Bitter París

«Los halagos no son halagos. Son sólo pensamientos de lectora.»

Juliette Lavelle, protagonista de Bitter París.

¿Una nouvelle con tintes naíf en la que las apariencias engañan tanto como para convertirla en un sutil thriller? ¿Un triángulo amoroso impregnado de poesía y tensión ¿sexual? en el que nada es lo que parece?

Sí, esto es Bitter París (Carambuco Ediciones, 2018), la nueva obra de Anna Carreras en la que ha hecho crecer a la Zazie de Queneau y nos presenta a Juliette, una joven universitaria, inquieta, y amante de la literatura y de la cultura oriental, cuyos próximos días se avecinan intensos.

La vida de la protagonista transcurre de forma sosegada entre su estudio de Montmartre y la Universidad  de la Sorbona, donde estudia Arte y Literatura Orientales. Ha decidido presentarse al Premio Epiménides de Paradojas Lógicas, con un cuento que trata, de hecho, sobre un cuento -valga la redundancia- que se presenta a un premio y que acaba ganando por unanimidad. A partir de aquí, tendrá que hacer frente a diálogos y situaciones repletas de tensión, cariño y misterio con un profesor irritante, un famoso poeta y un psicoanalista dignos de aparecer en algún largometraje del Jeunet de la época en la que derrochaba creatividad con Marc Caro.

Bitter París de Anna Carreras

Bitter París de Anna Carreras

 

Las ciento seis páginas de este libro destilan esa atmósfera parisina y bohemia que lleva a pasear por la Place du Tertre mientras en nuestros oídos suena la encantadora e inocente, a la par que seductora, voz de  Françoise Hardy. Pero no hay que engañarse, cambiemos la banda sonora y pongamos a Laforet con su timbre adulto y canalla, porque Carreras ha escrito un thriller, una obra que parece tocada en determinados momentos por la pluma pánica de Topor, e incluso contiene escenas que podrían estar perfectamente ilustradas por Edward Gorey.

Bitter París es de lectura rápida, intensa y que engancha. Una pequeña novela que colocará una sonrisa en la cara del lector, pero a su vez, lo mortificará con una pequeña dosis de desasosiego que, como buen masoquista que se precie, asumirá y aguantará hasta su desenlace.

Anna Carreras (Barcelona, 1977) ha publicado las novelas Camisa de foc, Tot serà blanc, Unes ales cap a on, Fes-me la permanent y Un francés a medianoche, compaginando la escritura con la traducción de la obra de la italiana Elena Ferrante y artículos periodísticos.

© 2018 Aarón González. All rights reserved.

 

 

Els 4 Gats cumple 120 años

Enero de 1897, Barcelona 

Es media tarde, y Pere Romeu, antiguo camarero y animador en el famoso cabaret parisino Le Chat Noir, contempla desde uno de los bancos situados en el solemne Passeig de Sant Joan el ir y venir de gente a través del neomudéjar Arco de Triunfo. Sabe que tiene una idea en la cabeza importante, muy importante. Lo tiene claro, coge su cartera, el diario, mete su mano izquierda en el bolsillo de su elegante chaqueta y, tocando con los dedos aquel posavasos que trajo del local parisino a modo de recuerdo, se levanta decidido a planteársela a Miquel Utrillo, amigo y socio con el que colaboró en el Théâtre des Ombres Parisiennes.

– Miquel, tengo una idea rondando por mi cabeza desde que volví de París. Ya sabes lo que llego a añorar Montmartre, su gente y, sobretodo, su alma.

– Créeme si digo que te entiendo Pere, las noches llenas de arte, los días que pasamos actuando con Steinlen creando sombras para despertar la imaginación del público…son difíciles de olvidar, pero por favor, explícame.

– Allá vamos… Miquel, quiero importar la esencia de Le Chat Noire a Barcelona, quiero que nuestra ciudad pueda disfrutar del ánimo parisino, quiero que haya música, comida y risas.

Y así, con esta pequeña charla y mirándose a los ojos, ambos personajes deciden empezar a hacer historia.

4 Gats

Interior del Restaurant 4 Gats. Fotografía gentileza del Grup Ferré

Marzo de 1897, Barcelona

Han pasado unos meses desde aquel valioso encuentro entre Romeu y Utrillo. Ambos amigos acompañados por Ramón Casas y Santiago Rusiñol, pasean disfrutando del agradable clima mediterráneo cuando a la altura del número 3 de la calle Montsió, Utrillo se detiene.

– Pere, ahora sí. Este va a ser el punto de partida de una gran aventura que…

– Perdona que te interrumpa, querido Miquel – interviene Rusiñol todavía ensimismado ante el edificio modernista del arquitecto Puig i Cadafalch que se erige frente a ellos – este local va a ser algo más, compañeros. Este local va a representar el verdadero alimento del espíritu.

menú, Picasso

Menú 4 Gats by Picasso. Fotografía gentileza de Grup Ferré

Enero de 2017, Barcelona

El icónico restaurante inició el domingo 15 de enero los actos conmemorativos de su aniversario con L’hora del conte solidari (La hora del cuento solidario). El acto contó  con la participación de diversas personalidades destacadas en el ámbito de la cultura catalana como el Doctor Eduard Estivill o el cantante Gerard Quintana que compartieron con el público narraciones de cuentos a la vez que se disfrutó de un apetecible chocolate con churros.

El precio de la entrada, de 5 euros,  fue destinado de forma íntegra a la Fundació Comtal de Barcelona. Dicha organización no lucrativa lleva desde el 1994 dedicándose a la educación e inserción social y laboral de niños y jóvenes residentes en el casco antiguo de Barcelona con alto nivel de vulnerabilidad.

El aniversario de 4 Gats incluirá diversas actividades que se llevarán a cabo durante los doce meses de 2017 y que aunarán cultura, solidaridad y gastronomía.

Restaurant 4 Gats

© 2016 Aarón González. All rights reserved

A %d blogueros les gusta esto: