Fin de Semana Cidiano

Catedral de Burgos

Catedral de Burgos

Titiriteros, malabaristas, bufones, vocingleros y también el clero; trovadores cantando a las bellas damas; hombres armados dispuestos a desenvainar su mortal acero, y guerreros de ordenes militares con sus blusones identificativos se pasean por las calles del centro histórico de Burgos. Estamos en el medievo. Hemos retrocedido en el tiempo. Pasar por el Arco de Santa María es entrar en la máquina del tiempo. Un billete de ida a una época pretérita para lo cual la ciudad se transforma por completo para dar el máximo realismo a la escenificación. 

Arco de Santa María

Arco de Santa María

Durante el primer fin de semana de Octubre, la capital castellana recupera su pasado, siendo el protagonista indiscutible Rodrigo Díaz de Vivar, reviviendo ese momento histórico en el cual vivió El Cid. La leyenda del guerrero invicto, conocido y temido en toda Europa, inspiró el más importante cantar de gesta de la literatura española, el “Cantar de mio Cid”.

Monumento a El Cid

Monumento a El Cid

Actividades programadas para todos los públicos durante todo el fin de semana: desfile de la comitiva acompañando al Cid en su entrada a Burgos, el imprescindible pregón, reproducción de escenas lúdicas medievales como los torneos a caballo, tiro al arco y otros juegos. Un mercado medieval bien surtido de dulces y alimentos de primera necesidad. Escenas cotidianas representando los trabajos manuales de la época (herrería y talla de madera, pizarra, soplado de vidrio, esparto y mimbre). La pequeña y sórdida muestra de los instrumentos de tortura usados en la Edad Media pone los pelos de punta y un escalofrío corre por el espinazo solo de pensar en la pobre gente que lo sufrió. El teatro llenó sus butacas durante el fin de semana con la obra “Camino del Destierro”, la representación escénica del momento más duro del Cid cuando tuvo que marchar hacia Valencia expulsado por su Rey, y la no menos cargada de dramatismo “Jura de Santa Gadea y marcha hacia el destierro”. Teatro de calle con los cirujanos barberos recorriendo el mercado ofreciendo remedios insólitos, o los médicos de la peste tan solicitados en ese tiempo, y no podía faltar la temible Santa Inquisición viendo herejes debajo de las piedras (del mercado, claro). La ofrenda floral y entrega de armas sobre la tumba del Cid dió por finalizada la Santa Misa concelebrada en el Altar Mayor de la Catedral. 

Caballero de la Edad Media

Caballero de la Edad Media

Caballeros preparados para los juegos medievales

Caballeros preparados para los juegos medievales

Parada de dulces en el mercado medieval

Parada de dulces en el mercado medieval

Para espíritus elevados, la vida del Cid, con sus curiosidades, hechos y dichos fue el leitmotiv de la conferencia del Dr. Jesús Berzosa; el doctor Alfonso Boix expuso su teoría sobre “El Cantar de Mio Cid y las leyendas europeas”. La ponencia “El Cid en Valencia” corrió a cargo del profesor de historia José Francisco Ballester-Olmos. El documental sobre “El Cid llega a Burgos de la mano de Bienvenido Mr. Heston” fue todo un tributo a esa película épica protagonizada por Charlton Heston y Sofía Loren con 3 nominaciones a los Oscar. Concierto de Música Medieval por el grupo Aldebarán usando reproducciones de instrumentos del medievo. No podía faltar la lectura del “Cantar del Mio Cid”. 

Las armas de los soldados del medievo

Las armas de los soldados del medievo

Instrumento musical de la Edad Media

Instrumento musical de la Edad Media

El Museo de la Evolución Humana (MEF) fue el escenario para realizar las actividades infantiles con sus talleres de “confecciona tu propia túnica de caballero medieval”, “construcción de títeres” así como un concierto didáctico de música para los más pequeños.

Más detalles en Fin de Semana Cidiano

Información práctica de Burgos:

Hoteles

Hotel Rice Bulevar  C/ Bonifacio Zamora, 1 b 09001 Burgos. Práctico hotel próximo al centro de la ciudad, de excelente relación calidad precio. Las habitaciones de la planta 11 gozan de unas vistas impagables a la Catedral de Burgos. 

Hotel Rice Palacio de los Blasones  C/ Fernán González, 10 09003 Burgos. Situado en el centro histórico de la ciudad burgalesa se encuentra este emblemático edificio que otrora fue casona y palacio de la noble familia Rodríguez de Salamanca y Gil Delgado, condes de Berberana. Magnífica restauración de este palacio que le ha devuelto el brillo que tuvo.

Restaurante:

Hotel Rice Palacio de los Blasones C/ Fernán González, 10 09003 Burgos. Todo un referente en la ciudad de Burgos. Elegante comedor principal con techo de cristal que permite ver el cielo estrellado. Ofrecen menú típico burgalés, de degustación y el ejecutivo.

De tapas:

Las tapas y pinchos apetecen a todas horas, y una de las calles dónde hay más concentración de bares es en la de San Lorenzo o de Los Herreros, conocida popularmente de esta última manera porque antiguamente este gremio ocupó este lugar. Locales clásicos como Los Herreros o La Amarilla a los que se han unido La Quinta del Monje o Cuchillo de Palo.

Qué ver:

La Catedral de Burgos, Museo de la Evolución Humana y Atapuerca, Museo de Burgos, el majestuoso Arco de Santa María, Plaza Mayor, Real Monasterio de las Huelgas y la Cartuja de Miraflores.

Qué comprar:

Delicatessen Ojeda de la Calle Vitoria, 5, tienda especializada en productos gourmet, con la imprescindible morcilla de Burgos como producto estrella, junto con su adictivo queso mantecoso o cualquiera de sus dulces expuestos en las vitrinas también son tentadoras opciones para comprar.

Librería de viajes Sedano en Paseo del Espolón, 6 Empresa familiar que desde 1941 está especializada libros de viajes y de naturaleza.

Botería Hijos de Valentín Domingo C/ San Cosme, 15 bajos. Desde 1870 se dedican a la fabricación de botas de vino. Cuatro generaciones dedicadas a este oficio.

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

 

 

El Hierro: te mereces esta Isla

En medio del Océano Atlántico hay una isla, o mejor, un continente pequeñito dónde la paz se viste de azul. Este reducto divino alejado de la urgencia y los ruidos se llama El Hierro y es la menor de las Canarias. 
 
El Hierro, Reserva de la Biosfera y Geoparque, es por mérito propio, sinónimo de paz y sosiego. Algo así como un monasterio gigante con aguas cristalinas donde el buceo se convierte en arte, cielos nítidos para hacer parapente, cumbres donde respirar aire limpio, vinos deliciosos y un queso ahumado espectacular. Así que si estás agotado y necesitas un retiro urgente, olvida los cantos gregorianos. Tienes una opción mucho más divertida, completa y volcánica en el Archipiélago Canario. Por mar y aire, el paraíso está a tu disposición. Aquí tienes un boceto. Ven y pinta el resto.
 
El Hierro. Fotografía de Noemi Martin

Embarcadero de las Puntas. Fotografía de Noemi Martin

 
Valverde, El Pinar y La Frontera son los tres municipios que conforman la organización de El Hierro. En el primero se sitúa la capital de la Isla, el Puerto de la Estaca y el aeropuerto. Además,  un original pueblo pesquero donde iniciar tus chapuzones insulares, el Tamaduste. 
 
El Tamaduste. Fotografía de Noemi Martin

El Tamaduste. Fotografía de Noemi Martin

 

También en el municipio de Valverde, es imprescindible tomar un café o disfrutar de una estupenda cena en el Mirador de la Peña, obra del famoso arquitecto canario César Manrique y un prodigio de integración de arquitectura y naturaleza. Desde su terraza, podrás divisar la costa isleña y los Roques de Salmor, santuario de los lagartos gigantes de la Isla, especie en peligro de extinción.  
 
Mirador obra de César Manrique

Vista desde el Mirador de la Peña obra de César Manrique. Fotografía de Noemi Martin

 
Desde aquí,  muy cerca, un lugar realmente mágico. Leyenda, tradición y poesía cuelgan de las ramas del mítico Árbol Garoé, un til (no tilo) encargado de atraer la lluvia y abastecer de agua a la Isla durante siglos. Hoy en su lugar y después de su desaparición por culpa de un huracán, encontramos un árbol de su misma especie. No dejes de visitarlo porque el sitio, cargado de energía ancestral, sigue siendo fascinante.
 
Árbol Garoé

Árbol Garoé. Fotografía de Noemi Martin

 

Al Norte de la Isla, recorre el municipio de La Frontera. En los alrededores de esta animada localidad encontrarás lugares inolvidables como el Charco Azul, las piscinas naturales de las Macetas o el Lagartario del Ecomuseo de Guinea. También las famosas sabinas milenarias, árboles de formas dispares moldeados con gracia  al capricho de los vientos alisios. Si además, pasas un domingo por el pueblo, aprovecha para comprar quesadillas –el dulce a base de queso típico de la Isla-, mermeladas  y fruta ecológica en el mercadillo mañanero. También, cómo no, tómate unos vinos en alguno de los restaurantes y tascas de la zona. El Hierro ofrece caldos deliciosos, producto de una tradición fundamental en la economía de la Isla que se remonta al siglo XVI cuando el inglés John Hill plantó el primer viñedo en tierra herreña. Disfruta de los blancos secos y afrutados, de los tintos potentes y de los amables vinos dulces.  

 
Tanajara 2010 vino tinto de El Hierro

Tanajara 2010 vino tinto de El Hierro. Fotografía de Noemi Martin

   
En El Pinar, el tercer municipio de El Hierro, es visita fundamental un punto de relevancia histórica y geográfica: el Faro de Orchilla, recogido por la cartografía en una esquina de La Tierra desde la época de Claudio Ptolomeo. También los franceses establecieron el meridiano cero en dicha punta en 1634, antes de que a partir de 1884 lo fuera Greenwich. De ahí que El Hierro -el extremo más occidental del mundo hasta el descubrimiento de América-  sea conocida también como la Isla del Meridiano. Además, como dato curioso, El Pinar es el municipio más alejado de la capital del país de la que dista 1.916 km en línea recta.
        
Faro de Orchilla

Faro de Orchilla. Fotografía de Noemi Martin

 
Para los amantes de los fondos marinos, un lugar para archivar en la retina es el conocido como Mar de las Calmas en La Restinga: fondos nítidos con una increíble biodiversidad donde en 2011 un volcán submarino, el Tagoro,  estuvo activo durante casi tres meses. Para los de tierra adentro, este pequeño pueblo es un buen enclave para saborear la calma herreña con un pescadito y una copa de vino a la orilla del mar. De entrante o postre un trozo del queso de cabra ecológico Los Barrancos, del famoso Herreño o del Campos Viejos,  nuestros favoritos.
 
Queso de cabra ecológico elaborado con leche cruda.

Queso de cabra tierno ecológico. Elaborado con leche cruda, de la miniquesería El Barranco

 

También en La Restinga, dentro de El Pinar, aprovecha y disfruta de un baño al abrigo de la lava en las piscinas naturales de Tacorón. No podrás borrar de tus recuerdos viajeros la puesta de sol entre volcanes y agua transparente. 

 
Piscinas naturales de Tacorón

Piscinas naturales de Tacorón. Fotografía de Noemi Martin

 

Para alojarte, tienes numerosas casitas rurales dispersas por la Isla. Algunas, como la preciosa Agua Nueva, admiten mascotas. También puedes alojarte en el delicioso Parador de El Hierro, a pie de playa o en el balneario Pozo de la Salud donde con sus aguas minero-medicinales saldrás como nuevo. El hotel Punta Grande, conocido como el hotel más pequeño del mundo por haber aparecido en el Libro Guinness como tal en 1989, es un establecimiento emblemático situado en un entorno de cuento: el embarcadero de las Puntas.       
 
Hotel Punta Grande.

Hotel Punta Grande. Fotografía de Noemi Martin

 
Aunque no seas creyente, no te marches de esta encantadora Isla sin visitar la ermita de la Virgen de los Reyes. Cada cuatro años, en 2017 ha tocado, la imagen sale del santuario en el Parque Natural de la Dehesa y recorre los pueblos de la Isla acompañada de sus bailarines, al son de chácaras (castañuelas) y tambores. Cuenta la historia que en 1546 un barco que se dirigía hacia América pasó junto a las costas isleñas quedando varado en el Mar de las Calmas. Cuando los alimentos se terminaron, los pastores de El Hierro surtieron de víveres a los marineros que a cambio entregaron, en agradecimiento, una imagen de la Virgen María. En ese momento, dice la leyenda, una suave brisa comenzó a sopar y el barco pudo alejarse camino al Nuevo Mundo.
Ermita de Nuestra Señora de los Reyes

Ermita de Nuestra Señora de los Reyes. Fotografía de Noemi Martin

 

Queda claro que El Hierro por su historia y sus paisajes es una isla milagrosa, sobre todo si necesitas cargar tu batería vital. Así que, no te lo pienses y aprovecha su alquimia disponible en cualquier época  del año: descansa, toma sol, escucha el silencio, mira las estrellas, pasea por sus montes, come bien, vive…
Sé feliz. Te mereces esta Isla.
© 2017 Noemi Martin. All rights reserved.
 

Cerdeña en modo love

Si buscas un rincón del planeta Tierra donde pasar unas vacaciones románticas, aquí llega la última propuesta del Blog Hedonista: Cerdeña. Esta hermosa isla italiana es ideal para dar rienda suelta al amor y la ñoñería. Eso sí, te pedimos que escojas los meses de mayo, junio o septiembre si quieres que tu fogosidad no se vaya al traste entre hordas de turistas invadiendo sus preciosas calas. Aquí tienes diez consejos para recorrer Cerdeña en “modo love”:
 
Primero: Piérdete en las callejuelas de la capital, Cagliari, disfrutando de sus terrazas y restaurantes con tu amante o “amanta”. Mitiga el calor en la playa del Poetto, toma un helado en la Plaza Jenne y una copa de vino con una buena comida sarda y ambiente musical en Sei Ottavi.  Para pasar noche, apunta: Antico Corso Charme, habitaciones sencillas pero maravillosas en un antiguo edificio del siglo XVIII. Y para reponer fuerzas  después de una noche de desenfreno, un suculento desayuno servido con mimo en la habitación.
Cagliari

Cagliari

Antico Corso Charme

Antico Corso Charme

Segundo: Visita las hermosas ruinas de la ciudad fenicia y romana de Tharros, pasando antes por la iglesia paleocristiana de San Giovanni di Sinis para jurarte pasión eterna en el templo más antiguo de la Isla (siglo VI). Al atardecer date un baño en la playa de Is Arutas y pasea por su brillante arena. Recuerda que no podrás llevarte ni un granito porque está protegida. La cena en Oristano, una pequeña y serena ciudad con una estupenda oferta gastronómica. Un ejemplo: el Bleu. Para dormir, elige un hotel tranquilo en pleno centro como el Mariano IV Palace con un personal amable y un reconfortante desayuno.
Ruinas de Tharros

Ruinas de Tharros

Tercero: Desde Oristano dirígete a Bosa para tomar un tentempié en esta romántica y colorista ciudad. A medio día estarás en Alghero, donde podrás disfrutar de sus hermosas calles con sabor catalán y sus terracitas junto al mar. Si buscas tomar un buen vino italiano aderezado con pinchos vascos y pecorino sardo,  la dirección es clara: Sardoa Aperitivo di Vino. No te sorprendas si mientras saboreas tu copa de Cannonau (la garnacha sarda) y mordisqueas el famoso pan Carasau, suena de fondo Ismael Serrano. 
 
Cuarto: Sigue descubriendo la costa Oeste y tómate unos días de relax en El Faro Hotel Spa, situado en el Parque Natural de Porto Conte.  El desayuno y las cenas son deliciosos y tiene un increíble acceso privado al mar. Desde aquí visita las encantadoras playas de la zona y déjate mimar por tu pareja mientras paladeas una copita de Mirto, el licor isleño por excelencia.
El Faro Hotel Spa

El Faro Hotel Spa

Quinto: Recorre el norte de la Isla pasando por sus tranquilas playas y disfruta de un auténtico espresso italiano en el hermoso pueblo medieval de Castelsardo mientras te vigila su imponente castillo.  Después, resérvate unos días, o si puedes, media vida, para soñar despierto en la apacible localidad de Isola Rossa.  Te apuntamos el Hotel Marinedda Thalasso Spa junto a la tranquila playa del mismo nombre, donde morirás de amor con sus cenas y desayunos con vistas al Tirreno, preparados con especial cariño para celiacos y “gluten free”.     
               
Sexto: Toma un ferry en el Puerto de Palau hacia el pequeño Archipiélago de la Maddalena. Tírate al sol en sus calitas escondidas de color verde azulado y cruza hasta la isla de Caprera en coche. Visita la casa de Garibaldi, líder de la unificación italiana, aventurero y un entusiasta galán: tres esposas y alguna que otra amante confirmada. A la vuelta de la visita cultural, un baño en Cala Serena, catalogada como una de las playas más románticas del mundo, también en Caprera. Para cenar, te recomendamos cualquiera de las tabernas del animado puerto de La Maddalena, donde si tienes suerte podrás escuchar algún concierto de música en vivo. Para dormir en plena avenida marítima, un clásico: el Excelsior.    
Costa de la Maddalena

Costa de la Maddalena

Séptimo: Pon a prueba la generosidad de tu acompañante en los escaparates de Porto Cervo. Este pequeño enclave de la Costa Esmeralda es un lugar de encuentro de ricos y famosos. Preciosas casitas mirando a un puerto plagado de yates. Restaurantes y tiendas vip. Y ya sabes que si a estas alturas, tu compañero de viaje no te convence, siempre te quedará la posibilidad de encontrarte a George Clooney tomando un negroni en algún garito cool.
 
Octavo: Disfruta de una jornada de sol mediterráneo en la Cala Capriccioli, una de las más bonitas de Costa Esmeralda. Aprovecha para degustar en cualquiera de los restaurantes de la zona los platos de pasta sardos más conocidos: los culurgiones o los gnochetti sardi. También tienes la opción más playera de los chiringuitos: una Ichnusa (la cerveza más popular de la Isla con más de cien años) y un pulpito y a morir de placer.  
Ichnusa

La cerveza Ichnusa. Recupera el nombre de la antigua denominación griega de esta isla.

Noveno: Pasa una tarde en Olbia, la “ciudad feliz” según los griegos, después de visitar alguno de los yacimientos arqueológicos cercanos. Para la ocasión, cómprate un modelito en cualquiera de las tiendas de Corso Humberto. Si buscas cenar en un sitio clásico, te sugerimos el magnífico Da Paolo y sus platos tradicionales. Si te apetece algo más modernillo y estiloso, prueba el delicioso queso frito en las mesitas exteriores del  Anticas Licanzias. Finaliza la jornada en el Hotel Panorama con increíbles vistas a la ciudad y una terracita espectacular donde tomar una copa en la última planta.                    

 
Décimo: Termina tu viaje recorriendo las playitas naturales y casi desérticas de la costa este de Cerdeña. Como a algunas sólo podrás acceder en barco o a pie tras un buen paseo, estarán casi a tu exclusiva disposición. Cala Luna, Gogone o Goloritze son algunos ejemplos. Disfruta de un último baño en sus aguas transparentes y después despídete de la Isla con la promesa de regresar algún día.      
 
Y recuerda: si a la vuelta de nuestra ruta romántica, con unos kilitos de más –porque en Cerdeña se come muy bien- pero con el torso bien  moreno para estilizar la figura, tu compañero de viaje te propone una nueva aventura, la experiencia hedonista habrá sido un éxito y tendrás que continuar leyendo nuestras recomendaciones para siempre. Que viva l’amore. 

© 2017 Noemi Martin. All rights reserved.

    

 
        

III Premis d’Enoturisme de Catalunya

Para celebrar la tercera Noche del Enoturismo de Catalunya, el pasado 4 de Julio, se eligió el incomparable Castell de Peralada, y en el mismo espacio de los jardines y escenario del Festival Internacional de Música homónimo, se realizó la entrega de premios de esta tercera Edición a cargo del Sr. Octavi Bono, Director General de Turismo.

Nit de l'Enoturisme a Catalunya

Nit de l’Enoturisme a Catalunya. Fotografía de José María Toro

El leitmotiv de este certamen es reconocer las mejores iniciativas enoturísticas en Catalunya, como estímulo a las empresa para que velen por la calidad, sostenibilidad y especialización, así como un incentivo a la mejora continua en sus ofertas para ser más competitivos y atractivos. Para la concesión de los galardones en este 2017 como Año del Turismo Sostenible se ha tenido en cuenta este parámetro de la sostenibilidad.

Laureados por categorías:

  • Bodega: La Vinyeta de Mollet de Peralada en l’Alt Empordà, por su trayectoria como explotación ecológica complementada con otras actividades agrícolas como oliveras, gallinas, miel y ovejas con su respectiva producción de leche. Ofrece actividades a realizar como noche entre viñas y música, poesía, astronomía o visitas nocturnas.
  • Alojamiento y restauración: Mas Llagostera de La Bisbal del Penedès, en el Baix Penedès. Se trata de una casa rural 100% sostenible que entre otras acciones aprovecha los restos de la viña para alimentar la caldera de biomasa que calienta la casa, también es autosuficiente energéticamente con el uso de placas solares y recogida de agua de lluvia. Todo un ejemplo de autogestión de los propios recursos.
  • Experiencias e innovación: La Carretera del Vi que transcurre por siete municipios entre el Penedès i el Garraf. Se trata de la primera Wine Road de España que recupera la histórica vía comercial usada ya por los romanos. Se pueden visitar 13 bodegas y decenas de puntos de interés a lo largo de los 7 municipios repartidos por los 35 kilómetros de esta ruta. Ofrecen la posibilidad de alquilar un coche eléctrico para hacer este recorrido.
Premis Enoturisme 2017

Premis de la III Nit l’Enoturisme de Catalunya 2017 al Castell de Peralada. Pere Duran / Nord Media

Como finalistas de esta convocatoria del 2017 han quedado Alta Alella (Maresme) la Associació de Cuina de l’Empordanet (Baix Empordà) y Viemocions-Sàpiens Travel respectivamente en cada categoría antes descrita.

Estas condecoraciones responden al objetivo principal de posicionar Catalunya como destino enoturístico de referencia a nivel mundial, para ello tiempo atrás se constituyó la Taula d’Enoturisme formada por la Direcció General de Turisme, l’INCAVI, la Agència Catalana de Turisme, los patronatos de las 4 Diputaciones, Turisme de Barcelona, las diferentes DO’s, empresas, bodegas y profesionales vinculados a este sector.

Castell de Peralada

Castell de Peralada. Fotografía de José María Toro

La Agència Catalana de Turisme ha creado la marca Enoturisme Catalunya con el propósito de poner en valor toda la oferta turística relacionada con este sector para su promoción y comercialización.

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

Turismo de montaña y trenes singulares e históricos en Catalunya

La ciudad de Barcelona está claro que es un imán de atracción para el turismo, pero hay vida más allá de la capital catalana. Para todos los que quieran salirse de las visitas clásicas e imprescindibles también se puede optar por otras rutas igual de interesantes, que gracias al transporte público de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya nos acercan a paisajes únicos y especiales, a escasamente una hora de la Ciudad Condal en algunos casos. Una oferta que está abierta para todos: turistas nacionales e internacionales de paso y residentes en Catalunya, y por otro lado para demostrar que la montaña no solamente es para el invierno y que puede ser una alternativa lúdica para escapar de los días calurosos en la gran ciudad.

La división de Turisme i Muntanya de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya es la encargada de gestionar y promover los 5 destinos turísticos de alta montaña así como los diferentes recorridos en tren, a saber: La Molina, la Vall de Núria y Vallter 2000 en el Pirineo Oriental; Espot y Port Ainé en la comarca del Pallars Sobirà. También se encarga del Cremallera y Funiculars de Montserrat así como de los trenes turísticos que representan la historia ferroviaria de Catalunya: el Tren del Ciment (Cemento)  y el Tren dels Llacs (los Lagos). Turistren, el Enotren o el Montserrat Classic Express. Todo con el claro objetivo de desestacionalizar estos puntos turísticos cuando la nieve desaparece, para evitar la desertización humana de estos territorios y por supuesto para crear negocio económico que dinamice todo el territorio catalán.

La estación decana de La Molina ha ampliado sus circuitos en el Bike Park para hacer las delicias de los bikers más experimentados que necesitan descargar adrenalina, pero también con circuitos para todos los niveles. Opciones para los menos aventureros como un paseo hasta el refugio del Niu de l´Àliga con el telecabina o en el telesilla hasta el Cap de Comella y posterior ascenso hacia el Puigllançada a 2.406 metros. El Centre d’Esport Adaptat dispone de bicicletas de montaña adaptadas para personas con alguna discapacidad. Los niños disfrutarán en el Circuito de los Árboles con sus tirolinas, puentes tibetanos, saltos a lo Tarzán entre otros, así como circuitos de interpretación de la fauna salvaje de esta zona.

A Núria se llega con el cremallera, un simpático tren que va subiendo hasta los 2.000 metros de altitud, para encontrarnos un valle dominado por el Santuario que le da nombre y que desde el año 700 d.C. es centro de peregrinación religioso. También es un lugar ideal para desconectar del mundanal ruido (y del móvil) y conectar con la familia y amigos, ya que está preparada para el turismo familiar: senderismo, minibicicletas, paseo en caballos y ponis para los más pequeños de la casa, piscina sensorial o sencillamente no hacer nada y dedicarse a la vida contemplativa.

Vallter 2000 en la comarca del Ripollés a 2.000 metros de altitud es la estación más mediterráneo de los Pirineos. Desde el mirador situado a 2.535 metros se puede ver en días claros la Bahía de Roses. Viajes en telesilla para ver el nacimiento del río Ter y muchas más propuestas. La cafetería restaurante de esta estación ofrece un maridaje con la carne de los Pirineos y los vinos de la D.O. Empordà.

Espot y Port Ainé en la comarca del Pallars Sobirà ofrece rutas para descubrir el Parque Natural, así como deportes para más atrevidos como rafting, barrancos o canoas de río.

La montaña de Montserrat es todo un símbolo religioso y para acercarse hasta allí tenemos la opción del cremallera y disfrutar relajados de la belleza del paisaje hasta alcanzar el Santuario. Los Funiculares de Sant Joan y la Santa Cova nos acercan a los puntos más altos de este macizo, así como a descubrir el conjunto escultórico modernista catalán más importante al aire libre: el rosario monumental con obras de Gaudí y Llimona entre otros.

Funicular de Sant Joan

Funicular de Sant Joan. Fotografía gentileza de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya

El Tren panorámico dels Llacs (tren de los Lagos) es un viaje por unos paisajes incomparables e imperdibles. Desde Lleida hasta la Pobla de Segur pasando por Balaguer, atraviesa 41 túneles y 31 puentes, embalses de Sant Llorenç, Camarasa, Terradets y Sant Antoni así como la zona montañosa del Montsec. Durante el trayecto la compañía “La Cremallera Teatre” se encarga de animar e informar con un tono humorístico y festivo.

El Tren del Ciment (Cemento) recorre un trayecto de 3,5 Kilómetros en un antiguo tren de 4 vagones arrastado por una locomotora diesel. Una línea histórica con más de 100 años de historia que unía la antigua fábrica de cemento Asland de Castellar de n’Hug con Guardiola de Berguedà. Son 4 paradas que merecen bajarse para recorrer a pie la Pobla de Lillet, la Pobla Centre, Jardines de Ca l’Artigas diseñado por Antonio Gaudí a principios del siglo XX, y por último el Museo del Cemento que es un edificio modernista con sus vueltas catalanes y estructuras de hierro forjado.

tren del cemento

Tren del Ciment (cemento) Fotografía gentileza de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya

Turistren es el más nuevo de los proyectos de FGC que acerca los puntos de interés turístico y cultural que se pueden visitar con sus líneas mediante la promoción de billetes combinados. El Enotren aproxima la DO Pla de Bages, la visita al Món Sant Benet, el Museo de la Técnica de Manresa, la Manresa de San Ignacio de Loyola, o la Manresa medieval.

El último en añadirse a esta extensa lista es el Montserrat Classic Express, compuesta de 4 vagones que conservan su original esencia histórica y modernista. Es un viaje a un tiempo pretérito en este convoy recuperado de madera tirado por una locomotora Alstom de 1955 pintada de azul y amarillo que no pasa desapercibida. Comienza su pausado recorrido en Sant Boi de Llobregat hasta llegar a Monistrol para coger el Cremallera de Montserrat con destino el Monasterio. De vuelta los viajeros disfrutarán de una comida basada en productos locales acompañados de vinos y cavas catalanes. Un grupo de actores vestidos de época evocarán ese tiempo pasado donde los viajes en tren tenían un halo romántico.

TREN RESTAURANT  FGC

Montserrat Classic Tren 1890. Fotografía gentileza de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya

Más información de horarios y precios en:

Turisme Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya

La Molina

Vall de Nuria

Vallter 2000

Port Ainé

Espot

Cremallera de Montserrat

Tren dels Llacs

Tren del Ciment

Turistren

Montserrat classic express

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

Israel, land of creation

Los motivos de visitar Israel son muchos y variados. A escasas 5 horas de avión de España, en el otro extremo del Mar Mediterráneo, convierten a este país en un destino vacacional muy apetecible por el amplio elenco de ofertas para todos los gustos: historia y cultura, gastronomía, ocio, deporte y por supuesto religiosos. Evidentemente las visitas pivotan sobre dos destinos principales Jerusalén y Tel Aviv, pero que se le puede añadir otras opciones como el turismo activo y de naturaleza en Negev y Eliat. Quizás la suma de todas ellas junto con el contraste continuo entre modernidad y tradición sea lo que más choca y más impacta al visitante.

La primera sorpresa es reconocer una gran cantidad de nombres que nos evocan nuestra infancia cuando estudiábamos la asignatura de religión, principalmente los lugares biblícos como Nazaret, Belén o Galilea, que a los que nos peinamos canas nos traen inmediatamente a la memoria textos de los Evangelios.

Los amantes del deporte tienen citas ineludibles como las maratons y triatlons de Tel Aviv, Jerusalén, Herzliya y más duras como las del desierto de Negev. Pruebas ciclistas como Arad Gran Fondo que pasa por el punto más bajo del planeta o Epic Israel que transcurre por algunos de los lugares Santos del estado.

La rica gastronomía está contaminada de las multiples influencias recibidas como consecuencia de la diáspora judía y su vuelta a la Tierra Prometida así como de las influjos de Oriente Medio.

Tel Aviv-Yafo, usualmente conocida como Tel Aviv, significa Colina de la Primavera, es una ciudad cosmopolita y centro de negocios del país. Para los compradores compulsivos está el edificio Torre de la Ópera que es un gran centro comercial y de entretenimiento. En el Barrio de los Yemenitas está situado el mercado Carmel, uno de los más grandes al aire libre de Oriente Medio y el Mercado de las Pulgas para los buscadores de buenos precios. Para visitas culturales es imprescindible el Museo de las Diásporas dentro del campus de la Universidad de Tel Aviv con didácticas explicaciones sobre los judíos exiliados. El Museo de la Tierra de Israel está situada alrededor de los restos de una ciudad de los filisteos y está dedicado al pasado del país. La ópera israelí está en el Centro Golda Meir de Artes Escénicas, y que rinde tributo a la desaparecida activista sionista que llegó a ser primer ministra del estado de Israel. La Orquesta Filarmónica de Israel tiene su sede en el Auditorio Mann. Las opciones de gastronomía son muy variadas y las nocturnas le vale el nombre de “la ciudad que nunca duerme”. Yafo, al sur, tiene los mejores restaurantes de pescado del país junto al puerto. La gastronomía ha tenido una gran revolución silenciosa pero efectiva, con ejemplos como Manta Ray Restaurant, Café Xoho y Mizlala, Catit y Lumina estos tres últimos del joven chef Meir Adoni. Para los que no quieran hacer nada se pueden relajar y pasar el día en alguna de sus playas temáticas.

Torre de vigilancia reconvertida en hotel situada en la playa Frishman, Tel Aviv. Fotografía gentileza de Turismo de Israel

Torre de vigilancia reconvertida en hotel pop up hasta la primavera 2017 situada en la playa Frishman, Tel Aviv. Fotografía gentileza del Ministerio de Turismo de Israel

Por su parte la espiritual Jerusalén ha sido escogida como uno de los 25 destinos a visitar en el 2017 por la comunidad de minube compuesta por más de 2MM de viajeros que comparten sus experiencias. También la influyente revista norteamericana Travel-Leisure elige la Ciudad Santa como uno de los 50 destinos gastronómicos del 2017. Varios miles de años de historia al pasear por sus calles y contemplar el  rico legado dejado por todos los que la han poblado, como la muralla de la Ciudad Vieja, arcos romanos de cuando perneció a ese gran Imperio de Roma, fosos bizantinos, la huella de los Cruzados que dejaron su vida por liberar Tierra Santa. Interminables lugares para recorrer y que son icono de las 3 religiones monoteístas asentadas en esta ciudad: el Muro de las Lamentaciones, las mezquitas del Monte del Templo, la Vía Dolorosa, la Basílica del Santo Sepulcro que está custodiada por 3 confesiones cristinas: católicos, armenios ortodoxos y ortodoxos. La ciudad también es la sede del Patriarca Ortodoxo de Jersusalén y catedral del Patriarcado Latino de Jerusalén. El Santuario del Libro guarda celosamente los Rollos del Mar Muerto o de Qumrán, y también los pergaminos del Códex Aleppo, el más antiguo y completo manuscrito del Tanaj de acuerdo con la Masora Tiberiana. La oferta museística no tiene parangón: Museo de Israel, del Islam,  Tierras de la Biblia o restos arqueológicos como la Torre de David. La gastronomía tiene buenos referentes como Ishtabach  dónde se puede disfrutar el shamburak kurdo, pastel de carne y patatas con chimichurri. En Machneyuda hay que probar el tartar de ternera con dulces ciruelas.

Vista aérea de la ciudad de Jerusalén. Fotografía gentileza de la Oficina de Turismo de Israel

Vista aérea de la ciudad de Jerusalén. Fotografía gentileza del Ministerio de Turismo de Israel

El Mar Muerto está situado a 400 metros por debajo del nivel del mar, y es el punto más bajo de la Tierra. Es una zona privilegiada libre de polen como consecuencia de la elevada presión atmosférica y la filtrada radiación solar. Hay que disfrutar del flotamiento sin hacer ningún esfuerzo gracias a su alta salinidad. Las propiedades curativas las hacen también muy interesante para el turista de balneario y sumergirse en piscinas de agua sulforosa o untarse con barro nego para mejorar nuestra piel por la riqueza de minerales. En Masada, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001 hay que visitar donde estaba el palacio construido por Herodes. La Reserva Natural de Ein Guedi por su extraordinaria fauna y flora única. El Desierto de Judea sobrecoge cuando se practica escalada o rapel y por supuesto visitar las cuevas de Qumrán donde se hallaron felizmente los valiosísimos rollos del Mar Muerto.

Galilea merece un capítulo entero por la belleza de sus paisajes. En la Baja Galilea están situados el Valle de Jezreel, muy apreciada en tiempos pretéritos por sus posición estratégica. Los kibutz como proyecto social de aldeas colectivas y que fue primordial para el desarrollo de la agricultura israelí. La ciudad de Tiberias (Tiberíades ) junto al Lago o Mar de Galilea constituye una ciudad de veraneo activo todo el año. Interesantes visitar Cafarnaúm, el Monte de las Bienaventuranzas, Nazaret, el Monte Tabor o el evangélico río Jordán dónde fue bautizado Jesús por su primo Juan el Bautista. Betseán es un sitio arquelógico de grandes proporciones y con continuas revelaciones de su pasado. La Alta Galilea guarda bosques, montañas, arroyos y cascadas para un turismo más activo. Fortalezas de la época de los cruzados y de la dominación musulmana conviven con sinagogas de la época del Talmud, templos romanos y palacios cananeos. La ciudad más importante de esta región es Safed, cuna del misticismo judío y de la Cábala. La cascada de Banias, la reserva de Jula o Tel Jatzor son otros atractivos más.

La costa del Mediterráneo está salpicada de lugares interesantes como Rosh Hanikrá con grutas y cuevas excavadas por el bravío mar en los calcáreos acantilados. Las hermosas playas de Naharía ideales para practicar windsurfing. La amurallada San Juan de Acre mil veces tomada y recuperada por cruzados y musulmanes, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001. Haifa a caballo entre el Monte Carmelo y sus playas. Dor presume de bellísimas playas que compite con Netania, la Rosa del Sharón, y con Herzelía.

El desierto de Néguev entre el Mediterráneo, la península del Sinaí, las montañas de Moab y el desierto de Judea. Este paisaje de dunas, montañas estériles y formaciones rocosas, fue testigo mudo durante cientos de años de las caravanas de camellos que hacían la Ruta de las Especias desde el Oriente más lejano hasta el Mediterráneo.

Después de atravesar el árido Néguev se llega a Eilat sobre el Mar Rojo, conocida por ser dónde desembarcó la Reina de Saba en su visita a la corte del Rey Salomón. El buceo y los deportes acuáticos junto a delfines, excursiones por el desierto en vehículos todo terrenos o a lomos de camellos, la Ciudad de los Reyes o la Reserva Natural de Corales considerado como uno de los más bellos arrecifes del mundo. La Reserva Natural de Timna o Hai Bar dedicada a la recuperación de la fauna mencionada en el Antiguo Testamento también son puntos a visitar.

Más información en Turismo de Israel

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

La Gomera: silba un deseo

Si estás preparando una escapada y eres incapaz de decidirte entre la playa y el monte. Si buscas un destino natural con un toque de historia y tradición. Si estás estresado. Si eres amante de la buena gastronomía, los deportes náuticos y el senderismo. Si en definitiva eres un alma libre, para en seco y reserva tu billete al paraíso: has encontrado el lugar perfecto. La  pequeña isla de La Gomera, declarada reserva de la Biosfera por la Unesco, ha sido puesta en el mapa sólo para ti.

Retrocedamos en el tiempo. Estamos en 1492 y Cristóbal Colón pasa por La Gomera, arregla el timón de la Pinta y de paso tiene un affaire con la bellísima señora de la Isla, Beatriz de Bobadilla,  antigua amante de Fernando el Católico y conocida como “la dama sangrienta”. Vaya mezcla. Parece que el famoso conquistador, regresaría a la Isla en otra expedición a buscar aprovisionamiento, según se dice también de tipo carnal. Culebrones aparte, de aquella época, la de la conquista y la lucha aborigen queda como memoria en piedra la Torre del Conde, refugio de la elite señorial, que podrás visitar en San Sebastián, la capital de la Isla,  junto con la Casa de la Aduana y la Casa de Colón.

Valle Gran Rey. Fotografía de Noemi Martin

Valle Gran Rey. Fotografía de Noemi Martin

Además de una interesante y curiosa historia por la que transitar, la Gomera cuenta con una extraordinaria red de senderos de la que disfrutar. Mas de seiscientos kilómetros que discurren entre barrancos, caminos serpenteantes,  nubes arrastradas por los vientos alisios y una hermosa vegetación liderada por laurisilva canaria, un tipo de bosque subtropical que encuentra su máxima expresión en el inigualable Parque Nacional de Garajonay. Disfruta de los paisajes, respira aire puro y descansa en alguna de las pequeñas ermitas y caseríos que salpican los caminos gomeros.

Si después de un largo paseo, se empieza a mover algo en tu interior, la gastronomía isleña alimentará tus antojos más profundos. Los dulces y los salados. La repostería de la Isla es uno de sus mayores atractivos. Nadie puede resistirse a los rosquetes de manteca, la torta bilana y las famosas galletas gomeras, puro vicio con sabor a tradición. La miel de palma es otro de los “must” de La Gomera: la savia de la palmera, conocida como guarapo, se recoge y se cuece durante horas. El resultado es un delicioso y original manjar que además de aderezar los platos más sugerentes, cuenta con múltiples propiedades medicinales. Si además de dulce tu cuerpo te pide algo contundente y con sabor potente prueba el almogrote. Este “paté” de queso añejo de cabra u oveja con un toque picante, más o menos fuerte, no te dejará indiferente. Combínalo con un vino de la Isla, un plato de potaje de berros con gofio y un pescadito fresco con mojo verde y te aseguro que empezarás a silbar de alegría. Quién sabe si con la emoción del momento, te animas a aprender silbo gomero: un maravilloso lenguaje que surca laderas y barrancos y que forma parte del patrimonio cultural del Archipiélago.

Playa de Santiago. Fotografía de Noemi Martin

Playa de Santiago. Fotografía de Noemi Martin

Además de naturaleza salvaje en espectaculares bosques como el del Cedro, en el municipio de Hermigua, la Gomera tiene una costa atractiva en la que tomar sol casi todo el año, darte un buen baño en aguas cristalinas y hacer deporte. Noventa kilómetros en los que encontrarás brillantes playas de arena negra y pueblos animados como Valle Gran Rey y Playa Santiago donde disfrutar de la gastronomía de la zona y poner el off a todas tus obligaciones diarias. Incluso las más complicadas. Y si no, que se lo pregunten a la canciller Ángela Merkel, asidua y enamorada de esta isla desde los años setenta.

No importa lo que estés buscando. No importa que aún no lo sepas. Deja de leer. Silba un deseo y encuéntralo en La Gomera.

BSO Sílbame de Samuel Bento con Rogelio Botanz y Benito Cabrera.

© 2017 Noemi Martin. All rights reserved.

 

A %d blogueros les gusta esto: