Consejos para vuelos de larga duración

Es mi décima hora de vuelo y escribo estos consejos desde mi móvil, cuando aún me quedan un par de ellas para mi próxima escala. Así, en caliente y con ganas de llegar a casa, me permito ofrecerte algunas ideas para hacer menos agotador el trayecto de ida o vuelta en un vuelo largo:

1. Ponte ropa y calzado cómodos. Nada de vaqueros, taconazos, botas altas o falditas cortas. No se trata de estar divin@ de la muerte sino de no sufrir  apretad@ como una morcilla de Burgos. Yo ahora mismo llevo un pantalón fino y amplio y una camiseta de algodón de manga larga. También un chalequito por si me da frío. Además,  guardo una camiseta de repuesto en la mochila y toallitas refrescantes. No te olvides de meter unos calcetines aunque sea verano. El aire acondicionado es aterrador.

2. Toma mucha agua y evita las bebidas con gas. A pesar de que una copita de vino puede alegrarte la travesía, controla el alcohol. Ya tendrás tiempo  en tierra, sobre todo si puede sentarte mal.

3. No comas demasiado aunque pasen diez veces con zumo de tomate y galletitas saladas. La comida no se digiere igual a tropemil metros de altitud. Además, ten cuidado con lo que engulles antes de viajar. Mejor algo ligero, como me dijo un azafato que sólo tomaba una lata  de atún y que veló por mi salud en un vuelo de La Habana a Madrid, uno de los mas terroríficos de mi existencia. Arroz y frijoles en no muy buen estado fueron los culpables de la debacle .

4. Intenta buscar asientos de pasillo, así te podrás levantar cuando quieras.  Da igual que vayas acompañado,  podéis elegir ambos esta opción cuando hagais el check-in. No va a pasar nada porque corra el aire en medio y te aseguro que estareis más cómodos sin tener que despertar al vecino que igual va roncando.

5. Lleva pastillas para la garganta (el aire acondicionado es traicionero) y todo lo que creas que puedas necesitar.  Si son medicamentos con receta, tenla a mano, a poder ser en el idioma del sitio de destino o al menos en inglés. En algunas aduanas como las de Australia,  son muy extremistas. No te olvides del cepillo de dientes.

6. Carga tu arsenal de libros, guías y revistas. A saber lo que te puede apetecer leer o no leer en tantas horas. También puedes meter en el bolso un cuaderno para anotar lo que se te ocurra o un libro de colorear para pasar un ratito entretenido. Además,  lleva un boli para rellenar los posibles papeles de entrada en el país de destino.

7. Aunque podrás ver películas y escuchar música, valora la opción de conectarte a internet. En Emirates, por ejemplo, tienes dos horas gratis y el trayecto entero por unos ocho euros.

8. Muévete. Estírate. Vete al baño cinco veces. Tus piernas y tu espalda te lo agradecerán. Más de una vez he visto gente que pasa siete horas sin levantarse del asiento.

9. Si puedes, duerme un poco pero busca una posición que no te regale una tortícolis aguda. Yo soy un búho y me es imposible aunque esté agotada. Si nunca tomas pastillas para dormir, no se te ocurra hacer la prueba en un avión. Puedes acabar como uno de los zombies de Thriller.

10. Vive el vuelo con calma y buen humor.  No te  quejes. Seguro que en la mayoría de los casos vas o vuelves de un viaje estupendo.

BSO: Nel blu dipinto di blu (Volare) de Domenico Modugno

© 2018 Noemi Martin. All rights reserved. 

Bao Bao Barcelona

El bao entró con fuerza hace ya algún tiempo para quedarse en nuestra gastronomía. Hasta el punto que no es de extrañar encontrarlo en versión sofisticada y con ingredientes más exclusivos en la carta de muchos restaurantes de campanillas. El bao viene a ser como nuestro mollete de toda la vida pero cocido al vapor y mucho más etéreo casi como comer una nube. Habitual en la cocina china, se inspira en definitiva en el street food asiático. Conquistó previamente icónicas plazas creadoras de tendencias como Londres, Berlin y Nueva York para hacerse un hueco en el resto de ciudades imitadoras de las primeras.

Este tipo de pan, el bao, que se elabora al vapor y originario del gigante país chino, es de forma ovalada para envolver el relleno y que puede ser de productos de aquellas latitudes, de otras más internacionales e incluso de otros más innovadores.

En el elenco de baos de la carta de este restaurante, se ofrecen diferentes variedades que son todo un guiño a su nombre en el relleno: Gandhi, Confucius, Obama, Ho Chi Minh, Ulises, Vietnamita, Dalai, y la opción bao burger “Bruce Lee“. Opción de Ramén vegetariano y estilo vietnamita. En el apartado de bebidas no podían faltar representativas del continente asiático: la cerveza vietnamita Saigon, y la Tiger de Singapur. La coctelería también está inspirada en productos de ese gran continente.

Sus precios populares así como su rompedor concepto le ha permitido conseguir una   clientela fiel en este barrio de Sants.

Platos degustados:

Ensalada de Cole Nappa con verduras, menta fresca y chips de gambas.

Ensalada de cole nappa

Ensalada de cole nappa

Bao Burger “Bruce Lee” preparado con carne 100% wagyu, berros, daikon y albahaca fresca.

Bao Burger

Bao Burger

Bao Gandhi de tofu, berenjena y shiitake a la plancha, salsa reducida de coco, salsa hoisin de la casa, cebolla tierna y menta.

Bao Dalai con un mix especial de setas, ajos tiernos y mayonesa de jengibre casera como opción vegetariana.

Bao Gandhi y Dalai

Bao Gandhi y Dalai

Bao Obama de pollo en salsa BBQ, pepinillos, cebolla frita y perejil.

Bao Obama

Bao Obama

Ramen Mi Chay de verduras tostadas y setas con huevo, daikon y tofu frito también en la opción vegetariana.

Ramén Mi Chay

Ramen Mi Chay

La opción dulce: bao frito relleno de tentadora Nutella, helado de té matcha y mango pudding.

Bao frito relleno de Nutella, helado de té matcha y mango pudding

Bao frito relleno de Nutella, helado de té matcha y mango pudding

Bao Bao Barcelona Carrer de Riego, 23 08014 Barcelona

© 2018 José María Toro. All rights reserved. 

Citizen Café

A pocos metros del centro neurálgico de la Ciudad Condal, la Plaça Catalunya, por donde pasa todo lo que tiene que pasar en Barcelona, está situada la Plaça Urquinaona que va ganando día a día locales atractivos para que los residentes y visitantes se paren a disfrutar de la productos catalanes con tintes internacionales. Es el caso de Citizen Café y su brunch de los fines de semana de 10:30 a 16:30h. Ese momento gastronómico único del fin de semana que cada vez va ganando más adeptos, como continuación a una noche bohemia y para seguir compartiendo con amigos y/o familia. Después de trasnochar, toca levantarse con ojeras de oso panda, y esconderlas con gafas de sol modelo soldador, para continuar bebiendo emociones en esa comida que une lo mejor del desayuno con la comida del mediodía. Maravilloso invento inglés, según wikipedia, que ya tiene más de 100 años de antigüedad.

Citizen Café

Citizen Café

Citizen Café está decorada con maderas hasta media altura que le da calidez nórdica, aunque aquí no suframos de sus rigores térmicos, y el resto de pared deja a la vista ladrillos de obra vista. Libros de una época pasada en los anaqueles también de madera. Lámparas, mesas y sillas recuperadas de una vida anterior y que vuelven a tener utilidad. Maletas y cestas que son improvisados contenedores de libros. Cajas de fruta antiguas son ahora estanterías para exponer sifones y otros objetos de un tiempo pretérito. Mapas geográficos y de plantas nos devuelve a una niñez analógica a los que nos peinamos canas. Lavabos con simpática simbología de identificación del masculino y femenino: un libro del oeste (chicos) y de mujercitas (chicas)

El brunch se puede acompañar de refrescantes zumos vigorizantes, cocktails, cervezas artesanas y por supuesto del vermut de la casa.

Platos degustados:

  • Nachos pulled pork con queso cheddar fundido, sour cream, guacamole casero, pico de gallo, jalapeños, pulled pork y huevo pochado.
Nachos pulled pork

Nachos pulled pork

  • Huevo pochado, parmentier de patata y trufa.
  • Cheeseburger: 150 gramos de ternera, queso cheddar y pepinillos.
Cheeseburger

Cheeseburger

  • Bagel de salmón ahumado con espinaca fresca, crema de queso y mostaza de eneldo.
Bagel de salmón

Bagel de salmón

  • Pancakes con crème fraîche, frutos rojos y sirope de arce.
Pancakes

Pancakes

  • Carrot Cake
Carrot Cake

Carrot Cake

Citizen Café Plaça d’Urquinaona, 4 Barcelona Teléfono 933 155 961

© 2018 José María Toro. All rights reserved. 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: