Parking Sótano, el steak bar (y lo más nuevo) de la familia de restaurantes de Parking Pizza

El último en llegar al grupo barcelonés de restauración Parking Pizza, es el Parking Sótano, un steak bar donde el protagonista es el entrecot. Excelente producto, mejores acompañantes y salsas muy escogidas que ensalzen no que escondan. De esta manera Parking Sótano, sigue la estela de sus hermanos mayores de restaurantes mono temáticos. Primero fue Parking Pizza, dónde obviamente el plato estrella es la pizza, después le siguió un segundo Parking Pizza compartiendo local (literalmente un garaje) con Parking Pita. Y finalmente el steak bar que también comparte local con el tercer Parking Pizza, pero esta vez justo debajo, con lo cual el nombre le vine como anillo al dedo.

mesa corrida, vasos, salpimentero, platos y cubiertos
Parking Sótano

El origen de la saga es el Parking Pizza que ocupa un antiguo taller mecánico, en el carrer Londres, 98 de Barcelona. Las colas son bastantes espectaculares, que el tema del COVID-19 lo hace aún más lento por la consiguiente higienización después de cada servicio, y por supuesto el distanciamiento social, que provoca retrasos superiores, al disponer de menos asientos. Con su aire rústico-industrial, de mesas alargadas para compartir y sus originales taburetes-arcones donde guardar bolso y ropa de abrigo, la convirtieron en pizzería de moda que sigue estando en boca de todos desde su inauguración.

bombilla, sótano -1
Parking Sótano

Siguiendo el leitmotiv de los dos anteriores Parking Pizza y Parking Pita, son restaurantes donde solo hay un producto y a partir de aquí las combinaciones posibles. Parking Sótano ocupa la planta inferior debajo del nivel de la calle, y la planta a ras de calle el tercer local de Parking Pizza que viene en auxilio, para descongestionar, del local del carrer Londres. Primero por la cercanía entre ambos locales y porque este espacio del Passatge de Marimon es mucho más grande.

mesa alargada, taburetes, cubiertos, servilletas,
Parking Pizza en la plata a ras de calle. Debajo está Parking Sótano

Parking Sótano, el steak bar del grupo Parking Pizza

Bajando las escaleras y tras cruzar unas altas y tupidas cortinas entramos en el benjamín del grupo de restauración. Siguiendo la misma estética de mesas de madera alargadas y con los mismos taburetes-arcones de cartón duro, pero aquí la carta va, única y exclusivamente, de entrecots de 500 gramos para 2 personas por 35 €/la pieza. El segundo protagonista es sin duda, la brasa que se mantiene viva durante todo el servicio, y tiene un efecto hipnotizador en el centro de este amplio espacio.

entrecot a la brasa, brasa
La brasa de Parking Sótano

Las variaciones obvias en la cocción del entrecot que da para una tesis doctoral (o dos) sobre cuál es el apropiado. Y como siempre, para gustos los colores (Pantone, claro). Un repaso a los diferentes puntos de preparación porque nunca está de más:

  • Bleu en francés o Raw en inglés.
  • Poco hecho o saignant.
  • Al punto o à point, que es más chic. Como siempre la virtud está en el término medio.
  • Punto pasado o punto + o bien cuit.
  • Hecho.
  • Y por último el Muy Hecho o bien cocido, atente a las consecuencias de nada de jugosidad en esta pieza de carne. Probablemente salga el chef con un Pallarés Solsona en la mano para intentar hacerte cambiar de opinión, y si no lo consigue ni su amenazante cuchillo con mango de boj y hoja de acero afilada como el alfanJe de Abderramán III (primer califa andalusí), ni los ojos desorbitados y desesperados del cocinero, pues nada armáte de paciencia para comer esta suela de zapato que acabas de pedir. ¡Allá tú!
cuchillo de boj de Pallarés Solsona, copa de vino, salero, pimentero
Cuchillo de boj de Pallarés Solsona

En Parking Sótano, el entrecot es el protagonista

Los acompañantes son todos muy apetecibles. Van desde las patatas gratén con puerro y gruyère, adictivas espinacas con crema, huevos con parmentier y trufa, espárragos verdes, zanahoria a la brasa, cebolla fina frita, lechuga francesa, y por supuesto unas riquísimas patatas fritas servidas en generosa ración.

entrecot, acompañantes, salsa, copa de vino, cubiertos, cuchillo Pallarés Solsona,
Entrecot y sus acompañantes en Parking Sótano

Las salsas también son espectaculares: café de París, bearnesa, queso azul y cebolla, y por último la chimichurri. Recuerda que el protagonista es el producto, y no te pases con la salsa.

Pan a la brasa, mantequilla ahumada,
Pan a la brasa con mantequilla ahumada

Para la espera hasta que llega el medio kilo de entrecot hay que probar el pan a la brasa con mantequilla ahumada. Un placer gastronómico para abrir boca, calmar los jugos gástricos revueltos y acabar de afilar los colmillos. Se finaliza con un sticky toffee un final muy dulce y que se convertirá desde ya, en tu postre preferido de todos los tiempos (pasados, presentes y futuros).

Sticky toffee

Parking Sótano Passatge de Marimon, 5. Barcelona.

Parking Pizza Carrer de Londres, 98. 08036 Barcelona. Teléfono 93 633 96 45.

Parking Pizza Passeig de Sant Joan, 56. 08010 Barcelona. Teléfono 93 541 80 11.

Parking Pita Passeig de Sant Joan, 56. 08010 Barcelona. Teléfono 93 231 54 99.

Cuchillos Pallarés creada en 1917, y es actualmente el único testigo de la importante industria cuchillera en la población catalana de Solsona. Polígon Industrial Els Ametllers, 37. 25280 Solsona (Lleida) Teléfono 973 483 054.

© 2021 José María Toro. All rights reserved

Pizzeria NAP. Neapolitan Authentic Pizza

Paredes de un blanco nuclear que dan una frialdad de quirófano, en el polo opuesto de la clásica, tópica, típica y recargada pizzería a la cual estamos acostumbrados. La calidez de este local la da su horno de leña traído especialmente desde Nápoles para cocinar siguiendo la tradición de la auténtica pizza napolitana. Este horno a las horas del servicio de comida y cena parece el metro de Tokio en hora punta. Todo pasa por él para darle ese punto tan especial de la madera en combustión. Sus 500 grados centígrados permite cocinar en menos de un minuto la mayoría de los platos que aquí se sirven. Si le sumamos el calor humano de las caras de felicidad de sus comensales ya no hace falta ser más puntilloso en este punto, sumado a las colas interminables para poder disfrutar de alguna de sus especialidades a precios muy democráticos es señal inequívoca de que estamos en una auténtica y popular pizzería napolitana con sus mesas casi juntas, su griterío y su alegría contagiosa.

Sus siglas NAP son toda una declaración de intenciones: Neapolitan Authentic Pizza y para ello tiene que seguir las normas internacionales de la marca «Pizza Napolitana«: de masa de pan, tierna, elástica y delgada pero bordes altos, estirada a mano en forma de disco, con un paso rápido por un horno muy caliente que debe dejarla húmeda y suave pero no demasiado cocida. Hasta tal punto de calidad ha llegado esta forma tradicional que en 2017 la UNESCO declaró la pizza napolitana y el arte de su preparación, como parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La deliciosa burrata de 200 gramos es la estrella principal de la sección de entrantes. Entre las pizzas no podían faltar la marinara (marinera) y la margherita que cumplen con la más estricta tradición de la cocina napolitana. La opción dulce incluye el imprescindible tiramisú y la pannacotta.

Platos degustados:

  • Melanzane Parmigiana: berenjenas cocidas en horno de leña con salsa de tomate, mozzarella, queso parmesano y albahaca fresca, con rebanada de pan también cocido al horno.

Melanzane Parmigiana

Melanzane Parmigiana

 

  • Burrata de tomate y rúcula.

Burrata de tomate y rúcula

Burrata de tomate y rúcula

 

  • Pizza Regina de tomates cherry, mozzarella de búfala, manchado de tomate y parmesano.

Pizza Regina

Pizza Regina

 

  • Tiramisú

Tiramisú

Tiramisú

Café de los de recordar y saborear hasta varios días después.

NAP Antic Avinguda Francesc Cambó, 30 08003 Barcelona Teléfono 686 192 690. Sin reservas. En el local de la Barceloneta sí que admiten reservas previas. También en Madrid.

BSO You Are The Reason de Calum Scott

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

 

 

Siete Restaurante

www.bloghedonista.com

Restaurant Siete

Ponerle de nombre «siete» a un negocio, es como una predestinación, es una llamada a gritos a la buena suerte, como una invocación de buenos augurios, y también una declaración de intenciones, porque según los numerólogos es el guarismo mágico por excelencia, por su recurrencia continua en el mundo que nos rodea. Quizás sea por esta determinación numérica que los platos de este restaurante se convierten en mágicos y sabrosos. Además para atraer aún más la fortuna se ha sustituido cuidadosamente la «t» por otro siete dentro del nombre de este restaurante barcelonés.

www.bloghedonista.com

Horno de leña a la vista.

Manuel, como un diligente director de orquesta, es también un incansable buscador de género de excelsa calidad apostando por los productos ecológicos y que junto a su chef, con su inconfundible deje toscano de Siena, trabaja los diferentes productos con esa pasión tan entregada y visceral propia de los habitantes del país de la bota, elaborando una cocina básicamente de respeto a la tradición italiana.

www.bloghedonista.com

Botellas de Beso de Rechenna y Orube Crianza

Con una decoración sobria, de paredes blancas, y pequeños guiños neoyorquinos como las lámparas industriales y otro elementos tan característicos de la ciudad de los rascacielos, cede el protaginismo al horno de leña a la vista de fuego directo alimentada con troncos de encina que le da calor al espacio y aporta ese particular aroma y sabor a los platos cocinados con este método. De estricta obligación contemplar la bóveda de vuelta catalana al descubierto en su techo.

www.bloghedonista.com

Antipasto de surtido de salumi.

Platos degustados: el imperdonable antipasto de surtido de salumi. Soberbia y exquisita burrata de Puglia -regada con un buen chorro de AOVE de aceituna arbequina ecológica– con un sabor y textura difícil de olvidar. Otro plato que hay que probar sí o sí es la imprescindible pizza elaborada con harina orgánica -obviamente- fermentada durante 48 horas a temperatura constante de 4ºC y que tras su paso por el horno de leña se convierte en una auténtica pizza de culto. La de 4 quesos de mozarella, parmesano, gorgonzola y emmental es de tirar cohetes. El siguiente plato degustado fue una Sfogliatina con bietola, gamberi e porcino trofoliati que en la lengua de Cervantes es un hojaldre de acelgas, cigalas  y seta rossinyol (rebozuelo). Un magistral risotto al perfume de romero regalando generosamente al ambiente un agradable aroma de sotobosque. Para finalizar, el apartado dulce, con dos postres típicamente representativos del país de origen de lo chef como son la panna cotta siguiendo los pasos de una antigua receta de su familia y un tiramisú elaborado con auténtica crema de mascarpone.

www.bloghedonista.com

Burrata de culto con acompañamiento de rúcula y tomate formando la bandera italiana.

www.bloghedonista.com

Sfogliatina con bietola, gamberi e porcino trofoliati

 

www.bloghedonista.com

Panna cotta de leyenda.

 

Vinos degustados a copas: Beso de Recchena un vino joven muy equilibrado de la D.O. Utiel RequenaOrube Crianza de la D.O. Ca. Rioja.

Os invito a buscar dentro de este restaurante -como si de un juego misterioso se tratase- el cartel con las 7 coincidencias más significativas referidas a este número.

Siete Restaurante está situado en Passeig de Sant Joan Bosco, 47 Barcelona Teléfono 932 801 187

BSO de este post: Ti porto a cena con me de la cantautora de Palermo Giusy Ferreri que con su voz dramática recorre en el videoclip 3 restaurantes de Verona contando su historia.

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados

 

A %d blogueros les gusta esto: