Durmiendo en una casa del siglo XII

En el her­moso pueblo sego­viano de Sepúlve­da es posi­ble sen­tir el románi­co inclu­so mien­tras duer­mes. La Posa­da de San Mil­lán es una fab­u­losa casa de hués­pedes llena de his­to­ria y un ejem­p­lo de como con­ser­var con buen gus­to un tesoro arqui­tec­tóni­co del siglo XII.

2e5d1d64-b15b-483a-8514-6cd1ed63c7ba

 

Las pre­ciosas habita­ciones, que están abier­tas al públi­co des­de el año dos mil, se sitúan en torno a un patio cen­tral en for­ma de U con galería infe­ri­or por­ti­ca­da con colum­nas de piedra donde antaño se disponían las cuadras, bode­gas y dor­mi­to­rios de ser­vi­cio. En la parte supe­ri­or, sobre soportes de madera con zap­atas que mantienen el poli­cro­ma­do orig­i­nal, se dis­tribuían las habita­ciones famil­iares, hoy ded­i­cadas a los huéspedes.

f6a1db50-5da4-4fa3-b2ce-28402ee8c438

 

Además de en el inte­ri­or, donde todo está dis­puesto para man­ten­er en armonía his­to­ria, estéti­ca y como­di­dad, es pre­ciso posar un instante la mira­da en el pór­ti­co de entra­da. El arco de medio pun­to orna­men­ta­do con una arqui­v­ol­ta aje­dreza­da típi­ca del siglo XII le otor­ga la cat­a­lo­gación como pala­cio casona románi­ca recono­ci­da unán­ime­mente por los his­to­ri­adores. A su lado, el escu­do de los Proaño, descen­di­entes del míti­co conde Fer­nán González.

3f847a87-a4a4-4b1c-92cd-90fe9467610a.JPG

 

Jun­to a los ele­men­tos históri­cos que definen el per­fil de la casa, no puede obviarse el talante acoge­dor que se res­pi­ra entre sus muros de piedra y que lle­ga ale­gre y amable de la mano de su estu­pen­do per­son­al. Después de una cena copiosa en cualquiera de los mag­ní­fi­cos y típi­cos restau­rantes de Sepúlve­da y un sueño reparador en una de las estancias de la casa, la mañana te recibirá con un sen­cil­lo pero abun­dante desayuno. Si eres celía­co, no te pre­ocu­pes, para ti tam­bién habrá pan hornea­do y gal­leti­tas de chocolate.

9d1d936c-2ef9-4e23-97fb-09323235c716.jpg

 

Tras una bue­na taza de café, sólo que­da tomar unos rayos de sol en los amplios jar­dines de la Posa­da y dis­fru­tar un rati­to más de un encan­ta­dor via­je al románi­co español. Aquí en Sepúlve­da, hemos encon­tra­do una espec­tac­u­lar máquina del tiem­po. ¿Te subes?

-Una lec­tura: Todo el románi­co de Segovia. José Luis Her­nan­do Garrido.

-Un paisaje: Par­que Nat­ur­al de las Hoces del río Duratón (la may­or colo­nia de buitres leon­a­dos de Europa).

-BSO: Mis­mo sitio, dis­tin­to lugar de Vetus­ta Morla

La Posa­da de San Mil­lán C/ del Vado, 12. 40300 Sepúlve­da (Segovia)

© 2019 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved

La Catalista, Wine Bar & Kitchen, el proyecto personal de bar à vins de la sumiller Erin Nixon y la chef Laila Bazham

A veces (muchas veces) nos empeñamos en seguir un camino, más o menos dirigi­do por nues­tra famil­ia, porque creemos que segu­ra­mente nos apor­tará más seguri­dad económi­ca y financiera que el que nos gri­ta nue­stro yo más sin­cero y que está dese­an­do otro futuro mucho más cre­ati­vo y bohemio, segu­ra­mente no tan estable pero sí que nos repor­tará mucha riqueza espir­i­tu­al y serenidad, además de poder expre­sar todo lo que somos capaces de dar. Así es la his­to­ria de dos mujeres que cam­biaron su prom­ete­dor rum­bo pro­fe­sion­al por un proyec­to de bar à vins en la Ciu­dad Con­dal.

Por un lado, Erin Nixon naci­da en Texas, y que poco podía imag­i­nar en su infan­cia que los der­roteros de la vida la lle­varían a una lejana Barcelona y dejar su con­fort­able tra­ba­jo como con­sul­to­ra en Linkedin para sabore­ar la vida de otra man­era, dejan­do atrás incans­ables via­jes transatlán­ti­cos para reuniones mara­to­ni­anas que al final eran más de lo mis­mo. Un bar de vinos en un desan­ge­la­do e imper­son­al aerop­uer­to norteam­er­i­cano se con­vir­tió en su “momen­to refu­gio”, el más rela­jante de su jor­na­da, donde los bar­mans servían dis­ten­di­dos con humor y sim­patía copas de vino, a veces para olvi­dar y otras para cel­e­brar, mien­tras ella reflex­ion­a­ba sobre los even­tos con­sue­tu­di­nar­ios que acon­tecían en su vida sin con­trol. Aquí vió la luz, y como San Pablo que se cayó del cabal­lo, tomó las rien­das ¡por fin! para pasar de ser un agente pasi­vo a un acti­vo ofre­cien­do su radi­ante y con­ta­giosa sim­patía para los demás com­par­tien­do su sabiduría viní­co­la después de sacarse el pres­ti­gioso títu­lo de WSET que le da reconocimien­to inter­na­cional en el pro­celoso mun­do de los vinos. El sigu­iente paso fue ele­gir donde abrir su espa­cio de feli­ci­dad y el des­ti­no le echó una mano ofre­cién­dole a su mari­do un tra­ba­jo en la Ciu­dad Con­dal. Y este des­ti­no que la tra­jo a Barcelona no la dejó a sus suerte, sino que además la llevó a encon­trar a la otra pro­tag­o­nista de esta his­to­ria de amis­tad a primera vista, enológ­i­ca y gas­tronómi­ca­mente hablando.

La Catalista Wine Bar & Kitchen

La Cata­laista Wine Bar & Kitchen

 

Y por el otro lado, ten­emos a la ya con­sagra­da en los fogones de Barcelona, Laila Bazham del restau­rante Hawk­er 45. Nat­ur­al de Fil­ip­inas con raíces brasileñas y que tam­bién tuvo una vida sim­i­lar a Erin pero en el con­ti­nente asiáti­co. Cre­ció entre fogones, ayu­dan­do al nego­cio famil­iar de cafeterías en Mani­la y Pam­pan­ga. Licen­ci­a­da en Economía, tra­ba­jó en el sec­tor ban­car­io de Mani­la, Dubai y Sin­ga­pur, y en el 2011 decidió ale­jarse de los tediosos análi­sis financieros y bursátiles para comen­zar una nue­va vida pro­fe­sion­al en el restau­rante Nineu de San Sebastián, donde des­cubrió su ver­dadera pasión. De Donos­ti a Sin­ga­pur y su paso por l’Ate­lier de Joël Robu­chon, para volver a San Sebastián donde apren­der más téc­ni­cas en la pres­ti­giosa Basque Culi­nary Cen­ter, y nue­va­mente Sin­ga­pur donde gestó la car­ta de su recono­ci­do Hawk­er 45 de Barcelona. Un Mas­ter en Hos­pi­tal­i­ty por EADA, tres pop ups en el 2015 real­izadas en Garage Beer, Cooc­ció y Barcelona Food Mak­ers den­tro del ciclo Guer­ril­la Din­ing Con­cepts, fueron la ante­sala de su aper­tu­ra en el 2017 de su restau­rante Hawk­er 45. En esta nue­va aven­tu­ra con Erin le per­mite unir gas­tronomía con vino, su otra pasión.

Parés Baltà Cosmic 2018

Parés Baltà Cos­mic 2018

 

Después de este nece­sario preám­bu­lo, como car­ta de pre­sentación de las pro­tag­o­nistas, así como para enten­der toda la his­to­ria que hay detrás de este proyec­to que va mucho más allá de una car­ta de vinos y otra de platos, sino que no se con­cibe un pla­to sin su vino, ni tam­poco al revés. Por eso pro­po­nen 13 mari­da­jes de vinos con sus cor­re­spon­di­entes platos. Una relación biyec­ti­va que diríamos en matemáticas.

Mari­da­jes degustados:

  • Ceviche de atún aka­mi con emul­sión de kim­chi, cre­ma de rábano picante, man­zana y tara­ma (huevas de carpa típi­cas en la coci­nas grie­gas y tur­ca) de adic­ti­vo picante empare­ja­do con Castell d’Age cava 1988. Brut Nature Reser­va. Biodinámico.
Ceviche de atún akami.

Ceviche de atún aka­mi y Castell D’Age Cava 1988 Brut Nature Reserva

 

  • Vieiras salteadas con ensal­a­da de tomate y emul­sión de soja e hino­jo. Ennovi­a­do de Parés Baltà Cos­mic 2018. Los aro­mas cítri­cos de este vino biod­inámi­co del Penedès lo hacen ide­al para acom­pañar a este molusco.
Vieiras salteadas

Vieiras salteadas con Parés Baltà Cos­mic 2018

 

  • Setas de tem­po­ra­da con sal­sa tonat­to, berro y flo­res comestibles. Casa­do con Fores­ta Sumoll 2017. Vino ecológi­co del Massís del Garraf.
Setas de temporada

Setas de temporada

 

  • BBQ Smoked short-ribs en tacos de lechuga con reduc­ción de sal­sa bar­ba­coa al jen­gi­bre y patatas. Acom­paña­do de Vega Aix­alà Viern 2011. Es un tin­to ecológi­co de la DO Con­ca de Barberà.
BBQ Smoked Short-Ribs

BBQ Smoked Short-Ribs

 

  • Épi­ca Tor­ri­ja con hela­do de carame­lo sal­a­do con Mel­vasía de Vere­ma Tar­dana. Un vino dulce ecológi­co que no empala­ga como la torrija.
Torrija con Melvasia de Verema Tardana

Tor­ri­ja con Mel­va­sia de Vere­ma Tardana

 

La Catal­ista Car­rer Carders, 11 08003 Barcelona. Telé­fono 932 683 178. Horario de lunes a jueves des­de las 14 has­ta las 23h. Viernes des­de las 14 has­ta las 24h. Sába­do des­de las 10h has­ta las 24h y domin­gos des­de las 10h has­ta las 16h. Durante el fin de sem­ana el brunch ocu­pa el primer lugar.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

S. Pellegrino celebró su Final Regional para elegir al Young Chef de los Países Ibéricos y Mediterráneos alzándose como ganador Albert Manso

El pasa­do 16 de de sep­tiem­bre se cele­bró por la tarde en uno de los salones del Hotel W Barcelona la Final Region­al para ele­gir al Young Chef de los País­es Ibéri­cos y Mediter­rá­neos (España, Por­tu­gal, Gre­cia e Israel) , del cual sal­ió el ganador que irá direc­ta­mente a la Gran Final de S. Pel­le­gri­no Young Chef 2020 que se cel­e­brará en Milán los próx­i­mos 8 y 9 de Mayo de 2020. Allí ten­drá que con­vencer a otro jura­do y com­pe­tirá jun­to a otros once jóvenes cocineros por con­seguir el pres­ti­gioso títu­lo mundi­al de Young Chef 2020.

Philippe de Maillardoz, Director General de Nestlé Waters España, entrega del premio a Albert Manso

Philippe de Mail­lar­doz, Direc­tor Gen­er­al de Nestlé Waters España, entre­ga del pre­mio a Albert Man­so. Fotografía gen­tileza de la organización

 

Y pun­tuales a la cita del con­cur­so los pos­tu­lantes a ganar esta Final Region­al, comen­zaron a coci­nar para el severo jura­do que val­o­raría no sola­mente el sabor sino tam­bién la pre­sentación, las expli­ca­ciones y la téc­ni­ca uti­liza­da. Fueron horas de nervios, muchas veces incon­tro­la­dos, de mucha con­cen­tración, de sudores fríos por errores no cal­cu­la­dos pre­vi­a­mente y de pon­er en el pla­to pre­sen­ta­do todo lo apren­di­do en las mejores escue­las de restau­ración y en la prác­ti­ca diaria entre los fogones com­par­tien­do codo con codo con los mejores espadas de los restau­rantes de los País­es Ibéri­cos y Mediter­rá­neos. Con­seguir ganar esta Final Region­al orga­ni­za­da por S. Pel­le­gri­no impli­ca un reconocimien­to implíc­i­to a todo el esfuer­zo real­iza­do has­ta el momen­to, no sólo a niv­el de téc­ni­ca apren­di­da en los libros sino tam­bién de la peri­cia adquiri­da en el mane­jo de sartenes y ollas así como dispon­er de una gran cre­ativi­dad para crear platos imag­i­na­tivos, sabrosos y per­fec­ta­mente her­mosos donde otros, la may­oría de los mor­tales, solo vemos pro­duc­tos sin una aparente conex­ión, pero que estos jóvenes cocineros arman en cuestión de segun­dos un pla­to capaces de sacarnos des­de nue­stros aden­tros esa excla­mación de “Wow” que lo dice todo.

Para poder par­tic­i­par en el con­cur­so todos los par­tic­i­pantes han tenido que super­ar los exi­gentes req­ui­si­tos de ALMA- Escuela Inter­na­cional de Coci­na Ital­iana, y que se basan en las Reglas de Oro con las que se rige este con­cur­so inter­na­cional: habil­i­dades téc­ni­cas, cre­ativi­dad y con­vic­ciones culi­nar­ias per­son­ales. Además de ser menor de 30 años  y haber ejer­ci­do como mín­i­mo un año como chef, sous chef o jefe de par­ti­da. Como novedad de este año y para cumplir con la igual­dad de género, se ha pedi­do que, en la medi­da de lo posi­ble, se incluya por lo menos a tres mujeres de un total de 10 par­tic­i­pantes para cada región. Este pres­ti­gioso con­cur­so mundi­al bus­ca la próx­i­ma gen­eración de jóvenes chefs pio­neros en el uso de la gas­tronomía como instru­men­to social. Este año han par­tic­i­pa­do 135 jóvenes cocineros de todo el mun­do, y que ha esta­do divi­di­do en 12 regiones.

Pos­tu­lantes, pla­to pre­sen­ta­do, car­go y restau­rante donde tra­ba­ja y men­tor que lo acom­paña:

  • André Cameirao. Red Mul­let And Heart In Embers. Liv­er Sauce. Black Gar­lic Char­coal And Home­made Papri­ka. Jefe de par­ti­da del Hotel Vila Galé, en Sin­tra (Por­tu­gal) Men­tor: Rodri­go Mota Medeiros.
  • Spy­ros Kas­selouris. Squid Land & Sea. Sous chef del Restau­rante Selene en Ger­akas de Ate­nas (Gre­cia) Men­tor: Panos Tsikas.
  • Nel­son Roque. Pesca Noble y Algas. Jefe de par­ti­da del Restau­rante Mont Bar de Barcelona (España). Men­tor: Domeni­co Ungaro.
  • Óscar Dayas Rodríguez. “The Tran­shu­mance” From The Coast. To The Sum­mit. Chef del restau­rante MAR Gas­tro­tas­ca, en Las Pal­mas de Gran Canaria (España) Men­tor: Juan San­ti­a­go Fuentes.
  • Eras­mia Bal­as­ka. Lent’Eels From My Lake. Chef de Funky Gourmet en Ate­nas (Gre­cia). Men­tor Geor­gian­na Hiliadaki.
  • Andrea Rava­sio. El Domin­go del Campesino. Chef del restau­rante Kai, en Ade­je de Tener­ife (España). Men­tor Rubén Cabrera.
  • Mengx­in Zhou. The Trout- Schu­bert. Chef del restau­rante Som­ni­a­tru­ites, en Igual­a­da (España). Men­tor David Andrés Morera.
  • Manuel Bentabol. Viña Ab 2019. Jefe de par­ti­da del restau­rante Tribeca en Sevil­la (España). Men­tor Pedro Giménez Rodríguez.
  • Olga Fefer­kuchen. Whe Fire Meets The Sea. Sous chef del restau­rante Selene, en Ger­akas de Ate­nas (Gre­cia). Men­tor Asaf Shtern.
  • Albert Man­so Miras. Codor­niz & Vino. Sous chef del restau­rante Tick­ets en Barcelona (España) Men­tor Fran­cis­co José Agu­do Redondo.

Jura­do:

  • Hernique Sa Pes­soa. Alma. Lis­boa. Portugal.
  • Fina Puigde­vall. Les Cols. Olot. España.
  • Lucía Fre­itas. A Tafona. San­ti­a­go de Com­postela. España.
  • Ettore Botri­ni. Botrini’s. Ate­nas. Grecia.
  • Orel Kim­chi. Popina. Tel Aviv. Israel

Ganador del con­cur­so: Albert Man­so, sous chef del restau­rante Tick­ets de Barcelona (con una Estrel­la Miche­lin 2019 y número 20 en la pres­ti­giosa lista de The World’s 50 Best Restau­rant 2019) con su pla­to secuen­cia de codor­niz y vino. El jura­do explicó que se trata­ba de “un pla­to redon­do donde ha apli­ca­do tres téc­ni­cas difer­entes pero coher­entes al mis­mo pro­duc­to”. Su nue­vo men­tor para acud­ir a la Gran Final será Hen­rique Sá Pes­soa.

Cordorniz & Vino, plato ganador de Albert Manso

Cor­dorniz & Vino, pla­to ganador de Albert Man­so. Fotografía gen­tileza de la organización.

 

Otros pre­mios entre­ga­dos en el mis­mo acto:

  • Acqua Pan­na Award for Con­nec­tion in Gas­tron­o­my: para Óscar Dayas y su pla­to pre­sen­ta­do porque rep­re­sen­ta la diver­si­dad y reconoce la belleza de las difer­entes culturas.
  • Fine Din­ing Lovers Com­mu­ni­ty Award: para Andrea Rava­sio ya que refle­ja la filosofía per­son­al de este joven chef.
  • S.Pellegrino Award for Social Respon­s­abil­i­ty: para Mengx­in Zhou por su coci­na de prác­ti­cas social­mente responsables.

Para finalizar la entre­ga de pre­mios se sirvieron 4 platos para con­mem­o­rar los 120 años de exis­ten­cia de  S.Pellegrino prepara­dos por David Andrés (que con­quistó el títu­lo en las 3 edi­ciones ante­ri­ores) y que fueron los siguientes:

  • The begin­ning of the Water Jour­ney. Mel­on water with ham croquette.
  • 1899: When the brand was born. Duck anchovy with foie.
  • From Italy, to the world. Semi-dry toma­to, parme­san sphere and basil.
  • Cel­e­brat­ing 120 years, look­ing at the future. Eel filled brioche.

Este menú aniver­sario de los 120 años se com­ple­men­tó con otros platos prepara­dos por el Hotel W.

Pre­vio al cóc­tel cena S.Pellegrino pre­sen­tó la botel­la espe­cial de 120 aniver­sario con un tal­la­do espe­cial en el cen­tro y que recrea los difer­entes ángu­los de un dia­mante.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

 

Un paseo gastronómico y muy hedonista por el barcelonés barrio de El Born

El Born, que for­ma parte del bar­rio barcelonés de La Rib­era, fue en tiem­pos pasa­dos (siglo XIII y XV) el cen­tro económi­co y social de Barcelona. De esa época glo­riosa se con­ser­van pala­cios en el car­rer Mont­ca­da, la her­mosísi­ma y góti­ca Casa Llot­ja de Mar, y por supuesto la nov­el­ís­ti­ca­mente famosa Cat­e­dral del Mar pro­tag­o­nista en la nov­ela homón­i­ma del escritor Ilde­fon­so Fal­cones, y que en real­i­dad se lla­ma Basíli­ca de San­ta María del Mar. Este boy­ante bar­rio perdió pro­tag­o­nis­mo en favor del bar­rio de la Merced y el nue­vo puer­to durante el siglo XVI. En 1873 el Ayun­tamien­to aprobó el proyec­to para la con­struc­ción del Mer­ca­do Cen­tral de Barcelona redac­ta­do por Josep Fontseré. Fue el mer­ca­do del bar­rio has­ta 1920. Después, se con­vir­tió en mer­ca­do de fru­tas y ver­duras may­orista has­ta que se trasladó a Mer­cabar­na en 1971. El bar­rio cayó en regre­sión económi­ca y fue una zona bas­tante deprim­i­da e inhóspi­ta, sobre todo al caer la noche. Gra­cias a esos pro­ce­sos sociales incon­tro­la­dos de gen­tri­fi­ca­tion el bar­rio volvió a renac­er como ave Fénix de sus propias cenizas, con­vir­tién­dose en todo un cen­tro de ref­er­en­cia de mod­ernidad para los lugareños y los tur­is­tas de paso por la ciu­dad a la altura del Soho de Lon­dres o Le Marais de París. Para búsque­da de hote­les en este bar­rio y en el cen­tro de la Ciu­dad Con­dal y des­cubrir estas joyas gas­tronómi­cas seguir el sigu­iente enlace Hotels en Barcelona

De este pasa­do com­er­cial del bar­rio son destaca­bles las tien­das de Vila Vinite­ca, fun­da­da en 1932 y que hoy es de las com­er­cial­izado­ras de vinos más impor­tantes de nue­stro país, tan­to por el número de ref­er­en­cias, por su club de vinos, como el ofre­cer la posi­bil­i­dad de com­prar a la avan­za­da los vinos que estarán en las estanterías de aquí en un año con el con­sigu­iente ahor­ro económi­co.  Fue un gran inno­vador con sus cur­sos de cata para todos los nive­les y de todo tipo rela­ciona­do con la gas­tronomía y la enología. Por su parte la zona de teca es un tem­p­lo de pere­gri­nación por su elen­co de pro­duc­tos del­i­catessen con una cava de 350 ref­er­en­cias de que­sos arte­sanos nacionales e inter­na­cionales, des­de los de pequeña pro­duc­ción a los más exclu­sivos rel­lenos de tuber melanospo­rum o de tartu­fo bian­co d’Al­ba entre otros. Merece todo un capí­tu­lo aparte tan­to el tema de embu­ti­dos de bel­lota 100% ibéri­cos de las mejores casas elab­o­rado­ras de nue­stro país como el aparta­do de latas de con­ser­va y otras ref­er­en­cias de este com­er­cio de bar­rio con­ver­tido en una tien­da gourmet com­pa­ra­ble con Fau­chon en París o Peck en Milán. Com­er en su pequeño come­dor, o en el sub­ter­rá­neo para pequeños gru­pos, se con­vierte en un fes­ti­val gas­tronómi­co de fue­gos arti­fi­ciales. Impre­scindible pro­bar el adic­ti­vo mil­ho­jas de cre­ma que­ma­da del Forn Vil­a­mala, situ­a­do jus­to enfrente en el mis­mo car­rer Agullers.

En la calle Argen­te­ria ten­emos dos paradas oblig­a­to­rias, Cafés el Mag­ní­fi­co, toda una ref­er­en­cia en el tueste de cafés des­de 1919 con una amplia selec­ción de gra­nos de todo el mun­do. Jus­to delante Sans y Sans que es la ver­sión en tés y tisanas. Sal­vador Sans es la ter­cera gen­eración al frente de esta tien­da, y está espe­cial­iza­do en encon­trar cafés excep­cionales y casi exclu­sivos, en bus­ca de esas fin­cas capaces de con­seguir los mejores fru­tos. Después ya con­seguirá extraer el máx­i­mo poten­cial de los gra­nos cuan­do los tueste, o mejor dicho, los mime para que se pue­da dis­fru­tar de una taza de café úni­ca. Recien­te­mente han reabier­to un antiguo local de la famil­ia donde comen­zó toda esta aven­tu­ra, esta nue­va tien­da se lla­ma Mag by El Mag­ní­fi­co donde hay sala de cata y de for­ma­ción y tam­bién se puede degus­tar y com­prar alguno de los cafés tosta­dos pre­vi­a­mente por Sal­vador Sans. Obvi­a­mente si no quer­e­mos com­pli­carnos con una elec­ción de café del amplio catál­o­go que tienen, siem­pre podemos com­prar el blend de la casa, y solo habrá que especi­ficar si lo quer­e­mos en gra­no o moli­do y para qué tipo de cafetera.

Cafés el Magnífico

Cafés el Magnífico

 

Otra casa cen­te­nar­ia es Casa Gis­pert que des­de 1851 son tosta­dores de fru­tos sec­os con gran reconocimien­to inter­na­cional. Entrar en esta tien­da es un via­je al pasa­do que enam­o­ra, es una rep­re­sentación viva de cómo eran los antigu­os col­ma­dos de ultra­mari­nos. Sigue en uso los martes y jueves el horno de leña donde tostar los fru­tos sec­os para impreg­nar­los de ese car­ac­terís­ti­co y del­i­ca­do per­fume ahu­ma­do, y que los días de tueste impreg­na toda la tien­da y la calle donde está ubi­ca­da. ¿Qué com­prar? las avel­lanas de Reus, nue­ces nacionales y de importación, y otros fru­tos sec­os, mer­me­ladas, con­ser­vas, cereales, jen­gi­bre, tomate seco, etc.

Casa Gispert

Casa Gis­pert

 

En el otro lado de San­ta María del Mar nos espera La Boti­far­rería de San­ta Maria,  espe­cial­iza­da obvi­a­mente en buti­far­ras, ¡y a cuál mejor!. Mi preferi­da es la de “sal­sa café de París” con la rec­eta autén­ti­ca del restau­rante parisi­no Max­im’s, la de trompetas de la muerte y que están como su nom­bre indi­ca ¡de muerte! Para los que el picante de los pimien­tos del Padrón son un juego de niños tienen la boti-bitxo-far­ra elab­o­ra­da con guindil­la que pica de ver­dad. Para los atre­v­i­dos ofre­cen la buti­far­ra dulce con man­zana y nue­ces y la de choco­late negro. Buen sur­tido de embu­ti­dos, que­sos y jamones tan­to al corte como piezas enteras. Es toda una ref­er­en­cia en el bar­rio y en la Ciu­dad Condal.

La Borifarreria de Santa María

La Boti­far­reria de San­ta Maria

 

Un paseo tan gas­tronómi­co tam­bién requiere una pausa para dis­fru­tar de algu­na de las espe­cial­i­dades dul­ces de este bar­rio, y que son ref­er­entes tan­to locales, nacionales e inter­na­cionales. Me refiero a pastel­ería Bubó, con tien­das inter­na­cionales en Abu Dhabi y Tokio, que con su irre­sistible e hip­no­ti­zante name­la­ka (en japonés sig­nifi­ca muy cre­moso, y que es una téc­ni­ca crea­da por la escuela de pastel­ería de Val­rhona) o sus pastelitos indi­vid­uales “man­dari­no” o “xabi­na”. En la mis­ma calle está situ­a­do Bubó Bar la ver­sión sal­a­da de esta pastel­ería de cam­panil­las.  La otra ref­er­en­cia golosa es la pastel­ería Hof­mann con su crois­sant rel­leno de mas­car­pone que es de mas­cle­tá. Además de haber con­segui­do pre­mios como “Mejor Crois­sant de España 2010” y ·Mejor pas­ta de té de España 2016”.

Hofmann

Hof­mann

 

Y para los muy adic­tos al choco­late el Museu de la Xoco­la­ta de Barcelona es para­da oblig­a­da con su reciente espa­cio ded­i­ca­do a la elab­o­ración del choco­late arte­sanal “bean to bar” que por fin está en nue­stro país y que ha venido para quedarse. Más infor­ma­ción en el post pub­li­ca­do sobre este tema tan actu­al en el sigu­iente link donde además de vis­i­tar a las insta­la­ciones, zona de degustación, se puede com­prar los difer­entes choco­lates “bean to bar” que se elab­o­ran aquí.

Vila Vinite­ca car­rer Agullers, 7. 08003 Barcelona. Telé­fono 902 327 777.

Forn Vil­a­mala car­rer Agullers, 14. 08003 Barcelona. Telé­fono 933 100 657.

Cafés el Mag­ní­fi­co car­rer Argen­te­ria, 64. 08003 Barcelona. Telé­fono 933 193 975.

Mag by El Mag­ní­fi­co car­rer Grun­yí, 10. 08003 Barcelona.

Sans & Sans car­rer Argen­te­ria, 59. 08003 Barcelona. Telé­fono 933 102 518.

Casa Gis­pert car­rer Som­br­erers, 23. 08003 Barcelona. Telé­fono 933 197 535.

La Boti­far­reria de San­ta María car­rer San­ta María, 4. 08003 Barcelona. Telé­fono 933 199 123.

Bubó car­rer Caputx­es, 10. 08003 Barcelona. Telé­fono 932 687 224.

Hof­mann car­rer Flas­saders, 44. 08003 Barcelona. Telé­fono 932 688 221.

Museu de la Xoco­la­ta car­rer Com­erç, 36. 08003 Barcelona. Telé­fono 932 687 878.

“He sido obse­quia­do con dinero para gas­tar por parte de Hoteles.com, pero todas las opin­iones que aquí se reco­gen son mías”

© 2019 José María Toro. All rights reserved

El yoga te ayuda a vivir desde la felicidad plena y auténtica

Según Blanca Balaga “la respiración es la clave”

Fotografía gentileza de Blanca Balaga

Fotografía gen­tileza de Blan­ca Balaga

 

Blanca Balaga desprende honestidad, sensatez e inspiración en sus palabras y en su práctica. Empezó en el yoga de manera autodidacta, buscando mejorar una escoliosis muy severa que la ha acompañado desde los trece años. Con más de veinticinco mil seguidores en instagram (@almadeindali) y un fantástico libro titulado “Yoga para una vida feliz”, Blanca deja claro que no hay excusas para comenzar a sentir desde el alma poderosa que llevamos dentro. Y para ello, el yoga como forma de vida, es el mejor instrumento.

-¿Por qué el títu­lo de tu libro: “Yoga para una vida feliz”? ¿Qué puede hac­er el yoga para mejo­rar o cam­biar nues­tras vidas? 

Es una man­era de decir que el yoga te ayu­da a vivir des­de la feli­ci­dad ple­na y autén­ti­ca, la que se siente des­de el inte­ri­or. Esa feli­ci­dad surge de un esta­do de pres­en­cia y reconex­ión con nues­tra esen­cia más pura, lo que real­mente somos. Ese es el gran rega­lo de la prác­ti­ca: sen­tir que estás pre­sente en cada situación, per­mi­tién­dote ges­tionar mejor las emo­ciones, pen­samien­tos y acciones. Dejar de vivir de for­ma automáti­ca e inconsciente.

-¿El yoga se prac­ti­ca, se siente, se vive…? ¿Es lo mis­mo hac­er yoga que ser un yogui? 

El yoga se prac­ti­ca, se siente y se vive, a ser posi­ble las 24 horas. Después, ambos con­cep­tos son rel­a­tivos, todo depende de la per­cep­ción de cada uno. Hac­er yoga es realizar las prác­ti­cas opor­tu­nas para desple­gar con­cien­cia, cada uno las que nece­site. Pero tam­bién se puede estar prac­ti­can­do asanas (pos­turas) o pranaya­mas (prác­ti­ca de res­piración) y estar pen­san­do en el tra­ba­jo, la pare­ja, hijos, lista de la com­pra, etc.. Eso no es “hac­er yoga”, aunque tam­bién se con­vierte en una prác­ti­ca útil si acabas dán­dote cuen­ta de ello. Ser yogui tam­bién es algo sub­je­ti­vo. La defini­ción de yogui es “aque­l­la per­sona que ha alcan­za­do el esta­do de Yoga” y eso no pasa des­de la primera prác­ti­ca, de hecho habrá per­sonas que no lo alcan­cen en años o en esta vida. Hoy en día seguimos deján­donos lle­var por las eti­que­tas y des­de la primera clase ya nos auto­de­nom­i­namos yoguis…Como te decía al prin­ci­pio, es relativo.

-Estar pre­sentes en el aquí y aho­ra no solo sobre la ester­il­la. ¿Cómo se con­sigue en este día a día que muchas veces nos zaran­dea del pasa­do al futuro? ¿Es la res­piración el timón para quedarnos en el presente? 

Sin duda la res­piración es muy impor­tante, se podría decir que es la clave de todo. Diri­gir nues­tra aten­ción a ella nos sirve de enfoque, nos cen­tra. Tam­bién nos ayu­da a recoger datos de qué nos pasa o cómo nos sen­ti­mos y al cen­trarnos cal­mamos el posi­ble barul­lo de pen­samien­tos que podamos ten­er, ayudán­donos a ges­tionar mejor cada situación. Todo esto solo res­pi­ran­do pro­fun­do y sin­tien­do esa acción. Además de la res­piración hay que ampli­ar conocimien­to sobre el fun­cionamien­to de nues­tra mente para enten­der de dónde vienen las difer­entes ten­den­cias de pen­samien­to, ya sean hacia el pasa­do o el futuro. Pero sin duda sí: la res­piración es la clave.

-Por cier­to, ¿cualquiera puede prac­ticar yoga inclu­so los que se con­sid­er­an rígi­dos como palos de esco­ba? ¿A par­tir de qué edad y has­ta cuándo?

La prác­ti­ca de yoga es para todos. Sobre todo para las per­sonas dis­pues­tas a empren­der este tra­ba­jo per­son­al con com­pro­miso. El pun­to de par­ti­da puede ser muy difer­ente para cada uno pero todos son váli­dos. Quizá sí remar­caría que para la com­pren­sión de la filosofía yogui haga fal­ta cier­to gra­do de madurez. Pero todo está en adap­tar la for­ma de trabajo.

-Uti­lizas las redes sociales para difundir tu prác­ti­ca pero lo haces des­de la humil­dad y la sen­cillez. ¿Qué opinas del exhibi­cionis­mo con­tor­sion­ista que a veces vemos en las redes sociales? ¿Y de las modal­i­dades cool que se ale­jan del yoga tradicional?

Gra­cias por tus pal­abras. A estas alturas de uso de las redes y prác­ti­ca a través de ellas, más de seis años, sé que cada per­sona lo hace lo mejor que puede en cada momen­to y que todo está bien. No somos quienes para juz­gar lo que podamos inter­pre­tar a través de una ima­gen o la lec­tura de un tex­to. Al fin y al cabo la vida es un cam­bio con­stante. Quién sabe lo que pen­sarían hace cien­tos de años (sobre el s.Xlll) cuan­do tuvo lugar la apari­ción de las primeras asanas (pos­turas), tenien­do en cuen­ta que los tex­tos sagra­dos más antigu­os solo hablan de pad­masana, pos­tu­ra del loto y vari­antes para la prác­ti­ca de meditación…A la hora de usar las redes ten­emos que ser hon­estos con la inten­cional­i­dad de nues­tras pub­li­ca­ciones y tam­bién a la hora de seguir per­files. Lo que veamos al abrir insta­gram (por ejem­p­lo) es cosa nues­tra. Si no nos gus­ta siem­pre podemos dejar de seguir a quien sea.

-Ramiro Calle, uno de los más rep­uta­dos mae­stros de yoga de este país, dice que el yoga es básica­mente éti­ca…

Se podría decir así. En base a los val­ores que te mueven, pien­sas y actúas de una for­ma u otra. A mí me gus­ta decir que es una for­ma de vivir la vida.

-Y sigu­ien­do con más citas, la auto­ra de “Yoga para la depre­sión”, Amy Wein­traub, apun­ta que “a veces es impor­tante no apartarnos de las situa­ciones difí­ciles sino sen­tir­las en nue­stros cuer­pos, recono­cer el estrés, verlo”… 

Así es, rec­haz­ar el dolor, el ren­cor, la tris­teza o lo que sea, te provo­ca una situación estre­sante que refuerza esas emo­ciones. Una emo­ción es una energía que cir­cu­la por nue­stro cuer­po y que sen­ti­mos. Si esa energía no aca­ba de salir porque la hemos rec­haz­a­do o aparta­do, puede lle­gar a enquis­tarse en nue­stro cuer­po, provo­can­do un dese­qui­lib­rio y lle­gan­do a des­en­ca­denar una enfer­medad. Ten­emos que apren­der a vivir las situa­ciones con las emo­ciones que se despierten en nosotros, obser­var y acoger a esas sen­sa­ciones y apren­der a ges­tionarlas para que acaben su fun­ción y podamos dejar­las ir. Es lo que se lla­ma fluir.

-Por cier­to, ¿cómo se ali­men­ta un yogui?

Pues bási­ca­mente se ali­men­ta lo mejor que puede, como todos. La clave del tra­ba­jo per­son­al está en pon­er con­cien­cia en todo aque­l­lo que haces, en la ali­mentación tam­bién. Pero somos per­sonas con sus días mejores y peo­res. Si algo he apren­di­do en este pro­ce­so de tra­ba­jo per­son­al es que todos los extremos son mal­os. He pasa­do por épocas en las que úni­ca­mente me ali­menta­ba de for­ma veg­e­tar­i­ana, he pasa­do por otras en las que medía con lupa la can­ti­dad de pro­teí­na, car­bo­hidratos, grasas y veg­e­tal, etc. A día de hoy sigo la nor­ma que nos invitó a prac­ticar uno de mis pro­fe­sores: “come de todo, en la can­ti­dad jus­ta y nece­saria y en bue­na com­pañía”. A ver, sí que es cier­to que des­de la filosofía yóguica se invi­ta a una ali­mentación veg­e­tar­i­ana, por el prin­ci­pio de ahim­sa: no dañar a todo ser vivo que nos rodea. Hoy en día, además, se suma la relación entre la ali­mentación y la ecología, algo para reflex­ionar seriamente…Aunque insis­to en que no hay que rad­i­calizar nada. Sim­ple­mente hay que estar aten­tos a que el ali­men­to que entre por nues­tra boca sea el más ade­cua­do en cada momen­to, el que nos vaya a nutrir mejor. Y si un día nos apetece com­er­nos una bol­sa de chuch­es pues no sen­tirnos cul­pa­bles por ello tampoco.

-¿Qué sig­nifi­ca “Alma de Indali”, tu nom­bre en las redes sociales y el títu­lo de tu blog?

Indali es el nom­bre sán­scrito que se me otorgó en la for­ma­ción de pro­fe­sores. Era algo opcional a lo que yo quise acced­er ya que me impliqué al cien por cien en el pro­ce­so de for­ma­ción. Su sig­nifi­ca­do es “mujer poderosa” o “poderoso” y has­ta donde he podi­do averiguar es una pal­abra indi que todavía está en uso. “Alma de” es una ref­er­en­cia a que todos ten­emos un alma poderosa que ten­emos que cono­cer, con la que ten­emos que reconec­tarnos y des­de la que debe­mos vivir. Así pues, se podría decir que el sig­nifi­ca­do del blog es ese: reconec­tar con el alma poderosa que lle­va­mos dentro.

-¿La prác­ti­ca físi­ca siem­pre tiene que ir de la mano de la med­itación para poder hablar de yoga o bas­ta con eje­cu­tar las asanas?

La ver­dadera meta del tra­ba­jo del yoga es alcan­zar el esta­do de med­itación. Así que se podría decir que ni siquiera es nece­sario prac­ticar asanas. Las pos­turas, la res­piración con­sciente, los mudras, los mantras, todo son her­ramien­tas que nos facil­i­tan el camino hacia la med­itación. Así que creo que con esto que­da claro qué es lo real­mente importante.

-Ya, pero hay per­sonas que en tres meses están hacien­do pos­turas inver­tidas y otros que tar­dan años, ¿cómo hace­mos para que la prácti­ca no nos frustre? 

Tra­ba­jan­do el desapego por el fru­to de la acción. Siem­pre ten­emos que man­ten­er la inten­ción de dar lo mejor de nosotros mis­mos en cada instante y saber la pro­gre­sión en el tra­ba­jo que este­mos desem­peñan­do, sean asanas u otra cosa. Aunque tam­bién ten­emos que saber que es posi­ble que no llegue­mos a alcan­zar aque­l­lo por lo que esta­mos tra­ba­jan­do. Bien sea porque nue­stro camino no es el ade­cua­do (lo sabre­mos con el tiem­po) o porque no ten­ga que ser, sin más. Para pro­fun­dizar en estos con­cep­tos es nece­sario ahon­dar en el estu­dio de la filosofía yóguica o cualquier otra fuente que pro­mue­va el autoconocimiento

-Tú empeza­ste de man­era auto­di­dac­ta pero ¿no crees que hay que ten­er cuida­do a la hora de ele­gir a nue­stro mae­stro de yoga? Una mala prác­ti­ca puede per­ju­di­carnos en vez de ayudarnos…

Es muy difí­cil saber qué, cómo y cuán­to sabe un pro­fe­sor has­ta que no llevas un tiem­po en las clases. Más que cuida­do ten­emos que ser hon­estos con lo que real­mente es ade­cua­do para nosotros en cada momen­to y con­tin­uar por la sen­da que mejor nos haga sen­tir. Es cier­to que en pocos años la deman­da de clases ha aumen­ta­do y en pro­por­ción se están for­man­do muchas per­sonas como pro­fe­sores de yoga. ¿Cómo saber si en la clase que hemos elegi­do se prác­ti­ca de for­ma segu­ra? Es algo del­i­ca­do de explicar. Exis­ten muchas “for­mas” de prác­ti­ca, sobre todo la físi­ca, y todas fun­cio­nan. La cuestión es que los pro­fe­sores no sien­ten el cuer­po de sus alum­nos. Por mucho que un alum­no advier­ta de sus lim­ita­ciones a un pro­fe­sor, este podrá saber lo que le va mejor o no, pero no estará en su cuer­po ni sabrá la aten­ción que pres­ta el alum­no a las indi­ca­ciones o la inten­si­dad que apli­ca en cada prác­ti­ca. Des­de luego que una mala prác­ti­ca puede per­ju­di­carnos, inclu­so causar lesiones. Pero solo cada uno sabe lo que está hacien­do y cómo lo hace. Por lo que hay que enten­der que es una respon­s­abil­i­dad compartida.

- ¿Y qué opinas de la enseñan­za del yoga a los más pequeños? ¿No crees que el yoga debería estar más pre­sente en la edu­cación de los niños?

El yoga apli­ca­do en niños es difer­ente. Des­de luego que es una for­ma mar­avil­losa de que comien­cen su vida con una visión dis­tin­ta a la habit­u­al, con her­ramien­tas para des­cubrir quienes son real­mente y vivir la vida des­de “otro lugar”. Pero siem­pre he pen­sa­do que los niños tienen que ser niños y que su escala de val­ores y gestión per­son­al tam­bién mejo­raría si estu­vier­an rodea­d­os de adul­tos sanos y equi­li­bra­dos que les dier­an el amor y com­pren­sión nece­sar­ios para cre­cer con una buen autoes­ti­ma, entre otras cosas.

© 2019 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved

 

Belondrade ha cumplido 25 años en Rueda elaborando vinos según el concepto francés de “vin de château”

Didier Belondrade

Didi­er Belon­drade en la pre­sentación del XII Encuen­tro Arte y Vino

 

Un año más, el 21 de junio pasa­do, la bode­ga Belon­drade se llenó de arte, músi­ca y vino, en su XII Edi­ción Encuen­tro de Arte y Vino de esta ya leg­en­daria ref­er­en­cia en la DO Rue­da y que orga­ni­za­do por la Fun­dación Belon­drade for­ma parte de los actos del XXV Aniver­sario de la Bodega.

Esta XII edi­ción Encuen­tro de Arte y Vino estu­vo pro­tag­on­i­za­do, además de por los vinos de Belon­drade por dos artis­tas ya con­sagra­dos: Ángel Mar­cos y Ali­na Artemyeva.

Ángel Mar­cos, artista con­sagra­do con obras suyas col­gadas en el Museo Nacional Cen­tro de Arte Reina Sofía de Madrid, el Insti­tu­to Valen­ciano de Arte Mod­er­no en la cap­i­tal del Turia, en el Cen­tro-Museo Vas­co de Arte Con­tem­porá­neo en la cap­i­tal alavesa, en Mia­mi o en Nue­va York entre otros cen­tros pic­tóri­cos de recono­ci­do pres­ti­gio inter­na­cional. El leit­mo­tiv para esta ocasión ha sido su obra El Jardín del Vino, basán­dose en el imag­i­nario colec­ti­vo tan­tas veces oído y repeti­do de “qué paisaje, parece una postal”, y de esta for­ma ha hecho el camino inver­so, es decir que la ima­gen fotográ­fi­ca cap­ta­da ha suplan­ta­do a la real­i­dad rep­re­sen­ta­da. Por una parte en la sala de bar­ri­c­as se ha inau­gu­ra­do su exposi­ción de obras en torno al vino, más conc­re­ta­mente “cuan­do duerme en las bar­ri­c­as su sueño de juven­tud para con­for­mar su per­son­al­i­dad”. Por otra parte, en el viñe­do ha suplan­ta­do las rosas orig­i­nales plan­tadas como diag­nós­ti­co de enfer­medades y que en la actu­al­i­dad ya care­cen de util­i­dad, por fotografías que las rep­re­sen­tan. Por últi­mo en la facha­da de la bode­ga, actuan­do de pan­talla de cine impro­visa­da, se ha proyec­ta­do el video “El Jardín del Vino” donde la acción se mez­cló con las can­ciones inter­pre­tadas por la sopra­no Paula Men­doza y que a su vez se encar­gó de destapar los mis­te­riosos embal­a­jes en la viña y que eran final­mente las fotografías de las rosas comen­tadas anteriormente.

La soprano Paula Mendoza

La sopra­no Paula Mendoza

 

Ali­na Arte­meye­va fue la encar­ga­da de amenizar musi­cal­mente la vela­da con un concier­to de piano con piezas muy com­ple­jas como las “Varia­ciones Gold­berg” de Bach y las “Gymnopèdies” número 1, 2 y 3 de Erik Satie, demostran­do su vir­tu­o­sis­mo con este instru­men­to musi­cal e inun­dan­do toda la bode­ga de la belleza de sus acordes.

Obra de Ángel Marcos

Obra de Ángel Marcos

 

Didi­er Belon­drade creó la men­ciona­da Fun­dación que lle­va su apel­li­do con el claro obje­ti­vo de unir sus dos pasiones: el vino y el arte, de tal for­ma que apoya y pro­mo­ciona a intér­pretes artís­ti­cos en cualquier dis­ci­plina ya sea musi­cal, plás­ti­ca, fotografía o cualquier otro tema. Segu­ra­mente inspi­ra­do en lo que se hacía sig­los atrás entre las monar­quías y nobles europeos, coge el tes­ti­go y como un mece­nas del siglo XXI cui­da de sus pupi­los como la can­tante líri­ca Paula Men­doza, así como colab­o­ra con grandes museos en la cesión de obras de arte o en la edi­ción de catál­o­gos de exposi­ciones, como Es Bal­lard en Mal­lor­ca, o en el Museo Patio Her­re­ri­ano o el Museo Nacional de la Escrit­u­ra, ambos de Val­ladol­id. Tam­bién le mueve la músi­ca como la Vio­li­na­da Castil­la y León, Fes­ti­val Chopin de Valldemossa o el grupo de jóvenes músi­cos Natalia Ensem­ble, Sin lugar a dudas lo que más lee llena de orgul­lo y sat­is­fac­ción es el Encuen­tro Arte y Vino que se cel­e­bra cada año con moti­vo del Día Inter­na­cional de la Músi­ca, y la bode­ga con sus bar­ri­c­as de roble como tes­ti­go se con­vierten en el esce­nario idó­neo para una extra­or­di­nar­ia inter­pretación musi­cal, aprovechan­do la fetén y gen­erosa acús­ti­ca de este espa­cio ded­i­ca­do al enve­jec­imien­to de los vinos que se elab­o­ran en esta bode­ga val­liso­le­tana de La Seca.

Didi­er Belon­drade cumple 25 años de sus sueños hechos real­i­dad, en esta tier­ra austera castel­lana y fue esta zona la escogi­da porque le mueven 4 pasiones, a saber: España, la uva verde­jo, el ter­roir o ter­ruño y el cli­ma de la mese­ta castel­lana, de con­trastes tér­mi­cos durante todo el año pasan­do del frío y ven­toso invier­no, que has­ta los pueb­los se escon­den y solo aso­man la nar­iz del cam­pa­nario de la igle­sia par­ro­quial, a los sec­os y calientes ver­a­nos. Todos estos fac­tores le dan el carác­ter a la uva verde­jo que cul­ti­va y que por ende se la trans­fiere a los vinos que elab­o­ra, y que sea con­sid­er­a­do como el mejor vino blan­co de cri­an­za. Obvi­a­mente real­iza una viti­cul­tura ecológ­i­ca y sostenible, es decir sin her­bi­ci­das ni pes­ti­ci­das. Didi­er sigu­ien­do el ejem­p­lo de sus orí­genes galos elab­o­ra vinos de guar­da para que sean con­sum­i­dos en los próx­i­mos 6 u 8 años como es el caso de Belon­drade y Lurton.

El sím­bo­lo que rep­re­sen­ta a Bode­ga Belon­drade es una gal­li­na y tiene esta for­ma ya que se inspiró  en los hier­ros con los que se mar­can a la ganadería, y de algu­na for­ma Didi­er quería mar­car así sus bar­ri­c­as. Este mis­mo sím­bo­lo se trasla­do a las eti­que­tas con fon­do naran­ja para iden­ti­fi­car­los ráp­i­da­mente en cualquier estantería.

Los vinos de Belondrade:

  • Belon­drade y Lur­ton está elab­o­ra­do con la uva verde­jo propia de la zona, de pro­duc­ción úni­ca y exclu­si­va­mente del pro­pio viñe­do. Se fer­men­ta y cría en bar­ri­c­as de roble francés, ¡no podía ser de otra for­ma hacien­do hon­or a su ori­gen! Cada parcela es fer­men­ta­da y cri­a­da por sep­a­ra­do de for­ma espon­tánea y con­tro­la­da. Después de 10 meses se hace una selec­ción y assem­blage. Pos­te­ri­or­mente se embotel­la toda la cosecha de una sola vez per­manecien­do un mín­i­mo de 5 meses en la botel­la antes de salir al mer­ca­do. Pro­duc­ción media de 95.000 botel­las. Vino de guar­da para su con­sumo en los 6 u 8 años sigu­ientes que estará en plenitud.
Belondrade y Lurton

Belon­drade y Lurton

 

  • Belon­drade Quin­ta Apolo­nia, tip­i­fi­ca­do como el segun­do vino de la bode­ga. Se elab­o­ra con uva verde­jo de pro­duc­ción propia. Tam­bién se real­iza assem­blage con aprox­i­mada­mente un ter­cio fer­men­ta­do en bar­ri­ca y el resto en depósi­tos de acero inox­id­able. Es el vino más infor­mal y casu­al, desen­fada­do, joven y fres­co. Pro­duc­ción media de 55.000 botellas.
Belondrade Quinta Apolonia

Belon­drade Quin­ta Apolonia

 

  • Belon­drade Quin­ta Clar­isa. A par­tir de uva tem­pranil­lo. Se vendimia de una sola vez y tan solo se usa el mosto flor en su vinifi­cación. Se obtiene un vino de col­or granate inten­so, en nar­iz es afru­ta­do y en boca está pen­sa­do como un vino tin­to ligero. Pro­duc­ción media de 6.500 botellas.
Belondrade Quinta Clarisa

Belon­drade Quin­ta Clarisa

 

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

Universal Studios Hollywood de Los Ángeles

Personajes de la serie de dibujos animados Scooby-Doo

Per­son­ajes de la serie de dibu­jos ani­ma­dos Scooby-Doo

 

Este par­que de atrac­ciones de Los Ánge­les, Uni­ver­sal Stu­dios Hol­ly­wood, apto para todas las edades, se aden­tra en sus grandes éxi­tos cin­e­matográ­fi­cos y tele­vi­sivos de ayer y de hoy, y nos invi­ta a hac­er un recor­ri­do por los efec­tos espe­ciales más curiosos y sor­pren­dentes, así como por los esce­nar­ios y per­son­ajes que nos hicieron vibrar y emo­cionar, con su besos y abra­zos y tam­bién a odi­ar a esos vil­lanos que hay en todas las pelícu­las. Entradas adquiri­das en la web de Muse­ment, espe­cial­iza­da en localizar activi­dades de España y de todo el mun­do, para todos los públi­cos: museos y arte, mon­u­men­tos y tours, espec­tácu­los, enogas­tronomía, aven­tu­ra, deporte y ocio noc­turno, tan­to cer­ca de nues­tra res­i­den­cia habit­u­al como si esta­mos pen­san­do ya en orga­ni­zar nues­tra próx­i­ma escapa­da de fin de sem­ana o de vacaciones.

En el par­que Uni­ver­sal Stu­dios Hol­ly­wood cobran vida esos seres planos de dibu­jos ani­ma­dos o per­son­ajes de fic­ción que ali­men­tan nues­tra imag­i­nación con sus aven­turas más dis­paratadas, a veces, y otras más dramáti­cas, pero en cualquier caso siem­pre con la inten­ción de impre­sion­arnos y conmovernos.

Dos zonas difer­en­ci­adas. Upper Lot y Low­er Lot. Sep­a­ra­dos por un gran desniv­el del ter­reno con muchas activi­dades para adic­tos al cine más fan­tás­ti­co de “trans­form­ers” y de los ani­males del Jurási­co en el Low­er Lot.

El Upper Lot tiene sus espa­cios más famil­iares como los siguientes:

  • Los Min­ions, esas criat­uras gam­ber­ras y traviesas, a veces con un ojo o dos, según sea el caso, que se pir­ran por las bananas, con su pro­pio lengua­je que hace ref­er­en­cia a esta fru­ta, mere­ce­dores de su pro­pio col­or (ref­er­en­cia 13–0851 TCX Min­ion Yel­low)  en la bib­lia cromáti­ca Pan­tone (los Simp­sons son más antigu­os y no han con­segui­do ese hon­or) que bus­can a su líder vil­lano que los diri­ja. La atrac­ción es una ver­tig­i­nosa aven­tu­ra de caí­das libres vir­tuales entre el uni­ver­so de estos amar­il­los per­son­ajes jun­to a Gru y su familia.
Los Minions

Los Min­ions

 

  • Walk­ing Dead es un escalofri­ante paseo por un sinie­stro hos­pi­tal en ruinas, donde las camil­las y otros ele­men­tos clíni­cos acu­mu­la­dos en aban­don­a­dos pasil­los fúne­bres con man­chas recientes de san­gre nos augu­ran un via­je que nos hará sen­tir sudores frío del quiró­fano más tétri­co. Un hos­pi­tal donde te arrepen­tirás de haber entra­do … porque quizás no encuen­tres la salida.
  • El sim­páti­co, tier­no y redon­do oso Kung Fu Pan­da nos lle­va en su bar­co par­tic­u­lar por sus andan­zas vir­tuales, a veces pasadas por agua y en este caso real, y tan refres­cante como nece­saria, donde se enfrentará a su eter­no rival, pero con sus habil­i­dades de artes mar­ciales con­seguirá vencer­lo nuevamente.
Kung Fu Panda

Kung Fu Panda

 

  • La mon­taña rusa más estram­bóti­ca está en Krusty­land, el par­que de atrac­ciones del imag­i­nario Spring­field, y que se dejará caer por las cuadric­u­ladas calles de esta ciu­dad donde res­i­den los per­son­ajes. tam­bién amar­il­los, de la pecu­liar como áci­da famil­ia de los Simp­sons.
Springfield la ciudad de los Simpsons

Spring­field la ciu­dad de los Simpsons

 

  • Los efec­tos espe­ciales más lla­ma­tivos y el recor­ri­do por los esce­nar­ios de cartón piedra en el tour por calles que reciben nom­bres como James Stew­art, Nat King Cole o Steven Spiel­berg para final­mente entrar en los hangares habil­i­ta­dos para épi­cas peleas entre King Kong y dinosaurios, o el dan­tesco real­is­mo de un ter­re­mo­to en San Francisco.
Castillo de Hogwarts

Castil­lo de Hogwarts

 

Entradas a través de Muse­ment líder en la ven­ta de entradas por todo el mun­do y para todo tipo de gus­tos. Web impre­scindible para la orga­ni­zación del qué ver y hac­er en nue­stro próx­i­mo des­ti­no de ocio y/o vaca­cional, ya sea de cor­ta o larga duración.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: