Secret Foodie Society

Que los más conservadores no se rasguen las vestiduras, ni los más sátiros canallas crean que los que os voy a contar a continuación va a ser una réplica de la fantasía del tipo Eyes Wide Shut de Kubrick. Si que va de un sueño muy onírico, pero foodie. Lo siento. Esto sólo es foodporn. 

Secret Foodie Society toma el testigo de las Foodie Pop Up Experience organizadas por la BCN Foodie Guide (la guía de edición anual que recoge los 50 lugares foodies imprescindibles en Barcelona). Para encontrar el origen de todo esto hay que remontarse hasta el 2015 cuando comenzaron estas cenas clandestinas, monográficas e itienerantes, cual nómadas del desierto, para mantener ese sentido de secretismo y de hermestismo que mantuviera el morbo de no saber nada de nada de la experiencia a vivir hasta el último momento. Un total de 14 cenas organizadas con carácter bimensual, ha hecho que se consolidara en la escena gastronómica barcelonesa como una cita esperada. Los chefs invitados para cada ocasión fueron: emergentes como Iván Surinder de Restaurante Tandoor o Stefano Mazza de Last Monkey, o valores seguros y consolidados como Adrián Marín de Mextizo o Alain Guiard y Marc Martín de La Mundana. Los escenarios escogidos eran el otro factor sopresa para montar la cena: una tienda de muebles del Poble Nou, un invernadero de flores, unos jardines privados, y así hasta encontar 14 localizaciones diferentes. El atrezzo para situar a los asistentes era parte importante para conseguir que el asombro creara adición en los comensales en busca de nuevos eventos.

Como concepto rebautizado el objetivo de este año 2018 es mediante la gastronomía rendir culto a 5 elementos de la naturaleza: fuego, aire, agua, tierra y éter (éste último fue añadido por Aristóteles a los pensadores clásicos y que coincide con los definidos por el hinduismo y el budismo temprano). Cada chef buscará en sus platos sus conexiones con estos componentes y para ello se creará un todo interdisciplinar en cada evento.

Cartel de la Secret Foodie Society

Cartel de la Secret Foodie Society

Aire será el protagonista de la primera cita el 12 de Abril con Marc Santamaría y Raquel Blasco de Casa Xica y que siguiendo el leitmotiv de su cocina ofrecerán platos inspirados en las fermentaciones y encurtidos.

Agua,el 24 de Mayo, lo conducirá Victor García el responsable del revelador Plata Bistró con una propuesta acuática tanto dulce como salada.

Fuego para el 26 de Julio ya en época de ese calor agobiante y que nos da señales de como será ese infierno con las calderas de Pedro Botero en funcionamiento, y de eso irá esta sesión con las brasas, el calor y el humo bajo la batuta de Laila Bazahm de Hawker 45. En este caso coincide con Leo, el signo zodiacal que pertenece al fuego.

Tierra el 27 de septiembre lo gestionará Laura Veraguas con su cocina verde.

Éter para el 8 de noviembre, dirigida por el gamberro chef con bombín Miky Manrubia de   Chingón conjuntamente con Pol García, que triunfa con el mismo formato en Shangai, que prometen una aventura muy loca y por supuesto única.

Las entradas ya están a la venta en Time Out Shop Online Plazas limitadas a 40 personas y con precios entre 45 y 85 euros. Los menús constan de entre 5 o 6 platos con maridaje incluido. La localización será desvelada en el último momento y como toda sociedad secreta que se precie se pedirá pasar unas pequeñas pruebas iniciáticas, fácilmente superables, antes de entrar a disfrutar de la cena experiencia.

Patrocinadores oficiales: Cervezas Alhambra con sus 3 tipos: Alhambra Especial, Alhambra Reserva 1925 y Alhambra Reserva Roja. Por supuesto Time Out como medio especializado en ocio de calidad. Como compañeros de viaje estarán Solán de Cabras como proveedor oficial del agua mineral natural premium y Gramona con sus cavas y vinos para las sesiones de Tierra y Agua.

BSO Are We Too Late de Tom Leeb.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

Tast a La Rambla – 2ª Setmana de Gastronomia de Barcelona

bloghedonista.com

Biquini trufado de Casa Guinart

Del 11 al 14 de Junio y por segundo año consecutivo el evento gastronómico de Tast a La Rambla tomará literalmente la Rambla de Santa Mónica convirtiéndose en el epicentro foodie de la capital de la Sagrada Familia. Hasta un total de 50 restaurantes, bares y pastelerías representativos de la Ciudad Condal montarán su stand para que cada uno de ellos pueda ofrecer lo mejor de su casa.

Toda una experiencia para que lugareños, turistas de paso y algún curioso despistado pueda conocer y acercarse de una manera informal a lo mejor de nuestra gastronomía. Platos de chefs reconocidos y algunos ya condecorados con alguna estrella de la famosa guía roja francesa a precios populares (a 4,5 euros cada tapa o bien la fórmula de 4 tapas a 16 euros). Una forma democrática de introducirse en la alta cocina.

Como consecuencia de la llegada de nuevos residentes provenientes de otras culturas a esta zona del Raval, en particular, y a toda la comunidad barcelonesa, en general, aportando nuevas formas de entender la cocina y adquiriendo por ello una nueva idiosincrasia la gastronomía local con nuevos productos y nuevas interpretaciones creando nuevas sinergias hacia un mix gatronómico muy enriquecedor para todos. De resulta de ello se ha introducido un apartado de cocinas del mundo con representaciones de alto nivel como Oaxaca Cuina Mexicana y su taco de cochinita pibil, el tartar de buey cortado al cuchillo con mostaza de hierbas y acompañado de sus patatas fritas de Café Emma ¡ me declaro devoto de este tartar! o el bun de cerdo ibérico a la cantonesa preparado por Dos Palillos, entre otros.

bloghedonista.com

Hamburguesa de ternera eco de El Filete Ruso

Las raíces, la tradición estará representando por primeros espadas de la cocina catalana como Gaig y sus chipirones de red con cebolla y garbanzos ¡para chuparse los dedos!, el delicioso mollete de calamares de Paella Bar Boquería, o el arroz negro de calamares con allioli de Petit Comité ¡para que canten los ángeles del primer coro! por citar unos cuantos.

La cocina de autor tiene su hueco también para disfrutar con la croqueta de tinta del chef del mar en su BistrEau (me gusta esta imaginativa unión de palabras francesas: Bistrot y Eau, un bistrot del agua, para que se pronuncie igual que su original en la lengua de Molière) o la leche a la brasa con albaricoques y madera de manzano de Hisop.

El apartado de tapas y platillos, o lo que viene siendo la cocina en miniatura que tanto nos gusta, está personificado en las representativas patatas bravas del Tapas 24 o la papada de cerdo con orejones, miso y mostaza de Mano Rota por citar algunos de ellos.

bloghedonista.com

Judías de Tolosa guisadas en un crujiente de chorizo y tocino. Restaurante Amaya.

La zona de los golosos tampoco se queda atrás, y están todos lo que tienen que estar, con sus obras más actuales: Obsession de Oriol Balaguer, Piñacolada de Bubó, L’illa & Green Day de Escribà, Lemon Pie de Pastisseria Canal, Mochiai de la Pastisseria Ochiai y el evocador Summer Time de Baixas.

Complementariamente se ofrecerán ponencias por los grandes de la cocina y talleres especializados en un aula con cocina. Asimismo para implicar el resto de bares, restaurantes y pastelerías de la zona se ha vuelto a convoar el II Concurso de Tapas de Tast a La Rambla en el cual se podrá disfrutar por 3,5 euros una tapa creada para la ocasión eligiéndose ganador el próximo domingo día 14 de junio.

Más información sobre el programa de actividades en Tast a La Rambla 

Organizado por l’Associació d’Amics de La Rambla, el Grupo GSR y el soporte de l’Ajuntament de Barcelona.

Bon appétit!

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados

Blind Sweet Experience by Treasures of Catalunya at Alta Alella

bloghedonista.com

Panorámica de las viñas de la Bodega Alta Alella. Foto gentileza de Treasures of Catalunya

La bodega Alta Alella está situada en un marco incomparable, sin parangón, con vistas panorámicas al azulado Mar Mediterráneo que en la lejanía del horizonte se une con el inabarcable cielo. Las viñas, como si de ordenados espectadores en sus respectivas butacas de este anfiteatro natural, asisten cada día al sempiterno espectáculo de ver nacer el sol y como un auditorio privilegiado e imperturbable asiste cíclicamente a su ocaso para enamorarse de las diferentes fases lunares. Se dejan acariciar por las brisas marinas que le aportarán ese toque de salinidad a su fruto. Pacientes recibirán el agua de lluvia que las refrescará y calmara su sed de crecer para después sentir ese calorcito que las mima y las madura hasta ver, como si de un ritual mágico se tratase, caer las lágrimas de San Lorenzo en el ecuador de la canícula estival. Toda una señal para estas viñas que se preparan para su recolección. Lo que viene siendo unas uvas felices y agradecidas que luego se traducirá en unos vinos con personalidad y carácter, o como dirían los galos de “terroir“.

Y así, en este enclave privilegiado, comenzó una deliciosa tarde bucólica con un paseo entre las viñas y la bodega, rodeando la casa novecentista, felizmente recuperada hace algo más de 20 años por esta familia de bodegueros comprometida con la causa ecológica, con la producción de vinos naturales sin sulfitos y realizando la vendimia a mano que conforman el leitmotiv desde el comienzo de esta aventura.

Después de la alegre caminata con bellas vistas empezó la experiencia del maridaje de las chocolatinas con una selección de vinos de esta casa, escogidos especialmente por Xocolates Granollers, la bodega Alta Alella y la organizadora de eventos personalizados Treasures of Catalunya.

bloghedonista.com

Sala de degustaciones de la Bodega Alta Alella. Foto gentileza de Treasures of Catalunya.

Cava AA Laietà gran reserva elaborado con chardonnay y pinot  noir al más puro estilo de las grandes casas francesas del champán. Aromas de harina, de levaduras y de lácteos del yogur asociado con un chocolate relleno de jengibre confitado. El refrescante jengibre se une a la frescura del chardonnay.

Cava Privat Rosé Brut Nature con Pinot Noir y Mataró de aromas especiados, notas balsámicas, de sotobosque, de romero y tomillo para casarlo con chocolate 70% relleno de regaliz.

Blanc de Neu marcado sabor a pansa blanca y aromas florales. Elaborado por concentración en frío. Armonizado con un chocolate blanco de pistacho y sal del Delta del Ebre.

Vino Syrah Dolç con la uva mataró. Aromas de prunas e higos confitados para unir a una chocolatina con pimienta rosa que al beber se potencia el sabor de esta especia.

Dolç Mataró con la variedad homónima sin llegar a la pasificación, pasando por barrica y crianza de un año en botella. Concordancia con un vibrante chocolate negro cuyo único adorno es la sal del Delta del Ebro como potenciador de su amargo sabor característico.

Y como colofón a la tarde primaveral en esta experiencia enoturística, una segunda copa de Blanc de Neu con una chocolatina al perfume de rosas. ¡De ovación en pie!

Banda Sonora Original de este post: la contagiosa y alegre melodía de Mika y su tema Talk about you

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados.

A %d blogueros les gusta esto: