Sartoria Panatieri, from farm to pizza, en el barrio de Gràcia de Barcelona

Rafa Pana­tie­ri y Jor­ge Sas­tre triun­fa­ron con Gar­den Piz­za en el barrio bar­ce­lo­nés de Grà­cia y aho­ra han rebau­ti­za­do el mis­mo local como Sar­to­ria Pana­tie­ri, jugan­do con los ape­lli­dos de ambos, Sar­to­ria (sas­tre­ría) por Jor­ge Sas­tre y Pana­tie­ri el del pro­pio Rafa, para evo­lu­cio­nar hacia nue­vos retos como la inclu­sión de su pro­pio embu­ti­do en la car­ta de esta piz­ze­ría poco al uso. Sar­to­ria tam­bién les ha veni­do como ani­llo al dedo, ya que repre­sen­ta un ofi­cio manual, de que todo se hace a medi­da, nada indus­trial, en sin­to­nía con los obje­ti­vos de estos dos chefs urba­nos con tin­tes neo­rru­ra­les.

From farm to pizza es el leitmotiv de estos dos chefs que provienen de la alta cocina (Roca Moo fue el anterior restaurante donde estuvieron) y donde el perfeccionismo es una forma de entender la cocina.


La filo­so­fía de estos dos chefs es ele­gir el mejor pro­duc­to, y a su ela­bo­ra­dor, que coin­ci­da con sus prin­ci­pios de sos­te­ni­bi­li­dad y cali­dad para que entre en la coci­na de Sar­to­ria Pana­tie­ri. Su natu­ral incon­for­mis­mo les ha lle­va­do a ela­bo­rar sus pro­pios embu­ti­dos y que­sos para poder­los dis­fru­tar en su res­tau­ran­te, tal como hacen otros res­tau­ran­tes de otras lati­tu­des, y es por eso que tam­bién tie­nen sus cul­ti­vos hor­tí­co­las en el peque­ño patio de este res­tau­ran­te, como albaha­ca o mini zanaho­rias para auto­abas­te­cer­se.

Las piz­zas siguen sien­do el cen­tro de la car­ta e igual de adic­ti­vas y siem­pre pre­pa­ra­das con pro­duc­tos de pro­xi­mi­dad y tem­po­ra­da. Obvia­men­te masa de hari­na eco­ló­gi­ca moli­da a la pie­dra y que fer­men­ta 72 horas. El sabor y aro­ma que le da el horno de leña es impres­cin­di­ble para ellos. Bus­can un clien­te sen­si­ble que cap­te todo lo que hay detrás de cada piz­za y de cada pla­to de la car­ta de Sar­to­ria Pana­tie­ri.

Pla­tos degus­ta­dos:
1) Embu­ti­dos arte­sa­nos, pan con toma­te, y strac­cia­te­lla de burra­ta con bole­tus lami­na­dos y acei­te de enci­na del apar­ta­do “Según nos dé (la tem­po­ra­da)”

embutidos, pan de pizza con tomate, stracciatella. Copa de vino. Silla metálica.
Los embu­ti­dos arte­sa­nos


2) Piz­za a la leña de mor­ta­de­la tru­fa­da, strac­cia­te­lla de burra­ta, hojas de espi­na­cas y tru­fa negra ralla­da.

pizza con mortadela trufada, stracciatella de burrata, hojas de espinacas y trufa negra. Copa de vino. Silla metálica.
Piz­za a la leña


3) De pos­tre (antes de irte como aquí lo lla­man) un impre­sio­nan­te tira­mi­sú, ¡una locu­ra de rico!

tiramisú. Silla de metal
Tira­mi­sú


4) Los embu­ti­dos de ela­bo­ra­ción pro­pia (cáma­ra seca­de­ro detrás) de cer­do Gas­cón (en peli­gro de extin­ción) y que son cria­dos en la gran­ja eco­ló­gi­ca DPa­gès.

embutidos, mesa y nevera secadero de embutidos.
Los embu­ti­dos de ela­bo­ra­ción pro­pia



Más infor­ma­ción en la web de http://sartoriapanatieri.com
📌 Carrer de l’Encarnació, 51. 08024 Bar­ce­lo­na.
📞 931 376 385

Opción deli­very dis­po­ni­ble.

© 2020 José María Toro. All rights reser­ved

Leche de Tigre, el restaurante de cocina urbana peruana en el barrio de Gracia de Barcelona

Des­pués de labrar­se una bue­nas hojas de ser­vi­cio en dife­ren­tes res­tau­ran­tes de gas­tro­no­mía perua­na, tres socios inquie­tos ori­gi­na­rios de ese país andino han traí­do la mejor coci­na urba­na de Perú has­ta el cora­zón del barrio de Gra­cia, uni­dos por su amor patrio y por colo­car en el lugar que le corres­pon­de a la gas­tro­no­mía de sus país. Nicky Ramos como chef eje­cu­ti­vo, Ale­xis Mas­tro­ka­los  y José Manuel von Bishoffshau­sen son los socios res­pon­sa­bles del res­tau­ran­te Leche de Tigre. Una coci­na urba­na que repre­sen­te todos los sabo­res que están en Perú, pero que tam­bién reco­ge influen­cias asiá­ti­cas de Viet­nam o de Fili­pi­nas que se pue­den inte­grar ple­na­men­te en los pla­tos de la car­ta de Leche de Tigre. Un nom­bre que por sí solo ya te lo deja todo cla­ro, es en sí una decla­ra­ción de inten­cio­nes, impres­cin­di­ble para la ela­bo­ra­ción del pla­to más emble­má­ti­co de Perú, el cevi­che o cebi­che (ambas for­mas acep­ta­das por la RAE). No se entien­de el uno sin el otro, ya que la leche de tigre da vida al cevi­che, como ade­re­zo de inten­so sabor y refres­can­te y que ya se ha con­ver­ti­do en un clá­si­co pla­to que se encuen­tra fijo en muchos res­tau­ran­tes sean o no repre­sen­tan­tes de la cul­tu­ra inca.

Deco­ra­ción sin gran­des flo­ri­tu­ras, domi­na­do por un gra­fi­to urbano que es otra de las señas de iden­ti­dad del res­tau­ran­te y del barrio bar­ce­lo­nés que los aco­ge entre sus estre­chas y labe­rín­ti­cas calles. Gui­ños a su ori­gen con sillas que lle­van impre­sos el sím­bo­lo de los incas. Zona de barra alta con tabu­re­tes ideal para com­par­tir con gru­pos de ami­gos y/o fami­lia. Y mesas bajas para una comi­da o cena más for­mal.

Pro­duc­tos loca­les y perua­nos para dar­le sen­ti­do a la coci­na que aquí se prac­ti­ca. Siem­pre de tem­po­ra­da y con pla­tos vege­ta­ria­nos y vega­nos, con ese toque case­ro. Car­ta cor­ta pero inten­sa, divi­di­da en leches de tigre, cevi­che, piqueos o tapas como aquí lo lla­ma­mos, sand­wich, wok y pos­tres.

Pla­tos des­gus­ta­dos con sus cóc­te­les para mari­dar.

Cóc­tel Ama­zó­ni­co con gin Ama­zo­nian, sake para dar­le un toque Nik­kei, pepino, wasa­bi y Char­treu­se.

Cóctel Amazónico

Cóc­tel Ama­zó­ni­co

 

Leche de tigre “levan­ta muer­tos” pre­pa­ra­do con maris­co y cor­vi­na y puré de ají ama­ri­llo. Su pun­to cítri­co lo hace muy refres­can­te para el verano.

Leche de tigre

Leche de tigre “levan­ta muer­tos”

 

Tira­di­to Tokio que con­sis­te en pes­ca azul del día en finas lámi­nas y leche de tigre de tama­rin­do.

Tiradito Tokio

Tira­di­to Tokio

 

Chi­cha­rrón de Lerín: el clá­si­co boca­di­llo peruano pre­pa­ra­do en deli­cio­so pan fran­cés de la casa, cer­do cru­jien­te, bonia­to y sal­sa crio­lla.

Chicharrón de Lerín

Chi­cha­rrón de Lerín

 

Cóc­tel con base de pis­co peruano infu­sio­na­do con fru­tos rojos, zumo de naran­ja, mara­cu­yá, hibis­co que le da un toque muy fres­co y cítri­co.

Cóctel a base de pisco peruano

Cóc­tel a base de pis­co peruano

 

Pica­ro­nes con hela­do de limón y jen­gi­bre, son buñue­los fri­tos de bonia­to y cala­ba­za con miel de chan­ca­da. La dul­zor de este pos­tre con his­to­ria, se con­tras­ta con el refres­can­te sabor del limón y del jen­gi­bre. Pla­to tra­di­cio­nal con for­ma de ani­llos, y que ven­drían a ser nues­tros buñue­los que lo incor­po­ra­ron los con­quis­ta­do­res. La rece­ta fue pasan­do a las coci­ne­ras de las casas seño­ria­les con­vir­tién­do­se en muy popu­lar, y que gana­ron mayor acep­ta­ción duran­te las pro­ce­sio­nes reli­gio­sas y muy espe­cial­men­te en la muy vene­ra­da del Señor de los Mila­gros en Lima, ya que se ofre­cía a los fie­les cre­yen­tes.

Picarones

Pica­ro­nes

 

Leche de Tigre. Carrer Mar­tí­nez de la Rosa, 10 (Gra­cia) Bar­ce­lo­na. Telé­fono 934 161 923. Hora­rio de mar­tes a sába­dos de 13 a 16h y de 20 a 23:30h. Los domin­gos de 13 a 17 en la fór­mu­la de brunch don­de se fusio­na­rán pla­tos perua­nos con cata­la­nes y opcio­nal­men­te se invi­ta­rá a chefs extran­je­ros para su par­ti­ci­pa­ción pop-up en Leche de Tigre. Pre­cio medio entre 25 y 30 euros a la car­ta. Menú del día 14,90 euros los días labo­ra­bles no fes­ti­vos.

© 2019 José María Toro. All rights reser­ved

%d