Plata Bistró y el virtuosismo de cocinar con ollas, sartenes y cuchillos de trinchar

No podía ser en otro barrio, como el barcelonés de Sant Antoni, el elegido para situar Plata Bistró. Este gentrificado distrito convertido a la religión hipster en pocos años, está registrando una oferta gastronómica de alto nivel y la cocina de Victor García brilla con luz propia como una estrella rutilante, y sus mesas se llenan de clientes ansiosos de conocer los platos del día, da igual lo que haya, seguro que estará cocinado a fuego lento y será de temporada. Aquí no hay carta fija, tranquilos porque tampoco se cantan los platos a pie de mesa como en un tiempo pretérito, sino que están proyectados justo encima del pasaplatos, con indicación de sus precios, porque la obsesión de su chef es el respeto por los productos de temporada, honrando los ritmos naturales. Eso implica una capacidad de improvisación en los fogones propia de un gran virtuoso de las sartenes, ollas y cuchillos de trinchar.

Plata Bistro

Plata Bistro

 

Creció entre las faldas de su abuela en la casa de comidas de Teruel, ¡esa provincia española que sí existe! y de ella aprendió el oficio de cocinar con los productos que había de la estación para crear platos de gran sabor, convirtiéndose desde entonces en adalid de los platos tradicionales. Su posterior formación y paso por restaurantes de campanillas como Pedro Larumbe, Arzak, el catering de El Bulli, el Hotel Palace de Lausanne y Au Chat Noir, de la misma ciudad suiza, le dejó impregnado la técnica para mejorar los procesos y los tiempos. La filosofía de su trabajo está a caballo entre lo mejor de la tradición y de la cocina clásica francesa. Le acompaña como jefe de sala, su solícito hermano Mario, formando un tándem de excepción.

Plata Bistró

Plata Bistró

 

Atípicamente está abierto desde la mañana para saciar estómagos hambrientos de todo una noche de ayuno, y también para proteinizar a los resacosos y canallas trasnochadores antes de acostarse con los primeros rayos del día. Su oferta se basa en almuerzos de cuchara para los que vienen con hambre atrasada o de bocadillos de embutido ibérico para los que se cuidan sin renunciar al sabor. Los domingos y bajo reserva son para vivir una Grande Bouffe particular en petit comité, y como en la irreverente y escatológica película en el cual los protagonistas comen sin mesura, en la gran comilona orquestada por el chef Victor, el leitmotiv es la abundancia y el compartir.

Platos degustados y que están pensados para compartir:

  • Bonito en escabeche, que lo borda usando esa antiquísima técnica de conservación de los alimentos en vinagre.
Bonito en escabeche

Bonito en escabeche

 

  • Croquetas de rustido.
Croquetas de rustido

Croquetas de rustido

 

  • Tartar de gamba y papada ibérica o una nueva versión sublime de un tradicional mar y montaña.
Tartar de gamba

Tartar de gamba y papada ibérica

 

  • Extraordinaria la combinación de ventresca, tomate, naranja y aceituna.
Ventresca

Ventresca

 

  • Callos como plato estrella de la casa para mojar pan a discreción, según receta de su mentora.
Callos

Callos

 

  • Liebre a la royale.
Liebre a la royale

Liebre a la royale

 

  • Esponjoso de chocolate con helado de pistacho.
Esponjoso de chocolate y helado de pistacho

Esponjoso de chocolate y helado de pistacho

 

Plata Bistro Carrer de Sepúlveda, 23 08015 Barcelona Teléfono 935 169 130

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

Premio Nuevo Espace ICON 2015

bloghedonista.com

Residencia Francesa en Madrid

La sección femenina del BlogHedonista, después de un breve paso por chapa y pintura y subidas en sus insufribles a la par que elegantes stilettos de vértigo, fueron las encargadas de asistir a la entrega del Premio Nuevo Espace ICON 2015 patrocinados por la casa gala de automóviles Renault y el suplemento mensual ICON que acompaña al diario El País el primer jueves de cada mes.

En un marco incomparable, como es el palacete que ocupa la Residencia Francesa en el centro de Madrid, fue el lugar escogido para hacer la entrega del galardón al chef laureado y nuevo Hombre ICON. La cuidada revista ICON (que ellas leen a escondidas aunque lo nieguen) está enfocada al lector masculino de espíritu elevado y como tal reivindica los diferentes estilos posibles del hombre actual, moderno y cosmopolita, incluido los hipsters.

Una fiesta donde no podía falta el brillo y el glamour del famoseo patrio más actual, como  nuestro idolatrado Boris Izagurire, el sempiterno alegre y sonriente Mario Vaquerizo con su melena al viento, el actor Jordi Mollá, el mallorquín Alejo Sauras, la modista Elena Benarroch, y un no-parar de estrellas rutilantes del teatro, el cine y la televisión.

La entrega del premio fue distendida con un discurso improvisado y desenfadado a cargo de Cyrille Rogeau, encargado para la ocasión como anfitrión y ministre-conseiller à l’Ambassade de France en Espagne. Finalmente fueron Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez (dos de los severos jueces de Master Chef) los encargados de hacer subir al estrado al chef Ramón Freixa para recibir su merecido homenaje.

bloghedonista.com

Ramón Freixa recibe su premio de mano de Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez

Y así entre risas y mucha felicidad, el cocinero de Castellfollit de Riubregós -con 2 merecidísimas estrellas Michelin y ser Gran Chef Relais & Châteaux desde el 2012-, cogió el micrófono ¡ y no lo soltó! para contar en petit comité que le seguía encantando recibir premios y que se definía a sí mismo como chef de sensaciones, sentimientos y de reflexión.

La celebración fue amenizada por la cantante Leonor Watling y los VIP,s se divirtieron como el resto de los mortales. Igual que las chicas del BlogHedonista que por no desentonar y en un prurito de mimetismo con el ambiente reinante se dejaron llevar por la buena onda. Y así entre canapés, alguna saciante cerveza Inédit -esa maravilla creada por la factoría de El Bulli–  ennoviada con un vibrante queso a la pimienta, y un refrescante y exquisito gintonic a base de MOM – la ginebra premium de la Bodega González Byass, elaborada con frutos rojos y una secreta selección de botánicos- la fiesta se disparó y mis chicas se divirtieron a lo grande.

Y lo que sucedió después de la fiesta por las calles de Madrid, donde los gatos y las gatas se pierden, no me lo quieren contar. Sólo me citan al laureado Ramón Freixa: “No hay cocina sin sorpresa”.

Con la colaboración de Rosa Peñuelas

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados

A %d blogueros les gusta esto: