­hai, Ca l´Isidre, La Pun­tu­al, Tópik, L´Àpat, Monocrom, Il Picaro­lo, Rib­era Manero, Restau­rant Clàu­dia, Gran­ja Ele­na,  Fon­da Neus, Cal Xim, Pla­ta Bistro, Denas­sus, Ras­soter­ra, Fish­hh Illa, Bode­ga Sepúlve­da, Al Marge, AmBrasa.

Más infor­ma­ción de Recare­do en su web https://www.recaredo.com/es/ y de Celler Cre­do en su web https://www.cellercredo.cat/cellercredo_es.html

Más infor­ma­ción sobre el cal­en­dario pre­vis­to de cenas en https://www.recaredo.com/es/calendario-cenas-con-restaurantes-de-proximidad-en-recaredo/

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Secret Foodie Society

Que los más con­ser­vadores no se ras­guen las vestiduras, ni los más sátiros canal­las cre­an que los que os voy a con­tar a con­tin­uación va a ser una répli­ca de la fan­tasía del tipo Eyes Wide Shut de Kubrick. Si que va de un sueño muy oníri­co, pero food­ie. Lo sien­to. Esto sólo es food­porn. 

Secret Food­ie Soci­ety toma el tes­ti­go de las Food­ie Pop Up Expe­ri­ence orga­ni­zadas por la BCN Food­ie Guide (la guía de edi­ción anu­al que recoge los 50 lugares food­ies impre­scindibles en Barcelona). Para encon­trar el ori­gen de todo esto hay que remon­tarse has­ta el 2015 cuan­do comen­zaron estas cenas clan­des­ti­nas, mono­grá­fi­cas e itiener­antes, cual nómadas del desier­to, para man­ten­er ese sen­ti­do de secretismo y de her­mestismo que man­tu­viera el mor­bo de no saber nada de nada de la expe­ri­en­cia a vivir has­ta el últi­mo momen­to. Un total de 14 cenas orga­ni­zadas con carác­ter bimen­su­al, ha hecho que se con­sol­i­dara en la esce­na gas­tronómi­ca barcelone­sa como una cita esper­a­da. Los chefs invi­ta­dos para cada ocasión fueron: emer­gentes como Iván Surinder de Restau­rante Tan­door o Ste­fano Maz­za de Last Mon­key, o val­ores seguros y con­sol­i­da­dos como Adrián Marín de Mex­ti­zo o Alain Guiard y Marc Martín de La Mun­dana. Los esce­nar­ios escogi­dos eran el otro fac­tor sopre­sa para mon­tar la cena: una tien­da de mue­bles del Poble Nou, un inver­nadero de flo­res, unos jar­dines pri­va­dos, y así has­ta encon­tar 14 local­iza­ciones difer­entes. El atrez­zo para situ­ar a los asis­tentes era parte impor­tante para con­seguir que el asom­bro creara adi­ción en los comen­sales en bus­ca de nuevos eventos.

Como con­cep­to reba­u­ti­za­do el obje­ti­vo de este año 2018 es medi­ante la gas­tronomía rendir cul­to a 5 ele­men­tos de la nat­u­raleza: fuego, aire, agua, tier­ra y éter (éste últi­mo fue aña­di­do por Aristóte­les a los pen­sadores clási­cos y que coin­cide con los definidos por el hin­duis­mo y el bud­is­mo tem­pra­no). Cada chef bus­cará en sus platos sus conex­iones con estos com­po­nentes y para ello se creará un todo inter­dis­ci­pli­nar en cada evento.

Cartel de la Secret Foodie Society

Car­tel de la Secret Food­ie Society

Aire será el pro­tag­o­nista de la primera cita el 12 de Abril con Marc San­ta­maría y Raquel Blas­co de Casa Xica y que sigu­ien­do el leit­mo­tiv de su coci­na ofre­cerán platos inspi­ra­dos en las fer­menta­ciones y encurtidos.

Agua,el 24 de Mayo, lo con­ducirá Vic­tor Gar­cía el respon­s­able del rev­e­lador Pla­ta Bistró con una prop­ues­ta acuáti­ca tan­to dulce como salada.

Fuego para el 26 de Julio ya en época de ese calor ago­b­iante y que nos da señales de como será ese infier­no con las calderas de Pedro Botero en fun­cionamien­to, y de eso irá esta sesión con las brasas, el calor y el humo bajo la batu­ta de Laila Bazahm de Hawk­er 45. En este caso coin­cide con Leo, el sig­no zodi­a­cal que pertenece al fuego.

Tier­ra el 27 de sep­tiem­bre lo ges­tionará Lau­ra Ver­aguas con su coci­na verde.

Éter para el 8 de noviem­bre, dirigi­da por el gam­ber­ro chef con bom­bín Miky Man­rubia de   Chingón con­jun­ta­mente con Pol Gar­cía, que tri­un­fa con el mis­mo for­ma­to en Shangai, que prom­e­ten una aven­tu­ra muy loca y por supuesto única.

Las entradas ya están a la ven­ta en Time Out Shop Online Plazas lim­i­tadas a 40 per­sonas y con pre­cios entre 45 y 85 euros. Los menús con­stan de entre 5 o 6 platos con mari­da­je inclu­i­do. La local­ización será desve­la­da en el últi­mo momen­to y como toda sociedad sec­re­ta que se pre­cie se pedirá pasar unas pequeñas prue­bas ini­ciáti­cas, fácil­mente super­a­bles, antes de entrar a dis­fru­tar de la cena experiencia.

Patroci­nadores ofi­ciales: Cervezas Alham­bra con sus 3 tipos: Alham­bra Espe­cial, Alham­bra Reser­va 1925 y Alham­bra Reser­va Roja. Por supuesto Time Out como medio espe­cial­iza­do en ocio de cal­i­dad. Como com­pañeros de via­je estarán Solán de Cabras como provee­dor ofi­cial del agua min­er­al nat­ur­al pre­mi­um y Gra­mona con sus cavas y vinos para las sesiones de Tier­ra y Agua.

BSO Are We Too Late de Tom Leeb.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

Plata Bistró y el virtuosismo de cocinar con ollas, sartenes y cuchillos de trinchar

No podía ser en otro bar­rio, como el barcelonés de Sant Antoni, el elegi­do para situ­ar Pla­ta Bistró. Este gen­tri­fi­ca­do dis­tri­to con­ver­tido a la religión hip­ster en pocos años, está reg­is­tran­do una ofer­ta gas­tronómi­ca de alto niv­el y la coci­na de Vic­tor Gar­cía bril­la con luz propia como una estrel­la ruti­lante, y sus mesas se llenan de clientes ansiosos de cono­cer los platos del día, da igual lo que haya, seguro que estará coci­na­do a fuego lento y será de tem­po­ra­da. Aquí no hay car­ta fija, tran­qui­los porque tam­poco se can­tan los platos a pie de mesa como en un tiem­po pretéri­to, sino que están proyec­ta­dos jus­to enci­ma del pas­aplatos, con indi­cación de sus pre­cios, porque la obsesión de su chef es el respeto por los pro­duc­tos de tem­po­ra­da, hon­ran­do los rit­mos nat­u­rales. Eso impli­ca una capaci­dad de impro­visación en los fogones propia de un gran vir­tu­oso de las sartenes, ollas y cuchil­los de trinchar.

Plata Bistro

Pla­ta Bistro

 

Cre­ció entre las fal­das de su abuela en la casa de comi­das de Teru­el, ¡esa provin­cia españo­la que sí existe! y de ella aprendió el ofi­cio de coci­nar con los pro­duc­tos que había de la estación para crear platos de gran sabor, con­vir­tién­dose des­de entonces en adalid de los platos tradi­cionales. Su pos­te­ri­or for­ma­ción y paso por restau­rantes de cam­panil­las como Pedro Larumbe, Arzak, el cater­ing de El Bul­li, el Hotel Palace de Lau­sanne y Au Chat Noir, de la mis­ma ciu­dad suiza, le dejó impreg­na­do la téc­ni­ca para mejo­rar los pro­ce­sos y los tiem­pos. La filosofía de su tra­ba­jo está a cabal­lo entre lo mejor de la tradi­ción y de la coci­na clási­ca france­sa. Le acom­paña como jefe de sala, su solíc­i­to her­mano Mario, for­man­do un tán­dem de excepción.

Plata Bistró

Pla­ta Bistró

 

Atípi­ca­mente está abier­to des­de la mañana para saciar estó­ma­gos ham­bri­en­tos de todo una noche de ayuno, y tam­bién para pro­teinizar a los resacosos y canal­las trasnochadores antes de acostarse con los primeros rayos del día. Su ofer­ta se basa en almuer­zos de cuchara para los que vienen con ham­bre atrasa­da o de bocadil­los de embu­ti­do ibéri­co para los que se cuidan sin renun­ciar al sabor. Los domin­gos y bajo reser­va son para vivir una Grande Bouffe par­tic­u­lar en petit comité, y como en la irrev­er­ente y escat­ológ­i­ca pelícu­la en el cual los pro­tag­o­nistas comen sin mesura, en la gran comilona orques­ta­da por el chef Vic­tor, el leit­mo­tiv es la abun­dan­cia y el compartir.

Platos degus­ta­dos y que están pen­sa­dos para compartir:

  • Boni­to en escabeche, que lo bor­da usan­do esa antiquísi­ma téc­ni­ca de con­ser­vación de los ali­men­tos en vinagre.

Bonito en escabeche

Boni­to en escabeche

 

  • Cro­que­tas de rustido.

Croquetas de rustido

Cro­que­tas de rustido

 

  • Tar­tar de gam­ba y papa­da ibéri­ca o una nue­va ver­sión sub­lime de un tradi­cional mar y montaña.

Tartar de gamba

Tar­tar de gam­ba y papa­da ibérica

 

  • Extra­or­di­nar­ia la com­bi­nación de ven­tresca, tomate, naran­ja y aceituna.

Ventresca

Ven­tresca

 

  • Cal­los como pla­to estrel­la de la casa para mojar pan a dis­cre­ción, según rec­eta de su mentora.

Callos

Cal­los

 

  • Liebre a la royale.

Liebre a la royale

Liebre a la royale

 

  • Espon­joso de choco­late con hela­do de pis­ta­cho.

Esponjoso de chocolate y helado de pistacho

Espon­joso de choco­late y hela­do de pistacho

 

Pla­ta Bistro Car­rer de Sepúlve­da, 23 08015 Barcelona Telé­fono 935 169 130

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

A %d blogueros les gusta esto: