Restaurante Lobbo

Restau­rante Lob­bo  C/ Gabriel Lobo, 11 Madrid 28002 Telé­fono 91–5626845

Después de una primera visi­ta oblig­a­da a la con­cur­ri­da bar­ra de pin­chos que piv­ota alrede­dor del orig­i­nal gri­fo de cerveza que bril­la con luz propia en este esce­nario de after­works mod­er­nos, nos encon­tramos con el come­dor de esta casa de comi­das con dos “b” donde tran­scur­ren muchas his­to­rias según la zona en que te acomoden.
DSC_1048
La zona más ínti­ma y recogi­da jun­to al expos­i­tor de todo el elen­co de gine­bras Pre­mi­um (Nº 209, Mom­basa, etc) que da pie a alargar la noche con una primera copa, o las que hagan fal­ta. La otra zona de mesas redondas para com­par­tir platos, mucha amis­tad y mejor humor jun­to a la zona acrista­l­a­da y refrig­er­a­da de la bode­ga de vinos.
La car­ta está pen­sa­da para sat­is­fac­er gus­tos clási­cos y tam­bién para los más mod­er­nos, con platos para com­par­tir y otros que per­miten ese deporte tan femeni­no de obser­var y deducir en esa primera cita el lengua­je no ver­bal que dice tan­to de nosotros, de tal for­ma que se con­vier­ta en toda una relación de por vida o acabar en nada.
IMG_20140429_225344 (1)

Tar­tar de tomate, agua­cate y salmón mari­na­do con salmorejo

La car­ta guar­da otra sor­pre­sa: pequeños guiños artís­ti­cos, licen­cias que se per­mite Jaime, uno de los socios, a su vocación latente de estu­di­ante de Bel­las Artes recon­ver­tido en empresario.

Platos degus­ta­dos: patatas bravas en su pun­to ópti­mo de bravu­ra servi­das en una sim­páti­ca cazuela de coci­na. Exquis­i­tas cro­que­tas de chipirones acom­paña­dos de un orig­i­nal alli­oli de su propia tin­ta. Exce­lente steak tar­tar prepara­do en una mesa lat­er­al jun­to a la nues­tra. ¡Cha­peau! Me gus­ta  la preparación al momen­to y en direc­to de este pla­to y soy con­sciente del esfuer­zo que sig­nifi­ca pero que dice mucho del pro­fe­sion­al que lo prepara. Pulpo con patatas acom­paña­do de rúcu­la fri­ta. Wok de ver­duras. Pir­ule­tas de lan­gosti­nos con kataifi y per­fume de soja. Refres­cante tar­tar de tomate, agua­cate y salmón mari­na­do con salmore­jo. Risot­to  con tru­fa y parme­sano pre­sen­ta­do con un del­i­ca­do mini ral­lador. Este es uno de esos platos tram­pa para exam­i­nar aten­ta­mente y sacar con­clu­siones. Pre­gun­tas del tipo ¿será tan caballero que me ral­lará el parme­sano sobre el risot­to? ¿Cómo se mane­jará con el mini ral­lador? … Momen­tos como éste pueden vari­ar el des­ti­no de nues­tras vidas.
IMG_20140429_233801

Tubos de cre­ma de yogur y puré de man­go o con fru­ta de la pasión

De postre una tar­ta árabe y para finalizar unos sor­pren­dentes tubos, emu­lan­do a las acuare­las de los pin­tores, rel­lenos de cre­ma de yogur y puré de man­go o con fru­ta de la pasión. Aten­ción que tam­bién tiene tram­pa ¿que haréis cuan­do os lo pre­sen­ten? ¿Cómo os lo com­eréis? ¿Apre­tan­do por el medio como hacéis con vues­tra pas­ta den­trí­fi­ca o des­de el final del tubo? ¿cer­raréis el tubo cuan­do hayáis acaba­do o lo dejaréis abier­to? Tax­a­ti­va­mente … es la últi­ma prue­ba a super­ar porque vue­stro futuro como pare­ja está en juego.
La bode­ga tam­bién es muy rep­re­sen­ta­ti­va de este pen­samien­to abier­to a la diver­si­dad de gus­tos: Rio­jas y Rib­eras se entremez­clan con otros cal­dos de esti­lo con­tem­porá­neo donde los aro­mas pri­mar­ios no se dejan invadir por los aro­mas ter­cia­r­ios del enve­jec­imien­to en bar­ri­c­as. Esos vina­zos de nue­vo cuño que los más aveza­dos bus­can por el equi­lib­rio de la rebosante juven­tud que trans­miten sin perder esa páti­na de la madurez lle­va­da con dig­nidad: Sier­ra Cantabria de La Rio­ja, Pri­ma D.O. Toro y Les Cousins entre otros.
Pre­cio medio 30–35 euros. Menú diario.
Ban­da sono­ra de este post el tema Rather Be de Clean Ban­dit feat Jess Glynne.
DSC_1054

Taverna Hofmann

El mis­mo local que en un tiem­po pasa­do estu­vo ocu­pa­do por un taller mecáni­co ya hace algunos años que se  ded­i­ca a la restau­ración y recien­te­mente está regen­ta­do por el grupo Hof­mann. Es el her­mano pequeño de esta saga de alta gas­tronomía y que con el for­ma­to de taber­na nos acer­ca el savoir faire de la escuela de coci­na, la pastel­ería y el restau­rante con estrel­la Miche­lin homónimo.

pan

Pan rús­ti­co

El perímetro alarga­do que a pri­ori le da un carác­ter serio, rígi­do y que per­mite pocas con­ce­siones en la dis­tribu­ción de las mesas, gra­cias al juego acer­ta­do de la dec­o­ración con un toque rús­ti­co por la piedra desnu­da en una de las pare­des, la que toca las mesas, y en la opues­ta, for­ra­da de lamas de madera con ondu­la­ciones con­siguen des­drama­ti­zar la sen­sación de tubo para crear un con­jun­to ele­gante y ale­gre, aprovechan­do esas cur­vas en for­ma de ola mari­na para la colo­cación de los comen­sales según el número de per­sonas a com­par­tir mesa. Envidi­a­ble nev­era de vinos a ambos lados de la entrada.

bravas

Patatas bravas al horno con romero

 

jamon

Coca de jamón ibérico

macarrones

Macar­rones de pesto y boloñesa

vaso yuzu

Vaso de yuzu y té verde

Car­ta desen­fada­da, donde pri­ma la cal­i­dad del pro­duc­to, con el claro obje­ti­vo de democ­ra­ti­zar su alta coci­na, sin bar­ro­quis­mos super­flu­os, de vuelta a los orí­genes pero con una pre­sentación que mima los detalles sin esca­ti­mar, ver­bigra­cia el pan rús­ti­co elab­o­ra­do por ellos y servi­do en pale­ta de madera, en ver­sión reduci­da, de las que se usan en las tahonas. Platos degus­ta­dos: Emo­cio­nantes patatas bravas al horno con romero, a mi gus­to en su pun­to de bravu­ra. Coca de jamón ibéri­co. Deli­ciosos cromesquis de pies de cer­do que son como cro­que­tas pero sin rebozar en hue­vo y pan ral­la­do. La masa- en este caso los pies de cer­do no pier­den su for­ma- se envuelve en una pas­ta de frit­u­ra especí­fi­ca y se coci­na en abun­dante aceite de oli­va vir­gen extra otorgán­doles un toque cru­jiente a su capa exter­na. Épi­cos macar­rones de pesto y boloñe­sa de lagrim­i­ta. Fetén steak tar­tar acom­paña­do de sus patatas neuf. Orig­i­nal pre­sentación del elen­co de postres en caja de madera susti­tuyen­do al car­ri­to de ídem. Mi opción elegi­da entre tan­ta tentación dulce: un refres­cante vaso del cítri­co yuzu com­bi­na­do con té verde.

Rep­re­sen­ta­ti­va bode­ga con la posi­bil­i­dad de pedir vinos a copas. Para redondear el ágape un café cor­ta­do de Cafés El Mag­ní­fi­co de esos que dejan un buen final sabor de boca. Me quito el som­brero por todos los restau­rantes que cuidan el café.

Pre­cio medio 30- 35 euros.

Tav­er­na Hof­mann en la Calle Girona, 145 de Barcelona 08037 Telé­fono 936 241 762

Ban­da sono­ra del post el tema Sail­ing del ren­o­va­do y caris­máti­co Mike Oldfield.

Fotos by Gemma

A %d blogueros les gusta esto: