Gatsby, el dinner show más elegante de Barcelona

A lit­tle par­ty nev­er killed nobody

Gats­by va por su cuar­ta tem­po­ra­da y se ha con­ver­tido en el lugar preferi­do de las celebri­ties y de la gente gua­pa de la Ciu­dad Con­dal, el lugar donde hay que estar para ver y ser vis­to. Caras cono­ci­das de deportis­tas de élite, actores, mod­e­los, pre­sen­ta­dores de tele­visión así como estrel­las inter­na­cionales de paso por la ciu­dad se mez­clan con una clien­tela joven de más de 28 años que quiere beberse la noche y tam­bién buenos cócteles.

Interior de Gatsby

Inte­ri­or de Gatsby

 

Local ambi­en­ta­do en los locos y con­tra­dic­to­rios años 20 cuan­do imper­a­ba la Ley Seca en Nue­va York, y como no podía ser de otra for­ma, toma presta­do su nom­bre de “El Gran Gats­by”, la obra cum­bre del autor norteam­er­i­cano F. Scott Fitzger­ald que se inspiró en las fas­tu­osas fies­tas que vivió en la cer­cana Long Island, en esa peli­grosa déca­da del siglo XX cuan­do se bebía alco­hol en exce­so y de una for­ma exager­a­da y despro­por­ciona­da. Y como Di Caprio, en la ver­sión cin­e­matográ­fi­ca del 2013, que entra en un speakeasy escon­di­do detrás de una bar­bería, aho­ra que ya no están pro­hibidos, se sigue con­ser­van­do esa cos­tum­bre de que sea un poco ine­scrutable su acce­so, y Gats­by no podía ser ajeno a esta prác­ti­ca, por ello no está a la vista, pero sí en el cen­tro neurál­gi­co del ocio barcelonés, en la calle Tuset.

Expositor de máscaras en Gatsby

Expos­i­tor de más­caras en Gatsby

 

Un coher­ente rótu­lo art déco con su nom­bre, Gats­by, enmar­ca­do entre líneas rec­tas,  es la úni­ca señal vis­i­ble de que den­tro se vive una gran fies­ta. Las ganas de diver­sión per­du­ran en el tiem­po, y el glam­our y la opu­len­cia va pare­jo a ese movimien­to artístico.

Actuación en Gatsby

Actuación en Gatsby

 

El espéc­tac­u­lo dura todo el horario de la cena, con actua­ciones cada 15 min­u­tos, inter­ca­lan­do can­ciones, bailes en direc­to, acroba­cias, con­tor­sion­istas, artis­tas de cabaret, etc. Lour­des Guadalupe está a car­go de la direc­ción artís­ti­ca y respon­s­able de la ele­gan­cia de los shows para gus­tar a todos los asis­tentes, recor­dan­do aque­l­las noches de la Scala de Barcelona. Cada día de la sem­ana está ded­i­ca­do a un tema difer­ente, a saber: los miér­coles está pro­gra­ma­do Los San­tos con r&b y guiños lati­nos, los jueves se ded­i­ca a Juke Box con éxi­tos de los noven­ta y del 2000. Los fines de sem­ana actuán Las Divas recre­an­do los hits de las más grandes can­tantes. Los shows se renue­van cada 6 meses.

Antifaz para chicas

Antifaz para chi­cas en Gatsby

 

El restau­rante está espe­cial­iza­do en gas­tronomía mediter­ránea con pince­ladas inter­na­cionales, y con espe­cial rel­e­van­cia en los mariscos, carnes y su sor­pren­dente bode­ga de vinos. En los entrantes tri­un­fan sus ostras Guil­lardeau, el foie mi-cuit o el jamón de bel­lota 100% ibéri­co 5J, y de platos prin­ci­pales desta­can el tar­tar de atún y agua­cate, el steak tar­tar, el lomo bajo de wagyu, el chuletón de vaca rubia, o el arroz meloso con cala­mares y alcachofas.

Platos degus­ta­dos:

  • Ensal­a­da de bur­ra­ta, tomates cher­ries asa­dos y albahaca.
Ensalada de burrata

Ensal­a­da de burrata

 

  • Foie mi-cuit cura­do arte­sanal­mente con con­fi­tu­ra de fru­tos rojos y pan de especias.
  • Tar­tar de atún rojo, agua­cate, huevas de trucha y toques picantes.
Tartar de atún rojo

Tar­tar de atún rojo

 

  • Cro­que­tas melosas de jamón ibérico.
  • Lomo de salmón con ver­duras salteadas y sal­sa teriyaki.
  • Paletil­la de cordero deshue­sa­da con cre­moso de patatas y jugo de romero.
  • Brown­ie de choco­late con nue­ces y sal­sa de choco­late caliente.
Brownie de chocolate

Brown­ie de chocolate

 

Cuida­dos detalles que no pasan desapercibidos como el antifaz de enca­je para las chi­cas, del­i­cada­mente situ­a­do enci­ma de una inmac­u­la­da servil­leta de col­or blan­co nuclear, o las más­caras de car­naval colo­cadas en un expos­i­tor, quizás usadas algu­nas vez en Il Bal­lo del Doge que la gran anfitri­ona Anto­nia Saut­ter orga­ni­za cada año en el Palaz­zo Pisani Moret­ta del Gran Canal de Vene­cia. Pref­a­cio de que comien­za así una sen­su­al noche donde el espec­tácu­lo y la gas­tronomía se mari­da a partes iguales.

Cóctel en Gatsby

Cóc­tel en Gatsby

 

Gats­by Tuset, 19 Barcelona 08006 Telé­fono 937 004 453. Horario de miér­coles y jueves de 21h a 2:30h y viernes y sába­do de 20:30h a 3h. Cada noche hay dos sesiones, la primera has­ta las doce con las cenas y después de esa hora mesas con botel­las y baile con sesión de Dj. Su espa­cio tam­bién está disponible para even­tos pri­va­dos, tan­to de par­tic­u­lares como de grandes empre­sas, con capaci­dad para más de 140 per­sonas. Este local pertenece al grupo Sut­ton jun­to con otros como el Club Sut­ton, la sala Biki­ni o el Imper­a­tor, todos propiedad de la famil­ia Cano.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

Gourmet Tapas by Sensi

Situ­a­do en el pop­u­lar Bar­rio Góti­co de la Ciu­dad Con­dal, el segun­do her­mano más joven de la famil­ia Sen­si, Gourmet Tapas, se erige en el vér­tice for­ma­do por las calles Milans, D’en Gignàs y d’Ataülf dan­do la sen­sación de que esa ubi­cación no ha surgi­do por azar. Si bien pertenece a un enclave que lla­ma al tur­is­mo, el hecho de estar situ­a­do en la parte sud­este del dis­tri­to, le per­miten dis­fru­tar de una tran­quil­i­dad poco fre­cuente en los locales de la zona. 

El inte­ri­or de Gourmet Tapas by Sen­si se car­ac­ter­i­za por una dec­o­ración muy mediter­ránea, muy barcelone­sa, con fres­cos situ­a­dos en la parte alta del local que pre­sen­tan a nues­tra ciu­dad con su cara más fes­ti­va y ale­gre: la esti­val, con sus playas y mon­u­men­tos, y con ese cli­ma tem­pla­do que tan­to la car­ac­ter­i­za. A destacar un cielo azul que apor­ta una clar­i­dad al local y que se suma a la luz nat­ur­al que entra gra­cias a la gran cristalera abier­ta a la calle. 

Tam­bién puede obser­varse una atrac­ti­va con­jun­ción de ele­men­tos car­ac­terís­ti­cos de la Barcelona indus­tri­al como pueden ser detalles de obra vista, sue­los de madera mor­di­dos por bal­dosas hidráuli­cas, tuberías que recor­ren el restau­rante por su techo o sil­las de met­al vin­tage acom­pañan­do a robus­tas mesas de madera. Todo un acier­to para sen­tir una calidez propia de come­dores con ten­den­cia más rús­ti­ca.

En cuan­to a su espe­cial­i­dad y como bien reza su nom­bre, se cen­tra en las tapas. Sofisti­cadas, pero con ele­men­tos tradi­cionales, que no escon­den cier­to idilio con la coci­na ori­en­tal, aspec­to que bien agrade­cerá el pal­adar del cliente. 

Platos degus­ta­dos:

-Tar­tar de tomate con cru­jiente de alba­ha­ca y emul­sión de mostaza: una tapa veg­e­tar­i­ana que lle­ga a alcan­zar tan­to un aspec­to como una tex­tu­ra cer­canos al steak tar­tar orig­i­nal. Elab­o­ra­do con tomates deseca­dos trata­dos de la mis­ma for­ma que la carne de su homón­i­mo, es decir, fina­mente cor­ta­dos para evi­tar una tex­tu­ra de puré, y que se pre­sen­ta acom­paña­do de una emul­sión de mostaza y col­ore­a­do por del­i­ca­dos brotes de cebol­la jun­to a péta­los de flo­res. Sin duda hay que rendirse ante este trompe-l’œil real­mente conseguido.

www.bloghedonista.com

Tar­tar de tomate

-Mejil­lones con sal­sa escabeche, kat­soubushi y cebol­la cru­jiente: con unos tonos ocres y arenosos con­segui­dos por las viru­tas de atún fer­men­ta­do y la cebol­la cru­jiente, se tra­ta de una tapa que inspi­ra otoño. Sin quitar méri­tos a unos sabrosos mejil­lones, el pla­to viene cap­i­tanea­do por el kat­soubushi. Es direc­ta­mente este ele­men­to el que, gra­cias a un suave pero potente aro­ma ahu­ma­do, invi­ta a com­er hacien­do que los primeros boca­dos provo­quen el olvi­do de un escabeche que espera con­quis­tar nue­stro pal­adar a medi­da que se va final­izan­do el pla­to. Es duro decir­lo, pero es muy prob­a­ble que esta tapa supon­ga el divor­cio entre el mejil­lón y la marinera.

www.bloghedonista.com

Mejil­lones

-Filete de lubi­na con puré de bró­coli, emul­sión de espinacas y jamón ibéri­co: una man­era ópti­ma de emplear el bró­coli como base de unos filetes de lubi­na fres­ca que casi flotan sobre una mar de espinacas emul­sion­adas y besadas por el sutil sabor del jamón ibéri­co. Pocas veces se podría encon­trar un bró­coli tan accesible.

www.bloghedonista.com

Filetes de lubina

-Pre­sa ibéri­ca con puré de man­zana verde y sal­sa teriya­ki: esta tapa de aires inver­nales supone una com­bi­nación per­fec­ta de tex­turas. La pres­en­cia de la man­zana verde se encar­ga de apor­tar una acidez que “limpia” la boca tras cada boca­do de pre­sa suavizan­do los lípi­dos de ésta. A su vez, la sal­sa teriya­ki, equi­li­bra el pla­to pro­por­cio­nan­do esas notas dul­ces que la car­ac­ter­i­zan. Toda una mix­tu­ra de sabores que com­piten por dejar su lega­do en las papi­las del afor­tu­na­do o afortunada.

www.bloghedonista.com

Pre­sa ibérica

-Pas­tel de que­so con dulce de leche: una tradi­cional cheese cake rega­da de la tradi­cional vari­ante lati­noamer­i­cana de la leche carameliza­da. Des­ti­na­da a golosos de pro­fe­sión que bus­can una explosión de sabor.

www.bloghedonista.com

Fon­dant de choco­late y pas­tel de queso

-Fon­dant de choco­late: bajo un escue­to enun­ci­a­do, aguar­da un potente postre cuyo acom­pañamien­to a base de un coulis de fru­tos rojos podría trans­portar al comen­sal a un bosque de cuen­tos y leyen­das. Segu­ra­mente, Hansel y Gre­tel hubier­an caí­do ante la tentación exhibi­da por éste jun­to con el choco­late caliente que surge una vez se prueba.

Para finalizar y como curiosi­dad, lla­ma la aten­ción un sabio proverbe, situ­a­do sobre la bar­ra y que da una idea de las bue­nas vibra­ciones que despren­den tan­to Gourmet Tapas by Sen­si como sus empleados:

“Un verre de vin c’est bon pour la santé. 

Le reste de la bouteille c’est bon pour le moral”

¡Mar­avil­loso!

© 2016 Aaron González. All rights reserved

I Jornadas Gastronómicas de cocina sin fuego en el Restaurante Filigrana de Barcelona.

Coci­nar sin fuego es retro­ced­er en la antigüedad, has­ta el momen­to jus­ta­mente ante­ri­or que el homo erec­tus dom­inó la lum­bre den­tro de su evolu­ción. Hoy cada vez que preparamos algún pla­to sin usar la lla­ma como tal, esta­mos recor­dan­do y recu­peran­do las for­mas de ali­men­ta­rse de nue­stros antepasa­dos más lejanos, y esa es la prop­ues­ta del chef Fran­cis­co Fer­nán­dez del barcelonés restau­rante Fil­igrana para estas primeras Jor­nadas Gas­tronómi­cas sin usar los fogones.

Ha orga­ni­za­do un menú para com­par­tir dónde los ali­men­tos no se coci­nan y por lo tan­to están en su sabor nat­ur­al, el orig­i­nal sin estar mod­i­fi­ca­do por la acción físi­ca del fuego. Para preparar este tipo de platos requiere que la cal­i­dad de la mate­ria pri­ma sea muy alta y bus­car­la en su esta­do nat­ur­al, que esté libre al máx­i­mo de con­t­a­m­i­nantes como la lubi­na sal­va­je o el salmón tam­bién sal­va­je de Alas­ka y otros como el ajo negro alta­mente recomend­able para la salud por su gran poder pre­ven­ti­vo del cáncer y antiox­i­dante entre otras propiedades.

PLATOS DEGUSTADOS:

  • Ceviche de lubi­na sal­va­je, maracuyá y caviar del Valle de Arán. El maracuyá apor­ta la acidez nece­saria susti­tuyen­do a la clási­ca lima y al limón. Feli­ci­dades al chef por usar lubi­na pesca­da en lib­er­tad y que se tra­duce en may­or sabor y mejor tex­tu­ra en su sabrosa carne.
www.bloghedonista.com

Ceviche de lubi­na sal­va­je, maracuyá y caviar del Valle de Arán. Fotografía de Gem­ma Toro

  • Tar­tar de salmón sal­va­je de Alas­ka con man­zana verde impreg­na­da en vod­ka y esfera de cítri­cos. Mere­ce­dor de aplau­so la preparación con salmón no proce­dente de cau­tivi­dad. La may­or población de salmones sil­vestres del mun­do provienen de ese esta­do de USA que nos da garan­tía de su bravía proce­den­cia. La acidez de la fru­ta nos limpia la boca de esa lig­era sen­sación gra­sosa que pue­da dejar el salmón.
www.bloghedonista.com

Tar­tar de salmón sal­va­je de Alas­ka. Fotografía de Gem­ma Toro

  • Ensal­a­da de higos “coll de dama”, var­iedad muy apre­ci­a­da por su dulce sabor, con anguila ahu­ma­da y que­so Idi­azábal. Una com­bi­nación muy apeteci­ble entre dulce y sal­a­da y el incon­fundible aro­ma del humo.
  • Foie mari­na­do a la vainil­la con sablé de avel­lanas y tru­fa, jugan­do a los con­trastes de sabores.
www.bloghedonista.com

Foie mari­na­do a la vainil­la con sablé de avel­lanas y tru­fa. Fotografía de Gem­ma Toro

  • Steak tar­tar de la inter­na­cional­mente recono­ci­da carne de Angus, acom­paña­da de una emul­sión de café de París y pan de cebol­la. Un pla­to para dis­fru­tar de la carne sin artificios.
www.bloghedonista.com

Steak tar­tar de carne de Angus. Fotografía de Gem­ma Toro

  • Carpac­cio de carne de Wagyu, el salud­able ajo negro y nube de parme­sano. Bra­vo y Bravo.
  • El aparta­do dulce comien­za con un postre que tiene el obje­ti­vo de limpiar la boca gra­cias a su acidez: la nue­va ver­sión del cóc­tel de piña cola­da acom­paña­da de coco y ron. 
www.bloghedonista.com

Cóc­tel de piña cola­da, coco y ron. Fotografía de Gem­ma Toro

  • Como fin de fies­ta biz­co­cho de choco­late bajo cero con hela­do de yogur y nitro de man­go elab­o­ra­do con una mousse mon­ta­da con gelati­na y refrig­er­a­da en el con­ge­lador para con­seguir una apari­en­cia de biz­co­cho sin la necesi­dad de uti­lizar el horno. Una prop­ues­ta dulce pero a su vez muy ligera.
www.bloghedonista.com

Biz­co­cho de choco­late bajo cero con hela­do de yogur y nitro de man­go. Fotografía de Gem­ma Toro

Platos armo­niza­dos ele­gan­te­mente con el cava rosa­do Elyssia de Freix­enet y L’E­qui­lib­rista de Ca N’Estruc, un vino blan­co elab­o­ra­do con xarel.lo.

Pre­cio del menú 40 euros inclu­i­do el IVA. Menú disponible has­ta el próx­i­mo 18 de Sep­tiem­bre de 2016. 

Restau­rante Fil­igrana Pl. Espanya, 6–8 08014 Barcelona Telé­fon 934 267 657 Hotel Cat­alo­nia Barcelona Plaza.

© 2016 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: