Taverna Hofmann

El mis­mo local que en un tiem­po pasa­do estu­vo ocu­pa­do por un taller mecáni­co ya hace algunos años que se  ded­i­ca a la restau­ración y recien­te­mente está regen­ta­do por el grupo Hof­mann. Es el her­mano pequeño de esta saga de alta gas­tronomía y que con el for­ma­to de taber­na nos acer­ca el savoir faire de la escuela de coci­na, la pastel­ería y el restau­rante con estrel­la Miche­lin homónimo.

pan

Pan rús­ti­co

El perímetro alarga­do que a pri­ori le da un carác­ter serio, rígi­do y que per­mite pocas con­ce­siones en la dis­tribu­ción de las mesas, gra­cias al juego acer­ta­do de la dec­o­ración con un toque rús­ti­co por la piedra desnu­da en una de las pare­des, la que toca las mesas, y en la opues­ta, for­ra­da de lamas de madera con ondu­la­ciones con­siguen des­drama­ti­zar la sen­sación de tubo para crear un con­jun­to ele­gante y ale­gre, aprovechan­do esas cur­vas en for­ma de ola mari­na para la colo­cación de los comen­sales según el número de per­sonas a com­par­tir mesa. Envidi­a­ble nev­era de vinos a ambos lados de la entrada.

bravas

Patatas bravas al horno con romero

 

jamon

Coca de jamón ibérico

macarrones

Macar­rones de pesto y boloñesa

vaso yuzu

Vaso de yuzu y té verde

Car­ta desen­fada­da, donde pri­ma la cal­i­dad del pro­duc­to, con el claro obje­ti­vo de democ­ra­ti­zar su alta coci­na, sin bar­ro­quis­mos super­flu­os, de vuelta a los orí­genes pero con una pre­sentación que mima los detalles sin esca­ti­mar, ver­bigra­cia el pan rús­ti­co elab­o­ra­do por ellos y servi­do en pale­ta de madera, en ver­sión reduci­da, de las que se usan en las tahonas. Platos degus­ta­dos: Emo­cio­nantes patatas bravas al horno con romero, a mi gus­to en su pun­to de bravu­ra. Coca de jamón ibéri­co. Deli­ciosos cromesquis de pies de cer­do que son como cro­que­tas pero sin rebozar en hue­vo y pan ral­la­do. La masa- en este caso los pies de cer­do no pier­den su for­ma- se envuelve en una pas­ta de frit­u­ra especí­fi­ca y se coci­na en abun­dante aceite de oli­va vir­gen extra otorgán­doles un toque cru­jiente a su capa exter­na. Épi­cos macar­rones de pesto y boloñe­sa de lagrim­i­ta. Fetén steak tar­tar acom­paña­do de sus patatas neuf. Orig­i­nal pre­sentación del elen­co de postres en caja de madera susti­tuyen­do al car­ri­to de ídem. Mi opción elegi­da entre tan­ta tentación dulce: un refres­cante vaso del cítri­co yuzu com­bi­na­do con té verde.

Rep­re­sen­ta­ti­va bode­ga con la posi­bil­i­dad de pedir vinos a copas. Para redondear el ágape un café cor­ta­do de Cafés El Mag­ní­fi­co de esos que dejan un buen final sabor de boca. Me quito el som­brero por todos los restau­rantes que cuidan el café.

Pre­cio medio 30- 35 euros.

Tav­er­na Hof­mann en la Calle Girona, 145 de Barcelona 08037 Telé­fono 936 241 762

Ban­da sono­ra del post el tema Sail­ing del ren­o­va­do y caris­máti­co Mike Oldfield.

Fotos by Gemma

A %d blogueros les gusta esto: