Joselito Eats 100% natural para disfrutar comiendo en casa y 0% complicaciones

Welling­ton de lomo Joseli­to y Cro­que­tas de chori­zo Joseli­to, de Joseli­to Eats 100% nat­ur­al, para comen­zar el año siem­pre es una exce­lente opción. Declar­a­do Mejor Jamón del Mun­do, amplia su ofer­ta gas­tronómi­ca con un elen­co de platos prepara­dos para que sola­mente ten­gas que calen­tar en casa, añadirle tu toque per­son­al, abrir esa botel­la espe­cial que llevas tiem­po bus­can­do una excusa para abrir y dis­fru­tar de la bue­na com­pañía para crear una situación mág­i­ca y única.

wellington de lomo Joselito, croquetas de chorizo ibérico, cava Juvé & Camps, copa de cava, tenedor, cuchillo, servilleta
Joseli­to Eats 100% nat­ur­al y 0% complicaciones

Joselito Eats la solución para comer bien y natural sin complicaciones

Y Joseli­to fiel a su com­pro­miso de cal­i­dad en elab­o­rar pro­duc­tos 100% nat­u­rales, sin adi­tivos, y por supuesto sin com­pli­ca­ciones, ha crea­do esta línea de Joseli­to Eats para que com­er bien no sig­nifique que sea difi­cul­toso, y mucho menos pasar largas horas en la cocina. 

Joseli­to Eats 100% nat­ur­al y sin adi­tivos está com­puesto por los sigu­ientes productos:

  • Welling­ton de lomo Joselito.
  • Cro­que­tas de jamón Joselito.
  • Cro­que­tas de chori­zo Joselito. 
  • Empanadil­las de aban­i­co Joselito.
  • Medal­lones de solomil­lo Joseli­to reboza­dos al curry.
  • Ham­bur­gue­sa de lomo Joselito.
  • Albóndi­gas de aban­i­co Joseli­to con sal­sa de azafrán.
  • Esto­fa­do de cabeza­da Joselito.
Wellington de lomo Joselito, caja de Joselito Eats
Welling­ton de lomo Joselito

El Welling­ton de lomo Joseli­to está prepara­do con una cru­jiente y fina capa de hojal­dre al esti­lo francés, que recubre el lomo Joseli­to, autén­ti­co pro­tag­o­nista de este pro­duc­to. Instruc­ciones de preparación muy fáciles en la caja de col­or rojo, el col­or iden­ti­fica­ti­vo de la mar­ca Joseli­to. Además códi­go QR para visu­alizar la vide­o­re­c­eta, y sim­páti­co códi­go de bar­ras con for­ma de cerdito.

croquetas de chorizo Joselito, caja de Joselito Eats,
Cro­que­tas de chori­zo Joselito

Las cro­que­tas de chori­zo Joseli­to se preparan con una ele­gante bechamel que las hacen muy cre­mosas y melosas en su inte­ri­or, tru­fa­da de pequeños tacos de chori­zo. Su exte­ri­or cru­jiente de pan ral­la­do, le apor­ta ese con­traste de tex­turas esper­a­do en una cro­que­ta de niv­el. En caja roja, con códi­go QR para acced­er a la vide­o­re­c­eta y el mis­mo cerdi­to que es en real­i­dad un códi­go de barras.

Para saber más sobre resto de pro­duc­tos Joseli­to entra en su web Joseli­to Eats está disponible para pro­fe­sion­ales y par­tic­u­lares en la tien­da online de Joseli­to en El Corte Inglés y en Joseli­to’s Velázquez de Madrid. 

© 2021 José María Toro. All rights reserved

Longaniza Joselito, la tentación en el plato

Los pro­duc­tos Joseli­to se dis­tinguen por ser nat­u­rales, sin col­orantes ni con­ser­vantes, ya que bus­can los mejores ter­renos (sin con­t­a­m­i­nación en el sue­lo) donde puedan com­er los cer­dos que crían y con el aire más puro de toda Europa (y no son lo país­es nórdi­cos como creeríamos ráp­i­da­mente, sino en la dehe­sa de Extremadura).

Por todo lo ante­ri­or, la Lon­ga­ni­za Joseli­to sola­mente se elab­o­ra con la carne pic­a­da de sus exclu­sivos y mima­dos cer­dos, se le añade sal mari­na, pimen­tón, ajo y azú­car para con­seguir esta pieza tan úni­ca como adic­ti­va. Es un pro­duc­to sin gluten, ni lac­tosa. Se tra­ta de un embu­ti­do semi­cu­ra­do de aprox­i­mada­mente un mes en secaderos nat­u­rales, muy pare­ci­do al chori­zo vela. En el corte se apre­cia un pic­a­do fino y col­oración bril­lante propia de la infil­tración de la grasa en los mús­cu­los del cer­do cri­a­do en extensivo.

Es un embu­ti­do via­jero que acom­pañó en sus aven­turas a nave­g­antes y explo­radores tan­to españoles como por­tugue­ses por todo el mun­do, de tal for­ma que donde llegó, tri­un­fó y se adap­tó a los gus­tos y posi­bil­i­dades del lugar, encon­trán­dose en lugares tan lejanos como Améri­ca Lati­na, Esta­dos Unidos, Fil­ip­inas, y en las antiguas colo­nias de habla lusa como Brasil o que estu­vieron bajo su influ­en­cia como Macao o Goa.

De ven­ta en la tien­da online de Jamón Joseli­to y se envía en paque­te de 3 piezas de 350 gramos aproximadamente.

Rec­eta de lente­jas esto­fadas para 6 per­sonas con Ther­momix acom­pañadas de Lon­ga­ni­za Joselito

Lentejas estofadas con Longaniza Joselito

Lente­jas esto­fadas con Lon­ga­ni­za Joselito

 

Ingre­di­entes

  • 350 gramos de lentejas
  • 1 cuchara­da de pimentón
  • 50 gramos de aceite de oli­va vir­gen extra
  • Sal
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gramos de cebol­la troceada
  • 1 hoja de laurel
  • 750 milil­itros de agua
  • Lon­ga­ni­za Joselito

Preparación. 

Tiem­po aprox­i­ma­do de la elab­o­ración de 35 minutos

  1. Pon­er las lente­jas en remo­jo la noche ante­ri­or o mín­i­mo dos horas antes de su preparación.
  2. Sacar las lente­jas del agua del remo­jo, lavar­las y escur­rir­las. Vert­er­las en el vaso de la Thermomix.
  3. Agre­gar todos los ingre­di­entes restantes, finalizar con el agua y pro­gra­mar 30 min­u­tos, 100º, giro a la izquier­da, veloci­dad cuchara.
  4. Com­pro­bar que las lente­jas estén tier­nas, de no ser así, pro­gra­mar unos cuan­tos min­u­tos más a la mis­ma tem­per­atu­ra y velocidad.
  5. Añadir más agua si se desea más cal­doso, rec­ti­ficar el pun­to de la sal al gus­to y dejar reposar unos minutos.
  6. Cor­tar 3 roda­jas de la Lon­ga­ni­za Joseli­to, del grosor de medio dedo, por comen­sal, y calen­tar suave­mente en una sartén, después colo­car sobre cada pla­to de lente­jas y a disfrutar.

 

 

 

Jamón a story of essence, el documental sobre Jamón Joselito

Ser declar­a­do el “Mejor Jamón del Mun­do” es todo un hon­or y un orgul­lo, un reconocimien­to gen­er­al al tra­ba­jo bien hecho, pero tam­bién una gran respon­s­abil­i­dad. A par­tir de ese momen­to se adquieren implíci­ta­mente una serie de com­pro­misos: primero con uno mis­mo, en segun­do lugar con la famil­ia, con los antepasa­dos que ini­cia­ron este via­je hace algo más de 150 años, por 1868, y con las gen­era­ciones venideras para que con­tinúen este lega­do de 6 gen­era­ciones. Con la empre­sa y los tra­ba­jadores man­te­nien­do los puestos de tra­ba­jo y para evi­tar la deser­ti­zación humana en un para­je de gran riqueza. Con el medio ambi­ente por respeto a la dehe­sa que es un espa­cio úni­co en el mun­do y que hay que cuidar­lo. Y por supuesto, con los clientes porque ellos esper­an la más alta cal­i­dad año tras año. El Jamón Joseli­to se ha posi­ciona­do entre los ali­men­tos más gourmets del plan­e­ta codeán­dose con el caviar y la tru­fa blan­ca por tan­to hay que seguir tra­ba­jan­do para no perder ese lugar gastronómico.

IMG_1245

 

“Jamón, a sto­ry of essence”, el doc­u­men­tal galar­don­a­do en el Fes­ti­val de Mála­ga en la sec­ción Cin­e­ma Coci­na, vision­able en stream­ing en Ama­zon Prime, es una oda, un hom­e­na­je al cer­do Joseli­to. Vibrante esce­nas con unas imá­genes cert­eras comen­zan­do en la noche de los tiem­pos y final­izan­do en una noche actu­al de mon­tan­era cuan­do el cer­do Joseli­to es el ser más feliz sobre la tier­ra. Planos direc­tos de las per­sonas que están detrás como Juan Luis Gómez que dirige las dehe­sas y los ani­males y José Gómez que fue el que se com­pro­metió por la inter­na­cional­ización. Actual­mente se puede dis­fru­tar del Jamón Joseli­to en Har­rods de Lon­dres y Peck de Milán, entre otros grandes tem­p­los de la gas­tronomía que son ref­er­entes mundiales.

Monól­o­gos muy per­son­ales donde los pro­tag­o­nistas, actores impro­visa­dos para este galar­don­a­do doc­u­men­tal, impli­ca­dos en el éxi­to del Jamón Joseli­to expli­can, al rit­mo de la BSO, su papel en esta ref­er­en­cia mundi­al. Esce­nas del cam­po con los cer­dos Joseli­to cor­rien­do a sus anchas se alter­nan con otras domés­ti­cas des­de una per­spec­ti­va intimista jugan­do a los claroscuros, con su car­ga de drama­tismo inclu­i­da, para acer­car la cámara a los intér­pretes has­ta el pun­to que refle­je con exac­ti­tud la expe­ri­en­cia, y esa mar­ca que deja inex­orable­mente el tiem­po como son las líneas de expre­sión de la cara, con miradas sen­cil­las y humildes, capaces de haber enten­di­do el tiem­po que les tocó vivir y brin­dan­do copas en alto por un gran futuro, con ese com­pro­miso por respetar ese espa­cio úni­co que es la dehe­sa y que el des­ti­no les ha deja­do,“no en propiedad sino como admin­istradores”, como dice en algún momen­to del doc­u­men­tal, Juan Luis Gómez, quin­ta gen­eración. Sabia frase que acen­túa aún más la gran respon­s­abil­i­dad que asumen. Cuan­do todo el mun­do apos­ta­ba por la indus­tri­al­ización y por la emi­gración ellos, de for­ma vision­ar­ia, vieron una gran opor­tu­nidad por una tier­ra y un cielo libre de con­t­a­m­i­nación. El tiem­po les ha dado la razón. Hoy Jamón Joseli­to es un pro­duc­to de cul­to en todo el mun­do.

En el doc­u­men­tal apare­cen, en for­ma de cameo, dos chefs que se hacen eco de la pasión Joseli­to: el sabor. Por un lado, Mas­si­m­il­iano Ala­j­mo que con sus tres estrel­las de la famosa guía roja france­sa en Le Calan­dre de Sarme­o­la de Rubano, y que le con­vir­tió en el más joven cuo­co con tan alta dis­tin­ción, rein­vin­di­ca la sen­cillez para poder entrar en sin­tonía con cada per­sona”. El doc­u­men­tal via­ja con Ala­j­mo por los canales vene­cianos has­ta deten­erse en el incom­pa­ra­ble mar­co de su otro restau­rante situ­a­do en la Piaz­za di San Mar­co de la Serenísi­ma Repúbli­ca, donde otro­ra Canalet­to dibu­ja­ba min­u­ciosas vedu­tas (vis­tas gen­erales urbanas muy típi­cas del Set­te­cen­to ital­iano) para los jóvenes nobles del Grand Tour, hoy este joven cuo­co dibu­ja platos con Jamón Joseli­to como pro­tag­o­nista. Por su parte Johnie Boer, tam­bién triestrel­la­do por Miche­lin en su restau­rante De Lib­ri­je en Zwolle (Holan­da), es un incans­able bus­cador de plan­tas en los cam­pos alrede­dor de su restau­rante, una antigua prisión, que le aporten esa seña de iden­ti­dad y sin­gu­lar­i­dad a sus platos y define que para él coci­nar es jugar con los sen­ti­dos del comen­sal”.

Doc­u­men­tal dirigi­do por el ital­iano Alessan­dro Pug­no, reconoce en pal­abras tex­tuales que  “a lo largo de la sor­pren­dete expe­ri­en­cia que ha sido rodar el doc­u­men­tal, me he dado cuen­ta que el jamón ibéri­co no es carne, sino un con­cep­to”. Este cineas­ta que a su vez filó­so­fo, fotográ­fo y poeta, ya fue pre­mi­a­do con la Biz­na­ga de Pla­ta del Fes­ti­val de Mála­ga por su doc­u­men­tal “A la som­bra de la cruz”.

El preestreno tuvo lugar el pasa­do 23 de mayo en la ter­raza del Teatro Real de Madrid.

Más infor­ma­ción en la web de Jamón Joseli­to

Enlace del doc­u­men­tal en Ama­zon Prime

Trail­er en el sigu­iente enlace YouTube

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

A %d blogueros les gusta esto: