La Santa Market es el Coachella catalán

Desde el 19 de julio hasta el 25 de agosto de 2019 se vive en Santa Cristina Horse Club de Santa Cristina d’Aro un festival de música, artesanía y gastronomía digno de compararse, salvando las distancias, al consolidado Coachella californiano, el Festival de Festivales, así con letras mayúsculas.

La Santa Market

La Santa Market

 

Un buen cartel musical de grupos patrios que arranquen las canciones a ese público entregado y con ganas de vibrar con la buena música que los representa (de eso se encarga los 40 Principales en encontrar un cartel de lujo para la ocasión) ambiente boho, food trucks de calidad, jóvenes con sus vestidos para la ocasión festivalera, el consiguiente postureo para Instagram y ya tenemos los ingredientes claves para que esto funcione y supere cifras en su tercera edición. ¿Existe alguna red más potente en temas de publicidad gratuita que Instagram? Y claro, si mi ex amiga ha ido -que acabo de ver su foto en su feed y esta monísima de la muerte- ¿yo por qué no he ido todavía? También, llorarás de rabia cuando mires sus stories, porque te habrá dado mucha envidia -sana- pero envidia al fin y al cabo.

Para ir abriendo boca, la relación de las paradas más informales para comer algo mientras se disfruta del festival son las siguientes: Las Delicias (empanadillas) Nonna Betty (focaccias) La Llorona (mexicano) White Garden (healthy) Mundo dulce (dulce) La Volovan (pollo y patatas) Nómadas (bocadillos gourmet) Laufer (hamburguesas) Avui no cuino (cocina asiática) El Quinchito (parrilla argentina) La Xixoneta (dulce) El racó de la garrapinyada (garrapiñadas) Palawan (sushi y mojitos) Noor (marroquí) Cuinar Per (BBQ) La Moreneta (hamburguesas) Ca la Nina (dulce) La Internacional (nidos de patata) Antic (pizza) Menorca (productos menorquines) La Crocket (croquetas) Gerónimo (hamburguesas) Pekaíto (espetos) Casa Vallés (frankfurts) Gelato pensato (helados) .

Selección de 5 quesos afinados

Selección de 5 quesos afinados y cóctel «Lepanto Float Wine»

 

Dados de salmón noruego

Dados de salmón noruego acompañado del cóctel «Sherry London nº 1»

 

Foie de granja del Périgord IGP

Foie de granja del Périgord IGP con su cóctel «Botran Tululá»

 

Y para los ya entrados en años o sencillamente quieren algo más tranquilo está el Espacio Las Palmeras con la barra de González Byass donde se pueden disfrutar de cócteles preprados por su band ambassador nacional Koke Alonso acompañados de diferentes opciones saladas como el foie de Périgord con IGP, selección de quesos afinados, dip de hummus libanés, dados de salmón noruego marinados con salsa ponzu, mayonesa de wasabi y chía, anchoas del Cantábrico doble cero (00) acompañadas de mantequilla holandesa, hielo pilé y tomate cherry, y no podía falta el Jamón de bellota 100% ibérico Cinco Jotas. Para finalizar un cóctel postre que es una explosión de cacao en boca.

La Santa Market en Santa Cristina Horse Club C-250 Carretera de Girona a Sant Feliu de Guïxols km. 27,6. Santa Cristina d’Aro (Girona) Desde el 19 de julio hasta el 25 de agosto de 2019. Cada día  de 18 a 1 horas. Aparcamiento optativo y de pago por 5 euros toda la noche y que incluye una cerveza o refresco.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Cata de Fino y Manzanilla en El Petit Celler de Barcelona

El pasado 9 de febrero, El Petit Celler ofreció la primera de una serie de catas y maridajes programadas para todos los públicos y que tendrán lugar semanalmente.

Situado en la calle Beethoven del barrio de Sant Gervasi (Barcelona), El Petit Celler es un local que aúna el concepto de tienda de vinos con el de wine bar. Con un catálogo impresionante que abarca desde vinos a precios asequibles y familiares hasta caldos exclusivos como los de Dominio de Pingus o los superlativos de la bodega Société Civile du Château Petrus, brinda al cliente la posibilidad de degustar el vino que se desee a precio de tienda, pero servido de una forma que nada tiene que envidiar a las mesas más elegantes de la ciudad condal.

Esta primera cata se ofreció de manos de Antonio Lopo, reputado somelier, cofundador de la empresa de vinos a medida Thunderwinemakers, y que, escudado por un rompecorazones jamón de bellota 100% ibérico Cinco Jotas cortado a mano, presentó cuatro vinos de dos denominaciones de origen distintas: D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda y D.O. Jerez, Xérès, Sherry.

dav

Los 4 vinos catados y plato de jamón de bellota 100% ibérico 5J. Un rompecorazones en toda regla. Fotografía de Aarón González

Ambas DO firmes defensores de la uva palomino, comparten rasgos idénticos en su elaboración, pero la principal diferencia se encuentra en la localización geográfica. La manzanilla se produce en Sanlúcar, en el que un microclima más suave y húmedo que el jerezano, gracias a la cercanía del Atlántico y la presencia del Guadalquivir y las marismas, le confiere al vino un carácter más yodado. Estas condiciones medioambientales hacen que el velo de flor sanluqueño permanezca todo el año y sea ligeramente más grueso, suavizando el sabor y otorgando un sutil dorado en apariencia, mientras que el fino de Jerez, con un velo de flor que desaparece por efecto del calor, se aproxima a un oro pálido con un toque más agudo en nariz.

Los cuatro vinos que se presentaron en la cata fueron:

Manzanilla Maruja de Bodegas Juan Piñero (D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda): con una vejez media de más de ocho años, esta manzanilla sanluqueña presenta un color amarillo dorado conseguido por un sistema muy dinámico que favorece la longevidad del velo de flor, y una cata con notas yodadas y minerales. Con una persistencia en el paladar considerable, permite abrazar con fuerza platos de marisco, pescado, arroces y embutidos.

Manzanilla Pasada Maruja de Bodegas Juan Piñero (D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda): manzanilla con una edad media de 20 años, muestra un tono áureo y, como su hermana menor, ofrece notas yodadas y un final muy largo. Se atisban notas de miel y curry. Si bien es ideal que a uno le acompañe con un buen guiso, el momento álgido para besar a Maruja es tras dejar que su sensualidad eleve la temperatura para caer en sus morenos brazos andaluces.

dav

Los 4 vinos catados. Fotografía de Aarón González

Fino en Rama Urium (D.O. Jerez, Xérès, Sherry): de crianza biológica bajo velo de flor, a sus cinco años tiene en la elegancia su leitmotiv. Con un paladar eléctrico a la par que suave y seco, deja un retrogusto amargo semejante a la almendra cosa que lo hace muy adecuado para consumirlo con pescados, mariscos salados y, gracias a su baja acidez, con gazpachos y ensaladas generosas en vinagre.

Jerez La Panesa de Bodegas Hidalgo (D.O. Jerez, Xérès, Sherry): elaborado según el método de Criaderos y Solera y de larga crianza bajo velo de flor, este oro líquido, viejo y brillante, sorprende por su suavidad en boca y por una persistencia larguísima reflejo de una crianza biológica llevada al límite. La madurez de la levadura y el microclima en el que se encuentra la bodega de Emilio Hidalgo le aportan un carácter único, así como aromas herbáceos y notas amargas en su final. Un rey de reyes ideal para acompañar tanto a ibéricos como a platos de pescado, arroz, setas, carnes blancas y marisco.

El Petit Celler C/ Beethoven, 8  Barcelona 08021 Teléfono: 932008260

© 2017 Aarón González. All rights reserved 

 

A %d blogueros les gusta esto: