La Torre Bellesguard de Gaudí acoge la primera edición de Eat Gaudí los días 19 y 20 de octubre

 

La Torre Bellesguard, obra arquitectónica de Antoni Gaudí y quizás una de las obras menos conocida de él en la ciudad de Barcelona, será el escenario de la Primera Edición de Eat Gaudí Bellesguard FoodMarket que se celebrará los días 19 y 20 de octubre, tanto en el edificio en sí como los jardines que lo rodean, con el claro objetivo de situar en el mapa geográfico de la Ciudad Condal esta maravillosa casa gaudiana con vistas, creando una oferta cultural y gastronómica a la altura.

IMG_1875

Interior Torre Bellesguard

 

Para inaugurar esta primera edición se buscó un chef de renombre que sirviera de nexo de unión. Investigando se encontró que el propietario que encargó edificar esta casa, Jaume Figueras, lo fue a su vez también de la tienda modernista de las Ramblas donde aún consta «Antigua Casa Figueras» y que desde 1987 está ocupado por el chef pastelero Christian Escribà. De esta manera se cerró el círculo de buscar un nombre de prestigio dentro de la gastronomía para apadrinar esta primera edición de este evento gastronómico cultural.

unnamed-4

Fotografía gentileza de Eat Gaudí

 

Esta casa fue encargada por Jaume Figueras, negociante de harinas y pastas italianas, a su amigo Antoni Gaudí, pidiéndole que construyese (entre 1900 y 1909) una casa con historia, como si fuera un castillo a caballo entre el gótico y el modernismo, hasta tal punto que Gaudí retrocedió a la época de Martín I de Aragón, también llamado Martín I el Humano (por su gran pasión por las Humanidades y los libros) y Martín I el Viejo, cuando ocupó los terrenos de esta casa por problemas respiratorios y estar alejado del centro de la ciudad junto a la montaña de Collserola. De tal manera que le sirvió de argumento para construir esta casa en el estilo neogótico rindiendo homenaje a esa época medieval, con muchos guiños que no pasarán desapercibidos como las baldosas de la pared de la entrada donde están dibujados un león y un gallo representando el escudo de armas de la esposa de Martín el Humano, y otros puestos al día para la época de su construcción como el suelo de cemento Portland rugoso para que sirviera de esterilla y los invitados se limpiaran los pies al entrar en la casa ya que el exterior era y es de tierra.

IMG_1927

Cara de dragón que se puede distinguir en el terrado de la Torre Bellesguard

 

Habrán visitas comentadas a la casa y donde se podrá degustar creaciones de Escribà para descubrir los diferentes espacios que se pueden visitar como el piso conocido como Saló dels Maons donde se organizarán dos comidas y una cena a cargo del televisivo chef Marc Ribas, Toni Cot de Bouquet Experiences, Christian Escribà, la música de Ensemble Concertanti Barcelona (aprovechando la gran acústica del salón) y la gerencia de la Torre Bellesguard para que los comensales que se apunten puedan vivir una experiencia única y memorable, ya que será un viaje en el tiempo en la historia de esta casa desde los íberos  hasta la actualidad, pasando por por la Edad Media, en la que fue sede real y papal, y la época modernista. Se han creado platos según los ingredientes y recetas de cada momento histórico así como unas piezas musicales para una inmersión sensorial en la oferta más exclusiva de Eat Gaudí.  No podía faltar la visita al terrado que tiene forma de dragón, no será fácil descubrirlo sin ayuda, donde la cruz de la torre formará parte de ese juego visual haciendo las veces de cola de este dragón imaginario.

Las actividades gastronómicas se distribuirán en dos espacios donde se acogerán ponencias, catas, talleres y showcookings a cargo de diversos chefs. En una sala del jardín se realizarán experiencias gratuitas en diferentes horarios que serán gratuitas y por orden de llegada. Las antiguas caballerizas ofrecerá una programación de pago para grupos reducidos de 30 personas.

También se realizarán catas de AOVE, caviar, quesos y vinos, así como talleres a cargos de chefs prestigiosos como Ada Parellada del restaurante Semproniana, Xabi Goitkoetxea del restaurante Oria o un talle de coctelería a cargo de Javier de las Muelas.

A lo largo de los jardines se distribuirán las diferentes paradas del mercado gastronómico con ofertas gourmet de diferentes cocinas de todo el mundo así como opciones veganas acorde con las demandas más actuales:

Zona de aperitivos: La Sprtizeria y la barra de ostras de Gouthier.

Cocina Mediterránea: Idyllica vinos y cava. Embutidos Maldonado. AOVE de Pago de los Centenarios. We Cokuu. Paellas de Escata. Cocina italiana de Panzer 8. Pinchos y tapas de L’Escorça. Ceviche de pulpo o pulpo a la brasa de La Pulponeta. TGT Quesos.

Bebidas: Café. Zumos de Flipfood. Cerveza de Estrella Damm. Aguas de San Pellegrino & Acqua Panna. Coctelería.

Cocina norteamericana: Hot dogs de L’Escorça. Hamburguesas.

Cocina latina: Brasa argentina de Bistec. Cocina mexicana de Chida. Cocina venezolana de Cachapera. Empanadas argentinas de La Fábrica.

Cocina asiática: Delhicioso gastronomía de la India. Currys. Kombutxa. Cocina oriental de The Q Street Food. Cocina japonesa de Kafka.

Dulces del mundo: Veritfruit. Sita Brown de trufas y chocolates. Crêpes, Pasteles de Petit Pastís. Helados de Sandro Desii.

Eat Gaudí  Compra de entradas, reserva de actividades y más información. Fechas 19 y 20 de Octubre. En Torre Bellesguard del Carrer Bellesguard, 20 de Barcelona. Horario de 11 a 22:30h. Precio de la entrada 3 euros.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Pork…boig per tu

 

DSC04364

Por fin tenemos un restaurante temático en Barcelona sobre el cerdo, el producto estrella de la Península Ibérica y seguramente el más representativo y deseado de nuestra cultura gastronómica.

El restarurante Dinner en Londres (1) no tuvo ningún rubor en estrenarse en el lujoso y céntrico Hotel Mandarín Oriental de Hyde Park con platos británicos reinterpretados de inspiración histórica basados en el cochino como los impresionantes «pies de cerdos pata negra» ( me saltaron las lágrimas cuando lo degusté en septiembre 2012). Tampoco el londinense grupo restaurador St.John tuvo ningún reparo en poner un cerdo atlético y saltarín como identificador. Oriol Rovira (2) en la ciudad condal hace lo propio colocando bien alto el estandarte, representado por una gorrina bien rellenita, homenajeando a nuestro animal doméstico referente. ¡Toda una declaración de intenciones!. En su restaurante nos ofrece todos los productos derivados de él como los excelentes jamones y lomos de Maldonado sobrasadas, chorizos leoneses con su punto de ahumado, etc. y prepara platos cuyo protagonista es el mencionado animal como por ejemplo la exquisita, jugosa, tierna y rosada chuleta de cerdo negro de Bigorre elaborada en el horno de leña.

Dentro de la carta hay un apartado de acompañamientos muy interesantes que maridan a la perfección con las diferentes preparaciones ¡ dejaros aconsejar!. La carta de panes y los postres también están muy trabajada. No hay que perderse la cerveza inglesa artesana sin filtrar que la sirven con 3 dedos de espuma.¡Espectacular! Una estudiada carta de vinos para maridar con los diferentes platos y a destacar los sorprendentes vinos blancos cuya acidez ayuda a limpiar la boca del exceso de grasa.

El funcionamiento de las comandas es a peso como si estuviéramos en una charcutería para todo el elenco de entrantes  y de una carnicería para las diferentes elaboraciones de la carne como plato principal. Es decir puedes solicitar 100 gramos de cualquiera de los embutidos o piezas de chuletas de 500 gramos aproximadamente para los segundos. Una muy interesante forma de pedir en función del apetito de cada comensal.

Una decoración rústica y un enorme cerdo realizado en cartón piedra que cuelga del techo en la entrada hacen el resto para entrar en situación. El guiño en el subtítulo al tema musical «boig per tu» (loco por ti), del grupo Sau, es toda una declaración de amor al animal del cual aprovechamos todo.

Precio medio por persona incluida bebida e IVA: 50 euros.

(1) Dinner tiene actualmente 2 estrellas Michelin y está considerado el 7º mejor del mundo, del cocinero Heston  Blumenthal (con 3 estrellas Michelin en The Fat Duck)

(2) de Els Casals con una estrella Michelin y de Sagàs en Plà de Palau de Barcelona.

DSC04365

 

Cena de Fin de Año 2013

Ya hemos superado y digerido la primera etapa de estas Fiestas Navideñas: la cena de Nochebuena, la comida de Navidad y la Sant Esteve para los residentes en Catalunya. Han sido momentos emocionantes de reunirnos con familiares cercanos, de hablar sin prisas de como ha ido el año y de los nuevos proyectos para el 2014 que está a la vuelta de la esquina.

Ahora toca encarar el ecuador de estas Fiestas: la Cena de Fin de Año y la comida del Año Nuevo. La primera invita a celebrarlo en un ambiente más distendido con una cena informal en un círculo íntimo de familiares y también con amigos para luego alargar la noche hasta donde el cuerpo aguante. Amén de las diferentes opciones y presupuestos en restaurantes y hoteles con cena y cotillón, para los que optan por quedarse en casa por una u otra razón no es menoscabo de que esa noche no le demos ese lucimiento de fiesta que se merece, poniendo nuestra mesa a la altura de las circunstancias con unos cuantos productos deli que nos animará a celebrar por todo lo alto la salida y entrada de año.

Las ostras, que siempre las asocio con una comida especial o de fiesta, como comienzo de la última cena del año y que por su alto porcentaje de cloruro de sodio de su carne y de agua favorece el apetito. El valor biológico de sus proteínas es excelente, mayor que en el pescado y evidentemente superior al de la carne. Según la composición del agua de mar donde se críe y según su alimento variará la proporción en contenido de hierro, cobre y zinc y es uno de los alimentos más ricos en ácido fólico. La ligereza de calorías, unas 80 kcal. aproximadamente en 8 piezas, hace que no esté reñida con la operación bikini. Aunque tantas virtudes no significa que todo el mundo las tolere ya que no son digeribles para los que son alérgicos a ella. Se marida con un vino que tenga fruta y acidez para contrarrestar su sabor salado y a yodo marino como los albariños de D.O. Rías Baixas, un Chardonnay joven del Penedés o el californiano de Marimar Estate también de uva albariño. Acompañar de mantequilla semisalada para untar sobre pan de centeno.

Cualquiera de los productos de Carpier como el salmón ahumado que se marida con el cava Rosae de Rimarts. Una experiencia única debido al elegante perfume de humo que une ambos productos. También se puede optar por un tartar de salmón, los tacos de salmón o el lomo de bacalao natural.

carpier 2

 

Un plato de Jamón ibérico puro de bellota de Maldonado (la tierra tira y este jamón extremeño me tiene enamorado) cortado muy fino, en virutas,  y servido en plato caliente para exaltar los aromas y sabores agradables, poco salado y algo dulzón que casa muy bien con el champán francés Krug Grande Cuvée. De la misma casa Maldonado un generoso plato de lomo ibérico de bellota sin pimentón que me atrevería a tomar con su vecino Habla número 3.

Para acabar de dar ese aire de festejo solo faltaría adornar la casa y evidentemente lucir nuestro mejor vestuario para que la noche sea radiante. ¡FELIZ AÑO NUEVO!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: