Colmado Quílez

www.bloghedonista.com

Vista panorámica de Colmado Quílez. Fotografía gentileza de Grup GSR.

Casa centenaria, con 108 años de historias, de anécdotas y vivencias que dan para escribir un libro y de los gordos, impeturbable a los cambios políticos, pero sí arrastrada inexorablemente por los ciclos económicos de todo este dilatado tiempo, así como a los cambios de hábitos de los clientes habituales y la transformación de barrio de familias de toda la vida a convertirse en un distrito de tiendas y de oficinas.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro en Colmado Quílez.

El origen de todo esto se remonta a los albores del siglo XX, en 1908 con la familia Vilaseca. Le tomó el relevo Julián Quílez en 1940. Andrés Lafuente cogió el testigo en 1974. Y ahora son los hijos de éste último quienes llevan las riendas. Durante estos más de 100 años de experiencia acumulada, Colmado Quílez sólo se ha movido por un único leitmotiv: CALIDAD y EXCELENCIA. Calidad en su catálogo de productos escogidos y al ser innovador ya en épocas pretéritas teniendo etiqueta propia de café, ser importador de cervezas artesanas y asimismo de las apreciadas carnes argentinas. La excelencia en el trato y con dependientes solícitos a pie del mostrador.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro en Colmado Quílez.

Hasta hace bien poco ocupó el deseado y céntrico chaflán de la calle Aragón con Rambla de Catalunya, teniendo 40 metros de fachada que cambiaba regularmente sus grandes aparadores con vistas a estas dos calles. Escaparates con magnetismo que llamaban la atención por su gran vistosidad, simetría y colorido, estéticamente hermosos. Siempre de productos exquisitos y gourmets creando ambientes únicos, monotemáticos, verbigracia: con latas de conservas, botellas de cervezas, de vino, de cavas o de turrones y polvorones para la época navideña. Hoy se ha visto reducido a 4 metros.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro en Colmado Quílez.

Después de lidiar con trabas administrativas y otros obstáculos no menos duros de un mercado que no cree en romanticismos, a nada de bajar la persiana definitivamente y en consecuenica perder una referencia en la Ciudad Condal, esta tienda histórica se ha salvado gracias al esfuerzo de la familia Lafuente y de sus comprometidos y entregados trabajadores.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José Maria Toro en Colmado Quílez.

Un espacio renovado, con encanto, actualizado a los nuevos tiempos y muy bien aprovechado, con guiños a un pasado reciente como la caja registradora de 1940, el arco de madera de la entrada y la bóveda catalana al descubierto que le da personalidad al conjunto. Una gran vitrina expositora refrigerada da la bienvenida a los clientes gourmets, con sus viandas delicadamente expuestas: jamón dulce ibérico, el especial para la casa braseado y caramelizado según una receta secreta que guardan celosamente, quesos seleccionados y otros manjares. Una selección de jamones ibéricos de bellota colgados y una gran estantería para guardar los alimentos que no necesitan frío. Columnas temáticas con productos seleccionados tanto nacionales como de importación: aguas, cervezas, las mejores conservas en lata formando una paleta cromática muy llamativa como si de un catálago Pantone se tratase. También dulces artesanos, los imprescindibles chocolates, o cafés en un moderno dispensador cerrado herméticamente para que no se pierdan los apreciados aromas volátiles de sus granos, anchoas y foies para cenas especiales con invitados o no. Los AOVE tienen su espacio con diferentes marcas, procedencia y tipo de aceituna dependiendo del uso. Remarcable el aceite ahumado de Carpier. Algunos artículos como el foie, el bonito o varios quesos lucen marca propia de la casa al estilo de las grandes maisons parisinas de la Place Madeleine. Al final del local se guardan los vinos perfectamente colocados en estanterías. Y así entre champagnes y vinos de culto llegamos a la joya de la corona: el caviar, formando  un total de 8.500 referencias de artículos delicatessen entre alimentación y bebidas.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro en Colmado Quílez.

Mención especial, y muy importante, es el factor humano de esta organización caracterizado por la profesionalidad. Empleados fieles a la casa, implicados con la buena gestión, conocedores de los nombres de los clientes habituales y sensibles a las necesidades de los esporádicos tanto lugareños como turistas de paso por la ciudad para que se lleven una buena impresión de su Colmado Quílez. Están al cabo de la calle de las novedades del mercado, reciben formación continuamente o como su director Faustino que es sumiller titulado. Comienzan en la empresa entrando como aprendices hasta que la veteranía y ese savoir faire les hace merecedor de la bata guardapolvo que lleva marcado el nombre de Colmado Quilez y que es seña de identidad de la casa.

Colmado Quílez. Rambla de Catalunya, 65 08007 Barcelona Teléfono 93 215 23 56

Horario: de 9 a 14h y de 16:30 a 20:30h de lunes a sábado.

BSO Better Place de la siempre elegante voz de Rachel Platten.

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados.

Cena de Fin de Año 2013

Ya hemos superado y digerido la primera etapa de estas Fiestas Navideñas: la cena de Nochebuena, la comida de Navidad y la Sant Esteve para los residentes en Catalunya. Han sido momentos emocionantes de reunirnos con familiares cercanos, de hablar sin prisas de como ha ido el año y de los nuevos proyectos para el 2014 que está a la vuelta de la esquina.

Ahora toca encarar el ecuador de estas Fiestas: la Cena de Fin de Año y la comida del Año Nuevo. La primera invita a celebrarlo en un ambiente más distendido con una cena informal en un círculo íntimo de familiares y también con amigos para luego alargar la noche hasta donde el cuerpo aguante. Amén de las diferentes opciones y presupuestos en restaurantes y hoteles con cena y cotillón, para los que optan por quedarse en casa por una u otra razón no es menoscabo de que esa noche no le demos ese lucimiento de fiesta que se merece, poniendo nuestra mesa a la altura de las circunstancias con unos cuantos productos deli que nos animará a celebrar por todo lo alto la salida y entrada de año.

Las ostras, que siempre las asocio con una comida especial o de fiesta, como comienzo de la última cena del año y que por su alto porcentaje de cloruro de sodio de su carne y de agua favorece el apetito. El valor biológico de sus proteínas es excelente, mayor que en el pescado y evidentemente superior al de la carne. Según la composición del agua de mar donde se críe y según su alimento variará la proporción en contenido de hierro, cobre y zinc y es uno de los alimentos más ricos en ácido fólico. La ligereza de calorías, unas 80 kcal. aproximadamente en 8 piezas, hace que no esté reñida con la operación bikini. Aunque tantas virtudes no significa que todo el mundo las tolere ya que no son digeribles para los que son alérgicos a ella. Se marida con un vino que tenga fruta y acidez para contrarrestar su sabor salado y a yodo marino como los albariños de D.O. Rías Baixas, un Chardonnay joven del Penedés o el californiano de Marimar Estate también de uva albariño. Acompañar de mantequilla semisalada para untar sobre pan de centeno.

Cualquiera de los productos de Carpier como el salmón ahumado que se marida con el cava Rosae de Rimarts. Una experiencia única debido al elegante perfume de humo que une ambos productos. También se puede optar por un tartar de salmón, los tacos de salmón o el lomo de bacalao natural.

carpier 2

 

Un plato de Jamón ibérico puro de bellota de Maldonado (la tierra tira y este jamón extremeño me tiene enamorado) cortado muy fino, en virutas,  y servido en plato caliente para exaltar los aromas y sabores agradables, poco salado y algo dulzón que casa muy bien con el champán francés Krug Grande Cuvée. De la misma casa Maldonado un generoso plato de lomo ibérico de bellota sin pimentón que me atrevería a tomar con su vecino Habla número 3.

Para acabar de dar ese aire de festejo solo faltaría adornar la casa y evidentemente lucir nuestro mejor vestuario para que la noche sea radiante. ¡FELIZ AÑO NUEVO!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Tour Santa Fé (edición primavera 2013)

DSC02350

La nueva edición gastronómica pop-up, entendida como evento temporal  y experiencia irrepetible, de El Tour Santa Fé en Vallgorguina se elabora con los productos de temporada que la naturaleza nos obsequia en esta estación del año. La temporalidad viene marcada por la disponibilidad de agenda de los organizadores y la irrepetibilidad porque cada momento es único como consecuencia de que las sinergias entre cocineros y espectadores-degustadores marcarán las diferencias en cada ocasión. La jornada gastronómica dura aproximadamente 4-6 horas y se desarrolla dentro del conjunto de casas centenarias que forman el núcleo rural de Santa Fé. Este evento, que ningún foodie debería perderse, se basa en dos puntos clave: materia prima de excelente calidad y la preparación de los diferentes platos a la vista por Carlos Piernas y su equipo. Todo un espectáculo, una fiesta para los sentidos para saborear y disfrutar que alimenta nuestro cuerpo y aún más nuestro espíritu.

La Terraza: el aperitivo a base Cecina de Burgos Casalbaostras Gouthier, sashimi y tartar de atún rojo Balfegó para comenzar a entrar en materia con buen pie.

DSC02351

Cecina de Burgos Casalba

DSC02355

Ostras Gouthier con pan negro y mantequilla.

DSC02362

Paisaje después de la batalla.

DSC02358

Lomo de atún rojo Balfegó

DSC02365

Preparando el sashimi de atún rojo Balfegó

DSC02361

Tartar de atún rojo Balfegó

Sala de la Gruta: lomo de salmón y bacalao ahumado natural, anguila ahumada con azafrán y chips de salmón ahumado todo de Carpier. Un festival gastronómico y en palabras de Robert: «nosotros más que ahumar lo que hacemos es perfumar estas piezas seleccionadas con el aroma de piñas» Magnífica descripción del proceso. No hay palabras, sólo emociones y sensaciones, difícil de explicar con prosa e imágenes.

DSC02381

Chips de salmón ahumado Carpier.

DSC02378

Láminas de lomo de salmón ahumado natural de Carpier

DSC02384

Lomo de bacalao ahumado natural Carpier con tomate y aceite de oliva.

DSC02388

Flameando el sushi de anguilla ahumada Carpier

DSC02389

DSC02387

Tostas ahumadas Carpier.

En la bodega: selección de quesos artesanos de vaca, cabra y oveja de pequeños productores catalanes afinados por Caseus Afinadors. Un festín para los muy adictos a la caseína.

DSC02390DSC02396DSC02393DSC02392

La Era de la Masía donde degustamos rossinyols, pluma, secreto y lomo de cerdo ibérico a la brasa. Guisantes del Maresme con bacalao.

DSC02405

Guisantes del Maresme con bacalao.

DSC02404

secreto, pluma y solomillo ibérico.

DSC02401

Rossinyols (rebozuelos)

En la zona del horno de leña: huevos de corral con foie y tuétano de ternera hecha al horno de piedra.

DSC02413

Tuétano de ternera.

La cuineta (cocinita): cigalas escaldadas, loritos fritos, espardenyes, boquerones abiertos marcados a la plancha acompañado de verduras variadas aliñadas.

DSC02418

Cigalas

DSC02420

espardenyes

El comedor: jarrete de ternera laqueada con cebollitas y patatas confitadas. Ensalada para desengrasar.

DSC02408

jarrete de ternera laqueado

DSC02423Los postres: helados, fruta del tiempo, tiramisú, buñuelos y chocolate.DSC02424DSC02426Para finalizar un Gin tonic con ginebra Citadelle y tónicas Original.

DSC02435Bebidas: cava Rimarts, Vino blanco de Bourgogne Chardonnay Louis Jadot y Vino tino Bourgogne Pinot Noir Louis Jadot.

DSC02394

Banda sonora de este post de mi grupo favorito Mumford & Sons con su contagioso tema de folk rock Whispers in the dark capaz de arrancar compulsivos y espontáneos aplausos y exclamaciones de alegría y alabanzas de su público totalmente entregado como Carlos Piernas y su maravilloso equipo en El tour Santa Fé. Bravo.

Food Experience Madrid 2013

DSC02125

Con motivo del Salón Gourmet celebrado en Madrid los pasados días 8, 9 y 10 de Abril se realizaron diversas experiencias pop up en petit comité, y entre ellas ésta que se organizó en un chalet de una zona residencial madrileña.  Basado en la idea de un showroom sin aglomeraciones y en un ambiente relajado donde se pudo degustar y ver actuar en directo a los expositores preparando algunos platos para que los invitados conocieran mejor y de cerca todo el elenco de posibilidades dentro del catálogo que representaban cada uno de ellos.

Entre los expositores estaban: los excelentes ahumados de Carpier elaborados con escogidas piezas que tienen ese aroma ahumado diferente y tan particular característico de la marca.

La nueva apuesta de esta empresa son alimentos ya cocinados listos para calentar y servir en nuestras casas. Platos que son dignos de restaurantes con estrellas Michelin.

Delicea especializada en la distribución de productos gourmet exclusivos, tanto internacionales como nacionales, entre ellas las conservas artesanas bajo el  nombre de «coloniales Pérez» con un packaging retro muy llamativo visualmente y de mejor sabor en boca. A destacar unas riquísimas anchoas al aceite de trufa negra con su olor característico y penetrante tan adictivo.

Para maridar con todas estas delicatessens nada mejor que una copa de vino blanco o de cava Rimarts

Otro de los expositores era Casalba una pequeña empresa familiar artesanal de productos derivados del cerdo ibérico.

Y no podía faltar la línea de ginebras premium y sus tónicas del mismo nivel, como colofón a una buena comida que se precie.

A %d blogueros les gusta esto: