Bar Pop-up en Magatzem Escolà del Born de Barcelona

DSC04359 (1)

Un bar pop-up es un bar efímero, una experiencia ocasional, y que se organiza en un sitio poco habitual. We Pop! ha vuelto a sorprendernos con la elección del subterráneo del Magatzem Escolà sito en la Calle Comercial, 13  del Born de Barcelona. Si en la planta a nivel de calle se vende vinos y destilados además de zona de degustación, la planta inferior está destinada a catas, presentaciones de productos, conferencias y almacén de botellas.  De tal forma que en este espacio improvisado, y entre botellas de vino míticas como Château Latour, Petrus, Vega Sicilia, Alión y otras del mismo nivel, el leitmotiv es degustar un irresistible surtido de banderillas, las de toda la vida y que aquí se convierten en un plato exquisito y de lo más cool, denominadas «bombas, lagartos y cohetes» maridándolas con un buen cóctel preparado para la ocasión por el mixologist Joao Eusebio de Magatzem Escolà

Bombas:  aceituna gordal sevillana rellena de anchoa, mejillón, lacón, jamón y queso, Precio 1,50 euros cada una.

Lagartos: pepinillos riojanos rellenos de bonito, bacalo y boquerón redondeados con aceitunas y cebolletas. Precio 2 euros cada uno.

Cohetes: «brochetas que apuntan al cielo de Vallekas» (sic)  de huevo de codorniz y boquerón, pulpo y cangrejo. Precio 2 euros cada uno.

Bebidas: Bloody Mary, Vodka Gimlet, Martini Mango, Absolut shot o combinado sin alcohol. Precio 3 euros cada uno.

Varias fórmulas a precio cerrado desde 10 euros para una persona hasta 50 euros para 4 personas.

Una experiencia imprescindible para compartir con amigos sentado en mesas alargadas o de pie alrededor de barricas de vino, entre un público muy diverso, mucho moderno, y algún hipster gafapasta con barba. Hasta el próximo 1 de Febrero. Las entradas y pack degustación se pueden comprar en la página We Pop! ¡Que no te lo cuenten!

DSC04360 (1)

Un viaje por las esencias: Recaredo y Perris Monte Carlo

En el marco incomparable como es el espacio de The Glassroom, en un majestuoso y noble piso sito en el principal del Paseo de Gracia, 32,  y con el patrocinio de Perfumerías Regia hicieron días atrás la presentación de dos productos que sobresalen extraordinariamente como los perfumes Perris Monte Carlo y Cavas Recaredo unidos bajo un común denominador: «un viaje por las esencias» donde los aromas del cava y la perfumería van cogidas de la mano, para crear momentos muy hedonistas, creando situaciones mágicas, de extrema belleza, momentos para recordar siempre en nuestra memoria.

Las presentaciones de productos artesanos, a diferencia de los documentales de «la 2» o de otros canales dedicado a esta temática, es que puedes sentir la emoción contagiosa de los protagonistas de la empresa, la dedicación, entrega y pasión para que el resultado final supere con creces los niveles de exigencia marcados por ellos mismos..

Por un lado, el director general Ton Mata de Recaredo presentó sus diferentes cavas y me impresionó sobremanera la degustación del cava Turó d’en Mota 2001 con sus aromas dulzones de miel, de frutos secos, ligeras notas balsámicas de sotobosque y en boca fresco gracias a la acidez que le concede generosamente a su monovarietal xarel.lo la orientación norte en una zona calcárea del Penedés, con una larga crianza de más de 100 meses en contacto con las lías y degüelle a mano sin congelar (doy fé de que lo he visto hacer en las propias instalaciones de Recaredo).

la foto (104)

Por otro lado, de las diferentes fragancias de Perris Monte Carlo explicadas con mucha entrega por parte de Consuelo Perris, me quedo con la muy especial l’Eau de Parfum Rose de Taif. La materia prima se consigue gracias a esta rosa que se cultiva en un jardín paradisíaco del suroeste de Arabia Saudita. Su recolección manual una a una se realiza a primera hora de la madrugada para evitar perder sus aceites esenciales y guardar todos los aromas de esta flor que se traduce en un perfume persistente de larga duración. Todo un derroche de sensualidad femenina.

Swiss Chocolate Roulette

swiss 2

Con la Girolle podemos cortar circularmente el famoso queso suizo Tête de Moine (cabeza de monje, su traducción en castellano. Este queso nació en el siglo XII en la abadía de Bellelay, denominándose como lo conocemos en la actualidad desde la época de la Revolución Francesa y en honor a la buena alimentación que se les suponía a los frailes que vivían en monasterios) formando unas bellas flores que favorecen su intenso sabor y peculiar aroma. Según la edad del queso su sensación en boca varía de suave a fuerte y especiado en especial su corteza que está recubierta de una flora de color pardo rojizo que va ganando en intensidad y picante a medida que va madurando.

Para que no se quede ocioso nuestro Girolle y fruto de la imaginación de los helvéticos por darle una vuelta de tuerca a otro de sus productos estrella, el chocolate, han creado esta Swiss Chocolate roulette (rueda de chocolate suizo) para cortar en círculos creando bellas rosas en blanco y negro. Ideal como punto final dulce a una deliciosa comida, una fiesta o para picar a cualquier hora que tengamos esa necesidad irresistible y compulsiva de comerlo.

Pork…boig per tu

 

DSC04364

Por fin tenemos un restaurante temático en Barcelona sobre el cerdo, el producto estrella de la Península Ibérica y seguramente el más representativo y deseado de nuestra cultura gastronómica.

El restarurante Dinner en Londres (1) no tuvo ningún rubor en estrenarse en el lujoso y céntrico Hotel Mandarín Oriental de Hyde Park con platos británicos reinterpretados de inspiración histórica basados en el cochino como los impresionantes «pies de cerdos pata negra» ( me saltaron las lágrimas cuando lo degusté en septiembre 2012). Tampoco el londinense grupo restaurador St.John tuvo ningún reparo en poner un cerdo atlético y saltarín como identificador. Oriol Rovira (2) en la ciudad condal hace lo propio colocando bien alto el estandarte, representado por una gorrina bien rellenita, homenajeando a nuestro animal doméstico referente. ¡Toda una declaración de intenciones!. En su restaurante nos ofrece todos los productos derivados de él como los excelentes jamones y lomos de Maldonado sobrasadas, chorizos leoneses con su punto de ahumado, etc. y prepara platos cuyo protagonista es el mencionado animal como por ejemplo la exquisita, jugosa, tierna y rosada chuleta de cerdo negro de Bigorre elaborada en el horno de leña.

Dentro de la carta hay un apartado de acompañamientos muy interesantes que maridan a la perfección con las diferentes preparaciones ¡ dejaros aconsejar!. La carta de panes y los postres también están muy trabajada. No hay que perderse la cerveza inglesa artesana sin filtrar que la sirven con 3 dedos de espuma.¡Espectacular! Una estudiada carta de vinos para maridar con los diferentes platos y a destacar los sorprendentes vinos blancos cuya acidez ayuda a limpiar la boca del exceso de grasa.

El funcionamiento de las comandas es a peso como si estuviéramos en una charcutería para todo el elenco de entrantes  y de una carnicería para las diferentes elaboraciones de la carne como plato principal. Es decir puedes solicitar 100 gramos de cualquiera de los embutidos o piezas de chuletas de 500 gramos aproximadamente para los segundos. Una muy interesante forma de pedir en función del apetito de cada comensal.

Una decoración rústica y un enorme cerdo realizado en cartón piedra que cuelga del techo en la entrada hacen el resto para entrar en situación. El guiño en el subtítulo al tema musical «boig per tu» (loco por ti), del grupo Sau, es toda una declaración de amor al animal del cual aprovechamos todo.

Precio medio por persona incluida bebida e IVA: 50 euros.

(1) Dinner tiene actualmente 2 estrellas Michelin y está considerado el 7º mejor del mundo, del cocinero Heston  Blumenthal (con 3 estrellas Michelin en The Fat Duck)

(2) de Els Casals con una estrella Michelin y de Sagàs en Plà de Palau de Barcelona.

DSC04365

 

A %d blogueros les gusta esto: