Pan de Cea

29 de junio de 2017, San Cristovo de Cea (Ourense)

Querida tía:

Como sabes, en breve se celebrará uno de los días que más estimamos en nuestra familia. Te escribo para recordártelo.

No hay día, no hay mañana, que atraviese la plaza Pardo Bazán y me sienta orgulloso de lo que hemos sido, de lo que somos y de lo que espero, nuestros hijos y sobrinos sigan siendo.

Es subir la persiana de la panadería y sentir toda esa tradición que desde el siglo XIII nos acompaña y nos da el don de elaborar lo que más queremos, nuestro Pan de Cea.

IMG_1605.JPG

Fotografía gentileza IGP Pan de Cea

Supongo que en la lejanía echarás de menos todos esos olores y detalles de su preparación. El aroma de las harinas de trigo autóctono y de Castilla mezcladas con el fermento natural, el agua cristalina de nuestra tierra y la sal, sin nada químico, como nos gusta, para después dejar reposar la masa 20 minutos durante los cuales me contabas anécdotas de mi infancia y así, pasabas a hacer las poias y moletes de medio y de un kilo, reamasándolos y dejándolos respirar, pero tapados, durante otros tantos minutos, en las telas de lino que con mimo cuidabas.

Tampoco se te habrá olvidado ese momento tan nuestro como es el horneado. Recuerdo con mucho cariño como realizabas ese corte único, la fenda, que tenías como cada panadero tiene el suyo, como yo tengo el mío, en mitad de la masa antes de introducir los moletes y las poias en el horno uno a uno.

IMG_1610.JPG

Fotografía gentileza IGP Pan de Cea

Me acuerdo también de que durante las dos horas que duraba su cocción, tenías que aguantar que mi hermano y yo te hiciéramos preguntas de lo más absurdas acerca de lo que podría pasar si metiéramos cualquier cosa en ese horno a 180 grados como estaba… ¡Bendita paciencia la tuya, tía!

Eso sí, en el rever, cuando el pan tenía que madurar durante una hora, te volvías de lo más severa. Y te entiendo. No había ni hay crío que se resistiera a partir un pellizco del pan para escuchar el estallido de esas láminas que forman su a veces dorada, a veces castaña codia, y hundir los dedos en esa esponjosa y firme miga para disfrutar del verdadero e intenso sabor a trigo.

En fin, tía, te tengo que dejar que se me echa el tiempo encima.

Un abrazo enorme de tu sobrino.

PD: Recuerda que el domingo, día 2 de julio, te esperamos aquí, en tu pueblo San Cristovo de Cea, más concretamente en el campo de A Saleta, para que vuelvas a probar y disfrutar de este manjar que es nuestro Pan de Cea.

Para más informacón Pan de Cea

© 2017 Aarón González. All rights reserved.

 

 

Por Pascua, una buena mona by Moritz

Moritz ha creado la Mona de Pascua pensando en los adultos con alma de niños que siguen reclamando su propia “mona” para festejar el lunes de Pascua.

_DSC9763

Fotografía gentileza de Moritz

La innovadora propuesta de este año une el amor por la cerveza y el chocolate, con el claro objetivo de hacer feliz a todos los cerveceros y cerveceras fans de la marca, simulando la forma real de dos botellas de cervezas Mortiz, con la serigrafía de un delicioso chocolate blanco colocado sobre la base de un irresistible chocolate negro. La chapa es ligeramente picante para contrastar con la dulzor de toda la “mona”. Obviamente, como toda “mona” que se precie, va acompañada de los huevos de Pascua de chocolate blanco y café moca.

De venta en la Moritz Store, la concept store de la Fábrica Moritz en la Ronda Sant Antoni, 39 de Barcelona. PVP 36 euros.

Moritz

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

Comienzan las catas de AOVE en OroLíquido

El aceite de oliva es uno de los grandes clásicos de nuestra preciada dieta mediterránea. Un básico de la cocina que, todo hedonista reconocerá, aporta un sabor único a las elaboraciones cuando es AOVE Premium, bueno de verdad (AOVE son las siglas que los foodies hemos rescatado para en un suspiro decir “aceite de oliva virgen extra” y así conseguir que el resto de mortales crean que somos todavía más snobs, si es posible).

¿Y cómo distinguir un buen AOVE? Más fácil de lo que podría parecer: un AOVE de calidad se reconoce cuando se prueba. Así de simple. Años y años comiendo “pa amb tomàquet” (pan con tomate) aliñado con el que consideras un buen AOVE para, sin esperarlo, abrirse los mares y probar oro líquido de verdad.

cata de verdal en OroLíquido

Fotografía de Geòrgia Casas

Este momento, en el que descubrimos un aceite de alta calidad, se recuerda por siempre jamás. Percibir los aromas del buen aceite, catarlo en paladar, y darse así cuenta que realmente existe una élite en el mundo de los aceites. Este momento, señores y señoras, es para un amante gourmand la llegada a la tierra prometida. No hay caviar, foie ni langosta que pueda acercarse con tal sencillez a la excelencia.

Cata de corbella en pieza diseñada por Elaia Sait

Pieza diseñada para la cata por Elaia Zait. Fotografía de Geòrgia Casas

Para la narradora, este despertar sucedió el pasado viernes 3 de marzo a las 13h en la oleoteca OroLíquido, el templo al que todo amante del aceite premium debe acudir. Allí, de la mano de OroLíquido y Elaia Zait, artesanos de cristalería y vajillas diseñadas para la cata y disfrute de aceites, se realizaba una cata de los AOVE que Xavier Ruzafa elabora en su propia masía, con olivas Corbella y Verdal, variedades autóctonas de la zona del Bages, felizmente recuperadas por Xavier y que embotella bajo la marca  Oliveres del Cardener  pertenencientes al grupo The Barcelona Olive Oil Company.

AOVE de Oliveres del Cardener

Fotografía de Geòrgia Casas

Toda una experiencia que permitió apreciar los matices de estos aceites de primerísima calidad: el Corbella Original, un aceite exquisito y equilibrado en el que descubrimos notas a fruta dulce, hinojo y manzanilla, y que procede de la zona de Navàs, Súria y Cardona, y el Verdal Original, un aceite  con aromas de fruta verde que recuerdan a la hierba recién cortada y a almendras.

Ana, propietaria de OroLíquido y experta buscadora desde el 2005 de los mejores aceites de la Península, nos aconseja que probemos el Corbella rociándolo sobre una bola de helado de vainilla. Apuntado queda en nuestro recetario. El Verdal es un aceite de tal carácter que resulta excelente simplemente con un poco de pan y supremo si con él rociamos un buen jamón de bellota.

Para todo aquel que quiera dejarse fascinar por el mundo del aceite, os aconsejamos pasear hasta la barcelonesa Plaça del Pi y después acercarse a OroLíquido. Ellos, a través de sus  aceites sabiamente seleccionados, se encargarán de llevaros al nivel Premium de este fascinante mundo, bien con su asesoramiento personalizado o bien con su ronda de catas programadas y que con una cita bimensual realizan en su espacio inferior habilitado al efecto.

OroLíquido Carrer de la Palla, 8 08002 Barcelona Teléfono 933 022 980

The Barcelona Olive Oil Company

Elaia Zait

© 2016 Geòrgia Casas. All rights reserved.

 

Cotton House Hotel

Este céntrico hotel barcelonés cumple 2 años de existencia y como consecuencia de su talentoso savoir faire desde el primer día, le ha validado entrar en la prestigiosa lista internacional de Forbes Travel Guide con una clasificación de 4 estrellas, siendo 5 el máximo. Nació como una pequeña estrella perteneciendo a la extraodinaria selección Autograph Collection by Marriott Rewards y que únicamente aglutina a unos 100 hoteles alrededor del mundo.

cotton house hotel

Escalera de caracol en Cotton House Hotel. Fotografía gentileza de Felices Communicology & PR

Los inspectores de esta exclusiva guía valoran aspectos como su ubicación en el epicentro de la Ciudad Condal, rodeado de tiendas de las grandes Maison de la alta costura, monumentos próximos de esos que “justifican el viaje” según la guía verde de turismo Michelin, así como estar envuelto de una gran variedad de restaurantes de lujo y galardonados con estrellas por la guía de tapas roja francesa.

Cotton House Hotel

Biblioteca de Cotton House Hotel. Fotografía gentileza de Felices Communicology & PR

Otros aspectos que han tenido en cuenta: la elegante decoración dirigida por el prestigioso interiorista de proyección internacional Lázaro Rosa Violán y que ha cuidado sus elementos que le dan personalidad, como la escalera de caracol suspendida o la escalera principal de mármol que conduce a su zona común y más exquisita: la biblioteca con prestigiosas vistas a la Gran Vía, así como los salones que conservan su decoración en maderas nobles reflejo de lo que fue una antigua casa burguesa y que nos traslada al siglo XIX, al más puro estilo ochecentista clásico. Su anterior uso, la sede de la Fundación Textil Algodonera, fue la inspiración para su actual nombre y el leitmotiv sobre el cual gira todo su diseño. Su cuidada oferta gastronómica del Restaurante Batuar que está abierto desde las 7 de la mañana hasta la medianoche. Un jardín interior que es un privilegiado oasis en Barcelona. Servicio de sastrería a cargo de Santa Eulalia, la tienda que desde 1843 es un referente en moda de lujo, también ha sido valorado por el comprobador de la guía.

brunch

Brunch en Cotton House Hotel. Fotografía gentileza de Felices Communicology & PR

Por último destacar el servicio de concierge del hotel que ha merecido la distinción de Les Clefs d’Or por los atentos consejos a los huéspedes para vivir con intensidad la vibrante capital catalana.

Cotton House Hotel Gran Vía de les Corts Catalanes, 670 Barcelona 08010 Teléfono 934 505 045

© 2017 José María Toro. All rights reserved

Lomo de cerdo de Campos Carnes Ecológicas a la cerveza

A título de recordatorio el lomo de cerdo es una de las dos piezas, de forma cilíndrica, de la carne del cochino que están junto al espinazo y bajo sus costillas. Su agradable sabor, así como su rico contenido en nutritientes, baja proporción comparativa en grasa, calorías y colesterol lo convierten en un alimento humano muy versátil para su preparación en mil y una recetas.

La elección de la marca Campos Carnes Ecológicas  para esta receta no ha sido casualidad, sino el resultado de la búsqueda de una carne ecológica de confianza. Esta empresa sevillana de Pilas, con gran tradición familiar en el mercado de la carne, dió un giro en su trayectoria buscando la máxima calidad y enfocándose hacia la producción ecológica hace 14 años, siendo pionera en la materia y haciendo caso omiso de las voces contrarias que sólo buscaban cantidad sin importarles la calidad. Siguiendo la normativa ecológica, los animales disponen de dehesas, se crían en extensivo con un manejo tradicional, consumen todo lo que se encuentran en ella, y por supuesto sin aditivos químicos en la alimentación ni en la vida del animal. El aporte que puedan recibir de cereal obviamente será 100% ecológico. Con todo ello se consigue una carne tierna y jugosa, con sabor.

Actuación ética y transparente para no engañar al consumidor final que está cansado de falsas promesas, para ello luce con satisfación en sus diferentes elaboraciones (lomo, cabeza de lomo, magro, etc.)  el sello de calidad de producción ecológica concedido por CAAE, el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica. Junto con la ganadería porcina también trabajan otras carnes como el cordero, el pavo, el pollo y la ternera y siempre con el mismo criterio de ecológico.

Receta de lomo de cerdo ecológico a la cerveza

Ingredientes:

  • 3 hojas de laurel
  • sal
  • 1 botella pequeña de cerveza Pilsner Urquell
  • AOVE
  • 1 cebolla
  • lomo de cerdo ecológico de Campos Carnes Ecológicas de aproximadamente 1,4 kg.

Preparación:

En una cacerola poner el AOVE y el lomo para dorarlo por ambos lados. Apartamos.

Echamos la cebolla picadita y pochar, metemos el lomo con las hojas de laurel, un poquito de sal, añadimos la cerveza y dejar unos 25 minutos.

Pasado este tiempo se saca el lomo y se pone en una fuente, el resto lo pasamos por la batidora y obtenemos una salsa para agregar al lomo una vez fileteado.

Bon Appétit!

fullsizerender-202

Lomo de cerdo de Campos Carnes ecológicas a la cerveza. Fotografía de Gemma Toro

© 2017 José María Toro. All rights reserved 

 

 

 

Los quesos artesanos de la Sierra de Cádiz

El pasado 25 de noviembre y en las instalaciones del Auditorio de la Casa de las Letras del antiguo Matadero de Madrid, se presentó el libro “Los quesos artesanos de la Sierra de Cádiz” de los autores Irene Golden, escritora, y Antonio Orozco Guerra, cocinero gaditano de Villamartín.

book, libro, cheese, queso

Portada del libro “Los quesos artesanos de la Sierra de Cádiz” Fotografía gentileza de RB Comunícalo

Tras la introducción realizada por D. Jaime Armario Limón, Responsable del Área de Desarrollo Económico y Servicios a la Ciudadanía de la Diputación de Cádiz, a la sazón editora del libro, que expuso el gran interés que tiene dicha institución en promocionar una zona de Andalucía poco conocida, y alejada de los tópicos de sol y playa, con unos atributos climáticos muy característicos como se dan en la Sierra de Cádiz, y que además tiene que  servir para defender y conservar la actividad artesanal del sector ganadero de dicho territorio. A continuación tomó la palabra Antonio Orozco, quien tras una pequeña intervención más formal, bajó a pie de escenario, y nunca mejor dicho pues descendió del mismo, para realizar la presentación propiamente dicha y hacerla más cercana.

foto_2

Fotografía gentileza de RB Comunícalo

Antonio actualmente es profesor de cocina, a quien en esta ocasión acompañaron 4 de sus alumnos de 2º año. Él vive su profesión y transmite con pasión su amor por el campo gaditano y por sus quesos, así como su interés en reivindicar y reconocer la gran labor desarrollada por tantas generaciones de hombres y mujeres que en silencio y con escaso apoyo han conseguido mantener el patrimonio histórico y cultural, así como las tradiciones ligadas a la actividad agraria de esta parte de Cádiz. De los restos arqueológicos encontrados en la serranía gaditana queda constancia de que esta actividad quesera se remonta a más de mil años atrás. Gracias a esos pastores anónimos que recorrían arriba y abajo en busca de pasto para sus ovejas merinas grazalemeña y sus cabras payoyas, que encontraron la elaboración de quesos como alimento y moneda de intercambio con otros productores, hoy podemos disfrutar de ese legado gastronómico único y con personalidad. Agradecimientos también a esos elaboradores, que lejos de caer en el victimismo propio de la impronta judeocristiana que nos caracteriza, y no queriendo renunciar a la tierra que los vió nacer, conscientes del gran producto que tenían en sus manos, se ocuparon por mejorar la calidad y han promocionado sus productos mediante la presentación a concursos nacionales e internacionales como forma de revitalizar económicamente esta parte de la provincia de Cádiz.

foto_3

Fotografía gentileza de RB Comunícalo

Se enriqueció con su paso por Cantabria y Extremadura, en las que por motivos profesionales vinculados a la cocina pasó varios años, aunque le continuaron persiguiéndole sus recuerdos de sabor a pan y queso de la niñez, y en esas regiones se encontró también con una muy importante producción de leche de vaca y oveja y, como es lógico, con variedades de queso totalmente distintas entre sí y diferentes de las que conocía hasta ese momento. Siendo por tierras extremeñas donde realizó su primer queso y después de 18 años de andares por toda España regresó a su tierra natal de la Sierra de Cádiz.
De entre las 14 queserías existentes en la provincia de Cádiz, casi todas ellas representadas en esta presentación arropando a sus autores, se eligieron para la cata los 4 quesos siguientes:
www.bloghedonista.com

Los 4 quesos degustados de la Sierra de Cádiz. Fotografía gentileza de RB Comunícalo

Queso curado de oveja payoya artesano, con dos años y medio de curación elaborado por la quesería Pajarete de Villamartin, premiado recientemente en el certamen mundial World Champioship Cheese Contest como “Best of Class” en el apartado de queso curado de oveja con 9 ó más meses de curación, maridado con un excelente espumoso Barbadillo.

2º. Quesería Madrigueras de Algodonales presentó un queso elaborado con leche de cabra cruda con 60 días de maduración, acompañado de un vino tinto de uva Tintilla de Rota caracterizado por un reposo largo en barro y solo unos meses en barrica.

3º Por su parte la quesería Montealva de San José del Valle sorprendió con un queso que resultó ser un gran desconocido para la mayoría de los asistentes al evento, en particular y del gran público en general: un queso azul curado de cabra payoya con más de 70 días de curación, hasta hace poco el único queso azul que se elaboraba en Andalucía, siendo ésta una de las tres únicas queserías que lo elabora con queso de cabra, armonizado con un tinto dulce de uva tintilla de Rota.

4º. Y para finalizar, la quesería el Bucarito de Rota trajo un queso láctico de cabra, de pasta blanda cubierto por ceniza vegetal, que permite su consumo a los dos días de su elaboración, pero que a su vez, asumiendo la correspondiente reducción en volumen, podría ser consumido igualmente tras dos años, emparejado con un caldo ecológico blanco de la sierra, elaborado con uva perruna, variedad autóctona casi en peligro de extinción.
© 2016 Antonio Mata. All rights reserved

Lomo Bajo, el restaurante casual de carnes

El local de Lomo Bajo está situado en pleno centro de Barcelona, a un tiro de piedra del céntrico y comercial Passeig de Gràcia. Custodiado por su hermano mayor, Lomo Alto, un restaurante donde la carne alcanza su máximo esplendor. Lomo Bajo ha nacido para ofrecer al comensal una propuesta de comida rápida pero con un nivel de calidad muy alto. En este espacio lleno de luz e inmaculado interiorismo (con firma de Lázaro Rosa-Violán), los bocadillos reinan en la carta y se presentan como dignos sucesores del boom de las hamburguesas gourmet.
www.bloghedonista.com

Interior de Lomo Bajo. Fotografía de Geòrgia Casas

El chef titular de ambos proyectos, Lomo Alto y Lomo Bajo, y responsable de garantizar el atlísimo sello de calidad, es Carlos Tejedor, que durante estos últimos años ha capitaneado propuestas como El Nacional y Speakeasy entre otros proyectos.
www.bloghedonista.com

Piezas de carne de Lomo Bajo. Fotografía de Geòrgia Casas

La propuesta gastronómica de Lomo Bajo es desenfadada e informal, un maridaje perfecto entre la carne y el pan, para convertir los bocadillos que salen de la cocina en auténticos emparedados gourmets, de culto: panes creados por el equipo del chef Tejedor a partir de receta propia y rellenos de exquisitos cortes de ternera, vaca vieja y buey  (aquí sí, buey de verdad).
www.bloghedonista.com

Fotografía de Geòrgia Casas

La carta de Lomo Bajo está pensada para compartir y por ello es imprescindible no perderse los acompañamientos, que pueden actuar también como entrantes: las croquetas de cecina, preparadas con leche de caserío, pan tostado y maíz, son manjar de dioses. No pueden faltar los aros de patata, presentados en un original formato, que permite que al freírse no queden nada aceitosos, si no todo lo contrario, lo cual les confiere una textura perfecta. Para los días calurosos es imprescindible probar la ensalada de tomate y ventresca.
www.bloghedonista.com

Ensalada de tomate y ventresca. Fotografía de Geòrgia Casas

El plato fuerte, la estrella de la casa, digno de premio es el tartar roll de buey con cebolla crujiente y cremosa yema de huevo, que se cocina como un tocinillo de cielo, un acierto más. El pan seleccionado para este bocadillo es un panecillo inglés abriochado, suave en textura y que se funde con el tartar de forma exquisita.
www.bloghedonista.com

Cecina roll extra de vaca artesana. Fotografía de Geòrgia Casas

www.bloghedonista.com

Tartar roll de buey. Fotografía de Geòrgia Casas

La segunda opción a compartir fue el excelente Cecina roll extra de vaca artesana, con brotes y cítricos, para conseguir un extra de sabor. Seguido del roll de sobrasada de buey con queso y miel, al usar carne bovina resulta menos grasoso en boca que el tradicional de cerdo. Ambos se preparan también con pan inglés. Las raciones son generosas por lo que es recomendable compartir y de esta manera poder probar diferentes opciones.
www.bloghedonista.com

Patatas fritas. Fotografía de Geòrgia Casas

En el festival carnívoro no podía falta la hamburguesa y el pepito, para acompañar, obviamente, con patatas fritas, como las que nos hacían nuestras abuelas, cortadas a mano, cocinadas en su punto justo y con mucho sabor. El Pepito de solomillo de ternera se sirve con finas láminas de pimiento verde, queso y mayonesa de carne. El pan usado para sellar esta bendición de bocadillo es el pan negro, que es un pan antiguo, como el que nuestros antepasados ya horneaban en épocas no tan boyantes, y se prepara con algarroba, que lo dota de un intenso sabor que recuerda al chocolate y que tan bien marida con la carne de ternera. Entusiasma el punto de cocción de la carne, uno de los puntos fuertes de Lomo Bajo y su acabado final en el horno.
www.bloghedonista.com

Pepito de solomillo de ternera. Fotografía de Geòrgia Casas

Cuando uno cree que es el final, a punto de pedir un alto el fuego, de levantar la bandera blanca y pedir la rendición sin condiciones, aparece majestuosa la hamburguesa gourmet por excelencia, esa irresistible hamburguesa que se grabará con tinta indeleble en nuestra memoria más hedonista: la hamburguesa de buey, con queso, lechuga, tomate y cebolla a la brasa. Y (un “y” que hay que resaltar con una marcada pausa) el pan bretzel. Un pan que merece un capítulo aparte, no sólo por dignificar de una vez por todas el pan que envuelve la hamburguesa, sino por su punto exacto de sal y textura ni demasiado dura ni demasiado blanda: simplemente perfecta. La carne de buey con la que se rellena el interior se deja envejecer entre 65 y 75 días. Todo sabor y textura.
www.bloghedonista.com

Hamburguesa en pan bretzel. Fotografía de Geòrgia Casas

Pocas opciones en el apartado de postres pero suficientes para contentar a todos los paladares. El vaso de piña natural es una buena opción si apetece un postre ligero que ayude a digerir la intensa degustación de proteína animal. Para los que siempre guardan sitio para el postre, sin duda la elección será el babá a la birra y nata montada. Y para los amantes del chocolate, no podía faltar el vaso “chocolate, chocolate, chocolate” que es una propuesta con un rico sabor a chocolate pero con una mousse ligera que no recargará este cierre.
www.bloghedonista.com

Chocolate, chocolate y chocolate. Fotografía de Geòrgia Casas

De los mejores bocadillos de Barcelona. ¡Que no te lo cuenten!
© 2016 Geòrgia Casas. All rights reserved.
A %d blogueros les gusta esto: