Taste all Those

El próximo fin de semana del 2 y 3 de Abril de este año 2016, se celebrará la primera edición de Taste All Those en el parking de la Universitat de Barcelona, y que recoge todo el trabajo anterior de 3 ediciones pasadas de Food Market realizado por los mismos organizadores, All Those, ocupando una vez más el mismo recinto universitario.

El objetivo claro de esta propuesta es la de acercar a los productores de materias primas de temporada al consumidor final, tal como ocurre por otras latitudes más al norte de nuestro país como es el caso del londinense Marylebone Farmer´s Market, siempre con la premisa de calidad, intercalándose los elaboradores ecológicos con los biodinámicos, tanto de frutas, verduras, mermeladas, quesos, embutidos, cervezas o vinos naturales, entre otros. Una manera diferente de poder acercar estos pequeños artesanos que por precio no pueden competir con los canales habituales y que ofrecen artículos con personalidad, con sabor de antes, con carácter a pueblo, a hecho a conciencia. Todo esto estará englobado en Farmers Market. Será una gran oportunidad de hacer la compra en domingo en un ambiente festivo y con buenas vibraciones musicales.

www.bloghedonista.com

Mermeladas de «La madre de Miren». Fotografía gentileza de All Those Food Market

También los más pequeños de la casa tendrán su rincón, en Mini All Those, para realizar manualidades vinculadas a la alimentación saludable.

No podía faltar la opción de Street Food representado por jóvenes chefs que se distinguen por la misma filosofía de usar productos de temporada, sostenible y de proximidad. Entre ellos estarán: el bonaerense Estanis Carenzo, del aplaudido Sudestada sito en la madrileña calle gastronómica de Ponzano, y que acaba de abrir en la Ciudad Condal tres espacios dentro del Hotel Casa Bonay: Elephant-Cocodrile-Monkey, Têt y Libertine. También estarán para alegrar nuestras papilas gustativas Tandoor, Casa Xica o Caravelle entre otros restauradores.

www.bloghedonista.com

Fotografía gentileza de All Those Food Market

Durante este 2016, además de esta próxima edición de primavera, se hará otra en octubre hasta conseguir que en el 2017 tenga repetición mensual de tal manera que forme parte de los hábitos ciudadanos y del paisaje urbano.

Días 2 y 3 de Abril de 2016 en horario de 11:30 a 20:30h. Parking de la Universitat de Barcelona entrada por la Gran Vía de les Corts Catalanes con la calle Balmes. Acceso libre.

BSO Fast Car  de Jonas Blue ft. Dakota versión felizmente recuperada del exitoso tema de Tracy Chapman publicado en 1988.

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados

Vino para dos. Capítulo 18

www.bloghedonista.com

Fotografía de Noemi Martin

La vida me persigue para abrazarme.
Yo salgo huyendo.
Vino por copas que huele a rabia. Tapas de penas con pan caliente.
La vida me aprisiona para quererme.

Maleta sin candado. No hay contraseña.
Espérame en mi muerte. Jazz en mis venas.
Funesta y ciega: cómeme sin pudores, bébeme entera.

Guardando el pasaporte, cierro la puerta.
Tu rostro me acompaña por la escalera.
Yo voy dejando migas por si volviera. Quizás en otro tiempo.
Buscaré tu sonrisa en la carretera. En las gotas de vino y en la nevera.

La vida me acorrala en el aeropuerto.
En las pantallas grandes, en los rincones.
Las azafatas ríen. No entienden nada.
Están velando a un muerto. No les da pena.

Las alas se me rompen. Hiato indeleble.
Temores, puñaladas. Incertezas errantes.
Lágrimas que no lloro.
Y en mis cenizas queda el olor de tu cuerpo.

La vida me atormenta mientras me quemo.
Ya no quedan retazos de lo que era.
Sólo un trozo de Ana, pequeño y triste
que deja estos dolores en su cuaderno.

BSO The End of A Love Affair de Billie Holiday

© 2016 Noemi Martin. Todos los derechos reservados

Qatar International Food Festival 2016

Del 22 y hasta el próximo 28 de Marzo de 2016, Doha, la capital de Catar,  con «C»según la grafía recomendada en Ortografía de la lengua española, o Qatar, la que usaré en este escrito, según la nomenclatura oficial de la ONU, celebra la séptima edición del certamen gastronómico Qatar International Food Festival (QIFF) bajo el lema «Una faceta distinta de la comida«.

Este pequeño estado árabe ubicado en el oeste de Asia y que ocupa la pequeña península homónima, mediante su oficina de turismo, Qatar Tourism Authority, y la mejor aerolínea del mundo, Qatar Airways, organizan esta exposición anual para mostrar la cocina qatarí de la mano de sus mejores chefs locales, internacionales y de cocineros de China como país invitado. El objetivo es conseguir que la capital qatarí se convierta en un destino Premium del turismo ocupando la gastronomía un lugar importante en dicha oferta.

Actividades para todos los gustos como la cena a 45 metros de altura «Dinner in The Sky» no apto para personas con vértigo y que consiste en una degustación de los mismos platos  que se sirven en Business Class de Qatar Airways. «High tea by the Bay» delicioso servicio de té en un escenario único para compartir con amigos. «A Taste of Qatar & China» lo mejor de ambas culturas gastronómicas. «Fine Cuisine at the Park» en el cual los chefs de los hoteles de 5 estrellas ofrecerán degustaciones de sus platos más emblemáticos. Los «Food Trucks» también estarán presentes en esta muestra. «Street Fare» ocupará el Paseo Marítimo de Doha con una oferta gastronómica que seguro satisfacerá a todos los gustos. También la posibilidad de vivir una increíble experiencia de comer en los tradicionales barcos de madera qatarís, «Dinner on a Dhow«, en la bahía de Doha mientras se disfruta de unas impagables e imperdibles vistas panorámicas del skyline de la capital al anochecer mientras se va apagando la luz del sol y comienzan a iluminarse los edificios. El «BBQ-Donut» que es una manera diferente de disfrutar de una barbacoa en una mesa de restaurante flotante. «The Market» ofrecerá toda una selección de productos gourmets. Y para los que se cuidan la opción más healthier en «Evergreen Organics Café«.

Demostraciones de cocina por prestigiosos chefs locales e internacionals, actividades para los más pequeños con sus personajes favoritos de la televisión nacional y diversos entretenimientos para toda la familia, con final nocturno de llamativos fuegos artificiales cada jornada formarán parte del resto de eventos en el QIFF 2016.

El exito de la pasada edición ha animado a los organizadores a su ampliación de 5 a 7 días y a tres localizaciones de excepción como es el Parque del Museo de Arte Islámico (MIA), el Katara Cultural Village y The Pearl-Qatar.

www.bloghedonista.com

Mashkool con cordero. Cocinado, emplatado y fotografiado por Gemma Toro

Uno de los platos estrella de Qatar es el Mashkool con cordero y como tributo a esta gastronomía os dejo la receta de su preparación:

  • Se lava el arroz basmati y se deja reposar en agua durante una hora con una cucharada de sal.
  • La pieza de cordero se corta en 8. Se lava bien y se hierve en 14 tazas de agua.
  • Retirar la espuma de la superficie.
  • Añadir al cordero la canela, el cardamomo, los clavos y la sal. Continuar la ebullición hasta que el cordero esté prácticamente cocido.
  • Retirar el cordero del agua y hervir el arroz en el mismo agua.
  • Una vez cocido el arroz hay que colarlo.
  • En una sartén grande se calienta aceite de oliva virgen extra y se sofríen las cebollas.
  • Se le añade ajo, jengibre, pimiento verde picante, el cordero y las especias mezclándolo bien.
  • En otra cazuela se calienta media taza de agua y se le añade la cúrcuma molida y el azafrán.
  • Poner una pequeña cantidad de mantequilla en el fondo de la olla. Verter parte del arroz y espolvorear con la mezcla anterior y verterlo sobre el cordero.
  • Añadir el resto de arroz y espolvorear también con la mezcla de agua y especias.
  • Incorporar los tomates al arroz.
  • Poner el arroz en una cazuela tapada y hornearlo durante media hora precalentado a 120ºC.
  • Emplatar el cordero y el arroz con imaginación y a disfrutar del plato.

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados

Vino para dos. Capítulo 17

Fin de la actuación en Sausalito. Jai se despide de los dueños del “Chico & Rita” y ponemos rumbo al apartamento. Es la una de la mañana cuando el taxi cruza de nuevo el Golden Gate. Combustible en las arterias, lava calentando mi alma. Es lo que tiene la música. El cansancio se ha esfumado. Adiós jet lag.

Mientras atravesamos la ciudad, pienso en las cosas increíbles que han ocurrido en las últimas veinticuatro horas. Puro realismo mágico. Improvisando con cada inspiración, como en un concierto de jazz. La llamada a Jai, el vuelo de Croacia a San Francisco, mi encuentro con Julia, la cena japonesa en el Kurosawa, sus palabras, mis lágrimas, la reconciliación de Jai y su hermana Claudia… Después de todo esto, imagino que los unicornios azules realmente existen. Tal vez el amor verdadero. Y las mujeres-tiovivo como yo, que le dan vuelta a los sentimientos cien mil veces.

Al llegar al dúplex en Marina, subimos las escaleras lentamente. El ascensor no funciona. Yo voy delante y Jai me empuja mientras aprovecha para acariciarme. Cuando la puerta se abre, vuelve el olor a vainilla que llena la casa. Es el fantasma de Julia que me atraviesa, ¿el pasado que todo lo invade? ¿Estoy segura de que no es el presente o el futuro? A fin de cuentas, dos años después siguen casados. Tal vez Jai esperaba reencontrarse con ella algún día y solucionarlo todo. De repente, me percato de que han desaparecido sus fotos del salón. Supongo que él las ha quitado para no incomodarme, aunque no sé en qué momento.

Nos besamos sonriendo entre los cojines del sillón rojo. En la cocina. En el pasillo. Atravesamos sin miedo las vías del tren que llevan al dormitorio. Pongo a mi amigo Chet Baker en el móvil y lo dejo sonando en la mesilla, junto a la cama. Quiero que esté con nosotros esta noche, una vez más. Trío consentido. Tormentoso Chet, casi tanto como yo.

Cuando Jai Ackerman se quita la camisa y la deja sobre la silla, contemplo de nuevo sus pecas sobre los hombros: astros pequeños, hormigas, granos de arena de este a oeste… Sus brazos fuertes y suaves, su cintura poética, sus piernas firmes. Mi vestido de seda cae sobre el parqué y los tacones quedan a un lado mientras bailamos abrazados. La brisa del mar se cuela por la ventana y la luz de una farola ilumina su sonrisa, noctiluca oceánica. Después, dibuja suavemente sobre mi espalda. Como un mándala gigante, me colorea con sus dedos tibios. Me canta al oído, me saborea, me bebe. Entre sorbo y sorbo, olvido que he decidido marcharme. Después, aparto de mis entrañas cansadas las palabras obsesivas de mi padre: “nunca eres lo suficientemente buena, Anita. No tienes madera de ganadora, déjalo”.

www.bloghedonista.com

Fotografía de Noemi Martin.

Chet continúa tocando en el altavoz de mi teléfono. Lo oigo suave y lejano casi entre sueños, con el sabor balsámico de Jai tatuado en mis labios. De repente un mensaje en mi móvil, retumba en la mesilla y rompe el hechizo. De manera instintiva, cojo el teléfono y miro la pantalla que nos enfoca directa a los ojos: su vuelo con destino a Madrid se retrasa hasta las 17.00 horas. Yo suspiro y Jai me pregunta sorprendido: -Ana, ¿qué es ese aviso?

Me quedo paralizada. No puedo contestar. He perdido treinta años de golpe y soy una niña al borde del abismo.

-¿Te vas, ahora?  Jai se incorpora y enciende la luz. Me mira y me apuñala con tristeza. Tercer grado asesino del hombre que amo.

-Déjame que te explique. Estaba confundida.

-No hay nada que explicar, Ana. Lárgate ya. El avión te espera. No te entiendo. Te he dicho que te quiero. Te he hablado de mis inseguridades, de mis secretos. Y tú te vas. Te ríes de mí, como Julia. Eres igual.  Y yo no quiero más locas en mi vida.

Luego se levanta y se viste. No me mira.  Oigo un portazo que retumba en mis oídos.

Me siento desnuda en la esquina de la cama. Jai no se merece una mujer como yo. Es demasiado bueno para mí. Mi padre tenía razón.

Recojo mis cosas. No tengo nada. Ni siquiera lágrimas. Suena “Every time we say goodbye”.

Adiós, Jai.

BSO:  Every Time We Say Goodbye por Chet Baker

© 2016 Noemi Martin. Todos los derechos reservados

Pasaporte a la infancia

Si pudiera regresar a mi lugar favorito con billete de ida y vuelta, viajaría directa a mi infancia. Sin pensármelo dos veces.

Me imagino preparando la maleta hacia mis siete años y sonrío. Equipaje de mano y una mochila de Snoopy vacía de desengaños.  Mi Barbie,  los libros del Barco de Vapor, una caja de crayones enorme, mi oso amoroso y un pequeño pony con el que recorrer el mundo. Viento a favor. ¡Ups! De repente caigo en la cuenta de que con tantos libros y juguetes no queda espacio para mis vestidos… Pero, ¿quién los necesita teniendo amigos y caracoles? Camiseta, pantalón corto y sandalias rojas. Lista para la acción: piscina, patines y heridas en las rodillas.

Diseñar el recorrido durante los días que pasaré fondeada en mi niñez resulta fácil. El mapa azul cielo incluye como lugares destacados el barrio y el colegio. También debo guardar en mi bolsillo un plano detallado del barranco junto a la casa de mis abuelos: imposible pasar por alto un paraíso lleno de plantas, charcos y cuevas donde esconderse durante horas sin que papá te encuentre. Para los últimos días, cuando esté un poco cansada, llevaré marcado el camino a la playa y al mercado donde están las jaulas de pollitos y conejos. Tampoco puedo olvidarme de delinear la ruta para pasear con Blacky y sacar a mi cobaya sobre el hombro. Es mi particular loro multicolor.

Una vez trazados los “lugares imperdibles”, es preciso planificar el tema «espectáculos varios». No es complicado: dos canales de televisión y un transistor a pilas. Y cuidado por la noche con las pelis de dos rombos. Que no me vean detrás de la puerta. Los viernes, cita ineludible con el «Un, dos, tres…Responda otra vez» y la Ruperta. Verano azul, Ulises 31, los payasos de la tele y un capítulo de Dinastía junto a mi madre completan el planning vacacional. Y como recompensa por las notas, jornada de cine y golosinas. En cartelera, “Indiana  Jones en busca del Arca Perdida”. ¡Voy con mi hermana mayor!

www.bloghedonista.com

Fotografía de Noemi Martin

Como en todo viaje que se precie, la gastronomía es pieza clave. El menú de mis vacaciones será sencillo pero energético. Las calorías no importan cuando se trata de jugar hasta las tantas. Además el azúcar no estaba mal vista hace treinta años. Leche de cabra con cacao, bizcochos bañados en almíbar, tortilla de abuela Inés, natillas y mucha fruta. Nada de pescado ni hígado, por favor. Ah y ketchup para aderezarlo todo. De postre: chupachups y chicle Bazooka (estira y explota). Y para finalizar un cigarrito de chocolate. Fumar no es tan malo, ¿verdad?

El dinero durante la estancia no será problema. Soy ahorradora. Tengo una caja llena de billetes del Monopoli y la hucha hasta arriba de monedas de veinticinco pesetas. La paga semanal da para mucho.

Para terminar mi plan, pienso en la banda sonora. Estoy emocionada. En el país de mi infancia, me recibe Miguel Ríos con su “Bienvenidos”. Es lo que suena en la radio del “escarabajo” amarillo de mi padre camino del colegio. También Pimpinela y Mocedades en medio del Mundial de Fútbol y Naranjito.

Repaso por última vez mi proyecto de vacaciones. Creo que no me falta nada. Con la imaginación en el bolsillo, pastillas de goma para el jet-lag y los ojos cargados de inocencia, me subo en el dragón blanco de “La Historia Interminable ”. Voy camino de mis siete años. ¿Alguien se apunta?

BSO: The NeverEnding Story de Limahl

© 2016 Noemi Martin. Todos los derechos reservados

Vino para dos. Capítulo 16

Jai besa con dulzura mis labios y oigo caer un ladrillo de mi muralla. Luego llama a un taxi que nos lleva directo al 1085 de Mission Street. Ha oscurecido desde que bajé a la calle y las luces de la ciudad golpean los cristales del coche. Me derrumbo sobre mis stilettos negros  pero quiero disfrutar de mi primera y última noche en San Francisco. Como si mañana fuera a estrellarme en el avión de regreso a casa. Ahora me pregunto si he hecho bien comprando el billete a Tenerife. Soy un hámster dando vueltas en círculos. Una carpa roja en una pecera dorada. Me agota ser yo misma y  escuchar mis inseguridades. Y encima, después de estar tocando la trompeta en la casa de Jai, vuelven a acosarme los pensamientos sobre mi padre. Su necesidad de que siempre fuese la niña perfecta me martiriza y acompleja. Stop, stop, stop…Para, Ana.

El restaurante Kurosawa está en una antigua academia de idiomas. En la puerta de cristal nos recibe el chef que abraza a mi acompañante y me saluda con rostro amable. Es un tipo curioso: un japonés altísimo vestido de samurái que, según me cuenta Jai,  dirige un programa de cocina en la NBC y al que conoce desde sus comienzos. Después de entrar, cruzamos un pasillo estrecho donde la gente cena sentada en pupitres negros iluminados con velas y llegamos a una pequeña salita apartada.

-Para ti el despacho del director, amigo.  Te he echado de menos, le dice el japonés a Jai mientras nos acomoda en una mesita a ras del suelo. Luego enciende  una radio antigua donde suena Coltrane y promete molestarnos sólo para traer el vino y el menú degustación.

Con una copa en la mano derecha  y los palillos en la izquierda, pasados veinte minutos, asalto a mi americano insondable. Tengo las armas adecuadas. Un tartar de atún picante y unos makis de foie nos contemplan expectantes. Él me está hablando entusiasmado de las bodegas de su padrastro en Napa y yo le interrumpo con ojos de sashimi: crudos y fríos. -¿Tú me quieres?

www.bloghedonista.com

Fotografía de Noemi Martin.

Jai me mira sorprendido y deja el vino sobre la mesa. Suspira. – ¿Te acuerdas de lo primero que te dije cuando nos conocimos, Ana? Yo me quedo callada. Ese día estaba tan nerviosa que no oí sus palabras. -Yo lo recuerdo perfectamente,  añade: «Me he tomado la libertad de pedir la cena. Después de catorce semanas mirándote a escondidas mientras comes y sueñas, creo que sé lo que te gusta». Sonrío nerviosa con su respuesta y él coge mi mano. -Pues sí, Ana. Tú pensabas que ibas a verme a mí y yo esperaba cada viernes para encontrarte en la distancia, como un náufrago divisando un faro entre la calima. Y te observaba con tu copa como un cachorro indefenso. Tan indefenso como yo, Jai el valiente. Y, ¿sabes una cosa?: «Quería convertirme en queso para ser devorado con avidez y deseaba ser vino para deslizarme por tu boca. Y colarme en tu interior y ver qué pensabas y cómo sentías. Y tantos y…»

No puedo evitarlo. Estoy temblando y lloro. Los suyos son mis pensamientos cuando le observaba a través de la cristalera nuestros viernes junto al Atlántico. Mis lágrimas no son gotas  finas. Son cuarzos sin labrar a la deriva que caen estruendosos sobre la mesa de bambú. Lloro de felicidad, de incredulidad, de estupidez.  Lloro y Jai pone su copa bajo mis ojos, sonriendo con los suyos: – «agua de lluvia, malvasía puro. Pues claro que te quiero».

Cuando terminamos de cenar, nos despedimos del «chef samurái»  y tomamos un taxi hacia Sausalito, una población al otro lado del Golden Gate. Vamos a un concierto de jazz en uno de los  locales donde solía actuar Claudia. Por el camino, Jai me susurra al oído que después de tanto tiempo se siente fuerte, que conmigo a su lado se atreve a todo. Que ya no tiene que aparentar lo que no es. Mientras él se confiesa sin reservas, yo me siento una mentirosa patética.

La noche es preciosa y el Puente parece un brazalete de oro sobre la Bahía. Hace tiempo que no veo una imagen tan bonita. El bar de Sausalito está lleno pero podemos entrar sin problemas. Jai conoce a todo el mundo y todos se sorprenden gratamente al encontrarle de nuevo en la ciudad. Le veo feliz.

Después de pasar por la barra, nos sentamos junto al escenario. Hay dos taburetes libres para nosotros. Un grupo versiona «Summertime». La voz de la cantante se parece muchísimo a la de Sarah Vaughan y me emociono. Jai me abraza. Siento su olor y sus manos fuertes cuidándome. Tal vez sea cierto que me ama. Yo aún no le he dicho que mañana regreso a Tenerife porque, una vez más, sentí  que perdía  el control de mi vida y tuve miedo. Vuelvo a casa porque soy una estúpida. Me voy porque sigo sin creer que un hombre como Jai pueda estar enamorado de mí y no quiero sufrir. Esta historia tiene que empezar o acabar ya.

BSO : Summertime por Sarah Vaughan

© 2016 Noemi Martin. Todos los derechos reservados

3ª edición de la ruta de la tapa en L’Hospitalet de Llobregat

www.bloghedonista.com

Autobús de época de Cervezas Moritz. Fotografía de José María Toro

L’Hospitalet de Llobregat guarda bares y restaurantes de gran calidad gastronómica poco o nada conocidos. Es como si la periferia de Barcelona no existiera, como si se ignorase y se le diese la espalda a todo lo que no esté en el centro de la Ciudad Condal (y que se repite inexorablemente en todas las grandes ciudades). Para salir de este ostracismo y llamar la atención tanto de los mass media como de las redes sociales, para convocar a gastrónomos de las ciudades limítrofes y de otras latitudes de paso por la capital de la Sagrada Familia, se ha impulsado por tercer año consecutivo desde l’Associació  de Gastronomía i Turisme (AGT) y con el soporte del Ajuntament (Ayuntamiento) de l’Hospitalet de Llobregat esta ruta de la tapa, por un lado para generar un movimiento económico de conocimiento de nuestros propios vecinos, y por otro lado como agitador gastronómico para dinamizar la creatividad de los restauradores de esta ciudad de L’Hospitalet.

www.bloghedonista.com

Tataki de salmón en This & That Co. Fotografía de José María Toro

La oferta consiste en degustar cualquier tipo de tapas pero se ha querido ceder el protagonismo a los productos de proximidad, de km.0, procedentes del cercano Parc Agrari  del Baix Llobregat y por ende de temporada como el calçot, la alcachofa del Prat, ajos tiernos, apio, coliflor, escarola, espinacas, habas y puerro. Es una gran fortuna disponer de campos agrícolas a escasos kilómetros de la gran ciudad, terrenos que siguen dedicados al sector primario de la economía en pleno siglo XXI y que no han cedido a la presión urbanística. De esos terrenos se recogen por la mañana sus productos y esa misma tarde estarán en una tienda o bar dispuestos a ser consumidos. Además de la cercanía, que ya es un factor importante, también lo es el poder degustar esta materia prima de calidad y de reconocido prestigio.

www.bloghedonista.com

Volcán Pota Blava. Tapa de Km. 0 En Establiments Planes. Fotografía de José María Toro

Por parte de la AGT y para motivar la calidad y la imaginación ha previsto un premio a la tapa más popular y al mejor camarero. Los clientes también entrarán en un sorteo para estimular la fidelidad así como la mejor foto compartida en Instagram.

Participan 35 establecimientos con un elenco de 55 tapas diferentes a degustar de los diversos barrios de l’Hospi que se han apuntado a esta iniciativa. Precios también muy democráticos para que sea asequible a mayor cantidad de personas: Quinto de Mortiz + tapa de la casa por 2,5 euros o Quinto Moritz + tapa km.0 por 3,5 euros.

www.bloghedonista.com

Enfilado de butifarras con mayonesa de calçots del Parc Agrari. Tapa km.0 en El Cóm. Fotografía de José María Toro

Aunque esta promoción está disponible hasta el próximo 13 de Marzo de 2016 las diferentes creaciones se seguirán sirviendo durante el resto del año formando parte de la carta de los diferentes establecimientos adheridos a esta iniciativa. Más información de las tapas ofrecidas y de los bares y restaurantes participantes en esta tercera edición en quinto tapa

Las fotografías corresponden a las 3 tapas degustadas:

La BSO también es km.0 del cantante Antonio Orozco Devuelveme la vida

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados

Mujeres hedonistas

No hay duda de que durante siglos, el placer sensorial ha estado exclusivamente en manos masculinas. Sólo los hombres podían disfrutar de la vida en sentido amplio.  Eran ellos los que llevaban el jornal a casa y, por  tanto, sólo a ellos estaba reservado el descanso y el deleite. Las mujeres, mientras, estaban destinadas a ser madres y cuidar del hogar sin rechistar. Para bailar ya estaba el palo de la escoba. Y para fortalecer los brazos, el matamoscas.

Por suerte, al menos en lo que se considera “el primer mundo”, las féminas empezamos a poder gozar abiertamente de las cosas buenas que nos ofrece el paso efímero por el planeta Tierra. Sin complejos. Sin cortapisas. Ya no es extraño ver a una mujer con una copa de vino en la mano o viajando con su mochila al hombro por países lejanos. Tampoco llaman la atención las escapadas de fin de semana con amigas casadas o las salidas hasta el amanecer.

www.bloghedonista.com

Fotografía de Noemi Martin

Cuando pienso en todo lo que hemos caminado y todo lo que les queda por recorrer a muchas mujeres contemporáneas a mí, me siento absolutamente afortunada y agradecida. También caigo en la cuenta de que, por respeto a las personas que han hecho que esto sea posible, tengo el compromiso de intentar ser feliz. Cada día un poquito más.

Aunque siempre las tengo presente, creo que en jornadas como ésta es especialmente importante acordarnos de nuestras madres y abuelas. Gracias a ellas y a su inconformismo no sólo tenemos hoy derechos básicos como el voto. También nos pertenece el derecho y la maravillosa obligación de cumplir nuestros sueños, de estar satisfechas con nuestra ruta vital y de pensar más en nosotras y nuestra dicha.

¡El brindis de hoy va por todas! Gracias.

BSO Respect de Aretha Franklin

© 2016 Noemi Martin. Todos los derechos reservados

El video de cómo preparar un buen Txuletón del Grupo Sagardi recibe más de un millón de visitas.

www.bloghedonista.com

Txuletones a punto de asar en restaurante 1881 per Sagardi en Barcelona. Fotografía de José María Toro

Muchos son los que se enfrentan los fines de semana a la parrilla de carbón de encina de la barbacoa casera para intentar emular a los que dominan este tipo de cocción con poco o nulo éxito. Para que ya no hayan más dudas, el presidente del Grupo Sagardi Iñaki Lz. de Viñaspre explica pedagógicamente en un video colgado recientemente en YouTube y en Facebook del Grupo Sagardi, como con pocos pasos se puede asar un buen txuletón y sacarle todo el sabor sin perder jugosidad. Fases de tan obvias que muchas veces olvidamos por las prisas del día a día, o por desconocimiento. A modo de ejemplo explica que hay que sacar la pieza de carne previamente a un tiempo prudencial de la nevera para que se atempere, cómo controlar los minutos de su asado, cuándo echar la sal y por último como emplatarla. Todo un método didáctico que puede convertir este plato en algo memorable o que desistamos a volverlo a intentar y nos vayamos corriendo a alguno de los restaurantes del Grupo Sagardi y pedir uno para comerlo tan ricamente.

www.bloghedonista.com

Txuletón preparado en el restaurante Sagardi BCN Centre del Grupo Sagardi. Fotografía de José María Toro

Este video está creando furor en las redes sociales y concretamente en Facebook que lleva más de 1.335.000 reproducciones, 6.168 «me gusta» y 22.941 veces compartido en apenas una semana desde su publicación el pasado 29 de Febrero. Amén de otras redes con similar repercusión.

Grupo Sagardi nació en 1996 con la filosofía de ofrecer productos de alta calidad. Con este leitmotiv han alcanzado hasta hoy tener 30 establecimientos que avalan su más que merecida reputación y su manera de hacer las cosas.

Video en Facebook https://www.facebook.com/GrupoSAGARDI/videos/984660514957265/

Video YouTube https://youtu.be/EZcW3IAyaMg

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados

Menú degustación de la trufa en Crowne Plaza Barcelona

La tuber melanosporum o trufa negra o trufa de Périgord desde tiempo inmemorable ha sido objeto de deseo. Se la cita en la Biblia donde se la definía como «manzanas del amor», y las diferentes culturas egipcias, griegas y romanas disfrutaron de sus aromas. Galeno le atribuyó propiedades afrodisiacas y Brillat-Savarin en su brillante Filosofía del gusto reafirmó esta convicción popular en la Meditación VI, obviamente gastronómica. Y así hasta nuestros tiempos cibernéticos actuales.

Los principales productores de trufas son Francia, España e Italia. Dentro de España las principales especies que crecen son la trufa de verano (Tuber aestivum vitt), trufa de otoño negra (Tuber brumale) y la apreciada trufa negra. Las mayores zonas truferas naturales en nuestro país se encuentran en El Maestrazgo, entre las provincias de Castellón y Teruel, creciendo en terrenos calizos permeables, de textura franca y con algo de pendiente, junto a árboles truferos (principalmente las encinas) ya que este apreciado hongo se forma en simbiosis con ellos. En Catalunya se encuentran entre las estribaciones pirienaicas y la cordillera costera catalana.

www.bloghedonista.com

Tostadas con diferentes tipos de trufas. Crowne Plaza Barcelona. Fotografía de José María Toro

Este tesoro está escondido a unos 20 centímetros debajo de tierra. Los recolectores, aunque reconozcan ciertas pistas irrefutables, finalmente necesitan la ayuda de perros adiestrados capaces de detectar sus inconfundibles aromas. De la dificultad en su localización y su alta cotización en los mercados gastronómicos le ha valido el sobrenombre de diamante negro.

www.bloghedonista.com

Trufita de foie-gras y crocante con mango. Tostada de foie con micro-mesclum, piñones y trufa. Crowne Plaza Barcelona. Fotografía de José María Toro

El «Menú degustación de la Trufa» del Hotel Crowne Plaza Barcelona nos acerca este manjar, que es todo aroma en su momento justo de maduración, y que combinado sabiamente con otros alimentos nos regala sensaciones nuevas. A cargo de Pau Santamaría, hijo del malogrado y siempre recordado chef Santi Santamaría, se puede disfrutar hasta el próximo 24 de Marzo de 2016 en el restaurante El Mall situado en el interior de las instalaciones del hotel.

Platos degustados:

Aperitivos de trufita de foie-gras y crocante con mango y sublime tostada de foie con micro-mesclum, piñones y trufa. Todo soberbiamente armonizado con Aire de L’Origan Cava Brut Nature, con el fin de provocar que las burbujas hagan salir los aromas de la tierra.

Entrante: Patata nature, huevo poché y trufa con brou de gallina. Acompañado del mismo cava.

www.bloghedonista.com

Rollitos de lenguado con crema de ostras trufadas y hortalizas crujientes. Crowne Plaza Barcelona. Fotografía de José María Toro

Degustación de un elegante arroz cremoso con calçots, cecina y láminas de trufa melanosporum. Casado con una copa de Lágrima Rosado de Navarra.

Rollitos de lenguado con crema de ostras trufadas y hortalizas crujientes. Ennoviado con una copa de Scala Dei, un Priorat elaborado con uva garnacha.

www.bloghedonista.com

Braseado de solomillo con contrastes y salsa Perigordina. Crowne Plaza Barcelona. Fotografía de José María Toro

Braseado de solomillo con contrastes y salsa Perigordina y el camaleónico Scala Dei anterior.

www.bloghedonista.com

Chou Crumble y crema de caramelo. Crowne Plaza Barcelona. Fotografía de José María Toro

Espectacular postre Chou Crumble y crema de caramelo combinado con Masía Estela Dolç Natural Solera, de l’Empordà.

Crowne Plaza Barcelona Fira Center de Avda. Rius i Taulet, 1-3 de Barcelona 08004, está situado estratégicamente junto al recinto ferial de Fira de Barcelona, en la falda de la montaña de Montjuïc, muy cerca del popular barrio del Poble Sec y también del centro de la ciudad.

Fuentes: «Enciclopedia del Gourmet» de Juan Muñoz Ramos y «Fisiología del gusto» de J.A. Brillat-Savarin

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados

 

A %d blogueros les gusta esto: