Para Iván desde la Isla de Mamma Mia

Queri­do Iván, te escri­bo este mail des­de Skópe­los, una mar­avil­losa isla grie­ga donde se rodó la ver­sión cin­e­matográ­fi­ca del famoso musi­cal de Abba, “Mam­ma Mia”, con Meryl Streep y Pierce Bros­nan. Seguro que la has vis­to. Real­mente, este lugar es de pelícu­la. Al poco de desem­bar­car en Skópe­los y recor­rer su verde y par­a­disi­a­ca cos­ta, empecé a son­reír imag­i­nan­do el guión de mi futu­ra vida “slow”: reti­rarme en unos años y arren­dar un hotelito a pie de playa donde preparar desayunos bio con mucho yogurt griego. Además, ofre­cer clases de yoga y med­itación a los hués­pedes. ¿Qué te parece la idea? ¿Estoy muy loca? Des­de luego, soñar es fácil y más en un sitio de ensueño. Viva la redun­dan­cia y la fantasía. 
www.bloghedonista.com

Cos­ta de Skópe­los. Fotografía de Noe­mi Martin

Skópe­los es una de las joyas del Egeo y for­ma parte, con unas cuan­tas her­manas más, del casi descono­ci­do archip­iéla­go de las Espóradas. Además de Skópe­los,  tam­bién dis­fru­ta­mos de unos días en la veci­na Skíathos, a donde lleg­amos en avión des­de Ate­nas en sólo media hora. Des­de allí tomamos un fer­ry has­ta Skópe­los. Unos cuarenta y cin­co min­u­tos para arrib­ar en un nir­vana  de tra­zos verdes y azules.
La cap­i­tal de la Isli­ta (y digo Isli­ta porque sólo tiene noven­ta y seis km2 y cin­co mil habi­tantes) se lla­ma tam­bién Skópe­los y está pre­si­di­da por un puer­to ani­ma­do pla­ga­do de tien­decil­las coque­tas y restau­rantes acoge­dores. Uno de ellos es el Kirat­so Kitchen Tav­er­na: coci­na tradi­cional recomen­da­da por el mediáti­co chef inglés, Jamie Oliv­er. Otro, el con­cur­ri­do Anna’s, con un pre­cioso patio con aro­ma a aza­har y deli­ciosa músi­ca en vivo aderezan­do humeantes guisos caseros. Si, además, quieres que te recomiende un hotelito cer­ca del puer­to, ano­ta aho­ra mis­mo: Thea Home Hotel: tra­to famil­iar, posi­bil­i­dad de tomar clases de pin­tu­ra, habita­ciones lumi­nosas y desayunos fan­tás­ti­cos (prue­ba el pas­tel de que­so de Skópe­los). Sólo una adver­ten­cia: los gal­los te des­per­tarán muy tem­pra­no, aunque para un búho como yo, no es prob­le­ma. Abrir los ojos con un estru­en­doso “kikiri­ki” me pro­por­ciona un sub­lime plac­er infantil. 
www.bloghedonista.com

Vista sobre Skópe­los des­de el Thea Home Hotel. Fotografía de Noe­mi Martin

Además de la cap­i­tal, la Isla tiene puebli­tos pin­torescos y un mon­tón de antigu­os monas­te­rios y ermi­tas que aso­man sus teja­dos en medio de una exu­ber­ante veg­etación. La playa de Stafi­los, muy cer­ca del pueblo, es la primera de las mar­avil­losas sor­pre­sas nat­u­rales que te esper­an en Skópe­los. Para recor­rer sus para­jes, lo mejor es alquilar un todoter­reno: la úni­ca for­ma de lle­gar a playas desier­tas y alcan­zar paisajes úni­cos, sal­vo que seas afi­ciona­do al senderis­mo, como es tu caso. Ten en cuen­ta que muchas de las car­reteras  son intran­sita­bles con un sim­ple tur­is­mo. Otra opción es alquilar un bar­quito y bor­dear la cos­ta cual apaci­ble “lobezno de mar”. ¿Tú no habías saca­do el títu­lo de patrón? 
El segun­do des­ti­no que escogi­mos den­tro de la Isla para vivir unos días de relax abso­lu­to fue la casi desier­ta playa de Panor­mos. Un flec­ha­zo en toda regla. ¿Oyes mi corazón? Creo que es lugar más boni­to en el que he pasa­do unas mini­va­ca­ciones. ¿Has esta­do algu­na vez jun­to al mar, olien­do una mez­cla de sal y bosque? El encan­ta­dor hotel Blue Green Bay se encuen­tra en  ple­na playa, rodea­do de un esplén­di­do bosque de pinos. Tomar una copa de vino en la ter­raza de la habitación es una “expe­ri­en­cia reli­giosa”. Amén. 
www.bloghedonista.com

Ter­raza del Hotel Blue Green Bay. Fotografía de Noe­mi Martin

Cer­ca de Panor­mos se encuen­tran las playas de Mil­ia y Kas­tani, bas­tante más con­cur­ri­das y turís­ti­cas de lo que esper­a­ba. De hecho, a esta últi­ma, al ser unos de los esce­nar­ios nat­u­rales de Mam­ma Mia, sue­len lle­gar bar­cos car­ga­dos de vis­i­tantes proce­dentes de otras islas, a pasar el día. Así que, sal­vo que ten­gas un “momen­to chirin­gui­to”, eví­ta­la por la mañana y dis­fru­ta de sus aguas trans­par­entes cuan­do caiga la tarde y Kas­tani, como una ceni­cien­ta del revés, vuel­va a su orig­i­nar­ia condi­ción paradisiaca. 
El últi­mo de los lugares impre­scindibles en Skópe­los es la capil­la de Agios Ioa­nis. Encar­a­ma­da en la cima de una enorme roca sobre el mar, la ima­gen de la igle­sia entre las nubes con el mar de fon­do, se dibu­ja como un paisaje irre­al. Si has vis­to, Mam­ma Mia, te darás cuen­ta de que es el lugar donde al final se casan los pro­tag­o­nistas, al menos por fuera. El ver­dadero inte­ri­or de la capil­la, al que lle­garás sudan­do después de subir los escalones que lle­van a la entra­da, es mucho más pequeño y sen­cil­lo pero igual­mente bello. 
www.bloghedonista.com

Capil­la de Agios Ioa­nis. Fotografía de Noe­mi Martin

Como habrás com­pro­ba­do por mis pal­abras, me he enam­ora­do loca­mente de Skópe­los. Espero que se me pase pron­to o me veo bus­can­do bil­letes para regre­sar en las próx­i­mas vaca­ciones en cuen­to llegue a casa. Esta Isli­ta es mág­i­ca, te lo prome­to, Iván. No te olvides de apun­tar­la en tu plan de via­je porque estoy segu­ra de que tú tam­bién caerás ren­di­do ante sus encan­tos y que, como a mí, te hará excla­mar varias veces: “Mam­ma Mia”.
Nos vemos pron­to. I love you, my friend.   
BSO Mam­ma Mia de Abba
 © 2016 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: