El Hierro: te mereces esta Isla

En medio del Océano Atlántico hay una isla, o mejor, un continente pequeñito dónde la paz se viste de azul. Este reducto divino alejado de la urgencia y los ruidos se llama El Hierro y es la menor de las Canarias. 
 
El Hierro, Reserva de la Biosfera y Geoparque, es por mérito propio, sinónimo de paz y sosiego. Algo así como un monasterio gigante con aguas cristalinas donde el buceo se convierte en arte, cielos nítidos para hacer parapente, cumbres donde respirar aire limpio, vinos deliciosos y un queso ahumado espectacular. Así que si estás agotado y necesitas un retiro urgente, olvida los cantos gregorianos. Tienes una opción mucho más divertida, completa y volcánica en el Archipiélago Canario. Por mar y aire, el paraíso está a tu disposición. Aquí tienes un boceto. Ven y pinta el resto.
 
El Hierro. Fotografía de Noemi Martin

Embarcadero de las Puntas. Fotografía de Noemi Martin

 
Valverde, El Pinar y La Frontera son los tres municipios que conforman la organización de El Hierro. En el primero se sitúa la capital de la Isla, el Puerto de la Estaca y el aeropuerto. Además,  un original pueblo pesquero donde iniciar tus chapuzones insulares, el Tamaduste. 
 
El Tamaduste. Fotografía de Noemi Martin

El Tamaduste. Fotografía de Noemi Martin

 

También en el municipio de Valverde, es imprescindible tomar un café o disfrutar de una estupenda cena en el Mirador de la Peña, obra del famoso arquitecto canario César Manrique y un prodigio de integración de arquitectura y naturaleza. Desde su terraza, podrás divisar la costa isleña y los Roques de Salmor, santuario de los lagartos gigantes de la Isla, especie en peligro de extinción.  
 
Mirador obra de César Manrique

Vista desde el Mirador de la Peña obra de César Manrique. Fotografía de Noemi Martin

 
Desde aquí,  muy cerca, un lugar realmente mágico. Leyenda, tradición y poesía cuelgan de las ramas del mítico Árbol Garoé, un til (no tilo) encargado de atraer la lluvia y abastecer de agua a la Isla durante siglos. Hoy en su lugar y después de su desaparición por culpa de un huracán, encontramos un árbol de su misma especie. No dejes de visitarlo porque el sitio, cargado de energía ancestral, sigue siendo fascinante.
 
Árbol Garoé

Árbol Garoé. Fotografía de Noemi Martin

 

Al Norte de la Isla, recorre el municipio de La Frontera. En los alrededores de esta animada localidad encontrarás lugares inolvidables como el Charco Azul, las piscinas naturales de las Macetas o el Lagartario del Ecomuseo de Guinea. También las famosas sabinas milenarias, árboles de formas dispares moldeados con gracia  al capricho de los vientos alisios. Si además, pasas un domingo por el pueblo, aprovecha para comprar quesadillas –el dulce a base de queso típico de la Isla-, mermeladas  y fruta ecológica en el mercadillo mañanero. También, cómo no, tómate unos vinos en alguno de los restaurantes y tascas de la zona. El Hierro ofrece caldos deliciosos, producto de una tradición fundamental en la economía de la Isla que se remonta al siglo XVI cuando el inglés John Hill plantó el primer viñedo en tierra herreña. Disfruta de los blancos secos y afrutados, de los tintos potentes y de los amables vinos dulces.  

 
Tanajara 2010 vino tinto de El Hierro

Tanajara 2010 vino tinto de El Hierro. Fotografía de Noemi Martin

   
En El Pinar, el tercer municipio de El Hierro, es visita fundamental un punto de relevancia histórica y geográfica: el Faro de Orchilla, recogido por la cartografía en una esquina de La Tierra desde la época de Claudio Ptolomeo. También los franceses establecieron el meridiano cero en dicha punta en 1634, antes de que a partir de 1884 lo fuera Greenwich. De ahí que El Hierro -el extremo más occidental del mundo hasta el descubrimiento de América-  sea conocida también como la Isla del Meridiano. Además, como dato curioso, El Pinar es el municipio más alejado de la capital del país de la que dista 1.916 km en línea recta.
        
Faro de Orchilla

Faro de Orchilla. Fotografía de Noemi Martin

 
Para los amantes de los fondos marinos, un lugar para archivar en la retina es el conocido como Mar de las Calmas en La Restinga: fondos nítidos con una increíble biodiversidad donde en 2011 un volcán submarino, el Tagoro,  estuvo activo durante casi tres meses. Para los de tierra adentro, este pequeño pueblo es un buen enclave para saborear la calma herreña con un pescadito y una copa de vino a la orilla del mar. De entrante o postre un trozo del queso de cabra ecológico Los Barrancos, del famoso Herreño o del Campos Viejos,  nuestros favoritos.
 
Queso de cabra ecológico elaborado con leche cruda.

Queso de cabra tierno ecológico. Elaborado con leche cruda, de la miniquesería El Barranco

 

También en La Restinga, dentro de El Pinar, aprovecha y disfruta de un baño al abrigo de la lava en las piscinas naturales de Tacorón. No podrás borrar de tus recuerdos viajeros la puesta de sol entre volcanes y agua transparente. 

 
Piscinas naturales de Tacorón

Piscinas naturales de Tacorón. Fotografía de Noemi Martin

 

Para alojarte, tienes numerosas casitas rurales dispersas por la Isla. Algunas, como la preciosa Agua Nueva, admiten mascotas. También puedes alojarte en el delicioso Parador de El Hierro, a pie de playa o en el balneario Pozo de la Salud donde con sus aguas minero-medicinales saldrás como nuevo. El hotel Punta Grande, conocido como el hotel más pequeño del mundo por haber aparecido en el Libro Guinness como tal en 1989, es un establecimiento emblemático situado en un entorno de cuento: el embarcadero de las Puntas.       
 
Hotel Punta Grande.

Hotel Punta Grande. Fotografía de Noemi Martin

 
Aunque no seas creyente, no te marches de esta encantadora Isla sin visitar la ermita de la Virgen de los Reyes. Cada cuatro años, en 2017 ha tocado, la imagen sale del santuario en el Parque Natural de la Dehesa y recorre los pueblos de la Isla acompañada de sus bailarines, al son de chácaras (castañuelas) y tambores. Cuenta la historia que en 1546 un barco que se dirigía hacia América pasó junto a las costas isleñas quedando varado en el Mar de las Calmas. Cuando los alimentos se terminaron, los pastores de El Hierro surtieron de víveres a los marineros que a cambio entregaron, en agradecimiento, una imagen de la Virgen María. En ese momento, dice la leyenda, una suave brisa comenzó a sopar y el barco pudo alejarse camino al Nuevo Mundo.
Ermita de Nuestra Señora de los Reyes

Ermita de Nuestra Señora de los Reyes. Fotografía de Noemi Martin

 

Queda claro que El Hierro por su historia y sus paisajes es una isla milagrosa, sobre todo si necesitas cargar tu batería vital. Así que, no te lo pienses y aprovecha su alquimia disponible en cualquier época  del año: descansa, toma sol, escucha el silencio, mira las estrellas, pasea por sus montes, come bien, vive…
Sé feliz. Te mereces esta Isla.
© 2017 Noemi Martin. All rights reserved.
 

Maná 75º

Maná 75º no podía estar mejor situado: junto al Mar Mediterráneo para ofrecer todo lo mejor que este espacio acuoso nos proporciona. En un entorno de pescadores: el barrio de la Barceloneta. Y con un claro objetivo como dice su eslogan: “Disfruta, comparte, come, bebe, pero sobre todo vive cada momento”. Porque el carácter latino es así, de compartir, de hablar, de reír, mientras comemos y bebemos y estamos disfrutando de ese gran momento, por eso nos gustan tanto las mesas redondas (aquí las hay) para poder sociabilizar el máximo posible con nuestros compañeros de mesa, así como también porque nos permite compartir platos diferentes.

El local está planteado como un teatro, dónde la cocina a la vista y su 19 paelleros están situados en el escenario, en un plano más alto que la platea, para que los comensales puedan disfrutar observando el ritmo frenético de los chefs. Es un espectáculo ver actuar a los cocineros delante de las paellas, como virtuosos músicos de una orquesta dando forma a ese plato tan deseado y que nos hace salivar como el perro de Pavlov. Doce variedades difetrentes de arroces y paellas se preparan en ese largo mostrador de 20 metros. Es un espacio amplio, con mucha luz que entra a raudales por sus enormes cristaleras, con una decoración fresca salpicada de telas a rayas para colorear y dar calidez a este gran comedor. Diseño que lleva el sello del prestigioso estudio de arquitectura Turull Soresen.

Recetas tradicionales que todos guardamos en nuesta memoria sensorial pero que en Maná 75º se revisan para actualizarlas y modernizarlas sin perder un ápice de ese sabor y aroma. Arroces como el Sarandonga (de bacalao y setas) en claro homenaje a la contagiosa rumba magistralmente interpretada por Lolita, la hija de la Faraona, que a su vez es una adaptación de la original de Company Segundo; la de lubina o la de foie y setas, son las grandes estrellas de esta casa de comidas. Platos sorprendentes como el Singapur Day (bogavante y mejillones braseados a la salsa Singapur acompañado de la frescura del cilantro y la cebolla tierna) o el Huevo con bacon temptation (huevo a baja temperatura con papada asada en su jugo).

Maná es ese manjar milagroso, y el número que acompaña al nombre del restaurante es una clara referencia a los 75º grados centígrados necesarios para garantizar un fondo sabroso en los caldos y fumets que se elaboran a fuego lento.

Platos degustados:

  • Ensalada de contrastes: Escarola frisée, con brunoise de frutos rojos y queso de cabra. Aliñada al aceite de trufa y parmesano, con manzana caramelizada y virutas de foie.
  • Ensalada de mango y nube de parmesano: Bouquet de ensaladas frescas y brotes con nube de parmesano, mango en rondelle y su no coulis. Aromatizada con una vinagreta suave a la mostaza.
  • Ensalada de langostinos y ajo blanco de almendras: Manto crujiente de arroz que esconde unos langostinos al vapor en ajoblanco de almendras marcona, con mayonesa de plancton, brotes de wakame y suave aroma de sichimi
  • Crakets de arroz negro: Croquetas de arroz negro, rebozadas en harina de arroz y garbanzos, con torreznos.
  • Fish and chips: Rodaballo frito con patata platillo, salsa hoisin de fresa, lima y mojo verde.
  • Singapur Day: un plato bien completo a base de pan chino para mojar a discreción en la salsa Singapur,  bogavante y mejillones braseados. Para chuparse los dedos.
Singapur Day

Singapur Day

  • Arroz con chipirones y calamares braseados y almejas.
Arroz con chipirones, calamares y almejas

Arroz con chipirones, calamares y almejas

  • Pastelito de algarroba.
  • Espuma de crema catalana.
Espuma de crema catalana

Espuma de crema catalana

Maná 75º Passeig Joan de Borbó, 101 Barcelona. Teléfono 938 326 415 Parking gratuito en el Hotel W.

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

 

Pop-up de Casa Corona en Barcelona

Después de su gran éxito de público en Madrid, Casa Corona se instala por un tiempo limitado en Barcelona desde el 7 de Septiembre hasta el 14 de Octubre, con el claro objetivo de hacernos menos traumático esa rentrée o vuelta a la rutina después del necesario parón vacacional. En definitiva, para que el cambio de colores (azules, blancos, y otros tonos muy vivos por los ocres, marrones y grises más apagados) y de estación (ese paso de días eternos de verano por jornadas más cortas) sea más llevadero.

Casa Corona pop up

Pop-up de Casa Corona. Fotografía gentileza de Casa Corona

El espacio elegido, ROC35, no ha sido casual ni tampoco su ubicación en el vibrante barrio barcelonés del Poble Nou. Todo ha sido muy premeditado, por un lado este distrito está viviendo continuamente una serie de cambios gracias a la gentrification, y por otro lado porque este local a pie de calle, antiguamente una fábrica de harinas y hoy se ha reconvertido en un excitante sito donde pasa todo lo que tiene que pasar en la Ciudad Condal. Un oasis urbano, vamos, para disfrutar de una buena cerveza con los amigos o de alguna de sus actividades en su privilegiado patio o en su interior si amenaza tormenta.

Pop-up Casa Corona.

Pop-up Casa Corona. Fotografía gentileza de Casa Corona

Una más que interesante programación de talleres, en gran parte gratuitos, que giran en torno a los 5 referentes estéticos de la marca: la música, la gastronomía, el deporte, la creatividad y la moda.

Como puntal del calendario de actividades es su elenco de músicos que pasarán por este escenario: Mr. Kilombo, Iseo & Dodosound, Depedro, The New Raemon, Bely Basarte, Villanueva, Alice Wonder, The Crabapples, Niña Vintage y Carlos Sadness entre otros. Serán gratuitos hasta completar aforo, previa inscripción en Casa Corona

Pop-up Casa Corona

Pop-up Casa Corona. Fotografía gentileza de Casa Corona

La oferta gastronómica incluye sábados de brunch y domingos de aperitivo + DJ. Los viernes abrirán a partir de las 12h para poder comer y comenzar un atractivo fin de semana. Los talleres culinarios irán desde hacer pan de masa madre con cerveza, creación de tapas creativas con el chef italiano Ascanio Panutti, de platillos mexicanos, así como preparar aperitivos con deliciososo pescados de Peix al Plat.

Pop-up Casa Corona

Pop-up Casa Corona. Fotografía gentileza de Casa Corona

Relacionados con el deporte, los sábados por la mañana a las 10h habrá clase de yoga, y la surfista Aritz Aranburu nos dará un baño, sin mojarnos obviamente, sobre el mundo del surf.

La creatividad y la moda pivotarán alrededor de un taller sobre el arte de hacer pajaritas con Peseta o sobre el diseño de joyas con Papiroga.

Más información de la programación en Casa Corona

Roc35 Pasaje Mas Oliver, 8 Barcelona.

Del 7 de Septiembre al 14 de Octubre de 2017.

Horarios: lunes cerrado, de martes a jueves de 17h a 00h, de viernes a domingo de 12h a 00h.

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

 

Masala73 Curry Bar

De nuestras ansias de viajar y explicar lo que hemos probado por un lado, y por otro, la llegada a Barcelona de ciudadanos de lejanas latitudes del mundo que han traído sus costumbres y su gastronomía, han propiciado la creación de restaurantes con las ricas y diferentes creaciones de estos países. De esta forma, sin apenas alejarnos del sofá de casa y sin tener que pasar por el mal trago de las vacunaciones necesarias para visitar estas naciones, hemos conocido otros sabores, aromas y colores a partir de alimentos totalmente desconocidos  por nosotros. La quinoa, el ceviche, los nachos y el curry son ya palabras habituales en nuestro vocabulario diario. 

De esta curiosidad por los sabores picantes y la nueva moda importada de los food trucks y del street food aventuró tiempo atrás, al inquieto Jordi Aros a asociarse con Kuldeep Singh para iniciar un negocio de gastronomía india en una recuperada furgoneta donde ofrecer presentaciones con productos de allí y de aquí y la unión de las técnicas de cocinar originales actualizadas con las nuestras. El resultado han sido unos platos honestos, auténticos y desenfadados que se ha ganado un público de todas las edades y nos ha educado en ese adictivo picante que se queda en la boca. 

El nombre Masala es todo un homenaje, y leitmotiv, a esa mezcla de especias aromáticas originarias de ese gigante país asiático. Este término también se refiere al género que engloba a todos los demás tipos de cine en la India, incluyendo la comedia, el drama, el romance, el de acción, el humor y los siempre alegres números musicales. El número 73 se refiere al año del autobús que les da nombre. 

El nómada autobús Masala73 continúa asistiendo a eventos así como ofrece servicios de catering, mientras que por oposición, el sedentario local del carrer Muntaner, presenta un elenco de platos más elaborados basados en recetas familiares del joven chef hindú y sin tener que esperar a una convocatoria de street food. En este céntrico local barcelonés, el curry es protagonista indiscutible en 4 posibilidades diferentes. Un espacio nada barroco, más bien austero, pero con elementos decorativos claramente identificativos de lo que se cuece aquí y en especial en su horno tandoor. 

Platos degustados:

  • Papadum con salsas de semilla de hinojo y tamarindo; de chutney de mango y cilantro; y,  de yogur y menta y cilantro.
Papadum acompañado de sus salsas

Papadum acompañado de sus salsas

  • Bomba Mumbai: patata, garbanzos, mayonesa de curry y salsa brava para valientes, al estilo de la “bomba de la Barceloneta”.
Bomba Mumbai

Bomba Mumbai

  • Taco Vindaloo: relleno de secreto ibérico, cebolla encurtida y cilantro. Es todo un guiño a la cocina mexicana.
Taco Vindaloo

Taco Vindaloo

  • Delicioso Naan o pan de horno. Para comer a cubos.
  • Curry de pollo.
  • Exquisita pluma ibérica de bellota de matanza marinada con yogur y especias.
Pluma ibérica de bellota

Pluma ibérica de bellota

  • Postre de zanahoria y helado de pistacho de DelaCrem

Masala73 Curry Bar Carrer Muntaner, 152 08036 Barcelona Teléfono 937 978 702

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: