«El Bar» Barcelona

«El Bar» Barcelona C/ Calabria, 118 Barcelona 08015 Teléfono 934 260 382

Paredes alicatadas de baldosas con temática periodística que invitan a la lectura reposada de sus noticias impresas y que reproducen las hojas del diario barcelonés de tirada nacional La Vanguardia, con crónicas de épocas pretéritas que se publicaron en su momento, listas para consultar los números premiados en la lotería nacional del sorteo celebrado en febrero de 1976, programación de las dos cadenas de televisión que se podían visualizar en la época -¡los de aquella generación sobrevivimos sin ningún trauma posterior por tener sólo VHF y UHF, las dos únicas bandas del espectro electromagnético existente en aquél entonces!- y anuncios decimonónicos de enfermedades causadas por una doble moral. Casi se puede oler en los azulejos ese aroma intenso y característico de la tipografía que desprendían los antiguos rotativos y en especial los de la edición vespertina de los periódicos que se vendían por la tarde en los quioscos, con el papel todavía caliente y la tinta húmeda y fresca de recién salida de la imprenta. Noticias sorprendentes de una época en que la tiranía de la inmediatez actual no existía y todas tenían su proceso desde el momento de lo ocurrido hasta que llegaba al lector final. Un tiempo que iba más despacio y no estábamos saturados y bombardeados por una ingente cantidad de información. Un período donde las horas corrían más despacio que ahora y donde dominaba el blanco y negro.

Libros de gastronomía comparten espacio en la barra con los botes de olivas, latas de conservas y bandejas de tapas preparadas para ser degustadas. Con un horario amplio, desde las 10 horas de la mañana hasta que el día se acaba, permite disfrutar de los diferentes momentos gastronómicos de una jornada: el desayuno más ligero con un auténtico cruasán de mantequilla y una buena taza de café o té, el contundente almuerzo de cuchillo y tenedor, el deseado aperitivo y por supuesto de las horas habituales de comida y cena. Una selección variada de quesos afinados para disfrutar en cualquier instante acompañado de alguna de las referencias de vinos nacionales e internacionales. La carta está compuesta por tapas clásicas, las atrevidas y los platos, graciosamente llamados, de resistencia. Dos profesionales al frente: en los fogones el chef Brian Matic,que procedía del restaurante Saüc, y el sommelier Sergi Giménez con experiencia en el restaurante Colibrí. Dos expertos, cada uno en su materia, que buscan que los parroquianos habituales y los que por sus mesas se dejan caer, sientan las sensaciones y el cuidado por el detalle, que es el leitmotiv de este «bar» revolucionario.

bloghedonista.com

Mini coca de escalivada con ventresca y ajo negro

Un buen comienzo para disfrutones, para olvidarnos de laureles innecesarios y recuperar ese trozo de buen pan untado con tomate y aceite de oliva virgen extra -de primera presión en frío obviamente- para recordarnos sabores y aromas ya casi olvidados y como forma de engatusar al estómago en la espera del primer plato: un pan de coca con tomate de Cal Mossén. Para seguir con la muy buena interpretación de la mini coca de escalivada con ventresca acompañado del fermentado ajo negro de propiedades casi milagrosas para la salud. Ravioli de gamba con salsa ponzu de textura crujiente y ligeramente ácido en su interior para armonizar con la salada gamba. Original y particular presentación de la ensaladilla rusa de la casa: a la clásica versión le añaden finísimas láminas de atún con un toque de ahumado. Deliciosos mejillones en escabeche. Vibrante vieira con praliné de macadamia y panceta. Hasta este punto armonizado con una copa de Riesling, que con sus notas frescas y ácidas nos ayuda a limpiar la boca después de cada bocado.

bloghedonista.com

Vieira con praliné de macadamia y panceta

Con la tanda de platos más contundentes, un cambio de tercio en el vino hacia un mencía, puro perfume de flores, para acompañarlo con el arroz  mar y montaña con almejas y un curry de culto, elaborado con la variedad carnaroli de grano pequeño y muy blanco cultivado por la familia Rondolino bajo la marca Acquerello. Seleccionada pieza de secreto ibérico – de Ibéricos Maldonado como no podía ser de otra manera- acompañado de su inseparable puré de patata y ají amarillo para dar continuidad cromática al plato y contrastar con el sabor picante de este ingrediente tan importe en la gastronomía peruana.

bloghedonista.com

Surtido de quesos afinados. Foto gentileza de «El Bar»

Antesala del apartado dulce y que siempre me hace salivar -como el perro de Pavlolv- es oír el tintineo cimbreante del carrito de los quesos artesanos seleccionados por la casa. Una costumbre habitual en el país de la bota y en la de los galos pero que aquí no acaba de consolidarse y que yo personalmente reivindico esta causa. Muchas veces sacrifico mi final goloso por un buen elenco de derivados lácteos bien afinados -para evitar salir rodando del restaurante mayormente-. Ennoviado con un acertadisimo vino dulce muy glicérido, un verdejo con botritis, con los siguientes quesos: un vaca Tou de Til.lers de Sort (Lleida), uno de cabra con pimentón de Ávila «Luna roja» de Elvira García, un soberbio Comté de 18 meses, siguiendo con otro compatriota francés, un trozo de époisses au marc, de doble crema de vaca. Para finalizar, un triunfante azul de vaca Fourme d’Ambert.

bloghedonista.com

Cremoso de chocolate con cardamomo y pistacho

Para terminar – ¡con ovación en pie de este festival gastronómico!- el cremoso de chocolate escoltado por cardamomo y pistacho.

Precio medio 25 euros. Excelente relación calidad-precio.

Como homenaje a este «bar» agitador gastronómico la BSO de este post es: Revolution (Make a change) de Wally López feat. Goran Kay

Street Food Born

La Asociación Barcelona Born Gourmet (BBG) creada a partir de la unión de los intrépidos chefs Oriol Rovira, Fermí Puig, Santi Hoyos, Manel Jiménez, Ramón Parellada, Joan Bagur, Iñaki Lz. de Viñaspre junto a la colaboración de Quim Vila nace con la voluntad de recuperar la esencia de este barrio del Born y de diferenciar espacios únicos donde prima la calidad con la voluntad de acercarnos al resto de ciudades de otras latitudes que cuida su gastronomía y se muestran orgullosos de su potencial. Este grupo de restauradores y comerciantes que han vivido todo tipo de experiencias en este barrio y han sufrido las diferentes metamorfosis a lo largo de estos años, han elegido justo este momento en que la crisis económica sigue revoloteando por encima de nuestras cabezas como espada de Damocles, pero también sabedores de que estamos en un momento muy dulce porque nuestra gastronomía ¡por fin! está reconocida internacionalmente por la calidad, cantidad y el virtuosismo en la preparación de platos y se han reinventado para ofrecer un distintivo de calidad dentro del Born colocando en el exterior de sus locales la identificación BBG que tiene su origen en las antiguas placas de las paradas del Mercat del Born.

DSC04516

Oferta de quesos de Vila Viniteca

Celebraron la primera edición de este evento gastronómico y enológico el sábado 14 de Junio tomando la calle, más concretamente el Plà de Palau y a la sombra de sus árboles plataneros dispusieron sus casetas los 11 participantes del Street Food  Born, donde cada uno presentó una muestra de su oferta. Es un proyecto de revitalización y de comunicación de este barrio histórico que ocupa portadas y páginas enteras en los más prestigiosos medios de comunicación internacionales, llamando la atención de los lugareños sobre el amplio potencial que tiene este barrio, invitándolos a redescubrir la esencia de este distrito municipal que hace años alojó el Mercado Central de Barcelona donde llegaban mercaderías exóticas y desde aquí se distribuían al resto de mercados de las diferentes barriadas de Barcelona. Todavía hoy guarda ese sabor con locales que venden al por mayor granos, especias, conservas, bacalaos, etc.

La asistencia al acto ha sido secundada por un amplio público de barceloneses y turistas atónitos ante esta agradable sorpresa de poder comer en la calle, además de la oportunidad de probar diferentes platillos en un solo espacio. También acudieron estudiantes extranjeros que sí están acostumbrados a la comida callejera en sus poblaciones de origen, así como familias con niños.

DSC04517

Taco de carnitas de Oaxaca

Como parte de su compromiso con el barrio donde se ubican, a las 13:30H ofrecieron una cata solidaria a favor de la Fundació Comtal, la organización no lucrativa de Ciutat Vella de Barcelona que trabaja por ofrecer oportunidades de futuro a niños, adolescentes y jóvenes en situación de exclusión social.

Además se han creado 4 rutas por el barrio con algún guiño cinematográfico e histórico como son «de barres i tavernes» (de barras y tabernas), «entre copes» (entre copas), «racons pas a pas» (rincones paso a paso) y la «Cata D.O. Catalunya». Las 4 están pensadas para hacerlas en grupos siguiendo la tradición que había en la Ciutat Comtal de ir de «vinos» y que perdura con mucha fuerza en otras capitales y poblaciones de la península. La razón de ser es compartir un buen rato, celebrar la amistad, ser dichosos, porque como decía Pasteur «la penicilina cura a los hombres, y el vino los haces felices», en definitiva practicar el mood food o comida de la felicidad.

De Barras y tabernas nos descubre en ese paseo la especialidad de cada bar: mejillones del Delta del Ebro y la tortilla de butifarra del Bar Angel ¡a descubrir!, pimientos rellenos de txangurro y los dados de atún maridado con un Rioja Alavesa en Euskal Etxea. Golfo de Biskaia ofrecerá unas exquisitas sardinas y también una cazuelita de puerro para tomar con un fresquito Txacolí. Orio Born ofrecerá el aperitivo más chic y parisino sobre la Tierra, a saber, dos ostras de Marennes con una copa de cava. De Sagardi Gòtic habrá que probar los pinchos Lardina y la txistorra frita maridada con una copa Malbec UCO Acer.

Entre copas toma prestado su nombre de la homónima película pero en esta caminata no ahogaremos nuestras penas sentimentales en vino sino que lo disfrutaremos saboreando un buen jamón ibérico puro de bellota Maldonado ¡de traca final en las Fallas de Valencia! maridado con una manzanilla de Sanlúcar de Barrameda (para llorar) en Pork … boig per tú. En Vila Viniteca (toda una referencia nacional e internacional como colmado y bodega de vinos) podremos degustar una copa de D.O. Catalunya. En la Vinya del Senyor acompañando un potente vino negro del Priorat con una secallona y olivas. Para finalizar en Golfo de Bizkaia unos quesos artesanos maridados con una sorprendente copa de vendimia tardía.

Rincones paso a paso nos descubre en su recorrido una época dorada de los indianos catalanes del siglo XIX y que dejaron sus huellas en el Bar Ángel, la terraza del 1881 por Sagardi, La Vinya del Senyor, Oaxaca o Sagardi Gòtic.

Cata D.O. Catalunya permite disfrutar y/o descubrir la oferta de siete bodegas catalanas distintas en Vila Viniteca.

Los participantes han sido: Bar Ángel, Euskal Etxea, Golfo de Bizkaia, La Vinya del Senyor, Oaxaca, Orio, Pork boig per tú, Sagardi Gòtic, Sagàs Pagesos, Cuiners & Co., Vila Viniteca, 1881 por Sagardi.

Precio: 10 euros que daba acceso a una copa de vino de regalo y 10 tickets para canjear por los platillos ofertados.

Banda Sonora de este post: Celebrate de Mika porque comparto la celebración de esta iniciativa de Barcelona Born Gourmet y por la buena onda que transmite la letra y el ritmo de este tema musical.

 

A %d blogueros les gusta esto: