Abadal Picapoll y las propuestas de Vinoteca Origen

La picapoll es una var­iedad local y tradi­cional de la zona del Bages, donde se está recu­peran­do su cul­ti­vo. Una uva que expre­sa el ter­roir, que dicen los france­ses, mejor que ningu­na otra, dónde está plan­ta­da des­de hace siglos.

La var­iedad picapoll se fue aban­do­nan­do por su gran pro­duc­tivi­dad pero con poca con­cen­tración de aro­mas. En el caso del Bages y conc­re­ta­mente entre 1899 y 1890, era la var­iedad más exten­sa de la comar­ca. Des­de 1930, en esta comar­ca así como en el resto de Catalun­ya se entró en un pro­ce­so de reduc­ción del cul­ti­vo viní­co­la quedan­do un cul­ti­vo resid­ual de picapoll en todo el ter­ri­to­rio catalán, que por otro lado y gra­cias a sus condi­ciones de adaptación está es la zona más ópti­ma para su cul­ti­vo y donde mejor se expresa.

Vinya Abadal

Viña Abadal

 

La uva picapoll pro­cede de raci­mos pequeños y com­pactos, con bayas esféri­c­as pequeñas que sue­len pre­sen­tar mar­cas o “pic­a­das” en la piel, de donde le viene el nom­bre. Sus vinos tienen un col­or verde-dora­do, con un buen cuer­po y sabor a limón.

Abadal, la emblemáti­ca bode­ga famil­iar del Bages, no ha para­do por recu­per­ar esta uva, la picapoll, como seña de iden­ti­dad de esta comar­ca cata­lana y que está adheri­da a la D.O. Pla de Bages, has­ta pre­sen­tar uno de sus vinos enseña bajo el nom­bre de Abadal Picapoll y elab­o­ra­da 100% con esta var­iedad de uva.

 

Abadal Picapoll

Abadal Picapoll

 

La nota de cata de la propia bode­ga define este vino como “sin­gu­lar, ele­gante y seduc­tor, com­bi­na las notas cítri­c­as, la fru­ta blan­ca (piña y albari­coque) y las notas flo­rales del entorno boscoso (hino­jo, lavan­da y men­ta). La fer­mentación y cri­an­za de 3 meses sobre lías, le con­fieren vol­u­men y com­ple­ji­dad al vino”.

La críti­ca inter­na­cional y nacional ha cal­i­fi­ca­do Abadal Picapoll 2018 con 90 pun­tos en la pres­ti­giosa Decanter, 92 por James Suck­ling, el críti­co esta­dounidense de vinos y cig­a­r­ros y ex edi­tor senior de la ofic­i­na euro­pea de Wine Spec­ta­tor, y con 91 por la guía Peñín de nue­stro país.

Para tomar en cualquier momen­to del día, y por supuesto para acom­pañar platos de pas­ta, arro­ces y pesca­do. Mi prop­ues­ta de mari­da­je es con unos berbere­chos y con cala­mares a la romana, sus notas cítri­c­as acom­pañan a los berbere­chos y limpian nues­tra boca del exce­so de grasa de los cala­mares invitán­donos a seguir dis­fru­tan­do de estos boca­dos proce­dentes del mar.

DAF399EE-4EE0-48C7-9D05-EE17CACED29A

Abadal Picapoll armo­niza­do con berbere­chos y cala­mares a la romana

 

La bode­ga famil­iar Abadal bus­ca elab­o­rar vinos que exp­re­sen la sin­gu­lar­i­dad de su paisaje de la zona cen­tro de Catalun­ya, con sus viñe­dos en ter­raza para com­pen­sar los desnive­les del ter­reno, rodeadas de bosques que le apor­tan sus notas tan par­tic­u­lares de soto­bosque y de bal­sámi­cos, sobre el sue­lo de arcil­la con abun­dante piedra y usan­do las var­iedades tradi­cionales picapoll y mandó que for­man parte de los cul­tivos históri­cos de este territorio.

Bodega Abadal

Bode­ga Abadal

 

Abadal fue fun­da­da en 1983 por Valen­tín Roque­ta, alrede­dor de la masía Roque­ta. Una his­to­ria famil­iar de vitic­ul­tores que se remon­ta has­ta el siglo XII, más conc­re­ta­mente en 1199, aunque exis­ten ves­ti­gios de tra­ba­jos rela­ciona­dos con la vid ya en la época romana. Los doc­u­men­tos que con­fir­man estos tra­ba­jos de viti­cul­tura se sitúan en la Masía Roque­ta, situ­a­da en San­ta María d’Hor­ta d’Avinyó, donde se encuen­tran pren­sas, depósi­tos de piedra, lagares y otros instru­men­tos de esta época pretéri­ta. El ini­cio de la activi­dad com­er­cial de la famil­ia fue cuan­do Ramón Roque­ta Tor­ren­tó en 1898 se trasladó a Man­re­sa y fundó la bode­ga Ramón Roque­ta, perteneciente a la D.O. Catalun­ya. Ya en 1983 se son­sti­tuyó Abadal, de la D.O. Pla de Bages. Más ade­lante ven­drían otros proyec­tos de la famil­ia Roqueta.

Den­tro de la web Vinote­ca Ori­gen podemos encon­trar vinos de 3 DO difer­entes: Pla de Bages, Ter­ra Alta y  Catalun­ya. Las difer­entes mar­cas del grupo como son la propia Abadal que nos ocu­pa, Lafou, Ramón Roque­ta, Sagristía, Mas­salu­ca, La Picos­sa, Vinya Nos­tra, Syn­era y el Aceite Mas Oliv­eras. El elen­co de var­iedades de uvas tam­bién es amplio como: caber­net franc, caber­net sauvi­gnon, chardon­nay, gar­nacha blan­ca, gar­nacha negra, macabeo, mandó, mer­lot, more­nil­lo, picapoll, sam­só, sauvi­gnon blan­co, syrah, sumoll, tem­pranil­lo y xarel.lo. Edi­ciones lim­i­tadas y en cajas para regalar porque siem­pre hay una bue­na excusa para obse­quiar vino, ya sean las fies­tas de Navi­dad, un aniver­sario, una cel­e­bración o como gen­erosa mues­tra de agradecimiento.

Códi­go espe­cial de des­cuen­to de un 10% en la web Vinote­ca Ori­gen con el códi­go HEDONISTA10

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Experiencia Penedès, 2.700 años de historia vinícola en la DO Penedès

A menos de media hora de Barcelona se encuen­tra la D.O. Penedès que puede pre­sumir de 2.700 años de his­to­ria. Los últi­mos des­cubrim­ien­tos arque­ológi­cos en la “Font de la Canya” se han encon­tra­do restos de semi­l­las de uva, que demues­tra que los habi­tantes de esta zona ya hacían vino en esta época, así como vasi­ja grie­ga, inequívo­ca señal, para beber­lo. Este yacimien­to, la “Font de la Canya” era un depósi­to de alma­ce­namien­to de cereales, de vino y de met­ales. Su prox­im­i­dad  a esa car­retera romana cono­ci­da como la Vía Augus­ta y que coin­cide su recor­ri­do con nues­tras actuales líneas fer­roviarias y autopis­tas, nos hace imag­i­nar en un potente asen­tamien­to de pro­duc­tores y comerciantes.

Experiencia Penedès

Expe­ri­en­cia Penedès. En las viñas de Albet i Noya

 

Remon­tán­donos más atrás en el tiem­po, a una época muy pretéri­ta, en la que esta depre­sión que se conoce actual­mente como el Penedès estu­vo ocu­pa­da por el mar, y que pos­te­ri­or­mente se retiró has­ta tal como la cono­ce­mos actual­mente, dejaron su impronta en el ter­reno y después de mil­lones de años podemos encon­trar notas yodadas y sali­nas en los vinos que se elab­o­ran con la uva aquí cul­ti­va­da. Como mues­tra de esta asev­eración, se han encon­tra­do restos mari­nos como fósiles de ostras, bivalvos, diente de un tiburón, etc. que nos hablan de su pasa­do como mar.

Sant Martí Sarroca

Sant Martí Sarroca

 

Volvien­do a un tiem­po más reciente, ya de nues­tra era cris­tiana se han encon­tra­do doc­u­men­tos escritos del siglo X que hablan sobre la viti­cul­tura en esta zona del Penedès. Y ya en nue­stro momen­to actu­al, y como con­se­cuen­cia del crec­imien­to de 3 grandes bode­gas de esta DO Penedès ha moti­va­do la creación de dos DO inde­pen­di­entes: la DO Cava y la DO Catalun­ya. Ya se está pen­san­do, a simil­i­tud del mod­e­lo francés, en dis­tin­guir las difer­entes sub­zonas que con­for­man este ter­ri­to­rio. Tam­bién esta DO está tra­ba­jan­do por dar a cono­cer toda la idos­in­craria de esta zona fomen­tan­do el eno­tur­is­mo con vis­i­tas guiadas a bode­gas y a entornos cul­tur­ales de la zona. Tam­bién el empeño por recu­per­ar uvas autóc­tonas como for­ma urgente de adap­tarse a las desas­trosas e impa­ra­bles con­se­cuen­cias del cam­bio climático.

Bode­gas vistitadas:

  • Sumar­ro­ca. La bode­ga situ­a­da más al norte de la DO casi tocan­do a la mon­taña de Montser­rat y en el ini­cio del valle del Penedès. No tienen his­to­ria de vinicul­tores ya que se tra­ta de la primera gen­eración la encar­ga­da de su gestión. La fin­ca y la casa que es la sede, un antiguo moli­no de papel, se com­pró en los años “80” del siglo pasa­do, dedicán­dose en un primer momen­to al cul­ti­vo de árboles fru­tales, pasan­do más tarde a la vid y un pio­nero en la plantación de var­iedades foráneas. Des­de el 2018 tienen la cer­ti­fi­cación de ecológi­co. Apues­tan por la sosteni­bil­i­dad y con los restos de la viña hacen su pro­pio com­post para añadir­lo a la tier­ra. Actual­mente están hacien­do vinos y cavas de fin­ca: Molí Colo­ma, Sumar­ro­ca y Here­tat Sabartés. Este año han proba­do a elab­o­rar vino en tina­jas. Ges­tio­nan tam­bién la Boel­la, una gran fin­ca oli­var­era ejem­p­lo de mod­ern­ización con la mecan­ización para evi­tar la oxi­dación, aso­ci­a­do a los Grandes Pagos del Oli­var. Cata de vinos de la bode­ga: Utòpic 2015, 2 CV 2018 es un vino ecológi­co con una mín­i­ma inter­ven­ción y se podría cal­i­ficar de ances­tral, es un hom­e­na­je a ese tiem­po en el que el parcero recibía una viña y 2 cabal­los para tra­ba­jar­la. Bòria 2015 es un vino de parcela.
Sumarroca

Sumar­ro­ca

 

Vinos de Sumarroca

Vinos de Sumarroca

 

  • Famil­ia Tor­res. Es todo un ejem­p­lo de bode­ga con sus com­pro­misos medioam­bi­en­tales, ya han pro­movi­do la energía solar foto­voltaica y geot­er­mia en sus insta­la­ciones para uso pro­pio, vehícu­los eléc­tri­cos, recogi­da de agua de llu­via en una gran bal­sa de 11MM de litros y la depu­ración de aguas, respeto por la bio­di­ver­si­dad de los fau­na que habi­ta alrede­dor de los viñe­dos, recu­peración de var­iedades de uva ances­trales des­de hace 30 años, así como el com­posta­je de todos los resid­u­os orgáni­cos de la viña y aho­ra dan un paso más allá, al mar­carse den­tro de los obje­tivos de la empre­sa para los próx­i­mos años de la dis­min­u­ción de la huel­la energéti­ca, es decir quieren reducir un 28% de la emisión de CO2 por botel­la. Además colab­o­ran con su provee­dores en esta dis­min­u­ción como ayu­da nece­saria para la con­se­cu­ción de sus logros. La bode­ga Wal­traud está dis­eña­da por un arqui­tec­to espe­cial­iza­do en con­struc­ción ecológ­i­ca que mira hacia den­tro de la tier­ra. Cata de vinos ances­trales a par­tir de la recu­per­a­da var­iedad for­ca­da: For­ca­da 2015, 2016 y 2017.
Familia Torres

Famil­ia Torres

 

Familia Torres

Famil­ia Torres

 

Familia Torres

Famil­ia Torres

 

  • Domènech Vidal. Está bode­ga está for­ma­da por 450 vitic­ul­tores y des­de la empre­sa están abo­gan­do por crear sen­timien­to de mar­ca a par­tir de dar­les vis­i­bil­i­dad y cara a cada uno de ellos. El dis­eño de la eti­que­ta de la gama de sus vinos Cul­ti­vare se for­mó a par­tir de los movimien­tos de bailar­ines y de las ramas de sarmien­to atadas a rotu­ladores y de su bal­anceo crear líneas naci­das libre­mente. Cata de Cul­ti­vare blan­co y tinto.
Doménech Vidal

Domènech Vidal

 

  • Albet i Noya. Esta bode­ga pio­nera en el cul­ti­vo ecológi­co se vis­itó para des­cubrir como está recu­peran­do los muros de piedra seca en las laderas de las col­i­nas, como for­ma efi­caz para evi­tar el desliza­mien­to de tier­ra, hac­er más fácil las tar­eas agrí­co­las sobre ter­reno llano y no en pen­di­ente, además de un sen­ti­do estéti­co de belleza.
Muro de piedra seca en los viñedos de Albet i Noya

Muro de piedra seca en los viñe­dos de Albet i Noya

 

La comi­da de clausura de esta primera expe­ri­en­cia se real­izó en Can Ràfols dels Caus y final­izó con una cata de 14 vinos de la selec­ta mar­ca Qalidès, los mejores vinos, los más históri­cos y los que sin duda rep­re­senta­ban toda la filosofía de cada bode­ga y que están bajo el sel­lo de Qalidès. La mar­ca Qalidès den­tro de la DO Penedès nació a par­tir de la aso­ciación de pequeños pro­duc­tores pero con una pro­duc­ción de grandes vinos, con el leit­mo­tiv de defend­er su his­to­ria y su paisaje, a par­tir de viti­cul­tura ecológ­i­ca y sostenible, preser­van­do los grandes vinos del Penedès y poten­ciar las var­iedades tradi­cionales. Asimis­mo bus­can­do avan­zar en la clasi­fi­cación y zonifi­cación de su ter­ri­to­rio y por supuesto, tra­ba­jar con­jun­ta­mente y con gen­erosi­dad ya que la unión de todos hace la fuerza de una gran mar­ca de calidad.

img_4159-1.jpg

Vinos de Qalidès

 

El men­saje que se ha trans­misti­do en esta primera Expe­ri­en­cia Penedès ha sido de que obvi­a­mente se hace un vino de cal­i­dad y que además el Penedès es cul­tura, pat­ri­mo­nio, paisaje y gas­tronomía.

Más infor­ma­ción sobre la DO Penedès

Más infor­ma­ción sobre la mar­ca Qalides

Más infor­ma­ción de la Bode­ga Sumarroca

Más infor­ma­ción de la Famil­ia Torres

Más infor­ma­ción de Domènech Vidal

Más infor­ma­ción de Albet i Noya

Más infor­ma­ción y vis­i­tas en la web de La Font de la Canya  Camí de Sant Pere d’Avinyó, s/n 08793 Aviny­o­net del Penedès (Barcelona).

© 2019 José María Toro. All rights reserved.

Las catas-cenas del restaurante Tendiez de Barcelona

Tendiez, el restau­rante, bar de tapas y cock­tails del hotel Pull­man Barcelona Skip­per, ha dado el pis­to­le­ta­zo de sal­i­da a sus sesiones de catas y cenas. La cita es cada ter­cer jueves de cada mes, a un pre­cio muy democráti­co que es imposi­ble perdérse­lo. Una invitación para todos los públi­cos, cono nociones o sin, para aden­trarnos, con­sol­i­dar o para ampli­ar conocimien­tos y de una man­era llana y cer­cana, por su parte el restau­rante Tendiez, se com­pro­m­ete a sor­pren­der­nos per­iódica­mente cada ter­cer jueves con una cata difer­ente y unos platos que mari­den a los vinos selec­ciona­dos para la ocasión. 

Restaurante Tendiez

Restau­rante Tendiez

 

La cata real­iza­da el pasa­do 21 de febrero se llevó a cabo, y las próx­i­mas tam­bién, en el ele­gante espa­cio anexo semi reser­va­do del restau­rante Tendiez, una mesa cen­tral para­peta­da entre una bib­liote­ca que invi­ta a leer y cul­ti­varse con sus volúmenes en una de las pare­des, y por la otra, una gran nev­era expos­i­to­ra con los vinos de la car­ta del restau­rante que los con­ser­va a la tem­per­atu­ra cor­rec­ta y que es a la vez toda una declaración de inten­ciones de por qué esta­mos allí, obvi­a­mente a degus­tar y apren­der de vinos y por últi­mo la coci­na abier­ta para poder obser­var los movimien­tos pre­cisos, casi de ciru­janos, por los miem­bros que com­po­nen el cen­tro neurál­gi­co del restau­rante. 

Restaurante Tendiez

Restau­rante Tendiez

 

Esta primera cata estu­vo dirigi­da por Móni­ca, sumiller del equipo de Vila Vinite­ca, la ref­er­en­cia a niv­el estatal en grandes vinos tan­to nacionales como inter­na­cionales así por sus mar­cas exclu­si­vas y su gran ofer­ta de vinos a la avan­za­da para poder com­prar a pre­cios más reduci­dos antes de que sal­gan al mer­ca­do al pre­cio que le cor­re­sponde, vamos lo que viene sien­do una operación de “futur­os”. 

Cata en Restaurante Tendiez

Cata en Restau­rante Tendiez

 

Móni­ca hizo una cata pedagóg­i­ca, fácil de enten­der, con expli­ca­ciones didác­ti­cas y con una acti­tud próx­i­ma para perder ese miedo irra­cional o esa vergüen­za al rídicu­lo que nos inmov­i­liza ante el pro­celoso mun­do del vino y de su especí­fi­ca y críp­ti­ca jer­ga, facil­i­tan­do en todo momen­to que los asis­tentes pudier­an pre­gun­tar todo lo que quisier­an y que nun­ca se habían atre­v­i­do a ello has­ta entonces. Nociones bási­cas de una cata y como empezar metódica­mente des­de la visu­al para dis­tin­guir los col­ores tan­to en blan­co como en tin­to y enten­der su edad (más joven col­ores páli­dos en blan­co y ribetes vio­láceos en los tin­tos ver­sus col­ores dora­dos y ribetes tejas respec­ti­va­mente en los vinos con una edad) lágri­mas que nos indi­can el gra­do alco­hóli­co, es decir fina y ráp­i­da no tienen peso, estruc­tura son bajas en alco­hol, por el con­trario si es grue­sa y baja lenta­mente nos indi­cará que es un vino más carnoso, con estruc­tura y más car­ga alco­hóli­ca.  Aro­mas en la cata nasal expli­can­do los pri­mar­ios (veg­e­tales, fru­tales y flo­res), secun­dar­ios de levaduras con notas de panadería, bollería y de man­te­qui­l­la y los ter­cia­r­ios que nos lo apor­ta la madera de las bar­ri­c­as, ya sean de roble francés o el amer­i­cano más esos pun­tos que pueden dar el tosta­do cuan­do se doman las maderas en la con­fec­ción man­u­al de la bar­ri­ca. La cata oral comen­zó con la descrip­ción de las difer­entes zonas de la lengua y como localizarlas de tal man­era que se acti­va esa sen­sación cuan­do el vino entra en con­tac­to con la super­fi­cie lin­gual, de tal man­era que podemos dis­tin­guir esos sabores dul­ces, sal­a­dos, áci­dos o amar­go y de esta for­ma com­pren­der el por qué del uso de difer­entes copas para que caiga el vino en la zona ade­cua­da de la lengua.  

Vinos catados de Ca N'Estruc

Vinos cata­dos de Ca N’Estruc

 

Cua­tro vinos ase­quibles para una ini­ciación ráp­i­da y defin­i­ti­va, de la bode­ga Ca N’Estruc, de la DO Catalun­ya, perteneciente al grupo de Vila Vinite­ca. Dos blan­cos de difer­ente aña­da para encon­trar la difer­en­cia en el col­or y tam­bién en los aro­mas y sabores: Ca N’Estruc 2018 mono­va­ri­etal de xarel.lo e Idoia Blanc 2017 de xarel.lo, gar­nacha blan­ca, macabeo y chardon­nay. Dos tin­tos para obser­var  asimis­mo estas difer­en­cias: Idoia 2014 de uva syrah (60%) y de gar­nacha (40%) y L’E­qui­lib­rista 2015 de uvas syrah, gar­nacha y cariñena.

Entrantes en Restaurante Tendiez

Entrantes en Restau­rante Tendiez

 

Después de vencer esos miedos ini­ciales y con la desin­hibi­ción propia que provo­ca el pro­bar var­ios vinos, es uno de los efec­tos secun­dar­ios lógi­cos y habit­uales sino se escupe el vino, se pasó a la cena prepara­da para la ocasión y con­sis­tente en tapas a com­par­tir: cuchara de lubi­na en salmuera de remo­lacha, tar­tar de algas, sal­icor­nia y may­one­sa de planc­ton; bom­bón de foie con fru­ta de la pasión y pan de espe­cias; pulpo envuel­to en kadaifi con sal­sa romesco; cro­que­tas cuadradas de jamón ibéri­co y coca tosta­da con tomate de col­gar y aceite de oli­va Tendiez. De pla­to prin­ci­pal pol­lo del Prat o pota bla­va IGP (recono­ci­do por el col­or azu­la­do de sus patas) deshue­sa­do, servi­do con cigalas y sal­sa de vino ran­cio. De postre  tram­pan­to­jo de fal­sa ham­bur­gues de cre­ma hela­da de specu­loos, choco­late y piña natural.

Pollo Prat IGP o "pota blava"

Pol­lo Prat IGP o “pota blava”

 

Platos fir­ma­dos por el chef tit­u­lar del restau­rante Tendiez, José Sánchez. Barcelonés for­ma­do en la pres­ti­giosa Escuela de Restau­ración y Hostel­ería de Barcelona, define su coci­na como mediter­ránea con la cual se siente cómo­do y casa­do emo­cional­mente después de su paso por grandes tem­p­los de la gas­tronomía de la Ciu­dad Con­dal como el ya desa­pare­ci­do Reno, y donde aprendió entre sus fogones de coci­na clási­ca bebi­en­do de la fuente, es decir, de la france­sa. De su paso por Roig Robí volvió a los tradi­cionales platos cata­lanes y en espe­cial a dis­fru­tar con el pesca­do fres­co recién lle­ga­do de la Cos­ta Bra­va. Un pun­to de inflex­ión en su car­rera fue cuan­do entró a colab­o­rar en el restau­rante de tres estrel­las Miche­lin del primer espa­da de los pucheros y sartenes Mar­tin Berasategui. Su for­ja­do en el Hotel Arts  (5 estrel­las G.L.) como chef en el depar­ta­men­to de ban­quetes y cater­ing, le sirvió para tomar la alter­na­ti­va ya  como jefe de coci­na del Hotel Eurostars Grand Mari­na 5 estrel­las G.L. y después de 5 años aquí empezó a tra­ba­jar en el Hotel Pull­man Barcelona Skip­per en el 2006 sien­do el chef tit­u­lar al man­do de sus fogones. 

Falsa hamburguesa

Fal­sa hamburguesa

 

Las futuras catas orga­ni­zadas son prom­ete­do­ras y la próx­i­ma será el 21 de mar­zo y que se tra­ta de un via­je enológi­co sin moverse de la sil­la del restau­rante Tendiez: Rue­da ver­sus Rías Baixas, y Rio­ja ver­sus Rib­era del Duero. Difer­en­cias y simil­i­tudes, tipos de uvas, cli­ma, ter­reno, dos blan­cos y dos tin­tos frente a frente que nos per­mi­tirá imag­i­narnos diver­sos esce­nar­ios para mari­dar con platos de nues­tra gas­tronomía. 

Como avance de las sigu­ientes catas, has­ta un total de 9 para este año 2019,  irán sobre los sigu­ientes temas: vinos bio del Penedès, de vinos inter­na­cionales, de cavas: 2 rosa­dos y dos tradi­cionales, de vinos cata­lanes: 2 de la Con­ca de Bar­berà y 2 de Costers del Seg­re, com­para­ción de un Rio­ja con denom­i­na­ciones de ori­gen más pequeñas pero con grandes vinos como es el caso de Calatayud ( Las Rocas de San Ale­jan­dro), de Madrid ( con el gra­cioso y circense nom­bre El Hom­bre Bala) y de Mén­tri­da (con el cin­e­matográ­fi­co y nov­el­ís­ti­co nom­bre de Las Uvas de la Ira). Para finalizar esta serie y como fin de fies­ta con fue­gos arti­fi­ciales una cata con vinos de alto niv­el: 2 Rio­jas de Pala­cios Remon­do, 1 Pri­o­rat (Les Ter­rass­es de Alvaro Pala­cios)  y 1 Cier­zo (Vil­la De Corul­lón).

Cada cata y cena al imbat­i­ble pre­cio de 22,50 euros inclu­i­do el IVA y el park­ing en el pro­pio hotel para que no perder el tiem­po en bus­car aparcamien­to. 

Más infor­ma­ción de novedades y activi­dades en la web del restau­rante Tendiez y en Insta­gram @tendiezbarcelona

Restau­rante Tendiez en el Hotel Pull­man Barcelona Skip­per de la Avda. Litoral, 10 Barcelona 08005 Tel. 932 216 565. Abier­to des­de las 10h has­ta la 1:30h de la madru­ga­da. Ser­vi­cio a la car­ta des­de las 12h has­ta las 24h. Menú sem­anal por 19,50 euros.

© 2019 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: