Respirando Oporto

Oporto, entramado de callejuelas y pendientes mirando al Duero. Terrazas bajo la luna. Tejados y azulejos por doquier. El naranja. El azul.  Iglesias y tiendas de diseño. Una hora menos, como en Canarias.

Oporto

Oporto

 

Sushi y bacalao a la brasa. Latas de sardinas decoradas. Vino tinto y verde. Barras de gin tonic. Lo moderno. Lo clásico y lo decadente. La librería Lello. Harry Potter y los versos portugueses de Pessoa.

668C7469-D45B-4D24-938B-6D427BBC3988

Latas de conservas en La Casa Oriental

 

El sonido del tren en la Estación de Sao Bento. Un barco que te espera navegando el Douro. Puentes de hierro cruzando el cielo. Bodegas sonrientes. Muito obrigado.

Viajeros y turistas en la estación de Sao Bento

Viajeros y turistas en la estación de Sao Bento

 

Café con pasteles de Belém. La vida desde lo alto. La Torre de los Clérigos. El funicular. Un puñado de flores. Caminar de la mano. Sensaciones duplicadas. Fados y melancolía.

La Torre de los Clérigos, uno de los símbolos de la ciudad

La Torre de los Clérigos, uno de los símbolos de la ciudad

 

Banderitas de colores. Luciérnagas imaginarias en cada esquina. Bolsos de corcho. Collares de botones. La mágica ribeira. Tabernas en la noche. La Catedral. Magallanes explorando el mundo.

Escaparate de Aramarte. Artesanía con botones, en una de las calles principales

Escaparate de Aramarte. Artesanía con botones, en una de las calles principales

 

Oporto, cuesta arriba con la sonrisa puesta y una apuesta segura: volver a pasearte pronto, a beberte, a mirarte reflejada en la orilla del río y también en mi libreta.

© 2018 Noemi Martin. All rights reserved.

São Miguel: espíritu verde

Hortensias y azaleas en los andenes y en el alma. Me las llevé puestas. Y el color de sus valles frondosos. Y el azul enmarcándolo todo.

São Miguel o San Miguel, la Isla Verde, engancha. Debe ser la belleza pura y sosegada de las Azores. Hipnotizan sus lagos y su esencia volcánica, lava que besa el Atlántico y se encuentra con la de las Canarias, sus hermanas macoronésicas. 

Los paisajes azorianos impregnan las retinas de los visitantes para siempre. Asomarse al Mirador do Rei y contemplar las Sete Cidades es una experiencia de cuento. De hecho, hay una leyenda en torno a los dos lagos. Una de amores desdichados e imposibles. No podría ser de otra manera estando en tierras de aire tan profundamente melacónlico.

Sete Cidades

Sete Cidades

 

Aquí, entre Nueva York y Lisboa, como leí en algún lugar, el mar se interrumpe. Y se interrumpe bien. Con cuidado, con respeto. Sin urbanizaciones desaliñadas y traicioneras, rompiendo el paisaje.

En San Miguel, la mayor de las nueve Islas Azores, todo es limpio y sereno. Como un jardín gigante cuidado por duendes. Duendes que se ocupan de las flores y de pastorear cientos de rebaños de vacas felices. También de hervir el agua en las Calderas de Furnas y de cultivar las deliciosas piñas tropicales que se venden en los mercados locales y se exportan al resto del país.

Mirador de Nordeste

Mirador de Nordeste

 

En San Miguel se bebe vino volcánico a temperatura ambiente. Trece grados en invierno y veintitrés en verano. Es la media primaveral. Quesos isleños acompañan a los caldos elaborados con uvas autóctonas. Quesos de San Miguel pero también de San Jorge o Pico. Algunos deliciosos, elaborados con leche de vaca no pasteurizada. Y es que la ganadería es uno de los principales motores de la economía azoriana.

Playa de San Roque

Playa de San Roque

 

El turismo que llega a las Islas es por ahora moderado. Es el mejor momento para enamorarse de las Azores, de sus pueblos y de su arquitectura, la tradicional y la moderna y sostenible. Aquí la gente viene a hacer senderismo y a descansar, no busca tostarse al sol en sus playas. Aunque si te toca un tiempo amable y soleado, también es posible. San Miguel tiene costa con banderas azules, playas ligeras sin atestar. Algunas como San Roque, vigiladas por una deliciosa iglesia que casi es faro para los hombres de la mar, es ideal para un baño cerca de la capital, Ponta Delgada. Otras como Santa Bárbara son el refugio ideal para surferos y modernillos.

Lago de Fogo

Lago de Fogo

 

Entre los paisajes de San Miguel, aparte de los espectaculares Lagos de las Sete Cidades, se hace imprescindible visitar el de Fogo. El descenso, algo escarpado, merce la pena. Veinte minutos para encontrar una imagen idílica: un lago rodeado de vegetacion y poblado por aves en el fondo de un cráter muchas veces oculto tras la niebla. También impresionante es Furnas, sus calderas y las piscinas de aguas sulfurosas del Parque de Terra Nostra. Y los miradores y los merenderos, cuidados y pulcros, donde los isleños sacan sus viandas y se echan una siestita en plena naturaleza.

Ponta Delgada

Ponta Delgada

 

Después de patear la Isla de arriba a abajo y tomarte un té de las plantaciones azorianas en alguno de sus acogedores pueblos como Ribeira Grande o Villafranca do Campo, finaliza tus días con una buena cena en Ponta Delgada. La oferta de restaurantes y terrazas en la capital es bastante amplia. Te recomiendo que no te vayas sin probar el bife “Alcides” en el hotel del mismo nombre, una enorma tabla de queso con un tinto en la Taberna Acor o una deliciosa ensalada en la terracita de Calçada do Cais.

Mirador de Santa Iria

Mirador de Santa Iria

 

Las Azores, como ves, son mucho más que su famoso Anticiclón o el lugar donde se forjó la invasión de Irak. Son las Islas de las ballenas, de los prados verdes, de la tranquilidad y el respeto al medio ambiente, de las cuatro estaciones en un día. Es el momento de descubrir, San Miguel, la más grande de todas. Si después de visitarla te arrepientes, escríbeme.

© 2018 Noemi Martin. All rights reserved.

Eurovisión desembarca en Lisboa

Todos a bordo es el grito de guerra que se escucha estos días en Lisboa. El lema de este año:  “All aboard”  es un acierto. No hay duda. Porque aquí, a pesar de las banderas, las canciones y la competición, todos estamos en el mismo barco. En la capital portuguesa ha desembarcado el buque Eurovisión, una nave llena de fiesta, alegría, tolerancia y mucha música, la que se escucha en sus calles y sus plazas. La que se cuela por los balcones y los azulejos de colores.

Eurovisión en Lisboa

Eurovisión en Lisboa

 

En el Altice Arena, en el Eurovillage o en Eurocafé las cosas están claras. Aunque todos queremos que nuestro país participe con una buena canción y los españoles recuerdan con “saudade”  el “La, la, la”  de hace cincuenta años, lo importante es estar y compartir, reencontrase con viejos amigos y vivir el momento. Con disfraz, bandera o lo que te apetezca. Aquí y ahora eres absolutamente libre, nadie te juzga. Además este año, en Lisboa, el aliciente es de primera. Porque esta es una ciudad amable y llena de encanto. Basta con pasear por Alfama o el Barrio Alto para descubrir por qué. El fado, el tranvía 28, el bacalao a la brasa, el vino del Duero….

Lisboa

Elevador de Santa Justa. Lisboa

 

Lisboa se ha preparado a conciencia para dar lo mejor de sí misma este doce de mayo. Y si no, que se lo pregunten a los miles de eurofans que se reúnen en sus rincones, que abarrotan sus plazas y miradores. En esta fiesta a orillas del Atlántico no hay edad, ni vergüenza. Hay ganas de ser feliz y muchas, muchas canciones.

Tanvía en Lisboa

Tranvía 28 en Lisboa

 

Las apuestas pasan por Chipre, Francia, Israel y Noruega. España y su balada parece que no acaban de cuajar. Este es un año potente. En cualquier caso y cuando Eurovision 2018 aún no ha acabado, los eurofans ya piensan en la edición de 2019. Mientras tanto, toca disfrutar a tope de la final. Todos a bordo, Eurovisión ha desembarcado en Lisboa con todo su arsenal.

© 2018 Noemi Martin. All rights reserved.

Un paseo por las viñas y bodegas de la D.O. Ribeiro, la más antigua de Galicia

Este recorrido es solo una pequeña muestra de todo lo que nos podemos encontrar en la Denominación de Origen más antigua de Galicia.

Finca Teira es la Adega de Manuel Formigo, que recogió el testigo a su padre cuando se licenció en enología, y se dedicó a trabajar las tierras familiares con plantas de más de 40 años de edad, en un suelo granítico arenoso, sin materia orgánica, con terrazas protegidas a base de muros de piedra para dominar las descontroladas tormentas que arrasan con rabia cuando se dejan caer por este valle del río Avia. Vinos degustados Formigo, Finca Teira fiel reflejo del terruño de la zona donde está, Teira X que es todo un homenaje al rey Alfonso X El Sabio que mencionó en sus Cantigas al ribeiro y también es un guiño a la “x” de la uva treixadura. Cholo monovarietal de loureira, la que tiene el ciclo más largo, la primera en brotar y la más tardía en madurar. Tostado es un vino de uvas pasas, que se extrae de un mosto muy concentrado para conseguir un vino dulce y lo guarda en una barrica de la cual saca la misma cantidad que ingresa cada año.

Finca Teira

Finca Teira

 

Terra do Castelo funciona como una cooperativa formada por 104 viticultores y que el leitmotiv es trabajar con variedades autóctonas sobre un total de 110 hectáreas, formadas por 1.000 parcelas que van desde las 3 hectáreas a la más pequeña de apenas llega a los 40 metros cuadrados. La vendimia la comienzan con godello y torrontés. Para recibir la uva de tantos viticultores tienen un estricto sistema de organización para evitar cuellos de botella innecesarios y que podrían echar a perder la uva recogida. Vinos degustados: Selección treixadura sobre lías, un vino elegante, profundo, fino y maduro. Treixadura 2016 de aromas a manzana y pomelo. Godello 2015 con notas florales, hierba fresca, anís silvestre, cítricas de pomelo y limón. Sensación 2015 recuerda a la fruta tropical, a piña y también a manzana.

Terra do Castelo

Terra do Castelo

 

Adega Val do Deva, de colleteira (1), hay muy pocas mujeres en la zona de Ribeiro al mando de una bodega. Aprendió a hacer vino de su padre y sigue haciéndolo a su manera. Esta mujer valiente y hecha a sí misma, comparte su trabajo de dentista con la de bodeguera y mesonera del negocio de tapas que tiene en la planta de nivel de calle. Hace vino tinto porque le gustaba a su padre, porque así puede expresar su personalidad como bodeguera y porque según ella, el vino blanco es lo más fácil. Deja los raspones para que le dé aromas de madera pero los controla para que no cojan aromas verdosos.

Val do Deva

Val do Deva

 

Casal de Armán Hoy es la cuarta generación de este grupo familiar que se dedica a elaborar vinos en Ribeiro. Un viejo casal del siglo XVIII en ruinas y ahora felizmente restaurado que además de la bodega es un hotel rural y restaurante de cocina gallega. Para aumentar su producción han recuperado tierras abandonadas de los montes y usando el mismo sistema de muros. Los vinos que elabora esta bodega son 7 cupos que son los más comerciales, Casal de Armán más estructurados y por último Armán Finca Misenhora y Armán Os Loureiro que son vinos de parcelas muy escogidas.

Casal de Armán

Casal de Armán

 

Casal de Armán.

Casal de Armán. Hotel rural, restaurante y bodega

 

Priorato de Razamonde situado en los terrenos de un antiguo convento de benedictinos que cultivaban la viña para producir el vino necesario para la Santa Misa, con vistas impagables e imperdibles del río Miño y de las montañas gallegas. Entre edificios del siglo XVII, un hórreo, la fragua y unos jardines son el escenario ideal para hacer vino de Ribeiro.  Hoy representa una bodega moderna que le mueve el transmitir toda la esencia de Galicia. Se componen de 20 hectáreas de viñas plantadas en espaldera, mayoritariamente de uvas blancas (treixadura, godellos y loureiras) y un 10% de uvas negras. Su máxima es la calidad y para ello apuestan por la producción integrada y solo embotellan vino que salga de sus propias viñas.

Priorato de Razamonde

Priorato de Razamonde

 

Ramón do Casar Comenzaron en el año 2000 y solo elaboran vino blanco a partir de treixadura, godello y albariño. Entre los muchos premios recogidos en estos años pueden presumir de ser el único ribeiro premiado en el Challenge du Vin 2017. Sus etiquetas rinden homenaje al incansable fotógrafo Alberto Martí, recientemente fallecido en el 2017. Su espíritu elevado y sensible captó como nadie con su cámara fotográfica escenas cotidianas de la Galicia en blanco y negro de las décadas de los 50 y 60. Inmortalizó escenas costumbristas y también el drama de la emigración. Vinos que cuentan historias y etiquetas que reflejan una época pasada no muy lejana y que sigue vive en el recuerdo de las gentes de esta tierra.

Ramón do Casar

Ramón do Casar

 

Adega Pousadoiro Es la historia de Alfredo, un veterinario reconvertido en colleteiro (1) que heredó la pasión familiar por el cultivo de la viña. Le tocó acualizar tanto la viña como la bodega con la única consigna de hacer un vino lo más ecológico posible y buscando no perder los aromas de la fruta. Introduce este zumo de uvas en tinas para darle esa sensación de batonnage, como si estuvieran en sus lías (microorganismos, principalmente levaduras, encargadas de realizar la fermentación alcohólica, y en menor grado bacterias).

Adega Pousadoiro

Adega Pousadoiro

 

Más información en Denominación de Origen Ribeiro

(1)  colleteiro/a (cosechero/a) elabora su vino exclusivamente con sus propias uvas y máximo puede producir 60.000 litros al año.

BSO Milladoiro en el concierto realizado en el Teatro Rosalía de Castro de A Coruña.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Les Grands Buffets à Narbonne

El leitmotiv de este templo culinario à la Ville de Narbonne, con más de 25 años de existencia, es recuperar las recetas de la cocina tradicional, el de las grands-mères, cuando se esmeraban para celebrar un jour de fête. Les Grands Buffets hacen suyo el principio de la tradition a volonté, de tal forma que presentan un amplio elenco de platos para disfrutar, y dónde la calidad de sus productos y su preparación es la mejor tarjeta de visita y de recomendación, de tal suerte que además del boca oreja entre nuestros vecinos galos, han superado fronteras y salga recomendado en las más influyentes guías turísticas del mundo, convirtiéndose en santuario de peregrinación por gourmets del mundo. El sentido que los franceses le dan al bufet es diferente al español, ya que para ellos, desde tiempos pasados estaba reservado para las recepciones oficales, y por lo tanto tiene un aire distinguido.

El planteamiento de este gran bufet es un recorrido por 5 unidades temáticas: Le Fromage, capaz de poner en sus límites normales a cualquier enfermo de insuficiencia de caseína en sangre (como el que redacta este post que nunca tiene bastante) Camembert, Saint Nectaire, Comté, Brie, el buscadísimo camembert trufado, y así hasta llegar a un total de 45.  En breve alcanzarán hasta 108 referencias queseras para conseguir ser el más grande bufet del mundo en este apartado.

La Rôtisserie, ocupa un lugar principal en este restaurante con un inmenso asador panorámico donde se cocinan los platos al momento y según las preferencias de los clientes. Cassoulet, Coquille de Saint Jacques gratiné, y el tradicional Steak Tartar de buey y de caballo, que es tradicional de esta région, llaman la atención de los clientes.

Tartare Boeuf

Tartare Boeuf

 

La Mer, sorprende a todos por la espectacular cascada de bogavante. A su alrededor, y sin desmerecer, se alternan piezas de gambas, langostinos, almejas, ostras de Thau y 6 variedades de salmón de Noruega.

Cascada de bogavantes

Casacada de bogavantes

 

Les vins, son un capítulo aparte, no solamente por constar de una selección de 70 referencias de los mejores vinos del sur de Francia, sino porque apuestan por el productor de proximidad. Ofrecen la posibilidad de que se puedan degustar por botellas o a copas, y dan una vuelta de tuerca en el esmerado servicio del vino con la colocación de las copas idóneas para cada tipo de vino con su correspondiente etiqueta para evitar confusiones, ¡de ovación en pie! la importancia de la copa en el consumo del vino hace que lo magnifiquemos o lo enviemos a los infiernos directamente. Aquí lo llevan al altar del máximo hedonismo.

Copas de vinos

Copas de vinos

 

 

La Pâtisserie, más de 100 elaboraciones artesanas salen de su obrador preparadas con mucho amor por un maestro pastelero, y su equipo, siguiendo la línea clásica de la pastelería francesa. Todo situado alrededor de una espectacular fuente de chocolate, que hará las delicias de ese Charlie Bucket, el niño protagonista de la película Charlie y la fábrica de chocolate, que todos (o casi todos) llevamos dentro.

macarons

macarons

 

Tartaletas de chocolate y finger de choco caramelo

Tartaletas de chocolate y finger de choco caramelo

 

 

Una sonrisa franca de oreja a oreja es la tarjeta de presentación de los camareros de Les Grands Buffets à la ville de Narbonne. El buen rollo que habita entre ellos, lo contagian a sus clientes deseosos de probar muchas cosas tan apetitosas y bien presentadas.

La cocina tienen una asepsia digna de un prestigioso quirófano, diseñada con mucho esmero para evitar cualquier tipo de contaminación alimentica. Los cocineros trabajan con luz natural y dentro de este centro neurálgico de operaciones hay distribuidas varias obras de arte. El jardín es el cuidado reflejo de un paisajista internacional de renombre para crear un espacio único donde cenar a la luz de la luna y de las velas, entre esculturas de Hervé Di Rosa, concibiendo un ambiente donde los focos de colores le dan un aire mágico que continua encandilando a Jane y Louis Privat, dueños de Les Grands Buffets. Este restaurante consiguió ser seleccionado como plató improvisado para grabar un capítulo de Masterchef España.

Complementariamente tienen una sala de juegos ambientada en un poblado africano para los más pequeños, insonorizada y visible desde la sala.

Precio: adultos a 35,90 euros (bebidas no incluidas), niños/as de 6 a 10 años a 17,90 euros y niños/as de 0 a 5 años gratuito. Imprescindible su reserva previa. Más información en Les Grands Buffets Espace de Liberté. Rond Point de la Liberté 11100 Narbonne. France.

Consejo: realizar primero una visual para elegir que queremos comer y luego elegir aquellos platos que más nos hacen salivar.

Cómo llegar a Narbonne:  en automóvil, está situada a escasos 100 kilómetros de la frontera española,  pero sin duda con la opción más rápida y cómoda que es el Train à Grande Vitesse que une Barcelona y Narbonne en menos de 2 horas, fruto de la colaboración Renfe-SNCF. La estación de tren se encuentra a 10 minutos a pie de Les Grands Buffets.

Qué visitar: Narbonne es una ciudad histórica con monumentos como la Cathédrale StJust,   le Palais des Archevêques, y el Canal de la Robine. En los alrededores tenemos a 15 kms. la Reserva Africana de Sigean que hará las delicias de todos los públicos (visitar preferiblemente fuera de los meses de calor). A la misma distancia Narbonne-Plage dónde disfrutar de unos días de relax y de esa dulce holgazanaría del dolce far niente. A 10 km. la Abadía Cisterciense de Fontfroide, y por último Carcassone que está a 45 minutos. Más información en Oficina de Turismo de Nabronne

Narbonne

Narbonne

 

Narbonne

Narbonne

 

Narbonne

Narbonne

 

 

RENFE-SNCF en Cooperación, une la Alta Velocidad entre España y Francia. Cuatro frecuencias conectan 21 destinos en trenes directos en invierno, seis en primavera y hasta siete en la época estival. Inaugurado en Diciembre 2013 conecta el centro de ciudades españolas como Madrid, Zaragoza, Lleida, Tarragona, Barcelona, Girona y Figueres con las francesas de Perpiñán, Narbona, Béziers, Agde, Sète, Carcasona, Toulouse, Montpellier, Nimes, Aviñón, Aix-en-Provence, Marsella, Valence, Lyon y Paris. Desde el 2013 al 2016 más de 2,5MM de viajeros has apostado por este tipo de transporte rápido, cómodo, fiable y relajado mientras se admira los diferentes paisajes por los cuales transcurre su recorrido. Más infomración de horarios y precios en Renfe SNCF

BSO Voyage Voyage el éxito ochentero de la cantante francesa Desireless.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

 

Consejos para vuelos de larga duración

Es mi décima hora de vuelo y escribo estos consejos desde mi móvil, cuando aún me quedan un par de ellas para mi próxima escala. Así, en caliente y con ganas de llegar a casa, me permito ofrecerte algunas ideas para hacer menos agotador el trayecto de ida o vuelta en un vuelo largo:

1. Ponte ropa y calzado cómodos. Nada de vaqueros, taconazos, botas altas o falditas cortas. No se trata de estar divin@ de la muerte sino de no sufrir  apretad@ como una morcilla de Burgos. Yo ahora mismo llevo un pantalón fino y amplio y una camiseta de algodón de manga larga. También un chalequito por si me da frío. Además,  guardo una camiseta de repuesto en la mochila y toallitas refrescantes. No te olvides de meter unos calcetines aunque sea verano. El aire acondicionado es aterrador.

2. Toma mucha agua y evita las bebidas con gas. A pesar de que una copita de vino puede alegrarte la travesía, controla el alcohol. Ya tendrás tiempo  en tierra, sobre todo si puede sentarte mal.

3. No comas demasiado aunque pasen diez veces con zumo de tomate y galletitas saladas. La comida no se digiere igual a tropemil metros de altitud. Además, ten cuidado con lo que engulles antes de viajar. Mejor algo ligero, como me dijo un azafato que sólo tomaba una lata  de atún y que veló por mi salud en un vuelo de La Habana a Madrid, uno de los mas terroríficos de mi existencia. Arroz y frijoles en no muy buen estado fueron los culpables de la debacle .

4. Intenta buscar asientos de pasillo, así te podrás levantar cuando quieras.  Da igual que vayas acompañado,  podéis elegir ambos esta opción cuando hagais el check-in. No va a pasar nada porque corra el aire en medio y te aseguro que estareis más cómodos sin tener que despertar al vecino que igual va roncando.

5. Lleva pastillas para la garganta (el aire acondicionado es traicionero) y todo lo que creas que puedas necesitar.  Si son medicamentos con receta, tenla a mano, a poder ser en el idioma del sitio de destino o al menos en inglés. En algunas aduanas como las de Australia,  son muy extremistas. No te olvides del cepillo de dientes.

6. Carga tu arsenal de libros, guías y revistas. A saber lo que te puede apetecer leer o no leer en tantas horas. También puedes meter en el bolso un cuaderno para anotar lo que se te ocurra o un libro de colorear para pasar un ratito entretenido. Además,  lleva un boli para rellenar los posibles papeles de entrada en el país de destino.

7. Aunque podrás ver películas y escuchar música, valora la opción de conectarte a internet. En Emirates, por ejemplo, tienes dos horas gratis y el trayecto entero por unos ocho euros.

8. Muévete. Estírate. Vete al baño cinco veces. Tus piernas y tu espalda te lo agradecerán. Más de una vez he visto gente que pasa siete horas sin levantarse del asiento.

9. Si puedes, duerme un poco pero busca una posición que no te regale una tortícolis aguda. Yo soy un búho y me es imposible aunque esté agotada. Si nunca tomas pastillas para dormir, no se te ocurra hacer la prueba en un avión. Puedes acabar como uno de los zombies de Thriller.

10. Vive el vuelo con calma y buen humor.  No te  quejes. Seguro que en la mayoría de los casos vas o vuelves de un viaje estupendo.

BSO: Nel blu dipinto di blu (Volare) de Domenico Modugno

© 2018 Noemi Martin. All rights reserved. 

Fin de Semana Cidiano

Catedral de Burgos

Catedral de Burgos

Titiriteros, malabaristas, bufones, vocingleros y también el clero; trovadores cantando a las bellas damas; hombres armados dispuestos a desenvainar su mortal acero, y guerreros de ordenes militares con sus blusones identificativos se pasean por las calles del centro histórico de Burgos. Estamos en el medievo. Hemos retrocedido en el tiempo. Pasar por el Arco de Santa María es entrar en la máquina del tiempo. Un billete de ida a una época pretérita para lo cual la ciudad se transforma por completo para dar el máximo realismo a la escenificación. 

Arco de Santa María

Arco de Santa María

Durante el primer fin de semana de Octubre, la capital castellana recupera su pasado, siendo el protagonista indiscutible Rodrigo Díaz de Vivar, reviviendo ese momento histórico en el cual vivió El Cid. La leyenda del guerrero invicto, conocido y temido en toda Europa, inspiró el más importante cantar de gesta de la literatura española, el “Cantar de mio Cid”.

Monumento a El Cid

Monumento a El Cid

Actividades programadas para todos los públicos durante todo el fin de semana: desfile de la comitiva acompañando al Cid en su entrada a Burgos, el imprescindible pregón, reproducción de escenas lúdicas medievales como los torneos a caballo, tiro al arco y otros juegos. Un mercado medieval bien surtido de dulces y alimentos de primera necesidad. Escenas cotidianas representando los trabajos manuales de la época (herrería y talla de madera, pizarra, soplado de vidrio, esparto y mimbre). La pequeña y sórdida muestra de los instrumentos de tortura usados en la Edad Media pone los pelos de punta y un escalofrío corre por el espinazo solo de pensar en la pobre gente que lo sufrió. El teatro llenó sus butacas durante el fin de semana con la obra “Camino del Destierro”, la representación escénica del momento más duro del Cid cuando tuvo que marchar hacia Valencia expulsado por su Rey, y la no menos cargada de dramatismo “Jura de Santa Gadea y marcha hacia el destierro”. Teatro de calle con los cirujanos barberos recorriendo el mercado ofreciendo remedios insólitos, o los médicos de la peste tan solicitados en ese tiempo, y no podía faltar la temible Santa Inquisición viendo herejes debajo de las piedras (del mercado, claro). La ofrenda floral y entrega de armas sobre la tumba del Cid dió por finalizada la Santa Misa concelebrada en el Altar Mayor de la Catedral. 

Caballero de la Edad Media

Caballero de la Edad Media

Caballeros preparados para los juegos medievales

Caballeros preparados para los juegos medievales

Parada de dulces en el mercado medieval

Parada de dulces en el mercado medieval

Para espíritus elevados, la vida del Cid, con sus curiosidades, hechos y dichos fue el leitmotiv de la conferencia del Dr. Jesús Berzosa; el doctor Alfonso Boix expuso su teoría sobre “El Cantar de Mio Cid y las leyendas europeas”. La ponencia “El Cid en Valencia” corrió a cargo del profesor de historia José Francisco Ballester-Olmos. El documental sobre “El Cid llega a Burgos de la mano de Bienvenido Mr. Heston” fue todo un tributo a esa película épica protagonizada por Charlton Heston y Sofía Loren con 3 nominaciones a los Oscar. Concierto de Música Medieval por el grupo Aldebarán usando reproducciones de instrumentos del medievo. No podía faltar la lectura del “Cantar del Mio Cid”. 

Las armas de los soldados del medievo

Las armas de los soldados del medievo

Instrumento musical de la Edad Media

Instrumento musical de la Edad Media

El Museo de la Evolución Humana (MEF) fue el escenario para realizar las actividades infantiles con sus talleres de “confecciona tu propia túnica de caballero medieval”, “construcción de títeres” así como un concierto didáctico de música para los más pequeños.

Más detalles en Fin de Semana Cidiano

Información práctica de Burgos:

Hoteles

Hotel Rice Bulevar  C/ Bonifacio Zamora, 1 b 09001 Burgos. Práctico hotel próximo al centro de la ciudad, de excelente relación calidad precio. Las habitaciones de la planta 11 gozan de unas vistas impagables a la Catedral de Burgos. 

Hotel Rice Palacio de los Blasones  C/ Fernán González, 10 09003 Burgos. Situado en el centro histórico de la ciudad burgalesa se encuentra este emblemático edificio que otrora fue casona y palacio de la noble familia Rodríguez de Salamanca y Gil Delgado, condes de Berberana. Magnífica restauración de este palacio que le ha devuelto el brillo que tuvo.

Restaurante:

Hotel Rice Palacio de los Blasones C/ Fernán González, 10 09003 Burgos. Todo un referente en la ciudad de Burgos. Elegante comedor principal con techo de cristal que permite ver el cielo estrellado. Ofrecen menú típico burgalés, de degustación y el ejecutivo.

De tapas:

Las tapas y pinchos apetecen a todas horas, y una de las calles dónde hay más concentración de bares es en la de San Lorenzo o de Los Herreros, conocida popularmente de esta última manera porque antiguamente este gremio ocupó este lugar. Locales clásicos como Los Herreros o La Amarilla a los que se han unido La Quinta del Monje o Cuchillo de Palo.

Qué ver:

La Catedral de Burgos, Museo de la Evolución Humana y Atapuerca, Museo de Burgos, el majestuoso Arco de Santa María, Plaza Mayor, Real Monasterio de las Huelgas y la Cartuja de Miraflores.

Qué comprar:

Delicatessen Ojeda de la Calle Vitoria, 5, tienda especializada en productos gourmet, con la imprescindible morcilla de Burgos como producto estrella, junto con su adictivo queso mantecoso o cualquiera de sus dulces expuestos en las vitrinas también son tentadoras opciones para comprar.

Librería de viajes Sedano en Paseo del Espolón, 6 Empresa familiar que desde 1941 está especializada libros de viajes y de naturaleza.

Botería Hijos de Valentín Domingo C/ San Cosme, 15 bajos. Desde 1870 se dedican a la fabricación de botas de vino. Cuatro generaciones dedicadas a este oficio.

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: