Experiencia Penedès, 2.700 años de historia vinícola en la DO Penedès

A menos de media hora de Barcelona se encuentra la D.O. Penedès que puede presumir de 2.700 años de historia. Los últimos descubrimientos arqueológicos en la «Font de la Canya» se han encontrado restos de semillas de uva, que demuestra que los habitantes de esta zona ya hacían vino en esta época, así como vasija griega, inequívoca señal, para beberlo. Este yacimiento, la «Font de la Canya» era un depósito de almacenamiento de cereales, de vino y de metales. Su proximidad  a esa carretera romana conocida como la Vía Augusta y que coincide su recorrido con nuestras actuales líneas ferroviarias y autopistas, nos hace imaginar en un potente asentamiento de productores y comerciantes.

Experiencia Penedès

Experiencia Penedès. En las viñas de Albet i Noya

 

Remontándonos más atrás en el tiempo, a una época muy pretérita, en la que esta depresión que se conoce actualmente como el Penedès estuvo ocupada por el mar, y que posteriormente se retiró hasta tal como la conocemos actualmente, dejaron su impronta en el terreno y después de millones de años podemos encontrar notas yodadas y salinas en los vinos que se elaboran con la uva aquí cultivada. Como muestra de esta aseveración, se han encontrado restos marinos como fósiles de ostras, bivalvos, diente de un tiburón, etc. que nos hablan de su pasado como mar.

Sant Martí Sarroca

Sant Martí Sarroca

 

Volviendo a un tiempo más reciente, ya de nuestra era cristiana se han encontrado documentos escritos del siglo X que hablan sobre la viticultura en esta zona del Penedès. Y ya en nuestro momento actual, y como consecuencia del crecimiento de 3 grandes bodegas de esta DO Penedès ha motivado la creación de dos DO independientes: la DO Cava y la DO Catalunya. Ya se está pensando, a similitud del modelo francés, en distinguir las diferentes subzonas que conforman este territorio. También esta DO está trabajando por dar a conocer toda la idosincraria de esta zona fomentando el enoturismo con visitas guiadas a bodegas y a entornos culturales de la zona. También el empeño por recuperar uvas autóctonas como forma urgente de adaptarse a las desastrosas e imparables consecuencias del cambio climático.

Bodegas vistitadas:

  • Sumarroca. La bodega situada más al norte de la DO casi tocando a la montaña de Montserrat y en el inicio del valle del Penedès. No tienen historia de vinicultores ya que se trata de la primera generación la encargada de su gestión. La finca y la casa que es la sede, un antiguo molino de papel, se compró en los años «80» del siglo pasado, dedicándose en un primer momento al cultivo de árboles frutales, pasando más tarde a la vid y un pionero en la plantación de variedades foráneas. Desde el 2018 tienen la certificación de ecológico. Apuestan por la sostenibilidad y con los restos de la viña hacen su propio compost para añadirlo a la tierra. Actualmente están haciendo vinos y cavas de finca: Molí Coloma, Sumarroca y Heretat Sabartés. Este año han probado a elaborar vino en tinajas. Gestionan también la Boella, una gran finca olivarera ejemplo de modernización con la mecanización para evitar la oxidación, asociado a los Grandes Pagos del Olivar. Cata de vinos de la bodega: Utòpic 2015, 2 CV 2018 es un vino ecológico con una mínima intervención y se podría calificar de ancestral, es un homenaje a ese tiempo en el que el parcero recibía una viña y 2 caballos para trabajarla. Bòria 2015 es un vino de parcela.
Sumarroca

Sumarroca

 

Vinos de Sumarroca

Vinos de Sumarroca

 

  • Familia Torres. Es todo un ejemplo de bodega con sus compromisos medioambientales, ya han promovido la energía solar fotovoltaica y geotermia en sus instalaciones para uso propio, vehículos eléctricos, recogida de agua de lluvia en una gran balsa de 11MM de litros y la depuración de aguas, respeto por la biodiversidad de los fauna que habita alrededor de los viñedos, recuperación de variedades de uva ancestrales desde hace 30 años, así como el compostaje de todos los residuos orgánicos de la viña y ahora dan un paso más allá, al marcarse dentro de los objetivos de la empresa para los próximos años de la disminución de la huella energética, es decir quieren reducir un 28% de la emisión de CO2 por botella. Además colaboran con su proveedores en esta disminución como ayuda necesaria para la consecución de sus logros. La bodega Waltraud está diseñada por un arquitecto especializado en construcción ecológica que mira hacia dentro de la tierra. Cata de vinos ancestrales a partir de la recuperada variedad forcada: Forcada 2015, 2016 y 2017.
Familia Torres

Familia Torres

 

Familia Torres

Familia Torres

 

Familia Torres

Familia Torres

 

  • Domènech Vidal. Está bodega está formada por 450 viticultores y desde la empresa están abogando por crear sentimiento de marca a partir de darles visibilidad y cara a cada uno de ellos. El diseño de la etiqueta de la gama de sus vinos Cultivare se formó a partir de los movimientos de bailarines y de las ramas de sarmiento atadas a rotuladores y de su balanceo crear líneas nacidas libremente. Cata de Cultivare blanco y tinto.
Doménech Vidal

Domènech Vidal

 

  • Albet i Noya. Esta bodega pionera en el cultivo ecológico se visitó para descubrir como está recuperando los muros de piedra seca en las laderas de las colinas, como forma eficaz para evitar el deslizamiento de tierra, hacer más fácil las tareas agrícolas sobre terreno llano y no en pendiente, además de un sentido estético de belleza.
Muro de piedra seca en los viñedos de Albet i Noya

Muro de piedra seca en los viñedos de Albet i Noya

 

La comida de clausura de esta primera experiencia se realizó en Can Ràfols dels Caus y finalizó con una cata de 14 vinos de la selecta marca Qalidès, los mejores vinos, los más históricos y los que sin duda representaban toda la filosofía de cada bodega y que están bajo el sello de Qalidès. La marca Qalidès dentro de la DO Penedès nació a partir de la asociación de pequeños productores pero con una producción de grandes vinos, con el leitmotiv de defender su historia y su paisaje, a partir de viticultura ecológica y sostenible, preservando los grandes vinos del Penedès y potenciar las variedades tradicionales. Asimismo buscando avanzar en la clasificación y zonificación de su territorio y por supuesto, trabajar conjuntamente y con generosidad ya que la unión de todos hace la fuerza de una gran marca de calidad.

img_4159-1.jpg

Vinos de Qalidès

 

El mensaje que se ha transmistido en esta primera Experiencia Penedès ha sido de que obviamente se hace un vino de calidad y que además el Penedès es cultura, patrimonio, paisaje y gastronomía.

Más información sobre la DO Penedès

Más información sobre la marca Qalides

Más información de la Bodega Sumarroca

Más información de la Familia Torres

Más información de Domènech Vidal

Más información de Albet i Noya

Más información y visitas en la web de La Font de la Canya  Camí de Sant Pere d’Avinyó, s/n 08793 Avinyonet del Penedès (Barcelona).

© 2019 José María Toro. All rights reserved.

Las catas-cenas del restaurante Tendiez de Barcelona

Tendiez, el restaurante, bar de tapas y cocktails del hotel Pullman Barcelona Skipper, ha dado el pistoletazo de salida a sus sesiones de catas y cenas. La cita es cada tercer jueves de cada mes, a un precio muy democrático que es imposible perdérselo. Una invitación para todos los públicos, cono nociones o sin, para adentrarnos, consolidar o para ampliar conocimientos y de una manera llana y cercana, por su parte el restaurante Tendiez, se compromete a sorprendernos periódicamente cada tercer jueves con una cata diferente y unos platos que mariden a los vinos seleccionados para la ocasión. 

Restaurante Tendiez

Restaurante Tendiez

 

La cata realizada el pasado 21 de febrero se llevó a cabo, y las próximas también, en el elegante espacio anexo semi reservado del restaurante Tendiez, una mesa central parapetada entre una biblioteca que invita a leer y cultivarse con sus volúmenes en una de las paredes, y por la otra, una gran nevera expositora con los vinos de la carta del restaurante que los conserva a la temperatura correcta y que es a la vez toda una declaración de intenciones de por qué estamos allí, obviamente a degustar y aprender de vinos y por último la cocina abierta para poder observar los movimientos precisos, casi de cirujanos, por los miembros que componen el centro neurálgico del restaurante. 

Restaurante Tendiez

Restaurante Tendiez

 

Esta primera cata estuvo dirigida por Mónica, sumiller del equipo de Vila Viniteca, la referencia a nivel estatal en grandes vinos tanto nacionales como internacionales así por sus marcas exclusivas y su gran oferta de vinos a la avanzada para poder comprar a precios más reducidos antes de que salgan al mercado al precio que le corresponde, vamos lo que viene siendo una operación de “futuros”. 

Cata en Restaurante Tendiez

Cata en Restaurante Tendiez

 

Mónica hizo una cata pedagógica, fácil de entender, con explicaciones didácticas y con una actitud próxima para perder ese miedo irracional o esa vergüenza al rídiculo que nos inmoviliza ante el proceloso mundo del vino y de su específica y críptica jerga, facilitando en todo momento que los asistentes pudieran preguntar todo lo que quisieran y que nunca se habían atrevido a ello hasta entonces. Nociones básicas de una cata y como empezar metódicamente desde la visual para distinguir los colores tanto en blanco como en tinto y entender su edad (más joven colores pálidos en blanco y ribetes violáceos en los tintos versus colores dorados y ribetes tejas respectivamente en los vinos con una edad) lágrimas que nos indican el grado alcohólico, es decir fina y rápida no tienen peso, estructura son bajas en alcohol, por el contrario si es gruesa y baja lentamente nos indicará que es un vino más carnoso, con estructura y más carga alcohólica.  Aromas en la cata nasal explicando los primarios (vegetales, frutales y flores), secundarios de levaduras con notas de panadería, bollería y de mantequilla y los terciarios que nos lo aporta la madera de las barricas, ya sean de roble francés o el americano más esos puntos que pueden dar el tostado cuando se doman las maderas en la confección manual de la barrica. La cata oral comenzó con la descripción de las diferentes zonas de la lengua y como localizarlas de tal manera que se activa esa sensación cuando el vino entra en contacto con la superficie lingual, de tal manera que podemos distinguir esos sabores dulces, salados, ácidos o amargo y de esta forma comprender el por qué del uso de diferentes copas para que caiga el vino en la zona adecuada de la lengua.  

Vinos catados de Ca N'Estruc

Vinos catados de Ca N’Estruc

 

Cuatro vinos asequibles para una iniciación rápida y definitiva, de la bodega Ca N’Estruc, de la DO Catalunya, perteneciente al grupo de Vila Viniteca. Dos blancos de diferente añada para encontrar la diferencia en el color y también en los aromas y sabores: Ca N’Estruc 2018 monovarietal de xarel.lo e Idoia Blanc 2017 de xarel.lo, garnacha blanca, macabeo y chardonnay. Dos tintos para observar  asimismo estas diferencias: Idoia 2014 de uva syrah (60%) y de garnacha (40%) y L’Equilibrista 2015 de uvas syrah, garnacha y cariñena.

Entrantes en Restaurante Tendiez

Entrantes en Restaurante Tendiez

 

Después de vencer esos miedos iniciales y con la desinhibición propia que provoca el probar varios vinos, es uno de los efectos secundarios lógicos y habituales sino se escupe el vino, se pasó a la cena preparada para la ocasión y consistente en tapas a compartir: cuchara de lubina en salmuera de remolacha, tartar de algas, salicornia y mayonesa de plancton; bombón de foie con fruta de la pasión y pan de especias; pulpo envuelto en kadaifi con salsa romesco; croquetas cuadradas de jamón ibérico y coca tostada con tomate de colgar y aceite de oliva Tendiez. De plato principal pollo del Prat o pota blava IGP (reconocido por el color azulado de sus patas) deshuesado, servido con cigalas y salsa de vino rancio. De postre  trampantojo de falsa hamburgues de crema helada de speculoos, chocolate y piña natural.

Pollo Prat IGP o "pota blava"

Pollo Prat IGP o «pota blava»

 

Platos firmados por el chef titular del restaurante Tendiez, José Sánchez. Barcelonés formado en la prestigiosa Escuela de Restauración y Hostelería de Barcelona, define su cocina como mediterránea con la cual se siente cómodo y casado emocionalmente después de su paso por grandes templos de la gastronomía de la Ciudad Condal como el ya desaparecido Reno, y donde aprendió entre sus fogones de cocina clásica bebiendo de la fuente, es decir, de la francesa. De su paso por Roig Robí volvió a los tradicionales platos catalanes y en especial a disfrutar con el pescado fresco recién llegado de la Costa Brava. Un punto de inflexión en su carrera fue cuando entró a colaborar en el restaurante de tres estrellas Michelin del primer espada de los pucheros y sartenes Martin Berasategui. Su forjado en el Hotel Arts  (5 estrellas G.L.) como chef en el departamento de banquetes y catering, le sirvió para tomar la alternativa ya  como jefe de cocina del Hotel Eurostars Grand Marina 5 estrellas G.L. y después de 5 años aquí empezó a trabajar en el Hotel Pullman Barcelona Skipper en el 2006 siendo el chef titular al mando de sus fogones. 

Falsa hamburguesa

Falsa hamburguesa

 

Las futuras catas organizadas son prometedoras y la próxima será el 21 de marzo y que se trata de un viaje enológico sin moverse de la silla del restaurante Tendiez: Rueda versus Rías Baixas, y Rioja versus Ribera del Duero. Diferencias y similitudes, tipos de uvas, clima, terreno, dos blancos y dos tintos frente a frente que nos permitirá imaginarnos diversos escenarios para maridar con platos de nuestra gastronomía. 

Como avance de las siguientes catas, hasta un total de 9 para este año 2019,  irán sobre los siguientes temas: vinos bio del Penedès, de vinos internacionales, de cavas: 2 rosados y dos tradicionales, de vinos catalanes: 2 de la Conca de Barberà y 2 de Costers del Segre, comparación de un Rioja con denominaciones de origen más pequeñas pero con grandes vinos como es el caso de Calatayud ( Las Rocas de San Alejandro), de Madrid ( con el gracioso y circense nombre El Hombre Bala) y de Méntrida (con el cinematográfico y novelístico nombre de Las Uvas de la Ira). Para finalizar esta serie y como fin de fiesta con fuegos artificiales una cata con vinos de alto nivel: 2 Riojas de Palacios Remondo, 1 Priorat (Les Terrasses de Alvaro Palacios)  y 1 Cierzo (Villa De Corullón).

Cada cata y cena al imbatible precio de 22,50 euros incluido el IVA y el parking en el propio hotel para que no perder el tiempo en buscar aparcamiento. 

Más información de novedades y actividades en la web del restaurante Tendiez y en Instagram @tendiezbarcelona

Restaurante Tendiez en el Hotel Pullman Barcelona Skipper de la Avda. Litoral, 10 Barcelona 08005 Tel. 932 216 565. Abierto desde las 10h hasta la 1:30h de la madrugada. Servicio a la carta desde las 12h hasta las 24h. Menú semanal por 19,50 euros.

© 2019 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: