Las nuevas añadas de los vinos de la colección Antología Miquel Torres. Los vinos más emblemáticos de la Familia Torres

Familia Torres, que desde hace 150 años elabora vinos de gran reconocimiento nacional e internacional, presentó a prensa especializada el pasado 21 de septiembre, las nuevas añadas de los vinos más icónicos de esta bodega familiar.

Loa cinco vinos de la colección Antología Miguel Torres

Los vinos que componen esta selecta colección Antología Miguel Torres del 2020 son: Milmanda 2017, Mas La Plana 2016, Reserva Real 2016, Grans Muralles 2016 y la nueva incorporación a esta exclusiva selección de Mas de la Rosa 2017. Estos vinos se caracterizan por su elaboración cuidada, procedentes de viñas ecológicas y con una personalidad propia que representa al territorio, el paisaje al cual pertenecen y a la uva que ha servido de base.

Miquel Torres Maczassek es la quinta generación de Familia Torres que cumple 150 años en este 2020

Miquel Torres Maczassek hablando en la presenteación
Miquel Torres Maczassek

Miquel Torres Maczassek, quinta generación de Familia Torres que cumple 150 años en este 2020, fue el encargado de explicar uno a uno los vinos de la colección Antología, y lo que representan cada uno de ellos para la Familia Torres, y que se resumen en sus palabras: «son vinos nacidos en viñas singulares, fincas históricas o elaborados con variedades recuperadas”. A su lado estuvo acompañado de Josep Sabarich, director técnico, que se encargó de detallar las características tanto de las uvas, del suelo y de la climatología de los años en cuestión. Elementos que dan carácter a cada uno de los vinos porque cada año es diferente al otro.

Josep Sabarich explicando las características técnicas de los vinos Antología Miguel Torres
Josep Sabarich

Los vinos de la Conca de Barberà

Milmanda 2017 en la DO Conca de Barberà está ligada a la recuperación del castillo de Milmanda por Familia Torres, ya que formó parte en la Edad Media de la ruta de castillos que servían de cobijo a los cristianos en los tiempos de la Reconquista. Se cultiva la uva chardonnay en suelo de carbonato cálcico con gran capacidad para retener agua, y que por ser frescos suavizan los rigores calurosos del clima mediterráneo.

Grans Muralles 2016 de la DO Conca de Barberà, se elabora a partir de las uvas garnacha, cariñena, monastrell, y las variedades recuperadas garró y querol. El nombre de este vino hace referencia a las murallas que protegían el Monasterio de Poblet de las guerras y mercenarios de épocas pretéritas. En la actualidad se pueden apreciar ese gran muro junto a las viñas de Familia Torres como recuerdo de su pasado defensivo. Grans Muralles 2016 está situado entre los 50 mejores vinos del mundo según los premios Decanter con 97 puntos. Revalida por segundo año consecutivo el título de «Best in Show» en el mayor certamen internacional de vinos y que se ha celebrado en la capital del Támesis. Es uno de los 4 vinos españoles en conseguir la máxima distinción entre las 16.500 referencias de todo el mundo. 

Los vinos más emblemáticos en el Penedès

Mas La Plana 2016 en la DO Penedès es un monovarietal de cabernet sauvignon. Su vino antecesor Gran Coronas Etiqueta Negra 1970 supuso poner una pica en Flandes, mejor dicho en París, ya que en las Olimpiadas del vino de 1979 celebradas en la capital del Sena, constituyó un antes y un después al conseguir imponerse al resto de vinos galos que competían en este prestigioso concurso organizado por la revista Gault Millau, destruyendo el mito imperante de la época de que la uva cabernet sauvignon solamente se desarrollaba correctamente en Burdeos. En la finca que se cultiva este vino maravilloso se están realizando acciones para aumentar la biodiversitad con un corredor biológico, cubierta vegetal, insectario, tractor eléctrico, labranza a caballo, zona para las tan beneficiosas abejas, etc. Este vino pasa por barricas de roble francés nuevas durante 18 meses.

Reserva Real 2016 de la DO Penedès. Se elabora con los mejores racimos de cabernet sauvignon, cabernet franc y merlot de la viña Les Arnes que son solamente 4 hectáreas. Este exclusivo vino nació en 1995 coincidiendo con la visita real a la bodega coincidiendo con el 125 aniversario.

El vino icono del Priorat

Mas de la Rosa 2017 de la DOQ Priorat. Se elabora con las uvas cariñena y garnacha procedente de una histórica finca en Porrera, recientemente propiedad de la Familia Torres. Viñas con más de 80 años plantadas en solamente 1,86 hectáreas hace que sea un vino de edición muy limitada. Se conserva dentro de la finca la casa dónde se hacía el vino antiguamente.

Proyectos y objetivos

Tras la presentación el Sr. Miquel Torres explicó los nuevos proyectos de la bodega como plantar viña en El Tossal, en la zona más alta del Priorat porque han encontrado vestigios de que aquí se hacía vino antiguamente. Los objetivos para la próxima década son la reducción de un 55% de la emsiones de CO2 por botella con respecto al 2008, colaborando con los proveedores para que sigan este camino, instalación de fotovoltaica, caldera de biomasa, arquitectura bioclimática, mejora del aislamiento y la eficiencia energética, proyecto de reforestación, etc. Objetivos muy ambiciosos pero que son posibles, si queremos conseguir un mundo mucho más sostenible.

Familia Torres es miembro de la exclusiva asociación Primum Familiae, formada por 12 familias de viticultores que llevan más de 100 años elaborando prestigiosos vinos. Además es la fundadora de la International Wineries for Climate Action, fomentando la pedagogía de la descarbonización del sector.

Más información de Familia Torres en su web https://www.torres.es/es/somos/la-familia

.

Jean Leon Xarel.lo 2019 de la gama Nativa, es la última incorporación a la bodega que rinde tributo a la historia de su fundador

La bodega Jean Leon ha creado Nativa, una nueva gama de vinos elaborada con variedades autóctonas catalanas,. Esta colección se estrena con Jean Leon Xarel.lo 2019, un monovarietal de la uva que le da nombre, y que sin duda es la que mejor representa el carácter del Penedès, para conseguir un vino fresco y joven pero con mucho aroma, todo un tributo a la tierra que eligió su fundador en los años sesenta del siglo XX para elaborar su propio vino.

JEAN LEON_Xarel.lo_2019_Gama Nativa

Fotografía gentileza de Jean Leon

 

Nota de cata

  • visual: color amarillo brillante con ribete verdoso.
  • nariz: aromas cítricos, de hinojo y nuez moscada para dejar sentir de fondo a fruta blanca.
  • boca: su elegante acidez nos da frescura en toda la boca. Por su crianza en lías finas nos aporta un final suave y endulzado por el volumen y la untosidad.

Maridaje

Este vino de producción ecológica certificada está pensado para acompañar ensaladas, «xató», arroces, verduras asadas, quesos, carnes blancas y platos orientales.

Etiqueta

Botella de color verde con etiqueta serigrafiada de 4 baldosas catalanas, donde están representadas en las esquinas motivos vegetales y en el centro de cada una de ella, una estrella de 8 puntas que representa a la rosa de los vientos con sus cuatro rumbos laterales. Viene a representar la importancia de la fuerza del dios Eolo y la climatología para la viticultura. Este azulejo está fechado entre los siglos XVII y XIX, coincidiendo en el tiempo con la expansión del viñedo y la comercialización de los vinos en el Penedès.

La historia de Jean Leon

Una historia emocionante y de película, la de Jean Leon, un visionario de su tiempo, hecho a sí mismo, y todo un ejemplo de lucha continúa ante la adversidad, que como ave fénix se levantaba de sus propias cenizas, y que confirma que el sueño americano se cumple. Una existencia que bien se podría incluir en el catálogo de «Vidas ejemplares» para leer y aprender.

Jean Leon, o mejor dicho, Ángel Ceferino Carrión, así es como lo bautizaron en Santander en 1928, conoció desde muy pequeño la tragedia y el tener que reinventarse continuamente. Su ciudad de nacimiento quemada por un desvastador incendio, la dramática muerte de su padre y de su hermano mayor cuando apenas tenía 13 años, la huida a Francia para evitar su incorporación al servicio militar obligatorio, siendo declarado prófugo en nuestro país. Sus 7 intentos fallidos de marcharse de Francia como polizón en barco dirección Guatemala, y cuando lo consigue a la octava vez el barco no llega a ese país centroamericano sino a Estados Unidos. Escondido por el barco lo acaba descubriendo un marinero negro que le da de comer y además le enseña palabras en inglés, convirtiéndose en su ángel de la guarda durante toda la travesía. Una vez en la ciudad de los rascacielos entra a trabajar como fregaplatos en el bar de un pariente de su padre, trabaja pluriempleado como taxista con la licencia 3055 (número que dará nombre a uno de sus renombrados vinos), una vez le roban su documentación aprovecha y decide inscribirse en USA con el nombre de Justo Ramón León, y que más tarde lo convirtió en Jean Leon . Un cúmulo de vicisitudes más y por fin una alienación de planetas, una de esas conjunciones mágicas que hay que aprovechar sí o sí, hizo que su destino cambiara de tercio y conociera a Sinatra, y a James Dean con quién se asoció para abrir un restaurante hasta que el accidente de coche truncó la carrera del actor protagonista de la película Al este del Edén. Finalmente se decidió a abrir La Scala por su cuenta. Muy buena cocina italiana, mucha discreción, y una buena bodega de vinos lo convirtió en el epicentro de Hollywood, el lugar donde ver y ser visto, donde todas las estrellas de la época querían ir a cenar.

Pero para un restaurante de campanillas como el suyo faltaba tener su propio vino, y en esta labor se puso en 1962 hasta que encontró en el Penedès 150 hectáreas dónde sustituyó las cepas autóctonas y les injertó variedades de cabernet sauvignon, cabernet franc y chardonnay. En 1963 plantó las cepas del viñedo «La Scala» con el mismo nombre que su restaurante californiano. En 1967 le llegó el turno a las cepas de chardonnay en el viñedo denominado «Vinya Gigi», y en 1968 plantó en la «Vinya Le Havre». En 1969 llegó la primera cosecha de cabernet sauvignon en «La Scala» convirtiéndose de esta manera en la primera cosecha de esta uva en España y que una vez convertido en reserva se sirvió íntegramente en el restaurante La Scala de Santa Mónica Boulevard. A partir de aquí fue consiguiendo grandes reconocimientos en el mundo vinícola. Otro infortunio, esta vez de salud, en 1994 con un diagnóstico de cáncer avanzado le vino a agriar toda su alegría. Consciente de su fatal destino pasó su legado a la Familia Torres como digno seguidor de su filosofía.

Jean Leon en la actualidad

Desde el 2010 está dirigida la bodega por Mireia Torres y ha conseguido que tenga el primer reconocimiento de «Vino de Finca» en el Penedès a 4 de sus vinos. Se trata de la máxima distinción concedida por la Generalitat de Catalunya a vinos procedentes de un único viñedo, de un tipo de suelo concreto y microclima para conseguir la máxima expresión. Todos los vinos tienen la certificación de orgánicos desde el año 2012. Actualmente exportan a 40 países.

Más información en la web de Jean Leon y para comprar este vino en la tienda online sin gastos de envío hasta el próximo 29 de marzo de 2020 introduciendo el código ENVIOGRATIS

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Experiencia Penedès, 2.700 años de historia vinícola en la DO Penedès

A menos de media hora de Barcelona se encuentra la D.O. Penedès que puede presumir de 2.700 años de historia. Los últimos descubrimientos arqueológicos en la «Font de la Canya» se han encontrado restos de semillas de uva, que demuestra que los habitantes de esta zona ya hacían vino en esta época, así como vasija griega, inequívoca señal, para beberlo. Este yacimiento, la «Font de la Canya» era un depósito de almacenamiento de cereales, de vino y de metales. Su proximidad  a esa carretera romana conocida como la Vía Augusta y que coincide su recorrido con nuestras actuales líneas ferroviarias y autopistas, nos hace imaginar en un potente asentamiento de productores y comerciantes.

Experiencia Penedès

Experiencia Penedès. En las viñas de Albet i Noya

 

Remontándonos más atrás en el tiempo, a una época muy pretérita, en la que esta depresión que se conoce actualmente como el Penedès estuvo ocupada por el mar, y que posteriormente se retiró hasta tal como la conocemos actualmente, dejaron su impronta en el terreno y después de millones de años podemos encontrar notas yodadas y salinas en los vinos que se elaboran con la uva aquí cultivada. Como muestra de esta aseveración, se han encontrado restos marinos como fósiles de ostras, bivalvos, diente de un tiburón, etc. que nos hablan de su pasado como mar.

Sant Martí Sarroca

Sant Martí Sarroca

 

Volviendo a un tiempo más reciente, ya de nuestra era cristiana se han encontrado documentos escritos del siglo X que hablan sobre la viticultura en esta zona del Penedès. Y ya en nuestro momento actual, y como consecuencia del crecimiento de 3 grandes bodegas de esta DO Penedès ha motivado la creación de dos DO independientes: la DO Cava y la DO Catalunya. Ya se está pensando, a similitud del modelo francés, en distinguir las diferentes subzonas que conforman este territorio. También esta DO está trabajando por dar a conocer toda la idosincraria de esta zona fomentando el enoturismo con visitas guiadas a bodegas y a entornos culturales de la zona. También el empeño por recuperar uvas autóctonas como forma urgente de adaptarse a las desastrosas e imparables consecuencias del cambio climático.

Bodegas vistitadas:

  • Sumarroca. La bodega situada más al norte de la DO casi tocando a la montaña de Montserrat y en el inicio del valle del Penedès. No tienen historia de vinicultores ya que se trata de la primera generación la encargada de su gestión. La finca y la casa que es la sede, un antiguo molino de papel, se compró en los años «80» del siglo pasado, dedicándose en un primer momento al cultivo de árboles frutales, pasando más tarde a la vid y un pionero en la plantación de variedades foráneas. Desde el 2018 tienen la certificación de ecológico. Apuestan por la sostenibilidad y con los restos de la viña hacen su propio compost para añadirlo a la tierra. Actualmente están haciendo vinos y cavas de finca: Molí Coloma, Sumarroca y Heretat Sabartés. Este año han probado a elaborar vino en tinajas. Gestionan también la Boella, una gran finca olivarera ejemplo de modernización con la mecanización para evitar la oxidación, asociado a los Grandes Pagos del Olivar. Cata de vinos de la bodega: Utòpic 2015, 2 CV 2018 es un vino ecológico con una mínima intervención y se podría calificar de ancestral, es un homenaje a ese tiempo en el que el parcero recibía una viña y 2 caballos para trabajarla. Bòria 2015 es un vino de parcela.

Sumarroca

Sumarroca

 

Vinos de Sumarroca

Vinos de Sumarroca

 

  • Familia Torres. Es todo un ejemplo de bodega con sus compromisos medioambientales, ya han promovido la energía solar fotovoltaica y geotermia en sus instalaciones para uso propio, vehículos eléctricos, recogida de agua de lluvia en una gran balsa de 11MM de litros y la depuración de aguas, respeto por la biodiversidad de los fauna que habita alrededor de los viñedos, recuperación de variedades de uva ancestrales desde hace 30 años, así como el compostaje de todos los residuos orgánicos de la viña y ahora dan un paso más allá, al marcarse dentro de los objetivos de la empresa para los próximos años de la disminución de la huella energética, es decir quieren reducir un 28% de la emisión de CO2 por botella. Además colaboran con su proveedores en esta disminución como ayuda necesaria para la consecución de sus logros. La bodega Waltraud está diseñada por un arquitecto especializado en construcción ecológica que mira hacia dentro de la tierra. Cata de vinos ancestrales a partir de la recuperada variedad forcada: Forcada 2015, 2016 y 2017.

Familia Torres

Familia Torres

 

Familia Torres

Familia Torres

 

Familia Torres

Familia Torres

 

  • Domènech Vidal. Está bodega está formada por 450 viticultores y desde la empresa están abogando por crear sentimiento de marca a partir de darles visibilidad y cara a cada uno de ellos. El diseño de la etiqueta de la gama de sus vinos Cultivare se formó a partir de los movimientos de bailarines y de las ramas de sarmiento atadas a rotuladores y de su balanceo crear líneas nacidas libremente. Cata de Cultivare blanco y tinto.

Doménech Vidal

Domènech Vidal

 

  • Albet i Noya. Esta bodega pionera en el cultivo ecológico se visitó para descubrir como está recuperando los muros de piedra seca en las laderas de las colinas, como forma eficaz para evitar el deslizamiento de tierra, hacer más fácil las tareas agrícolas sobre terreno llano y no en pendiente, además de un sentido estético de belleza.

Muro de piedra seca en los viñedos de Albet i Noya

Muro de piedra seca en los viñedos de Albet i Noya

 

La comida de clausura de esta primera experiencia se realizó en Can Ràfols dels Caus y finalizó con una cata de 14 vinos de la selecta marca Qalidès, los mejores vinos, los más históricos y los que sin duda representaban toda la filosofía de cada bodega y que están bajo el sello de Qalidès. La marca Qalidès dentro de la DO Penedès nació a partir de la asociación de pequeños productores pero con una producción de grandes vinos, con el leitmotiv de defender su historia y su paisaje, a partir de viticultura ecológica y sostenible, preservando los grandes vinos del Penedès y potenciar las variedades tradicionales. Asimismo buscando avanzar en la clasificación y zonificación de su territorio y por supuesto, trabajar conjuntamente y con generosidad ya que la unión de todos hace la fuerza de una gran marca de calidad.

img_4159-1.jpg

Vinos de Qalidès

 

El mensaje que se ha transmistido en esta primera Experiencia Penedès ha sido de que obviamente se hace un vino de calidad y que además el Penedès es cultura, patrimonio, paisaje y gastronomía.

Más información sobre la DO Penedès

Más información sobre la marca Qalides

Más información de la Bodega Sumarroca

Más información de la Familia Torres

Más información de Domènech Vidal

Más información de Albet i Noya

Más información y visitas en la web de La Font de la Canya  Camí de Sant Pere d’Avinyó, s/n 08793 Avinyonet del Penedès (Barcelona).

© 2019 José María Toro. All rights reserved.

La Familia Torres ha presentado las nuevas añadas Antología: Milmanda, Mas La Plana, Reserva Real, Grans Muralles y Perpetual

A cargo del Sr. Miquel Torres Maczassek, y en uno de los elegante espacios del Hotel Arts se presentó el 18 de febrero de 2019, las nuevas añadas Antología de los vinos más representativos de la Familia Torres. La marca de vino más admirada del mundo y de la mano de la quinta generación de esta familia dedicada por completo en cuerpo y alma a la elaboración de vinos de prestigio, explicó uno a uno sus 5 vinos insignia de la casa, los que recogen el esfuerzo y la dedicación de esta familia de bodegueros, la herencia que se remonta a  1870 como bodegueros uniendo tradición e innovación en la elaboración, siempre ondeando la bandera del máximo respeto al medio ambiente, y como viticultores se tiene constancia histórica que data de 1678. Esta larga historia como viticultores y bodegueros les permite ser miembro de Primum Familiae Vini, la asociación que integra 12 de las familias centenarias elaboradoras de vino más reputadas de Europa.

Si el Sr. Miguel A. Torres, 4ª generación, revolucionó el mundo del vino con la introducción de la foránea uva cabernet sauvignon en España, y el tiempo le dió la razón con su reconocido y premiado internacionalmente Mas La Plana, hoy en día su hijo Miguel, cogiendo el testigo a su padre, se ha volcado en la filosofía de elaboración de vinos procedentes de viñas singulares, con historia y en la procelosa recuperación de variedades ancestrales catalanas, españolas y chilenas, contabilizando un total de 56 uvas rescatadas del olvido. Un proyecto complicado pero que está comenzando a dar sus resultados con vinos únicos. Avanzado a su tiempo esta recuperación va unido a medidas como el uso de energías renovables, vehículos sostenibles y otras medidas de eficiencia energética que contribuya a reducir las emisiones de CO2, hasta conseguir una disminución del 28% desde que adoptaron estas comprometidas decisiones.

Nuevas añadas de vinos Antología de la Familia Torres

Nuevas añadas de vinos Antología de la Familia Torres

 

Milmanda 2016

Estas viñas que pertenecen a la D.O. Conca de Barberà, están situadas junto al castillo palacio de Milmanda que representan 1.000 años de historia. Comprada en los años «80» por el Sr. Miguel A. donde plantó la uva chardonnay pensando en el tipo de tierra por la gran capacidad de retención de agua que le ayuda a aguantar todo el seco verano y por la teoría de que si los monjes cistercienses plantaban en Borgoña esta variedad junto a sus monasterios, estaba convencido de que ellos la plantaron en su momento. Recogido a mano sus racimos y seleccionando los mejores, el vino envejece durante 6 meses y después toda la crianza en contacto con las levaduras en depósitos durante 10 meses realizando periódicos «bâtonnages» para acumentar el contacto.

Familia Torres_Milmanda_300ppp

Milmanda. Fotografía gentileza de Familia Torres

 

Mas La Plana 2015

Recoge la herencia del «Gran Coronas Etiqueta Negra» que consiguió el reconocimiento internacional,  para sorpresa de todos, al ganar a los mejores vinos franceses en las Olimpiadas del vino de París de 1979. El Sr. Miguel A. (4ª generación) quería demostrar al mundo que en España se hacían grandes vinos y para ello usó la Cabernet Sauvignon a regañadientes de su padre (3ª generación) y de esta manera consiguió que los vinos españoles fueran respetados por los críticos y la  comunidad internacional. Se elabora dentro de la D.O. Penedès con los mejores racimos seleccionados a mano. Después de la fermentación en depósitos de acero inoxidable pasa 18 meses reposando en barricas de robles francés nuevo (85%) de Tronçais y Nevers.

 

FAMILIA TORRES_Mas La Plana_300ppp

Mas La Plana. Fotografía gentileza de la Familia Torres

 

Reserva Real 2015

Se elabora con uva procedente de una finca de 4 hectáreas con suelo de pizarra muy troceado, y de variedades plantadas de cabernet sauvignon, merlot y cabernet franc. Pertenece a la D.O. Penedès. Envejece en barricas nuevas de roble francés nuevo durante 18 meses.

Grans Muralles 2015

Debe su nombre a las murallas que protegían el monasterio de Poblet de las guerras y de los mercenarios. La seña de identidad personalizada de los vinos que aquí se elaboran provienen de su suelo de pizarra y de las variedades plantadas: cariñena, garnacha, monastrell y las recuperadas querol y garró. Por su localización pertenece a la D.O. Conca de Barberà.

FAMILIA TORRES_Grans Muralles_300ppp

Grans Muralles. Fotografía gentileza de Familia Torres

 

Perpetual 2016

Elaborado con viñas de más de 75 años de edad de variedades cariñena y garnacha en la DOQ Priorat. Suelos de pizarra con baja capacidad de retención de agua le acaban de dar su impronta personal. De pequeñas parcelas pertenecientes a viticultores de la zona y que se cultivan en las pronunciadas laderas. Es el claro homenaje al vino de guarda del Priorat que aguanta perfectamente el paso del tiempo.

Familia Torres_Perpetual_300ppp

Perpetual. Fotografía gentileza de Familia Torres

 

© 2019 José María Toro. All rights reserved.

 

 

 

 

La cata del siglo en Tribut by El Petit Celler de Barcelona rinde homenaje a tres centurias de grandes vinos históricos

Un paseo por el tiempo a lo largo de tres siglos de la mano de grandes vinos que se guardan en la memoria más poética y hedonista. Comenzando en el siglo XIX y concretamente en 1830 con PX Alvear Solera pasando de puntillas por el siglo XX con Clos de l’Obac en 1993 y para finalizar en el actual siglo XXI, en el año 2011, con Milmanda de la Familia Torres. Un recorrido por los avatares de la historia de la humanidad que estos vinos han sido testigos mudos de todo lo acontecido en este tiempo. Cata dirigida y comentada por Sebastià Lozano, propietario y  alma mater de El Petit Celler.

La Cata del Siglo en Tribut by El Petit Celler

La Cata del Siglo en Tribut by El Petit Celler

 

El PX Alvear Solera 1830 puede vanagloriarse que es anterior a la plaga de la filoxera que atacó a las viñas españolas en la década de 1870. Por otro lado, representa a un año convulso en Europa con su revolución burguesa o liberal también llamada, y el cuadro tantas veces admirado y socorrido de «La libertad guiando al pueblo» de Delacroix. Volviendo al vino que nos ocupa, esta solera es la más antigua de Alvear, y recoge toda la influencia de los rayos del astro rey concentrado en una copa, una vez pasificada la uva Pedro Ximénez al sol, ofreciendo una alta concentración de azúcares y 15 grados alcohólicos como el que no quiere la cosa. Bodegas Alvear está dentro de la DO Montilla Moriles, y es la decana de las bodegas en Andalucía ya que data de 1729, elabora ese vino siguiendo los pasos de la crianza oxidativa, por el sistema tradicional de soleras y criaderas propias del Marco de Jerez, acumulando añadas históricas y sacando muy poca cantidad cada año. Color magnéticamente negro que atrae casi de la misma forma e intensidad que un agujero negro del espacio y hermosos ribetes caobas. Notas de uvas pasas, dátiles, miel y cacao. Me lo puedo imaginar en una sobremesa larga con una selección de chocolates y una buena compañía para conversar. Vino que no se comercializa y que tiene un precio, de 275 euros, ridículamente bajo para todo lo que representa.

PX Alvear Solera 1830

PX Alvear Solera 1830

 

Un solo representante del siglo XX y tenía que ser muy relevante para esta cata del siglo: Clos de L’Obac 1993. Año maldito, económicamente hablando, porque se inició una recesión en España, y de esta crisis poca gente se acuerda ¡Qué poca memoria histórica tenemos! Veníamos de vivir exultantes los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla, grandes motores de nuestra riqueza y que fue entrar en este año y pararse de golpe como si les faltase la energía que los movía. Considerado uno de los prioratos más valorados a nivel internacional, esta añada en concreto es muy difícil de encontrar. Este vino representa el esfuerzo de dos soñadores Carles Pastrana y Mariona Jarque que a finales de los años setenta creyeron en el gran potencial de esta zona y que el tiempo les dió la razón. Precio 2.990 euros.

Clos de L'Obac

Clos de L’Obac 1993

 

Ya entrado en el siglo XXI el primer vino catado fue Barón de Chirel 2006, el precursor de los vinos modernos de Rioja que en 1986 rompió una lanza por acabar con los cánones establecidos en la DOCa Rioja. Elaborado a partes iguales con uva tempranillo y cabernet sauvingnon fue aceptado excepcionalmente por el Consejo Regulador como vino experimental ya que la foránea cabernet sauvignon no es una variedad autorizada en esta DO. La bodeguera Marqués de Riscal, la misma del emblemático e icónico edificio vanguardista diseñado por el arquitecto Frank Gehry, sólo elabora este vino, ya un clásico, en las grandes añadas. Aromas de cueros hasta aparecer fruta negra y roja. Precio 75 euros. 

Barón de Chirel

Barón de Chirel 2006

 

Vega Sicilia Único 2007, de la bodega mítica de la DO Ribera del Duero, fundada en 1864 se convirtió en leyenda cuando en 1915 las botellas de esa añada se regalaron a amigos y aristócratas creándose el halo de exclusivo porque el resto de mortales no podían comprarlo. Los premios conseguidos le fueron dando alas al imaginario colectivo sobre este vino, otorgándole el título de vino de culto.  A título de recordatorio, la añada de 1970 consiguió la consideración de mejor vino de España de todos los tiempos. Aromas a fruta pasificada y en boca excelente textura. Precio 450 euros.

Vega Sicilia Único 2007

Vega Sicilia Único 2007

 

Milmada 2011 de la Familia Torres en la DO Conca de Barberà, procede de unas viñas plantadas en 1980 y elaborado como en la zona de Borgoña y dándole el tratamiento que se merece así como su pertinente envejecimiento para conseguir que la chardonnay luzca en toda su elegancia y majestuosidad. La viña rodea al castillo de Milmanda del siglo IX y está situado muy cerca del Monasterio de Poblet. La Familia Torres tiene una gran sensibilidad por recuperar espacios que forman parte de nuestra historia y es todo un homenaje a los monjes cistercienses que en el siglo XII procedentes de Borgoña plantaron sus viñas en esta zona, por dos motivos principales: necesitaban vino para la Santa Misa y porque era una manera de delimitar el territorio cristiano del musulmán en la época de la Reconquista de la Península Ibérica. Aromas a albaricoque y frutas exóticas. En boca a aromas lácticos de mantequilla. Precio 100 euros.

Milmanda

Milmanda 2011

 

El orden de degustación fue el siguiente: Barón de Chirel, Milmanda, Vega Sicilia, Clos de L’Obac, Alvear PX 1830.

Esta cata del siglo se realizó en Tribut by El Petit Celler. Lo que fuera en un tiempo pretérito una tienda de vinos y productos gourmet se transformó tiempo atrás en un wine bar experience exclusivo donde se sirven escogidos vinos de todo el mundo, los mejores de toda España, y muy especialmente vinos muy buscados de coleccionista. Ofrecen la posibilidad de degustación a copas, gracias al ingenioso sistema de Coravin, y que está compuesto por un elenco total de 250 referencias, de los cuales 60 son vinos generosos y 20 añadas del legendario «Vega Sicilia». Disponen de 12 modelos de copas diferentes, entre Riedel y Zalto, para lograr toda la expresividad de cada vino. Los precios venta al público son de bodega más 6 euros por el descorche si se consume allí. Diversos ambientes: terraza exterior, terraza interior, barra para el vermut, la tienda propiamente dicha con más de 3.000 referencias, la biblioteca, la zona acristalada donde reposan los vinos de culto con control de temperatura y humedad, destacando al final una caja fuerte en desuso que recuerda la anterior ocupación de este local, el almacén con ese aire de speakeasy entre cajas de vinos y bebidas espirituosas, y el hall con cómodos sofás y mesas para pedir tablas de seleccionados embutidos, quesos y conservas, en servicio de lunes a sábado a media tarde. Algunas de las ofertas Wine Xperience ya preparadas para disfrutar son: «Sé Generoso», «Vuelta por Catalunya», «Vuelta por España», «Los 5 Magníficos», y la última «Tribut» para tocar con los dedos de la mano el cielo más hedonista. Abiertos a cualquier petición, ofrecen su equipo de sumilleres para vivir una experiencia más personalizada.

Más información en la web de Tribut by El Petit Celler Carrer Beethoven, 8 08021 Barcelona. Teléfono 932 008 260.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: