Vino Santiago Ruiz 2021, de la bodega del padre del albariño

De la bode­ga San­ti­a­go Ruiz, fun­da­da por el con­sid­er­a­do padre del albar­iño, lle­ga a los con­sum­i­dores la nue­va cosecha del 2021. Fiel a su cita con la pri­mav­era ya está disponible para dis­fru­tar y com­par­tir con nue­stros seres queridos. 

Elab­o­ra­do a par­tir de las var­iedades autóc­tonas tradi­cionales como son: la albar­iño, pre­dom­i­nante, la godel­lo, la loureiro, la caíno blan­co y la treixadu­ra. Todas estas uvas están plan­tadas en la sub­zona de O Ros­al. Es un jardín baña­do por el río Miño en su flan­co sur hacien­do de fron­tera nat­ur­al con nue­stros veci­nos lusos. Y por el oeste por el bravío Océano Atlán­ti­co que le dará ese carác­ter pro­pio a estos vinos tran­qui­los de la parte más merid­ion­al de las Rías Baixas gallegas. 

Vino Santiago Ruiz 2021
San­ti­a­go Ruiz 2021

La bode­ga de San­ti­a­go Ruiz está impli­ca­da en la sosteni­bil­i­dad acorde con los tiem­pos actuales. Primero en la viña, para preser­var la fau­na y flo­ra de la zona. Y en las botel­las que son más lig­eras para reducir emi­siones y en con­se­cuen­cia dis­minuir la huel­la de carbono.

Ya está disponible la cosecha 2021 de Santiago Ruiz, la bodega del padre del albariño

Las difer­entes var­iedades de uva se sep­a­ran para que evolu­cio­nen sobre sus propias lías que son las que le darán com­ple­ji­dad en boca. Pos­te­ri­or­mente se jun­tarán para realizar el coupage defin­i­ti­vo que sabore­are­mos al abrir algu­na de sus botel­las de la cosecha del 2021. 

La eti­que­ta sigue sien­do la mis­ma como hace 50 años, cuan­do Isabel Ruiz, hija de San­ti­a­go, envió esta mis­mo mapa dibu­ja­do a mano jun­to con la invitación a su boda para que los con­vi­da­dos no se perdier­an. Entonce no existía GPS y la posi­bil­i­dad de extraviarse era bas­tante ele­va­da. Rosa Ruiz, hem­ana de Isabel está al frente de la bode­ga y mantiene vivo el lega­do del padre del albariño.

En la nota de cata visu­al des­cub­ri­mos un vino limpio y bril­lante con refle­jos ver­dosos pro­pios de su juven­tud. En nar­iz notare­mos notas min­erales del sue­lo sobre el que se asien­tan las viñas, cítri­cos y exóti­cas como la chi­r­i­moya, la uva loureiro le apor­ta las notas bal­sámi­cas, y tam­bién de los aro­mas anisa­dos del hino­jo y de la men­ta. En boca tiene una acidez equi­li­bra­da que invi­ta a beber. Ide­al apra acom­pañar pro­duc­tos del mar, aper­i­tivos, la exóti­ca coci­na asiáti­ca, arro­ces y postres de frutas. 

PVP recomen­da­do 13,45€

Más infor­ma­ción en la web de Bode­gas San­ti­a­go Ruiz

© 2022 José María Toro. All rights reserved

Enoturismo en El Bierzo (León). Sus bodegas y sus uvas más representativas

La mencía y la godel­lo son las uvas reinas de esta comar­ca leonesa

Cruce de caminos de pere­gri­nos en la comar­ca leone­sa del Bier­zo. Allí se unen al francés, la del man­zanal, el olvi­da­do y la de invier­no. Una zona que reúne monas­te­rios, castil­los tem­plar­ios de Pon­fer­ra­da, pueb­los de piedra de mon­taña, bosques de rob­les y cas­taños cen­te­nar­ios que son un espec­tácu­lo visu­al en el roji­zo y ocre otoño. Esconde el para­je de Las Médu­las, una antigua explotación min­era de oro a cielo abier­to de la época de los romanos. Fue declar­a­da por la UNESCO en 1997 como Pat­ri­mo­nio de la Humanidad. Por su parte, Los Ancar­es es Reser­va de la Bios­fera por la UNESCO des­de el 2006. Todo esto, jun­to con sus vinos de mencía y godel­lo, es El Bier­zo, con mucha his­to­ria vivi­da y aún más que contar. 

Se trata de hummus de garbanzo, rábanos, espárragos, zanahorias, empanadas y dos botellas de vino.
Hum­mus de gar­ban­zo de Pro­duc­tos La Huer­ta de Fres­no y vinos Tilenus La Flori­da y Godelia selec­ción godello

El Bier­zo, al oeste la provin­cia de León, ha sido una zona tradi­cional­mente min­era e indus­tri­al. De ese pasa­do minero de Las Médu­las y tras ago­tar sus exis­ten­cias de oro, los romanos nos dejaron como lega­do un paisaje irre­al pero úni­co, con canales que encauz­a­ban el tor­rente del agua ero­sio­n­an­do las mon­tañas para deshac­er­las y extraer su min­er­al dora­do. A par­tir de aquí surgieron espon­tánea­mente lagos como el de Car­ruce­do o el de Somi­do que recogían las aguas sobrantes dan­do lugar a humedales espon­tá­neos que crearon un eco­sis­tema pro­pio. Hay que cam­i­nar por la sen­da de las Val­iñas entre un bosque de cas­taños cen­te­nar­ios, picos de las mon­tañas, galerías y los restos de la explotación romana. Subir al Mirador de Orel­lán nos per­mite ten­er una vista panorámi­ca priv­i­le­gia­da de Las Médu­las.

Sigu­ien­do con la escapa­da a la nat­u­raleza los Montes Aquil­ianos nos harán reflex­ionar sobre nosotros mis­mos por su car­ga de espir­i­tu­al­i­dad. Su cer­canía al cielo lo con­vir­tió en el lugar preferi­do para refu­gia­rse del mun­danal rui­do por ermi­taños y ana­core­tas des­de el siglo V has­ta la Edad Media. El Valle del Silen­cio con el Monas­te­rio de San Pedro de Montes y la igle­sia mozárabe de San­ti­a­go de Peñal­ba son la prue­ba pétrea de su pasa­do reli­gioso. El Cam­po de las Dan­zas donde los veci­nos astures cel­e­bra­ban sus ances­trales ritos y algún que otro aque­larre. La Cum­bre del Morredero es la preferi­da por los esquiadores cuan­do el man­to níveo la cubre en el severo invier­no leonés. 

Y la vida sal­va­je de uro­gal­los, osos, lobos y cor­zos se esconde entre los bosques de Los Ancar­es, donde tam­bién encon­tramos las pal­lozas que son edi­fi­ca­ciones ante­ri­ores a los romanos donde vivían las per­sonas y el gana­do com­par­tien­do espa­cio. Impre­scindible recor­rer el Hayedo de Bus­may­or a través de una ruta de 7 kilómet­ros des­cubrien­do cas­cadas de agua. Segu­ra­mente el otoño sea la época más poéti­ca para vis­i­tar este hayedo. 

Gra­cias a la pro­mo­ción del pop­u­lar peri­odista y locu­tor de radio Luis del Olmo (nat­ur­al de Pon­fer­ra­da) cono­ce­mos los españoles el botil­lo, como el pro­duc­to más pecu­liar y pro­tag­o­nista de la gas­tronomía berciana. Recono­ci­do con el sel­lo de Indi­cación Geográ­fi­ca Pro­te­gi­da (IGP) se elab­o­ra con por­ciones de cos­til­la, rabo, espina­zo, pale­ta, car­rillera y lengua. Los pimien­tos asa­dos del Bier­zo son tam­bién IGP y el per­fec­to acom­pañamien­to de platos de carne y pesca­do, además de pro­duc­to impre­scindible de las empanadas. La tern­era del Bier­zo está recono­ci­da como Mar­ca de Garan­tía. Cerezas, cas­tañas, man­zanas reine­tas y peras con­fer­en­cias son tam­bién parte del pat­ri­mo­nio gas­tronómi­co de cal­i­dad del Bier­zo.

La Orden del Císter fue la encar­ga­da de exten­der el cul­ti­vo del vino y su elab­o­ración des­de su base en el Monas­te­rio de San­ta María de Car­race­do. Se ha man­tenido en el tiem­po gra­cias a su micro­cli­ma por su situación priv­i­le­gia­da rodea­da de mon­tañas que la han pro­te­gi­do del frío y húme­do vien­to del Atlán­ti­co por el oeste, así como de los rig­ores de la mese­ta castel­lana por el este. Unido a su sue­lo de pizarra, gran­i­to y are­na ha per­mi­ti­do que en sus tier­ras se cul­tiv­en uvas como mencía y gar­nacha tin­ta para los vinos negros, y Doña Blan­ca, godel­lo, palomi­no y mal­vasía para lo vinos blan­cos. Jun­to a estas uvas autor­izadas por la DO Bier­zo, se acep­tan, pen­di­entes de aprobación por la Jun­ta de Castil­la y León, uvas exper­i­men­tales foráneas como la tem­pranil­lo, mer­lot y caber­net sauvi­gnon. La DO Bier­zo se con­sti­tuyó en 1989 para agru­par y cer­ti­ficar la cal­i­dad de los vinos de la zona. El últi­mo paso ha sido admi­tir la sal­i­da al mer­ca­do de los Vinos de Vil­la y Vinos de Para­je que expre­san la sin­gu­lar­i­dad de esos ter­ri­to­rios donde se cul­ti­va la viña. 

La mencía se uti­liza para la elab­o­ración de vinos aromáti­cos y afru­ta­dos, de inten­so col­or y que se puede usar para su cri­an­za en bar­ri­c­as por su capaci­dad de enve­jec­imien­to que en boca ten­drán un paso suave ater­ciopela­do. Raci­mos pequeños y com­pactos, de piel grue­sa. Los mostos tienen un col­or rojo granate, de ele­va­do azú­car y baja acidez. Sus vinos saben a cerezas, moras, arán­danos, regal­iz y grana­da. Ide­al para acom­pañar ver­duras, legum­bres, carnes rojas y que­sos curados.

La godel­lo nos dará vinos con una acidez y un niv­el de alco­hol tiran­do a ele­va­do. De sabor suave a miel y un amar­gor ele­gante. Si se fer­men­tan y crían en bar­ri­c­as de roble desar­rol­larán aro­mas más com­ple­jos de fru­tas, flo­res y de almendras. 

Dos bode­gas que son un ejem­p­lo de su labor para situ­ar la DO Bier­zo en el mapa nacional e inter­na­cional son. Bode­gas Godelia que elab­o­ran vinos con las var­iedades prin­ci­pales de la DO, com­ple­ta­da con prop­ues­tas de eno­tur­is­mo de vis­i­tas a las insta­la­ciones y degusta­ciones de sus vinos más rep­re­sen­ta­tivos o la tien­da online de ven­ta de sus vinos y packs donde el vino se une a la expe­ri­en­cia de dis­fru­tar­lo con una table­ta de choco­late que repro­duce los aro­mas de esos vinos seleccionados. 

Vinos de Bode­gas Godelia y Tilenus de Bode­gas Estefanía 

Bode­gas Este­fanía elab­o­ra difer­entes tipos de vinos con ambas uvas como pro­tag­o­nista en sus 40 hec­táreas de cepas cen­te­nar­ias. Su nom­bre com­er­cial es Tilenus que es el nom­bre del dios celta Teleno (Marte en la mitología romana) y es todo un hom­e­na­je a la época de los romanos cuan­do explotaron el yacimien­to aurífero de Las Médu­las y como reconocimien­to en sus eti­que­tas está graba­da una mon­e­da romana que fue encon­tra­da en uno de los viñedos. 

Más infor­ma­ción en gen­er­al (rutas, activi­dades, tien­das, alo­jamien­to y restau­rantes) en la web de eno­tur­is­mo del Bier­zo http://bierzoenoturismo.com

Ceci­na de León IGP, pimien­tos entre­callaos de La Huer­ta de Fres­no acom­paña­do de una copa de vino de Tilenus de Bode­gas Estefanía

Lista de Bode­gas que inte­gran el eno­tur­is­mo del Bier­zo: Bode­gas Adriá, Bode­ga Cua­tro Pasos, Bode­gas y Viñe­dos Cas­tro Ven­tosa, Bode­gas Peique, Vinos Val­tu­ille, Bode­gas Pit­tacum, Bode­ga Enci­ma Wines, Bode­gas Dominio de Tares, Bode­gas Gance­do, Bode­ga Pérez Caramés, Bode­gas Godelia, Bode­gas Losa­da Vinos de Fin­ca, Viñas del Bier­zo, Bode­ga Casar de Bur­bia, Bode­ga del Abad, Pala­cio de Cane­do y Bode­gas Este­fanía. Para más infor­ma­ción de las activi­dades de las bode­gas que for­man parte del eno­tur­is­mo del Bier­zo en http://bierzoenoturismo.com/organiza-tu-viaje/

Más infor­ma­ción de https://www.godelia.es Antigua Car­retera N‑VI, Km. 403,5. 24547 Pieros / Caca­be­los. (León) España. Telé­fono +34 987 54 62 79

Más infor­ma­ción de https://www.mgwinesgroup.com/bodegas-estefania/ Ctra. de Dehe­sas a Posa­da del Bier­zo, 24390 Pon­fer­ra­da (León) España. Telé­fono +34 987 420 015

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Ya está disponible el albariño Santiago Ruiz 2019

El vino de la DO Rías Baixas que cada pri­mav­era nos sorprende

Don San­ti­a­go Ruiz, con­sid­er­a­do el padre del albar­iño, fue un avan­za­do a su época, cuan­do después de jubi­larse y en lugar de estar ocioso, dedicó todo su tiem­po libre a la elab­o­ración de vino albar­iño de cal­i­dad. Una tradi­ción famil­iar que se remon­ta has­ta 1860 cuan­do su abue­lo mater­no, Ángel, elab­ora­ba vinos blan­cos. Es su nieto, San­ti­a­go, el que nos ocu­pa en este tex­to, quién le cogió el tes­ti­go y es en 1984 cuan­do mon­tó su bode­ga den­tro de su casa famil­iar, una edi­fi­cación del siglo XVII. Y es aquí donde se encuen­tran las cepas más antiguas de Albar­iño y dónde nace el vino Rosa Ruiz, que toma presta­do el nom­bre de su hija menor, la que ges­tiona actual­mente esta empre­sa, man­te­nien­do la tradi­ción y los últi­mos avances téc­ni­cos para preser­var vivo el recuer­do del vino que elaboró su padre. Es en esta casona donde se puede vis­i­tar, pre­via reser­va, un pequeño museo que guar­da ele­men­tos del pasa­do en la elab­o­ración de estos pres­ti­giosos vinos. 

Como cada pri­mav­era la Bode­ga San­ti­a­go Ruiz saca sus botel­las cosechadas el año ante­ri­or y que ya están lis­tas para dis­fru­tar. Elab­o­ra­do a par­tir de uvas autóc­tonas gal­le­gas como son la Albar­iño, Loureiro, Treixadu­ra, Godel­lo y Caiño Blan­co. Cul­ti­vadas en un viñe­do próx­i­mo a la desem­bo­cadu­ra del Río Miño en el Océano Atlán­ti­co y donde un micro­cli­ma excep­cional le da su per­son­al­i­dad úni­ca a este vino de la DO Rías Baixas. Es aquí donde se encuen­tran las nuevas insta­la­ciones de la bodega. 

La per­son­al eti­que­ta de este vino rep­re­sen­ta el mapa que dibu­jó Don San­ti­a­go Ruiz para que lle­garan los invi­ta­dos a la boda de su hija may­or, en un tiem­po en que no existía GPS y las señales de trá­fi­co no esta­ban en todos los cruces. Como recuer­do de ese emo­cio­nante momen­to quedó ese dibu­jo invitación como ele­men­to car­ac­terís­ti­co para rep­re­sen­tar e iden­ti­ficar a su vino.

En la cata visu­al encon­tramos que es limpio y bril­lante donde los tonos ver­dosos pro­pios de su juven­tud ador­nan el amar­il­lo de su cuer­po. En nar­iz es inten­so y desta­can las notas de fru­ta blan­ca como la pera de agua y la man­zana, tam­bién apare­cen los cítri­cos, bal­sámi­cos de hino­jo y men­ta, así como flo­res blan­cas y cier­tos toques min­erales de su sue­lo. En boca se mues­tra com­ple­jo, de entra­da golosa y una acidez que invi­ta a seguir bebi­en­do mien­tras comem­os un pro­duc­to del cer­cano mar. Bue­na retronasal y acidez muy equilibrada. 

San­ti­a­go Ruiz 2019 para acom­pañar un pulpo de O Percebeiro

Ide­al para acom­pañar los pro­duc­tos pro­pios de la zona como pesca­do y marisco. Tam­bién para armo­nizar con arro­ces un día solea­do de playa, paté y carnes blan­cas, así como aper­i­ti­vo servi­do a su tem­per­atu­ra entre 10 y 11º C a cualquier hora del día y muy espe­cial­mente para esas jor­nadas de calor que se avecinan. 

Más infor­ma­ción y reser­va de vis­i­tas en https://bodegasantiagoruiz.com Rua do Vitic­ul­tor San­ti­a­go Ruiz. 36760 San Miguel de Tabagón, O Ros­al, Pon­teve­dra. España. Telé­fono 986 614 083

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Carlos Moro explicó las novedades de Bodegas Familiares Matarromera en la Barcelona Wine Week

El empre­sario Car­los Moro de Bode­gas Famil­iares Matar­romera estu­vo pre­sente en la pasa­da edi­ción de Barcelona Wine Week (BWW), cel­e­bra­da del 3 al 5 de febrero en la Ciu­dad Con­dal, la nue­va cita en el cal­en­dario de Fira de Barcelona que tiene el vino español como pro­tag­o­nista. Allí habló sobre las novedades del grupo viní­co­la entre ellas la refor­ma inte­gral de Bode­ga Matar­romera así como la pre­sentación del primer vino ribeiro de la bode­ga Casar de Vide, propiedad del mis­mo Car­los Moro. Una zona que conoce des­de hace años y que la adquir­ió para hac­er un gran vino blan­co para que sea ref­er­ente en esta denom­i­nación de ori­gen gal­le­ga.  La primera cosecha sal­ió el pasa­do sep­tiem­bre y se elab­o­ra úni­ca­mente con uvas autóctonas.

Fotografía gentileza de Bodegas Familiares Matarromera

Fotografía gen­tileza de Bode­gas Famil­iares Matarromera

 

Don Car­los Moro, Pre­mio Nacional de Inno­vación, y miem­bro del Comité de Inter­vin, que es el orga­ni­zador de esta feria, ha queri­do respal­dar y estar pre­sente físi­ca­mente en su pro­pio stand para apo­yar esta feria que será un ref­er­ente nacional e inter­na­cional. Además de los lazos que le unen a la Ciu­dad Con­dal y Catalun­ya como patrono de la Fun­dación Prince­sa de Girona.

El proyec­to de remod­elación de Matar­romera es con­ver­tir­la en la ref­er­en­cia del futuro como bode­ga. Todo ello sig­nifi­ca la friol­era cifra de más de 10MM de euros como inver­sión total. En la pri­mav­era del 2020 se podrá ver todas las mejo­ras intro­duci­das.

Inspi­ra­do en los mar­avil­losos y bucóli­cos chateaux france­ses, la bode­ga de 11.000 met­ros cuadra­dos se sitúa en el cen­tro del viñe­do rodea­do por 20 hec­táreas de viñas. La bode­ga como tal se está adap­tan­do a los nuevos tiem­pos con mejo­ras como la ilu­mi­nación pasán­dose al led, todos los depósi­tos se han susti­tu­i­do por otros más mod­er­nos y se han incor­po­ra­do tinos de madera reser­va­dos para las selec­ciones más espe­ciales y exclu­si­vas de la casa, a saber, los vinos de pago y los grandes reser­vas. El inno­vador sis­tema de embotel­la­do ayu­dará a mejo­rar notable­mente el rendimien­to y la pro­duc­tivi­dad de esta bode­ga, todo con la idea de intro­ducir las más alta tec­nología en la elab­o­ración del vino.

Sosteni­bil­i­dad, el cabal­lo de batal­la de las empre­sas para dejar un mun­do mejor a las gen­era­ciones venideras, tam­bién está pre­sente en el proyec­to de mejo­ra de la bode­ga. Gestión de la energía tan­to por el impacto económi­co de reduc­ción de costes y ahor­ro y el uso de un sis­tema inte­gral de gestión como parte fun­da­men­tal de opti­mización de los pro­ce­sos pro­duc­tivos. Todo esto inclu­i­do den­tro del plan de la com­pañía de cumplir los obje­tivos “Matar­romera Sostenible en Plan­e­ta Tier­ra. Obje­ti­vo 2030” un ambi­cioso plan que incluyen tér­mi­nos como reuti­lización, energías ren­ov­ables, reduc­ción de emi­siones y por ende la huel­la de car­bono, reduc­ción de la huel­la hídri­ca tan­to en el cam­po como en las insta­la­ciones bodegueras, min­i­mización de resid­u­os, uso de envas­es y embal­a­jes con el menor impacto medioam­bi­en­tal, uso de la energía ren­ov­able en todos los cen­tros de pro­duc­ción, riego sostenible a más de 150 hec­táreas que impli­ca un ahor­ro de unos 25.000 litros de gasoil para los motores de riego y evi­tar la emisión de más de 60 toneladas de CO2 anuales.

Seguri­dad vial para el acce­so y sal­i­da de la bode­ga tan­to de vis­i­tantes como de trans­portis­tas. 

Para el dis­eño del inte­ri­or­is­mo,  sin perder la iden­ti­dad propia de la bode­ga, se ha usa­do mate­ri­ales como la piedra, el ladrillo, la madera de roble o el hormigón. Se han crea­do espa­cios como “La Plaza de la Bal­cona­da”, “El Jardín Vari­etal”, o la “Sala de los Insignes” todo para que el vis­i­tante des­cubra y dis­frute de for­ma didác­ti­ca de la Esen­cia Matar­romera que se inte­gra en el ambi­cioso proyec­to de eno­tur­is­mo. 

Fotografía gentileza de Bodegas Familiares Matarromera

Fotografía gen­tileza de Bode­gas Famil­iares Matarromera

 

Bode­ga Matrar­romera es sin duda la niña boni­ta de Don Car­los Moro, ya que fue la primera y por la que siente espe­cial debil­i­dad den­tro del grupo de 10 bode­gas que for­man el grupo Bode­gas Famil­iares Matar­romera. Elab­o­ran vinos de alta gama en 6 Denom­i­na­ciones de Ori­gen, a saber; Rib­era del Duero, Rio­ja, Rue­da, Cin­galés, Toro y Ribeiro. Actual­mente está pre­sente en más de 80 país­es. Es tal el reconocimien­to de sus vinos que uno de ellos “Cum­bres Iberoamer­i­canas” for­mó parte del elen­co de cal­dos servi­dos en la boda de SSMM los Reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia. 

Don Carlos Moro. Fotografía gentileza de Bodegas Familiares Matarromera

Don Car­los Moro. Fotografía gen­tileza de Bode­gas Famil­iares Matarromera

 

Casar de Vide, la bode­ga en la Denom­i­nación de Ori­gen Ribeiro, es la apues­ta per­son­al de Don Car­los Moro para con­seguir vinos blan­cos de uva autóc­tona de las var­iedades albar­iño, treixadu­ra, godel­lo y tor­rontés y que destaquen por su ele­gan­cia y sutileza, trans­mi­tien­do fres­cu­ra y del­i­cadeza, ayu­dan­do a situ­ar esta DO, la decana gal­le­ga, en el lugar que le cor­re­sponde por la cal­i­dad de sus vinos.

© 2020 José María Toro. All rights reserved

 

Marimar Torres presenta sus vinos de California en San Sebastián Gastronomika

En el tran­scur­so del pres­ti­gioso con­gre­so de San Sebastián Gas­tronomi­ka, Mari­mar Tor­res, cuar­ta gen­eración de la mundial­mente acla­ma­da Bode­gas Tor­res, pre­sen­tó sus vinos que elab­o­ra en Cal­i­for­nia.

En una de las salas del Pala­cio de Con­gre­sos y Audi­to­rio Kur­saal, Mari­mar Tor­res, explicó detalles, difi­cul­tades y curiosi­dades de como nació todo el proyec­to a miles de kilómet­ros de la famil­ia y de la bode­ga madre en Vilafran­ca del Penedés. De cómo intro­du­jo los vinos Tor­res en Norteaméri­ca a cómo se con­vir­tió en vitic­ul­to­ra y bodeguera en una época que pocas mujeres toma­ban estas ver­tig­i­nosas deci­siones rompi­en­do con una situación mucho más cómo­da, y ben­di­to el día que lo hizo para poder hoy dis­fru­tar de sus vinos. Cómo le llevó orgul­losa a su padre su primer chardon­nay para que se con­venciera de todo lo que esta­ba hacien­do. Nun­ca podrá olvi­dar el soporte que tuvo de él, y de su madre a su fal­l­ec­imien­to, y de quien aprendió que para el éxi­to se nece­si­ta: “cal­i­dad, entu­si­as­mo y perserver­an­cia”, val­ores que Mari­mar nun­ca des­cui­da. Y en hon­or de sus padres, que hicieron real­i­dad su sueño, bau­tizó sus dos viñe­dos con sus nom­bres: Don Miguel, en Russ­ian Riv­er Val­ley, y Doña Mar­gari­ta en Sono­ma Coast, y que hacen un total de 32 hec­táreas de viña. Plan­tó sus primeras cepas de Chardon­nay y Pinot Noir entre 1986 y 1988. Pos­te­ri­or­mente con­struyó la bode­ga en 1992 a seme­jan­za de una masía catalana.

 

Marimar Estate

Mari­mar Torres

 

Con la ayu­da del som­me­li­er Ser­gi Cas­tro se descor­charon y se comen­taron las 6 ref­er­en­cias actuales de la bode­ga cal­i­for­ni­ana, para un públi­co asis­tente que se mostró ansioso por pro­bar sus difer­entes elab­o­ra­ciones en la cos­ta oeste norteamericana.

El vino elab­o­ra­do con albar­iño, la var­iedad gal­le­ga intro­duci­da en Cal­i­for­nia,  la primera aña­da es del 2010, y la aña­da degus­ta­da del 2016, que según Mari­mar, mues­tra “el carác­ter clási­co del Albar­iño pero mati­za­do por el sol de Cal­i­for­nia, que le otor­ga una nota ale­gre y vibrante”.

Mas Cavalls Pinot Noir

Mas Cav­alls Pinot Noir. Mari­mar Estate

En el aparta­do de los blan­cos, La Masía Chardon­nay fue el primer vino que elaboró Mari­mar, una vinifiación clási­ca y de fer­mentación en bar­ri­ca, que se ha con­ver­tido en una de sus ref­er­en­cias más recono­ci­das. Es ele­gante y untu­oso y ha enve­je­ci­do en roble francés durante nueve meses. En cam­bio, Acero Chardon­nay, como su nom­bre indi­ca, no tiene con­tac­to con la madera y resul­ta “un vino expre­si­vo, de gran inten­si­dad aromáti­ca”, para Marimar.

La Masía Pinot Noir

La Masía Pinot Noir. Mari­mar Estate

 

El Pinot Noir La Masía del 2014, es según Mari­mar, “un vino ale­gre, sen­su­al, con fru­ta bril­lante y un esti­lo muy clási­co del Russ­ian Riv­er Val­ley”. Con­trasta con el esti­lo más europeo del Pinot Noir Mas Cav­alls, tam­bién de la aña­da 2014 pero del Viñe­do Doña Mar­gari­ta, donde las tem­per­at­uras son más frías y la influ­en­cia del océano más notable.

 

Cristina. Marimar Estate

Cristi­na. Mari­mar Estate

 

Cristi­na es el nom­bre del vino icono de Mari­mar Estate, lla­ma­do así en hon­or a su hija. Pro­cede del viñe­do Don Miguel. “Es una selec­ción de bar­ri­c­as que rep­re­sen­tan muy fiel­mente el ter­roir del viñe­do y tienen más poten­cial de enve­jec­imien­to; el vino tam­bién pasa más tiem­po en bar­ri­ca de roble francés, un total de 18 meses”, comen­tó Mari­mar.

Pinot Noir 1992

Pinot Noir 1992. Mari­mar Estate

 

El pre­sente no se puede enten­der sin el pasa­do, y para la ocasión tra­jo  un Pinot Noir de la aña­da 1992, el primer vino tin­to que elaboró en Cal­i­for­nia y el año en que su con­struyó su bode­ga en Russ­ian Riv­er Val­ley, que, “sor­pren­den­te­mente, aún está en exce­lente for­ma, con una fru­ta muy expre­si­va, a pesar de pro­ced­er en su día de una viña muy joven”.

Creó el Cír­cu­lo Mari­mar en el 2004 como club de vinos, para dar a cono­cer la cul­tura del vino en gen­er­al, acer­car las cos­tum­bres de la sociedad norteam­er­i­cana y por supuesto de sus vinos. En cada visi­ta que real­iza a España los socios par­tic­i­pan en activi­dades creadas espe­cial­mente para cel­e­brar fes­tivi­dades con sabor norteam­er­i­cano como: Hal­loween, el esper­a­do concier­to de Navi­dad can­tan­do vil­lan­ci­cos de una cos­ta y la otra del Atlán­ti­co alrede­dor de un piano de cola en su casa de Sit­ges, o la bar­ba­coa del 4 de Julio de EEUU, entre otras muchas más actividades.

Des­de el 2006 los vinos de Mari­mar Estate tienen la cal­i­fiación de ecológi­cos y actual­mente cuen­ta con el cer­ti­fi­ca­do de sosteni­bil­i­dad que otor­ga la Cal­i­for­nia Sus­tain­able Wine­grow­ing Alliance, de acuer­do con el com­pro­miso medioam­bi­en­tal que siem­pre ha man­tenido la Famil­ia Tor­res. De espíritu incans­able y después del éxi­to con la albar­iño ha empeza­do a elab­o­rar un vino de Tem­pranil­lo y está exper­i­men­tan­do con la Godel­lo. Además tiene inten­ción de plan­tar algu­nas de las cepas ances­trales recu­per­adas por su famil­ia en Catalun­ya, como trib­u­to a su origen.

Para más infor­ma­ción de la bode­ga y de los vinos así como de las pun­tua­ciones obtenidas en Wine Enthu­si­ast, Decanter o Wine Spec­ta­tor en Mari­mar Estate

Para inscribirse, cono­cer más a fon­do los vinos de Mari­mar Estate y par­tic­i­par en las activi­dades del club de vinos entrar en Cír­cu­lo Marimar

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

D.O. Ribeiro, la denominación de origen más antigua de Galicia

La his­to­ria se ree­scribe con­tin­u­a­mente con nuevos hal­laz­gos, y ten­emos que remon­tarnos a esa época que los celtas ocu­paron la parte más noroc­ci­den­tal de la Pení­su­la Ibéri­ca para que los sesu­dos cien­tí­fi­cos asev­eren que ya por esa época pretéri­ta se hacía vino a par­tir de excava­ciones recientes. Más tarde los romanos que con su cul­to a Baco, y a ese loco fre­nesí, sigu­ieron hacien­do zumo de uva y seguro que dis­fru­taron de su sabor y sus aro­mas. Pos­te­ri­or­mente los bár­baros, de ahí su nom­bre, se lo car­garon. Más tarde los mon­jes bene­dicti­nos y cis­ter­ciens­es recu­per­aron las planta­ciones de viñe­do por dos razones: una porque nece­sita­ban oblig­a­to­ri­a­mente el vino para la San­ta Misa y otra porque era la man­era de mar­car la fron­tera con los musul­manes en ese perío­do de la Recon­quista ini­ci­a­da por los reinos cris­tianos del norte de la Penín­su­la Ibéri­ca. Mon­jes del Monas­te­rio de Oseira, Melón, Celano­va, San Mar­tiño Pinario y por supuesto los Cabil­dos de las cat­e­drales de San­ti­a­go, Lugo y Ourense fueron los primeros intere­sa­dos en ges­tionar el cul­ti­vo de la vid en los cam­pos con­lin­dantes a los prioratos.

 

Ruta do río Miño

Ruta do río Miño

 

En 1579 las Orde­nan­zas Munic­i­pales de Rib­a­davia deter­mi­naron las zonas donde se podía pro­ducir, como manip­u­lar y vender vino de Ribeiro. Todo un prece­dente de los reglamen­tos de los actuales Con­se­jos Reg­u­ladores de la actu­al­i­dad. El Estatu­to del Vino en 1932 recono­ció a la D.O. Ribeiro como la más antigua e históri­ca de Gali­cia. En 1956 se con­sti­tuyó su Con­se­jo Reg­u­lador. En 1967 se comen­zó a con­tro­lar las eti­que­tas de los vinos con un tro­quel real­iza­do en la mis­ma eti­que­ta de las botel­las. En 1977 se impu­so la precin­ta cer­ti­fi­cado­ra. En 1992 se redis­eña su nue­va ima­gen. En enero de 2017 unificó en una sola precin­ta, pro­duci­da por la Real Casa de la Mon­e­da FNMT, todos los tipos de vinos de la Denom­i­nación de Ori­gen, para garan­ti­zar la cal­i­dad y la trazabilidad.

En la viña de Finca Teira de Manuel Formigo

En la viña de Fin­ca Teira de Manuel Formigo

 

Las car­ac­terís­ti­cas prin­ci­pales que difer­en­cian, y le dan per­son­al­i­dad, a esta zona de Gali­cia son las siguientes:

El sue­lo está for­ma­do de mate­ri­ales graníti­cos, con tex­turas fran­co-arenosas y en menor medi­da areno-fran­cosas. El “sábrego” o gran­i­to descom­puesto es muy abun­dante en todo el  Ribeiro. Cul­tivos aban­cal­a­dos en las pen­di­entes de las laderas, para facil­i­tar su tra­ba­jo y las horas de exposi­ción al sol. El mini­fundis­mo es el otro gran hánd­i­cap de la zona.

El cli­ma, como fac­tor deter­mi­nante de las uvas a cul­ti­var en esta zona, que aunque dis­tante ape­nas 45 kms. del Océano Atlán­ti­co, la suce­sión de mon­tañas la guar­da de su influ­en­cia deján­dola en una zona de tran­si­ción mediter­ránea que gen­era una viti­cul­tura en donde la madu­ración alco­hóli­ca (el azú­car que con­tiene la uva) se desar­rolle en para­le­lo a la madu­ración fenóli­ca (se refiere a sus com­po­nentes como los aro­mas, el sabor, el col­or o los tani­nos), de tal man­era que con­ser­van un equi­li­bra­do fres­cor prop­i­ci­a­do por la acidez nat­ur­al, dom­i­nan­do el tartári­co sobre el máli­co. La difer­en­cia tér­mi­ca entre el día y la noche favore­cen la lenta madu­ración respetan­do los aro­mas y su fres­cor nat­ur­al. El Riberio se asien­ta sobre 3 valles a par­tir de sus 3 ríos prin­ci­pales: Miño, Avia y Arnoia. La influ­en­cia atlán­ti­ca que entra por el río Miño limi­ta el cul­ti­vo has­ta los 450 met­ros de altura sobre el niv­el del mar.

 

En el Priorato de Razamonde

En el Pri­o­ra­to de Razamonde

 

La ter­cera pata son las var­iedades de uva per­mi­ti­das por la D.O. Ribeiro y que son las siguientes:

Blan­cas

  • Treixadu­ra son la gen­uina expre­sión del ter­ruño jun­to a aro­mas de fru­tas, hier­bas aromáti­cas, cítri­cos y flo­rales. En boca nos regala estruc­tura, pro­fun­di­dad y frescor.
  • La del­i­ca­da albar­iño nos recuer­da a fru­tas de hue­so, flo­res, bal­sámi­cos y cítri­cos. En boca entra como la seda, con fres­cor y estruc­tura ligera.
  • Lado, ances­tral y úni­ca en Ribeiro, pro­por­ciona hier­bas aromáti­cas, cítri­cos, fru­tas y bal­sámi­cos. En boca es fres­cor, sabrosi­dad y estruc­tura fina.
  • La godel­lo es la sobria y sutil ele­gan­cia con sus notas de fru­tas y veg­e­tales. En boca es el sue­lo y pro­por­ciona sabrosi­dad y untuosidad.
  • La exhuber­ante loureira es expre­sión flo­ral, cítri­ca y de hier­bas aromáti­cas. Su paso por boca es del­i­ca­do, ligero y elegante.
  • Tor­rontés da notas de fru­ta, heno y de hier­bas aromáti­cas. Con estruc­tura lig­era pasa por boca amable, equi­li­bra­da y sedosa.
  • Caíño blan­co con su aro­mas de man­zana y flo­rales son inten­sos y aromáti­cos. En boca, los vinos son estruc­tura­dos, con cuer­po y muy ajus­ta­da acidez.

Tin­tas

  • Bran­cel­lao de aro­mas de fru­ta roja, bal­sámi­cos y espe­ci­a­dos. Pro­por­ciona cuer­po y untu­osi­dad sin perder la frescura.
  • Sousón da un inten­so col­or y pro­fun­da capa, aro­mas de fru­tos negros y violetas.
  • La mencía es suave y desprende fra­gan­cia de fru­tos sil­vestres. En boca es equi­li­bra­da y sedosa.
  • La com­ple­ja fer­rón es de aro­mas de fru­ta roja, hier­bas aromáti­cas, notas bal­sámi­cas y ligeros especiados.
  • Caíño Lon­go son aro­mas de flo­res, fru­tas fres­cas y balsámicos.
  • Caíño Tin­to es exhuber­ante e inten­sa de aro­mas flo­rales, cítri­cos y fru­tas rojas.
  • Caíno Bra­vo es aro­ma cítri­co y fru­tal en general.

Los vinos resul­tantes se div­i­den en: Ribeiro, Ribeiro Castes, Ribeiro Bar­ri­ca, Ribeiro Espumoso (según el méto­do tradi­cional de segun­da fer­mentación en botel­la)  y Tosta­do Ribeiro (de uvas pasi­fi­cadas a cubier­to de aro­mas a fru­tos sec­os y con­fi­ta­dos, miel, flo­res amar­il­las, dulce de mem­bril­lo, piel de naran­ja con­fi­ta­da. Vinos con­cen­tra­dos con buen equi­lib­rio entre la acidez y la dulzor).

 

Desde la Bodega de Ramón do Casar

Des­de la Bode­ga de Ramón do Casar

 

Otra de las car­ac­terís­ti­cas de la D.O. Ribeiro, y reglamen­ta­do en 1987,  es su clasi­fi­cación entre ade­ga (bode­ga), que pueden elab­o­rar con uva propia o com­pra  a otros viti­cul­tures, y colleiteiro/a (cosechero),  que elab­o­ran menos de 60.000 litros al año y solo a par­tir de uva de cosecha propia, sin poder adquirir uva de otros viticultores.

Los vinos de Ribeiro rep­re­sen­tan la esen­cia gal­le­ga por su paisaje y su gente que han lucha­do con­tra todos los ele­men­tos, pero que esa adver­si­dad los hace únicos.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

Presentación de Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia en Madrid

Como no podía ser de otra man­era, la Casa de Gali­cia en Madrid, fue el espa­cio elegi­do para la pre­sentación, cata y ejem­p­los prác­ti­cos de su uso en coctel­ería de “Augar­dentes e Licores Tradi­cionais de Gali­cia”. Este Con­sel­lo Reg­u­lador gal­lego ampara bajo su paraguas a las 4 Indi­ca­ciones Geográ­fi­cas de des­ti­la­dos que se elab­o­ran en la tier­ra de la inmor­tal escrito­ra Ros­alía de Cas­tro: Oru­jo de Gali­cia, Aguar­di­ente de Hier­bas de Gali­cia, Licor de Hier­bas de Gali­cia y Licor Café de Gali­cia. Este ente hace una labor titáni­ca por luchar con­tra el fraude y dester­rar del imag­i­nario pop­u­lar la fal­sa bon­dad de los oru­jos caseros, evi­den­te­mente sin eti­que­ta que los garan­tice, por no cumplir con los con­troles san­i­tar­ios opor­tunos y que sólo se con­suman los des­ti­la­dos que lle­van la con­trae­ti­que­ta que cer­ti­fi­ca la cal­i­dad y su elab­o­ración 100% gal­le­gos “Os úni­cos con espíritu gal­lego”. Es la encar­ga­da de cer­ti­ficar que las uvas usadas proce­den del ter­ri­to­rio gal­lego, que los sis­temas y téc­ni­cas empleadas para su elab­o­ración son las prác­ti­cas tradi­cionales de des­ti­lación medi­ante alam­bique, alquitara o arras­tre por vapor. Agluti­na un total de 137 empre­sa adscritas a este Con­se­jo Reg­u­lador entre pro­duc­tores (92), des­ti­ladores (18) y elab­o­radores y envasadores (27).  El obje­ti­vo final es su dig­nifi­cación y colo­car­la en el lugar que le cor­re­sponde den­tro del panora­ma tan­to nacional como inter­na­cional, ya que es equipara­ble a otros espir­i­tu­osos como las grap­pas italianas.

alambique

Fotografía de Óscar Fernández

El Oru­jo de Gali­cia se elab­o­ra con uva, evi­den­te­mente gal­le­ga, fer­men­ta­da con­sigu­ien­do un gra­do de alco­hol volumétri­co entre los 37,5º y los 50º. Su aspec­to es trans­par­ente, limpio y cristal­i­no. De aro­mas inten­sos que recuer­dan a la hier­ba, la fru­ta blan­ca, cítri­cos, la rosa o el jazmín. En boca es per­sis­tente en vía retronasal. La copa de ser­vi­cio ide­al es en for­ma de tuli­pa o de lira para percibir sus aro­mas, servi­do entre 8 y 10 gra­dos. Esta IG tam­bién incluye el  oru­jo que pasa un pro­ce­so de enve­jec­imien­to de un año mín­i­mo en envase de madera. Su col­or varía des­de un amar­il­lo paja has­ta un dora­do inten­so con aro­mas pro­pios de la madera como el tosta­do y la vainil­la. En boca es más suave pero per­sis­tente. El ser­vi­cio ide­al es usar una copa en for­ma de tuli­pa o lira y entre 15 y 18 gra­dos. Si el alguar­di­ente tiene un enve­jec­imien­to aún más largo, la opción es usar una copa tipo balón.

El Aguar­di­ente de Hier­bas de Gali­cia se con­sigue medi­ante la mac­eración y/o des­ti­lación de alco­hol con las hier­bas que le darán sus car­ac­terís­ti­cas par­tic­u­lares, como puede ser la men­ta, la man­zanil­la, hier­ba luisa, romero, orégano, tomil­lo, cilantro, aza­har, regal­iz, nuez mosca­da, canela o hino­jo. Grad­uación entre los 37,5º y los 50º. El con­tenido de azú­cares tiene que ser infe­ri­or a los 100 gramos por litro y su base tiene que ser Oru­jo de Gali­cia 100%. Su col­or vari­ará en fun­ción de las hier­bas usadas para su elab­o­ración, en boca es dulce y muy per­sis­tente. Ser­vi­cio entre 8 y 10 gra­dos en copa en for­ma de tuli­pa o lira.

El Licor de Hier­bas de Gali­cia su preparación es sim­i­lar que el ante­ri­or pero con la difer­en­cia de que su grad­uación alco­hóli­ca estará entre los 20º y 40ª y su con­tenido de azú­cares debe ser como mín­i­mo de 100 gramos por litro. El col­or vari­ará en fun­ción de las hier­bas uti­lizadas. En boca es dulce y per­sis­tente. El ser­vi­cio entre 15 y 18 gra­dos en copa de tuli­pa o lira.

El Licor Café de Gali­cia se obtiene a par­tir de aguar­di­ente de oru­jo de la IG Aguar­di­ente de Gali­cia y el alco­hol etíli­co de ori­gen agrí­co­la medi­ante mac­eración y/o des­ti­lación del alco­hol en pres­en­cia de café tosta­do nat­ur­al, con pro­hibi­ción de usar café tor­refac­to así como cualquier extrac­to, con­cen­tra­do u otro pro­duc­to susti­tu­ti­vo del café tosta­do nat­ur­al. El gra­do volumétri­co estará entre los 20 y 40 gra­dos. El con­tenido de azú­cares ten­drá como mín­i­mo 100 gramos por litro. En su cata se nota el col­or y aro­ma pro­pio del café tosta­do nat­ur­al. En boca tam­bién es dulce y muy per­sis­tente. Para su ser­vi­cio se usará copa en for­ma de tuli­pa o lira a una tem­per­atu­ra entre 15 y 18 grados.

Degustación

Fotografía de Óscar Fernández

La cata comen­ta­da se basó en 4 oru­jos gal­le­gos con diver­sas var­iedades de uvas: albar­iño, godel­lo, mencía y un híbri­do de la zona del Ulla para des­cubrir las difer­en­cias en mat­ices de col­ores, aro­mas y sabores según la uva usa­da para la elaboración.

Aguardinetes

Fotografía de Óscar Fernández

La ver­sa­til­i­dad y cal­i­dad de estos des­ti­la­dos per­mi­tió al bar­man Ángel Camiña la preparación de dos cócte­les denom­i­na­dos: Baga­zo Cítri­co y Matcha de oru­jo a par­tir del oru­jo gal­lego como base. Se abre todo un cam­po nue­vo y por des­cubrir en el mun­do de la coctel­ería creativa.

aguardientes

Fotografía de Óscar Fernández

En el Túnel de los “Augar­dentes e Licores Tadi­cionais de Gali­cia” esta­ban expuestos más de un cen­te­nar de mar­cas inclu­idas en las 4 Indi­ca­ciones Geográ­fi­cas, acom­pañadas de unos deli­ciosos melin­dres elab­o­ra­dos por la Aso­ciación de Repostería Tra­cional da Ter­ra, Melide Ter­ra Doce. Un mari­da­je geográ­fi­co per­fec­to e irrompible.

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

DO Rías Baixas

Cin­co sub­zonas, cin­co for­mas de enten­der y de con­seguir la máx­i­ma expre­sión a la uva albar­iño, 5 sutiles difer­en­cias para encum­brar esta modal­i­dad de uva, para que brille con luz propia, como una estrel­la ruti­lante, en el panora­ma viní­co­la nacional e inter­na­cional. Un mar verde de viñas empar­radas que suave­mente desciende por las laderas has­ta besar el azul del mar, de ese Océano Atlán­ti­co que baña la cos­ta de la Denom­i­nación de Ori­gen Rías Baixas, que le da per­son­al­i­dad car­ac­ter­i­za­da por la salin­idad y el yodo de sus bravías aguas.

www.bloghedonista.com

Sis­tema empar­ra­do tradi­cional gallego

Las car­ac­terís­ti­cas prin­ci­pales de esta Denom­i­nación de Ori­gen del noroeste de España son varias: el sue­lo graníti­co, de can­tos roda­dos que per­mite que las raíces de las viñas se pueden expandir más. Los viñe­dos están situ­a­dos a una media de altura entre el niv­el del mar y los 100 met­ros. La acidez car­ac­terís­ti­ca de sus vinos está per­mi­tien­do inves­ti­gar con vinos de guar­da y estu­di­ar la capaci­dad de enve­jec­imien­to. El empar­ra­do como sis­tema pre­ven­ti­vo para evi­tar enfer­medades como con­se­cuen­cia de la gran humedad, obliga a la recogi­da man­u­al de las uvas, que por un lado per­mite una selec­ción cuida­dosa de las uvas direc­ta­mente en la viña, y que por el económi­co reper­cute en el pre­cio final de la botel­la. El empar­ra­do en altura, por con­tra, per­mite aprovechar al agricul­tor de toda la vida para pro­ducir patatas y cebollas. 

Recien­te­mente el Con­sel­lo Reg­u­lador comu­nicó que la cosecha 2015 había esta­do con­sid­er­a­da como MUY BUENA. Con unas cifras récord después de haber cal­i­fi­ca­do más de 20 mil­lones de litros de vino, fru­to de la vendimia que había super­a­do los 31 MM de kilos. En el aparta­do de las exporta­ciones tam­bién se ha aumen­ta­do en un 7,6% sien­do EEUU el prin­ci­pal país de des­ti­no de los vinos. Los vinos de esta DO cada vez despier­tan may­or interés en la comu­nidad nacional e inter­na­cional por la gran cal­i­dad de sus cose­chas, que se tra­duce en la can­ti­dad de pre­mios que van con­sigu­ien­do y para mues­tra un botón: en el últi­mo con­cur­so Bac­chus, esta DO gal­le­ga con­sigu­ió 9 medal­las de oro y 19 de pla­ta entre un total de 1.854 ref­er­en­cias proce­dentes de 21 país­es de los cin­co con­ti­nentes. El Con­sel­lo Reg­u­lador, con su pres­i­dente a la cabeza D. Juan Gil, su sec­re­tario gen­er­al D. Ramón Huido­bro y la direc­to­ra del depar­ta­men­to de mar­ket­ing Doña Eva Mínguez, no esca­ti­man esfuer­zos en su labor de pro­mo­ción de toda la DO,  con­scientes de que la viti­cul­tura es un poderoso motor de la economía de esta zona del sur de Gali­cia, además de evi­tar la emi­gración y deser­ti­zación de zonas rurales. Como con­se­cuen­cia de ello da empleo direc­to a 7.600 per­sonas y 5.200 de carác­ter even­tu­al en las épocas de may­or productividad. 

www.bloghedonista.com

Lagar

Una zona car­ac­ter­i­za­da por el mini­fun­dio que es la causa de un may­or número de vitic­ul­tores: 5.756 que se reparten las 22.678 parce­las sobre una exten­sión total de 4.027 hec­táreas que dan un total de 183 bode­gas. Su con­sti­tu­ción en 1988 por 492 apa­sion­a­dos es rel­a­ti­va­mente joven aunque ya muy asen­ta­da en el panora­ma viní­co­la de calidad. 

El 97% de la pro­duc­ción es de uva albar­iño y el resto se com­pone de otras var­iedades autóc­tonas muy asen­tadas al ter­ri­to­rio: loureira blan­ca o mar­qués o loureiro, treixadu­ra y caíño blan­co. En tin­tas caíño tin­to, espadeiro, loureira tin­ta y sousón. Var­iedades blan­cas autor­izadas son: tor­rontés y godel­lo, mien­tras que las tin­tas son mencía, bran­cel­lao y pedral

La ver­sa­til­i­dad de los vinos albar­iños Rías Baixas le per­mite mari­dar con difer­entes platos des­de el clási­co y con­s­abido marisco o pesca­do, con carnes blan­cas y rompi­en­do moldes, con las rojas. Tam­bién con platos de coci­nas exóti­cas como el ceviche peru­ano o el gua­camole mexicano.

www.bloghedonista.com

Un mar verde de viñas que lle­ga has­ta la desem­bo­cadu­ra del río Miño, con el monte San­ta Tecla al fondo.

 

Tipos de vinos con el sel­lo Rías Baixas: 

- Albar­iño Rías Baixas que se car­ac­ter­i­zan por su col­or amar­il­lo paji­zo, de aro­mas fru­tales y flo­rales, vinos de paso fres­co y de acidez muy equilibrada.

Rías Baixas Con­da­do do Tea, elab­o­ra­do en esta sub­zona con al menos 70% de las var­iedades albar­iño y treixadura. 

-  Rías Baixas Ros­al con un mín­i­mo de un 70% de albar­iño y loureiro pro­pios de esta zona. 

-  Rías Baixas Val do Sal­nés tam­bién tiene que con­tener un 70% de las var­iedades cul­ti­vadas en esa zona.

-  Rías Baixas Ribeira do Ulla, mín­i­mo 70% de las var­iedades de su territorio. 

Rías Baixas, elab­o­ra­do con las var­iedades blan­cas autor­izadas o pref­er­entes de esta denom­i­nación y que puede estar pro­duci­do, elab­o­ra­do, embotel­la­do y eti­que­ta­do en cualquiera de su 5 subzonas. 

Rías Baixas bar­ri­ca tienen que pasar por bar­ri­c­as de roble de capaci­dad supe­ri­or a 600 litros. 

- Rías Baixas Tin­to, se elab­o­ran con cualquiera de las var­iedades tin­tas y de cualquier zona de pro­duc­ción de la DO.

Rías Baixas Espumoso a par­tir de las var­iedades ya nom­bradas, en cualquier sub­zona y que al mis­mo tiem­po cumpla con los req­ui­si­tos nacionales y comu­ni­tar­ios sobre espumosos de calidad. 

Sub­zonas

Rib­era de Ulla la más septen­tri­on­al de las 5.

Soutomaior

Sal­nés

Con­da­do do Tea

Ros­al

Las 3 últi­mas fueron las vis­i­tadas y quedan pen­di­entes para un sigu­iente post.

© 2016 José María Toro. Todos los dere­chos reservados.

 

 

Lonja de Tapas. Restaurant & Vinateria

El chef ejec­u­ti­vo Jor­di Aros del Grupo Ador­na de restau­ración apues­ta por la coci­na de mer­ca­do y mediter­ránea en miniatu­ra, por la ofer­ta de tapas y raciones de cal­i­dad y una preparación sin florit­uras super­flu­as. Este chef ‑con un cur­ricu­lum envidi­a­ble- se ha for­ma­do como primer espa­da de los fogones en las rep­utadas CETT, Esco­la de Restau­ració i Hoste­latge de Barcelona y Espai Sucre, todas de la Ciu­dad Con­dal. Ante­ri­or­mente de recalar con su sabiduría en Lon­ja de Tapas había esta­do tra­ba­jan­do en Can Bosch (con 1 estrel­la Miche­lin) y un stage en el Restau­rante de Martín Berasategui ( con 3 estrel­las de la men­ciona­da guía roja francesa).

www.bloghedonista.com

Pared del inte­ri­or de Lon­ja de Tapas dec­o­ra­da con las tapas de las cajas de madera de vino.

El restau­rante insignia del grupo Lon­ja de tapas de Plà de Palau,7 ocu­pa un espa­cio de dos plan­tas y una priv­i­le­gia­da ter­raza exte­ri­or en el barcelonés bar­rio del Born con vis­tas a la Casa Llot­ja de Mar, el históri­co edi­fi­cio de esti­lo neo­clási­co.

www.bloghedonista.com

Las patatas bravas de Lon­ja de tapas.

Su inte­ri­or deno­ta una clara vocación de apues­ta por el vino de cal­i­dad como es el caso de ten­er una de las pare­des for­radas de tapas de madera de cajas de vino de las mejores bode­gas del país. Y otra de las pare­des está cubier­ta con una gran estantería donde se exhiben todo el catál­o­go de botel­las disponibles en la car­ta con ver­daderas joyas como Paisajes, Louro de uva godel­lo de Rafael Pala­cios, además de otras mar­cas clási­cas y más conocidas.

www.bloghedonista.com

Tomate seco con pesto, alca­chofa en aceite y lon­chas de parmesano

Platos degus­ta­dos: con­trasta­do camem­bert frito ‑de vicio- con sal­sa de fru­tos rojos. Impre­scindible pro­bar las patatas bravas con ese picante adic­ti­vo que te hace repe­tir una y otra vez. Capri­chosas gam­bas con su gabar­di­na y su sal­sa tár­tara para com­ple­men­tar. Sabrosos tomates sec­os con pesto, alca­chofas en aceite de oli­va y lámi­nas de parme­sano. Ham­bur­gue­sa hecha a mano con un gen­eroso foie de pato acom­paña­do de sus patatas fritas. Jugosa y sabrosa pieza de 225 gramos de entre­cot de tern­era a la plan­cha con patatas fritas, espár­ra­gos y una lámi­na de tomate. Final dulce con un hela­do de gal­leta de oreo y un vibrante coulant de choco­late con aceite de oli­va y sal. Todo mari­da­do con Arnegui un cri­an­za de la DOC Rio­ja.

www.bloghedonista.com

Coulant de choco­late con aceite de oli­va y sal.

Pre­cio medio a la car­ta 25–30 euros. Opción de menú degustación de difer­entes tapas por 19 euros. Menús para gru­pos. Intere­sante opción de coci­na inin­ter­rump­i­da de 12h has­ta la medi­anoche y has­ta la 1h de la madru­ga­da las noches de viernes y sábado.

Lon­ja de tapas Plà de Palau, 7 Barcelona 08003 Telé­fono 932 687 258

BSO de este post 1,000 Ships de un rit­mo con­ta­gioso como la son­risa de su can­tante Rachel Plat­ten.

© 2015 José María Toro. Todos los dere­chos reservados

 

 

A %d blogueros les gusta esto: