Un vino soñado y cantado por Loquillo

Gran día, un día brillante. Es la presentación en Madrid, en el centro del barrio de Chueca, del vino de Loquillo, Neo.

 

DSC_0425

Loquillo con Rosa Peñuelas colaboradora de Bloghedonista en Madrid. Fotografía de Rosa Peñuelas

Cuando llego a Carlota, preciosísima tienda de vinos, no me sorprende ver a tanta gente esperando, son amantes del rock & roll y quieren probar el vino de El Loco. Se respira felicidad, entusiasmo y curiosidad a partes iguales. El momento es emocionante como corresponde a un gran vino… y se vuelve mágico cuando consigo sacar una gran sonrisa al Loco con un «¡Sonríe!! ¡que el vino es alegría!!» y comienza el gran concierto de Neo, un vino soñado y cantado por Loquillo.

DSC_0415

Carlota Wine Shop. Fotografía de Rosa Peñuelas

Abro la botella y me encuentro con la primera sorpresa, el corcho, ese con el que siempre jugamos mientras bebemos vino con nuestros amigos. Tiene escritas palabras, palabras que definen como ha nacido este vino, por el placer de crear, palabras fáciles como sueños, amores, ilusión, fuerza, abrazo, beso… palabras fáciles de pensar pero difíciles de saborear en un vino. Pero en este si, porque es tinto, muy tinto, su color es negro y rojo sangre, un vino sin apenas clarificar, no lo necesita. Transmite la dulzura y fuerza de El Loco, su música, le ha dado forma de poema.

DSC_0451

Neo, vino de Loquillo, Ribera del Duero. Fotografía de Rosa Peñuelas

Y sigo apurando la copa, los olores, los sentimientos, los sonidos de antes de que salga al escenario…porque transmite un concierto, el mejor, el más grande, y yo noto lo que dice en su canción, cada vez siento más, cada vez pienso menos, y eso me hace disfrutar del viento y de la tierra donde crecen las viñas que paren este sueño de noche y arena, de luces y de gente, de la emoción del concierto.

Y siento que si, que este vino es la definición de una manera de estar plantado en la existencia, de como la antigüedad de la viña donde se cosecha entra en cada poro de mi piel, se mezcla con la música y explota, explota en mis sentidos para recordarme que lleva dentro la esencia de cientos de conciertos de rock & roll, pero sobre todo la esencia y los sentimientos de miles de personas que han vivido y cantado sus canciones, y que esta maravillosa esencia de su vino será como su estrella, nunca dejará de brillar y brillar.

© 2016 Rosa Peñuelas. Todos los derechos reservados

La festival. Una tienda de vinos hipster en el barcelonés barrio de Gracia.

 

La Festival. The place to vi C/ de Verdi, 67 Barcelona 08012 Teléfono 930 232 281

Pronto la británica biblia hipster de Monocle se fijará en esta recién inaugurada tienda de vinos y la incluirá en su nómina de imprescindibles en la Ciudad Condal, para que toda la tribu urbana residente en Barcelona que comulga con esta religión, y los foráneos de paso por la capital catalana, vayan en peregrinación para comprar algunos de sus vinos a la venta. Aunque el objetivo final es ser una referencia para todos los apasionados del vino en general, y en especial, para los interesados en los elaborados bajo los cánones de proximidad, de la ecología, la biodinámica y naturales, sean o no vecinos del barrio de Gracia.

IMG_3094

Garrafas reciclabes para rellenar de vino Organic & Orgasmic de La Festival

Los dependientes no son ajenos a esta ola de modernidad y con su look -al menos el día de la inauguración- de barba poblada, repeinados para atrás, con sus camisas a cuadros modelo leñador de Portland, y tirantes para sujetar los vaqueros, son guiños indiscutibles de la estética del hipsterismo.
La ubicación tampoco está dejada al azar, y entre elegir el barrio del Born más de postureo, es acertadísima la preferencia por Gracia, y concretamente la calle Verdi, 67, casi enfrente de la sala mítica de cine, donde se siguen proyectando películas ente indies, subtituladas y de culto. La calle del célebre compositor italiano es un eje comercial dentro de la vecindad por donde pasa todo lo que tiene que pasar en este emblemático distrito.

www.bloghedonista.com

Selección de vinos del grupo «De traca i mocador» de La Festival

Su interior de paredes desnudas con los ladrillos rojos a la vista le da personalidad al espacio, sin adornos superfluos para no despistar al visitante de la verdadera estrella de la tienda que es el vino. También cuenta con una sala anexa que sirve de presentaciones, catas y degustaciones. Aprovechan las columnas para hacer una singular división de la materia prima, es decir, aquí no se cataloga por D.O., ni por colores, ni por precios, sino por una simpatíca clasificación del tipo «D‘un sol glop» (de un sorbo) donde están los vinos frescos, sin complicaciones, que se beben rápidamente y en cualquier momento del día, para el aperitivo o el afterwork.»Per un bon tiberi» (para una buena comida) en las que se ordenan vinos que se merecen su tiempo y una compañía en consonancia como un domingo en familia, para Navidad, para una cena formal, para una celebración, para lo canelones de la yaya, o ese día que tenemos antojadizo y sacamos el cocinillas que llevamos dentro. «De traca i mocador» (literalmente de traca y pañuelo, que vendría a ser espectacular, de quitarse el sombrero)  para los momentos importantes de la vida, como una conquista amorosa, para impresionar o para un homenaje solo o en buena compañía.

Es digno de alabar a los promotores de esta tienda por la recuperación de las viejas barricas -que le da un plus de autenticidad- como las cada vez más escasas bodegas de barrio, para vender vino y vermú a granel mediante preciosos tiradores-surtidores de rabioso diseño por donde expenden vinos catalanes que sean ecológicos, biodinámicos y naturales a precios democráticos. Una prueba más de la clara vocación de reciclaje y de acercar el buen vino de bodegueros de proximidad a montos asequibles, rompiendo el mito de que el vino de calidad es caro. Para ello disponen de una simpáticas garrafas para rellenar con el eslogan impreso de «organic & orgasmic«.

www.bloghedonista.com

Botella de Fosc en La Festival

El leitmotiv  de esta novedosa tienda es la defensa en especial de los vinos catalanes, pero también de todos aquellos que respondan al concepto de viticultura orgánica con lo que forman un elenco de 500 referencias seleccionadas especialmente por la distribuidora Human Vins.
Todo este proyecto es consecuencia de la unión de  6 inconformistas vinculados al mundo del dios Baco: Rubén Parera e Iñigo Haughey  como viticultores de Finca Parera, Josep Lavado y Ludovic Darblade como sumilleres de Human Vins, y Alex y Albert Virgili elaboradores de Casa Berger,  unidos por una clara vocación lúdica y pedagógica de acercar este tipo de vinos poco convencionales a todo tipo de público, hipsters o no, con talleres y visitas a los elaboradores.

Como dirían sus pensadores: ¡Salud y festival!

La BSO es la emisora de radio de Monocle (no podía ser otra)

 

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados 

A %d blogueros les gusta esto: