Ruta Modernista por León. Sorprendente ruta que te encantará

La Ruta Mod­ernista por León es aden­trarse en la idios­in­cra­cia de esta ciu­dad cruce de caminos, cono­cer sus mon­u­men­tos y mien­tras tan­to mezclarse con sus amables gentes, su coci­na y sobre todo sus bul­li­ciosas dos zonas clási­cas de tapas: el Bar­rio Húme­do y el Román­ti­co, porque entre tan­ta visi­ta habrá que hac­er una para­da para picar algo. 

El inmor­tal arqui­tec­to Gaudí se desplazó has­ta la cap­i­tal leone­sa por el encar­go de dos famil­ias bur­gue­sas (Simón Fer­nán­dez y Mar­i­ano Andrés), pertenecientes a esa flo­re­ciente clase media aco­moda­da, para con­stru­ir un pala­cio difer­ente a lo estable­ci­do y que alber­garía un com­er­cio, el primer cen­tro com­er­cial de la época: sin tabiques, sep­a­ra­da por colum­nas y grandes ven­tanas por las que entra­ba luz. Ese edi­fi­cio es el pop­u­lar Casa Botines. Gaudí, un priv­i­le­gia­do obser­vador de esa pujante necesi­dad de pro­gre­so en esta ciu­dad ancla­da en el pasa­do por la inmovilista nobleza y por la Igle­sia. La lle­ga­da del fer­ro­car­ril trae via­jeros y aires de mod­ernidad, así como nuevas man­eras de inter­pre­tar la arqui­tec­tura tradi­cional. Una escul­tura de San Jorge y su dragón nos recuer­da el ori­gen catalán de Gaudí. 

Edificio modernista. Casa Botines o Casa Fernández. Museo Gaudía Casa Botines. Ruta Modernista en León
Casa Botines y Museo Gaudí

La Calle Ancha nació por la ley estatal que oblig­a­ba a las ciu­dades a que fuer­an lugares salud­ables y orde­na­dos, donde se puediesen insta­lar fábri­c­as y la creación de bar­rios obreros. Y jus­to es en ese momen­to de recon­struc­ción de esta arte­ria prin­ci­pal de la cap­i­tal leone­sa, cuan­do llegó Gaudí en 1892. 

¿Por qué fue Gaudí a León?

Esta bur­guesía se quiere dis­tin­guir con edi­fi­cios sin­gu­lares, por tan­to la arqui­tec­tura se con­vierte en el nue­vo vehícu­lo de expre­sivi­dad de esta pujante clase social. Y en este perío­do de con­struc­ción de nuevos edi­fi­cios se mezclaron esti­los como el His­tori­cis­mo, Eclec­ti­cis­mo y Mod­ernismo y por supuesto el Roman­ti­cis­mo del siglo XIX. Gaudí no es ajeno a esta mez­cla y tam­bién hizo en sus obras guiños al medie­vo, al góti­co y al barroco. 

En este paseo urbano mod­ernista hay que estar aten­to y mirar a la altura de nue­stros ojos. Tam­bién para arri­ba y des­cubrir la arqui­tec­tura “fer­ro-vítrea” de bal­cones de reja en hier­ro y sus miradores de vidrio. Estos espa­cios aumen­tan la super­fi­cie de los pisos, dan­to la sen­sación de volar sobre la calle. Le da un val­or inno­vador así como de ostentación del poder económi­co y social de sus propi­etar­ios. Atrás quedaron los bal­cones de celosía de madera y se sigue la moda mar­ca­da en Lon­dres con su Crys­tal Palace en hier­ro y vidrio. 

En esta Ruta Mod­ernista por León pasare­mos por edi­fi­cios como el edi­fi­cio Café Vic­to­ria que per­manece abier­to des­de 1886 con el mis­mo nom­bre y ded­i­cación. El edi­fi­cio ecléc­ti­co-mod­ernista con­stru­i­do por Cár­de­nas en 1902 en la Calle Ancha 10 y 12. Sus miradores de for­ja car­ac­terís­ti­cos les per­mite ver a sus habi­tantes lo que pasa en la calle pero sin moverse de sus cómodas casas. En la Calle Ancha número 8 nos econ­tramos con otro edi­fi­cio de Cár­de­nas y segu­ra­mente el más mod­ernista de este arqui­tec­to. Aquí su chaflán con fina carpin­tería de hier­ro está ador­na­do con ban­das de azule­jo poli­cro­ma­do de motivos geométri­cos y vegetales. 

El modernismo en León

El edi­fi­cio de Corre­os y Telé­grafos es el edi­fi­co más inflen­ci­a­do por la obra de Gaudí, su proyec­to ini­cial era neogóti­co y se mod­i­ficó para acer­carse al medieval­is­mo. Los por­tales mar­ca­ba tam­bién la economía de la famil­ia propi­etaria, y de esa época ten­emos el por­tal de Zuloa­ga con sus murales de azule­jos con detalles como flo­res o pavos, tan pro­pios de este movimien­to artís­ti­co tan a la moda de entonces. La arqui­tec­tura de ladrillo tam­bién está pre­sente en edi­fi­cios ador­na­dos con bal­cones de “dibu­jo”. El edi­fi­cio y far­ma­cia Meri­no sigue intac­to des­de su con­struc­ción en esti­lo mod­ernista e his­tori­cis­mo neoplateresco.

Sin duda es Casa Botines, el edi­fi­cio de Fer­nán­dez y Andrés la que más nos impre­sion­ará en este con­jun­to urbano de mod­ernismo. Gaudí creó una facha­da en piedra a modo de for­t­aleza medieval. Sus ven­tanas estilizadas y los torre­ones se inspi­ran en la cer­cana Cat­e­dral. Tuvo 16 vivien­das y en sus bajos y semi­só­tanos alber­garon la tien­da y almacén de teji­dos entre 1893 y 1929, año en el cual cam­bió de manos y pasó a ser propiedad del Monte de Piedad y Caja de Ahor­ros.

Sin duda hay mucho más que des­cubrir en esta Ruta Mod­ernista en León, porque cada rincón de esta ciu­dad esconde un tro­zo de Gaudí y de la influ­en­cia modernista. 

Puedes hac­er la Ruta “El León de Gaudí” por cuen­ta propia o con ser­vi­cio de guía ofic­i­nal. Más infor­ma­ción y reser­vas en el Museo Gaudí Casa Botines Plaza de San Marce­lo, 5. 24002 León. Tel. 987 353 247.

© 2021 José María Toro. All rights reserved

Ruta de Monasterios en León

En colab­o­ración con el Con­sor­cio de Tur­is­mo de León ini­ci­amos esta Ruta de Monas­te­rios en León. Un via­je que nos trasladará a un tiem­po pretéri­to donde todo, abso­lu­ta­mente todo, tenía un val­or difer­ente a nue­stro siem­pre cam­biante siglo XXI. El Camino de San­ti­a­go y los ríos Por­ma y Esla serán nue­stros silentes acom­pañantes en esta ruta de espir­i­tu­al­i­dad y contemplación. 

Monas­te­rio de San­ta María de Gradefes

Este lugar de recogimien­to de las mon­jas cis­ter­ciens­es o bernar­das se fundó en 1168 jun­to al río Esla en la población que le pres­ta el apel­li­do. Sus primeras reli­giosas pro­cedían del Monas­te­rio de Tule­bras en Navar­ra, y que a su vez venían de la france­sa Bor­goña. Es el úni­co monas­te­rio cis­ter­ciense femeni­no en España en la que habi­tan mon­jas bernar­das de hábito blan­co, con túni­ca y cin­turón, escapu­lario y velo de col­or negro y toca blanca. 

Gradefes está en la ruta Vadiniense la que enlaza la Ruta Jacobea por Liébana y que des­de el Camino del Norte lle­ga al Camino Francés a través de los Picos de Europa. El pere­gri­no ha podi­do vis­i­tar el Monas­te­rio de San­to Toribio de Liébana donde se guar­da la reliquia de Lignum Cru­cis, que es el tro­zo más grande cono­ci­do de la Cruz donde murió Jesu­cristo.

El Camino de Santiago es parte de esta Ruta de Monasterios en León

Fotografía de un monasterio. Ruta de Monasterios en León
Monas­te­rio de San­ta María de Grade­fes. Fotografía gen­tileza del Con­sor­cio Provin­cial de Tur­is­mo de León

La igle­sia está for­ma­da por una impre­sio­n­ante cabecera de tres naves. Sus ven­tanas le dan una gran lumi­nosi­dad y ampli­tud a la estancia. Los nervios de su bóve­da se apoy­an sobre pilares cuad­ran­gu­lares con medias colum­nas adosadas. La dec­o­ración de los capite­les es austera de acuer­do con los man­damien­tos de sobriedad. El claus­tro es un corre­dor sen­cil­lo y que sirve de cemente­rio para las reli­giosas de esta comu­nidad con­tem­pla­ti­va. La sala capit­u­lar está restaurada. 

Vis­i­tas guiadas de igle­sia, claus­tro, sala capit­u­lar y ábside: todo el año, sába­dos a las 10:30h, 11:30h, 16:30h y 17:30h. domin­gos a las 10:30 y 11:30h. La igle­sia se puede vis­i­tar libre­mente a cualquier hora del día y durante todo el año. Impre­scindible reser­var y para con­fir­mar horar­ios al 601 633 650, 987 333 153 y 987 333 011. Y tam­bién en la web del Ayun­tamien­to de Grade­fes y en Tur­is­mo de León 

Cuen­ta con una pequeña hos­ped­ería y venden sus dul­ces “Viru­tas de san José” en el pro­pio Monasterio. 

Las monjas bernardas además de vida contemplativa también elaboran dulces

Igle­sia-Monas­te­rio de San Miguel de Escalada

Los restos de una igle­sia visigo­da en la mis­ma Grade­fes, fueron la base para un asen­tamien­to de mon­jes proce­dentes de Cór­do­ba. Era finales del siglo IX, y tra­jeron su arqui­tec­tura de esti­lo mozárabe, más cono­ci­do como Arte de la Repoblación, que la con­vierten en uno de los ejem­p­los más impor­tantes de la Penín­su­la Ibéri­ca y además fuera del entonces cal­ifa­to de Cór­do­ba. Esta igle­sia se lev­an­tó ded­i­ca­da a la advo­cación de San Miguel, arcán­gel encar­ga­do de la pro­tec­ción de la Igle­sia.

Iglesia-Monasterio de San Miguel de Escalada. Ruta Monasterios en León.
Igle­sia-Monas­te­rio de San Miguel de Escal­a­da. Fotografía gen­tileza de Con­sor­cio Provin­cial de Tur­is­mo de León

La igle­sia de San Miguel es de plan­ta basil­i­cal con tres naves diá­fanas, las lat­erales más estre­chas y bajas que la cen­tral, un crucero y cabecera tri­par­ti­ta en for­ma de her­radu­ra. Su bel­lo artes­on­ado de madera poli­cro­ma­da ador­na su bóve­da, excep­to en los ábsides que se usaron bóvedas gallonadas.

La galería del pór­ti­co tiene 12 arcos de her­radu­ra. Doce es el sím­bo­lo de la per­fec­ción abso­lu­ta, el orden y el bien: fueron 12 los após­toles que acom­pañaron a Jesu­cristo, y los dios­es del Olimpo griego, las 12 tribus de Israel o los meses del año. Los 7 arcos más al oeste son propi­a­mente mozárabes y los otros 5 fueron aña­dios pos­te­ri­or­mente con capite­les de may­or tamaño. Torre románi­ca del siglo XI. A la capil­la de San Fruc­tu­oso, o Pan­teón de Abades, se accede por un arco de medio pun­to. Destaca­ble el ven­tanal del muro oeste con un doble arco de herradura. 

La Desamortización como consecuencia del abandono de muchos monasterios

La dev­as­ta­do­ra y ter­ri­ble Desamor­ti­zación de Men­dizábal hizo que desa­parecier­an los edi­fi­cios monás­ti­cos, y solo se con­serve la igle­sia. Erik el Bel­ga, el may­or ladrón de arte del mun­do, hizo de las suyas con lo poco que quedaba. 

Reser­vas para vis­i­tas 681 220 548 y 987 333 153. Además en la web de Tur­is­mo de León y en Tur­is­mo de Castil­la y León

Arquitectura mozárabe en tierras de León

Monas­te­rio de San­ta María de Sandoval

Entre los ríos Esla y Por­ma se lev­an­ta este Monas­te­rio en Villaverde de San­doval en el Camino de San­ti­a­go. Fue fun­da­do en 1167 por el conde Pedro Ponce de Min­er­va y su esposa Este­fanía Ramírez, en tier­ras gen­erosa­mente don­adas por el Rey Alfon­so VII. Como bue­na obra cis­ter­ciense su arqui­tec­tura es sim­ple y libre de adornos super­flu­os. Es un con­jun­to for­ma­do por un gan claus­tro cen­tral y en uno de los lados se encuen­tra la igle­sia. En el lado opuesto se encuen­tra el refec­to­rio, cale­fac­to­rio y la coci­na. El esti­lo es románi­co, mozárabe y gótico. 

Monasterio de Santa María de Sandoval. Ruta Monasterios en León
Monas­te­rio de San­ta María de San­doval. Fotografía gen­tileza del Con­sor­cio Provin­cial de Tur­is­mo de León

La igle­sia es de plan­ta en cruz lati­na com­pues­ta de tres naves, crucero y 3 ábsides semi­cir­cu­lares. Las naves a su vez se div­i­den en otros tres tramos delim­i­ta­dos por otros lig­era­mente apun­ta­dos, en colum­nas adosadas o pilares cru­ci­formes. El cabecero lo for­man 3 capil­las de plan­ta semi­cir­cu­lar, divi­di­das inte­ri­or­mente con haces de colum­nil­las lig­adas con­los refuer­zos exte­ri­ores de las mis­mas y que con­sti­tuyen una car­ac­terís­ti­ca muy pecu­liar en esta edi­fi­cación. El claus­tro es de esti­lo neo­clási­co del siglo XVII, así como el restau­ra­do coro de madera en el inte­ri­or de la igle­sia. Este sobrio con­jun­to responde a los man­damien­tos de San Bernar­do de Calar­aval, con­jun­ta­mente con su emplaza­mien­to para estar ale­ja­do del bul­li­cio humano, y sen­tir la paz y la serenidad en su plenitud.

Más infor­ma­ción para vis­i­tar en el 620 449 506 y en la web del Monas­te­rio de Sandoval 

Mansilla de las Mulas

Con­ven­to de San Agustín de Man­sil­la de las Mulas

Esta­mos en Man­sil­la donde se con­ser­va unas de las mejores obras de for­ti­fi­cación medieval en la provinci­na de León. Por el noroeste está situ­a­do jun­to al río Esla, y tiene una puer­ta para dar paso al trá­fi­co prove­niente del puente que lo atraviesa. En la actu­al­i­dad se con­ser­van var­ios frag­men­tos de esta tapia de con­tención de ene­mi­gos, var­ios torre­ones alme­na­dos y una de las cua­tro puer­tas, la de San­ta María. 

El Monas­te­rio de San Agustín fue fun­da­do por los almi­rantes de Castil­la, vin­cu­la­da a los Trastá­mara y ben­e­fi­cia­ria de los Reyes Católi­cos. De su pasa­do ape­nas ape­nas quedan restos arquelógi­cos de un patio cen­tral o claus­tro, de la prim­i­ti­va igle­sia, y se con­ser­va en pie, la capil­la de los Vil­lafañe, dónde parece que estu­vo enter­ra­do D. Fer­nan­do de Acuña, señor de Vil­lafañe, caballero de la Orden de San­ti­a­go, camarero de D. Juan de Aus­tria y capitán de los Ter­cios de Flan­des. Este con­ven­to acogió en 1788 una Cát­e­dra de Gramáti­ca y de Filosofía, Teología y Latín gra­cias a las desin­tere­sadas aporta­ciones de las cofradías de Mansilla. 

Más infor­ma­ción en la web del Ayun­tamien­to de Man­sil­la de las Mulas

El antiguo Monas­te­rio de San Agustín actual­mente es la sede del Museo Etno­grá­fi­co Provin­cial de León, y que depende del Insti­tu­to Leonés de Cul­tura de la Diputación Provin­cial de León. El edi­fi­cio son 5.000 met­ros cuadra­dos ded­i­ca­dos a con­ser­var la cul­tura tradi­cional pop­u­lar leone­sa tan­to la mate­r­i­al como la inma­te­r­i­al. Más infor­ma­ción en la web del Museo Etno­grá­fi­co Provin­cial de León

Los ríos Esla y Porma nos acompañan en esta Ruta de Monasterios en León

Monas­te­rio de San Pedro de Eslonza

Fun­da­do en el siglo X, fue ata­ca­do por Alman­zor “El Vic­to­rioso”, el mil­i­tar andalusí y can­ciller del Cal­ifa­to de Cór­do­ba. Pos­te­ri­or­mente en el sigu­iente siglo fue man­da­do recon­stru­ir por la Infan­ta doña Urra­ca, con pos­te­ri­ores aña­di­dos en el siglo XVI. Su por­ta­da rena­cen­tista se trasladó a la igle­sia de Renue­va de León tras sufrir las con­se­cuen­cias de la Desamortización. 

Más infor­ma­ción en la web de Tur­is­mo de León

Igle­sia de la Asun­ción de Villarmún

Se edi­fi­ció en el siglo XII entre el mozárabe y el románi­co. Su pór­ti­co exte­ri­or es sen­cil­lo y por el cual se accede a su inte­ri­or de una sola nave. Desta­ca un arco de casi her­radu­ra, sostenido0 por dos capite­les románi­cos sobre colum­nas adosadas al muro que da acce­so al ábside con una bóve­da cupuleiforme. 

Ruinas de Lancia

Unas pocas ruinas de la antigua ciu­dad de Lan­cia, dónde habitaron los astures, son las úni­cas huel­las de este pueblo bra­vo que resis­tió numan­ti­na­mente a las difer­entes embesti­das de las legiones romanas. Tuvo que venir el emper­ador Augus­to des­de Roma para vencer­los. La Diputación Provin­cial está real­izan­do una gran inver­sión para recu­per­ar parte de este lega­do que per­manece enter­ra­do, y dónde se con­stru­irá un cen­tro de interpretación. 

Más infor­ma­ción en el Con­sor­cio Provin­cial de Tur­is­mo de León

© 2021 José María Toro. All rights reserved

Cecina de León IGP

¿Cómo recono­cer cuán­do es autén­ti­ca Ceci­na de León IGP?

La Ceci­na de León IGP lle­va siem­pre la iden­ti­fi­cación del sel­lo de garan­tía que la difer­en­cia del resto de ceci­nas que no cumplen con las exi­gen­cias de cal­i­dad mar­cadas por el Con­se­jo Reg­u­lador de esta IGP (Indi­cación Geográ­fi­ca Protegida). 

La ceci­na de León se tra­ta de un pro­duc­to muy arraiga­do a la gas­tronomía de la provin­cia de León, ya que del cual con­stan ref­er­en­cias históri­c­as des­de el siglo IV a.C. y aparece en obras lit­er­arias como El Qui­jote de Miguel de Cer­vantes o La pícara Justi­na, nov­ela picaresca de 1605. 

Ceci­na de León IGP acom­paña­do de pimien­tos entre­callaos de La Huer­ta de Fres­no y vino Tilenus de Bode­gas Estefanía

Condi­ciones para estar garan­ti­za­da por la mar­ca de cal­i­dad Ceci­na de León IGP

  • Se elab­o­ra úni­ca y exclu­si­va­mente en la provin­cia de León por su cli­ma con­ti­nen­tal mediter­rá­neo que per­mite la dese­cación lenta en sus invier­nos muy fríos y lar­gos perío­dos de helada.
  • La mate­ria pri­ma es a par­tir del des­piece de los cuar­tos traseros de gana­do vac­uno may­or, de 5 años mín­i­mo de edad y de un peso en vivo mín­i­mo de 400 kg. proce­dente pref­er­ente­mente de razas bov­inas autóc­tonas de Castil­la y León.
  • Divi­di­dos en 4 partes: tapa, con­tra, babil­la y cadera.
  • Úni­cos ingre­di­entes per­mi­ti­dos son la carne de vac­uno y la sal.
  • Se dis­tinguen seis fas­es de la elab­o­ración: per­fi­la­do, sal­a­do, lava­do, asen­tamien­to, ahu­ma­do y seca­do o curación.
  • La ceci­na tiene un col­or tosta­do, par­do, lig­era­mente oscuro, pro­pio del pro­ce­so de elab­o­ración. Es una carne de sabor car­ac­terís­ti­co, poco sal­a­da, de con­sis­ten­cia poco fibrosa. Las piezas se pre­sen­tan enteras, en por­ciones o lon­chas envasadas al vacío.
  • Las eti­que­tas iden­ti­fica­ti­vas son de dos tipos: Ceci­na de León (mín­i­mo de curación 7 meses) Ceci­na de León Reser­va (mín­i­mo de curación 12 meses).

Más infor­ma­ción en la web del Con­se­jo Reg­u­lador de Ceci­na de León IGP https://www.cecinadeleon.org

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Enoturismo en El Bierzo (León). Sus bodegas y sus uvas más representativas

La mencía y la godel­lo son las uvas reinas de esta comar­ca leonesa

Cruce de caminos de pere­gri­nos en la comar­ca leone­sa del Bier­zo. Allí se unen al francés, la del man­zanal, el olvi­da­do y la de invier­no. Una zona que reúne monas­te­rios, castil­los tem­plar­ios de Pon­fer­ra­da, pueb­los de piedra de mon­taña, bosques de rob­les y cas­taños cen­te­nar­ios que son un espec­tácu­lo visu­al en el roji­zo y ocre otoño. Esconde el para­je de Las Médu­las, una antigua explotación min­era de oro a cielo abier­to de la época de los romanos. Fue declar­a­da por la UNESCO en 1997 como Pat­ri­mo­nio de la Humanidad. Por su parte, Los Ancar­es es Reser­va de la Bios­fera por la UNESCO des­de el 2006. Todo esto, jun­to con sus vinos de mencía y godel­lo, es El Bier­zo, con mucha his­to­ria vivi­da y aún más que contar. 

Se trata de hummus de garbanzo, rábanos, espárragos, zanahorias, empanadas y dos botellas de vino.
Hum­mus de gar­ban­zo de Pro­duc­tos La Huer­ta de Fres­no y vinos Tilenus La Flori­da y Godelia selec­ción godello

El Bier­zo, al oeste la provin­cia de León, ha sido una zona tradi­cional­mente min­era e indus­tri­al. De ese pasa­do minero de Las Médu­las y tras ago­tar sus exis­ten­cias de oro, los romanos nos dejaron como lega­do un paisaje irre­al pero úni­co, con canales que encauz­a­ban el tor­rente del agua ero­sio­n­an­do las mon­tañas para deshac­er­las y extraer su min­er­al dora­do. A par­tir de aquí surgieron espon­tánea­mente lagos como el de Car­ruce­do o el de Somi­do que recogían las aguas sobrantes dan­do lugar a humedales espon­tá­neos que crearon un eco­sis­tema pro­pio. Hay que cam­i­nar por la sen­da de las Val­iñas entre un bosque de cas­taños cen­te­nar­ios, picos de las mon­tañas, galerías y los restos de la explotación romana. Subir al Mirador de Orel­lán nos per­mite ten­er una vista panorámi­ca priv­i­le­gia­da de Las Médu­las.

Sigu­ien­do con la escapa­da a la nat­u­raleza los Montes Aquil­ianos nos harán reflex­ionar sobre nosotros mis­mos por su car­ga de espir­i­tu­al­i­dad. Su cer­canía al cielo lo con­vir­tió en el lugar preferi­do para refu­gia­rse del mun­danal rui­do por ermi­taños y ana­core­tas des­de el siglo V has­ta la Edad Media. El Valle del Silen­cio con el Monas­te­rio de San Pedro de Montes y la igle­sia mozárabe de San­ti­a­go de Peñal­ba son la prue­ba pétrea de su pasa­do reli­gioso. El Cam­po de las Dan­zas donde los veci­nos astures cel­e­bra­ban sus ances­trales ritos y algún que otro aque­larre. La Cum­bre del Morredero es la preferi­da por los esquiadores cuan­do el man­to níveo la cubre en el severo invier­no leonés. 

Y la vida sal­va­je de uro­gal­los, osos, lobos y cor­zos se esconde entre los bosques de Los Ancar­es, donde tam­bién encon­tramos las pal­lozas que son edi­fi­ca­ciones ante­ri­ores a los romanos donde vivían las per­sonas y el gana­do com­par­tien­do espa­cio. Impre­scindible recor­rer el Hayedo de Bus­may­or a través de una ruta de 7 kilómet­ros des­cubrien­do cas­cadas de agua. Segu­ra­mente el otoño sea la época más poéti­ca para vis­i­tar este hayedo. 

Gra­cias a la pro­mo­ción del pop­u­lar peri­odista y locu­tor de radio Luis del Olmo (nat­ur­al de Pon­fer­ra­da) cono­ce­mos los españoles el botil­lo, como el pro­duc­to más pecu­liar y pro­tag­o­nista de la gas­tronomía berciana. Recono­ci­do con el sel­lo de Indi­cación Geográ­fi­ca Pro­te­gi­da (IGP) se elab­o­ra con por­ciones de cos­til­la, rabo, espina­zo, pale­ta, car­rillera y lengua. Los pimien­tos asa­dos del Bier­zo son tam­bién IGP y el per­fec­to acom­pañamien­to de platos de carne y pesca­do, además de pro­duc­to impre­scindible de las empanadas. La tern­era del Bier­zo está recono­ci­da como Mar­ca de Garan­tía. Cerezas, cas­tañas, man­zanas reine­tas y peras con­fer­en­cias son tam­bién parte del pat­ri­mo­nio gas­tronómi­co de cal­i­dad del Bier­zo.

La Orden del Císter fue la encar­ga­da de exten­der el cul­ti­vo del vino y su elab­o­ración des­de su base en el Monas­te­rio de San­ta María de Car­race­do. Se ha man­tenido en el tiem­po gra­cias a su micro­cli­ma por su situación priv­i­le­gia­da rodea­da de mon­tañas que la han pro­te­gi­do del frío y húme­do vien­to del Atlán­ti­co por el oeste, así como de los rig­ores de la mese­ta castel­lana por el este. Unido a su sue­lo de pizarra, gran­i­to y are­na ha per­mi­ti­do que en sus tier­ras se cul­tiv­en uvas como mencía y gar­nacha tin­ta para los vinos negros, y Doña Blan­ca, godel­lo, palomi­no y mal­vasía para lo vinos blan­cos. Jun­to a estas uvas autor­izadas por la DO Bier­zo, se acep­tan, pen­di­entes de aprobación por la Jun­ta de Castil­la y León, uvas exper­i­men­tales foráneas como la tem­pranil­lo, mer­lot y caber­net sauvi­gnon. La DO Bier­zo se con­sti­tuyó en 1989 para agru­par y cer­ti­ficar la cal­i­dad de los vinos de la zona. El últi­mo paso ha sido admi­tir la sal­i­da al mer­ca­do de los Vinos de Vil­la y Vinos de Para­je que expre­san la sin­gu­lar­i­dad de esos ter­ri­to­rios donde se cul­ti­va la viña. 

La mencía se uti­liza para la elab­o­ración de vinos aromáti­cos y afru­ta­dos, de inten­so col­or y que se puede usar para su cri­an­za en bar­ri­c­as por su capaci­dad de enve­jec­imien­to que en boca ten­drán un paso suave ater­ciopela­do. Raci­mos pequeños y com­pactos, de piel grue­sa. Los mostos tienen un col­or rojo granate, de ele­va­do azú­car y baja acidez. Sus vinos saben a cerezas, moras, arán­danos, regal­iz y grana­da. Ide­al para acom­pañar ver­duras, legum­bres, carnes rojas y que­sos curados.

La godel­lo nos dará vinos con una acidez y un niv­el de alco­hol tiran­do a ele­va­do. De sabor suave a miel y un amar­gor ele­gante. Si se fer­men­tan y crían en bar­ri­c­as de roble desar­rol­larán aro­mas más com­ple­jos de fru­tas, flo­res y de almendras. 

Dos bode­gas que son un ejem­p­lo de su labor para situ­ar la DO Bier­zo en el mapa nacional e inter­na­cional son. Bode­gas Godelia que elab­o­ran vinos con las var­iedades prin­ci­pales de la DO, com­ple­ta­da con prop­ues­tas de eno­tur­is­mo de vis­i­tas a las insta­la­ciones y degusta­ciones de sus vinos más rep­re­sen­ta­tivos o la tien­da online de ven­ta de sus vinos y packs donde el vino se une a la expe­ri­en­cia de dis­fru­tar­lo con una table­ta de choco­late que repro­duce los aro­mas de esos vinos seleccionados. 

Vinos de Bode­gas Godelia y Tilenus de Bode­gas Estefanía 

Bode­gas Este­fanía elab­o­ra difer­entes tipos de vinos con ambas uvas como pro­tag­o­nista en sus 40 hec­táreas de cepas cen­te­nar­ias. Su nom­bre com­er­cial es Tilenus que es el nom­bre del dios celta Teleno (Marte en la mitología romana) y es todo un hom­e­na­je a la época de los romanos cuan­do explotaron el yacimien­to aurífero de Las Médu­las y como reconocimien­to en sus eti­que­tas está graba­da una mon­e­da romana que fue encon­tra­da en uno de los viñedos. 

Más infor­ma­ción en gen­er­al (rutas, activi­dades, tien­das, alo­jamien­to y restau­rantes) en la web de eno­tur­is­mo del Bier­zo http://bierzoenoturismo.com

Ceci­na de León IGP, pimien­tos entre­callaos de La Huer­ta de Fres­no acom­paña­do de una copa de vino de Tilenus de Bode­gas Estefanía

Lista de Bode­gas que inte­gran el eno­tur­is­mo del Bier­zo: Bode­gas Adriá, Bode­ga Cua­tro Pasos, Bode­gas y Viñe­dos Cas­tro Ven­tosa, Bode­gas Peique, Vinos Val­tu­ille, Bode­gas Pit­tacum, Bode­ga Enci­ma Wines, Bode­gas Dominio de Tares, Bode­gas Gance­do, Bode­ga Pérez Caramés, Bode­gas Godelia, Bode­gas Losa­da Vinos de Fin­ca, Viñas del Bier­zo, Bode­ga Casar de Bur­bia, Bode­ga del Abad, Pala­cio de Cane­do y Bode­gas Este­fanía. Para más infor­ma­ción de las activi­dades de las bode­gas que for­man parte del eno­tur­is­mo del Bier­zo en http://bierzoenoturismo.com/organiza-tu-viaje/

Más infor­ma­ción de https://www.godelia.es Antigua Car­retera N‑VI, Km. 403,5. 24547 Pieros / Caca­be­los. (León) España. Telé­fono +34 987 54 62 79

Más infor­ma­ción de https://www.mgwinesgroup.com/bodegas-estefania/ Ctra. de Dehe­sas a Posa­da del Bier­zo, 24390 Pon­fer­ra­da (León) España. Telé­fono +34 987 420 015

© 2020 José María Toro. All rights reserved

A %d blogueros les gusta esto: