Experiencia Penedès, 2.700 años de historia vinícola en la DO Penedès

A menos de media hora de Barcelona se encuentra la D.O. Penedès que puede presumir de 2.700 años de historia. Los últimos descubrimientos arqueológicos en la «Font de la Canya» se han encontrado restos de semillas de uva, que demuestra que los habitantes de esta zona ya hacían vino en esta época, así como vasija griega, inequívoca señal, para beberlo. Este yacimiento, la «Font de la Canya» era un depósito de almacenamiento de cereales, de vino y de metales. Su proximidad  a esa carretera romana conocida como la Vía Augusta y que coincide su recorrido con nuestras actuales líneas ferroviarias y autopistas, nos hace imaginar en un potente asentamiento de productores y comerciantes.

Experiencia Penedès

Experiencia Penedès. En las viñas de Albet i Noya

 

Remontándonos más atrás en el tiempo, a una época muy pretérita, en la que esta depresión que se conoce actualmente como el Penedès estuvo ocupada por el mar, y que posteriormente se retiró hasta tal como la conocemos actualmente, dejaron su impronta en el terreno y después de millones de años podemos encontrar notas yodadas y salinas en los vinos que se elaboran con la uva aquí cultivada. Como muestra de esta aseveración, se han encontrado restos marinos como fósiles de ostras, bivalvos, diente de un tiburón, etc. que nos hablan de su pasado como mar.

Sant Martí Sarroca

Sant Martí Sarroca

 

Volviendo a un tiempo más reciente, ya de nuestra era cristiana se han encontrado documentos escritos del siglo X que hablan sobre la viticultura en esta zona del Penedès. Y ya en nuestro momento actual, y como consecuencia del crecimiento de 3 grandes bodegas de esta DO Penedès ha motivado la creación de dos DO independientes: la DO Cava y la DO Catalunya. Ya se está pensando, a similitud del modelo francés, en distinguir las diferentes subzonas que conforman este territorio. También esta DO está trabajando por dar a conocer toda la idosincraria de esta zona fomentando el enoturismo con visitas guiadas a bodegas y a entornos culturales de la zona. También el empeño por recuperar uvas autóctonas como forma urgente de adaptarse a las desastrosas e imparables consecuencias del cambio climático.

Bodegas vistitadas:

  • Sumarroca. La bodega situada más al norte de la DO casi tocando a la montaña de Montserrat y en el inicio del valle del Penedès. No tienen historia de vinicultores ya que se trata de la primera generación la encargada de su gestión. La finca y la casa que es la sede, un antiguo molino de papel, se compró en los años «80» del siglo pasado, dedicándose en un primer momento al cultivo de árboles frutales, pasando más tarde a la vid y un pionero en la plantación de variedades foráneas. Desde el 2018 tienen la certificación de ecológico. Apuestan por la sostenibilidad y con los restos de la viña hacen su propio compost para añadirlo a la tierra. Actualmente están haciendo vinos y cavas de finca: Molí Coloma, Sumarroca y Heretat Sabartés. Este año han probado a elaborar vino en tinajas. Gestionan también la Boella, una gran finca olivarera ejemplo de modernización con la mecanización para evitar la oxidación, asociado a los Grandes Pagos del Olivar. Cata de vinos de la bodega: Utòpic 2015, 2 CV 2018 es un vino ecológico con una mínima intervención y se podría calificar de ancestral, es un homenaje a ese tiempo en el que el parcero recibía una viña y 2 caballos para trabajarla. Bòria 2015 es un vino de parcela.
Sumarroca

Sumarroca

 

Vinos de Sumarroca

Vinos de Sumarroca

 

  • Familia Torres. Es todo un ejemplo de bodega con sus compromisos medioambientales, ya han promovido la energía solar fotovoltaica y geotermia en sus instalaciones para uso propio, vehículos eléctricos, recogida de agua de lluvia en una gran balsa de 11MM de litros y la depuración de aguas, respeto por la biodiversidad de los fauna que habita alrededor de los viñedos, recuperación de variedades de uva ancestrales desde hace 30 años, así como el compostaje de todos los residuos orgánicos de la viña y ahora dan un paso más allá, al marcarse dentro de los objetivos de la empresa para los próximos años de la disminución de la huella energética, es decir quieren reducir un 28% de la emisión de CO2 por botella. Además colaboran con su proveedores en esta disminución como ayuda necesaria para la consecución de sus logros. La bodega Waltraud está diseñada por un arquitecto especializado en construcción ecológica que mira hacia dentro de la tierra. Cata de vinos ancestrales a partir de la recuperada variedad forcada: Forcada 2015, 2016 y 2017.
Familia Torres

Familia Torres

 

Familia Torres

Familia Torres

 

Familia Torres

Familia Torres

 

  • Domènech Vidal. Está bodega está formada por 450 viticultores y desde la empresa están abogando por crear sentimiento de marca a partir de darles visibilidad y cara a cada uno de ellos. El diseño de la etiqueta de la gama de sus vinos Cultivare se formó a partir de los movimientos de bailarines y de las ramas de sarmiento atadas a rotuladores y de su balanceo crear líneas nacidas libremente. Cata de Cultivare blanco y tinto.
Doménech Vidal

Domènech Vidal

 

  • Albet i Noya. Esta bodega pionera en el cultivo ecológico se visitó para descubrir como está recuperando los muros de piedra seca en las laderas de las colinas, como forma eficaz para evitar el deslizamiento de tierra, hacer más fácil las tareas agrícolas sobre terreno llano y no en pendiente, además de un sentido estético de belleza.
Muro de piedra seca en los viñedos de Albet i Noya

Muro de piedra seca en los viñedos de Albet i Noya

 

La comida de clausura de esta primera experiencia se realizó en Can Ràfols dels Caus y finalizó con una cata de 14 vinos de la selecta marca Qalidès, los mejores vinos, los más históricos y los que sin duda representaban toda la filosofía de cada bodega y que están bajo el sello de Qalidès. La marca Qalidès dentro de la DO Penedès nació a partir de la asociación de pequeños productores pero con una producción de grandes vinos, con el leitmotiv de defender su historia y su paisaje, a partir de viticultura ecológica y sostenible, preservando los grandes vinos del Penedès y potenciar las variedades tradicionales. Asimismo buscando avanzar en la clasificación y zonificación de su territorio y por supuesto, trabajar conjuntamente y con generosidad ya que la unión de todos hace la fuerza de una gran marca de calidad.

img_4159-1.jpg

Vinos de Qalidès

 

El mensaje que se ha transmistido en esta primera Experiencia Penedès ha sido de que obviamente se hace un vino de calidad y que además el Penedès es cultura, patrimonio, paisaje y gastronomía.

Más información sobre la DO Penedès

Más información sobre la marca Qalides

Más información de la Bodega Sumarroca

Más información de la Familia Torres

Más información de Domènech Vidal

Más información de Albet i Noya

Más información y visitas en la web de La Font de la Canya  Camí de Sant Pere d’Avinyó, s/n 08793 Avinyonet del Penedès (Barcelona).

© 2019 José María Toro. All rights reserved.

Cavas 10 d’Abril en El Petit Celler

El pasado jueves 20 de abril, El Petit Celler (Beethoven 8, Barcelona) siguiendo su interesante y atractiva propuesta de catas y actividades relacionadas con el mundo del vino y el cava, se encargó de traer a la ciudad condal a 10 d’Abril, una joven pero sabia bodega procedente de Sant Llorenç d’Hortons, municipio situado en el Alt Penedès, Barcelona. Como por su origen se puede colegir, pertenecen a la D.O. Penedès así como a la D.O. Cava.

La D.O. Penedès, situada entre la cordillera Prelitoral y las llanuras de la costa mediterránea, se caracteriza por una gran riqueza en microclimas debido a su proximidad litoral y a su altitud. Con un clima mediterráneo, la zona del Penedès Marítimo (Baix Penedès y Garraf) es más templada por la influencia y proximidad del mar, mientras  que el Penedès Superior (Alt Penedès, Alt Camp, Anoia y Baix Llobregat) con más precipitaciones, presenta  mayor diferencia entre temperaturas máximas y mínimas. El Penedès Central (Alt Penedès) es la síntesis de ambos microclimas.

En cuanto a sus vinos, la D.O. Penedès se caracteriza por la utilización de una vasta variedad de uva como son el xarel·lo, la parellada o el macabeo, entre otras, en blancos, y el merlot, el ull de llebre o la monastrell en tintos.

FullSizeRender-272

Cavas y vinos de 10 d’Abril

Cavas 10 d’Abril  da una vuelta de tuerca a los vinos y cavas de esta D.O. y, manteniendo sus orígenes, se centra en la elaboración de unos caldos de autor con personalidad propia. Para ello, apuesta por una agricultura ecológica y una elaboración artesanal que garantizan matices únicos y diferentes en cada línea de producto.

Jaume Raventós y Javier Hernández, cabezas visibles de 10 d’Abril, fueron los encargados de exponer los siguientes vinos y cavas:

  • Vino blanco Cálida (20% muscat y 80% gewürztraminer): Elaborado a partir de una vendimia nocturna para una maduración a baja temperatura de la uva, Cálida se muestra ante los ojos con un tono áureo, de intensidad media y con pinceladas verdosas. En nariz, ofrece aromas principalmente florales como el jazmín o la rosa, junto con toques de melocotón. En boca, no es tan goloso como a priori se podría esperar, sino que hace gala de esa acidez propia del Penedés. Sedoso y fresco, persiste largamente en el paladar. Acompañaría de forma ideal a platos de marisco, ensaladas y pescados. Se puede decir que Cálida es un vino que transmite calma, la calma de la noche campestre del Penedés.
  • Vino blanco Picu Picu EM8 (Emma 8) (100% xarel·lo): Procedente de viñas de unos 50 años, este monovarietal se cultiva de forma ecológica a 300 metros de altitud en suelo calcáreo y pedregoso. Si bien su fermentación tiene lugar en tanques de acero inoxidable, es el paso por barricas nuevas de castaño el que le aporta esos sutiles toques balsámicos, pero, y gracias al no abusar de la madera, sin perder los aromas esenciales del xarel·lo. Con un color amarillo cercano al dorado mate, indica que fiel al tipo de agricultura que practican en 10 d’Abril, no se han añadido clarificantes ni se ha procedido a filtraciones. Los aromas varietales frescos como el albaricoque junto con gráciles notas de crianza en castaño como ahumados o vainilla, fondos tostados y otros matices dulces se baten en duelo en las fosas nasales, mientras que su paso por boca es ancho y estructurado, fresco, pero con toques ácidos resultado del beso de la madera castaña. Picu Picu EM8 se trata de un vino peculiar, que huye de la indiferencia y del xarel·lo joven, casando de manera óptima con gran variedad de platos de la cocina de proximidad mediterránea como arroces, xatonadas o esqueixadas.
  • Cava Reserva Clos de l’Albert (40% macabeo, 40% xarel·lo y 20% parellada): Fermentado en dos tiempos, una primera fermentación de las tres variedades por separado en acero inoxidable con levaduras autóctonas del Penedés, y una segunda en botella a temperatura constante de 14 y 15°C, Clos de l’Albert se trata de un cava honrado, en el que se ha buscado el control y el equilibrio en el carbónico. Ofrece un color amarillo con reflejos dorados y una burbuja elegante, fina y persistente. En nariz, la manzana Golden y la verde son las protagonistas junto a derivados de su crianza como la almendra tostada. En el paladar, presume de un muy buen equilibrio en el que no hay excesos de acidez. Con toques de pastelería en el post gusto y un punto láctico nada abusivo, es excelente como aperitivo y como paje de pescados, mariscos y carnes blancas.
  • Cava Gran Reserva Terrers de Cal Bayés (40% macabeo, 50% xarel·lo y 40% parellada): Un brut nature llevado al límite. Sus tres variedades se fermentan por separado permitiendo al xarel·lo mantener sus aromas primarios y mejorar las características espumantes y a la macabeo aportar un perfil aromático intenso y complejo que da ese perfume tan distintivo. El color, en gran parte debido a esta última variedad, es de un amarillo tostado con una burbuja fina y de desprendimiento lento. En nariz, frutas al horno y confitadas inspiran paisajes frescos y rústicos mientras que su paso por boca es equilibrado y suave, seco pero dulce, persistente y largo. Se trata de un cava para ser tomado de principio a fin, desde el aperitivo hasta los postres.
Cava Gran Reserva Terrers de Cal Bagés

Cava Gran Reserva Terrers de Cal Bayés

  • Cava Gran Reserva Masia Les Forques (100% xarel·lo): Una excelencia procedente de viñedos viejos situados en suelos de naturaleza calcárea en pleno corazón del Penedés. Con una productividad muy baja, todas las viñas se cultivan sin herbicidas ni insecticidas respetando así la biodiversidad y el medio ambiente. La fermentación de la fruta se lleva a cabo en inoxidable a muy baja temperatura. Tras esta fermentación, se deja cerca de 12 días en lías de xarel·lo para pasar a otra fermentación a base de una levadura de la familia y otra importada de Champagne que le otorga un toque diferencial a la ulterior crianza. Este Gran Reserva muestra un tono amarillo pajizo con reflejos dorados, con rosario de burbujas finas, persistentes y lentas. Tanto en nariz como en boca, se comporta de manera similar: notas cremosas de fruta madura y vainilla conviven con fondos tostados y un complejo ahumado que denota una larga crianza. Es precisamente este ahumado tan especial e intenso el que hace de Masia Les Forques un cava con una capacidad inherente para diferenciarse del resto. Caviares, pescados salseados, carnes y quesos curados se sentirán orgullosos de ser acompañados por este cava.
  • Vino tinto Picu Picu 9 (85% merlot y 15% ull de llebre): Criado en barricas de roble francés y posteriormente en botella, es un tinto en el que se ha buscado sobretodo la frescura y la ligereza. De un atractivo rojo brillante pero sin exceso de color, Picu Picu 9 recuerda a bosque, a jardines de jazmín y a tostados. En boca, se muestra joven pero sin olvidar su crianza en barrica que le aporta esos matices de vainilla y de frutos secos, mientras que la posterior en botella le hace ser un vino ligero y estructurado. Picu Picu 9 se trata de un vino versátil, apropiado para acompañar carnes, segundos platos e incluso para el copeo puro y duro (error, el copeo nunca es duro), que nació de una nueva experiencia y que tiene pinta de perdurar en el mundo vinícola.
Vino tinto Picu Picu número 9

Vinto tinto Picu Picu nº 9

10 d’Abril se reivindican como unos hacedores especiales, concienciados con el carácter que tiene que poseer un vino o un cava del Penedès al mismo tiempo que se rigen por unos principios en los que priman el respeto al medio ambiente y la singularidad de la propia bodega. En palabras de Jaume, «se coopera con payeses para adecuar la viña vieja a la finalidad de la bodega», y ese propósito no es otro que el de sorprender, ilusionar y crear unas altas expectativas que, con el tiempo, cumplirán.

Más información de la bodega en Cavas 10 d’Abril Para saber más del catálogo de referencias así como de las actividades futuras de la vinoteca organizadora en El Petit Celler  del Carrer Beethoven, 8 Barcelona 08021 Teléfono 932 008 260

© 2017 Aarón González. All rights reserved.

Cata de Cavas y Vinos de Castillo Perelada

El pasado 8 de marzo, el emblemático Hotel W Barcelona, fue el escenario perfecto para la extraordinaria presentación y cata de cavas y vinos del Grup Peralada (D.O. Empordà) a manos de Alejandro Rodríguez.

Hablar de los caldos del Castillo de Perelada es hablar de historia, de tradición familiar y de arte.

Si bien la elaboración de vinos en dicho enclave data de la Edad Media, no sería hasta 1923   en el que Miquel Mateu, político, apasionado del arte y la cultura, e hijo del que fuera cofundador de Hispano-Suiza Damián Mateu, comprara el conjunto monumental del Castillo de Perelada para convertirlo en un referente artístico y, por supuesto, para revitalizar una importante tradición vitivinícola presente en la zona del Empordà.

En 1972, Arturo Suqué, yerno de Miquel Mateu, lideraría una transformación enfocada en la calidad y en la meta de hacer de Perelada una de las más prestigiosas bodegas del país. A parte, junto a su esposa Carmen Mateu, inauguraría el reconocido internacionalmente Festival del Castell de Perelada por el que han pasado infinidad de grandes artistas y músicos.

Hoy en día, Javier Suqué Mateu se encarga de dirigir el rumbo de este gran navío apostando por vinos de calidad, plantando y adquiriendo nuevos viñedos y enfatizando la importancia del I+D mediante una constante investigación en tierras ampurdanesas con la finalidad de aprovechar esas cualidades geofísicas y climatológicas que ofrece este territorio tan amado por Salvador Dalí.

En cuanto a la D.O. Empordà, se caracteriza por una heterogeneidad en la tierra en la que priman la textura arenosa y la pobreza en materia orgánica. Suelen ser suelos ácidos que se sitúan desde el nivel del mar hasta una altura cercana a los 260 metros. El clima disfruta del viento de tramontana, que contribuye de manera activa a la buena salud de las viñas. Con inviernos suaves y veranos calurosos pero templados por el Mediterráneo, la temperatura se sitúa entre los 14 y los 16°C, permitiendo el cultivo de variedades de ciclo medio y largo. Referente a los viñedos, son de antigua implantación, si bien en los últimos años se ha ido renovando para adoptar ciertos cambios varietales. Las uvas que predominan son principalmente cariñena y garnacha negra en tintos, y garnacha blanca y roja junto a  macabeo en blancos.

vinos y cavas de Castillo de Perelada

Para esta cata se presentaron los siguientes cavas y vinos:

Cava Stars Touch of Rosé 2014 (90% garnacha y 10% pinot noir): siendo un homenaje a todas esas estrellas que han pasado y pasarán por el Festival Castell de Perelada, este cava elaborado a partir de uvas seleccionadas bajo la D.O. Cava, ofrece un color pálido y rosáceo, así como finas burbujas con formación de corona. Moderno y agradable, se muestra muy floral en boca, seco, pero con vida ácida. La presencia de fruta blanca es más que notable.

Només Garnatxa Blanca 2016 (100% garnacha blanca): con uvas procedentes de viñedos de entre cincuenta y sesenta años situados en la finca Pont de Molins, se obtiene este monovarietal complejo y con alma de manzana. A la vista, presenta un color amarillo pálido con ligeros toques verdosos. En boca ofrece cierto amargor y un gran recorrido. Un claro ejemplo de lo que es un vino con personalidad.

Collection Blanc 2015 (64% chardonnay y 63% sauvignon blanc): este joven de cabello rubio brillante, rebelde e intenso debe buena parte de su personalidad a un 5% de chardonnay que durante el 2015 vivió intensamente en barrica de acacia, adquiriendo un ligero y peculiar toque de madera que se sumaría a un perfume de frutas dulces y tropicales. En boca es redondo y fresco, con un ligero punto carbónico.

Finca Espolla 2012 (50% syrah, 30% monastrell, 8% cabernet sauvignon, 6% garnacha y 6% samsó): con una extensión de 21 hectáreas, Finca Espolla se sitúa en Les Alberes, cerca de los Pirineos, y tiene como principal característica un suelo negro, ácido y pizarroso. Este leal escudero de las carnes “cortas” (pies, carrilleras…) destaca por un color rojo rubí de capa alta. Encontramos abundantes aromas de frutas rojas, así como a balsámicos. En boca es elegante y con una acidez propia de la tierra de la que procede.

Finca Malaveïna 2013 (46% merlot, 21% cabernet sauvignon, 12% cabernet franc, 11% syrah y 10% garnacha): uno de los buques insignia de Perelada, esta «buena vecina» nace de 19 hectáreas de arcilla rojiza y de cantos rodados. Muestra en su rostro un bello color rojo cereza y desprende un aroma a frutos negros con toques tostados. Sus besos son redondos, carnosos, casi cremosos, y ligeramente ácidos, son besos que perduran. Esta vecina envejecerá, por supuesto, pero lo hará de la mejor forma, enamorando de nuevo.

Aires de Garbet 2013 (100% garnacha): De una conjunción dada por el Mediterráneo, la calidez del sol, la tramontana y el suelo pizarroso de la finca Garbet surge este esplendido tinto plagado de recuerdos a hierbas mediterráneas, balsámicos, torrefactos, minerales y frutos rojos. Presenta unos taninos maduros y sedosos, así como un paso por boca agradable y extenso. Igual que Finca Malaveïna, presenta un envejecimiento con buen potencial.

Cava Gran Claustro 2012 (45% pinot noir, 45% chardonnay y 10% xarel·lo): elaborado artesanalmente, se criaba en su origen en las bodegas del claustro situado junto al Castillo Perelada. Se trata de un cava bastante achampanado, de apariencia color amarillo paja con reflejos verdosos y brillantes. Su burbuja es fina y continua, y su sabor, seco y suave, deja vestigios afrutados.

© 2017 Aarón González. All rights reserved 

Roger Goulart 2005 Gran Reserva Extra Brut

Contra estereotipos y cánones preestablecidos hay una nueva corriente de bodegueros y enólogos que apuestan, que arriesgan por llevar sus productos hasta situaciones que nadie hasta ahora se había atrevido. Contra la creencia popular de que el cava se tenía que beber pronto, que se estropeaba decían algunos, y otros clarividentes sentenciaban que el cava no podía envejecer, la decisión de Cavas Roger Goulart era apostar por la larga crianza, apartando una parte muy seleccionada de su vendimia del 2005 y estudiar su evolución.

www.bloghedonista.com

Roger Goulart 2005 Gran Reserva Extra Brut

La bodega está situada en el corazón del Penedés, en Sant Esteve Sesrovires, y deben su nombre a la masía que acoge a la bodega, Can Goulart, que data de los albores del siglo XVIII. Después de seguir a conciencia el ciclo natural de la viña y de mimar sus granos de uva, vendimian para pasar a elaborar según el método tradicional, con una segunda fermentación en botella y posterior crianza sobre sus propias lías en el subterráneo a 30 metros de profundidad.

www.bloghedonista.com

Surtido de sushi para maridar con cava Roger Goulart 2005 Gran Reserva Extra Brut

Después de casi 11 años de paciente espera, la puesta de largo de este cava de la añada del 2005 tenía que ser en un lugar de excepción, en un marco incomparable como fue la terraza trasera de la Fundació Joan Miró, con vistas impagables de Barcelona. Y así cuando los últimos rayos de sol se despedían de la Ciudad Condal se presentó el cava Roger Goulart 2005 Gran Reserva Extra Brut. En la cata improvisada por el enólogo y degustación de estas botellas, se pudo comprobar que todavía tenía recorrido. Visualmente tenía un color amarillo pálido y con abundantes burbujas finas. En nariz aromas a los frutos secos, a membrillo y a corteza de pan. En boca la acidez está marcada que le da fuerzas para aguantar aún más. También notas tostadas y de frutas carnosas.

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados.

Cava Recaredo en el periódico francés Le Monde

www.bloghedonista.com

Turó d’en Mota 2003. Foto gentileza de Recaredo

Recientemente el periódico galo Le Monde, de reconocido prestigio internacional, publicó en su edición impresa en papel el pasado 12 de Junio de los corrientes, un sugerente artículo con el título de Le Domaine Recaredo réfait petiller le cava (rehace burbujear el cava) obra de la pluma de la corresponsal Sandrine Morel. Un escrito como éste es como poner una pica en Flandes, o más apropiado todavía, es como ponerla en la parisina Bastilla en nombre de la D.O. Cava en general y de la bodega Recaredo en particular. Es todo un reconocimiento a la labor de esta empresa cavista y sitúa sus vinos espumosos a la altura del selecto y exclusivo grupo de los mejores caldos elaborados según el método tradicional.

El elenco de elogios ha sido generoso, en especial para su producto estrella Turó d’en Mota calificándolo como lo mejor del cava. Ha resumido con claridad el ideario de la familia Mata y su equipo, por extraer lo mejor de la tierra y conseguir un producto con carácter, que define el terroir a partir de la uva xarel.lo como signo de identidad, basándose en el respeto por la naturaleza y enarbolando la bandera de la agricultura biodinámica como señal inequívoca de la filosofía de esta empresa comprometida con la tierra. Detalles que no son baladí como el compromiso por seguir usando el tapón de corcho natural para no ser contradicción con el ideario ecológico de la bodega y también para que no pierda juventud el producto a pesar del inexorable paso del tiempo y soportar por tanto con mucha dignidad la oxidación propia de su larga época de crianza. La convicción en seguir con el sistema artesano de degüelle manual sin congelar en la serenidad de la cava para la eliminación de las levaduras después de varias semanas en los pupitres, tal como obliga el método tradicional sin provocar en el cava un estrés innecesario de cambio brusco de temperatura y sus nefastas consecuencias.

La frase que define el leitmotiv de esta ejemplar cava familiar son las de su director Ton Mata: «es importante no pedir a la tierra producir más de lo que puede».

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados.

A %d blogueros les gusta esto: