Presentación de Vinyes de Barcelona, el único vino que se elabora en la Ciudad Condal

A semejanza como otras ciudades y capitales del mundo, como por ejemplo París en el bohemio Montmartre, o en Kahlenberg de Viena, Barcelona ya puede presumir de tener su propio vino elaborado dentro del término municipal, más concretamente en la Masía Can Calopa de Dalt en la vertiente occidental de la Sierra de Collserola, el pulmón verde que rodea a la Ciudad Condal.

Vinyes de Barcelona

Vinyes de Barcelona

 

Una antigua masía rehabilitada y gestionada por L’olivera Cooperativa es la encargada de esta gestión, una iniciativa a caballo entre romántica y bucólica. Echando la mirada atrás y para poner un poco de orden cronológico todo comenzó en el 2001 cuando el Ajuntament de Barcelona inició este proyecto institucional de producir un vino mediterráneo que representara a la ciudad. Clase, el estudio de branding, diseño y comunicación visual fundado y dirigido por Claret Serrahima, asumió la dirección creativa de la identidad de los vinos con etiquetas a cargo de artistas catalanes a similitud de los grandes chateaux franceses. En el 2006 Clase redefinió el concepto hacia un proyecto de recuperación del patrimonio natural de Barcelona en el antiguo cultivo de la viña en la Masía de Can Calopa. En el 2010 entró L’Olivera Cooperativa y se hizo cargo de las 3 hectáreas de viñedo con un programa de inclusión social para 20 jóvenes con necesidades especiales de discapacidad y/o de riesgo de exclusión y son los que se encargan de todo el proceso, desde el cultivo, el mantenimiento de la viña hasta su elaboración. Este componente social se refleja en la etiqueta representando a la gente que lo hace posible.

Este vino es el coupage de dos variedades mediterráneas: la Syrah y la Garnacha negra. La primera añada, la del 2016, ha hecho la crianza en barricas de roble francés seminuevas durante 12 meses. En la cata visual se aprecia un color rojo rubí intenso con tonos violáceos propios de su juventud. En nariz destaca la cereza madura, balsámicos y especiados. En boca está equilibrado, sedoso con su punto goloso de tanino fino. Ideal para acompañar todo tipo de carnes y quesos, especialmente un cordero al horno con verduras.  Como micro proyecto se trata de una producción muy pequeña de unas 4.500 botellas actualmente. Precio venta al público aproximado de la botella entre 15 y 20 euros.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Los restaurantes de barrio ganadores de la segunda edición de los Premios Barcelona Restauración han sido Granja Elena, El Tomás de Sarrià, En Ville y el reconomiciento especial a Can Recasens

El Ajuntament de Barcelona creó en el 2018 este premio para reconocer el servicio que prestan los diferentes restaurantes de la Ciudad Condal y su contribución como eje vertebrador a formar barrio alrededor de ellos.

II Premis Barcelona Restauració

II Premis Barcelona Restauració

 

Los premios están clasificados en 3 categorías y aspirando diez restaurantes en cada una de ellas, uno por cada distrito barcelonés, de tal manera que el conjunto de finalistas representaban un total de 30 restaurantes barceloneses.

Los premios han estado separados por «Calidad Gastronómica«, «Integración en el barrio» y «Local notorio o innovador«. Para la edición de este año se ha añadido la categoría de «Reconocimiento especial«.

Los ganadores y los finalistas en cada categoría han sido los siguientes:

  • En «Calidad Gastronómica» se ha valorado el recorrido gastronómico, y el vencedor ha sido un clásico casi escondido en el Passeig de la Zona Franca, Granja Elena del distrito de Sants-Montjuïc. El resto de finalistas han sido los siguientes restaurantes: Robadora (Ciutat Vella), Agust Gastrobar (Eixample), Rabbar (Les Corts), Vivanda (Sarrià-Sant Gervasi) Roig Robí (Gràcia), Bar Restaurant Ginés (Horta-Guinardó), L’Hostalet (Nou Barris), El Palomo Cojo (Sant Andreu) y Els Pescadors (Sant Martí).
Granja Elena

Granja Elena

 

  • En «Integración en el barrio» se ha evaluado la identificación del restaurante con el entorno y en este caso el campeón ha sido el mítico El Tomás de Sarrià del distrito de Sarrià-Sant Gervasi. Los finalistas han sido: L’Òstia Barceloneta (Ciutat Vella), Casa Dorita (Eixample), Petit Montjuïc (Sants-Montjuïc) L’Escopinya i el cuco (Les Corts), La Pepita (Gràcia), Las Delicias del Carmelo (Horta-Guinardó), La Forquilla (Nou Barris), Can Pere Tapes (Sant Andreu), Can Recasens (Sant Martí)
El Tomás de Sarrià

El Tomás de Sarrià

 

  • En «Local notorio o innovador» se ha apreciado el local singular o su trayectoria histórica, y triunfador ha sido el restaurante En Ville 100% sin gluten de Ciutat Vella. Los finalistas que han competido por este título han sido: Artte (Eixample), La Porca (Sants-Montjuïc), Metric Market (Les Corts), Bodega Pàdua (Sarrià-Sant Gervasi), Garden Pizza by Rafa Panatieri (Gràcia), Marticoffee (Horta-Guinardó), Bar La Cholita (Nou Barris), Medina (Sant Andreu), La Clotenca (Sant Martí)
En Ville

En Ville

 

  • El reconocimiento especial ha sido para Can Recasens del distrito de Sant Martí por su larga trayectoria de 113 años.
Can Recasens

Can Recasens

 

El jurado estuvo formado por diferentes personalidades del ámbito político y privado de reconocido prestigio.

© 2019 José María Toro. All rights reserved.

 

A %d blogueros les gusta esto: