Maison Carne. El restaurador francés de Béziers que ha popularizado el chuletón en Barcelona

Paredes alicatadas de azulejo blanco apaisadas propias de una carnicería de campanillas, que desprende una higiene aséptica de quirófano. Mesas de carnicero reconvertidas para comer, con su cajón para guardar la servilleta, cubiertos, salero y pimentero y su hueco específico para el cuchillo de cortar la pieza que nos servirán.

Maison Carne

Maison Carne

 

Nos recibe en la entrada una nevera con los cortes de las piezas que se disfrutarán durante el día, no confundir con una cámara específica de maduración. La vacas son de la raza frisona que anteriormente se usaron como productoras de leche para la elaboración de los apreciados quesos parmesanos. Una vez agotadas su función inicial, pasan 12 meses en los verdes campos de hierba para su posterior sacrificio y aprovechamiento como carne.

Piezas de chuletón preparadas para su consumo

Piezas de chuletón preparadas para su consumo

 

Las piezas apenas son maduradas y en un máximo de 5 días son consumidas. Se preparan en el horno Josper que le da ese toque personal, garantizando sabor, textura y jugosidad y que se puede finalizar al gusto una vez servido en mesa.  Se acompaña de un nostálgico cucurucho de patatas fritas y de una refrescante ensalada para desengrasar. Su precio es muy competitivo de 29 euros el kilo y que se puede consumir individualmente o para un máximo de 2 personas. También existe la posibilidad de llevartelo en crudo por un precio de 20 euros con indicaciones precisas para su correcta elaboración y disfrute en casa.

chuletón de 1 kg de Maison Carne

Chuletón de 1 kg de Maison Carne

 

La oferta de este restaurante poco al uso por estas latitudes, es comenzar con un paté para tranquilizar la agitación de los jugos gástricos y que se sirve gratuitamente mientras se espera pacientemente que se cocine la carne. Este tradiconal Paté de Cabanes se elabora artesanalmente en Douzens cerca de Carcassonne.

Paté de Cabanes

Paté de Cabanes

 

Quesos franceses al peso, según consumes eso pagas, y a 6 euros los 100 gramos. Y el elenco de posibilidades son:

  • Mimolette, con su atractivo color naranja que procede del colorante natural achiote (arbusto) que se le añade durante su elaboración. Se produce con leche de vaca y es producido tradicionalmente en Lille en el norte de Francia.
  • Pérail, es un queso blando hecho con leche de oveja, originario de la región gala de Aveyron. Se produce por el método de fermentación láctica.
  • Saint-Marcellin, está elaborado con leche de vaca, de pasta blanda y corteza fermentada. Su nombre procede de la comuna homónima en el departamento de Isère.
  • Fourme d’Ambert, este queso de pasta azul, de corteza seca y enmohecida, tiene un sabor dulce con un ligero amargor.
  • Bûche de chèvre Cendrée, es un rulo de cabra con ceniza.
Tabla de quesos franceses

Tabla de quesos franceses

 

La carta de vinos y espumosos es corta pero cubre un amplio espectro para diferentes gustos y su respectivo precio (incluido un Vega Sicilia Tinto Valbuena por 110 euros), y por supuesto siempre está la opción de beber el vino de la casa servido en botella magnum de la cual pagas en función de lo que hayas bebido según un curioso centímetro que mide la cantidad restante de vino en cada ampolla (máximo 24 euros). Un vino realmente bueno para su precio y que se produce artesanalmente por la cave Coopérative d’ Embres et Castelamaure con AOC. Para los cerveceros una lager a presión seguro que los dejará satisfecho y aún más su valor de 50 cl por 4 euros.

Vino de la casa

Vino de la casa

 

Los postres se sirven a 6 euros y pueden ser tanto una mousse de chocolate, piña, crema catalana, el famoso borracho y la cheesecake de la casa.

Borracho

Borracho

 

Los niños tienen una oferta a 8 euros la hamburguesa y sus patatas fritas.

Maison Carne

  • 30, Blvd Jean Jaurès, Béziers (Francia)
  • Carrer de Mallorca, 204. Barcelona. Teléfono 934 609 745. Horarios: de martes a sábado de 12:30 a 16h y de 20 a 0h.

© 2020 José María Toro. All rights reserved

 

 

Celebración del quinto aniversario de la conexión Barcelona París en tren de alta velocidad

La conexión en tren de Alta Velocidad entre Barcelona y París ha cumplido ya cinco años de funcionamiento. Desde su puesta en marcha, operado por Renfe-SNCF en Cooperación, marcó un antes y un después en el acercamiento de personas de los dos países por este medio ferroviario y que cada día gana más adeptos por la comodidad que supone de ir de centro a centro de ambas ciudades. Las personas que sufren aerofobia tienen un gran aliado para desplazarse sin tener que sufrir. Hoy en día podemos movernos en alta velocidad por casi toda Europa, saliendo desde Sevilla podemos llegar a Londres sin tener que coger un avión.

Para celebrar esta efemérides que unió España y Francia hace ya un lustro, Renfe-SNCF en Cooperación, organizó un viaje especial desde Barcelona a París, con un servicio de restauración de campanillas a cargo de los chefs Mario Sandoval, por parte de España, y de Romain Formell, como representante de Francia. Los viajeros del mencionado tren pudieron disfrutar de la alta cocina de estos chefs con estrellas Michelin. Una vez en la capital francesa, se finalizó el evento con una cena gastronómica en la Residencia de la Embajada de España en París a cargo de ambos chefs.

Chef Mario Sandoval

Chef Mario Sandoval

 

Durante el trayecto del 19 de noviembre desde la Ciudad Condal a la Ville Lumière, ambos cocineros realizaron un showcooking «Fast Train & Slow Food», pensado de antemano para la ocasión. Mario Sandoval con 2 estrellas Michelin en su restaurante Coque de Madrid preparó un taco de sésamo y un delicioso macaron, todo un guiño al país vecino, de pimentón con torta del casar cremosa. El chef Roamin Fornell condecorado con una estrella de la famosa guía de tapas rojas por su restaurante Caelis, elaboró un foie frío con anguila y una lata de coliflor y King Crab en tributo al tristemente fallecido en agosto pasado el chef Joël Robuchon, que consiguió ser el cocinero con más entrellas Michelin del mundo.

Chef Romain Fornell

Chef Romain Fornell

 

Después un viaje de algo más de 6 horas, es el tiempo que se tarda en alcanzar la capital del Sena, el embajador español en Francia, Don Fernando Cardera, y el Director General de Renfe-SNCF en Cooperación, Yann Monod, ofrececieron una recepción para autoridades y periodistas especializados en gastronomía. Los parlamentos a cargo del Sr. Javier Alonso, Director General adjunto de Renfe-SNCF en Cooperación, comentó que la acción «Fast Train & Slow Food» no sería la única para potenciar el uso del tren de alta velocidad para unir ambos países y que la siguiente estaría relacionado con la moda. Valoró como muy positivo el balance de este corredor durante estos 5 años ya que actualmente representa un 11% de la cuota de mercado de este mismo recorrido y que se rentabiliza gracias a las parades intermedias del trayecto. Señaló que además del avión tenían que competir con las nuevas plataformas de coches compartidos. Remitiéndose a los números explicó que es un servicio que conecta hasta 21 ciudades españolas y francesas a través de 4 líneas, que ya han viajado más de 4 millones de viajeros, con más de 19.000 circulaciones recorriendo un total de 2.600 millones de kilométros, es decir, lo mismo que dar la vuelta al mundo 65.000 veces. El tren de alta velocidad como lo conocemos hoy en día, es el resultado del esfuerzo de coordinar 3 gestores de infraestructuras como Adif, RFF y TP Ferro y que los dos operadores ferroviarios pusieron todo su know how para sacar adelante este titánico proyecto.

La cena preparada a 4 manos por los chefs citados anteriormente fue la siguiente:

  • Guiso de boletus edulis con pilpil de rocoto y piñones, como entrante a cargo del chef Sandoval. Estuvo acompañado de Hatzidakis Cuvée número 15 de Grecia.
Boletus edulis

Boletus edulis

 

  • El primer plato también fue preparado por el chef madrileño y se trató de un escabeche de foie al oloroso con mango encurtido y piel de picantón crujiente. Ennoviado con una copa de vino Palo Cortado Viejo de Jerez.
Escabeche de foie

Escabeche de foie

 

  • Para el segundo plato ya entró en escena el chef Romain Fornell con su lubina al velo de estragón. Emparejado con un chardonnay de Bourgogne con barrica.
Lubina

Lubina

 

  • El cambio de tercio a los postres también fue ejecutado por Fornell y preparó un Montblanc de castañas para casarlo con un Pedro Ximénez de Jerez.
Montblanc de castañas

Montblanc de castañas

 

Más información de horarios y precios de los trenes en Renfe-SNCF en cooperación con trayectos desde las estaciones de Madrid, Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Girona, Figueres, Perpignan, Carcassonne, Toulouse, Narbonne, Béziers, Agde, Séte, Montpellier, Nîmes, Avignon, Aix-en-Provence, Marseille, Valence, Lyon, París.

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: