D.O. Ribeiro, la denominación de origen más antigua de Galicia

La historia se reescribe continuamente con nuevos hallazgos, y tenemos que remontarnos a esa época que los celtas ocuparon la parte más noroccidental de la Penísula Ibérica para que los sesudos científicos aseveren que ya por esa época pretérita se hacía vino a partir de excavaciones recientes. Más tarde los romanos que con su culto a Baco, y a ese loco frenesí, siguieron haciendo zumo de uva y seguro que disfrutaron de su sabor y sus aromas. Posteriormente los bárbaros, de ahí su nombre, se lo cargaron. Más tarde los monjes benedictinos y cistercienses recuperaron las plantaciones de viñedo por dos razones: una porque necesitaban obligatoriamente el vino para la Santa Misa y otra porque era la manera de marcar la frontera con los musulmanes en ese período de la Reconquista iniciada por los reinos cristianos del norte de la Península Ibérica. Monjes del Monasterio de Oseira, Melón, Celanova, San Martiño Pinario y por supuesto los Cabildos de las catedrales de Santiago, Lugo y Ourense fueron los primeros interesados en gestionar el cultivo de la vid en los campos conlindantes a los prioratos.

 

Ruta do río Miño

Ruta do río Miño

 

En 1579 las Ordenanzas Municipales de Ribadavia determinaron las zonas donde se podía producir, como manipular y vender vino de Ribeiro. Todo un precedente de los reglamentos de los actuales Consejos Reguladores de la actualidad. El Estatuto del Vino en 1932 reconoció a la D.O. Ribeiro como la más antigua e histórica de Galicia. En 1956 se constituyó su Consejo Regulador. En 1967 se comenzó a controlar las etiquetas de los vinos con un troquel realizado en la misma etiqueta de las botellas. En 1977 se impuso la precinta certificadora. En 1992 se rediseña su nueva imagen. En enero de 2017 unificó en una sola precinta, producida por la Real Casa de la Moneda FNMT, todos los tipos de vinos de la Denominación de Origen, para garantizar la calidad y la trazabilidad.

En la viña de Finca Teira de Manuel Formigo

En la viña de Finca Teira de Manuel Formigo

 

Las características principales que diferencian, y le dan personalidad, a esta zona de Galicia son las siguientes:

El suelo está formado de materiales graníticos, con texturas franco-arenosas y en menor medida areno-francosas. El «sábrego» o granito descompuesto es muy abundante en todo el  Ribeiro. Cultivos abancalados en las pendientes de las laderas, para facilitar su trabajo y las horas de exposición al sol. El minifundismo es el otro gran hándicap de la zona.

El clima, como factor determinante de las uvas a cultivar en esta zona, que aunque distante apenas 45 kms. del Océano Atlántico, la sucesión de montañas la guarda de su influencia dejándola en una zona de transición mediterránea que genera una viticultura en donde la maduración alcohólica (el azúcar que contiene la uva) se desarrolle en paralelo a la maduración fenólica (se refiere a sus componentes como los aromas, el sabor, el color o los taninos), de tal manera que conservan un equilibrado frescor propiciado por la acidez natural, dominando el tartárico sobre el málico. La diferencia térmica entre el día y la noche favorecen la lenta maduración respetando los aromas y su frescor natural. El Riberio se asienta sobre 3 valles a partir de sus 3 ríos principales: Miño, Avia y Arnoia. La influencia atlántica que entra por el río Miño limita el cultivo hasta los 450 metros de altura sobre el nivel del mar.

 

En el Priorato de Razamonde

En el Priorato de Razamonde

 

La tercera pata son las variedades de uva permitidas por la D.O. Ribeiro y que son las siguientes:

Blancas

  • Treixadura son la genuina expresión del terruño junto a aromas de frutas, hierbas aromáticas, cítricos y florales. En boca nos regala estructura, profundidad y frescor.
  • La delicada albariño nos recuerda a frutas de hueso, flores, balsámicos y cítricos. En boca entra como la seda, con frescor y estructura ligera.
  • Lado, ancestral y única en Ribeiro, proporciona hierbas aromáticas, cítricos, frutas y balsámicos. En boca es frescor, sabrosidad y estructura fina.
  • La godello es la sobria y sutil elegancia con sus notas de frutas y vegetales. En boca es el suelo y proporciona sabrosidad y untuosidad.
  • La exhuberante loureira es expresión floral, cítrica y de hierbas aromáticas. Su paso por boca es delicado, ligero y elegante.
  • Torrontés da notas de fruta, heno y de hierbas aromáticas. Con estructura ligera pasa por boca amable, equilibrada y sedosa.
  • Caíño blanco con su aromas de manzana y florales son intensos y aromáticos. En boca, los vinos son estructurados, con cuerpo y muy ajustada acidez.

Tintas

  • Brancellao de aromas de fruta roja, balsámicos y especiados. Proporciona cuerpo y untuosidad sin perder la frescura.
  • Sousón da un intenso color y profunda capa, aromas de frutos negros y violetas.
  • La mencía es suave y desprende fragancia de frutos silvestres. En boca es equilibrada y sedosa.
  • La compleja ferrón es de aromas de fruta roja, hierbas aromáticas, notas balsámicas y ligeros especiados.
  • Caíño Longo son aromas de flores, frutas frescas y balsámicos.
  • Caíño Tinto es exhuberante e intensa de aromas florales, cítricos y frutas rojas.
  • Caíno Bravo es aroma cítrico y frutal en general.

Los vinos resultantes se dividen en: Ribeiro, Ribeiro Castes, Ribeiro Barrica, Ribeiro Espumoso (según el método tradicional de segunda fermentación en botella)  y Tostado Ribeiro (de uvas pasificadas a cubierto de aromas a frutos secos y confitados, miel, flores amarillas, dulce de membrillo, piel de naranja confitada. Vinos concentrados con buen equilibrio entre la acidez y la dulzor).

 

Desde la Bodega de Ramón do Casar

Desde la Bodega de Ramón do Casar

 

Otra de las características de la D.O. Ribeiro, y reglamentado en 1987,  es su clasificación entre adega (bodega), que pueden elaborar con uva propia o compra  a otros viticultures, y colleiteiro/a (cosechero),  que elaboran menos de 60.000 litros al año y solo a partir de uva de cosecha propia, sin poder adquirir uva de otros viticultores.

Los vinos de Ribeiro representan la esencia gallega por su paisaje y su gente que han luchado contra todos los elementos, pero que esa adversidad los hace únicos.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

DO Rías Baixas

Cinco subzonas, cinco formas de entender y de conseguir la máxima expresión a la uva albariño, 5 sutiles diferencias para encumbrar esta modalidad de uva, para que brille con luz propia, como una estrella rutilante, en el panorama vinícola nacional e internacional. Un mar verde de viñas emparradas que suavemente desciende por las laderas hasta besar el azul del mar, de ese Océano Atlántico que baña la costa de la Denominación de Origen Rías Baixas, que le da personalidad caracterizada por la salinidad y el yodo de sus bravías aguas.

www.bloghedonista.com

Sistema emparrado tradicional gallego

Las características principales de esta Denominación de Origen del noroeste de España son varias: el suelo granítico, de cantos rodados que permite que las raíces de las viñas se pueden expandir más. Los viñedos están situados a una media de altura entre el nivel del mar y los 100 metros. La acidez característica de sus vinos está permitiendo investigar con vinos de guarda y estudiar la capacidad de envejecimiento. El emparrado como sistema preventivo para evitar enfermedades como consecuencia de la gran humedad, obliga a la recogida manual de las uvas, que por un lado permite una selección cuidadosa de las uvas directamente en la viña, y que por el económico repercute en el precio final de la botella. El emparrado en altura, por contra, permite aprovechar al agricultor de toda la vida para producir patatas y cebollas. 

Recientemente el Consello Regulador comunicó que la cosecha 2015 había estado considerada como MUY BUENA. Con unas cifras récord después de haber calificado más de 20 millones de litros de vino, fruto de la vendimia que había superado los 31 MM de kilos. En el apartado de las exportaciones también se ha aumentado en un 7,6% siendo EEUU el principal país de destino de los vinos. Los vinos de esta DO cada vez despiertan mayor interés en la comunidad nacional e internacional por la gran calidad de sus cosechas, que se traduce en la cantidad de premios que van consiguiendo y para muestra un botón: en el último concurso Bacchus, esta DO gallega consiguió 9 medallas de oro y 19 de plata entre un total de 1.854 referencias procedentes de 21 países de los cinco continentes. El Consello Regulador, con su presidente a la cabeza D. Juan Gil, su secretario general D. Ramón Huidobro y la directora del departamento de marketing Doña Eva Mínguez, no escatiman esfuerzos en su labor de promoción de toda la DO,  conscientes de que la viticultura es un poderoso motor de la economía de esta zona del sur de Galicia, además de evitar la emigración y desertización de zonas rurales. Como consecuencia de ello da empleo directo a 7.600 personas y 5.200 de carácter eventual en las épocas de mayor productividad. 

www.bloghedonista.com

Lagar

Una zona caracterizada por el minifundio que es la causa de un mayor número de viticultores: 5.756 que se reparten las 22.678 parcelas sobre una extensión total de 4.027 hectáreas que dan un total de 183 bodegas. Su constitución en 1988 por 492 apasionados es relativamente joven aunque ya muy asentada en el panorama vinícola de calidad.  

El 97% de la producción es de uva albariño y el resto se compone de otras variedades autóctonas muy asentadas al territorio: loureira blanca o marqués o loureiro, treixadura y caíño blanco. En tintas caíño tinto, espadeiro, loureira tinta y sousón. Variedades blancas autorizadas son: torrontés y godello, mientras que las tintas son mencía, brancellao y pedral

La versatilidad de los vinos albariños Rías Baixas le permite maridar con diferentes platos desde el clásico y consabido marisco o pescado, con carnes blancas y rompiendo moldes, con las rojas. También con platos de cocinas exóticas como el ceviche peruano o el guacamole mexicano.

www.bloghedonista.com

Un mar verde de viñas que llega hasta la desembocadura del río Miño, con el monte Santa Tecla al fondo.

 

Tipos de vinos con el sello Rías Baixas: 

Albariño Rías Baixas que se caracterizan por su color amarillo pajizo, de aromas frutales y florales, vinos de paso fresco y de acidez muy equilibrada.

– Rías Baixas Condado do Tea, elaborado en esta subzona con al menos 70% de las variedades albariño y treixadura. 

–  Rías Baixas Rosal con un mínimo de un 70% de albariño y loureiro propios de esta zona. 

–  Rías Baixas Val do Salnés también tiene que contener un 70% de las variedades cultivadas en esa zona.

–  Rías Baixas Ribeira do Ulla, mínimo 70% de las variedades de su territorio. 

– Rías Baixas, elaborado con las variedades blancas autorizadas o preferentes de esta denominación y que puede estar producido, elaborado, embotellado y etiquetado en cualquiera de su 5 subzonas. 

– Rías Baixas barrica tienen que pasar por barricas de roble de capacidad superior a 600 litros. 

Rías Baixas Tinto, se elaboran con cualquiera de las variedades tintas y de cualquier zona de producción de la DO.

– Rías Baixas Espumoso a partir de las variedades ya nombradas, en cualquier subzona y que al mismo tiempo cumpla con los requisitos nacionales y comunitarios sobre espumosos de calidad. 

Subzonas

Ribera de Ulla la más septentrional de las 5.

Soutomaior

Salnés

Condado do Tea

Rosal

Las 3 últimas fueron las visitadas y quedan pendientes para un siguiente post.

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: