Abadal Picapoll y las propuestas de Vinoteca Origen

La picapoll es una variedad local y tradicional de la zona del Bages, donde se está recuperando su cultivo. Una uva que expresa el terroir, que dicen los franceses, mejor que ninguna otra, dónde está plantada desde hace siglos.

La variedad picapoll se fue abandonando por su gran productividad pero con poca concentración de aromas. En el caso del Bages y concretamente entre 1899 y 1890, era la variedad más extensa de la comarca. Desde 1930, en esta comarca así como en el resto de Catalunya se entró en un proceso de reducción del cultivo vinícola quedando un cultivo residual de picapoll en todo el territorio catalán, que por otro lado y gracias a sus condiciones de adaptación está es la zona más óptima para su cultivo y donde mejor se expresa.

Vinya Abadal

Viña Abadal

 

La uva picapoll procede de racimos pequeños y compactos, con bayas esféricas pequeñas que suelen presentar marcas o “picadas” en la piel, de donde le viene el nombre. Sus vinos tienen un color verde-dorado, con un buen cuerpo y sabor a limón.

Abadal, la emblemática bodega familiar del Bages, no ha parado por recuperar esta uva, la picapoll, como seña de identidad de esta comarca catalana y que está adherida a la D.O. Pla de Bages, hasta presentar uno de sus vinos enseña bajo el nombre de Abadal Picapoll y elaborada 100% con esta variedad de uva.

 

Abadal Picapoll

Abadal Picapoll

 

La nota de cata de la propia bodega define este vino como «singular, elegante y seductor, combina las notas cítricas, la fruta blanca (piña y albaricoque) y las notas florales del entorno boscoso (hinojo, lavanda y menta). La fermentación y crianza de 3 meses sobre lías, le confieren volumen y complejidad al vino».

La crítica internacional y nacional ha calificado Abadal Picapoll 2018 con 90 puntos en la prestigiosa Decanter, 92 por James Suckling, el crítico estadounidense de vinos y cigarros y ex editor senior de la oficina europea de Wine Spectator, y con 91 por la guía Peñín de nuestro país.

Para tomar en cualquier momento del día, y por supuesto para acompañar platos de pasta, arroces y pescado. Mi propuesta de maridaje es con unos berberechos y con calamares a la romana, sus notas cítricas acompañan a los berberechos y limpian nuestra boca del exceso de grasa de los calamares invitándonos a seguir disfrutando de estos bocados procedentes del mar.

DAF399EE-4EE0-48C7-9D05-EE17CACED29A

Abadal Picapoll armonizado con berberechos y calamares a la romana

 

La bodega familiar Abadal busca elaborar vinos que expresen la singularidad de su paisaje de la zona centro de Catalunya, con sus viñedos en terraza para compensar los desniveles del terreno, rodeadas de bosques que le aportan sus notas tan particulares de sotobosque y de balsámicos, sobre el suelo de arcilla con abundante piedra y usando las variedades tradicionales picapoll y mandó que forman parte de los cultivos históricos de este territorio.

Bodega Abadal

Bodega Abadal

 

Abadal fue fundada en 1983 por Valentín Roqueta, alrededor de la masía Roqueta. Una historia familiar de viticultores que se remonta hasta el siglo XII, más concretamente en 1199, aunque existen vestigios de trabajos relacionados con la vid ya en la época romana. Los documentos que confirman estos trabajos de viticultura se sitúan en la Masía Roqueta, situada en Santa María d’Horta d’Avinyó, donde se encuentran prensas, depósitos de piedra, lagares y otros instrumentos de esta época pretérita. El inicio de la actividad comercial de la familia fue cuando Ramón Roqueta Torrentó en 1898 se trasladó a Manresa y fundó la bodega Ramón Roqueta, perteneciente a la D.O. Catalunya. Ya en 1983 se sonstituyó Abadal, de la D.O. Pla de Bages. Más adelante vendrían otros proyectos de la familia Roqueta.

Dentro de la web Vinoteca Origen podemos encontrar vinos de 3 DO diferentes: Pla de Bages, Terra Alta y  Catalunya. Las diferentes marcas del grupo como son la propia Abadal que nos ocupa, Lafou, Ramón Roqueta, Sagristía, Massaluca, La Picossa, Vinya Nostra, Synera y el Aceite Mas Oliveras. El elenco de variedades de uvas también es amplio como: cabernet franc, cabernet sauvignon, chardonnay, garnacha blanca, garnacha negra, macabeo, mandó, merlot, morenillo, picapoll, samsó, sauvignon blanco, syrah, sumoll, tempranillo y xarel.lo. Ediciones limitadas y en cajas para regalar porque siempre hay una buena excusa para obsequiar vino, ya sean las fiestas de Navidad, un aniversario, una celebración o como generosa muestra de agradecimiento.

Código especial de descuento de un 10% en la web Vinoteca Origen con el código HEDONISTA10

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una escapada al Hotel Plaza de Andorra

«Desconecta (del móvil y del ordenador) para conectar con los tuyos» Con este bonito y directo eslogan nos recibe un cartel de bienvenida al Principado de Andorra. Toda una declaración de intenciones.

www.bloghedonista.com

Hall del Hotel Plaza. Foto gentileza del mismo hotel.

Hotel Plaza C/ Na Maria Plà, 19-21 Andorra la Vella (Principado de Andorra)
Es de agradecer entrar en este elegante hotel donde el frío minimalismo no cabe en el ideario filosófico de este emblemático establecimiento hotelero del pequeño país de los Pirineos. Sentir esa calidez nada más traspasar la puerta giratoria y disfrutar de la visión de una distinguida decoración muy inglesa, a base de muebles nobles de madera oscura, de grandes cortinas con cuerpo, esculturas académicas, jarrones dorados y de cristal tallado, alfombras mullidas del diseñador Paul Smith que incitan a pisarlas suave y delicadamente, piano de cola de color ébano brillante que invita a disfrutarlo, larga mesa de centro con jarrones en diferentes medidas y adornadas con flores que se disputan nuestra atención con su paleta cromática en blanco y lila alternando con velas de aspecto níveo,  paredes empapeladas en colores claros, sillas tapizadas en tonos clásicos, sofás tipo chéster y sillones en piel que convidan a disfrutar de sus asientos en los espacios comunes con una taza de humeante café y copa de un buen Armagnac que nos impregne con sus aromas volátiles perfumados de madera mientras esperamos pacientemente un ir o venir para practicar el shopping por las calles andorranas o pasear por cualquiera de sus montañas que enamoran. Un tragaluz central que inunda de claridad cenital el luminoso patio central y alrededor del cual pivotan las habitaciones para los huéspedes en los pisos superiores. Un gran reloj suizo con la impresión de la ciudad de Genève en su esfera blanca, con maquinaria a la vista, marca el despiadado e inexorable paso del tiempo haciendo las veces de indicador de la hora y de cabecera de la recepción del hotel. Todos estos elementos le aportan identidad y carácter regio junto con los cuadros de inspiración tradicional creando una atmósfera cálida y acogedora.

www.bloghedonista.com

Interior del restaurante Plaza en el Hotel Plaza. Foto gentileza del mismo hotel.

Las 90 habitaciones de este hotel de 5 estrellas, 47 son suites, están decoradas siguiendo la misma línea estética citada anteriormente, y están prepradas para facilitar tanto una escapada corta o una larga estancia, para parejas, familias (niños gratis compartiendo habitación con 2 adultos) o de negocios. Cuidado surtido de amenities en las habitaciones. Dispone asimismo de gimnasio, sauna, y spa para relajarse en su circuito de aguas y dejarse mimar por manos expertas en la zona de masajes. Salas para reuniones o congresos alejados del mundanal ruido. Las estancias de los pisos más altos disfrutan de privilegiadas vistas al mar de tejados y también a las escarpadas montañas que se pueden divisar desde su estratégica situación, en la zona más comercial de Andorra, es otro atractivo más de este establecimiento hotelero.

www.bloghedonista.com

salmón marinado con wasabi y bolas de melón Cantaloup

El capítulo gastronómico está representado por la cocina de autor del Restaurante Plaza en el primer piso, dirigido por el acreditado chef Sergi Jerónimo con amplia experiencia en restaurantes de reconocido prestigio como los parisinos La Tour d’Argent o Le Grand Vefour y el suizo La Sauliere entre otros. En la oferta enológica tampoco se queda atrás con una buena representación de vinos españoles, internacionales y también las pocas bodegas andorranas. Del menú degustación destaco el salmón marinado con wasabi y refrescante bola de melón Cantaloup como aperitivo. De entrante alcachofas braseadas con un ligero perfume ahumado y langostino. Estas dos primeras degustaciones armonizadas con cava Juvé & Camps brut nature reserva de la familia. El siguiente plato fue foiegras con manzana y reducción de oporto maridado con Escol, un vino de altura, de 1.190 metros, a partir de uva riesling de cultivo ecológico en las montañas andorranas. Un vino con aromas de piña y frutas como el aguacate, el mango y la fruta de la pasión. Rape con rissotto de azafrán, salsa de marisco y crujientes tiras de nabos. Para la carne un delicioso Tocat de l’ala de la D.O. Empordà elaborado con uva samsó, garnacha y syrah para casar con una espaldita de cabrito deshuesada, zumo de cerezas y lacado con miel. Para finalizar, un mousse de toffee.

www.bloghedonista.com

Vino de altura (vi d’alçada) Escol. Andorra

También se puede optar por una comida más informal en la Cafetería Plaza de la planta baja abierto a todo el mundo, tanto si están hospedados como no, además de tener un servicio de té/café muy cuidado, coctelería y wine bar durante toda la jornada.

www.bloghedonista.com

Tarta de fresa en la Cafetería Plaza.

A %d blogueros les gusta esto: