Roger Goulart 2005 Gran Reserva Extra Brut

Contra estereotipos y cánones preestablecidos hay una nueva corriente de bodegueros y enólogos que apuestan, que arriesgan por llevar sus productos hasta situaciones que nadie hasta ahora se había atrevido. Contra la creencia popular de que el cava se tenía que beber pronto, que se estropeaba decían algunos, y otros clarividentes sentenciaban que el cava no podía envejecer, la decisión de Cavas Roger Goulart era apostar por la larga crianza, apartando una parte muy seleccionada de su vendimia del 2005 y estudiar su evolución.

www.bloghedonista.com

Roger Goulart 2005 Gran Reserva Extra Brut

La bodega está situada en el corazón del Penedés, en Sant Esteve Sesrovires, y deben su nombre a la masía que acoge a la bodega, Can Goulart, que data de los albores del siglo XVIII. Después de seguir a conciencia el ciclo natural de la viña y de mimar sus granos de uva, vendimian para pasar a elaborar según el método tradicional, con una segunda fermentación en botella y posterior crianza sobre sus propias lías en el subterráneo a 30 metros de profundidad.

www.bloghedonista.com

Surtido de sushi para maridar con cava Roger Goulart 2005 Gran Reserva Extra Brut

Después de casi 11 años de paciente espera, la puesta de largo de este cava de la añada del 2005 tenía que ser en un lugar de excepción, en un marco incomparable como fue la terraza trasera de la Fundació Joan Miró, con vistas impagables de Barcelona. Y así cuando los últimos rayos de sol se despedían de la Ciudad Condal se presentó el cava Roger Goulart 2005 Gran Reserva Extra Brut. En la cata improvisada por el enólogo y degustación de estas botellas, se pudo comprobar que todavía tenía recorrido. Visualmente tenía un color amarillo pálido y con abundantes burbujas finas. En nariz aromas a los frutos secos, a membrillo y a corteza de pan. En boca la acidez está marcada que le da fuerzas para aguantar aún más. También notas tostadas y de frutas carnosas.

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados.

Cava Recaredo en el periódico francés Le Monde

www.bloghedonista.com

Turó d’en Mota 2003. Foto gentileza de Recaredo

Recientemente el periódico galo Le Monde, de reconocido prestigio internacional, publicó en su edición impresa en papel el pasado 12 de Junio de los corrientes, un sugerente artículo con el título de Le Domaine Recaredo réfait petiller le cava (rehace burbujear el cava) obra de la pluma de la corresponsal Sandrine Morel. Un escrito como éste es como poner una pica en Flandes, o más apropiado todavía, es como ponerla en la parisina Bastilla en nombre de la D.O. Cava en general y de la bodega Recaredo en particular. Es todo un reconocimiento a la labor de esta empresa cavista y sitúa sus vinos espumosos a la altura del selecto y exclusivo grupo de los mejores caldos elaborados según el método tradicional.

El elenco de elogios ha sido generoso, en especial para su producto estrella Turó d’en Mota calificándolo como lo mejor del cava. Ha resumido con claridad el ideario de la familia Mata y su equipo, por extraer lo mejor de la tierra y conseguir un producto con carácter, que define el terroir a partir de la uva xarel.lo como signo de identidad, basándose en el respeto por la naturaleza y enarbolando la bandera de la agricultura biodinámica como señal inequívoca de la filosofía de esta empresa comprometida con la tierra. Detalles que no son baladí como el compromiso por seguir usando el tapón de corcho natural para no ser contradicción con el ideario ecológico de la bodega y también para que no pierda juventud el producto a pesar del inexorable paso del tiempo y soportar por tanto con mucha dignidad la oxidación propia de su larga época de crianza. La convicción en seguir con el sistema artesano de degüelle manual sin congelar en la serenidad de la cava para la eliminación de las levaduras después de varias semanas en los pupitres, tal como obliga el método tradicional sin provocar en el cava un estrés innecesario de cambio brusco de temperatura y sus nefastas consecuencias.

La frase que define el leitmotiv de esta ejemplar cava familiar son las de su director Ton Mata: «es importante no pedir a la tierra producir más de lo que puede».

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados.

Salón del Cava Premium en Madrid

El pasado lunes, 8 de Junio, se celebró, en un enclave de excepción como es el madrileño restaurante de Pedro Larumbe del Paseo de la Castellana, 38, el Salón Cava Premium, organizado por el Consejo Regulador del Cava. Una gran afluencia de público se congregó en este escenario que es todo un referente en la Villa de Madrid. Se dieron cita profesionales de la restauración y de tiendas especializadas así como diferentes medios de comunicación con ansias de conocer las últimas novedades sobre el mundo del cava y de escuchar a 3 primeros espadas de la escena cavista: Pedro Bonet del mencionado Consejo Regulador del Cava, Jaume Gramona del Institut del Cava y Pere Guilera de PimeCava. Los objetivos que se quisieron transmitir a todos los asistentes era muy claro: apostar por las bondades y exquisitez de los Cavas Premium, Reserva y Gran Reserva -que nada tienen que envidiar a los grandes del champán– por la camaleónica adaptabilidad a los diferentes platos a maridar, como producto diferenciado consecuencia de una natural evolución y madurez de las bodegas productoras, y para situarlos estratégicamente entre los mejores vinos espumosos del mundo como avalan los reconocimientos internacionales que se van consiguiendo año tras año.

Entre las 35 empresas elaboradoras, con 150 marcas de cava Reserva y Gran Reserva, estaban entre otros, el viticultor y enólogo Enric Carbó de Blancher, con su Cava Gran Reserva, elaborado desde 1960 en una bodega subterránea del siglo XIX, que le dan a este crianza de 30 meses junto con el licor de expedición – fruto de una fórmula secreta familiar- su particular aroma que llega hasta nuestro interior y nos evoca recuerdos de adolescencia, de atardeceres bucólicos al final del estío. Un cava con personalidad que es todo un placer beberlo.

FullSizeRender (19)

Otro cava de terrer o de terroir que dirían los galos- y que nos sumerge en esta alegría para los sentidos es el reserva de la familia Castellroig. Este vino espumoso de la Vall del Bitlles nos sumerge en ese paisaje mediterráneo, cálido en verano y de inviernos templados, pero a veces enérgico en sus lluvias torrenciales de otoño como sino hubiera un mañana, entregándonos en cada sorbo ese panorama que lo ve nacer, dónde sólo con uva xarel.lo y la tierra dibujada cada año en su interior, se elabora este lujo para nuestro goce y disfrute.

Después de esta maravillosa experiencia, con el descubrimiento de dos extraordinarios cavas -gracias a alguna azarosa y afortunada conjunción de planetas- nos llevamos todo el sabor del terrer que los vió crecer y nos emplazamos a los siguientes salones de cava Premium. Mientras seguimos soñando que caminamos entre vides bajo la matizada luz del Mediterráneo, esa misma luminosidad que tan bien nos cantó el cantautor catalán Joan Manel Serrat, él mismo que nos descubrió los emotivos poemas obra de nuestro gran poeta andaluz Antonio Machado, que bien podrían acompañar sus versos en una degustación de estos cavas en buena compañía.

Con la colaboración de Rosa Peñuelas

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados

A %d blogueros les gusta esto: