Les Trésors de Neuhaus, la nueva caja de Neuhaus de 30 chocolates creados en colaboración con 5 chefs belgas con estrellas Michelin.

“Les Tré­sors de Neuhaus” es la nue­va creación de los mae­stros choco­lateros de Neuhaus en colab­o­ración con 5 chefs bel­gas Estrel­las Miche­lin.

bombones, piñas, flores blancas, caja de bombones, mano cogiendo un bombón, plato con bombones. Les Trésors de Neuhaus, la nueva caja de Neuhaus con 30 chocolates creados con 5 chefs belgas con Estrellas Michelin
Les Tré­sors de Neuhaus


La his­to­ria de Neuhaus se remon­ta a 1857 en Bruse­las, cuan­do Jean Neuhaus, inmi­grante suizo, abrió la primera tien­da en las galerías reales Saint-Hubert, muy cer­ca de la Grand Place de la cap­i­tal bel­ga. Allí ven­dia carame­los con­tra la tos, regal­ices, bar­ras de choco­late amar­go y otras golosi­nas con­jun­ta­mente con los pro­duc­tos pro­pios de una far­ma­cia. Fue su nieto Jean Neuhaus II, en 1912, quien inven­tó el bom­bón de choco­late rel­leno o pra­line.

Esta colec­ción de deli­ciosos choco­lates se pre­sen­ta en un ele­gante “Bal­lotin”, la caja de cartón crea­da por la esposa de Jean Neuhaus II, para evi­tar que las pral­inés se romp­iesen en el trans­porte. Has­ta ese momen­to se entre­ga­ban en cucu­ru­chos de papel con el con­sigu­iente dete­ri­oro de la del­i­ca­da pieza de bom­bón.

En el inte­ri­or de la caja de “Les Tré­sors de Neuhaus” hay un didác­ti­co man­u­al de instruc­ciones de cata para dis­fru­tar y sabore­ar lenta­mente de estos 30 bom­bones. Asimis­mo hay expli­ca­ciones de cada uno de los chefs que han inter­venido en esta irre­sistible creación, y el títu­lo de cada uno de ellos.

Chefs par­tic­i­pantes en “Les Tré­sors de Neuhaus” y sus creaciones: 

  • Lionel Rigo­let del Restau­rante Comme chez Soi, con 2 Estrel­las Miche­lin en Bruse­las. Tam­bién está recono­ci­do por la guía Gault & Mil­lau, Les Grandes Tables du Monde, For true food­ies only, Brus­sels Exclu­sive Labels y 50 Best Dis­cov­ery. Su choco­late “Gin­ger & Ori­gin Choco­late Viet­nam 80%” tiene el jen­gi­bre y el choco­late como notas claves.
  • Thier­ry Theys del Restau­rante Nuance, con 2 Estrel­las Miche­lin en Duf­fel. Asimis­mo está desta­ca­do en la guía Gault & Mil­lau, Les Grandes Tables du Monde y 50 Best Dis­cov­ery. Su choco­late “Roast­ed halzenut & pas­sion fruit”, dónde las avel­lanas tostadas y la fru­ta de la pasión son sus notas que lo identifican.
  • Peter Grossens del Restau­rante Hof van Cleve con 3 Estrel­las Miche­lin en Kruisem. Con­s­ta en todas las pres­ti­giosas guías mundi­ales de gas­tronomía. Su choco­late “Pecan nut & sea salt”, desta­ca la fram­bue­sa sal­a­da como notas claves. 
  • Tim Boury del Restau­rante Boury con 2 Estrel­las Miche­lin en Roe­se­lare. Su choco­late “Caramel & caramelised choco­late”. Las notas dom­i­nantes son el carame­lo avina­gra­do y el cacao.
  • Yves Mattagne del Restau­rante La Ville Lor­raine. Con 1 Estrel­la Miche­lin en Bruse­las. Actual­mente está cer­ra­do por refor­mas. Su choco­late “White gian­du­ja & feuil­letine”. Sus notas claves son las avel­lanas tosta­da y el cacao. 

Más infor­ma­ción de esta colec­ción en el per­fil de IG @neuhaus_spain o en la web de Neuhaus Choco­lates Disponibles para su com­pra en España en el club del gourmet de El Corte Inglés. Es el rega­lo ide­al para obse­quiar a nue­stros seres queri­dos o para dis­fru­tar en casa con toda tranquilidad.

El Museu de la Xocolata de Barcelona pionera en España con su bean to bar de elaboración de chocolate artesano

Olivi­er Fer­nán­dez, mae­stro choco­latero y direc­tor de la Esco­la del Gre­mi de Pastis­se­ria de Barcelona, tenía clava­da una espina en su corazón clava­da des­de el 2010 cuan­do des­cubrió este fenó­meno del choco­late arte­sano en el Culi­nary Insti­tute de la ciu­dad que nun­ca duerme, y de cono­cer las ferias más impor­tantes del bean to bar de Seat­tle y San Fran­cis­co, y final­mente se la ha podi­do arran­car cuan­do a mitad de diciem­bre del 2019 logró abrir en el Museu de la Xoco­la­ta, el primer espa­cio en nue­stro país donde elab­o­rar choco­late de for­ma arte­sanal, es decir des­de el prin­ci­pio al fin, lo que se conoce como bean to bary que se podría tra­ducir como “del haba a la barrita”.

Proceso de elaboración del chocolate artesano

Pro­ce­so de elab­o­ración del choco­late artesano

 

proceso de elaboración del chocolate artesano

Pro­ce­so de elab­o­ración del choco­late artesano

 

En la conchadora

En la con­chado­ra. Den­tro del pro­ce­so de elab­o­ración de choco­late artesano

 

 

Para este proyec­to de gener­ar cul­tura de cacao ha empeza­do con 6 choco­lates difer­entes proce­dentes de otros tan­tos 6 país­es pro­duc­tores (Ghana, Mada­gas­car, El Sal­vador, Tan­za­nia que es el más com­er­cial, Repúbli­ca Domini­cana, y Papúa Nue­va Guinea)  y que se elab­o­ran a la vista del vis­i­tante, tras las mám­paras de higiéni­cos cristales, en el Museu de la Xoco­la­ta de Barcelona. Todo comien­za con el con­trol de la traz­abil­i­dad del pro­duc­to des­de el ori­gen, con la com­pra de microlotes de cacaos orgáni­cos de pequeñas planta­ciones famil­iares, obvi­a­mente no tiene cabi­da los trans­géni­cos, su selec­ción a mano de las habas blan­co porce­lana (no amar­ga y por tan­to se nece­si­ta menos azú­car)  des­de las sacas para descar­tar impurezas en un espa­cio total­mente asép­ti­co, tueste de las habas entre 115 y 125ºC  a menor tem­per­atu­ra que el indus­tri­al para nece­si­tar menos azú­car, trit­u­rar­lo en su con­chado­ra de pequeño for­ma­to donde se muele la pas­ta de cacao sin ape­nas calen­tar­la y aumen­tan­do su palata­bil­i­dad, se pre­scinde de la leciti­na o la man­te­ca de cacao hat­i­bu­tal en la indus­tria para con­seguir una homo­genei­dad que com­por­ta pér­di­da de sabor. De esta man­era obten­emos un choco­late nat­ur­al, irreg­u­lar, donde se notan las difer­ente­cias de cada uno de sus orí­genes, para que al igual que un buen vino, exp­rese las car­ac­terís­ti­cas del ter­roir de su procedencia.

 

Cookies elaboradas con chocolate origen El Salvador

Cook­ies elab­o­radas con choco­late ori­gen El Salvador

 

Brownies elaborados con chocolate origen Tanzania

Brown­ies elab­o­ra­dos con choco­late ori­gen Tanzania

 

La pre­sentación final para su com­pra en la tien­da del Museu de la Xoco­la­ta está muy cuida­da: en papel hil­vana­do a mano con la tela con la que se cosen los sacos de cacao y con una eti­que­ta donde está todo detal­la­do: ori­gen, nom­bre del elab­o­rador (Olivi­er Fer­nán­dez), infor­ma­ción nutri­cional, tiem­po de fer­mentación, tipo de tosta­do, duración y tem­per­atu­ra del con­cha­do, así como del tem­pla­do. Son 4 mm de espe­sor y 50 gramos de plac­er, para que se fun­dan en la boca y des­cubrir sus mat­ices. Tam­bién disponibles en for­ma­to de 17 gramos. En cualquier caso, son bar­ri­tas finas, del­i­cadas, lisas, con fal­los, porque como dice Olivi­er “no esta­mos hacien­do algo muy boni­to, esta­mos hacien­do algo muy bueno”. Su leit­mo­tiv es muy claro: “bus­car la pureza del sabor, que la gente vuel­va a hac­er cacao en casa, que pier­da el miedo y que des­cubra un sabor en el choco­late que no tenía o no record­a­ba”, todo con el propósi­to de gener­ar “cul­tura del cacao”. Com­pro­meti­dos con el medio ambi­ente, la piel que descar­tan de la haba del cacao la venden para un segun­do uso como para preparar pas­ta de papel.

Información de la trazabilidad del chocolate

Toda la infor­ma­ción de traz­abil­i­dad del choco­late, des­de su ori­gen has­ta su elaboración

 

Tabletas de chocolate de 17 g

Table­tas de choco­late de 17 g

 

Tableta de chocolate con la marca de la casa

Table­ta de choco­late con la mar­ca de la casa

 

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Noche peruana en las cenas con alma de Chefs & Soul by Atrápalo

Músi­ca frenéti­ca sue­na en los auric­u­lares conec­ta­do al iPad de Nicky Ramos, el chef ejec­u­ti­vo de The Mar­ket Perú. Sus glóbu­los rojos bailan por sus venas al rit­mo de los acordes de la can­ción, mien­tras su cabeza ser­e­na y sus manos tem­pladas deposi­tan con del­i­cadeza los últi­mos adornos de sus dos platos que pre­sen­ta en la noche peru­a­na de Chefs & Soul, en un lugar úni­co como es el barcelonés Cooc­ció. Nicky es uno de los pro­tag­o­nistas indis­cutibles de enar­bo­lar la ban­dera roja y blan­ca ver­ti­cal. Rober­to Sihuay, chef del restau­rante Ceviche 103 con su gesto serio y con­cen­tra­do no para de tra­ba­jar. Nota el peso sobre sus hom­bros de rep­re­sen­tar a su país y no defrau­dar a un públi­co exi­gente que quiere dis­fru­tar y sor­pren­der­se. Por su lado, Juan Car­los Per­ret, del restau­rante Kero, va dan­do instruc­ciones para rematar su parte.  Este cocinero arraiga­do en Vigo está reci­bi­en­do una más que intere­sante influ­en­cia de la coci­na gal­le­ga, no hay que perder­le la pista para com­pro­bar como fusiona las dos culturas.

programa de la cena

Pro­gra­ma de la cena con alma “Chefs & Soul” by Atrá­pa­lo. Fotografía de José María Toro

Mien­tras, en la entra­da, el respon­s­able de Cellers Avgvstvs Forvm expli­ca car­ac­terís­ti­cas de sus vinos que mari­darán con los platos de estos 3 chefs del país andi­no, y en espe­cial de sus vina­gres que, des­de hace años, están en la mesa de la cena de gala de la entre­ga de los Pre­mios Nobel.

Son las 21 horas, los jugos gástri­cos están ya revoltosos, los colmil­los están afi­la­dos y las expec­ta­ti­vas muy altas. Se abren las puer­tas del come­dor y dis­ci­plinada­mente se sien­ta cada comen­sal en su sil­la reser­va­da. Es el momen­to de comen­zar el fes­ti­val gas­tronómi­co mien­tras comien­zan a sonar piezas musi­cales de jazz y soul por el grupo Jazz Do It.

Los entrantes del chef Sihuay: ceviche nikkei de atún con leche de tigre, sal­sa teriya­ki, jen­gi­bre, ají amar­il­lo, kiza­mi wasabi y agua­cate mari­da­do con Avgvstvs Micro xarel.lo +100. En segun­do lugar nigiri de wagyu con emul­sión de pachaman­ca con una orig­i­nal pre­sentación acom­paña­do de Avgvstvs Rosat 2016. 

ceviche nikkei

Ceviche nikkei de atún. Fotografía de José María Toro

nigiri de wagyu

Nigiri de wagyu. Fotografía de José María Toro

Los platos prin­ci­pales del chef Ramos: ají de gal­li­na con pan de molde, leche evap­o­ra­da, ají amar­il­lo y huevos coci­dos ennovi­a­do con Avgvstvs Chardon­nay 2015. Segui­do de un seco de cordero con cilantro, cebol­la y arroz empare­ja­do con un Avgvstvs Caber­net Franc 13.

ají de gallina

Ají de gal­li­na. Fotografía de José María Toro

seco de cordero

Seco de cordero. Fotografía de José María Toro

Por últi­mo, los postres del chef Per­ret: riquísi­mos dados de melón osmo­ti­za­dos con chicha (maíz mora­do) y quenelle de hela­do con LOOK 2016. Para finalizar, una espon­ja de choco­late al 70% con una cre­ma de lúcuma y que­so cre­ma de la mano de Avgvstvs Tra­jan­vs 2010.

dados de melón

Dados de melón. Fotografía de José María Toro

chocolate y lúcuma

Choco-lúcuma. Fotografía de José María Toro

La orga­ni­zación de noches de Chefs & Soul, de cenas con alma, ha ilu­mi­na­do los sába­dos del mes de febrero en la Ciu­dad Con­dal. La noche ecu­a­to­ri­ana estu­vo a car­go del chef Alex Clav­i­jo el sába­do 11 de febrero. La noche slow food del cocinero Ser­gi de Meiá está reser­va­da para la ter­cera del mes más cor­to del año y por últi­mo la noche ital­iana por el grandioso Andrea Tum­barel­lo que cer­rará este ciclo y el mes.

Para com­prar entradas y más infor­ma­ción en Atrá­pa­lo

© 2017 José María Toro. All rights reserved 

“El Bar” Barcelona

“El Bar” Barcelona C/ Cal­abria, 118 Barcelona 08015 Telé­fono 934 260 382

Pare­des ali­catadas de bal­dosas con temáti­ca peri­odís­ti­ca que invi­tan a la lec­tura reposa­da de sus noti­cias impre­sas y que repro­ducen las hojas del diario barcelonés de tira­da nacional La Van­guardia, con cróni­cas de épocas pretéri­tas que se pub­li­caron en su momen­to, lis­tas para con­sul­tar los números pre­mi­a­dos en la lotería nacional del sor­teo cel­e­bra­do en febrero de 1976, pro­gra­mación de las dos cade­nas de tele­visión que se podían visu­alizar en la época -¡los de aque­l­la gen­eración sobre­vivi­mos sin ningún trau­ma pos­te­ri­or por ten­er sólo VHF y UHF, las dos úni­cas ban­das del espec­tro elec­tro­mag­néti­co exis­tente en aquél entonces!- y anun­cios dec­i­monóni­cos de enfer­medades cau­sadas por una doble moral. Casi se puede oler en los azule­jos ese aro­ma inten­so y car­ac­terís­ti­co de la tipografía que desprendían los antigu­os rota­tivos y en espe­cial los de la edi­ción ves­per­ti­na de los per­iódi­cos que se vendían por la tarde en los quioscos, con el papel todavía caliente y la tin­ta húme­da y fres­ca de recién sal­i­da de la imprenta. Noti­cias sor­pren­dentes de una época en que la tiranía de la inmedi­atez actu­al no existía y todas tenían su pro­ce­so des­de el momen­to de lo ocur­ri­do has­ta que lle­ga­ba al lec­tor final. Un tiem­po que iba más despa­cio y no estábamos sat­u­ra­dos y bom­bardea­d­os por una ingente can­ti­dad de infor­ma­ción. Un perío­do donde las horas cor­rían más despa­cio que aho­ra y donde dom­ina­ba el blan­co y negro.

Libros de gas­tronomía com­parten espa­cio en la bar­ra con los botes de oli­vas, latas de con­ser­vas y ban­de­jas de tapas preparadas para ser degus­tadas. Con un horario amplio, des­de las 10 horas de la mañana has­ta que el día se aca­ba, per­mite dis­fru­tar de los difer­entes momen­tos gas­tronómi­cos de una jor­na­da: el desayuno más ligero con un autén­ti­co cru­asán de man­te­qui­l­la y una bue­na taza de café o té, el con­tun­dente almuer­zo de cuchil­lo y tene­dor, el desea­do aper­i­ti­vo y por supuesto de las horas habit­uales de comi­da y cena. Una selec­ción vari­a­da de que­sos afi­na­dos para dis­fru­tar en cualquier instante acom­paña­do de algu­na de las ref­er­en­cias de vinos nacionales e inter­na­cionales. La car­ta está com­pues­ta por tapas clási­cas, las atre­v­i­das y los platos, gra­ciosa­mente lla­ma­dos, de resisten­cia. Dos pro­fe­sion­ales al frente: en los fogones el chef Bri­an Mat­ic,que pro­cedía del restau­rante Saüc, y el som­me­li­er Ser­gi Giménez con expe­ri­en­cia en el restau­rante Col­i­brí. Dos exper­tos, cada uno en su mate­ria, que bus­can que los par­ro­quianos habit­uales y los que por sus mesas se dejan caer, sien­tan las sen­sa­ciones y el cuida­do por el detalle, que es el leit­mo­tiv de este “bar” revolucionario.

bloghedonista.com

Mini coca de escali­va­da con ven­tresca y ajo negro

Un buen comien­zo para dis­fru­tones, para olvi­darnos de lau­re­les innece­sar­ios y recu­per­ar ese tro­zo de buen pan unta­do con tomate y aceite de oli­va vir­gen extra ‑de primera pre­sión en frío obvi­a­mente- para recor­darnos sabores y aro­mas ya casi olvi­da­dos y como for­ma de enga­tusar al estó­ma­go en la espera del primer pla­to: un pan de coca con tomate de Cal Mossén. Para seguir con la muy bue­na inter­pretación de la mini coca de escali­va­da con ven­tresca acom­paña­do del fer­men­ta­do ajo negro de propiedades casi mila­grosas para la salud. Ravi­o­li de gam­ba con sal­sa ponzu de tex­tu­ra cru­jiente y lig­era­mente áci­do en su inte­ri­or para armo­nizar con la sal­a­da gam­ba. Orig­i­nal y par­tic­u­lar pre­sentación de la ensal­adil­la rusa de la casa: a la clási­ca ver­sión le añaden finísi­mas lámi­nas de atún con un toque de ahu­ma­do. Deli­ciosos mejil­lones en escabeche. Vibrante vieira con pral­iné de macadamia y panc­eta. Has­ta este pun­to armo­niza­do con una copa de Ries­ling, que con sus notas fres­cas y áci­das nos ayu­da a limpiar la boca después de cada bocado.

bloghedonista.com

Vieira con pral­iné de macadamia y panceta

Con la tan­da de platos más con­tun­dentes, un cam­bio de ter­cio en el vino hacia un mencía, puro per­fume de flo­res, para acom­pañar­lo con el arroz  mar y mon­taña con alme­jas y un cur­ry de cul­to, elab­o­ra­do con la var­iedad carnaroli de gra­no pequeño y muy blan­co cul­ti­va­do por la famil­ia Ron­dolino bajo la mar­ca Acquerel­lo. Selec­ciona­da pieza de secre­to ibéri­co — de Ibéri­cos Mal­don­a­do como no podía ser de otra man­era- acom­paña­do de su insep­a­ra­ble puré de pata­ta y ají amar­il­lo para dar con­tinuidad cromáti­ca al pla­to y con­trastar con el sabor picante de este ingre­di­ente tan importe en la gas­tronomía peru­a­na.

bloghedonista.com

Sur­tido de que­sos afi­na­dos. Foto gen­tileza de “El Bar”

Ante­sala del aparta­do dulce y que siem­pre me hace sali­var ‑como el per­ro de Pavlolv- es oír el tin­ti­neo cim­bre­ante del car­ri­to de los que­sos arte­sanos selec­ciona­dos por la casa. Una cos­tum­bre habit­u­al en el país de la bota y en la de los galos pero que aquí no aca­ba de con­sol­i­darse y que yo per­sonal­mente reivin­di­co esta causa. Muchas veces sac­ri­fi­co mi final goloso por un buen elen­co de deriva­dos lácteos bien afi­na­dos ‑para evi­tar salir rodan­do del restau­rante may­or­mente-. Ennovi­a­do con un acer­ta­dis­i­mo vino dulce muy glicéri­do, un verde­jo con botri­tis, con los sigu­ientes que­sos: un vaca Tou de Til.lers de Sort (Llei­da), uno de cabra con pimen­tón de Ávi­laLuna roja” de Elvi­ra Gar­cía, un sober­bio Comté de 18 meses, sigu­ien­do con otro com­pa­tri­o­ta francés, un tro­zo de époiss­es au marc, de doble cre­ma de vaca. Para finalizar, un tri­un­fante azul de vaca Fourme d’Am­bert.

bloghedonista.com

Cre­moso de choco­late con car­damo­mo y pistacho

Para ter­mi­nar — ¡con ovación en pie de este fes­ti­val gas­tronómi­co!- el cre­moso de choco­late escolta­do por car­damo­mo y pis­ta­cho.

Pre­cio medio 25 euros. Exce­lente relación calidad-precio.

Como hom­e­na­je a este “bar” agi­ta­dor gas­tronómi­co la BSO de este post es: Rev­o­lu­tion (Make a change) de Wal­ly López feat. Goran Kay

Blind Sweet Experience by Treasures of Catalunya at Alta Alella

bloghedonista.com

Panorámi­ca de las viñas de la Bode­ga Alta Alel­la. Foto gen­tileza de Trea­sures of Catalunya

La bode­ga Alta Alel­la está situ­a­da en un mar­co incom­pa­ra­ble, sin parangón, con vis­tas panorámi­cas al azu­la­do Mar Mediter­rá­neo que en la lejanía del hor­i­zonte se une con el inabar­ca­ble cielo. Las viñas, como si de orde­na­dos espec­ta­dores en sus respec­ti­vas buta­cas de este anfiteatro nat­ur­al, asis­ten cada día al sem­piter­no espec­tácu­lo de ver nac­er el sol y como un audi­to­rio priv­i­le­gia­do e imper­turbable asiste cícli­ca­mente a su oca­so para enam­orarse de las difer­entes fas­es lunares. Se dejan acari­ciar por las brisas mari­nas que le apor­tarán ese toque de salin­idad a su fru­to. Pacientes recibirán el agua de llu­via que las refres­cará y cal­mara su sed de cre­cer para después sen­tir ese calorci­to que las mima y las madu­ra has­ta ver, como si de un rit­u­al mági­co se tratase, caer las lágri­mas de San Loren­zo en el ecuador de la canícu­la esti­val. Toda una señal para estas viñas que se preparan para su recolec­ción. Lo que viene sien­do unas uvas felices y agrade­ci­das que luego se tra­ducirá en unos vinos con per­son­al­i­dad y carác­ter, o como dirían los galos de “ter­roir”.

Y así, en este enclave priv­i­le­gia­do, comen­zó una deli­ciosa tarde bucóli­ca con un paseo entre las viñas y la bode­ga, rode­an­do la casa nove­cen­tista, feliz­mente recu­per­a­da hace algo más de 20 años por esta famil­ia de bodegueros com­pro­meti­da con la causa ecológ­i­ca, con la pro­duc­ción de vinos nat­u­rales sin sul­fi­tos y real­izan­do la vendimia a mano que con­for­man el leit­mo­tiv des­de el comien­zo de esta aventura.

Después de la ale­gre cam­i­na­ta con bel­las vis­tas empezó la expe­ri­en­cia del mari­da­je de las choco­lati­nas con una selec­ción de vinos de esta casa, escogi­dos espe­cial­mente por Xoco­lates Gra­nollers, la bode­ga Alta Alel­la y la orga­ni­zado­ra de even­tos per­son­al­iza­dos Trea­sures of Catalun­ya.

bloghedonista.com

Sala de degusta­ciones de la Bode­ga Alta Alel­la. Foto gen­tileza de Trea­sures of Catalunya.

Cava AA Lai­età gran reser­va elab­o­ra­do con chardon­nay y pinot  noir al más puro esti­lo de las grandes casas france­sas del cham­pán. Aro­mas de hari­na, de levaduras y de lácteos del yogur aso­ci­a­do con un choco­late rel­leno de jen­gi­bre con­fi­ta­do. El refres­cante jen­gi­bre se une a la fres­cu­ra del chardonnay.

Cava Pri­vat Rosé Brut Nature con Pinot Noir y Mataró de aro­mas espe­ci­a­dos, notas bal­sámi­cas, de soto­bosque, de romero y tomil­lo para casar­lo con choco­late 70% rel­leno de regaliz.

Blanc de Neu mar­ca­do sabor a pansa blan­ca y aro­mas flo­rales. Elab­o­ra­do por con­cen­tración en frío. Armo­niza­do con un choco­late blan­co de pis­ta­cho y sal del Delta del Ebre.

Vino Syrah Dolç con la uva mataró. Aro­mas de prunas e higos con­fi­ta­dos para unir a una choco­lati­na con pimien­ta rosa que al beber se poten­cia el sabor de esta especia.

Dolç Mataró con la var­iedad homón­i­ma sin lle­gar a la pasi­fi­cación, pasan­do por bar­ri­ca y cri­an­za de un año en botel­la. Con­cor­dan­cia con un vibrante choco­late negro cuyo úni­co adorno es la sal del Delta del Ebro como poten­ci­ador de su amar­go sabor característico.

Y como colofón a la tarde pri­mav­er­al en esta expe­ri­en­cia eno­turís­ti­ca, una segun­da copa de Blanc de Neu con una choco­lati­na al per­fume de rosas. ¡De ovación en pie!

Ban­da Sono­ra Orig­i­nal de este post: la con­ta­giosa y ale­gre melodía de Mika y su tema Talk about you

© 2015 José María Toro. Todos los dere­chos reservados.

A %d blogueros les gusta esto: