Hotel Sorli Emocions de Vilassar de Dalt y qué ver y hacer en la comarca de El Maresme

Este hotel de 4 estrellas en Vilassar de Dalt, de la comarca del Maresme, dispone de una situación privilegiada por su cercanía a Barcelona, a solamente 15 minutos en coche, por consiguiente conectado vía marítima con las Islas Baleares e Italia por barco, por vía aérea con casi todo el mundo gracias al aeropuerto internacional, por vía férrea con los trenes de alta velocidad que conectan con el resto de EspañaSevilla, Córdoba, Ciudad Real, Madrid, Guadalajara, Zaragoza, Lleida, Tarragona y Girona, además de otras ciudades y capitales de provincia mediante líneas de circulación no tan rápidas. Y por el lado internacional con todo el turismo que pueda proceder de Francia y de otros países de Europa. Por carretera está unido a la autopista que procede del país vecino y del resto de la Península Ibérica. Por tanto, se convierte en un destino atractivo de sol y playa, por tener cerca la vibrante Ciudad Condal o como parada intermedia hacia un destino final bien viniendo del Norte o bien del Sur. Y obviamente para los residentes en Barcelona que quieran desconectar del ruido de la gran ciudad como antiguamente hacía, y no hace tanto, la burguesía en época de calor.

Vistas imperdibles e impagables del azul hipnotizante del Mar Mediterráneo desde su emplazamiento que en forma de un gran balcón permite disfrutar de sus panorámicas a cualquier hora del día y de la belleza nocturna cuando la luna se asoma, se baña en sus aguas o simplemente se esconde.

Instalaciones modernas y diversas opciones de alojamiento conforman su oferta hotelera. Habitaciones individuales con vistas a la montaña, dobles con balcón y orientadas a la Serralada del Litoral. Habitaciones interiores con terraza, o con acceso directo a la solicitada piscina cuando el sol aprieta, y no podía faltar una suite con hidromasaje.

Entre los servicios del hotel cabe destacar el restaurante de cocina tradicional y de tapas, así como una selección de quesos y charcutería de proximidad.

Tratamientos de spa con los aclamados productos de cosmética de Natura Bissé, y zona de aguas con sauna, baño turco y chaman.

Gimnasio innovador y pistas de padel con tarifa especial para los clientes de hotel. Acceso libre a la piscina. Salones amplios y cómodos para reuniones de trabajo o para celebraciones de familia o de amigos.

Tienda gourmet en el propio hotel complementada con primeras marcas de cosmética y perfumería.

Del compromiso del hotel con proveedores locales y de proximidad son sus sábanas de Bassols, colchones Sonpura, vajillas de La Bisbal y mobiliario de Andreu World.

¿Qué hacer en El Maresme?

Visitar los museos de la comarca, festivales, ferias de artesanía y citas gastronómicas. Para los más deportistas hay 4 campos de golf de 18 hoyos y diversos de Pitch and Putt, centros de equitación, y deportes náuticos en los próximos clubs de vela, tenis, Extreme Bike padel tenis. Rutas a pie, en bicicleta o a caballo. Visitas guiadas para conocer en profundidad el pasado de Vilassar tanto prehistórico, romano, medieval o industrial.

Para disfrutar de esa holgazanería tan italiana, y tan necesaria para desconectar y que tan bien se define con el término de dolce far niente, está la opción de sus 49 playas de arena dorada de la zona.

La gastronomía destaca por los vinos de la DO Alella, los apreciados guisantes de Llavaneres, las patatas de Mataró, las judías del ganxet y las fresas de Sant Cebrià deVallarta.

Las personas adictas a las compras lo tienen muy fácil con la cercana Barcelona y para los buscadores de gangas en el outlet de La Roca Village, sin olvidar los comercios locales de la población.

La Mostra Gastronómica de Cabrils, la Festa de la Verema (Vendimia) de Alella o el clásico market que organiza el hotel son otras opciones a tener en cuenta para elegir este hotel como clara primera opción.

Hotel Sorli Emocions Carrer Lluis Jorda Cardona, 2. 08339 Vilassar de Dalt (Barcelona) Teléfono 937 538 240.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Celebración del quinto aniversario de la conexión Barcelona París en tren de alta velocidad

La conexión en tren de Alta Velocidad entre Barcelona y París ha cumplido ya cinco años de funcionamiento. Desde su puesta en marcha, operado por Renfe-SNCF en Cooperación, marcó un antes y un después en el acercamiento de personas de los dos países por este medio ferroviario y que cada día gana más adeptos por la comodidad que supone de ir de centro a centro de ambas ciudades. Las personas que sufren aerofobia tienen un gran aliado para desplazarse sin tener que sufrir. Hoy en día podemos movernos en alta velocidad por casi toda Europa, saliendo desde Sevilla podemos llegar a Londres sin tener que coger un avión.

Para celebrar esta efemérides que unió España y Francia hace ya un lustro, Renfe-SNCF en Cooperación, organizó un viaje especial desde Barcelona a París, con un servicio de restauración de campanillas a cargo de los chefs Mario Sandoval, por parte de España, y de Romain Formell, como representante de Francia. Los viajeros del mencionado tren pudieron disfrutar de la alta cocina de estos chefs con estrellas Michelin. Una vez en la capital francesa, se finalizó el evento con una cena gastronómica en la Residencia de la Embajada de España en París a cargo de ambos chefs.

Chef Mario Sandoval

Chef Mario Sandoval

 

Durante el trayecto del 19 de noviembre desde la Ciudad Condal a la Ville Lumière, ambos cocineros realizaron un showcooking «Fast Train & Slow Food», pensado de antemano para la ocasión. Mario Sandoval con 2 estrellas Michelin en su restaurante Coque de Madrid preparó un taco de sésamo y un delicioso macaron, todo un guiño al país vecino, de pimentón con torta del casar cremosa. El chef Roamin Fornell condecorado con una estrella de la famosa guía de tapas rojas por su restaurante Caelis, elaboró un foie frío con anguila y una lata de coliflor y King Crab en tributo al tristemente fallecido en agosto pasado el chef Joël Robuchon, que consiguió ser el cocinero con más entrellas Michelin del mundo.

Chef Romain Fornell

Chef Romain Fornell

 

Después un viaje de algo más de 6 horas, es el tiempo que se tarda en alcanzar la capital del Sena, el embajador español en Francia, Don Fernando Cardera, y el Director General de Renfe-SNCF en Cooperación, Yann Monod, ofrececieron una recepción para autoridades y periodistas especializados en gastronomía. Los parlamentos a cargo del Sr. Javier Alonso, Director General adjunto de Renfe-SNCF en Cooperación, comentó que la acción «Fast Train & Slow Food» no sería la única para potenciar el uso del tren de alta velocidad para unir ambos países y que la siguiente estaría relacionado con la moda. Valoró como muy positivo el balance de este corredor durante estos 5 años ya que actualmente representa un 11% de la cuota de mercado de este mismo recorrido y que se rentabiliza gracias a las parades intermedias del trayecto. Señaló que además del avión tenían que competir con las nuevas plataformas de coches compartidos. Remitiéndose a los números explicó que es un servicio que conecta hasta 21 ciudades españolas y francesas a través de 4 líneas, que ya han viajado más de 4 millones de viajeros, con más de 19.000 circulaciones recorriendo un total de 2.600 millones de kilométros, es decir, lo mismo que dar la vuelta al mundo 65.000 veces. El tren de alta velocidad como lo conocemos hoy en día, es el resultado del esfuerzo de coordinar 3 gestores de infraestructuras como Adif, RFF y TP Ferro y que los dos operadores ferroviarios pusieron todo su know how para sacar adelante este titánico proyecto.

La cena preparada a 4 manos por los chefs citados anteriormente fue la siguiente:

  • Guiso de boletus edulis con pilpil de rocoto y piñones, como entrante a cargo del chef Sandoval. Estuvo acompañado de Hatzidakis Cuvée número 15 de Grecia.
Boletus edulis

Boletus edulis

 

  • El primer plato también fue preparado por el chef madrileño y se trató de un escabeche de foie al oloroso con mango encurtido y piel de picantón crujiente. Ennoviado con una copa de vino Palo Cortado Viejo de Jerez.
Escabeche de foie

Escabeche de foie

 

  • Para el segundo plato ya entró en escena el chef Romain Fornell con su lubina al velo de estragón. Emparejado con un chardonnay de Bourgogne con barrica.
Lubina

Lubina

 

  • El cambio de tercio a los postres también fue ejecutado por Fornell y preparó un Montblanc de castañas para casarlo con un Pedro Ximénez de Jerez.
Montblanc de castañas

Montblanc de castañas

 

Más información de horarios y precios de los trenes en Renfe-SNCF en cooperación con trayectos desde las estaciones de Madrid, Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Girona, Figueres, Perpignan, Carcassonne, Toulouse, Narbonne, Béziers, Agde, Séte, Montpellier, Nîmes, Avignon, Aix-en-Provence, Marseille, Valence, Lyon, París.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: