La cata del siglo en Tribut by El Petit Celler de Barcelona rinde homenaje a tres centurias de grandes vinos históricos

Un paseo por el tiempo a lo largo de tres siglos de la mano de grandes vinos que se guardan en la memoria más poética y hedonista. Comenzando en el siglo XIX y concretamente en 1830 con PX Alvear Solera pasando de puntillas por el siglo XX con Clos de l’Obac en 1993 y para finalizar en el actual siglo XXI, en el año 2011, con Milmanda de la Familia Torres. Un recorrido por los avatares de la historia de la humanidad que estos vinos han sido testigos mudos de todo lo acontecido en este tiempo. Cata dirigida y comentada por Sebastià Lozano, propietario y  alma mater de El Petit Celler.

La Cata del Siglo en Tribut by El Petit Celler

La Cata del Siglo en Tribut by El Petit Celler

 

El PX Alvear Solera 1830 puede vanagloriarse que es anterior a la plaga de la filoxera que atacó a las viñas españolas en la década de 1870. Por otro lado, representa a un año convulso en Europa con su revolución burguesa o liberal también llamada, y el cuadro tantas veces admirado y socorrido de «La libertad guiando al pueblo» de Delacroix. Volviendo al vino que nos ocupa, esta solera es la más antigua de Alvear, y recoge toda la influencia de los rayos del astro rey concentrado en una copa, una vez pasificada la uva Pedro Ximénez al sol, ofreciendo una alta concentración de azúcares y 15 grados alcohólicos como el que no quiere la cosa. Bodegas Alvear está dentro de la DO Montilla Moriles, y es la decana de las bodegas en Andalucía ya que data de 1729, elabora ese vino siguiendo los pasos de la crianza oxidativa, por el sistema tradicional de soleras y criaderas propias del Marco de Jerez, acumulando añadas históricas y sacando muy poca cantidad cada año. Color magnéticamente negro que atrae casi de la misma forma e intensidad que un agujero negro del espacio y hermosos ribetes caobas. Notas de uvas pasas, dátiles, miel y cacao. Me lo puedo imaginar en una sobremesa larga con una selección de chocolates y una buena compañía para conversar. Vino que no se comercializa y que tiene un precio, de 275 euros, ridículamente bajo para todo lo que representa.

PX Alvear Solera 1830

PX Alvear Solera 1830

 

Un solo representante del siglo XX y tenía que ser muy relevante para esta cata del siglo: Clos de L’Obac 1993. Año maldito, económicamente hablando, porque se inició una recesión en España, y de esta crisis poca gente se acuerda ¡Qué poca memoria histórica tenemos! Veníamos de vivir exultantes los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla, grandes motores de nuestra riqueza y que fue entrar en este año y pararse de golpe como si les faltase la energía que los movía. Considerado uno de los prioratos más valorados a nivel internacional, esta añada en concreto es muy difícil de encontrar. Este vino representa el esfuerzo de dos soñadores Carles Pastrana y Mariona Jarque que a finales de los años setenta creyeron en el gran potencial de esta zona y que el tiempo les dió la razón. Precio 2.990 euros.

Clos de L'Obac

Clos de L’Obac 1993

 

Ya entrado en el siglo XXI el primer vino catado fue Barón de Chirel 2006, el precursor de los vinos modernos de Rioja que en 1986 rompió una lanza por acabar con los cánones establecidos en la DOCa Rioja. Elaborado a partes iguales con uva tempranillo y cabernet sauvingnon fue aceptado excepcionalmente por el Consejo Regulador como vino experimental ya que la foránea cabernet sauvignon no es una variedad autorizada en esta DO. La bodeguera Marqués de Riscal, la misma del emblemático e icónico edificio vanguardista diseñado por el arquitecto Frank Gehry, sólo elabora este vino, ya un clásico, en las grandes añadas. Aromas de cueros hasta aparecer fruta negra y roja. Precio 75 euros. 

Barón de Chirel

Barón de Chirel 2006

 

Vega Sicilia Único 2007, de la bodega mítica de la DO Ribera del Duero, fundada en 1864 se convirtió en leyenda cuando en 1915 las botellas de esa añada se regalaron a amigos y aristócratas creándose el halo de exclusivo porque el resto de mortales no podían comprarlo. Los premios conseguidos le fueron dando alas al imaginario colectivo sobre este vino, otorgándole el título de vino de culto.  A título de recordatorio, la añada de 1970 consiguió la consideración de mejor vino de España de todos los tiempos. Aromas a fruta pasificada y en boca excelente textura. Precio 450 euros.

Vega Sicilia Único 2007

Vega Sicilia Único 2007

 

Milmada 2011 de la Familia Torres en la DO Conca de Barberà, procede de unas viñas plantadas en 1980 y elaborado como en la zona de Borgoña y dándole el tratamiento que se merece así como su pertinente envejecimiento para conseguir que la chardonnay luzca en toda su elegancia y majestuosidad. La viña rodea al castillo de Milmanda del siglo IX y está situado muy cerca del Monasterio de Poblet. La Familia Torres tiene una gran sensibilidad por recuperar espacios que forman parte de nuestra historia y es todo un homenaje a los monjes cistercienses que en el siglo XII procedentes de Borgoña plantaron sus viñas en esta zona, por dos motivos principales: necesitaban vino para la Santa Misa y porque era una manera de delimitar el territorio cristiano del musulmán en la época de la Reconquista de la Península Ibérica. Aromas a albaricoque y frutas exóticas. En boca a aromas lácticos de mantequilla. Precio 100 euros.

Milmanda

Milmanda 2011

 

El orden de degustación fue el siguiente: Barón de Chirel, Milmanda, Vega Sicilia, Clos de L’Obac, Alvear PX 1830.

Esta cata del siglo se realizó en Tribut by El Petit Celler. Lo que fuera en un tiempo pretérito una tienda de vinos y productos gourmet se transformó tiempo atrás en un wine bar experience exclusivo donde se sirven escogidos vinos de todo el mundo, los mejores de toda España, y muy especialmente vinos muy buscados de coleccionista. Ofrecen la posibilidad de degustación a copas, gracias al ingenioso sistema de Coravin, y que está compuesto por un elenco total de 250 referencias, de los cuales 60 son vinos generosos y 20 añadas del legendario «Vega Sicilia». Disponen de 12 modelos de copas diferentes, entre Riedel y Zalto, para lograr toda la expresividad de cada vino. Los precios venta al público son de bodega más 6 euros por el descorche si se consume allí. Diversos ambientes: terraza exterior, terraza interior, barra para el vermut, la tienda propiamente dicha con más de 3.000 referencias, la biblioteca, la zona acristalada donde reposan los vinos de culto con control de temperatura y humedad, destacando al final una caja fuerte en desuso que recuerda la anterior ocupación de este local, el almacén con ese aire de speakeasy entre cajas de vinos y bebidas espirituosas, y el hall con cómodos sofás y mesas para pedir tablas de seleccionados embutidos, quesos y conservas, en servicio de lunes a sábado a media tarde. Algunas de las ofertas Wine Xperience ya preparadas para disfrutar son: «Sé Generoso», «Vuelta por Catalunya», «Vuelta por España», «Los 5 Magníficos», y la última «Tribut» para tocar con los dedos de la mano el cielo más hedonista. Abiertos a cualquier petición, ofrecen su equipo de sumilleres para vivir una experiencia más personalizada.

Más información en la web de Tribut by El Petit Celler Carrer Beethoven, 8 08021 Barcelona. Teléfono 932 008 260.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

Cavas 10 d’Abril en El Petit Celler

El pasado jueves 20 de abril, El Petit Celler (Beethoven 8, Barcelona) siguiendo su interesante y atractiva propuesta de catas y actividades relacionadas con el mundo del vino y el cava, se encargó de traer a la ciudad condal a 10 d’Abril, una joven pero sabia bodega procedente de Sant Llorenç d’Hortons, municipio situado en el Alt Penedès, Barcelona. Como por su origen se puede colegir, pertenecen a la D.O. Penedès así como a la D.O. Cava.

La D.O. Penedès, situada entre la cordillera Prelitoral y las llanuras de la costa mediterránea, se caracteriza por una gran riqueza en microclimas debido a su proximidad litoral y a su altitud. Con un clima mediterráneo, la zona del Penedès Marítimo (Baix Penedès y Garraf) es más templada por la influencia y proximidad del mar, mientras  que el Penedès Superior (Alt Penedès, Alt Camp, Anoia y Baix Llobregat) con más precipitaciones, presenta  mayor diferencia entre temperaturas máximas y mínimas. El Penedès Central (Alt Penedès) es la síntesis de ambos microclimas.

En cuanto a sus vinos, la D.O. Penedès se caracteriza por la utilización de una vasta variedad de uva como son el xarel·lo, la parellada o el macabeo, entre otras, en blancos, y el merlot, el ull de llebre o la monastrell en tintos.

FullSizeRender-272

Cavas y vinos de 10 d’Abril

Cavas 10 d’Abril  da una vuelta de tuerca a los vinos y cavas de esta D.O. y, manteniendo sus orígenes, se centra en la elaboración de unos caldos de autor con personalidad propia. Para ello, apuesta por una agricultura ecológica y una elaboración artesanal que garantizan matices únicos y diferentes en cada línea de producto.

Jaume Raventós y Javier Hernández, cabezas visibles de 10 d’Abril, fueron los encargados de exponer los siguientes vinos y cavas:

  • Vino blanco Cálida (20% muscat y 80% gewürztraminer): Elaborado a partir de una vendimia nocturna para una maduración a baja temperatura de la uva, Cálida se muestra ante los ojos con un tono áureo, de intensidad media y con pinceladas verdosas. En nariz, ofrece aromas principalmente florales como el jazmín o la rosa, junto con toques de melocotón. En boca, no es tan goloso como a priori se podría esperar, sino que hace gala de esa acidez propia del Penedés. Sedoso y fresco, persiste largamente en el paladar. Acompañaría de forma ideal a platos de marisco, ensaladas y pescados. Se puede decir que Cálida es un vino que transmite calma, la calma de la noche campestre del Penedés.
  • Vino blanco Picu Picu EM8 (Emma 8) (100% xarel·lo): Procedente de viñas de unos 50 años, este monovarietal se cultiva de forma ecológica a 300 metros de altitud en suelo calcáreo y pedregoso. Si bien su fermentación tiene lugar en tanques de acero inoxidable, es el paso por barricas nuevas de castaño el que le aporta esos sutiles toques balsámicos, pero, y gracias al no abusar de la madera, sin perder los aromas esenciales del xarel·lo. Con un color amarillo cercano al dorado mate, indica que fiel al tipo de agricultura que practican en 10 d’Abril, no se han añadido clarificantes ni se ha procedido a filtraciones. Los aromas varietales frescos como el albaricoque junto con gráciles notas de crianza en castaño como ahumados o vainilla, fondos tostados y otros matices dulces se baten en duelo en las fosas nasales, mientras que su paso por boca es ancho y estructurado, fresco, pero con toques ácidos resultado del beso de la madera castaña. Picu Picu EM8 se trata de un vino peculiar, que huye de la indiferencia y del xarel·lo joven, casando de manera óptima con gran variedad de platos de la cocina de proximidad mediterránea como arroces, xatonadas o esqueixadas.
  • Cava Reserva Clos de l’Albert (40% macabeo, 40% xarel·lo y 20% parellada): Fermentado en dos tiempos, una primera fermentación de las tres variedades por separado en acero inoxidable con levaduras autóctonas del Penedés, y una segunda en botella a temperatura constante de 14 y 15°C, Clos de l’Albert se trata de un cava honrado, en el que se ha buscado el control y el equilibrio en el carbónico. Ofrece un color amarillo con reflejos dorados y una burbuja elegante, fina y persistente. En nariz, la manzana Golden y la verde son las protagonistas junto a derivados de su crianza como la almendra tostada. En el paladar, presume de un muy buen equilibrio en el que no hay excesos de acidez. Con toques de pastelería en el post gusto y un punto láctico nada abusivo, es excelente como aperitivo y como paje de pescados, mariscos y carnes blancas.
  • Cava Gran Reserva Terrers de Cal Bayés (40% macabeo, 50% xarel·lo y 40% parellada): Un brut nature llevado al límite. Sus tres variedades se fermentan por separado permitiendo al xarel·lo mantener sus aromas primarios y mejorar las características espumantes y a la macabeo aportar un perfil aromático intenso y complejo que da ese perfume tan distintivo. El color, en gran parte debido a esta última variedad, es de un amarillo tostado con una burbuja fina y de desprendimiento lento. En nariz, frutas al horno y confitadas inspiran paisajes frescos y rústicos mientras que su paso por boca es equilibrado y suave, seco pero dulce, persistente y largo. Se trata de un cava para ser tomado de principio a fin, desde el aperitivo hasta los postres.
Cava Gran Reserva Terrers de Cal Bagés

Cava Gran Reserva Terrers de Cal Bayés

  • Cava Gran Reserva Masia Les Forques (100% xarel·lo): Una excelencia procedente de viñedos viejos situados en suelos de naturaleza calcárea en pleno corazón del Penedés. Con una productividad muy baja, todas las viñas se cultivan sin herbicidas ni insecticidas respetando así la biodiversidad y el medio ambiente. La fermentación de la fruta se lleva a cabo en inoxidable a muy baja temperatura. Tras esta fermentación, se deja cerca de 12 días en lías de xarel·lo para pasar a otra fermentación a base de una levadura de la familia y otra importada de Champagne que le otorga un toque diferencial a la ulterior crianza. Este Gran Reserva muestra un tono amarillo pajizo con reflejos dorados, con rosario de burbujas finas, persistentes y lentas. Tanto en nariz como en boca, se comporta de manera similar: notas cremosas de fruta madura y vainilla conviven con fondos tostados y un complejo ahumado que denota una larga crianza. Es precisamente este ahumado tan especial e intenso el que hace de Masia Les Forques un cava con una capacidad inherente para diferenciarse del resto. Caviares, pescados salseados, carnes y quesos curados se sentirán orgullosos de ser acompañados por este cava.
  • Vino tinto Picu Picu 9 (85% merlot y 15% ull de llebre): Criado en barricas de roble francés y posteriormente en botella, es un tinto en el que se ha buscado sobretodo la frescura y la ligereza. De un atractivo rojo brillante pero sin exceso de color, Picu Picu 9 recuerda a bosque, a jardines de jazmín y a tostados. En boca, se muestra joven pero sin olvidar su crianza en barrica que le aporta esos matices de vainilla y de frutos secos, mientras que la posterior en botella le hace ser un vino ligero y estructurado. Picu Picu 9 se trata de un vino versátil, apropiado para acompañar carnes, segundos platos e incluso para el copeo puro y duro (error, el copeo nunca es duro), que nació de una nueva experiencia y que tiene pinta de perdurar en el mundo vinícola.
Vino tinto Picu Picu número 9

Vinto tinto Picu Picu nº 9

10 d’Abril se reivindican como unos hacedores especiales, concienciados con el carácter que tiene que poseer un vino o un cava del Penedès al mismo tiempo que se rigen por unos principios en los que priman el respeto al medio ambiente y la singularidad de la propia bodega. En palabras de Jaume, «se coopera con payeses para adecuar la viña vieja a la finalidad de la bodega», y ese propósito no es otro que el de sorprender, ilusionar y crear unas altas expectativas que, con el tiempo, cumplirán.

Más información de la bodega en Cavas 10 d’Abril Para saber más del catálogo de referencias así como de las actividades futuras de la vinoteca organizadora en El Petit Celler  del Carrer Beethoven, 8 Barcelona 08021 Teléfono 932 008 260

© 2017 Aarón González. All rights reserved.

Cata de Fino y Manzanilla en El Petit Celler de Barcelona

El pasado 9 de febrero, El Petit Celler ofreció la primera de una serie de catas y maridajes programadas para todos los públicos y que tendrán lugar semanalmente.

Situado en la calle Beethoven del barrio de Sant Gervasi (Barcelona), El Petit Celler es un local que aúna el concepto de tienda de vinos con el de wine bar. Con un catálogo impresionante que abarca desde vinos a precios asequibles y familiares hasta caldos exclusivos como los de Dominio de Pingus o los superlativos de la bodega Société Civile du Château Petrus, brinda al cliente la posibilidad de degustar el vino que se desee a precio de tienda, pero servido de una forma que nada tiene que envidiar a las mesas más elegantes de la ciudad condal.

Esta primera cata se ofreció de manos de Antonio Lopo, reputado somelier, cofundador de la empresa de vinos a medida Thunderwinemakers, y que, escudado por un rompecorazones jamón de bellota 100% ibérico Cinco Jotas cortado a mano, presentó cuatro vinos de dos denominaciones de origen distintas: D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda y D.O. Jerez, Xérès, Sherry.

dav

Los 4 vinos catados y plato de jamón de bellota 100% ibérico 5J. Un rompecorazones en toda regla. Fotografía de Aarón González

Ambas DO firmes defensores de la uva palomino, comparten rasgos idénticos en su elaboración, pero la principal diferencia se encuentra en la localización geográfica. La manzanilla se produce en Sanlúcar, en el que un microclima más suave y húmedo que el jerezano, gracias a la cercanía del Atlántico y la presencia del Guadalquivir y las marismas, le confiere al vino un carácter más yodado. Estas condiciones medioambientales hacen que el velo de flor sanluqueño permanezca todo el año y sea ligeramente más grueso, suavizando el sabor y otorgando un sutil dorado en apariencia, mientras que el fino de Jerez, con un velo de flor que desaparece por efecto del calor, se aproxima a un oro pálido con un toque más agudo en nariz.

Los cuatro vinos que se presentaron en la cata fueron:

Manzanilla Maruja de Bodegas Juan Piñero (D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda): con una vejez media de más de ocho años, esta manzanilla sanluqueña presenta un color amarillo dorado conseguido por un sistema muy dinámico que favorece la longevidad del velo de flor, y una cata con notas yodadas y minerales. Con una persistencia en el paladar considerable, permite abrazar con fuerza platos de marisco, pescado, arroces y embutidos.

Manzanilla Pasada Maruja de Bodegas Juan Piñero (D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda): manzanilla con una edad media de 20 años, muestra un tono áureo y, como su hermana menor, ofrece notas yodadas y un final muy largo. Se atisban notas de miel y curry. Si bien es ideal que a uno le acompañe con un buen guiso, el momento álgido para besar a Maruja es tras dejar que su sensualidad eleve la temperatura para caer en sus morenos brazos andaluces.

dav

Los 4 vinos catados. Fotografía de Aarón González

Fino en Rama Urium (D.O. Jerez, Xérès, Sherry): de crianza biológica bajo velo de flor, a sus cinco años tiene en la elegancia su leitmotiv. Con un paladar eléctrico a la par que suave y seco, deja un retrogusto amargo semejante a la almendra cosa que lo hace muy adecuado para consumirlo con pescados, mariscos salados y, gracias a su baja acidez, con gazpachos y ensaladas generosas en vinagre.

Jerez La Panesa de Bodegas Hidalgo (D.O. Jerez, Xérès, Sherry): elaborado según el método de Criaderos y Solera y de larga crianza bajo velo de flor, este oro líquido, viejo y brillante, sorprende por su suavidad en boca y por una persistencia larguísima reflejo de una crianza biológica llevada al límite. La madurez de la levadura y el microclima en el que se encuentra la bodega de Emilio Hidalgo le aportan un carácter único, así como aromas herbáceos y notas amargas en su final. Un rey de reyes ideal para acompañar tanto a ibéricos como a platos de pescado, arroz, setas, carnes blancas y marisco.

El Petit Celler C/ Beethoven, 8  Barcelona 08021 Teléfono: 932008260

© 2017 Aarón González. All rights reserved 

 

Taller de Gin-tonic Premium 5th Gin en El Petit Celler de Barcelona.

Recientemente se celebró en El Petit Celler de Barcelona un magnífico y didáctico taller de Gin-tonic Premium con el elenco de ginebrar 5th Gin del grupo Destil.leries del Maresme Brands magistralmente impartido por Jordi Boada.
Amenas explicaciones teóricas sobre el novedoso sistema de elaboración que pasa por 3 destilaciones y que se infusiona con botánicos y frutas hasta obtener originales y llamativos colores y sabores para seguir a continuación con la degustación de las 4 ginebras disponibles en el mercado de esta marca de Arenys de Munt. Los nombres elegidos para cada una de ellas son todo un guiño a los 4 elementos básicos de la naturaleza.
La floral 5th Water, de color azul turquesa brillante e hipnotizante. Aromas herbáceos y especiados. Muy agradable en boca que recuerda a las notas florales, dominando el enebro y el coriandro. Para acompañar con un tartar de pescado o carne y ahumados.
La golosa 5th Fire, indicada para todos los que rehúyen del acentuado sabor amargo. De magnético color rosa, aromas en nariz a frutas del bosque, fresa y grosella, con retrogusto amargo de enebro. Para armonizar con unos bombones o incluso con un hojaldre de frutas del bosque obviamente.
www.bloghedonista.com

Fotografía de Alvaro Quintana

La cítrica 5th Earth, para los incondicionales del limón. De un color amarillo intenso, que ya nos predispone a pensar en los aromas que esconde. En boca la acidez domina con un retrogusto de mandarina dulce. Para maridar con frituras de pescado para que la acidez nos limpie la boca tras cada sorbo.

La 5th Air o ginebra base, es una London dry gin muy pura a partir de la cual se elabora toda la gama. Es la más neutra pero a la vez la que da más juego. De color transparente y ribetes plata, en nariz aromas de enebro y en boca es suave con alguna nota amarga. Perfecta para casar con comida japonesa y marisco cocido.

Los precios de esta gama de ginebra, de elegante diseño, gira en torno a los 20 euros.

BSO Faded el tema del noruego Alan Walker cantado por la frágil voz de Iselim Solheim.

© 2016 Todos los derechos reservados

A %d blogueros les gusta esto: