Leche de Tigre, el restaurante de cocina urbana peruana en el barrio de Gracia de Barcelona

Después de labrarse una buenas hojas de servicio en diferentes restaurantes de gastronomía peruana, tres socios inquietos originarios de ese país andino han traído la mejor cocina urbana de Perú hasta el corazón del barrio de Gracia, unidos por su amor patrio y por colocar en el lugar que le corresponde a la gastronomía de sus país. Nicky Ramos como chef ejecutivo, Alexis Mastrokalos  y José Manuel von Bishoffshausen son los socios responsables del restaurante Leche de Tigre. Una cocina urbana que represente todos los sabores que están en Perú, pero que también recoge influencias asiáticas de Vietnam o de Filipinas que se pueden integrar plenamente en los platos de la carta de Leche de Tigre. Un nombre que por sí solo ya te lo deja todo claro, es en sí una declaración de intenciones, imprescindible para la elaboración del plato más emblemático de Perú, el ceviche o cebiche (ambas formas aceptadas por la RAE). No se entiende el uno sin el otro, ya que la leche de tigre da vida al ceviche, como aderezo de intenso sabor y refrescante y que ya se ha convertido en un clásico plato que se encuentra fijo en muchos restaurantes sean o no representantes de la cultura inca.

Decoración sin grandes florituras, dominado por un grafito urbano que es otra de las señas de identidad del restaurante y del barrio barcelonés que los acoge entre sus estrechas y laberínticas calles. Guiños a su origen con sillas que llevan impresos el símbolo de los incas. Zona de barra alta con taburetes ideal para compartir con grupos de amigos y/o familia. Y mesas bajas para una comida o cena más formal.

Productos locales y peruanos para darle sentido a la cocina que aquí se practica. Siempre de temporada y con platos vegetarianos y veganos, con ese toque casero. Carta corta pero intensa, dividida en leches de tigre, ceviche, piqueos o tapas como aquí lo llamamos, sandwich, wok y postres.

Platos desgustados con sus cócteles para maridar.

Cóctel Amazónico con gin Amazonian, sake para darle un toque Nikkei, pepino, wasabi y Chartreuse.

Cóctel Amazónico

Cóctel Amazónico

 

Leche de tigre “levanta muertos” preparado con marisco y corvina y puré de ají amarillo. Su punto cítrico lo hace muy refrescante para el verano.

Leche de tigre

Leche de tigre «levanta muertos»

 

Tiradito Tokio que consiste en pesca azul del día en finas láminas y leche de tigre de tamarindo.

Tiradito Tokio

Tiradito Tokio

 

Chicharrón de Lerín: el clásico bocadillo peruano preparado en delicioso pan francés de la casa, cerdo crujiente, boniato y salsa criolla.

Chicharrón de Lerín

Chicharrón de Lerín

 

Cóctel con base de pisco peruano infusionado con frutos rojos, zumo de naranja, maracuyá, hibisco que le da un toque muy fresco y cítrico.

Cóctel a base de pisco peruano

Cóctel a base de pisco peruano

 

Picarones con helado de limón y jengibre, son buñuelos fritos de boniato y calabaza con miel de chancada. La dulzor de este postre con historia, se contrasta con el refrescante sabor del limón y del jengibre. Plato tradicional con forma de anillos, y que vendrían a ser nuestros buñuelos que lo incorporaron los conquistadores. La receta fue pasando a las cocineras de las casas señoriales convirtiéndose en muy popular, y que ganaron mayor aceptación durante las procesiones religiosas y muy especialmente en la muy venerada del Señor de los Milagros en Lima, ya que se ofrecía a los fieles creyentes.

Picarones

Picarones

 

Leche de Tigre. Carrer Martínez de la Rosa, 10 (Gracia) Barcelona. Teléfono 934 161 923. Horario de martes a sábados de 13 a 16h y de 20 a 23:30h. Los domingos de 13 a 17 en la fórmula de brunch donde se fusionarán platos peruanos con catalanes y opcionalmente se invitará a chefs extranjeros para su participación pop-up en Leche de Tigre. Precio medio entre 25 y 30 euros a la carta. Menú del día 14,90 euros los días laborables no festivos.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Restaurante Totora

Este restaurante, especializado en cocina peruana, rinde homenaje a los caballitos de totora, las frágiles embarcaciones que usan los pescadores en la zona septentrional del Perú. Sus propietarios, originarios de este país andino, quisieron traer esta representativa pieza de artesanía de Huanchaco, como tributo al nombre que le habían dado a su restaurante y también para darlo a conocer en Barcelona. Su traslado desde allí no fue tarea fácil y han sido muchas las complicaciones para conseguir su llegada a Barcelona, pero que ahora luce en todo su esplendor y es el protagonista indiscutible  dentro de este local de 700 metros cuadrados.

El caballito de Totora

El caballito de Totora

Esta pieza casi de museo representa el leitmotiv gastronómico de este restaurante: culto a la cocina marinera que rinden los responsables de este proyecto: Patricia Vega, psicóloga y Antonio Aramburu, consultor que cambió los negocios financieros por hacer feliz a los demás gastronómicamente y dar a conocer la riqueza de la cocina de su país. .

La decoración del restaurante es obra de Ap Interiorisme y M&M que nos transmite sensaciones marinas usando el color azul en sus paredes y reafirmándose en los adornos referidos al mar. Varias espacios diferenciados lo dividen: la entrada está pensada para comer o cenar en las cómodas butacas. El comedor ocupa el espacio central y al final se esconde una pequeña terraza con un jardín vertical para disfrutar del ágape esos días cálidos de primavera y otoño.

Esta embajada de la gastronomía peruana no se resigna a ser una casa de comidas al uso, sino que apuesta por añadirle un valor cultural y musical: los martes con actuación en directo del trío Fisherman’s Wife desde las 21:30H. Los miércoles por la tarde su chef titular, Pablo Ortega, y su equipo acercarán los secretos de la cocina peruana a pequeños grupos a un precio de 45 euros por persona. Para la noche de los jueves estará invitada la DJ Volk con sus sesiones de música ambiente y chill out.

La terraza cubierta se convertirá los domingos en una improvisada ludoteca dónde los más pequeños podrán jugar, leer y en definitiva divertirse. El empeño de ser restaurante Child Friendly no se limita aquí, porque la carta se ha adaptado a sus gustos con lo cual será un motivo más para una comida familiar e irlos introduciendo a los colores, aromas y sabores de esta pujante cocina reconocida mundialmente.

Cebiches o ceviches se elaboran continuamente en la barra desde el clásico, de marisco o de atún. Así como los tiraditos, las causas en cualquier variedad: de langostino, de pulpo, de pez mantequilla y la popular limeña, a la cual me uno incondicionalmente. Los makis y niguiris también tienen su espacio como consecuencia de la contaminación nikkei recibida en tiempos pasados.

En definitiva, su chef Pablo Ortega, se basa en la cocina clásica para darle pinceladas de creatividad y vanguardia en la presentación de sus platos.

Platos degustados

  • Imprescindible para comenzar un pisco sour, el cóctel que mejor representa a Perú, elaborado con pisco, zumo de lima, clara de huevo y azúcar.
  • Cebiche clásico de corvina y leche de tigre acompañado de cebolla morada, canchita y camote. Para este plato es muy importante que el pescado sea muy fresco y que se conjunte en perfecto equilibrio con la acidez y el picante.
Cebiche clásico de corvina

Cebiche clásico de corvina

  • Tiradito de gamba roja y pulpo en leche de tigre amarilla, acompañado de chalaquita de palta y mango. Es un plato de influencia japonesa. Se diferencia del cebiche en que el pescado se corta en láminas finas y se coloca “es-tiradito” sobre un plato. De influencia nikkei.
Tiradito de gamba roja y pulpo

Tiradito de gamba roja y pulpo

  • Causa Ferreñafeña, originaria del norte de Perú, se prepara con caballa, camote, choclo, plátano y bañado en un ligero encebollado. El nombre de causa tiene su origen histórico en la guerra del Pacífico cuando se elaboraba este plato para la “causa”
Causa Ferreñafeña

Causa Ferreñafeña

  • Arroz con pato, se elabora con cilantro, chicha de jora y cerveza negra. Se prepara en olla de barro y a la leña. Plato originario del Norte y es consecuencia de la mezcla de los aborígenes con los españoles y es toda una clara alusión a la paella. El arroz se empapa del sabor del pato. Un plato para repetir siempre.
Arroz con pato

Arroz con pato

  • Pepián de Choclo, guiso originario del norte a base de choclo y acompañado de una carrillera estofada durante 12 horas.
  • King Kong postre muy popular en Lambayeque a base de manjar de higo, de leche y membrillo. Debe su nombre a la coincidencia en el tiempo de la proyección de la película del famoso gorila y al ingenio popular que comparó el molde de un gigante que se elaboraba en la ciudad con la figura del mencionado gorila y de aquí le quedó el nombre.
King Kong

King Kong

Restaurante cebichería Totora Carrer de Córsega, 235, Teléfono 936 674 372 Abierto todos los días en los dos turnos. Precio medio 30-35 euros. Menú mediodía 17,50 euros.

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: