Abadal Picapoll y las propuestas de Vinoteca Origen

La picapoll es una var­iedad local y tradi­cional de la zona del Bages, donde se está recu­peran­do su cul­ti­vo. Una uva que expre­sa el ter­roir, que dicen los france­ses, mejor que ningu­na otra, dónde está plan­ta­da des­de hace siglos.

La var­iedad picapoll se fue aban­do­nan­do por su gran pro­duc­tivi­dad pero con poca con­cen­tración de aro­mas. En el caso del Bages y conc­re­ta­mente entre 1899 y 1890, era la var­iedad más exten­sa de la comar­ca. Des­de 1930, en esta comar­ca así como en el resto de Catalun­ya se entró en un pro­ce­so de reduc­ción del cul­ti­vo viní­co­la quedan­do un cul­ti­vo resid­ual de picapoll en todo el ter­ri­to­rio catalán, que por otro lado y gra­cias a sus condi­ciones de adaptación está es la zona más ópti­ma para su cul­ti­vo y donde mejor se expresa.

Vinya Abadal

Viña Abadal

 

La uva picapoll pro­cede de raci­mos pequeños y com­pactos, con bayas esféri­c­as pequeñas que sue­len pre­sen­tar mar­cas o “pic­a­das” en la piel, de donde le viene el nom­bre. Sus vinos tienen un col­or verde-dora­do, con un buen cuer­po y sabor a limón.

Abadal, la emblemáti­ca bode­ga famil­iar del Bages, no ha para­do por recu­per­ar esta uva, la picapoll, como seña de iden­ti­dad de esta comar­ca cata­lana y que está adheri­da a la D.O. Pla de Bages, has­ta pre­sen­tar uno de sus vinos enseña bajo el nom­bre de Abadal Picapoll y elab­o­ra­da 100% con esta var­iedad de uva.

 

Abadal Picapoll

Abadal Picapoll

 

La nota de cata de la propia bode­ga define este vino como “sin­gu­lar, ele­gante y seduc­tor, com­bi­na las notas cítri­c­as, la fru­ta blan­ca (piña y albari­coque) y las notas flo­rales del entorno boscoso (hino­jo, lavan­da y men­ta). La fer­mentación y cri­an­za de 3 meses sobre lías, le con­fieren vol­u­men y com­ple­ji­dad al vino”.

La críti­ca inter­na­cional y nacional ha cal­i­fi­ca­do Abadal Picapoll 2018 con 90 pun­tos en la pres­ti­giosa Decanter, 92 por James Suck­ling, el críti­co esta­dounidense de vinos y cig­a­r­ros y ex edi­tor senior de la ofic­i­na euro­pea de Wine Spec­ta­tor, y con 91 por la guía Peñín de nue­stro país.

Para tomar en cualquier momen­to del día, y por supuesto para acom­pañar platos de pas­ta, arro­ces y pesca­do. Mi prop­ues­ta de mari­da­je es con unos berbere­chos y con cala­mares a la romana, sus notas cítri­c­as acom­pañan a los berbere­chos y limpian nues­tra boca del exce­so de grasa de los cala­mares invitán­donos a seguir dis­fru­tan­do de estos boca­dos proce­dentes del mar.

DAF399EE-4EE0-48C7-9D05-EE17CACED29A

Abadal Picapoll armo­niza­do con berbere­chos y cala­mares a la romana

 

La bode­ga famil­iar Abadal bus­ca elab­o­rar vinos que exp­re­sen la sin­gu­lar­i­dad de su paisaje de la zona cen­tro de Catalun­ya, con sus viñe­dos en ter­raza para com­pen­sar los desnive­les del ter­reno, rodeadas de bosques que le apor­tan sus notas tan par­tic­u­lares de soto­bosque y de bal­sámi­cos, sobre el sue­lo de arcil­la con abun­dante piedra y usan­do las var­iedades tradi­cionales picapoll y mandó que for­man parte de los cul­tivos históri­cos de este territorio.

Bodega Abadal

Bode­ga Abadal

 

Abadal fue fun­da­da en 1983 por Valen­tín Roque­ta, alrede­dor de la masía Roque­ta. Una his­to­ria famil­iar de vitic­ul­tores que se remon­ta has­ta el siglo XII, más conc­re­ta­mente en 1199, aunque exis­ten ves­ti­gios de tra­ba­jos rela­ciona­dos con la vid ya en la época romana. Los doc­u­men­tos que con­fir­man estos tra­ba­jos de viti­cul­tura se sitúan en la Masía Roque­ta, situ­a­da en San­ta María d’Hor­ta d’Avinyó, donde se encuen­tran pren­sas, depósi­tos de piedra, lagares y otros instru­men­tos de esta época pretéri­ta. El ini­cio de la activi­dad com­er­cial de la famil­ia fue cuan­do Ramón Roque­ta Tor­ren­tó en 1898 se trasladó a Man­re­sa y fundó la bode­ga Ramón Roque­ta, perteneciente a la D.O. Catalun­ya. Ya en 1983 se son­sti­tuyó Abadal, de la D.O. Pla de Bages. Más ade­lante ven­drían otros proyec­tos de la famil­ia Roqueta.

Den­tro de la web Vinote­ca Ori­gen podemos encon­trar vinos de 3 DO difer­entes: Pla de Bages, Ter­ra Alta y  Catalun­ya. Las difer­entes mar­cas del grupo como son la propia Abadal que nos ocu­pa, Lafou, Ramón Roque­ta, Sagristía, Mas­salu­ca, La Picos­sa, Vinya Nos­tra, Syn­era y el Aceite Mas Oliv­eras. El elen­co de var­iedades de uvas tam­bién es amplio como: caber­net franc, caber­net sauvi­gnon, chardon­nay, gar­nacha blan­ca, gar­nacha negra, macabeo, mandó, mer­lot, more­nil­lo, picapoll, sam­só, sauvi­gnon blan­co, syrah, sumoll, tem­pranil­lo y xarel.lo. Edi­ciones lim­i­tadas y en cajas para regalar porque siem­pre hay una bue­na excusa para obse­quiar vino, ya sean las fies­tas de Navi­dad, un aniver­sario, una cel­e­bración o como gen­erosa mues­tra de agradecimiento.

Códi­go espe­cial de des­cuen­to de un 10% en la web Vinote­ca Ori­gen con el códi­go HEDONISTA10

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Presentación de Vinyes de Barcelona, el único vino que se elabora en la Ciudad Condal

A seme­jan­za como otras ciu­dades y cap­i­tales del mun­do, como por ejem­p­lo París en el bohemio Mont­martre, o en Kahlen­berg de Viena, Barcelona ya puede pre­sumir de ten­er su pro­pio vino elab­o­ra­do den­tro del tér­mi­no munic­i­pal, más conc­re­ta­mente en la Masía Can Calopa de Dalt en la ver­tiente occi­den­tal de la Sier­ra de Collsero­la, el pul­món verde que rodea a la Ciu­dad Con­dal.

Vinyes de Barcelona

Vinyes de Barcelona

 

Una antigua masía reha­bil­i­ta­da y ges­tion­a­da por L’o­liv­era Coop­er­a­ti­va es la encar­ga­da de esta gestión, una ini­cia­ti­va a cabal­lo entre román­ti­ca y bucóli­ca. Echan­do la mira­da atrás y para pon­er un poco de orden cronológi­co todo comen­zó en el 2001 cuan­do el Ajun­ta­ment de Barcelona ini­ció este proyec­to insti­tu­cional de pro­ducir un vino mediter­rá­neo que rep­re­sen­tara a la ciu­dad. Clase, el estu­dio de brand­ing, dis­eño y comu­ni­cación visu­al fun­da­do y dirigi­do por Claret Ser­rahi­ma, asum­ió la direc­ción cre­ati­va de la iden­ti­dad de los vinos con eti­que­tas a car­go de artis­tas cata­lanes a simil­i­tud de los grandes chateaux france­ses. En el 2006 Clase redefinió el con­cep­to hacia un proyec­to de recu­peración del pat­ri­mo­nio nat­ur­al de Barcelona en el antiguo cul­ti­vo de la viña en la Masía de Can Calopa. En el 2010 entró L’O­liv­era Coop­er­a­ti­va y se hizo car­go de las 3 hec­táreas de viñe­do con un pro­gra­ma de inclusión social para 20 jóvenes con necesi­dades espe­ciales de dis­capaci­dad y/o de ries­go de exclusión y son los que se encar­gan de todo el pro­ce­so, des­de el cul­ti­vo, el man­ten­imien­to de la viña has­ta su elab­o­ración. Este com­po­nente social se refle­ja en la eti­que­ta rep­re­sen­tan­do a la gente que lo hace posible.

Este vino es el coupage de dos var­iedades mediter­ráneas: la Syrah y la Gar­nacha negra. La primera aña­da, la del 2016, ha hecho la cri­an­za en bar­ri­c­as de roble francés semi­nuevas durante 12 meses. En la cata visu­al se apre­cia un col­or rojo rubí inten­so con tonos vio­láceos pro­pios de su juven­tud. En nar­iz desta­ca la cereza madu­ra, bal­sámi­cos y espe­ci­a­dos. En boca está equi­li­bra­do, sedoso con su pun­to goloso de tani­no fino. Ide­al para acom­pañar todo tipo de carnes y que­sos, espe­cial­mente un cordero al horno con ver­duras.  Como micro proyec­to se tra­ta de una pro­duc­ción muy pequeña de unas 4.500 botel­las actual­mente. Pre­cio ven­ta al públi­co aprox­i­ma­do de la botel­la entre 15 y 20 euros.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

A %d blogueros les gusta esto: