Ginmouth by Sergio Padilla. La ginebra de edición limitada y exclusiva de Boca Chica en Barcelona

IMG_3533

Cóctel Dry Martini preparado con Ginmouth by Sergio Padilla

 

En la foto superior se trata del nuevo cóctel Dry Martini preparado con la exclusiva ginebra Ginmouth by Sergio Padilla y que solamente se puede disfrutar en Boca Chica de Barcelona, la coctelería de autor de Boca Grande.

Cóctel preparado con la nueva ginebra de edición limitada y numerada de 3.000 botellas, que tiene los matices de barrica donde había contenido anteriormente dry vermouth durante más de 5 años. El nombre comercial elegido es una clara declaración de intenciones, se trata de la unión de las dos palabras que caracterizan este gin tan especial como único, Gin y Mouth de Vermouth

Sergio Padilla responsable de coctelería de Boca Chica consiguió 5 barricas y las llevó a la destilería Beveland en Olot y una vez allí las rellenaron con un 99% de ginebra muy seca y mucho enebro. Le añadieron un 1% de vermut reserva dry el cual habían destilado previamente. La fórmula envejeció durante 18 meses para conseguir la untuosidad deseada. De esta manera se consiguió las cantidades exactas de la receta más seca que existe del Dry Martini, dándole una personalidad propia gracias a las notas de madera de la barrica donde maduró su carácter.

La botella y la etiqueta es un diseño del reconocido creador José María Morera de Morera Design.  Su propósito ha sido expresar la exclusividad de esta edición limitada con la elegante tipografía. 

Boca Grande es el sofisticado restaurante de la planta baja de una antigua casa residencial en el milagroso oasis del Passatge de la Concepció en l’Eixample barcelonés, donde se sirven platos basados en excepcional materia prima, en especial de pescados y mariscos fresquísimos. Su exquisita decoración es obra del aclamado interiorista Lázaro Rosa Violán. Actúa como social club para las celebrities residentes en la Ciudad Condal y también para las que están de paso. El lugar imprescindible donde ver y ser vistos. 

Boca Chica es la coctelería y está situado en el piso superior. Su carácter informal pero con esos toques chics de sofás desgastados y muebles y lámparas de épocas pretéritas que le dan ese punto de club inglés con guiños a su época colonial en África. Se sirven cócteles de autor y clásicos internacionales siempre bajo la atenta mirada de Sergio Padilla. Si Phileas Fogg, el personaje creado por Julio Verne para su inmortal obra «La vuelta al mundo en ochenta días» , viviera en nuestro siglo XXI elegiría a Boca Chica como su club de referencia. 

Interior de Boca Chica

Interior de Boca Chica

 

Imprescindible visitar los lavabos unisex con espejos y macetero gigante que actúa de lavamanos. Una ristra de asientos de terciopelo recuperados de algún teatro que pasó a mejor vida, están situados delante de los escusados para que la espera sea más ligera o para aprovechar y comentar confidencias entre amigos/as o entre parejas. 

Boca Grande y Boca Chica Passatge de la Concepció, 12. 08008 Barcelona. Teléfono 934 675 149. Horario de lunes a domingo de 13 a 24h. 

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Rober Sánchez: «Moverse es un seguro de vida»

«LA ESCUELA ES UN ENTORNO QUE LIMITA EL MOVIMIENTO EN LUGAR DE PROMOVERLO»

IMG_20180731_200341_HDR

Fotografía cedida por Rober Sánchez

 

Rober Sánchez es entrenador personal y educador para el movimiento. Su libro «Camina, salta, baila» debería ser lectura obligada en colegios, universidades o empresas. Lo tengo claro. ¿Sabes cuántas horas al día pasas frente a una pantalla? ¿Cuánto tiempo estás en una silla? Y a pesar de esos excesos, ¿por qué cuando llegamos a casa después de siete horas en la oficina «descansamos» viendo una serie? La sociedad ha cambiado demasiado en las últimas décadas y no estamos adaptados para vivir como un «cerebro con patas». Es absolutamente antinatural. Además, como explica Sánchez, «sobrevivir ya no requiere movimiento». Podemos ir de la silla de la oficina al sillón de casa y del sillón a la cama gracias a los click de nuestro móvil. Y  no es una película de ficción. Pero, ¿de verdad solo queremos sobrevivir en nuestro paso por el planeta? ¿De veras queremos enfermar por obviar nuestra naturaleza humana? Seguro que no.    

Tu libro no habla de ejercicio sino de «movimiento», así en grande…

Claro. Moverse es mucho más que hacer ejercicio. No es que se excluya el ejercicio, que también significa moverse. Pero, que yo sepa, incluso cuando duermes te mueves. Tus células se mueven. Los intestinos, los pulmones, el corazón… nunca paran. No tienes alternativa. ¿Estás vivo? Te mueves.

Y resulta que yendo al gimnasio tres veces a la semana y pegándome la caminata de los domingos sigo siendo sedentaria… ¡Qué chasco!

Tal vez un poco menos sedentaria que si no lo hicieras pero, al fin y al cabo, sí, lo sigues siendo. Puedes hacer tú misma los cálculos. ¿Cuántas horas tiene una semana? ¿Durante cuántas te mueves de una forma palpable, visible, evidente? No se trata de estar continuamente en movimiento pero, siendo honesta, ¿crees que la proporción entre las dos respuestas es suficiente? Los académicos dirían que eres una persona sedentaria activa. Haces algo de ejercicio pero, si no te mueves más a menudo y pasas mucho tiempo quieta, ya sea sentada o de pie, de base tu estilo de vida es sedentario.

-Dices que el sedentarismo es una «discordancia evolutiva», cuéntanos.

Visualiza como hemos vivido los seres humanos durante más de 200.000 años, antes de la última gran revolución tecnológica, la revolución digital. Caminar, cargar, trepar, correr, saltar, arrastrarnos para recolectar, cazar o explorar nuevas tierras eran actividades que formaban parte de nuestro día a día. Este comportamiento forjó nuestro cuerpo y, a la vez, determinó nuestras necesidades de movimiento no solamente en lo referente al sistema locomotor, sino a toda nuestra fisiología.

-Entonces, como afirmas:» ¿Vivimos mejor pero nos movemos peor?»

Es evidente. A finales del siglo XIX Georges Hébert, un oficial encargado de la preparación física de la Marina Francesa, ya se dio cuenta de ello. En diferentes misiones de rescate, sus soldados, preparados y entrenados bajo metodologías modernas, se desempeñaban mucho peor que los indígenas que habitaban aquellas tierras. Hoy en día, cualquier persona que viva en el campo o el monte todavía es capaz de llevar a cabo todas aquellas actividades y tareas más “ancestrales”. El oficinista a duras penas puede agacharse.

-La verdad es que tienes razón con lo de que «sobrevivir ya no requiere movimiento»…Qué miedo, ¿verdad?

No tiene por qué. En parte es una ventaja. No tenemos que vivir con la preocupación constante de si tendremos algo que llevarnos a la boca mañana. Hay algo que me da más miedo: dejar de darme cuenta que soy un cuerpo y que puedo moverme, no hacerlo y, en consecuencia, perder esa capacidad.

-El sillón, el móvil, las 8 horas en la oficina, volver al sillón…Me suena a «suicido colectivo»…

Demasiadas distracciones, deseos, responsabilidades y, al final, desorden en nuestras prioridades.

-¿Y cómo me motivo para abandonar la pereza y mover el trasero pero de verdad?

Dejando de necesitar o esperar a estar motivada. La motivación es, en realidad, nuestro gran enemigo. ¿Necesitas motivarte para dormir, comer, respirar? Entonces, ¿por qué necesitas hacerlo para moverte? El movimiento precede al pensamiento, y no al revés. Primero muévete, porque lo necesitas, debes, puedes hacerlo. El propio movimiento generará más movimiento. Comprobarás que lo de la motivación es un invento mental innecesario.

-Pero mientras, danos un par de consejos para «sobrevivir en la oficina».

¿Sirve cambiar de trabajo? Es broma… Lo que más daño nos hace es pasar mucho tiempo consecutivo quietos, más si es sentados. El primer gran hábito a integrar en nuestra vida sería interrumpir esos largos episodios de sedentarismo. ¿Cómo? Por ejemplo, puedes programar una alarma en el móvil cada hora y moverte cinco minutos cuando suene, haciendo lo que sea. Después de una jornada te habrás movido cuarenta minutos.

Hablas en tu libro de los beneficios de andar descalzos…

Los pies son un fiel reflejo de lo que le pasa a nuestro cuerpo. Fíjate en ellos. Todo el día encerrados en una ortopedia que no les deja sentir la forma, temperatura, textura del suelo y, además, no les permite moverse libremente, en toda su amplitud y posibilidades. Curiosamente, los pies son nuestro punto de contacto y apoyo en el suelo, la parte del cuerpo en la que se origina casi todo nuestro movimiento. Si te descalzas, no solo se moverán más y mejor tus pies. También lo hará el resto de tu cuerpo.

-De los tacones, ¿mejor no hablar?

¿Te imaginas tener que teclear en tu ordenador o teléfono móvil con manoplas?

-Me encanta ponerme a hablar en cuclillas y siempre me he sentido un poco «friki». ¡¡Resulta que hago algo bien!!

La sentadilla es una posición que nos ha acompañado durante toda nuestra evolución y nos ha servido como posición de base para descansar, comer, charlar, manipular objetos, ¡incluso para evacuar!

-Además de estar más saludables el movimiento nos hace más listos y mejora nuestro cerebro. ¿Tal vez esto de movernos sea casi como un plan de pensiones?

Más que un plan de pensiones, ¡moverse es un seguro de vida! No hay nada que estimule más a nuestro cuerpo y al propio cerebro que el movimiento. Cada vez que nos movemos, nuestras neuronas potencian sus conexiones. Cada vez que realizamos un movimiento diferente, nuestras neuronas crean nuevas conexiones. Y esto ocurre hasta el final de los días.

-Así que ¿Menos «pirulas» y más movimiento?

En el entorno académico a la actividad física se la conoce como polipill, la “polipastilla”. Sirve para todo. No hay tratamiento de la mayoría de enfermedades modernas, no infecciosas, como la obesidad, la depresión, el cáncer o las enfermedades cardiovasculares que no incluyan algo de movimiento.

-Supongo que lo de ir al fisio cada quince días y luego tirarse en el sillón horas y horas viendo series es un poco …no sé cómo decirlo…

Te lo digo yo. Tirar el dinero.

-Por cierto, ¿Y si en vez de tanta actividad extraescolar los niños simplemente corrieran, saltaran y jugaran más?

Pues, evidentemente, no haría falta. El problema es que, aunque ha habido algunos pequeños cambios, la escuela es un entorno que limita el movimiento en lugar de promoverlo. Por eso se suele dejar la actividad física para las extraescolares. Algo que refleja muy bien cuáles son las prioridades del sistema, lamentablemente. Luego nos extrañamos de las estadísticas del sedentarismo…

-¿Y un poquito de juego también para los mayores?

Es una pena que dejemos de jugar, porque el juego incluso entre adultos ha sido durante toda nuestra evolución la principal vía de transmisión y aprendizaje, un simulacro para la vida real. He escuchado por ahí que no dejamos de jugar porque envejecemos; envejecemos porque dejamos de jugar.

Al final imagino que hay que «cambiar el chip», ¿estamos a tiempo a cualquier edad y con cualquier condición física?

Mientras hay vida, hay movimiento y, por tanto, esperanza. El cuerpo, mientras está vivo, siempre tiene capacidad de adaptación, aprendizaje, regeneración. Precisamente, cuando la pierde es cuando no hay vuelta atrás, cuando ha llegado el último día, y se apaga. Está claro que es el destino para todos, sin excepción. La diferencia no está tanto en el cuándo, sino en el cómo.

Sigue a Rober Sánchez en:  https://mdemovimiento.com/

 Instagram: @robsemueve / Twitter: @robertosancheze

© 2020 Noemi Martín. All rights reserved

Hondou Kyonin: Cada vez que sonríes, el universo sonríe contigo

«A veces la bondad más grande es decir no y poner límites»

foto de chocobuda

Fotografía cedida por Hondou Kyonin

 

Hondou Kyonin, «Chocobuda» para los amigos, nació en Méjico en 1972 y es un monje budista y maestro Zen tremendamente conocido en las redes sociales. Alegre y sencillo pero rebosante de sabiduría, «Chocobuda» llena Twitter y YouTube de pensamientos luminosos, de esos que ayudan a vivir de una manera más sencilla. Kyonin habla de minimalismo, amor, amistad o relaciones de pareja con un sentido del humor muy especial. Como ejemplo, el nombre de su Blog: «Chocobuda», que hace referencia al color café de una estatuilla del Buda que compró hace muchos años y que refleja, según cuenta, lo dulce y feliz que es la filosofía budista. «Date permiso de no ser nadie» es una de las frases de cabecera de este genial maestro. En una sociedad tan exigente como la que nos envuelve, vale la pena escuchar y leer voces que nos llenan de libertad y amor.

¿Y cómo se le ocurrió hacerse monje budista? Supongo que no sería de un día para otro…

La espiritualidad, la moderación y la meditación han sido constantes toda mi vida. Cuando era niño, me divertía haciendo de curandero, monje o Jedi. Cuando jugaba a «Dragones y Mazmorras» siempre era chamán o druida. Me interesé en el budismo por mis maestros de artes marciales. Mi primer maestro era coreano y budista seon. Al final de clase, siempre nos contaba historias de personajes clave para el budismo y su ejemplo de disciplina. En mi veintena comencé a entrenar budismo en un par de comunidades, pero fue cuando entrené aikido que mi Sensei, japonesa y budista zen, me impulsó a intentar practicar Zen. Así, a los treinta años decidí formalizar mi práctica y estudiando el Dharma me di cuenta que en la sabiduría del Buda y de Dogen Zenji estaban las respuestas para salir del sufrimiento. Tomé como misión personal el preservar y compartir esta sabiduría para el beneficio de todos los seres.

Usted lleva un blog, una comunidad online y es asiduo de twitter ¿Cómo ha hecho compatibles las redes sociales con la vida silenciosa?

Solo uso las redes sociales una hora al día para programar mensajes. No las utilizo para efectos personales y no discuto con nadie. Son solo un medio de difusión para las actividades, celebraciones y artículos de mi comunidad.

Por cierto, esos mensajes están llenos de sabiduría pero también de sentido del humor…Imaginamos a monjes serios, todo el día meditando, pero la risa es importante para vivir en calma, ¿no?

La risa es vital para la espiritualidad. Si te fijas, el Buda siempre tiene una ligera sonrisa en las imágenes y estatuas. Cada vez que explotamos en carcajadas, el universo explota de júbilo y alegría. Cada vez que sonríes, el universo sonríe contigo. Vivir con humor y encontrar la comedia en la vida es importantísimo para aprender de los errores y que las dificultades no nos destruyan. Si te tomas en serio, te estás perdiendo de mucho. Yo nunca me he tomado en serio. ¿Cómo podría con esta cabeza de melón que me ha tocado? Al momento de enseñar Zen, no hay nada mejor que hacer reír a la gente para que el mensaje quede.

Y hablando de enseñar Zen, cuándo hablamos de alguien tranquilo, decimos medio en broma que es «zen». Pero, ¿qué es realmente el Zen? Así para entenderlo de manera sencilla.

Esa que me comentas, es una de las confusiones más grandes sobre la práctica Zen. El Zen es una corriente del Budismo Mahayana que cree que todos los seres somos Buda. Solo que hay que entrenar para quitar la venda de nuestros ojos y poder verlo. Es cierto que Zen son las cosas bonitas, tranquilas y pacíficas; pero también es vómito, enfermedad, muerte, pus, políticos corruptos, corazones rotos y guerra. Zen es la aceptación radical de la vida completa y sin ediciones. Es tomar la responsabilidad y control de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones. Zen es estar en paz con todas las condiciones de esta existencia, sin rechazo y sin críticas. Por eso es que es tan difícil, porque estamos muy acostumbrados a vivir del drama y a echar la culpa a factores externos de todo lo que nos pasa.

Entonces no hay Zen sin Budismo…

Efectivamente. Zen es una práctica completa que no puede ser partida en trozos a conveniencia del ego. Milenios y millones de practicantes en todo el mundo lo demuestran. La práctica Zen se debe tomar completa o no tomarla del todo.

El minimalismo es otra de las filosofías que defiende. ¿De qué manera nos ayuda a vivir el «vivir con menos»?

Tener mucho es antinatural. Solo mira la vida animal en todo el mundo. No hay gacelas que acumulen estampillas postales o libros. No hay focas que tengan inversiones o divisas extranjeras. El ser humano rompe el equilibrio natural del universo al acumular lo que no necesita, tan solo para acariciar su ego. El minimalismo es un esfuerzo por regresar un poco hacia nuestra verdadera identidad como seres vivos: tener lo necesario para vivir, no más. Al tener poco de todo, hay menos cosas de qué preocuparse y menos basura qué cuidar. El minimalismo nos libera del consumo irracional y da espacio para la contemplación de la vida en un sentido más profundo. También nos une al flujo de la vida y nos vuelve personas más equilibradas y con más energía para las cosas que en verdad importan.

Por cierto, le he escuchado decir que meditar es minimalista…

Sí…Meditar es lo más natural y minimalista que podemos hacer. Si tienes un trasero y diez minutos al día, puedes meditar. No necesita apps ni libros ni nada. Solo basta sentarse en un lugar seguro y cómodo y poner atención a la respiración y contar exhalaciones del 1 al 3. Si un pensamiento o ruido te distrae, regresas a contar exhalaciones del 1 al 3. Así hasta completar diez minutos. Si hacemos esto a diario, pronto comenzaremos a experimentar beneficios a la salud y a nuestra relación con las cosas que nos inquietan.

Cosas que nos inquietan, mente sin control que nos lleva a sufrir…¿Realmente se puede parar esto con meditación?

Efectivamente se logra controlar la mente entrenando meditación y experimentando día a día con la sabiduría del Buda. Hay una razón por la que esta vía se llama PRÁCTICA Zen. Práctica, o sea como llevar la mente al gimnasio. Es una filosofía que solo funciona con valentía y disciplina. Cuando hay paz en la mente hay que meditar veinte minutos al día. Cuando hay caos, hay que meditar dos horas.

Me encantaría lograrlo. Denos algunos «tips» para convertirnos en “monjes urbanos”…

El primer consejo es elegir un camino espiritual y mantenerse en él durante al menos dos años y luego evaluar si es lo que uno quiere. La espiritualidad es la espina dorsal de todo lo que hacemos. Si no practicamos con disciplina espiritual, el caos y la confusión no se detendrán. Es por la espiritualidad que podemos encontrar sentido a todo lo que hacemos, nos sentimos en compañía de algo más grande y profundo que nuestro ego, y entonces comenzamos a ayudar al prójimo. La compasión y el altruismo son expresiones puras de nuestra espiritualidad. En segundo lugar, hay que vivir solo con lo justo necesario. Cualquier exceso o abuso sacan de equilibrio a todo el universo. Entender esto es vital para recuperar la cordura y la paz. Entre más objetos, dinero y relaciones tenga uno, hay más caos y sufrimiento. Es preciso, por tanto, optar por un estilo de vida pequeño y humilde. Finalmente, sin importar la vía espiritual que se elija, la meditación debe ser practicada a diario. No existe otra manera de soltar las emociones con las que nos lastimamos o los pensamientos con los que nos envenenamos. Meditar debe ser parte de nuestra higiene cotidiana.

¿Y ser bondadoso y compasivo es compatible con aprender a decir «no»?

Sí, por supuesto. A veces la bondad más grande es decir no y poner límites.

No me queda claro si el amor empieza por uno mismo o por los demás…

El amor comienza cuando entendemos que no hay diferencia entre YO y los demás. Somos un solo ser, perfecto e indivisible.

Por cierto, hablando de amor, denos un par de consejos para mantener la felicidad en la pareja.

Antes de ver a la persona a tu lado como “pareja”, hay que verla como un aliado y el mejor amigo que jamás has tenido. Un amigo comparte todo, te apoya e impulsa para salir adelante. Un amigo siempre está ahí para marcar tus errores y ayudar a mejorar. Una pareja está solo para ser pareja y eso termina por aburrir. Si a tu lado tienes al mejor amigo de tu vida, entonces la vida en pareja fluye de manera natural y feliz.

Me encanta una frase que leí hace poco en su twitter: “Hoy date permiso de no ser nadie”. Explíqueme…

La vida se nos va tratando de ser algo y de cubrir expectativas. Si esa búsqueda la perdemos por un momento, lo que encontramos es la verdadera libertad del ser. Y si experimentamos esa libertad, entonces no hay límites para alcanzar nuestro potencial como seres vivos.

Y en cuanto a lograr ese potencial, ¿Cree que nuestra forma de alimentarnos influye en lo que sentimos o en como nos comportamos?

Sin lugar a duda lo que comes afecta cómo piensas y cómo te comportas. Por eso es que en la práctica Zen siempre buscamos nutrir el cuerpo, no el ego. Estoy seguro que mis alumnos me odian, pero siempre les exijo que limpien su alimentación. La comida natural nos cura, la comida que proviene de una fábrica nos enferma en cuerpo, mente y espíritu. Gran parte de nuestro sufrimiento, depresiones y angustia se dan por la mala calidad de nuestros alimentos.

Y hablando de alimentación, ¿cómo ve eso de que haya figuras del Buda para decorar restaurantes y hoteles, a veces hasta en el cuarto de baño?

El Buda es un icono de la cultura que evoca tranquilidad y paz. Pero usar al Buda como decoración es claramente ignorante y es una falta de respeto a millones de budistas en la historia humana. Cuando estudias budismo entiendes que el Buda no es decoración, sino nuestro maestro. No vamos tratando de cambiar a la gente a diestra y siniestra, pero al menos en nuestra práctica personal, llevamos al Buda en nuestro amor, no en una camiseta.

Tengo una cuestión pendiente: cómo aprender a confiar en la vida… ¿Le podemos poner el off al miedo?

Hay que entender que el sufrimiento siempre es opcional. Y luego hay que aceptar que, por más que nos esforcemos, somos diminutos e insignificantes comparados con la vida. Somos pequeñas expresiones de la vida sin control alguno sobre lo que sucede. Aceptar eso con todo el corazón, nos hace confiar en la verdad de que la vida se mejora a sí misma todo el tiempo, nos guste o no. Cuando te entregas a la vida, el miedo se va.

Y para despedirnos con optimismo: ¿Tenemos el poder de cambiar el mundo?

¡Por supuesto! Cada cosa que hacemos crea ondas, como las de un estanque. Si actúas con rectitud y benevolencia, generas ondas de benevolencia que tocan otras vidas. El cambio social nunca ha estado en la revolución ni en la violencia. El cambio verdadero es el que se da con la evolución y la conciencia.

Sigue a Chocobuda en Twitter (@chocobuda) y en
https://chocobuda.com/ https://budismosotozen.org/

© 2020 Noemi Martín. All rights reserved

MARILIA: ME SIENTO AGRADECIDA POR LO VIVIDO Y POR LO NUEVO QUE VIENE

«Estoy en construcción»

foto marilia

Fotografía cedida por Marilia

 

¿Quién no recuerda a Marilia, la morena de Ella Baila Sola? ¿Quién no ha cantado a voz en grito «Amores de Barra»o «Mujer Florero»? Marilia Andrés (1974) forma parte del pasado musical y casi personal de una generación. Pero también del presente y futuro porque sigue cantando y componiendo canciones fantásticas. Discreta, sencilla y espiritual, continúa emocionándose cada vez que comienza a escribir una letra, cosa que ha hecho desde los once años. Familiar, cariñosa y amable, esta artista polifacética y llena de energía de la buena ha lanzado recientemente su nuevo single: «Mi dragón». Escúchenlo ya porque Marilia «canta sola» y, como siempre, de lujo.

Hace poco publicaste el single “Mi dragón”, una canción potente, de las que llegan. ¿Quién es el dragón que le da la fuerza a Marilia cada día?

Gracias por tus palabras. Me alegra que te guste la canción y que transmita esa fuerza. Me encanta que cada uno interprete las canciones a su manera por eso prefiero no entrar en mucho detalle. A lo mejor, todos tenemos un «Mi dragón»: una fuerza interior que nos sostiene y nos ayuda cuando lo necesitamos. Quizá todos hemos sentido eso en algún momento.

Me parece un tema muy intenso, muy de conexión. ¿Sigues pensando en canciones de este estilo para un futuro disco?

Yo también siento esa conexión. Me gusta escuchar que conectamos con nuevas canciones y que seguimos compartiendo. Soy más dada a no definir un futuro disco porque me doy libertad total en esta etapa. Es una nueva búsqueda y estoy abierta a experimentar, a las sorpresas, a cambiar… Me lo permito. Solo sé que tendrá mucho cariño detrás -ya lo tiene- y la mayor calidad que humildemente pueda ofrecer. Ojalá sea algo que queráis escuchar.

Creo que tienes ya dos discos en solitario. Durante todo este tiempo en el que algunos te han perdido un poquito la pista, ¿has estado siempre metida en el mundo de la música?

Depende de lo que signifique para ti el mundo de la música. Yo siento que la música es parte de mi mundo y de mi vida siempre. Cuando escribí las canciones de «Subir una montaña» volví a querer grabar, tocar en directo y salir a compartirlo. Entonces me asomé de nuevo a la industria de la música para aprender cómo conectar con las personas que quisieran escucharme. Pero siento que mi conexión con la música es personal y ajena a lo que entendemos por mundillo de la música. Eso sí, estoy agradecida a cada persona que hace posible que una canción que escribí en mi casa llegue a la vida de los que escuchan canciones y las disfrutan. Es necesaria la ayuda de mucha gente para que esto ocurra: músicos, periodistas, locutores, comunicadores, equipazo en el proyecto… Es el cariño y generosidad de muchas personas que suman, a veces en la sombra, los que lo hacen posible. Pero por supuesto las que deciden al final son las personas que eligen escuchar esas canciones y vienen a los conciertos.

Debe ser difícil mantenerse en una profesión tan volátil. ¿En alguna ocasión pensaste en hacer borrón y cuenta nueva y dedicarte a algo totalmente distinto de los escenarios?

Sí, pero música creo que haría siempre, de modo más o menos profesional, como pudiera. Para mí hay profesiones maravillosas pero la música siempre me ha llamado con más fuerza, más que el dibujo. Es una necesidad mayor. Bellas Artes es lo que más me apetecía estudiar antes de que la música llegase a mi vida y ahora cada vez veo más claro que tenía que ser la música. Otra cosa son las circunstancias. Me siento afortunada por sentir esta vocación y por tener otras pasiones, por hacer algo que me gusta cada día, y sobre todo puedo hacerlo porque existen personas que me ayudan y quieren escucharme. He conocido a personas tan maravillosas en este camino que puedo decir que ese es el mayor regalo de hacer música. No se me ocurre una profesión más bonita, con toda la incertidumbre que implica.

Si tuvieras que mirar dentro de la mujer que hoy es Marilia, ¿qué calificativos usarías? ¿Qué encuentras debajo de tu sonrisa y tu melena morena?

Con el tiempo me gusta más mirarme por dentro. Lo que no me gusta mucho es limitarme con calificativos. La constante es que todo cambia por dentro y por fuera, así que considero que estoy «en construcción». Creo que he crecido pero he mantenido una ilusión que reconozco desde siempre y podría decir que es así porque sigo más a mi intuición, me conozco y disfruto más de todo

¿Y la artista? ¿Cómo es hoy? ¿Cómo se siente?

Me siento agradecida por lo vivido y por lo nuevo que viene. En lo artístico sigo aprendiendo y siento que estoy empezando con cada proyecto. Aunque sumo experiencia me sigo emocionando cada vez que empiezo a escribir una canción o salgo a un escenario. Disfrutar el camino da sentido a todo el trabajo que hay detrás. Me siento privilegiada por hacer algo que me gusta y por las personas que me apoyan y lo hacen posible. Sin ellas no sería igual, no podría hacerlo tan felizmente. Así que envío un enorme «gracias de corazón» a mi equipo y a todas las personas que me escucháis y apoyáis.

Hablemos de redes sociales. Al asomarnos a las tuyas, resultas tremendamente elegante y discreta. Siendo consciente de que podrías tener mucha más repercusión mostrándote más, ¿prefieres mantener tu espacio de privacidad a la popularidad por la que muchos y muchas enseñan casi todo de sus vidas?

Gracias por tus palabras. Uso las redes sociales de la forma más natural que puedo. No crecí con ellas y seguramente no las aprovecho todo lo bien que podría. Reconozco que hay cosas que me divierten más pero me encanta el contacto directo con la gente y con los compañeros. Por ahora no me he planteado subir otros contenidos en mi perfil pero si tuviera otras cosas que decir y quisiera, supongo que lo haría. También me parece muy respetable no usar las redes sociales. Creo que son una herramienta maravillosa para conectar personas, proyectos, canciones y que cada uno las use libremente como considere es parte de la libertad de expresión. Sigo pensando y confiando en que es la música, en mi caso, la que llega a las personas o no.

En cualquier caso, en las imágenes que nos regalas estás absolutamente radiante. Por ti no pasa el tiempo. ¿Cómo te cuidas física y, sobre todo, mental o espiritualmente?

Gracias por lo de radiante. Hay días que más y otros menos como todos. Me gusta cuidarme por dentro y ser vegetariana desde hace diez años me ha ayudado mucho. Fue un cambio total en mi vida y a mejor en todo. Me interesa cuidarme en general: en todo lo que ingiero culturalmente y sobre todo conectar conmigo a través de actividades que me gustan, que me hacen sentir bien, como el deporte, la meditación, pilates o yoga, una buena alimentación, caminar al aire libre cuando puedo… El reto es buscar tiempo para todo. Se puede aunque sea solo unos minutos al día.

Por cierto, ni vino ni cerveza…

Ahora mismo te diría que como rutina ni vino ni cerveza…¡agua y té de diversos tipos sobre todo!

¿Y de comer?

Verduras de mil formas. La cocina oriental y la mediterránea me encantan. Cada vez más

A pesar de todo y aunque no se note, han pasado los años. Si ahora pudieras darle un consejo de vida a la Marilia recién salida del instituto que se hizo famosa de golpe ¿qué le dirías?

Pues a mi yo de ayer le diría que se lo tome con calma pero que no deje de buscar su camino y todo irá bien. Fácil decirlo ahora

La verdad es que para ser tan jóvenes, erais unas adelantadas a vuestro tiempo. Esas letras feministas en una época en las que muchas estábamos saliendo aún del cascarón eran una maravilla…

Fue precioso que tantas personas se identificasen con aquellas canciones y aún hoy también lo hagan. Obviamente hablaban de lo que estábamos viviendo y sintiendo muchas y muchos. A veces con la música ocurre eso: algo mágico que nos representa. Hoy hay muchas más mujeres cantando cosas interesantes pero siempre ha habido mujeres artistas en todos los sectores de la cultura, mujeres abriendo caminos, rompiendo moldes e inspirando, como hicieron Mari Trini, Cecilia, Luz Casal, etc… Ellas y muchas más en algún momento nos han sorprendido y nos han abierto los ojos. Toda mi admiración para ellas y para las que no llegaron al gran público pero también han hecho un trabajo necesario.

Todo ese éxito de repente… Supongo que fue arrollador. Hubieras gestionado tus emociones de manera distinta si te hubiera cogido diez años más tarde, ¿verdad?

Sin duda sería una experiencia diferente pero me parece bien que ocurriese así.

Volviendo al presente, al futuro o simplemente a un mundo imaginario, cuéntame un sueño musical. Imagínate que un día pudieras tocar con quien quisieras en donde quisieras. Te dejo tanta libertad que no es preciso que esté ni siquiera en este mundo…

Imagino un concierto de muchísimas personas, grande pero íntimo, en el que pudieran sonar todas las voces que quisieran cantar y las que queremos escuchar. En mi caso artistas admirados como Leonard Cohen o Tina Turner, entre otros. Verles en directo y disfrutarlo al máximo.

Eres una artista polifacética, además de cantar, dibujas. Creo que eres la autora de la preciosa portada del single «Mi dragón»…

¡Gracias por lo de preciosa! Me encanta dibujar desde pequeña, lo hice antes de coger una guitarra o escribir mi primera canción. Creo que dibujar es a lo que más tiempo he dedicado en mi vida. De niña me pasaba horas y horas dibujando… feliz. Luego llegó la música y tomó el relevo.

Para ir terminando, recomiéndanos un libro de esos que te hayan dejando huella…

El Principito de Antoine de Saint Exupéry

¿Y, por último, un lugar de los que llenan el alma?

Asturias.

Sigue a Marilia en Instagram: @mariliaoficial

Facebook, Twitter y Youtube: @SoyMarilia

Spotify: Mi Dragón by Marilia

© 2020 Noemi Martín. All rights reserved

Pastelería Hofmann de Barcelona presenta la nueva colección de turrones para esta Navidad 2019

El objetivo de Miquel Guarro, director de Pastelería Hofmann para la oferta de turrones de esta Navidad, es trasladar las creaciones de pasteles más solicitados al formato de turrón. La golosina tan nuestra y que no puede faltar en la sobremesa de ninguna casa en estas fiestas tan señaladas. Un total de 7 creaciones que se basan en los mismos principios de la Escuela de Hostelería Hofmann, y que también dirige el mismo chef pastelero Miquel Guarro, y que son los siguientes: innovación, creatividad, artesanía y tradición

El turrón de pistacho es quizás el más simbólico porque es la primera pieza individual del chef pastelero Miquel Guarro para la Escuela Hofmann.

pastel individual y turrón de pistacho de Pastelería Hofmann

Pastel individual y turrón de pistacho de Pastelería Hofmann

 

La pieza individual de “pistacho” que adopta la forma ampliada de este fruto seco con su sabor adictivo agridulce, es 100% artesanal y está elaborado con pasta de pistacho, relleno con crujiente y mousse ligera de pistacho, compota de naranja, maracuyá y yuzu y acabado con un glaseado del propio fruto seco y una cáscara de chocolate blanco tostado. Impresionante creación de sabor, texturas y forma.

Su versión en turrón se compone de un ganache tierno de pistacho con un toque de sal y una pasta de fruta de naranja y que se combina con yuzu y miel.

Las otras creaciones de turrón para esta Navidad:

  • de chocolate Volcànic.
  • de ron + 18.
  • de café.
  • la corona (sin duda mi preferido).
  • la rosa.
  • de crema quemada, un clásico que nunca falla.
Pastelito individual y turrón de chocolate Volcànic

Pastelito individual y turrón de chocolate Volcànic de Pastelería Hofmann

 

Remarcar que todas las creaciones de Pastelería Hofmann son totalmente artesanales y que se elaboran de principio a fin dentro del obrador, igual que las pastas de fruta que se introducen en los turrones. Por tanto y para mantener la frescura de estos sorprendentes turrones se han elaborado en edición limitada.

Además Pastelería Hofmann ha presentado dieciséis figuras relacionadas con la Navidad a partir de diferentes chocolates y tres versiones de panettones

Pastelería Hofmann nació en el 2008 de la pasión de Mey Hofmann por la repostería y que ha sabido ganarse a ese público más exigente tanto local como de paso por la ciudad que viene en busca de algunas de sus piezas emblemáticas como lo es su icónico cruasán relleno de mascarpone. Asimismo el reconocimiento del jurado profesional más severo como son los premios de «Mejor Cruasán Artesano de Mantequilla de España» en el 2010 y la «Mejor Pasta de Té de España» en el 2015. 

Otras creaciones: cruasán con mango, manzana, cheesecake, sacher y praliné de chocolate, brioche de chocolate, crema catalana y rol de canela. Los pasteles individuales van variando según la temporada

Pastelería Hofmann Carrer dels Falssaders, 44. 08003 Barcelona. Teléfono 932 688 221. Horario: de lunes a jueves de 9 a 14h y de 15:30 a 20h. Viernes y sábados de 9 a 14h y de 15:30 a 20:30h. Domingos de 9 a 14:30h.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Tasta’m per Mandri

La ruta Tasta’per Mandri está en vigor desde el 21 de noviembre al 8 de diciembre y consiste en una tapa más una mediana de Mahou a un precio venta al público recomendado de 5 euros

Los establecimientos participantes están situados en la calle Mandri y alrededores, siendo los siguientes:

  • Parada. Carrer Mandri, 64. 08022 Barcelona. De lunes a sábado de 12 a 21h y domingos de 11 a 17h. Tapa: Rollo de salmón y guacamole con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Tomoe Taberna Japonesa. Carrer Sant Delfi, 11. 08022 Barcelona. De martes a domingo de 20 a 23h. Tapa: Mosquito, sushi relleno de langostino en tempura, queso cremoso y cubierto con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Enrique Tomás. Plaça Bonanova, 9. 08022 Barcelona. De lunes a sábado de 8 a 22h. Tapa: Tomasito de virutas de jamón de bellota con queso brie con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Braserito. Carrer Muntaner, 560. 08022 Barcelona. De lunes a sábado de 7 a 23:30h. Tapa: Molleja a la jardinera con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Molina. Passeig de Sant Gervasi, 65. 08022 Barcelona. De martes a viernes de 12 a 17h y de 19 a 23h. Sábados, domingos y festivos de 11 a 17h. Tapa: Tripa y «cap i pota» Molina con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Montesquieu. Carrer Mandri, 56. 08022 Barcelona. De lunes a viernes de 12 a 13:30h y de lunes a sábado de 19 a 20:30h. Tapa: Tortilla de bacalao con ajos tiernos con una cerveza Mahou Maestra doble lúpulo.
  • Forn de la Iaia Baez. Carrer Ciutat de Balaguer, 52. 08022 Barcelona. De lunes a domingo de 8 a 20h. Tapa: Empanada de atún con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Café Doré. Carrer de Mandri, 36. 08022 Barcelona. De lunes a sábado de 13 a 16h y de 20 a 23h. Tapa: huevos rotos con tartufata con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • El Quatre. Carrer Ricardo Calvo, 4. 08022 Barcelona. De lunes a sábado de 19:30 a 00h. Tapa: huevo con foie y trufa con una cerveza Mahou Maestra.
  • Chico Bar. Carrer Mandri, 29-31. 08022 Barcelona. De lunes a domingo de 12 a 20h. Tapa: Biquini ibérico trufado con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Sanbermut. Carrer Mandri, 34. 08022 Barcelona. De lunes a domingo de 12 a 16h y de 20 a 23h. Tapa: Nuestra sardina ahumada con una cerveza Mahou Maestro.
  • OUT (Once Upon a Time). Carrer de Mandri, 32. 08022 Barcelona. De martes a viernes y domingo de 13 a 16h y de 20 a 23h. Sábados de 20 a 23h. Tapa: Pizzeta mar y montaña con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Escocés. Carrer de Mandri, 23. 08022 Barcelona. De lunes a viernes de 8 a 1h y sábados de 8 a 17h. Tapa: Medio huevo con atún y rusa con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Bovinum. Carrer de Mandri, 21. 08022 Barcelona. De lunes a sábado de 8 a 22h y domingo de 9 a 16h. Tapa: steak tartar con una cerveza Mahou 5 estrellas.
  • Pervers. Carrer Hercegovina, 24. 08006 Barcelona. Martes y miércoles de 19 a 23h, de jueves a domingo de 13 a 15:30h y de 19 a 23h. Tapa: Cogollo de sepia y calamarcitos con una cerveza Mahou 5 estrellas.

Actividades conjuntamente con la ruta Tasta’per Mandri:

  • Cata «Los colores de la cerveza» en Molina el 27/11/19 a las 20h, y en Café Doré el 28/11/19 a las 20h.
  • Conciertos en acústico en Tomoe Taberna Japonesa el 5/12/19 a las 21h. Braserito el 28/11/19 a las 19:30h. Molina el 21/11/19 a las 19:30h. Montesquieu el 21/11/19 a las 19:30h. Café Doré el 21/11/19 a las 19:30h. El Quatre el 21/11/19 a las 21h. Chico Bar el 28/11/19 a las 19:30h. Sanbermut el 28/11/19 a las 19:30h. OUT (Once Upon a Time) el 28/11/19 a las 20:30h. Pervers el 5/12/19 a las 19h.

Tapas probadas:

– “Cogollo de sepia y calamarcitos” Sobre una base de hoja de cogollo rellena de sepia guisada con su punto picante y calamarcitos a la andaluza”. Propuesta de Pervers para la ruta “Tasta’m per Mandri”. El chef Albert Cambra Romero había trabajado con la reconocida chef Maca De Castro y trae a esta taberna literaria sus influencias mallorquinas y catalanas. Tapa para comer al estilo de un taco mexicano para sentir en cada bocado las diferentes texturas del cogollo, de la sepia y del crujiente calamarcito. El sabor picante del guiso de calamar se amortigua con cada sorbo de la cerveza Mahou 5 Estrellas con la que se ha armonizado esta tapa e invita a seguir comiendo y bebiendo. ¡No podréis parar!. Esta Taberna poética nace de la unión de dos pasiones por parte del chef Albert Cambra y su pareja: la gastronomía y la poesía.  Se complementa con exposiciones de pintura mensuales y los recitales periódicos de poetas que la convierten en un espacio único.

Cogollo de sepia y calamarcitos

Cogollo de sepia y calamarcitos

– «Mosquito» sushi relleno de langostino en tempura, queso crema y recubierto de aguacate. Es la tapa propuesta de Tomoe Taberna Japonesa para la ruta. Sebastián Merlet y Basanta Shrestha reproducen una taberna japonesa, y nos trasladan en cuanto traspasamos la puerta a una izakaya del país del Sol Naciente. Un CV muy interesante después de su paso por Mosquito (2006) Doble Zero (2008) y desde el 2014 propietario y chef de Tomoe. Premio al Mejor Sushi de Barcelona en el 2010 por Time Out. Sabores contrastados del dulce aguacate el salino del langostino y el queso crema. Las texturas también resultan muy interesantes en cada bocado ya que se pueden apreciar con claridad. La cerveza Mahou cinco estrellas armoniza con la cocina japonesa por suavizar esos sabores acentuados de la gastronomía nipona, su efecto refrescante y que anima a continuar probando.

Tapa Mosquito

Mosquito

– «Nuestra sardina ahumada» con mazamorra y escalonia confitada con vinagre. Se presenta sobre pan siciliano muy fino con esferificaciones de Caviaroli y huevas de trufa
Propuesta de Sanbermut para esta ruta de tapas por la calle Mandri de Barcelona. Laura Jurado y Federico Cannizzo llevan los fogones de este local con todos los elementos decorativos de una vermutería: baldosas blancas rústicas hasta cubrir tres cuartas partes de pared, mesas de madera altas se alternan con bajas para los clásicos que necesitan estar sentados para la hora del aperitivo o para comer, pizarras con anotaciones de las especiliadades de la casa, En este caso han decidido acompañarla con la cerveza Mahou Maestro Doble Malta que se caracteriza por sus aromas tostados de la malta y el caramelo. En boca es intensa y nos deja el sabor de los granos de café. Su amargor es elegante y nos contrasta con la mezcla de sabores de la tapa, es decir el ahoumado de la sardina y el avinagrado de la escalonia.

Nuestra sardina ahumada

Nuestra sardina ahumada

– Pizzeta mar y montaña» masa de pizza casera con queso Comté, gamba y setas de temporada. Propuesta de OUT (Once Upon a Time)  para la ruta. Este local cálido con latas antiguas de Mariage Frères, la legendaria casa parisina de Le Marais, y otros guiños a un tiempo pretérito, es el reflejo de la personalidad de Otoniel Sánchez (chef especializado en cocina mediterránea, italiana y asiática), Isabella Falconi (chef experta en cocina italiana y sudamericana) y Patricia Hoyos (encargada de sala con 20 años de experiencia en el servicio al cliente). La receta clásica de mar y montaña reversionada en forma de pizza. La cerveza Mahou 5 estrellas nos refresca la boca del intenso sabor y exceso de grasa del queso de la pizza.

 

pizzeta mar y montaña

Pizzeta mar y montaña

 

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Vivir

-¿Por qué dejaste de jugar? le preguntó por fin el corazón a la mente. Era una cuestión que tenía pendiente desde hacía mucho tiempo. 

Se hizo un silencio profundo en el que se percibió con nitidez el vaivén de la sangre. De izquierda a derecha, de arriba a abajo.

-No lo sé, contestó la mente con su seriedad habitual. Es lo que se supone que debemos hacer: crecer, madurar y abandonar a nuestro niño o niña interior. Lo que toca. Es cierto que algunos se niegan pero solo unos pocos consiguen que continúe ahí través de los años.

El corazón sollozó. -¿Y no hay forma de que vuelva con nosotros? Quizá, si tú y yo nos unimos, podamos conseguirlo.

La mente se detuvo un instante. ¿Por qué no hacerle caso al corazón por una vez?

-Está bien. Lo intentaremos.

Los pulmones inspiraron y expiraron profundamente. Los ojos se cerraron un momento. Quedaron aparcados desamores, miedos y riñas. También la nevera vacía y la cama sin hacer. Las obligaciones, el qué dirán…  Los labios sonrieron levemente y una música del pasado se coló de súbito en los oídos cansados de noticias pesimistas. La garganta canturreó una canción infantil. Los pies decidieron moverse descalzos y luego se unieron los muslos, el tronco y los brazos en una danza sin tiempo.

-Estoy aquí, susurró tímida una voz en la boca del estómago. Sonaba lejana y débil pero todavía estaba viva.

El corazón comenzó a abandonar su habitual estado de ansiedad. La mente apagó el botón de alerta y advirtió desde la placidez el murmullo inocente:

-estoy aquí, estoy aquí…

Aún era posible rescatar la esencia escondida bajo la ceguera diaria. La alegría pura del presente y la sencillez del ahora hablaban en la voz infantil secuestrada. Si se escuchaba con un poco de atención volvería a ocupar su lugar primitivo. El espacio que jamás debió abandonar.

La mente se sintió tan serena y feliz que decidió que nunca más silenciaría aquel canto transparente.

El corazón bombeó más sangre. Era una sangre limpia y renovada. Rejuvenecía por segundos y estaba profundamente agradecido a la mente por ayudarle a lograr aquel descubrimiento genial: «la vida en estado puro oculta tras lo que se supone que es vivir».

BSO Vivir   de Pablo Alborán

© 2019 Noemi Martin. All rights reserved

 

La Torre Bellesguard de Gaudí acoge la primera edición de Eat Gaudí los días 19 y 20 de octubre

 

La Torre Bellesguard, obra arquitectónica de Antoni Gaudí y quizás una de las obras menos conocida de él en la ciudad de Barcelona, será el escenario de la Primera Edición de Eat Gaudí Bellesguard FoodMarket que se celebrará los días 19 y 20 de octubre, tanto en el edificio en sí como los jardines que lo rodean, con el claro objetivo de situar en el mapa geográfico de la Ciudad Condal esta maravillosa casa gaudiana con vistas, creando una oferta cultural y gastronómica a la altura.

IMG_1875

Interior Torre Bellesguard

 

Para inaugurar esta primera edición se buscó un chef de renombre que sirviera de nexo de unión. Investigando se encontró que el propietario que encargó edificar esta casa, Jaume Figueras, lo fue a su vez también de la tienda modernista de las Ramblas donde aún consta «Antigua Casa Figueras» y que desde 1987 está ocupado por el chef pastelero Christian Escribà. De esta manera se cerró el círculo de buscar un nombre de prestigio dentro de la gastronomía para apadrinar esta primera edición de este evento gastronómico cultural.

unnamed-4

Fotografía gentileza de Eat Gaudí

 

Esta casa fue encargada por Jaume Figueras, negociante de harinas y pastas italianas, a su amigo Antoni Gaudí, pidiéndole que construyese (entre 1900 y 1909) una casa con historia, como si fuera un castillo a caballo entre el gótico y el modernismo, hasta tal punto que Gaudí retrocedió a la época de Martín I de Aragón, también llamado Martín I el Humano (por su gran pasión por las Humanidades y los libros) y Martín I el Viejo, cuando ocupó los terrenos de esta casa por problemas respiratorios y estar alejado del centro de la ciudad junto a la montaña de Collserola. De tal manera que le sirvió de argumento para construir esta casa en el estilo neogótico rindiendo homenaje a esa época medieval, con muchos guiños que no pasarán desapercibidos como las baldosas de la pared de la entrada donde están dibujados un león y un gallo representando el escudo de armas de la esposa de Martín el Humano, y otros puestos al día para la época de su construcción como el suelo de cemento Portland rugoso para que sirviera de esterilla y los invitados se limpiaran los pies al entrar en la casa ya que el exterior era y es de tierra.

IMG_1927

Cara de dragón que se puede distinguir en el terrado de la Torre Bellesguard

 

Habrán visitas comentadas a la casa y donde se podrá degustar creaciones de Escribà para descubrir los diferentes espacios que se pueden visitar como el piso conocido como Saló dels Maons donde se organizarán dos comidas y una cena a cargo del televisivo chef Marc Ribas, Toni Cot de Bouquet Experiences, Christian Escribà, la música de Ensemble Concertanti Barcelona (aprovechando la gran acústica del salón) y la gerencia de la Torre Bellesguard para que los comensales que se apunten puedan vivir una experiencia única y memorable, ya que será un viaje en el tiempo en la historia de esta casa desde los íberos  hasta la actualidad, pasando por por la Edad Media, en la que fue sede real y papal, y la época modernista. Se han creado platos según los ingredientes y recetas de cada momento histórico así como unas piezas musicales para una inmersión sensorial en la oferta más exclusiva de Eat Gaudí.  No podía faltar la visita al terrado que tiene forma de dragón, no será fácil descubrirlo sin ayuda, donde la cruz de la torre formará parte de ese juego visual haciendo las veces de cola de este dragón imaginario.

Las actividades gastronómicas se distribuirán en dos espacios donde se acogerán ponencias, catas, talleres y showcookings a cargo de diversos chefs. En una sala del jardín se realizarán experiencias gratuitas en diferentes horarios que serán gratuitas y por orden de llegada. Las antiguas caballerizas ofrecerá una programación de pago para grupos reducidos de 30 personas.

También se realizarán catas de AOVE, caviar, quesos y vinos, así como talleres a cargos de chefs prestigiosos como Ada Parellada del restaurante Semproniana, Xabi Goitkoetxea del restaurante Oria o un talle de coctelería a cargo de Javier de las Muelas.

A lo largo de los jardines se distribuirán las diferentes paradas del mercado gastronómico con ofertas gourmet de diferentes cocinas de todo el mundo así como opciones veganas acorde con las demandas más actuales:

Zona de aperitivos: La Sprtizeria y la barra de ostras de Gouthier.

Cocina Mediterránea: Idyllica vinos y cava. Embutidos Maldonado. AOVE de Pago de los Centenarios. We Cokuu. Paellas de Escata. Cocina italiana de Panzer 8. Pinchos y tapas de L’Escorça. Ceviche de pulpo o pulpo a la brasa de La Pulponeta. TGT Quesos.

Bebidas: Café. Zumos de Flipfood. Cerveza de Estrella Damm. Aguas de San Pellegrino & Acqua Panna. Coctelería.

Cocina norteamericana: Hot dogs de L’Escorça. Hamburguesas.

Cocina latina: Brasa argentina de Bistec. Cocina mexicana de Chida. Cocina venezolana de Cachapera. Empanadas argentinas de La Fábrica.

Cocina asiática: Delhicioso gastronomía de la India. Currys. Kombutxa. Cocina oriental de The Q Street Food. Cocina japonesa de Kafka.

Dulces del mundo: Veritfruit. Sita Brown de trufas y chocolates. Crêpes, Pasteles de Petit Pastís. Helados de Sandro Desii.

Eat Gaudí  Compra de entradas, reserva de actividades y más información. Fechas 19 y 20 de Octubre. En Torre Bellesguard del Carrer Bellesguard, 20 de Barcelona. Horario de 11 a 22:30h. Precio de la entrada 3 euros.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Una escapada de fin de semana a Asturias

Hago un repaso mental rápido: llaves en mano, mis gafas de sol sujetas por la patilla con los labios, bolso colgado al hombro (cartera, DNI, tarjetas… ¡check!) y la maleta ya metida en el maletero… del coche que está abajo, medio arrimado a la acera ¡generando cola de ansiosos pitando! ¡Ya voy…!

Es normal que protesten, es imposible que pasen por el trozo de calle que queda libre, sobre todo siendo como son estas calles estrechas, sinuosas y tortuosas del casco antiguo de Sarria, ¡¡¡es un Volvo XC40!!! La excusa que me auto impongo, mientras bajo corriendo las escaleras, es que el resto de conductores seguro que están, al menos, embobados con su color blanco hipnótico, sus llantas corte diamante, y su interior de cuero de napa tan sofisticado como cómodo.

Me meto en el coche y comienzo la marcha lo más rápido que puedo. Aún no me he metido en la ronda y ya estoy relajada, conduciendo consciente de que me esperan unas cuantas horas por delante, pero con la seguridad de que me sé el camino de memoria y de que llegaré a Asturias con cuerpo y ganas de todos los planes emocionantes que me esperan.

Tras un par de paradas de avituallamiento en Zaragoza y León, cruzo por fin el Negrón y tal y como marca la tradición, si en la parte castellano-leonesa había niebla y oscuridad, en Asturias me esperan las últimas horas de una tarde bañada por los rayos de sol y un cielo despejado.

Al llegar a Gijón, y tras recorrer el paseo de la playa de San Lorenzo (el Muro, como nosotros lo llamamos) llego por fin a mi hotel de confianza en la ciudad, ese que nunca me falla, que me permite estar en contacto visual con todo el paseo marítimo y el mismísimo Mar Cantábrico, y a la vez, esta cerquita del casco histórico: el hotel NH Gijón, de 4 estrellas, donde siempre me reciben con cálida amabilidad, y donde incluso a veces, no sólo no me pierdo el desayuno tipo bufé sino que acabo sucumbiendo a las exquisiteces propuestas por su recientemente inaugurado restaurante Amares y su chef José Ramón Otero, para el almuerzo o la cena de algunos de mis días de estancia.

Croquetas de cocido y jamón

Croquetas de cocido y jamón. En Restaurante Amares del NH Gijón.

 

Calamares a la romana con mayonesa de lima

Calamares a la romana con mayonesa de lima. En Restaurante Amares del NH Gijón

 

Repollo relleno de gochu asturcelta con base de parmentier

Repollo relleno de gochu asturcelta con base de parmentier y salsa propia del guiso. En el Restaurante Amares del NH Gijón

 

Tarta de manzana asturiana con helado de leche merengada

Tarta de manzanas asturianas con helado de leche merengada. En el Restaurante Amares del NH Gijón

 

Tras una noche de sueño reparador, y a pesar de haber desayunado variado, sano y equilibrado en el hotel a las 8 am, no me resisto a hacer una parada de media mañana (por qué no, si con el gusto que da caminar por esta ciudad acabas haciendo más de los 10.000 pasos diarios recomendados) en la pastelería de Isabel Pérez, ‘Aliter Dulcia’ en la calle San Bernardo, al lado del Ayuntamiento, mi favorita. Llevo conmigo mi ejemplar de su primer libro: «Aliter Dulcia. Pasteles con Historia», para que me firme y acto seguido, un limoncito® en su salón y un café con leche, un repaso a la prensa del día, y ya estoy lista para seguir paseando, reencontrándome con amigos y visitando a mis familiares más cercanos.

Para el vermut me muevo a Oviedo, dejando a mi derecha a la entrada en la ciudad por la autopista la gran obra del prerrománico asturiano, la Iglesia de San Julián de los Prados, que siempre reúne turistas y locales para admirar sus frescos. Y es que, nuestra vetusta capital, si bien no tiene la tan ansiada playa, sus calles tienen poco o nada que envidiar a su vecina costera. Para comer tengo reserva en ‘Gloria’ de Nacho Manzano, y mis glándulas salivales están haciendo de las suyas con solo pensar en sus croquetas, o sus boletus a la crema, o los erizos… no sé qué me pediré hoy pero algo de esto ¡seguro!

Croquetas de jamón

Croquetas de jamón. En Restaurante Gloria

 

Boletus a la crema. En Restaurante Gloria

Boletus a la crema. En Restaurante Gloria

 

Por la tarde y tras recorrer el parque San Francisco y las calles aledañas al mercado del Fontán, que es la zona que más me gusta de Oviedo, corono mi estancia en la ciudad ovetense con una visita agendada a Materia Botánica, la tienda de flores de referencia en Asturias, dónde puedes perderte contemplándote con sus centros de mesa, sus delicadas rosas y flores de millones de clases, colores y aromas, y que de la mano de su dueño Dani Pando, siempre te ofrece lo que más pueda encajarte dependiendo de las necesidades del evento del cliente.

Materia Botánica

Interior de Materia Botánica

 

Voy acompañada del gran Pelayo Lacazette, fotógrafo con base en Asturias y con disponibilidad mundial, con quien contacto siempre para mis eventos familiares más importantes, y que consigue siempre captar cada instante haciéndome olvidar incluso que está allí, ya que sin estar encima o hacerse notar, retrata todo con mimo y cuidado, creando fotografías para toda la vida. Me aprovecho de su devoción por la fotografía y mientras sigo observando lirios, hortensias o tulipanes, me hace unas cuantas finas y cuidadas instantáneas de la tienda.

De vuelta en la noche gijonesa, no me pierdo nunca una visita con amigos a El Círculo en pleno Marqués de San Esteban, donde Michele me prepara como nadie mi cóctel favorito y consabido por todos: el tan delicioso como afamado piscosour. Con sus múltiples variedades de ellos, cervezas artesanas y vinos, y su tan cuidada y elegante decoración, se convierte para mi y muchos en un imprescindible como antesala, para el caso de quien llegue, de la gran fiesta nocturna en Gijón.

Pisco sour en El Círculo

Pisco sour en El Círculo

 

Finalmente y con pena, pero tras una noche más de sueño reparador en el hotel, el domingo abandono mi Gijón del alma, mi villa marinera, recordando la melodía de Vicente Diaz, y emprendo mi viaje de vuelta a Barcelona, con la fuerza y ánimo de conducir mi coche, mi Volvo XC40, cuya estabilidad, confort y potencia (y siempre con una conducción responsable) me acompaña en todos mis viajes, cortos o más largos, con la máxima fiabilidad posible.

Volvo

VolvoXC40 Fotografía de Pelayo Lacazette

 

Auto Salón Volvo, Cerdeño 29, 33010 Oviedo. Teléfono 985 791 909. En Gijón, Polígono Roces, 33211.

Hotel NH Gijón, Paseo Dr. Fleming, 71, 33203 Gijón. Teléfono 985 195 755

Pastelería Aliter Dulcia, Calle San Bernardo, 20, 33201 Gijón. Teléfono 984 394 481

Restaurante Casa Gloria, Calle Cervantes, 24, 33004 Oviedo. Teléfono 984 834 243. También en Gijón, en la Plaza Florencio Rodriguez, 3, 33206. Teléfono 984 299 490

Tienda de flores Materia Botánica, Calle Fruela, 1, 33007 Oviedo. Teléfono 637 833 376

Fotógrafo Pelayo Lacazette, email:info@pelayolacazette.com. Teléfono 676 962 372

El Círculo, Calle Marqués de San Esteban, 11, 33206 Gijón. Teléfono 693 932 414

© 2019 Raquel Carrio. All rights reserved.

 

 

La cocina del Delta del Ebro en formato de tapas y platillos de la mano del chef Fran López

El chef Fran López con una estrella Michelin en el Hotel-Restaurant Villa Retiro consiguió introducir en Barcelona la rica y variada gastronomía del Delta del Ebro con su restaurante Xerta ubicado en el hotel Ohla Eixample, alcanzando el segundo reconocimiento para su carrera con una estrella para este restaurante barcelonés de la famosa guía roja gastronómica francesa. De tal forma que Fran López se ha convertido en uno de los cocineros más jóvenes con dos estrellas Michelin.

Fran López es un embajador de la cocina de les Terres de l’Ebre y en sus restaurantes ofrece la tradición de su tierra junto con las más ingeniosa innovación pero siempre respetando los productos de temporada que le da el territorio que le vió nacer allá por 1983. Es la cuarta generación de una familia que comenzó en 1929 en la restauración. Acutalmente, junto con su hermano Joaquim director general de Villa Retiro Group, son los creadores de este grupo empresarial que da trabajo a 200 personas y en donde se incluyen ramas de: escuela de cocina, un festival de música y una bodega de vinos y aceites. Desde el 2018 tienen un pie en la isla mayor de las Pitiusas gestionando el elegante y respetadísimo Hacienda Na Xamena que ofrece impresionantes vistas al mar desde su privilegiada ubiación en un acantilado.

Ohla Boutique Hotels gestiona dos hoteles en la Ciudad Condal. Por un lado Ohla Barcelona en Vía Laietana y Ohla Eixample por otro lado en la calle Córcega. En ambos la oferta gastronómica del hotel está capitaneada por dos primeros espadas de los fogones: Romain Fornell, también condecorado con una estrella Michelin, en Ohla Barcelona y Fran López en Ohla Eixample encargándose del Xerta Restaurant (1 estrella Michelin), Xerta Tapas Bar la versión informal del anterior, el Sky Bar, banquetes y reuniones de empresa, room service y los desayunos. De esta forma ambos hoteles han conseguido para la marca el título de ser la primera cadena hotelera boutique gastronómica.

Si en Xerta Restaurant el ambiente es más formal, propio de un restaurante con estrella Michelin, en Xerta Tapas Bar se ha buscado seguir con la misma línea editorial, es decir, transportar la cocina del Delta del Ebro pero en un ambiente más desenfadado, con un estilo de cocina y servicio informal pero con mucha técnica culinaria. Situado entre el lobby y el hall del hotel con vistas a la calle, para que sea más accesible tanto para los huéspedes como para los lugareños en busca de esa cocina casual originaria del Delta del Ebro. Tapas frías de quesos catalanes o de ahumados como las anchoas, anguila o sardinas, el tartar de atún rojo de L’Ametlla de Mar, el carpaccio de pies de cerdo con crema de foie y rebozuelos o las tapas calientes que apetecen con el tiempo frío como los mejillones del Delta con salsa marinera, el pulpo asado con texturas de berenjena y moniato, el trampantojo de falsos churros con chocolate que son en realidad fingers de bacalao y salsa de marisco con tinta de calamar, o el plato típico de esta zona que es el «xapadillo» de anguila con picada. La proteína animal está presente en platillos como el canelón de pato salvaje o el timbal de cola de buey, pies de cerdo, las ancas de rana, el suquet marinero o marisco según lonja.

El carrito de postres atrae todas las miradas más golosas por estar situado a la vista de todos los comensales y por supuesto también está inspirado en la repostería de esa zona. La bodega de vinos es compartida con el restaurante Xerta y existe la posibilidad de elegir vinos a copas.

Platillos degustados:

  • Mejillones del Delta.

Mejillones

Mejillones

 

  • Navajas del Delta.

Navajas

Navajas

 

  • Croquetas de rabo de buey, crujiente por fuera y por dentro casi líquida, a modo de un coulant.

Croquetas de rabo de buey

Croquetas de rabo de buey

 

  • Mini clochas con verduras escalibadas y un arenque, un plato tradicional de cuando iban a vendimiar.

Mini clochas

Mini clochas

 

  • Falsos «churros con chocolate» hechos con bacalao, salsa de marisco y tinta de calamar.

Falsos churros con chocolate

Falsos churros con chocolate

 

  • Sepia de pincho con cebolla, tomate, piquillo y tomillo.
  • «Xapadillo» de anguila con picada. La anguila se seca al sol con sal, luego se pasa al horno y por último a la plancha para que quede crujiente.

"Xapadillo" de anguila

«Xapadillo» de anguila

 

  • Suquet de anguila. Es un plato típico de almuerzo de sábado.

"Suquet" de anguila

«Suquet» de anguila

 

  • Tripa de bacalao con alubias blancas.

Tripa de bacalao

Tripa de bacalao

 

  • Canelón de pato salvaje con trompetas de la muerte.

Canelón de pato salvaje

Canelón de pato salvaje

 

  • Pastelito de cabello de ángel.

Pastelitos de cabello de ángel

Pastelitos de cabello de ángel

Xerta Tapas Bar Córcega, 289 08008 Barcelona. Teléfono 937 379 080 Precio medio 30 euros. Horario: de lunes a sábado de 13h a 16h y de 20h a 23h.

© 2019 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: