Sandra Sánchez: el kárate es un arte lleno de sentimiento, garra, fuerza y corazón

“ESTAMOS RODEADOS DE PERSONAS INSPIRADORAS, NO HACE FALTA QUE SEAN CONOCIDAS” 
sandra sánchez foto

Foto cedi­da por San­dra Sánchez

 

San­dra Sánchez (1981) es la mejor karate­ca en la modal­i­dad de kata de todos los tiem­pos. Sí, la mejor del mun­do y de la his­to­ria. Con 153 cen­tímet­ros y 48 kilos de fuerza, tenaci­dad y humil­dad, la karate­ca que lo gana todo y que entró en la Selec­ción Españo­la con 33 años, ha demostra­do que los sueños pueden cumplirse cuan­do se tra­ba­ja con dis­ci­plina. Sol­i­daria y gen­erosa (recien­te­mente ha don­a­do el dinero de un pre­mio para con­stru­ir un gim­na­sio para niños en un Hos­pi­tal) apun­ta con ilusión a su próx­i­mo des­ti­no: Tokio 2020. Así es nues­tra campe­ona y Pre­mio Nacional del Deporte: una cabezo­ta genial. 

Aunque empeza­ste a hac­er karate con cua­tro años, entras en la Selec­ción Españo­la con trein­ta y tres y te con­viertes en la mejor karate­ca en katas de todos los tiem­pos. ¿Dónde esta­ba meti­da esta joya?

En Talav­era de la Reina, jaja, y algunos via­jes por el mun­do… Yo había esta­do com­pi­tien­do toda la vida pero los difer­entes selec­cionadores que hubo creyeron que no que tenía el niv­el para entrar en la Selec­ción. Posi­ble­mente tenían razón y seguí mejo­ran­do cada año, a ver si les hacía cam­biar de opinión.

Supon­go que eso solo lo con­sigue alguien tenaz y un poquito cabezota… 

Sí, no puedo negar que soy muy cabezo­ta. Me empeño en hac­er algo y no paro, pero es que no me gus­ta dejar las cosas a medias.

Además, a tus trein­ta y ocho años desafías el con­cep­to edad, deporti­va­mente hablando. 

La edad en el deporte está cam­bian­do. Cada vez los entre­namien­tos son de mejor cal­i­dad, se conoce más sobre pre­ven­ción y recu­peración de lesiones, ali­mentación, etc… Y todo eso suma.

Y eso de ser la mejor karate­ca en katas de todos los tiem­pos, ¿es una respon­s­abil­i­dad o un aliciente?

No es algo que piense, ni siquiera que crea. Me fal­ta mucho por mejo­rar y seguir aprendiendo.

Por cier­to, ¿qué tal con la japone­sa, tu rival en todas las finales ? 

Muy bien, la rival­i­dad es algo que que­da en el tata­mi. Esta­mos vivien­do una eta­pa deporti­va muy inten­sa y emo­cio­nante para las dos coin­ci­di­en­do en tan­tas finales. Al final se crea una admiración y un respeto que además de hac­er­nos ami­gas aho­ra, cuan­do todo esto pase, nos unirá de for­ma especial.

Además, como he oído decir a tu entre­nador, al final tu máx­i­mo rival eres tú. 

Exac­ta­mente. En el tata­mi estás solo, inten­tan­do ser una mejor ver­sión que el día ante­ri­or y tratan­do de super­arte. Pero es que cada día que te lev­an­tas y tienes que dar el 100% en los entrenos, eres tú solo y tu mente quien se pone excusas y jus­ti­fi­ca­ciones para no hac­er­lo o saca fuerzas y razones para dar el máximo.

¿Y cómo se lle­va que tu entre­nador sea tam­bién tu pareja?

Me sien­to afor­tu­na­da de poder vivir todo esto con él, nadie me conoce mejor. Ha sabido darme con­fi­an­za y seguri­dad, algo que es impor­tante trans­mi­tir en el tata­mi. Pero como es tan duro entre­nan­do y man­da tan­to, fuera del tata­mi man­do yo para com­pen­sar, jaja.

Eres una mujer inspi­rado­ra en todos los sen­ti­dos pero, ¿quién te inspi­ra a ti? 

Nun­ca he tenido un per­son­aje úni­co porque me inspiró en mucha gente, en his­to­rias de vida y de superación. Esta­mos rodea­d­os de per­sonas inspi­rado­ras, no hace fal­ta que sean conocidas.

¿Qué es un kata? Seguro que para ti es algo más que una secuen­cia de pos­turas o téc­ni­cas ¿Cómo logras que parez­ca magia?

El kata es parte de ti. Además del sig­nifi­ca­do que tienen cada una de sus téc­ni­cas, está todo lo que expre­sas y que sale de lo más pro­fun­do de tu inte­ri­or. El karate es un arte y como arte está lleno de sen­timien­to, gar­ra, fuerza y corazón.

Está claro que el karate es más que un deporte. ¿Cómo puede influir en la per­son­al­i­dad de los niños y jóvenes que lo practican?

Siem­pre digo que el karate me ha hecho ser como soy, te incul­ca dis­ci­plina, tra­ba­jo duro, superación y fomen­ta val­ores que por supuesto deben estar en tu inte­ri­or pero que a través del karate y de un buen mae­stro se desar­rol­lan. Y todo eso tiene trans­fer­en­cia a tu vida y tu día a día.

El deporte al más alto niv­el supone la máx­i­ma dis­ci­plina y enci­ma el karate es dis­ci­plina en esta­do puro. ¿Que­da algún resquicio para una trav­es­uril­la? Yo que sé, una copi­ta de vino un día. Una sal­i­da noc­tur­na

Jajaja…Yo no bebo, no lo he hecho nun­ca. Sin embar­go, traviesa he sido siem­pre.. Jaja­ja­ja. No sal­go de fies­ta y soy bas­tante dis­ci­plina­da pero hay espa­cio para desconectar.

¿Y cómo con­tro­las los nervios antes de una com­peti­ción? ¿Tienes algu­na ruti­na de rela­jación o aprove­chas el subidón de adrenalina?

Con­fío en todo el tra­ba­jo que hay detrás pero eso no sig­nifi­ca que los nervios desa­parez­can, he apren­di­do a con­vivir con mis nervios, siem­pre están ahí y como no puedo hac­er que desa­parez­can me he hecho ami­ga de ellos.

Por cier­to, para pon­erse nerviosa es que en las Olimpiadas de París 2024 no haya karate ¿Qué cri­te­rio es el que lle­va a hac­er que el break­dance sea deporte olímpi­co y se elim­ine al karate? ¿Esta­mos a tiem­po de que se dé mar­cha atrás?

Los cri­te­rios son aleato­rios, no hay nada escrito. No existe algo que fed­era­ciones y deporte puedan seguir y cumplir y si lo hacen, no depen­der de otras cir­cun­stan­cias para ser o no deporte olímpi­co. No sé si hay mar­cha atrás porque no sé qué es lo que hemos hecho mal ni bien. A niv­el de fed­er­a­dos, ran­go de edad, país­es que prac­ti­can karate, etc, cumplimos todo. Lo que hay más allá de eso, no lo sé.

Con todos los títu­los que tienes (inclu­i­do el Pre­mio Nacional del Deporte el mis­mo año que Rafa Nadal) se te conoce más en Japón donde te paran por la calle que en tu país. ¿Es por qué es España? ¿Por qué es Karate? ¿Por qué eres mujer?

Bueno eso habría que pre­gun­tar­le a la gente, medios de comu­ni­cación, etc… Aunque me sien­to muy queri­da en gen­er­al, quizá si hubiera más foco en todo lo que esta­mos con­sigu­ien­do podríamos lle­gar a más gente y trans­mi­tir todo nue­stro tra­ba­jo y nue­stro karate.

Pre­cisa­mente, antes de entrar en la Selec­ción Españo­la, estu­viste vivien­do y entre­nan­do en Dubai donde te aco­gieron fan­tás­ti­ca­mente, ¿cómo fue la experiencia? 

Fue una gran opor­tu­nidad en mi car­rera deporti­va. Yo com­petía en algunos campe­onatos inter­na­cionales donde podía ir por mi club (no como fed­eración nacional) y fue gra­cias a Driss, un téc­ni­co, y al Dr Alaa y Zitouni. Ellos me vieron y pen­saron que tenía cual­i­dades y proyec­ción. De repente, me vi vivien­do en Dubai, pudi­en­do com­pe­tir en todo el cir­cuito mundi­al y con un club que con­fi­a­ba en mí y en lo que podía con­seguir. Fue la opor­tu­nidad que necesitaba.

Y aho­ra, ¿has­ta cuan­do vas a estar compitiendo?

Mien­tras dis­frute de esta parte com­pet­i­ti­va y ten­ga mar­gen de mejo­ra, no me pon­go fechas.

Para ter­mi­nar, un libro y un deportista…

Libros muchos. Te digo uno pero hay cien­tos… Por ejem­p­lo: “El Guer­rero a la Som­bra del Cere­zo”. Deportis­tas: todos los que des­de una per­spec­ti­va humilde luchan por mejo­rar y per­siguen sus sueños.

© 2019 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved

La belleza interior de Calvià en Mallorca

Las playas del munici­pio de Calvià en Mal­lor­ca son cono­ci­das por todos los tur­is­tas que bus­can sol y playa, que dis­fru­tan del dolce far niente a la oril­la del Mar Mediter­rá­neo, dán­dose vuelta y vuelta para dorarse por el astro rey, pero el inte­ri­or de Calvià esconde una belleza que está ahí y que hay que des­cubrir para encon­trarnos con esa Mal­lor­ca rur­al con su arqui­tec­tura tan car­ac­terís­ti­ca de piedra a la vista. En un tiem­po pretéri­to, los habi­tantes del inte­ri­or de Mal­lor­ca vivían de espal­das a esas playas par­adis­ía­cas porque obvi­a­mente era poco rentable para su pro­duc­ción agrí­co­la y poco tiem­po tenían disponible para ese ocio tan nece­sario y que el resto del mun­do comen­zó a admi­rar. Como una ironía del des­ti­no, ese tur­ista de playa tam­poco se interesó por lo que ocur­ría a unos kilómet­ros al inte­ri­or de la isla y se quedó en algu­na de las 34 playas y calas que están con­tabi­lizadas en su tér­mi­no municipal.

Calvià

Calvià

 

Calvià nació como vil­la en 1285 durante el reina­do de Jaime II de Mal­lorca aunque su igle­sia par­ro­quial data de 1248 ded­i­ca­da a San Juan Bautista tal como se deduce en su ele­men­to dec­o­ra­ti­vo sobre la puer­ta prin­ci­pal de entra­da, donde se refle­ja a San Juan Bautista bau­ti­zan­do a Jesús en el río Jor­dan. Sobre sus cabezas se dis­tingue una palo­ma que rep­re­sen­ta a la veni­da del Espíritu San­to para este acto tan sim­bóli­co de la cris­tian­dad. Por eso se cree que el escu­do de armas de esta vila mal­lorquina proviene el cordero pas­cual que la sim­boliza. Un poco más arri­ba de esta rep­re­sentación de San Juan Bautista aparece una ima­gen de Jesús rezan­do en el huer­to, jun­to a él y según miramos a su derecha apare­cen 3 hom­bres dur­mien­do que son sus após­toles que se quedaron dormi­dos, mien­tras Jesús recibía de un ángel su pro­pio cuer­po que lo sal­varía de la muerte ter­re­nal. A su izquier­da aparece 3 fig­uras más: 2 son sol­da­dos con una cuer­da en la mano dis­puestos a pren­der­lo y la ter­cera es Judas Iscar­i­ote clara­mente iden­ti­fi­ca­ble por la bol­sa de mon­edas de oro entre sus manos y que recibió por entre­gar a Jesús.

Den­tro del munici­pio de Calvià tam­bién podemos admi­rar la Cruz del Desem­bar­co que rep­re­sen­ta el lugar dónde el rey Jaime I de Aragón puso sus pies el 10 de sep­tiem­bre de 1229 para con­quis­tar la isla a los musul­manes que habían lle­ga­do en el año 903, pasan­do entonces a for­mar parte de la Coro­na de Aragón.

Cruz del Desembarco

Cruz del Desembarco

 

El Par­que Arque­ológi­co de Sa Morisca está situ­a­do en una col­i­na y es el cen­tro de var­ios yacimien­tos arque­ológi­cos que con­tiene restos de lo que fue un talay­ot de 9 met­ros de diámetro. La pal­abra talay­ot pro­cede del catalán talaiot, y que rerp­re­sen­ta una ata­laya pequeña. Es una con­struc­ción en for­ma de torre y que fue muy abu­dante en las dos islas Gim­ne­sias, es decir Mal­lor­ca y Meno­ra, dan­do nom­bre a una de las eta­pas más estu­di­adas de la cul­tura balear, es decir la cul­tura talayóti­ca. Se entiende que eligier­an este lugar porque se divisa una amplia vista panorámi­ca para con­tro­lar posi­bles inva­siones ene­mi­gas, y estu­vo habita­do por estos primeros pobladores has­ta la época del desem­bar­co de Jaime I.

 

Vistas desde el Parque Arqueológico de Sa Morisca

Vis­tas des­de el Par­que Arque­ológi­co de Sa Morisca

 

La Fin­ca Públi­ca de Galatzó per­mite des­cubrir una antigua pos­esión agrí­co­la con difer­entes estancias donde se real­iz­a­ban diver­sos ofi­cios. Des­de aquí se puede realizar paseos más o menos inten­sos depen­di­en­do del niv­el que quiera asumir el cam­i­nante o ciclista has­ta lle­gar a la cer­cana Ser­ra de Tra­muntana, un paisaje úni­co con el reconocimien­to de la UNESCO des­de 2011 como Pat­ri­mo­nio Mundi­al. Para saber más sobre las difer­entes rutas y des­cubrir un paisaje úni­co seguir el sigu­iente link donde se des­cubrirán pequeñas obras real­izadas por la colec­tivi­dad con final­i­dad pro­duc­ti­va (las ter­razas para sal­var los desnive­les del ter­reno y poder así cul­ti­var, canal­ización del agua de llu­via, etc) lim­ita­ciones que se han super­a­do en la antigüedad y sin destru­ir el medio.

IFinca Pública de Galatzó

Fin­ca Públi­ca de Galatzó

 

Finca Pública de Galatzó

Fin­ca Públi­ca de Galatzó

 

Finca Pública Galatzó

Fin­ca Públi­ca Galatzó

 

Por supuesto y siem­pre para ese tur­is­mo mucho más tran­qui­lo, nos que­da Pal­ma Nova, Por­tals Nous donde se ubi­ca el cono­ci­do puer­to deporti­vo de Port Por­tals y donde se reú­nen celebri­ties, empre­sar­ios, gente de la farán­du­la y roy­als. El últi­mo en lleguar fue la urban­ización El Toro donde está el céle­bre, lujoso y ele­gante Port Adri­ano dis­eño de Philippe Star­ck y del cual podéis leer más en el sigu­iente link

¿Dónde dormir? 

OD Port Por­tals en Aveni­da Tomàs Blanes Tolosa, 4. 07181 Calvià. Mal­lor­ca. Telé­fono 971 675 956. Es un edi­fi­cio con un dis­eño mediter­rá­neo muy actu­al, con habita­ciones amplias y mod­er­nas. Ameni­ties de la mar­ca pre­mi­um Etro.

Interior habitación OD Port Portals

Inte­ri­or habitación OD Port Portals

 

Desayuno en el hotel OD Port Portals

Desayuno en el hotel OD Port Portals

 

¿Dónde com­er?

Durante todos los viernes del mes de octubre de octubre se cel­e­bra la Mostra Cuines Calvià en la cual par­tic­i­pan los prin­ci­pales restau­rantes del munici­pio con un menú especí­fi­co a un pre­cio muy democráti­co con el claro obje­ti­vo de pon­er en val­or la coci­na de estos restau­rantes. Para más infor­ma­ción de restau­rantes par­tic­i­pantes, menú y pre­cio con­sul­tar en el sigu­iente link

Bal­n­eario Illetas en Pas­seig Illetas, 52 A. 07181 Calvià. Telé­fono 971 401 031. Es un restau­rante y Beach Club en un entorno idíli­co para dis­fru­tar de un mar­avil­loso día de playa y de la gas­tronomía de este lugar.

Croquetas de sobrasada

Cro­que­tas de sobrasa­da picantes

 

Berenjena rellenas con salsa de almendras

Beren­je­na rel­lenas con sal­sa de almendras

 

Coca de albaricoque con helado de vainilla

Coca de albari­coque con hela­do de vainilla

 

Fer­gus Style Toba­go  Car­rer Marin Ros Gar­cía, 1. 07181 Pal­mano­va. Mal­lor­ca. Telé­fono 971 680 500. Mod­er­no hotel de 5 estrel­las situ­a­do en primera línea de playa.

Tabla de quesos en Fergus Style Tobago

Tabla de que­sos en Fer­gus Style Tobago

 

Hotel Fergus Style Tobago

Hotel Fer­gus Style Tobago

 

Secrets Mal­lor­ca Vil­lamil Bule­var de Peguera, 66. 07160 Peguera. Telé­fono 971 099 171. En un edi­fi­cio de for­ma­to castil­lo, rede­fine el con­cep­to de resort de lujo para lle­var­lo a su máx­i­ma expre­sión. Situ­a­do frente a una par­adis­ía­ca playa de are­na dora­da, es sin duda el lugar per­fec­to para desconec­tar y conec­tar con nosotros mismos.

Desayuno en Secrets Mallorca Villamil

Desayuno en Secrets Mal­lor­ca Villamil

 

Bufet desayuno Secrets Mallorca Villamil

Bufet desayuno Secrets Mal­lor­ca Villamil

 

Desayuno bufet en Secrets Mallorca Villamil

Desayuno bufet en Secrets Mal­lor­ca Villamil

 

Blue Nest  Port Adri­ano, local 1.1A. Telé­fono 971 658 875. Restau­rante y ter­raza con vis­tas a los yates que están atra­ca­dos en el lujoso Port Adri­ano. Car­ta de tapas y platos de corte mediter­rá­neo, así como selec­ción de cócte­les para alargar la noche o para mari­dar con los platos.

Atún

Atún

 

UDON Mag­a­luf Avda. Mag­a­luf. CC Mon­u­men­tum Plaza. 07181 Calvià. Telé­fono 971 690 829 de coci­na asiáti­ca y donde los noo­dles y gyozas, entre otros platos, son los pro­tag­o­nistas indiscutibles.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

 

Serafín Zubiri: la vida es música y la música es vida

BLAS CANTÓ ES LA MEJOR ELECCIÓN QUE HA HECHO ESPAÑA EN LOS ÚLTIMOS AÑOS 

Foto cedida por Serafín Zubiri

Foto cedi­da por Ser­afín Zubiri

Ser­afín Zubiri (1964) es un hom­bre todoter­reno. Ser inv­i­dente no le ha impe­di­do escalar el Aconcagua o cor­rer en la maratón de La Habana o Nue­va York. Dos veces en Euro­visión, vicepres­i­dente durante cua­tros años de la Fed­eración Inter­na­cional de Deportes para cie­gos, locu­tor o actor, Zubiri sigue en la músi­ca rein­ven­tán­dose con valen­tía y sen­ti­do de humor. Próx­i­ma­mente le escuchare­mos con su piano en un espec­tácu­lo sobre Euro­visión que recor­rerá toda España. 

Músi­co, locu­tor, actor, deportista… Eres un hom­bre impa­ra­ble, ¿siem­pre has sido un terremoto? 

La ver­dad es que siem­pre he sido una per­sona con muchas inqui­etudes y me ha gus­ta­do diver­si­ficar mi vida en dis­tin­tos ámbitos. Pro­bar sen­sa­ciones difer­entes… De algu­na man­era, esto viene con­mi­go de serie.

Por cier­to, en esas aven­turas deporti­vas que has pro­tag­on­i­za­do (mara­tones por todo el mun­do, pati­na­je, escal­a­da…) me lla­ma la aten­ción la subi­da al Aconcagua y sus 6.960 met­ros de altura. ¿Cómo es esa expe­ri­en­cia? ¿Cómo lo consigues? 

Lo logramos con un equipo de mon­tañeros pro­fe­sion­ales con los que entre­n­amos durante un tiem­po y fuimos adquirien­do la destreza de movil­i­dad den­tro de la mon­taña con los bas­tones que uti­liza todo el mun­do. Y luego usan­do el resto de los sen­ti­dos para lle­var a buen puer­to la haz­a­ña. Lo con­seguimos, y tam­bién el Kil­i­man­jaro en África o el Mont Blanc en Europa, entre otros.

Has via­ja­do muchísi­mo. ¿Qué expe­ri­en­cias sen­so­ri­ales bus­cas cuan­do ater­rizas en una ciudad? 

Sonidos, olores, comi­das… lo que perci­bo con el resto de los sen­ti­dos. Tam­bién me gus­ta pre­gun­tar mucho para cono­cer a fon­do el entorno en el que estoy y hac­erme una ima­gen más o menos aprox­i­ma­da de los sitios que visito.

Tal vez has­ta te abres más a la gente…

No sé, yo creo que eso va más con la per­sona. No tiene porqué estar deter­mi­na­do por la caren­cia, en mi caso, de la vista. Depende del carác­ter más o menos abier­to de cada uno.

Además de ese carác­ter impa­ra­ble y extro­ver­tido, otra de las cosas que te car­ac­ter­i­zan es la ale­gría y el sen­ti­do del humor. Te ríes has­ta de ti mis­mo sin ningún prob­le­ma. ¿Te ayu­da­do en momen­tos difí­ciles esta for­ma de enten­der la vida? 

Bueno, el sen­ti­do del humor es un indi­cador claro de afrontamien­to pos­i­ti­vo ante los prob­le­mas. Y para mí el sen­ti­do del humor es fun­da­men­tal: hay que tomarse la vida con la seriedad que requiere pero sin dar­le tan­ta impor­tan­cia a las cosas. Es decir, todo en su jus­ta medi­da y siem­pre con un sen­ti­do positivo.

Tienes dotes de psicól­o­go. De hecho, has esta­do estu­dian­do psi­cología e impar­tien­do char­las de motivación…

Sí, esa es otra de las partes de mi vida. Lle­vo catorce o quince años dan­do char­las de motivación.

Y pasan­do al tema Euro­visión, que supon­go que es uno de los pun­tos fun­da­men­tales en tu car­rera con dos par­tic­i­pa­ciones en 1992 y en el año 2000, ¿qué es lo más que recuer­das de estos momentos? 

La ver­dad es que fueron dos expe­ri­en­cias muy intere­santes y yo me lo pasé muy bien. Todo en gen­er­al fue pos­i­ti­vo, no recuer­do nada neg­a­ti­vo. Sobre todo a mí me llegó muchísi­mo la segun­da vez cuan­do fui elegi­do por votación pop­u­lar en un momen­to en el que esta­ba a pun­to de dejar la músi­ca. Fue muy espe­cial, un det­o­nante claro en mi vida. Si no hubiera sido por aque­l­la can­ción posi­ble­mente yo no estaría aho­ra hablan­do contigo.

Te atreverías con una ter­cera, ¿ver­dad?

Nun­ca me lo he plantea­do pero tam­poco lo con­trario. No es algo que piense pero tal vez si se dier­an las cir­cun­stan­cias y apareciera una can­ción fan­tás­ti­ca… ¿Por qué no? La ver­dad es que no com­pren­do a la gente que ha esta­do en Euro­visión y ren­ie­ga del Fes­ti­val. Es poco coher­ente. Hay que ser con­se­cuente con lo que uno hace. Si en el momen­to en el que estu­viste, lo hiciste sin que nadie te obligara, no se entiende que luego reniegues de tu paso por Eurovisión.

¿Y que te parece Blas Cantó?

La ver­dad es que creo que este año hemos hecho una gran elec­ción. Me parece per­fec­ta. Posi­ble­mente la mejor elec­ción que ha hecho España en los últi­mos años, sin duda. Blas es un gran artista, can­ta muy bien, es un chico joven, guapo… Lo tiene todo para tri­un­far. Aho­ra fal­ta la can­ción que es muy importante.

Por cier­to, estás preparan­do un musi­cal sobre Euro­visión que se estre­na el año que viene.

Sí, estoy muy con­tento con este tema. Llev­a­ba muchos años con la idea en la cabeza y hace dos empecé a preparar­lo. Van a ser cua­tro décadas en cua­tro blo­ques: años 60, 70, 80 y 90. Den­tro de cada déca­da estará lo más rep­re­sen­ta­ti­vo de las actua­ciones españo­las y cada bloque se cer­rará con los números más impor­tantes del Fes­ti­val. Creo que va quedar bien porque tiene un hilo muy coher­ente. Además, en los bis­es meter­e­mos cosas más con­tem­poráneas, temas del siglo XXI como la últi­ma can­ción ganado­ra por Por­tu­gal, el “Rise like a Phoenix” de Con­chi­ta Wurst , “Eupho­ria” o “Qué­date con­mi­go”. Y todo ello con Anabel Conde (segun­da posi­ción en 1995) y su her­mana que tam­bién es cantante.

Se estre­na el próx­i­mo 1 de mar­zo, ¿ver­dad?

Sí, en el Pala­cio Euskalduna en Bil­bao. Y luego estare­mos por todo el país. Va a ser un espec­tácu­lo de largo recor­ri­do y espero que dure muchos años. Igual que lo que estoy hacien­do aho­ra: siete años ya con Nino Bra­vo. A mí me gus­ta desar­rol­lar espec­tácu­los atem­po­rales que val­gan para este año y para den­tro de cin­co. En el caso de Euro­visión iré intro­ducien­do las nuevas can­ciones que vayan sonando.

Por ejem­p­lo, si gana Blas Cantó… 

Por supuesto, ahí estaría.

Está claro que sigues en la músi­ca rein­ven­tán­dote y bus­can­do cosas nuevas. ¿Es difí­cil con­tin­uar ahí a través de los años? 

Es com­pli­ca­do pero yo estoy tenien­do la suerte de poder con­seguir­lo. Me sien­to priv­i­le­gia­do y afor­tu­na­do por lograr­lo. Hay que estar al día, pele­an­do muchísi­mo, reinventándose…Pero ahí estoy, en la pelea y no me va mal. Así que estoy contento.

La ver­dad es que eres un hom­bre inspi­rador. ¿Tú tam­bién te inspi­ras en algo o alguien? 

Sí claro. Sobre todo en la vida en gen­er­al, en los momen­tos o situa­ciones per­son­ales que vas pasan­do. La vida es músi­ca y la músi­ca es vida. “Todo esto es la músi­ca”, como decía mi can­ción en 1992. Al final, uno refle­ja lo que es y lo que siente a través de lo que mejor sabe hac­er. En mi caso, la músi­ca. Otros lo podrán plas­mar en otro tipo de artes.

“Col­ga­do de un sueño” es la can­ción con que rep­re­sen­tas a España en el año 2000 y es la que te devuelve al mun­do de la músi­ca cuan­do ibas a aban­donarlo. ¿Ser­afín sigue soñando?

Creo que ya no soy tan soñador como entonces. Quizá soy más prag­máti­co. Aunque bueno, mi sueño es seguir hacien­do lo que hago, dis­fru­tar de lo que ten­go y man­ten­er una bue­na salud. No pido más.

© 2019 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved

FISAN ha presentado su Jamón Alta Gastronomía Edición Limitada Añada 2015 en la Cocina Hermanos Torres Restaurant de Barcelona

La fla­mante coci­na a la vista del restau­rante de los Her­manos Tor­res en Barcelona, con 2 estrel­las Miche­lin y 3 Soles Rep­sol, fue el esce­nario per­fec­to para la pre­sentación por parte de FISAN de su Jamón de Alta Gas­tronomía Edi­ción Lim­i­ta­da Aña­da 2015, además de la exclu­si­va prim­i­cia de mostrar la aña­da 2012 y que servirá durante todo el 2020 para con­mem­o­rar los 100 años de exis­ten­cia de esta casa de ibéri­cos de Gui­jue­lo.

Jamón de Bellota FISAN

Jamón de Bel­lota FISAN Alta Gas­tronomía Edi­ción Lim­i­ta­da Aña­da 2015

 

FISAN selec­ciona las piezas más extra­or­di­nar­ias de cada tem­po­ra­da y los clasi­fi­ca con el cal­i­fica­ti­vo de “Alta Gas­tronomía” como sím­bo­lo de sus más altos nive­les de cal­i­dad. La Edi­cion Lim­i­ta­da aña­da 2015 se dis­tingue por su sabor inten­so, dulce y aro­mas que recuer­dan a la hier­ba fres­ca de la dehe­sa y a esas golosas bel­lotas que el cer­do ibéri­co devo­ra. Después ven­drá su paciente curación de 60 meses en las bode­gas nat­u­rales de Gui­jue­lo, durante los cuales, solo recibe mimos para que exp­rese toda su per­son­al­i­dad en el momen­to final de su corte a cuchil­lo y sus lon­chas se der­ri­tan en nues­tras bocas y per­duren en nue­stro memo­ria más poéti­ca y hedonista.

Jamón de Bellota FISAN

Jamón de Bel­lota FISAN Alta Gas­tronomía Edi­ción Lim­i­ta­da Aña­da 2015

 

Y como cada Navi­dad, FISAN, ha prepara­do su Edi­ción Lim­i­ta­da más exclu­si­va de 52 piezas cer­ti­fi­cadas y numer­adas que acred­i­tan todo este cuida­do y que se pre­sen­ta en estuche for­ra­do a mano en cuero nat­ur­al, acom­paña­do de cuchil­lo jamonero, pin­zas para servir, mandil FISAN, y libro del Cen­te­nario de FISAN donde se detal­la la his­to­ria, la cul­tura, la cata y la excep­cional­i­dad del Jamón FISAN. Este jamón se puede adquirir en la tien­da online de FISAN por 1.200 euros IVA inclu­i­do. Tam­bién en exclu­si­vas tien­das gourmet selec­cionadas por la marca.

Los Hermanos Sánchez de FISAN junto a los Hermanos Torres

Los Her­manos Sánchez de FISAN jun­to a los Her­manos Torres

 

Además, y como aper­i­ti­vo de la cel­e­bración del siglo de exis­ten­cia en el 2020, han prepara­do un exclu­si­vo estuche de lujo com­puesto del libro del cen­te­nario con 3 sobres de 80 gramos cada uno de Jamón de Bel­lota Ibéri­co Alta Gas­tronomía Reser­va Pri­va­da aña­da 2012 (100 meses de curación, un guiño a la edad de esta empre­sa) y que cor­re­spon­den a 3 cortes difer­entes del jamón, a saber: pun­ta, maza y con­tra­maza, De ven­ta en la tien­da online de FISAN por 100 euros (IVA incluido).

 

La cocina está situada en el centro del restaurante de los Hermanos Torres

La coci­na está situ­a­da en el cen­tro del restau­rante de los Her­manos Torres

 

FISAN está ges­tion­a­da por la ter­cera gen­eración y los her­manos Sánchez siguen man­te­nien­do el niv­el de exi­gen­cia en la cal­i­dad a la altura de lo que comen­zó el abue­lo de ellos en este enclave úni­co que es Gui­jue­lo. En el 2020 cumplirán 100 años de exis­ten­cia y durante este tiem­po han sabido adap­tase a los cam­bios con­tin­u­os de las necesi­dades de los clientes sin perder ese sen­ti­do de elab­o­ración tradi­cional y artesanal.

Lomo de bellota Alta Gastronomía FISAN con pan de cristal y tomate

Lomo de bel­lota Alta Gas­tronomía FISAN con pan de cristal y tomate

 

El restau­rante barcelonés de los Her­manos Tor­res sitúa la coci­na en el cen­tro para que sea obje­to de todas las miradas de los clientes que están situ­a­dos alrede­dor de ese eje ver­te­brador que son los fogones, para obser­var los min­u­ciosos y quirúr­gi­cos movimien­tos de los vir­tu­osos chefs y que como una orques­ta bien afi­na­da van preparan­do sus platos que son obras efímeras de arte cuan­do se colo­can en las mesas de los comen­sales allí reunidos.

 

Ensalada de buey de mar con su coral

Ensal­a­da de buey de mar con su coral

Alubias con consomé de jamón y chorizo

Alu­bias con con­somé de Jamón y Chori­zo de bel­lota Alta Gas­tronomía FISAN

 

Los Her­manos Tor­res y los Her­manos Sánchez de FISAN se conocieron en Madrid Fusión y des­de entonces han colab­o­ra­do con­jun­ta­mente para desar­rol­lar nuevas prop­ues­tas con el ibéri­co como pro­tag­o­nista de los platos de Ser­gio y Javier.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

.

María José Flaqué: “El gran aprendizaje de estos tiempos es desconectar sin tener que irse al Tíbet”

Se puede med­i­tar a través del baile, la conex­ión con la nat­u­raleza o la creatividad 

foto maría josé flaqué

Foto gen­tileza de María José Flaqué

 

María José Flaqué (1981) es una ref­er­en­cia espir­i­tu­al en las redes sociales. Con más de un mil­lón de seguido­ras, esta costar­ri­cense emprende­do­ra y valiente es la creado­ra de la platafor­ma “Mujer Holís­ti­ca”: un lugar en el que inspi­ra a las mujeres para atre­verse a ten­er una vida llena de pasión, amor, bien­es­tar y abun­dan­cia. Con dos exi­tosos libros en el mer­ca­do, una de las “health coach” y maes­tra de med­itación más cono­ci­das del mun­do vir­tu­al, recorre el plan­e­ta apren­di­en­do y enseñan­do a vivir conec­tadas con nue­stro cen­tro. Para ello es fun­da­men­tal darse cuen­ta de que, des­de el pun­to de vista holís­ti­co, todas las partes del ser y las áreas de la vida están conec­tadas. Pro­te­ger nue­stro espa­cio y energía es fun­da­men­tal para encon­trar el equi­lib­rio interior.

¿Por qué “mujer holís­ti­ca” y no per­sonas o seres holís­ti­cos? ¿Tu tra­ba­jo se cen­tra en las mujeres porque son difer­entes a los hom­bres en cuan­to a bien­es­tar o espiritualidad? 

Cuan­do comencé con Mujer Holís­ti­ca el lla­ma­do fue a tra­ba­jar con mujeres. El nom­bre llegó a mí de la nada y nun­ca me cues­tioné por qué solo con mujeres, sim­ple­mente sabía que ese era mi lugar, mi ámbito. Creo que los hom­bres tienen un camino igual de impor­tante que el nue­stro pero no con­tro­laría tan bien los detalles como en el caso de las mujeres porque soy una de ellas. Mujer Holís­ti­ca siem­pre ha sido un refle­jo de mi evolu­ción y, por tan­to, de las prác­ti­cas que las mujeres nece­si­tan para conec­tarse con su centro.

¿Cómo se puede man­ten­er la salud físi­ca y men­tal en una sociedad tan exi­gente? ¿Por qué hay tan­ta gente enferma?

Hay muchos fac­tores impor­tantes a la hora de man­ten­er la salud físi­ca y men­tal, no se pueden reducir a una línea. Sin embar­go, creo que la conex­ión inte­ri­or con el Ser y regre­sar a prác­ti­cas que nos conecten con el silen­cio inter­no, como la med­itación, son el pilar fun­da­men­tal de una bue­na salud. En tér­mi­nos de la enfer­medad, en mi opinión, el cuer­po refle­ja todo lo que sucede inter­na­mente. Así como es afuera, es aden­tro. El cuer­po habla a través de sín­tomas y cuan­do no escuchamos, con­tinúa hablan­do has­ta que nos lle­va a deten­er­nos y ver qué está pasan­do. Esto nos con­duce a la intro­spec­ción y a traer más con­scien­cia sobre el esti­lo de vida que esta­mos lle­van­do. Nos lle­va a cono­cer­nos mejor.

Le das una gran impor­tan­cia a la med­itación y a muchísi­mas mujeres (y hom­bres) les cues­ta med­i­tar en el sen­ti­do más for­mal de la pal­abra. ¿No todo es sen­tarse, ver­dad? ¿Hay otras for­mas de apa­gar el rui­do inter­no y hac­er espa­cio entre los pensamientos? 

No, la med­itación no es sen­tarse. Med­i­tar es entre­nar la mente uti­lizan­do un estí­mu­lo en par­tic­u­lar para que ésta no se deje dis­traer por pen­samien­tos, emo­ciones o cualquier inco­mo­di­dad físi­ca. En otras pal­abras: med­i­tar es poder sen­tir la infinidad de la mente y del espíritu sin que domi­nen los pen­samien­tos. Muchas veces esto es referi­do como “pon­er la mente en blan­co”, o lib­er­ar­la de pen­samien­tos, pero en real­i­dad es sim­ple­mente no iden­ti­fi­carse con los pensamientos.

Hay muchas for­mas de med­i­tar, hay tan­tos caminos de conex­ión inter­na como seres humanos sobre el mun­do. Puedes entrar en esta­dos de med­itación a través del baile, la con­tem­plación, la nat­u­raleza o expre­siones de cre­ativi­dad. Cualquier activi­dad que ayude a desconec­tarse de los pen­samien­tos y entrar al silen­cio inter­no es una prác­ti­ca de meditación.

Te defines como nóma­da dig­i­tal. Via­jas, vives y tra­ba­jas en difer­entes país­es. ¿Via­jar con mayús­cu­las, esto es, no solo hac­er tur­is­mo, te ha ayu­da­do a ver la vida y los prob­le­mas de otra forma? 

Sí, total­mente. El ten­er la ben­di­ción de haber vivi­do y cono­ci­do tan­tos país­es y cul­turas me ha ayu­da­do a abrir la mente y poder ver que no hay una sola for­ma de vivir. Tam­bién a cues­tionar mis creen­cias y las de la sociedad en la que crecí. Además, me ha per­mi­ti­do enten­der que no hay una sola for­ma cor­rec­ta de vivir, que cada ser humano es un ser sober­a­no de luz que puede escoger su sis­tema de creen­cias y como quiere percibir el mundo.

¿Y qué me dices de los estereoti­pos? Por ejem­p­lo el de la mujer con pare­ja e hijos. Aún hoy en día, en el siglo XXI, muchas mujeres pre­gun­tan a otras por qué están solas o no son madres. A veces has­ta en tono inquisi­to­r­i­al. Y a los hom­bres nadie les cuestiona…

Te voy a respon­der esto con mi ver­dad. Siem­pre he creí­do que cuan­do hay algo en la real­i­dad inter­na de uno, un sis­tema de creen­cias, se ve refle­ja­do en el mun­do exter­no. A mí nun­ca me cues­tio­nan por qué estoy sola o no soy madre. No es algo que per­mi­to en mi cam­po. Yo cui­do mucho mi energía, a quién presto aten­ción y de quién me rodeo. Ten­go una vida que amo y no dejo espa­cio ni energía para este tipo de con­ver­sa­ciones y por ende, no entran a mi espacio.

Des­de luego eres una mujer de ref­er­en­cia: valiente, libre, espir­i­tu­al… ¿Cómo has con­segui­do ten­er más de un mil­lón de seguidores en redes sociales? ¿Te has sen­ti­do abru­ma­da en algún momen­to de esta expe­ri­en­cia mediática?

Los seguidores lle­garon de man­era nat­ur­al, creo que todos ten­emos un camino en esta vida y un propósi­to y el mío es com­par­tir­lo con miles de per­sonas. Hace unos años jamás me hubiera imag­i­na­do que Mujer Holís­ti­ca cre­cería de esta for­ma, pero sucedió. Y sí, he tenido muchos retos a lo largo del tiem­po. Ser líder te hace enfrentarte con tu som­bra, tus miedos y tam­bién tus inse­guri­dades de una for­ma muy fuerte. Ser emprende­do­ra y ten­er una platafor­ma en el mun­do espir­i­tu­al es todo un apren­diza­je. Me he sen­ti­do abru­ma­da muchas veces pero tam­bién sé respetar mis espa­cios y mi energía. Mis prác­ti­cas per­son­ales son lo que me han ayu­da­do a man­ten­erme salud­able, cen­tra­da y feliz.

Y al hilo de lo ante­ri­or, ¿No crees que es insano vivir con tan­tos estí­mu­los? ¿Cómo podemos empezar a desconec­tar sin necesi­dad de mar­charnos a un monas­te­rio en el Tíbet? 

Apa­gar el celu­lar o desconec­tarse de las redes sociales es un buen pun­to de par­ti­da. Es impor­tante sacar tiem­po para uno mis­mo, entrar al silen­cio inter­no y encon­trar prác­ti­cas de conex­ión, como cam­i­nar en la nat­u­raleza. El gran apren­diza­je de estos tiem­po es ese, como poder bal­ancear todo y desconec­tar sin ten­er que irse al Tíbet, hacien­do de nue­stro bien­es­tar una pri­or­i­dad. Y tienes que ser tú el que se deci­da. Nadie lo hará por ti. 

Afir­mas que nue­stro esta­do nat­ur­al es la abun­dan­cia e impartes for­ma­ción para mujeres emprende­do­ras. Sin embar­go, parece que nos cues­ta hablar de espir­i­tu­al­i­dad y salud inte­gral al mis­mo tiem­po que de bien­es­tar económi­co y emprendeduría… 

Creo que es nues­tra respon­s­abil­i­dad limpiar el sis­tema de creen­cias que rige la sociedad en la que vivi­mos. La creen­cia de que la espir­i­tu­al­i­dad y el dinero no van de la mano está obso­le­ta. El dinero es energía div­ina y sagra­da que nos ayu­da a man­i­fes­tar cosas mate­ri­ales en el mun­do y cumplir con nue­stro propósi­to. Además, sin dinero, es más difí­cil lle­gar a más per­sonas con nue­stro men­saje. Para mí, el dinero va de la mano con nues­tra mis­ión de vida.

¿Hay luz den­tro del caos? 

La luz está pre­sente en todo. La divinidad y la creación son la fuente de todo. Detrás de la polar­i­dad, de lo que nos gus­ta o no nos gus­ta, está la creación abso­lu­ta. No exi­s­tiría el orden sin el caos, pero detrás de esos dos jun­tos siem­pre está la Ver­dad, la creación absoluta.

¿Cuáles son los próx­i­mos retos de Mujer Holística? 

Estoy en el pro­ce­so de traer más prác­ti­cas energéti­cas a mi tra­ba­jo. Este año estaré incor­po­ran­do un tra­ba­jo mucho más pro­fun­do a niv­el energéti­co y menos de la mente. Creo que la nue­va vibración y niv­el de con­scien­cia que esta­mos vivien­do requiere que tra­ba­je­mos des­de un plano más energéti­co y menos men­tal. Es pre­ciso regre­sar al cuer­po físi­co y a las prác­ti­cas de conex­ión con la nat­u­raleza y la energía femenina.

Cada día es un rega­lo aunque a veces lo olvi­damos, ¿ver­dad?

Cor­rec­to.

© 2019 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved

 

Vivir

-¿Por qué dejaste de jugar? le pre­gun­tó por fin el corazón a la mente. Era una cuestión que tenía pen­di­ente des­de hacía mucho tiempo. 

Se hizo un silen­cio pro­fun­do en el que se percibió con nitidez el vaivén de la san­gre. De izquier­da a derecha, de arri­ba a abajo.

-No lo sé, con­testó la mente con su seriedad habit­u­al. Es lo que se supone que debe­mos hac­er: cre­cer, madu­rar y aban­donar a nue­stro niño o niña inte­ri­or. Lo que toca. Es cier­to que algunos se nie­gan pero solo unos pocos con­siguen que con­tinúe ahí través de los años.

El corazón sol­lozó. -¿Y no hay for­ma de que vuel­va con nosotros? Quizá, si tú y yo nos uni­mos, podamos conseguirlo.

La mente se detu­vo un instante. ¿Por qué no hac­er­le caso al corazón por una vez?

-Está bien. Lo intentaremos.

Los pul­mones inspi­raron y expi­raron pro­fun­da­mente. Los ojos se cer­raron un momen­to. Quedaron aparca­dos desamores, miedos y riñas. Tam­bién la nev­era vacía y la cama sin hac­er. Las obliga­ciones, el qué dirán…  Los labios son­rieron lev­e­mente y una músi­ca del pasa­do se coló de súbito en los oídos cansa­dos de noti­cias pes­imis­tas. La gar­gan­ta can­tur­reó una can­ción infan­til. Los pies deci­dieron moverse descal­zos y luego se unieron los mus­los, el tron­co y los bra­zos en una dan­za sin tiempo.

-Estoy aquí, susurró tími­da una voz en la boca del estó­ma­go. Son­a­ba lejana y débil pero todavía esta­ba viva.

El corazón comen­zó a aban­donar su habit­u­al esta­do de ansiedad. La mente apagó el botón de aler­ta y advir­tió des­de la placidez el mur­mul­lo inocente:

-estoy aquí, estoy aquí…

Aún era posi­ble rescatar la esen­cia escon­di­da bajo la ceguera diaria. La ale­gría pura del pre­sente y la sen­cillez del aho­ra habla­ban en la voz infan­til secuestra­da. Si se escuch­a­ba con un poco de aten­ción volvería a ocu­par su lugar prim­i­ti­vo. El espa­cio que jamás debió abandonar.

La mente se sin­tió tan ser­e­na y feliz que decidió que nun­ca más silen­cia­ría aquel can­to transparente.

El corazón bombeó más san­gre. Era una san­gre limpia y ren­o­va­da. Reju­venecía por segun­dos y esta­ba pro­fun­da­mente agrade­ci­do a la mente por ayu­dar­le a lograr aquel des­cubrim­ien­to genial: “la vida en esta­do puro ocul­ta tras lo que se supone que es vivir”.

BSO Vivir   de Pablo Alborán

© 2019 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved

 

La Torre Bellesguard de Gaudí acoge la primera edición de Eat Gaudí los días 19 y 20 de octubre

 

La Torre Belles­guard, obra arqui­tec­tóni­ca de Antoni Gaudí y quizás una de las obras menos cono­ci­da de él en la ciu­dad de Barcelona, será el esce­nario de la Primera Edi­ción de Eat Gaudí Belles­guard Food­Mar­ket que se cel­e­brará los días 19 y 20 de octubre, tan­to en el edi­fi­cio en sí como los jar­dines que lo rodean, con el claro obje­ti­vo de situ­ar en el mapa geográ­fi­co de la Ciu­dad Con­dal esta mar­avil­losa casa gau­di­ana con vis­tas, cre­an­do una ofer­ta cul­tur­al y gas­tronómi­ca a la altura.

IMG_1875

Inte­ri­or Torre Bellesguard

 

Para inau­gu­rar esta primera edi­ción se buscó un chef de renom­bre que sirviera de nexo de unión. Inves­ti­gan­do se encon­tró que el propi­etario que encar­gó edi­ficar esta casa, Jaume Figueras, lo fue a su vez tam­bién de la tien­da mod­ernista de las Ram­blas donde aún con­s­ta “Antigua Casa Figueras” y que des­de 1987 está ocu­pa­do por el chef pastele­ro Chris­t­ian Escribà. De esta man­era se cer­ró el cír­cu­lo de bus­car un nom­bre de pres­ti­gio den­tro de la gas­tronomía para apadri­nar esta primera edi­ción de este even­to gas­tronómi­co cultural.

unnamed-4

Fotografía gen­tileza de Eat Gaudí

 

Esta casa fue encar­ga­da por Jaume Figueras, nego­ciante de hari­nas y pas­tas ital­ianas, a su ami­go Antoni Gaudí, pidién­dole que con­struyese (entre 1900 y 1909) una casa con his­to­ria, como si fuera un castil­lo a cabal­lo entre el góti­co y el mod­ernismo, has­ta tal pun­to que Gaudí retro­cedió a la época de Martín I de Aragón, tam­bién lla­ma­do Martín I el Humano (por su gran pasión por las Humanidades y los libros) y Martín I el Viejo, cuan­do ocupó los ter­renos de esta casa por prob­le­mas res­pi­ra­to­rios y estar ale­ja­do del cen­tro de la ciu­dad jun­to a la mon­taña de Collsero­la. De tal man­era que le sirvió de argu­men­to para con­stru­ir esta casa en el esti­lo neogóti­co rin­di­en­do hom­e­na­je a esa época medieval, con muchos guiños que no pasarán desapercibidos como las bal­dosas de la pared de la entra­da donde están dibu­ja­dos un león y un gal­lo rep­re­sen­tan­do el escu­do de armas de la esposa de Martín el Humano, y otros puestos al día para la época de su con­struc­ción como el sue­lo de cemen­to Port­land rugoso para que sirviera de ester­il­la y los invi­ta­dos se limpiaran los pies al entrar en la casa ya que el exte­ri­or era y es de tierra.

IMG_1927

Cara de dragón que se puede dis­tin­guir en el ter­ra­do de la Torre Bellesguard

 

Habrán vis­i­tas comen­tadas a la casa y donde se podrá degus­tar crea­ciones de Escribà para des­cubrir los difer­entes espa­cios que se pueden vis­i­tar como el piso cono­ci­do como Saló dels Maons donde se orga­ni­zarán dos comi­das y una cena a car­go del tele­vi­si­vo chef Marc Ribas, Toni Cot de Bou­quet Expe­ri­ences, Chris­t­ian Escribà, la músi­ca de Ensem­ble Con­cer­tan­ti Barcelona (aprovechan­do la gran acús­ti­ca del salón) y la geren­cia de la Torre Belles­guard para que los comen­sales que se apun­ten puedan vivir una expe­ri­en­cia úni­ca y mem­o­rable, ya que será un via­je en el tiem­po en la his­to­ria de esta casa des­de los íberos  has­ta la actu­al­i­dad, pasan­do por por la Edad Media, en la que fue sede real y papal, y la época mod­ernista. Se han crea­do platos según los ingre­di­entes y rec­etas de cada momen­to históri­co así como unas piezas musi­cales para una inmer­sión sen­so­r­i­al en la ofer­ta más exclu­si­va de Eat Gaudí.  No podía fal­tar la visi­ta al ter­ra­do que tiene for­ma de dragón, no será fácil des­cubrir­lo sin ayu­da, donde la cruz de la torre for­mará parte de ese juego visu­al hacien­do las veces de cola de este dragón imaginario.

Las activi­dades gas­tronómi­cas se dis­tribuirán en dos espa­cios donde se acogerán ponen­cias, catas, talleres y show­cook­ings a car­go de diver­sos chefs. En una sala del jardín se realizarán expe­ri­en­cias gra­tu­itas en difer­entes horar­ios que serán gra­tu­itas y por orden de lle­ga­da. Las antiguas cabal­ler­izas ofre­cerá una pro­gra­mación de pago para gru­pos reduci­dos de 30 personas.

Tam­bién se realizarán catas de AOVE, caviar, que­sos y vinos, así como talleres a car­gos de chefs pres­ti­giosos como Ada Par­el­la­da del restau­rante Sem­pro­ni­ana, Xabi Goitkoetx­ea del restau­rante Oria o un talle de coctel­ería a car­go de Javier de las Mue­las.

A lo largo de los jar­dines se dis­tribuirán las difer­entes paradas del mer­ca­do gas­tronómi­co con ofer­tas gourmet de difer­entes coci­nas de todo el mun­do así como opciones veg­anas acorde con las deman­das más actuales:

Zona de aper­i­tivos: La Sprtiz­e­ria y la bar­ra de ostras de Gouthier.

Coci­na Mediter­ránea: Idyl­li­ca vinos y cava. Embu­ti­dos Mal­don­a­do. AOVE de Pago de los Cen­te­nar­ios. We Cokuu. Pael­las de Esca­ta. Coci­na ital­iana de Panz­er 8. Pin­chos y tapas de L’Escorça. Ceviche de pulpo o pulpo a la brasa de La Pulpone­ta. TGT Quesos.

Bebidas: Café. Zumos de Flip­food. Cerveza de Estrel­la Damm. Aguas de San Pel­le­gri­no & Acqua Pan­na. Coctelería.

Coci­na norteam­er­i­cana: Hot dogs de L’Escorça. Hamburguesas.

Coci­na lati­na: Brasa argenti­na de Bis­tec. Coci­na mex­i­cana de Chi­da. Coci­na vene­zolana de Cachapera. Empanadas argenti­nas de La Fábrica.

Coci­na asiáti­ca: Del­hi­cioso gas­tronomía de la India. Cur­rys. Kom­butxa. Coci­na ori­en­tal de The Q Street Food. Coci­na japone­sa de Kafka.

Dul­ces del mun­do: Ver­it­fruit. Sita Brown de tru­fas y choco­lates. Crêpes, Paste­les de Petit Pastís. Hela­dos de San­dro Desii.

Eat Gaudí  Com­pra de entradas, reser­va de activi­dades y más infor­ma­ción. Fechas 19 y 20 de Octubre. En Torre Belles­guard del Car­rer Belles­guard, 20 de Barcelona. Horario de 11 a 22:30h. Pre­cio de la entra­da 3 euros.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Casa Delfín, cocina de mercado y tradicional catalana en el barrio de El Born de Barcelona

Este local cen­te­nario, lev­an­tó su per­siana en 1907, es el heredero de aquel restau­rante que sirvió para ali­men­tar a los com­er­ciantes que vendían en el antiguo mer­ca­do cen­tral de fru­ta y ver­du­ra del Born y tam­bién para los clientes que venían a com­prar a este men­ciona­do mercado.

Interior de Casa Delfín

Inte­ri­or de Casa Delfín

 

Refor­ma­do por el inte­ri­or­ista de moda Lázaro Rosa Vio­lán, su mar­ca per­son­al se puede des­cubrir en muchos ele­men­tos de este local, ha sabido man­ten­er el espíritu ini­cial de este restau­rante de bar­rio y para el bar­rio, man­te­nien­do el leit­mo­tiv que le car­ac­ter­i­za des­de más de 100 años: coci­na de mer­ca­do y de tem­po­ra­da para preparar platos de coci­na tradi­cional cata­lana. Grandes espe­jos anun­cian­do los pro­duc­tos fetich­es de este restau­rante, sus mag­néti­cas lám­paras que a más de uno y de una nos harán sus­pi­rar por ten­er­la en casa, así como sus mesas que le dan esa calidez de los antigu­os restau­rantes de bar­rio. Su priv­i­le­gia­da ter­raza “para ver y ser vis­tos” nos regala una estam­pa her­mosísi­ma tan­to de la Basíli­ca de San­ta María del Mar como del antiguo mer­ca­do con su incon­fundible arqui­tec­tura de hier­ro y hoy recon­ver­tido en un espa­cio museográ­fi­co cat­a­lo­ga­do como Bien Cul­tur­al de Interés Local.

Interior de Casa Delfín

Inte­ri­or de Casa Delfín

 

Cuan­do abrió sus puer­tas ofrecía un ser­vi­cio de 24 horas donde los tradi­cionales cal­los o sus arro­ces se servían en difer­entes fran­jas horarias depen­di­en­do de si eran com­er­ciantes o clientes del mer­ca­do (con necesi­dades difer­entes). Actual­mente no tienen que estar todo el día abier­to en cuan­to que el mer­ca­do se trasladó a otra ubi­cación para dar mejor ser­vi­cio a toda la ciu­dad de Barcelona, pero sus actuales dueños, José Lom­bardero y Kate Pre­ston, apos­taron por man­ten­er ese sabor de los restau­rantes de los de antes. A par­tir de un pro­duc­to de mer­ca­do y de tem­po­ra­da bien selec­ciona­do preparan rec­etas de la coci­na tradi­cional cata­lana, sin com­pli­ca­ciones pero con mucho sabor. Platos que desta­can como las tradi­cionales tapas (ensal­adil­la rusa con ven­tresca, choric­i­tos al cava) o los platos de cuchara que tan­to deseamos aho­ra que viene el frío (gar­ban­zos con mor­cil­la). Platos prin­ci­pales como el canelón de pol­lo y foie con bechamel de setas, carnes con DO, la ham­bur­gue­sa “Kate” de tern­era y que­so de cabra, selec­ción de pesca­do fres­co de lon­ja, con aparta­do espe­cial para los arro­ces. Hay que dejar sitio para el elen­co de postres tan sucu­len­tos como el coulant de choco­late de Mada­gas­car, el mil­ho­jas de nata con fre­sas y choco­late o la tar­ta de que­so sobre sabrosa gal­leta de pistacho.

Casa Delfín

Casa Delfín

 

Platos degus­ta­dos:

  • Anchoas 00 de L’Escala preparadas en casa.

Anchoas

Anchoas 00 de L’Escala

 

  • Tor­tilla de patatas y cebolla.

Tortilla de patatas

Tor­tilla de patatas y cebolla

 

  • Cro­que­tas cre­mosas de jamón de Guijuelo.

Croquetas de jamón

Cro­que­tas de jamón de Guijuelo

 

  • Gam­bas a la plancha.

Gambas a la plancha

Gam­bas a la plancha

 

  • Riquísi­mos los pies de cer­do que se pre­sen­tan carameliza­dos. Con foie, espinacas, man­zana Reine­ta y setas.

Pies de cerdo

Pies de cerdo

 

  • Pael­la de marisco y pesca­do prepara­do con arroz de Pals.

Paella de marisco y pescado

Pael­la de marisco y pescado

 

  • Postre de tem­po­ra­da con higos, man­te­qui­l­la y anís.

Higos, mantequilla y anís

Higos, man­te­qui­l­la y anís

 

El Grupo Lom­bar­do está for­ma­do por José Lom­bardero, gal­lego de nacimien­to, está acos­tum­bra­do a tratar con pro­duc­tos fres­cos del mar y de la tier­ra. Llegó a Barcelona y ráp­i­da­mente se embar­có en proyec­tos de restau­ración. Más tarde, en 1992, se unió a Kate Pre­ston, hija de Peter Pre­ston edi­tor de The Guardian en Lon­dres, y conocía la gas­tronomía cata­lana gra­cias a los ver­a­nos en la Cos­ta Bra­va, por los que fue fácil con­vencer­la para unir fuerzas y abrir restau­rantes como Ultra­mari­nos, Taller de Tapas (con 6 establec­imien­tos), Ajoblan­co y el restau­rante que nos ocu­pa Casa Delfín.

Casa Delfín Pas­seig del Born, 36. 08003 Barcelona. Telé­fono 933 195 088. Abier­to todos los días de 12 a 24h. Coci­na ininterrumpida.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Córcega: no se lo digas a nadie.

Sen­ta­da frente a un mar lleno de vetas turque­sa. Aquí estoy, en una playa pre­ciosa: la Cala Rossa en Córce­ga. Algo así como el Bora Bora europeo. No se lo digas a nadie, por favor. La isla france­sa me ha sor­pren­di­do des­de el prin­ci­pio por su cal­ma y ampli­tud. Espa­cios llenos de oxígeno que se vuel­ven espa­cio men­tal. Sep­tiem­bre es un buen mes para vis­i­tar Córce­ga. Hay tur­is­mo como en casi todos los lugares del plan­e­ta pero no hemos vis­to un español des­de que bajamos del avión y esta­mos tran­qui­los y cómo­d­os en las ter­razas y restaurantes.

Córcega

Córce­ga. El con­traste del verde con el azul del Mar Mediterráneo

 

La patria de Napoleón tiene de todo: playas par­adis­ía­cas, senderos verdes, mon­tañas escarpadas, pueb­los de col­or carame­lo y bue­na gas­tronomía. La vida aquí no es bara­ta pero tam­poco pro­hibiti­va. Es inter­me­dia. Como el carác­ter de los cor­sos: ama­bil­i­dad ser­e­na entre la for­mal­i­dad france­sa y la algar­abía italiana.

Puerto de Bastia

Puer­to de Bastia

 

De las ciu­dades que visi­ta­mos en nue­stro perip­lo cor­so: Bas­tia, Ajac­cio, Calvi, Por­to- Vec­chio y Boni­fa­cio, me que­do con sus cas­cos históri­cos y sus entra­ma­dos de calle­jue­las pla­gadas de ter­rac­i­tas mul­ti­col­ores. Tam­bién con sus puer­tos antigu­os y res­guarda­dos y sus fan­tás­ti­cas murallas.

Porto-Vecchio

Por­to-Vec­chio

 

Los pueb­los del inte­ri­or a los que se accede a través de laberín­ti­cas car­reteras son una mez­cla pecu­liar, a cabal­lo entre la Toscana y la campiña france­sa. Salpic­a­dos por dece­nas de bode­gas, muchas de ellas ecológ­i­cas, se con­vierten en lugares deli­ciosos para perder­se y res­pi­rar pro­fun­do. Hay nueve denom­i­na­ciones de ori­gen y una gas­tronomía rica en la que desta­can sus mar­avil­losos que­sos y sus tradi­cionales embutidos.

La playa de Porto luce la bandera azul

La playa de Por­to luce la ban­dera azul

 

Si bien las playas de la cos­ta oeste no son tan famosas como las de la este, sor­pren­den por su belleza apaci­ble y limpia. Calas por doquier donde quedarse a vivir para siem­pre, al menos en los sueños más viajeros.

bc83358b-9f3a-4fe4-a2ce-dc1d743cc65c.jpg

Playa de Cala Rossa

 

Después de una sem­ana recor­rien­do Córce­ga, la cuar­ta isla más grande del Mediter­rá­neo, me mar­cho con el propósi­to firme de volver algún día no muy lejano. El corazón pal­pi­ta melancóli­co como cor­re­sponde a una bue­na “isla­dic­ta” pero la mochi­la del alma pesa más. Aho­ra está llena de viven­cias y recuer­dos luminosos:

  1. El primer baño en la Isla: una cala de piedrecitas blan­cas a la entra­da de Saint Florent.
  2. El Prin­cip­i­to en lengua cor­sa que com­pré en Ajac­cio. Esta isla fue el últi­mo lugar donde se vio con vida a Antoine de Saint-Exupéry. Del aerop­uer­to de Bas­tia par­tió el avi­ador el 31 de julio de 1944 para nun­ca regresar. 
  3. Un extra­or­di­nario guiso de jabalí, la carne típi­ca de la Isla, en A Piazze­ta, una ani­ma­da ter­raza de Calvi. 
  4. Nadar en la playa con ban­dera azul de Por­to y almorzar tor­tilla cor­sa con men­ta en Calan­ques de Piana: un lugar fan­tás­ti­co en las montañas. 
  5. Un baño y un almuer­zo en la fron­dosa cala de San­ta Guiu­lia. Por cier­to, los per­ros son bien­venidos en las playas corsas. 
  6. Una bol­sa de nec­tari­nas jugosas recién recogi­das que com­pré en un puesto de carretera. 
  7. Un día sin móvil en la Cala Rossa. Almuer­zo jun­to al mar en Le Ranch´ y mi libro “Mind­ful­ness: aten­ción plena”. 
  8. Las cenas con vino cor­so en Le Figu­ier, en Cala Rossa.

© 2019 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved

48 horas en Lyon. ¿Qué ver y hacer? ¿Dónde comer y dormir?

Los via­jes en tren siem­pre tienen ese halo de roman­ti­cis­mo y aunque algunos, entre los cuales me incluyo, echemos en fal­ta esos trenes que iban más despa­cio que los actuales, ten­go que recono­cer que la posi­bil­i­dad de via­jar del cen­tro de mi ciu­dad de ori­gen al cen­tro de mi des­ti­no es todo un luja­zo y que si además me acor­ta el tiem­po de via­je en los actuales trenes de alta veloci­dad y me per­mite seguir dis­fru­tan­do del paisaje, entonces doble­mente bueno. La unión de Renfe SNCF nos per­mite conec­tar un total de 21 ciu­dades entre España y Fran­cia, des­de Madrid o Barcelona has­ta París, Marsel­la, Lyon o Toulouse.

Lyon desde el río Saona

Lyon des­de el río Saona

 

Lyon, la que fuera antigua cap­i­tal de la Galia durante el Impe­rio Romano, tuvo una gran pros­peri­dad económi­ca gra­cias al com­er­cio de la seda que la con­vir­tió en la cap­i­tal mundi­al de esta fibra nat­ur­al. Históri­ca­mente se situ­aron con sus talleres en el norteño bar­rio de la Croix-Rousse (la col­i­na que tra­ba­ja) donde se encon­tra­ban local­iza­dos muchos ate­liers de con­fec­ción de telas de seda, y hoy están recon­ver­tidos en mod­er­nos locales ded­i­ca­dos a la moda y a la gas­tronomía. En la actu­al­i­dad L’Ate­lier de Soierie (33, rue Romain) y Soierie Saint-Georges (11, rue Mour­guet)  mantienen vivo ese lega­do com­er­cial tan del­i­ca­do como elegante.

La zona de la Croix-Rousse de Lyon

La zona de la Croix-Rousse de Lyon

 

Entre los hijos más ilus­tres de esta ciu­dad gala están Saint-Exupéry el autor de “El Prin­cip­i­to” que nació en el seno de una famil­ia aris­tocráti­ca de esta ciu­dad baña­da por los ríos Ródano y Saona y que con­ver­gen al sur de la ciu­dad for­man­do la presqu’île (penín­su­la). El Insti­tu­to Lumière tiene su sede en la cap­i­tal de la region Auver­nia-Ródano-Alpes, ya que aquí crecieron los her­manos Lumière, inven­tores del cin­e­mató­grafo y aunque ellos lle­garon a decir de su inven­to una per­la como “el cine es un inven­to sin ningún futuro”, ten­emos que dar­les gra­cias a ellos por haber posi­ble la máquina de los sueños. Y por supuesto, es con­sid­er­a­da como una de las cap­i­tales gas­tronómi­cas de Fran­cia, por la can­ti­dad de restau­rantes con estrel­la Miche­lin, y por supuesto por la heren­cia deja­da por Paul Bocuse, el con­sid­er­a­do mejor chef del siglo XX y uno de los impul­sores de la nou­velle cui­sine y que en hom­e­na­je recibe su nom­bre Les Halles o mer­ca­do cen­tral de Lyon. Por esa trascen­den­cia gas­tronómi­ca en breve se abrirá la Cité Inter­na­tionale de la Gas­tronomie en esta ciu­dad france­sa y que la con­ver­tirán en un moti­vo más para vis­i­tar esta cap­i­tal francesa.

Lyon

Lyon

 

¿Qué ver?

Lyon está car­ga­da de lugares mon­u­men­tales para vis­i­tar, además una gran super­fi­cie está inscri­ta como Pat­ri­mo­nio de la Humanidad por la UNESCO, por lo que la cámara de fotos o el móvil no pararán de fun­cionar para inmor­talizar rin­cones bellísimos.

Como impre­scindible está el Museo de Bel­las Artes de Lyon, y es de oblig­a­da visi­ta por la excep­cional colec­ción de pin­tu­ra euro­pea, escul­tura (des­de la Edad Media has­ta el siglo XX) así como la arque­ología, y otros obje­tos museís­ti­cos que guar­da celosa­mente este espacio.

Un paseo por el Vieux Lyon, que fue en su día el cen­tro de la ciu­dad, donde se con­ser­van her­mosas casas rena­cen­tista for­man­do un excep­cional con­jun­to urbano. Son famosos los tra­boules, pasajes que unen los edi­fi­cios a través de pasil­los y patios inte­ri­ores que fueron usa­dos en muchas oca­siones y siem­pre para escapar. El más largo está en el número 54 de la peaton­al Rue St-Jean y que cruza cin­co patios has­ta lle­ga a la Rue du Boeuf. Pasear entre sus calles es una deli­cia y pararse a com­er en alguno de sus car­ac­terís­ti­cos bou­chons donde se sir­ven platos de cas­quería es tam­bién mem­o­rable. La Cathé­drale St-Jean, Notre-Dame de Fourvière en lo alto de esta col­i­na y jus­to al lado la torre metáli­ca de tele­co­mu­ni­ca­ciones inspi­ra­da en la Torre Eif­fel son partes de este recor­ri­do a pie.

Cathédrale Saint Jean

Cathé­drale Saint Jean

 

Una for­ma rela­ja­da de ver la ciu­dad des­de el río Saona es coger un bateau para que nos vaya mostran­do toda esta parte tan intere­sante de Lyon: La Croix-Rousse, le Vieux Lyon, el mod­er­no y ecológi­co bar­ro de la Con­flu­ence, y la Basíli­ca de Notre Dame, pro­tec­to­ra de la ciu­dad, entre otros mon­u­men­tos destaca­bles irán pasan­do por delante de nue­stros ojos.

Notre Dame de Fourvière y la Torre de Telecomunicaciones imitando la Torre Eiffel

Notre Dame de Fourvière y la Torre de Tele­co­mu­ni­ca­ciones imi­tan­do la Torre Eiffel

 

Para los más activos e incans­able que nece­si­tan patear y peinar la ciu­dad, la solu­ción es la prác­ti­ca y económi­ca city card que per­mite des­cubrir muchos mon­u­men­tos, museos y exposi­ciones así como usar el trans­porte públi­co ilim­i­ta­do. De ven­ta en la Ofic­i­na de Tur­is­mo de Lyon

Tam­bién existe la posi­bil­i­dad de con­tratar una visi­ta en Seg­way Tours Comhic

Para nada es una ciu­dad abur­ri­da y las activi­dades fes­ti­vas se suce­den mes tras mes en Lyon comen­zan­do con el con­cur­so bian­u­al Bocuse d’Or de gas­tronomía en enero, Les Nuits de Fourvière ani­man el ver­a­no con actua­ciones musi­cales y de teatro, y para finalizar en diciem­bre con la Fête des Lumières ilu­mi­nan­do de map­pings toda la ciu­dad y durante 4 días es un hervidero de vis­i­tante, entre otros even­tos dig­nos de ser mencionados.

Durante el otoño de 2019 abrirá sus puer­tas nue­va­mente el Grand Hôtel Dieu con­vir­tién­dose en la Cité Inter­na­tionale de la gas­tronomie y todo un ref­er­ente mundi­al a niv­el gas­tronómi­co. El edi­fi­cio se fundó en el siglo XII, al mis­mo tiem­po que el Pont d’Av­i­gnon que algunos can­tábamos de pequeño,  como alber­gue para el clero y más tarde hos­pi­tal, donde Rabelais escribió su Gar­gan­tua y Pan­ta­gru­el, y que cer­ró como cen­tro médi­co y mater­nidad en el 2010. Durante ese largo perío­do de tiem­po de ser­vi­cio se acogía a todos los via­jeros y se intenta­ba curar a los enfer­mos con una bue­na ali­mentación. La filosofía de este nue­vo proyec­to es man­ten­er ese espíritu ini­cial, siem­pre vin­cu­la­do a la gas­tronomía donde las exposi­ciones per­ma­nentes se com­ple­men­tarán con las tem­po­rales.  Se ten­drá pre­sente la aportación de los chefs con Estrel­la Miche­lin y tam­bién la pop­u­lar, rin­di­en­do hom­e­na­je a la gas­tronomía france­sa que está declar­a­da . Todo un hom­e­na­je a la gas­tronomía france­sa declar­a­da por la UNESCO como Pat­ri­mo­nio Cul­tur­al Inma­te­r­i­al de la Humanidad. Acorde con los tiem­pos se ten­drá pre­sen­ta la visión ecológ­i­ca, de prox­im­i­dad y sostenible. Un espa­cio para los más pequeños a modo de ludote­ca gas­tronómi­ca “miam, miam” de donde los pequeños no quer­rán irse, y los may­ores sen­tirán un poco de envidia por este espa­cio tan cre­ati­vo crea­do para ellos espe­cial­mente. Todo pen­sa­do para que les enfants se ini­cien en la iden­ti­fi­cación de aro­mas (den­tro de una gran cacero­la) y una gran boca les enseñará a com­er bien para sen­tirse bien, con una ali­mentación vari­a­da y un esti­lo de vida salud­able. El primer país invi­ta­do para el 2020 será Japón por la gran relación que une Lyon con el país del sol naciente (hay muchos chefs japone­ses coci­nan­do en la ciu­dad). A niv­el soci­ológi­co se estu­di­ará la evolu­ción de las cos­tum­bre culi­nar­ias como se trans­portan a otras cul­turas y se fusio­n­an con ellas. En defin­i­ti­va, se unirá todos los conocimien­tos que están rela­ciona­dos en algu­na medi­da con la gastronomía.

Grand Hôtel Dieu

Grand Hôtel-Dieu

Ludoteca gastronómica

Ludote­ca gastronómica

 

¿Dónde dormir?

  • Sin duda el Hotel Mer­cure Lyon Cen­tre Chateau Per­rache por la car­ga históri­ca que guardan sus pare­des, porque es con­sid­er­a­do Mon­u­men­to Históri­co y Pat­ri­mo­nio de la Humanidad. Se comen­zó a con­stru­ir en 1902 para dotar a la estación de tren de un hotel para los via­jeros que hacían la ruta de Paris en direc­ción al Mediter­rá­neo. Este establec­imien­to de lujo acogió entre sus pare­des dec­o­radas en Art Nou­veau a una clien­tela de lujo en bus­ca del sol. Pin­tores de renom­bre como Hen­ri Mar­tin y Ernest Lau­rent o el escul­tor Edgar Boutry, así como una her­mosa mar­quetería atribui­da al eban­ista Louis Majorelle. Durante la Segun­da Guer­ra Mundi­al fue ocu­pa­da por la Gestapo como cen­tro de opera­ciones en su lucha con­tra la Resisten­cia. Después de todo esto le ha toca­do vivir en una encru­ci­ja­da de caminos que la atraviesan alrede­dor suyo resistien­do numan­ti­na­mente, suma­do a que la estación ha queda­do en segun­do lugar den­tro de la ciu­dad de Lyon que le hizo pasar por un momen­to bajo, has­ta que su direc­to­ra actu­al, Mar­ta, gal­le­ga de nacimien­to pero con diver­tido y descon­cer­tante acen­to mex­i­cano, adop­ta­do en una de sus estancias en nue­stro país her­mano de Améri­ca Cen­tral, se encar­gó de ren­o­var su inte­ri­or, revi­talizar­lo y dar­le el bril­lo que había tenido en épocas pretéri­tas orga­ni­zan­do fies­tas, activi­dades cul­tur­ales y de moda den­tro del ren­o­va­do hotel. El mobil­iario mod­er­no tan­to en las zonas comunes como en las habita­ciones con­vive sin fisuras con la dec­o­ración orig­i­nal de este edi­fi­cio cat­a­lo­ga­do. En la zona des­ti­nadas a reuniones es el pun­to más provo­cador con lava­bos que lla­man poderosa­mente la aten­ción. Actual­mente este cua­tro estrel­las es la ref­er­en­cia del todo Lyon, dónde ver y ser vis­to. Capí­tu­lo aparte merece sus desayunos después de un mere­ci­do des­can­so noc­turno, con una amplia selec­ción de ofer­ta tan­to sal­a­da como dulce desta­can­do las con­fi­turas de Philippe Brune­ton que obtu­vo en el 2004 el títu­lo a “Meilleur con­fi­turi­er de France

Mercure Lyon Centre Chàteau Perrache

Mer­cure Lyon Cen­tre Château Perrache

 

Hall del Hotel Mercure Lyon Centre Château Perrache

Hall del Hotel Mer­cure Lyon Cen­tre Château Perrache

 

Detalle de moldura del interior del Hotel Mercure Lyon Centre Château Perrache

Detalle de moldu­ra del inte­ri­or del Hotel Mer­cure Lyon Cen­tre Château Perrache

 

¿Dónde com­er?

  • En el pro­pio hotel Chateau Per­rache, bien en su bistrot de la entra­da o en alguno de sus mag­ní­fi­cos salones dec­o­ra­dos en Art Nou­veau. Con platos como frit­u­ra de aper­i­tivos, foie gras con higos, tern­era con hojal­dre de semi­l­las y con fru­tos exóti­cos. De postre fru­ta de la pasión con choco­late blanco.

Ópera de foie gras y chutney de higos

Ópera de foie gras y chut­ney de higos

 

  • Café Hotel Dieu. 2, place de l’Hôpi­tal 69002. Un bar bistrot donde se sir­ven espe­cial­i­dades locales y de la región. Platos como tabla de char­cutería de espe­cial­i­dades de la región, quenelle de bro­chet (lucio)  o tabla de que­sos preparadas de Saint Mar­cellin, Saint Felicien.

Tabla de quesos

Tabla de que­sos: Saint Mar­cellin, Saint Féli­cien y Bouche de chèvre

 

¿Qué com­prar?

Ostras en les Halles de Lyon Paul Bocuse

Ostras en les Halles de Lyon Paul Bocuse

 

À la marquise

À la marquise

 

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

A %d blogueros les gusta esto: