Anuncios

El restaurante Garden Pizza by Rafa Panatieri en Gracia nos hace disfrutar de la pizza italiana más auténtica con ingredientes del país

Rafa Panatieri, brasileño de abuelos italianos, y Jorge Sastre, madrileño afincado en Barcelona, se conocieron mientras ambos trabajaban para el ya cerrado, con una Estrella Michelin, Roca Moo en el Hotel Omm, el elegante alojamiento de diseño y con encanto situado junto al céntrico y comercial Passeig de Gràcia barcelonés. Rafa era entonces el chef ejecutivo del mismo y Jorge su segundo de cocina, y ambos pusieron en marcha el gran sueño de crear un restaurante, y más concretamente una pizzería, pero no una cualquiera: la mejor pizzería de Barcelona. Para este ambicioso proyecto se le unió Leonardo Trofe, quien fuera responsable de I+D en el Moo.

El Garden Pizza se emplaza en pleno barrio de Gracia, muy cerca de la parada de metro de Joanic, y no lo hace en un local cualquiera, si no que el espacio es realmente una casa del siglo XIX, en concreto del año 1870, que había albergado ya uno de los primeros mexicanos de Barcelona, el restaurante “Cantina Mexicana”, donde se preparaba uno de los mejores Margarita que sus acérrimos clientes habían probado hasta entonces, sin necesidad de transportarse al país del continente americano y sin tener que soportar el agotador jet lag.

 

baldosas con el mosaico hidráulico hexagonal

Baldosas con el mosaico hidráulico hexagonal en Garden Pizza

 

¿Y por qué afirmamos, sin miedo a equivocarnos, que Garden Pizza puede ser ya considerada la mejor pizzería de Barcelona? Cuatro son las razones que nos llevan a esta aseveración y que nos hacen querer repetir sine die esta experiencia tan placentera gastronómica y artísticamente hablando:

  • Las masas se elaboran con harina de caputo rojo, que traen desde Italia y son sometidas a un proceso de fermentación de 72 horas, lo que facilita su digestión y proporciona un sabor nunca visto antes en la masa de pizza y en la focaccia con romero que ofrecen como entrante en su carta.
Berenjena ahumada, estragón y queso casín

Berenjena ahumada, estragón y queso casín en Garden Pizza

 

  • El pomodoro también viene directamente del país de la bota, aunque también se han traído sus semillas, para poder producirlo en breve aqui.
  • Para los ingredientes de las pizzas han optado por el producto español comprado siempre que es posible directamente al productor, y preferiblemente de km.0, como es la cecina de León, la sobrasada de Mallorca, el queso de Mahón, la calabaza, el boniato, una variedad de quesos asturianos, el jamón ibérico… todo con el fin de buscar el mayor paralelismo posible entre las pizzas clásicas italianas y el mejor producto que encuentran aquí.

 

Pizza de calabaza, mozzarella, boniato, ricotta de cabra y panceta ibérica adobada.

Pizza de calabaza, mozzarella, boniato, ricotta de cabra y panceta ibérica adobada. Detrás pizza de stracciatella, tomate y pesto de albahaca. En Garden Pizza

 

  • Son el primer y único establecimiento hostelero que cuenta con helados, sorbetes y polos Rocambolesc, originalmente dispuestos en un carrito dentro del propio restaurante, y todo gracias a la gran alianza creada con sus anteriores “jefes” y creadores de estos postres: los triestrellados hermanos Roca.
Postres de los hermanos Roca

Postres de Rocambolesc en Garden Pizza

 

A más a más, y por si todo el elemento gastronómico de alta calidad que podemos encontrar en el Garden Pizza no fuera suficiente, la casa en la que se ha dispuesto el restaurante, es una vivienda modernista que ya solo por la época en la que se construyó, podemos imaginar que esconde entre sus decimonónicas paredes un gran número de memorias y vivencias. En el s. XIX Barcelona sufría los avatares de la turbulenta época que le tocaba vivir, tras las tres guerras carlistas, el Estado de Sitio de 1868, y numerosas huelgas, barricadas y enfrentamientos. La llegada de la Restauración, sin embargo, supuso un apaciguamiento de las tensiones sociales, y con ella, se inició una época dorada para la ciudad desde un punto de vista económico, artístico y monumental, surgiendo esos años joyas de nuestra ciudad como Las Ramblas, el planeamiento del Ensanche, y numerosos edificios civiles.

Carrito de helados de los hermanos Roca

Carrito de helados de Rocambolesc. En Garden Pizza

 

Así, y como recuerdo vivo e imborrable de todo esto, en el local de Rafa Panatieri aún podemos disfrutar de las famosas baldosas con el mosaico hidráulico hexagonal originales, quizás unas de las obras no arquitectónicas más fotografiadas de Gaudí, que proyectó a principio del s.XX junto a Escofet, con el fin de rehabilitar viviendas del siglo anterior.

El resultado de todo esto es una carta con pocos entrantes (ensaladas de temporada, cansalada y cecina ) y diez pizzas, incluyendo una especialidad de la semana. Imprescindible tanto la pizza de calabaza y boniato, con ricota de cabra y panceta ibérica, como también la de tomate, stracciatella y pesto de albahaca.

Garden Pizza by Rafa Panatieri, Carrer Encarnació, 51 08024 Barcelona. Teléfono 931 376 385. Aceptan reservas telefónicas.

© 2018 Raquel Carrio. All rights reserved.

 

Anuncios

La festival. Una tienda de vinos hipster en el barcelonés barrio de Gracia.

 

La Festival. The place to vi C/ de Verdi, 67 Barcelona 08012 Teléfono 930 232 281

Pronto la británica biblia hipster de Monocle se fijará en esta recién inaugurada tienda de vinos y la incluirá en su nómina de imprescindibles en la Ciudad Condal, para que toda la tribu urbana residente en Barcelona que comulga con esta religión, y los foráneos de paso por la capital catalana, vayan en peregrinación para comprar algunos de sus vinos a la venta. Aunque el objetivo final es ser una referencia para todos los apasionados del vino en general, y en especial, para los interesados en los elaborados bajo los cánones de proximidad, de la ecología, la biodinámica y naturales, sean o no vecinos del barrio de Gracia.

IMG_3094

Garrafas reciclabes para rellenar de vino Organic & Orgasmic de La Festival

Los dependientes no son ajenos a esta ola de modernidad y con su look -al menos el día de la inauguración- de barba poblada, repeinados para atrás, con sus camisas a cuadros modelo leñador de Portland, y tirantes para sujetar los vaqueros, son guiños indiscutibles de la estética del hipsterismo.
La ubicación tampoco está dejada al azar, y entre elegir el barrio del Born más de postureo, es acertadísima la preferencia por Gracia, y concretamente la calle Verdi, 67, casi enfrente de la sala mítica de cine, donde se siguen proyectando películas ente indies, subtituladas y de culto. La calle del célebre compositor italiano es un eje comercial dentro de la vecindad por donde pasa todo lo que tiene que pasar en este emblemático distrito.

www.bloghedonista.com

Selección de vinos del grupo “De traca i mocador” de La Festival

Su interior de paredes desnudas con los ladrillos rojos a la vista le da personalidad al espacio, sin adornos superfluos para no despistar al visitante de la verdadera estrella de la tienda que es el vino. También cuenta con una sala anexa que sirve de presentaciones, catas y degustaciones. Aprovechan las columnas para hacer una singular división de la materia prima, es decir, aquí no se cataloga por D.O., ni por colores, ni por precios, sino por una simpatíca clasificación del tipo “D‘un sol glop” (de un sorbo) donde están los vinos frescos, sin complicaciones, que se beben rápidamente y en cualquier momento del día, para el aperitivo o el afterwork.”Per un bon tiberi” (para una buena comida) en las que se ordenan vinos que se merecen su tiempo y una compañía en consonancia como un domingo en familia, para Navidad, para una cena formal, para una celebración, para lo canelones de la yaya, o ese día que tenemos antojadizo y sacamos el cocinillas que llevamos dentro. “De traca i mocador” (literalmente de traca y pañuelo, que vendría a ser espectacular, de quitarse el sombrero)  para los momentos importantes de la vida, como una conquista amorosa, para impresionar o para un homenaje solo o en buena compañía.

Es digno de alabar a los promotores de esta tienda por la recuperación de las viejas barricas -que le da un plus de autenticidad- como las cada vez más escasas bodegas de barrio, para vender vino y vermú a granel mediante preciosos tiradores-surtidores de rabioso diseño por donde expenden vinos catalanes que sean ecológicos, biodinámicos y naturales a precios democráticos. Una prueba más de la clara vocación de reciclaje y de acercar el buen vino de bodegueros de proximidad a montos asequibles, rompiendo el mito de que el vino de calidad es caro. Para ello disponen de una simpáticas garrafas para rellenar con el eslogan impreso de “organic & orgasmic“.

www.bloghedonista.com

Botella de Fosc en La Festival

El leitmotiv  de esta novedosa tienda es la defensa en especial de los vinos catalanes, pero también de todos aquellos que respondan al concepto de viticultura orgánica con lo que forman un elenco de 500 referencias seleccionadas especialmente por la distribuidora Human Vins.
Todo este proyecto es consecuencia de la unión de  6 inconformistas vinculados al mundo del dios Baco: Rubén Parera e Iñigo Haughey  como viticultores de Finca Parera, Josep Lavado y Ludovic Darblade como sumilleres de Human Vins, y Alex y Albert Virgili elaboradores de Casa Berger,  unidos por una clara vocación lúdica y pedagógica de acercar este tipo de vinos poco convencionales a todo tipo de público, hipsters o no, con talleres y visitas a los elaboradores.

Como dirían sus pensadores: ¡Salud y festival!

La BSO es la emisora de radio de Monocle (no podía ser otra)

 

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados 

A %d blogueros les gusta esto: