Anuncios

El restaurante japonés del Maestro Fukamura aterriza en el barrio de Gracia pensado solo para 18 comensales

El espacio gastronómico del Maestro Fukamura aterriza en el barrio barcelonés de Gracia con mucho fuerza y todo el sabor de su país natal. Su trayectoria es dilatada, comenzando sus pasos en el sushi tradicional y cocina caliente en el restaurante Asakusa Sushi Sei, que posee una larga tradición de más de 130 años en Japón. De Tokio se trasladó a Barcelona para continuar su crecimiento personal y profesional y tras su paso por restaurantes emblemáticos de la Ciudad Condal como Espai Kru, Icho, Koy Shunka y Shibui, el maestro Daisuke Fukamura abrió sus alas para iniciar su vuelo en solitario reencontrándose con sus orígenes de la cocina tradicional de su país natal. Un sueño perseguido desde su llegada a España hace 10 años y de esta manera lo ofrece en formato de taberna japonesa con cocina a la vista, y para solo 18 personas. Su leitmotiv es ofrecer la calidez y cercanía del servicio japonés así como platos de su país sin olvidar las influencias mediterráneas que se han ido calando durante este decenio y enriqueciendo en su forma de entender la gastronomía.

Restaurante Fukamura

Restaurante Fukamura

 

Para él, la cocina es totalmente artesana, de una concentración extrema, casi militar, para transmitir cariño, emociones y energías positivas a cada plato. No es de extrañar de esta manera que triunfe en todo el mundo este tipo de transmitir la cocina japonesa. Para Fukamura detalles como el uso y afilado del cuchillo es básico ya que la técnica de su uso hacia fuera mejora el sabor que no al revés. Para hacer un simil, se podría poner el mismo ejemplo del corte del jamón que no sabe igual cortarlo a cuchillo o a máquina, y otros muchos casos. La materia prima no es un tema baladí para el maestro y es otra de sus obsesiones es buscar la máxima calidad para sus platos. La base del sabor de su cocina está en el dashi, el caldo japonés que sirve de apoyo en muchos platos sin alterar sus sabores originales, y la sabia combinación del umami, el sabor más tradicional e importante de la comida nipona.

Restaurante Fukamura

Restaurante Fukamura

 

Curioso por naturaleza se sintió atraído desde muy joven por la alta gastronomía española muy de moda en Tokio, así como un contacto positivo con españoles, con quienes congenió rápidamente por el derroche de simpatía y alegría. Últimamente se está interesando por conocer la gastronomía caribeña y sudamericana y muy especialmente por la peruana. Su carta se basa en el recetario de clásicos japoneses con su toque mediterráneamente de autor. Tira de la despensa local para crear platos como la sopa de miso con caldo de buey con setas, su trío de niguiris con toro, anguila y vieira con erizo entre otros platos sobresalientes. Sus propuestas tiene precios muy democráticos.

Vino La Charla

Vino La Charla

 

Platos degustados acompañado de La Charla de uva verdejo (DO Rueda) de Vinos del Paseante. Un vino casi todo terreno que se lleva bien con los ahumados, arroces, pescados y carnes blancas. De aromas a fruta blanca como la pera y el melocotón, así como de frutas tropicales como el maracuyá y el mango. También notas anisadas. Acidez bien equilibrada y un final persistente.

  • Sopa de miso con cebollas caramelizadas y setas. Versión catalanizada de la versión original del Japón.
Sopa de miso

Sopa de miso

 

  • Tataki de salmón con crema de coliflor y yuzu, estpárragos blancos y verdes a la brasa con huevas de salmón.
Tataki de salmón

Tataki de salmón

 

  • Colorido Rainbow roll de salmón, atún, pescado blanco y aguacate con flores comestibles.
Rainbow Roll

Rainbow Roll

 

  • Tori no Karaage con Bruschetta (frito de pechuga de pollo con salsa de tomate, maíz dulce, ajo y cebolla) Este plato es una mezcla de gastronomías y de culturas, desde Japón a Italia pasando por México.
Tori no Karaage

Tori no Karaage

 

  • Nigiri de anguila (del Delta del Ebro) cocinado a la brasa que le da ese delicado perfume de humo.
Nigiri de anguila

Nigiri de anguila

 

  • Tacos de solomillo de buey con shiitake salteado.
Tacos de solomillo

Tacos de solomillo

 

  • Mochis de té verde, de fresa y trufas con té matcha.
Mochis y trufas de té matcha

Mochis y trufa de té matcha

 

Restaurante Fukamura Calle Córcega, 479 Barcelona 08025 Teléfono 930 233 643 Cierra los lunes.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

 

 

Anuncios

La festival. Una tienda de vinos hipster en el barcelonés barrio de Gracia.

 

La Festival. The place to vi C/ de Verdi, 67 Barcelona 08012 Teléfono 930 232 281

Pronto la británica biblia hipster de Monocle se fijará en esta recién inaugurada tienda de vinos y la incluirá en su nómina de imprescindibles en la Ciudad Condal, para que toda la tribu urbana residente en Barcelona que comulga con esta religión, y los foráneos de paso por la capital catalana, vayan en peregrinación para comprar algunos de sus vinos a la venta. Aunque el objetivo final es ser una referencia para todos los apasionados del vino en general, y en especial, para los interesados en los elaborados bajo los cánones de proximidad, de la ecología, la biodinámica y naturales, sean o no vecinos del barrio de Gracia.

IMG_3094

Garrafas reciclabes para rellenar de vino Organic & Orgasmic de La Festival

Los dependientes no son ajenos a esta ola de modernidad y con su look -al menos el día de la inauguración- de barba poblada, repeinados para atrás, con sus camisas a cuadros modelo leñador de Portland, y tirantes para sujetar los vaqueros, son guiños indiscutibles de la estética del hipsterismo.
La ubicación tampoco está dejada al azar, y entre elegir el barrio del Born más de postureo, es acertadísima la preferencia por Gracia, y concretamente la calle Verdi, 67, casi enfrente de la sala mítica de cine, donde se siguen proyectando películas ente indies, subtituladas y de culto. La calle del célebre compositor italiano es un eje comercial dentro de la vecindad por donde pasa todo lo que tiene que pasar en este emblemático distrito.

www.bloghedonista.com

Selección de vinos del grupo “De traca i mocador” de La Festival

Su interior de paredes desnudas con los ladrillos rojos a la vista le da personalidad al espacio, sin adornos superfluos para no despistar al visitante de la verdadera estrella de la tienda que es el vino. También cuenta con una sala anexa que sirve de presentaciones, catas y degustaciones. Aprovechan las columnas para hacer una singular división de la materia prima, es decir, aquí no se cataloga por D.O., ni por colores, ni por precios, sino por una simpatíca clasificación del tipo “D‘un sol glop” (de un sorbo) donde están los vinos frescos, sin complicaciones, que se beben rápidamente y en cualquier momento del día, para el aperitivo o el afterwork.”Per un bon tiberi” (para una buena comida) en las que se ordenan vinos que se merecen su tiempo y una compañía en consonancia como un domingo en familia, para Navidad, para una cena formal, para una celebración, para lo canelones de la yaya, o ese día que tenemos antojadizo y sacamos el cocinillas que llevamos dentro. “De traca i mocador” (literalmente de traca y pañuelo, que vendría a ser espectacular, de quitarse el sombrero)  para los momentos importantes de la vida, como una conquista amorosa, para impresionar o para un homenaje solo o en buena compañía.

Es digno de alabar a los promotores de esta tienda por la recuperación de las viejas barricas -que le da un plus de autenticidad- como las cada vez más escasas bodegas de barrio, para vender vino y vermú a granel mediante preciosos tiradores-surtidores de rabioso diseño por donde expenden vinos catalanes que sean ecológicos, biodinámicos y naturales a precios democráticos. Una prueba más de la clara vocación de reciclaje y de acercar el buen vino de bodegueros de proximidad a montos asequibles, rompiendo el mito de que el vino de calidad es caro. Para ello disponen de una simpáticas garrafas para rellenar con el eslogan impreso de “organic & orgasmic“.

www.bloghedonista.com

Botella de Fosc en La Festival

El leitmotiv  de esta novedosa tienda es la defensa en especial de los vinos catalanes, pero también de todos aquellos que respondan al concepto de viticultura orgánica con lo que forman un elenco de 500 referencias seleccionadas especialmente por la distribuidora Human Vins.
Todo este proyecto es consecuencia de la unión de  6 inconformistas vinculados al mundo del dios Baco: Rubén Parera e Iñigo Haughey  como viticultores de Finca Parera, Josep Lavado y Ludovic Darblade como sumilleres de Human Vins, y Alex y Albert Virgili elaboradores de Casa Berger,  unidos por una clara vocación lúdica y pedagógica de acercar este tipo de vinos poco convencionales a todo tipo de público, hipsters o no, con talleres y visitas a los elaboradores.

Como dirían sus pensadores: ¡Salud y festival!

La BSO es la emisora de radio de Monocle (no podía ser otra)

 

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados 

A %d blogueros les gusta esto: